You are on page 1of 3

La función de las plaquetas en los procesos de aterogénesis y trombogénesis arterial las han convertido en

interés de todos los especialistas relacionados con el diagnóstico, prevención y tratamiento de las
enfermedades aterotrombóticas.
Los conocimientos alcanzados acerca de las características estructurales y funcionales de las plaquetas han
permitido una mejor comprensión de los mecanismos de trombogénesis y del mecanismo de acción de un
fármaco antiagregante plaquetario tan antiguo como la aspirina, así como el desarrollo de nuevos fármacos
antiagregantes plaquetarios tales como las tienopiridinas, ticlopidina y clopidogrel, antagonistas del receptor
de ADP en la plaqueta, y los antagonistas de la integrina glicoproteína (GP) IIb/IIIa. 1
Esta revisión bibliográfica tiene el objetivo de reunir los elementos fundamentales que caracterizan a las
plaquetas desde los puntos de vista estructural y funcional para así facilitar la comprensión de los principios
sobre los cuales se basa la utilización de marcadores plaquetarios en los estudios de estados pretrombóticos y
el diseño de fármacos antiagregantes plaquetarios.
Características estructurales de las plaquetas
Las plaquetas son fragmentos citoplasmáticos anucleados que se producen como consecuencia de la ruptura de los
megakariocitos de la médula ósea, las cuales son células extraordinariamente grandes (" 20 mm de diámetro), con un
núcleo altamente poliploide y un citoplasma subdividido por capas de membranas onduladas. Se forman a partir de
vesículas que se desprenden en grandes cantidades de las membranas externas de los megakariocitos. Circulan en la
sangre en forma de disco biconvexo (discocitos) de aproximadamente 3 mm 2 de diámetro, 4 - 7 mm3 de volumen y 10 pg
de peso. Poseen carga eléctrica negativa en su superficie. Su concentración normal en la sangre es de 150 a 350 x 10 6/mL
y su tiempo de vida media en sangre es de 7 a 10 días. Junto a los eritrocitos y leucocitos constituyen los elementos
formes de la sangre.2-4 Poseen algunos elementos comunes a otras células y otros que las distinguen y caracterizan.
Membrana externa
La tabla muestra su composición. Constituye una bicapa lipoproteica con glicoproteínas que funcionan como receptores
de los agonistas fisiológicos de las plaquetas (ADP, TXA2, trombina), proteínas adhesivas (fibrinógeno, fibronectina,
laminina, trombospondina, vitronectina, factor de von Willebrand [vWF]) y para ligandos fibrosos como el colágeno,
además, posee enzimas importantes para el funcionamiento celular y fosfolípidos

D E F I N I C I Ó N D E G LÓ B U LO S B L A N C O S

Del latín globulus, glóbulo es un pequeño cuerpo esférico. El término es el diminutivo de globo y suele
utilizarse para nombrar a las células que componen la sangre. Puede distinguirse, en este sentido,
entre glóbulos blancos y glóbulos rojos.

Los glóbulos blancos o leucocitos son las células sanguíneas que se encargan de
efectuar la respuesta inmunitaria, actuando en la defensa del organismo contra antígenos y
sustancias extrañas.
El origen de los glóbulos blancos se encuentra en la médula ósea y en el tejido linfático. Al
carecer de pigmentos, se los califica como “blancos” para diferenciarlos de los glóbulos rojos.

Leucocitosis
Cuando el número de glóbulos blancos es mayor a 11 mil por milímetro cúbico, se habla de leucocitosis.
Este trastorno puede deberse a un crecimiento desmedido de la población de neutrófilos (que deberían
ocupar entre el 54% y el 62% del total de leucocitos), linfocitos (cuyo porcentaje normal se encuentra entre el
25% y el 33%) o monocitos (que no pueden superar el 7%).
* infecciones;
* abdomen agudo (cuadro grave que se caracteriza por síntomas en la zona abdominal, relacionados con alguna
enfermedad de los órganos intraabdominales);
* obstrucciones en el intestino;
* alteraciones en el hígado;
* fatiga a causa de ejercicio excesivo, que puede producir una secreción repentina y sostenida de adrenalina,
por ejemplo;
* estrés, el cual también puede ocasionar la leucopenia (descenso de los glóbulos blancos por debajo de 3 mil
por milímetro cúbico);
* embarazo, caso en el cual disminuyen los linfocitos;
* problemas de tipo digestivo.

D E F I N I C I Ó N D E G LÓ B U LO S R O J O S

Antes de proceder a determinar el significado del término que nos ocupa, es importante conocer el origen
etimológico del mismo. Así, hay que subrayar que aquel se encuentra compuesto por dos palabras que emanan
del latín

• Glóbulo, procede de “globulus”, que puede traducirse como “esfera orgánica de pequeño tamaño”.
• Rojo, por su parte, proviene del vocablo “russus”, que significa rojo.

Glóbulo es el diminutivo de globo. El término se refiere a un pequeño cuerpo esférico
Los glóbulos rojos, también conocidos como eritrocitos o hematíes, son células globosas
de color rojo. Junto a los glóbulos blancos y las plaquetas, componen el grupo de los elementos formes de
la sangre.
Las mujeres tienen unos 4.500.000 de glóbulos rojos por milímetro cúbico de sangre, mientras que
los hombres presentan unos 5.000.000. Cuando los valores se alejan de dichas cifras, el organismo presenta
algún tipo de anormalidad.

Los glóbulos rojos, que carecen de núcleo y mitocondrias, albergan la hemoglobina en su
interior. Esto quiere decir que los glóbulos rojos se encargan de llevar oxígeno al resto de las
células y de los tejidos del cuerpo. Gracias a su membrana flexible, los eritrocitos pueden
atravesar los capilares más estrechos, donde liberan el oxígeno.