You are on page 1of 2

“Despojémonos del viejo hombre y vistámonos del nuevo”

(Efesios 4:21-24)
“Si en verdad la habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús.
22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que esta viciado conforme a los
deseos engañosos, 23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente, 24 y vestios del nuevo hombre, creado
según Dios en la justicia y santidad de la verdad”.
En los cuatro evangelios se refieren a la verdadera condición de la vida de Jesús.
En el andar impío de todas las naciones ( la gente caída) hay vanidad. Pero en la vida piadosa de Jesús hay
verdad.
Jesús vivió una vida en la cual Él hacia todo en Dios, con Dios y para Dios, Dios estaba en su vivir y
obviamente era uno con Dios.
Nosotros los creyentes, quienes somos regenerados con Cristo como vida y somos enseñados en El,
aprendemos de El, conforme a la verdad que esta en Jesús.
En los (v.v. 22 y 24) nos muestran lo que se nos ha enseñado:
 Que nos hemos despojado del viejo hombre y nos hemos vestido del nuevo hombre.
 Despojarnos del viejo hombre y vestirnos del nuevo hombre es una manifestación de que hemos
aprendido a Cristo.
La pasada manera de vivir es un andar en la vanidad de la mente.
(v. 17)“Esto, pues, digo y requiero en el Señor: Que ya no andéis como los otros gentiles, (inconversos)
que andan en la vanidad de su mente”.
(v. 22)“...despojaos del viejo hombre...”
 En el bautismo nos despojamos del viejo hombre.
 Nuestro viejo hombre fue crucificado con Cristo.
(Romanos 6:6)“Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con Él, para que el
cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos mas al pecado”.
 Y fue sepultado en el bautismo
(Romanos 6:4ª)“Porque somos sepultados juntamente con Él para muerte por el bautismo, a fin de que
como Cristo resucito de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida
nueva”.
 En el ámbito natural, una persona primero muere y luego es sepultada; pero la Palabra de Dios a través
del apóstol Pablo nos indica que en el ámbito espiritual, primero somos sepultado y luego morimos.
 No morimos directamente, entramos a la muerte de Cristo por el bautismo.
 Después del bautismo venimos a ser nuevas personas en resurrección.
 La resurrección no es un estado que esta por venir; también es un proceso actual.
 Andar en nueva vida significa: Vivir hoy en la esfera de la resurrección y reinar en vida.
 Esta clase de vivir pone fin a todo lo que pertenece a Adán en nosotros, hasta que seamos
completamente transformados y conformado a la imagen de Cristo.
(Romanos 8:29) “Porque a los que antes conoció, también los predestino para que fuesen hechos
conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos”.
 El viejo hombre pertenece a Adán, quien fue creado por Dios pero cayo por medio del pecado.
(Efesios 4:22) En otra versión dice: “...os despojéis del viejo hombre, que se va corrompiendo

conforme a las pasiones del engaño”

El engaño, se refiere al engañador, Satanás, de quien provienen las lujurias del viejo hombre corrupto.
Somos renovados para ser transformados a la imagen de Cristo.

“Despojémonos del viejo hombre y vistámonos del nuevo”
Centro cristiano “Cosecha final”

(Romanos 12:2)“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro
entendimiento, para que comprobéis cual es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.
(2 Corintios 3:18)“Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del
Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor”.
Volvamos a (Efesios 4:23) “Y renovaos en el espíritu de vuestra mente”.
 Este es el espíritu regenerado de los creyentes, el cual esta mezclado con el Espíritu de Dios que mora
en nosotros.
 Este espíritu mezclado se extiende a nuestra mente, llegando a ser así el espíritu de nuestra mente.
 En tal espíritu somos renovados para nuestra transformación.
 Ya no podemos ser los mismos que éramos antes de venir a Cristo.
¿Entonces porque pastor hay muchos cristianos que no cambian y siguen en la vanidad de su mente?
 Es porque aun son carnales y no han podido entender, que si no le dan la oportunidad al Espíritu Santo
para que haga la obra en sus vidas y sean transformados, morirán en su pecado.
 Un cristiano carnal no se diferencia casi en nada en un esclavo.
 No porque Dios o la Palabra no tengan poder para transformar a esa persona, sino que prefieren vivir en
la vanidad de su mente diciendo: <<Dios yo no te necesito>>.
(Efesios 4:24)“Y vestios del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad”.
 La palabra “vestios” nos esta diciendo que nosotros tenemos que hacerlo.
 El nuevo hombre es de Cristo.
 Es su cuerpo, creado en Él en la cruz.
(Efesios 2:15-16)“Aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en
ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, 16 y mediante
la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella (en su carne) las enemistades”.
Cuando Pablo dice que el nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad... nos esta
diciendo:
 La justicia es la condición de estar bien con Dios y con el hombre conforme al camino justo de Dios.
 Mientras que la santidad es piedad y devoción delante de Dios.
 Estas son las características principales del comportamiento humano delante de Dios, y con las cuales el
hijo de Dios le sirve.
 En la vida de Jesús la justicia y la santidad de la verdad fueron manifestadas siempre.
 El nuevo hombre fue creado en la justicia y en la santidad de la verdad, la cual es Dios hecho real y
expresado o manifestado a través de nosotros como hijos de Dios.
Por lo tanto les invitamos a que nos revistamos del nuevo hombre ya que no es una opción, de la cual yo
determino si quiero o no quiero, la verdad como su pastor les recomiendo que lo hagamos y seremos
prosperados en todos nuestros caminos.
Si examinamos nuestras vidas hoy nos podremos dar cuenta que en muchas áreas hemos vivido conforme
nuestros pensamientos, tal vez hemos tenido muchas reacciones carnales ya que la carne es la manifestación
del viejo hombre y hemos herido, ofendido a nuestros prójimos y también a nuestros hermanos en la fe y porque
no decirlo a Dios mismo.
Esas actitudes incorrectas en las cuales las hemos hecho ya un habito en nuestras vidas y podemos culpar a
otras personas, justificarnos y aun siempre culpar al diablo y no nos hemos dado cuenta que estamos pereciendo
por falta de conocimiento y este es de la Palabra de Dios.
Es tiempo de cambiar y comenzar una vida de Reino de Dios manifestado en nuestras vidas, nuestras
familias y todos los que nos rodea, serán bendecidas por causa de la promesa que hemos heredado.
Hagamos un pacto con Dios hoy y esforcémonos a vivir una vida de acuerdo a su perfecta voluntad.

“Despojémonos del viejo hombre y vistámonos del nuevo”
Centro cristiano “Cosecha final”