You are on page 1of 8

Historia de las relaciones internacionales – Siglos XIX y XX - Pierre

Renouvin

Capitulo IV – Primeras amenazas de guerra general

A partir de 1936, los peligros van en aumento. La guerra española, la guerra
chino-japonesa y los actos de la fuerza Alemania hitleriana en Europa central
ponen en peligro la paz general.

1 – La guerra española

Cuando termina la crisis internacional causada por la guerra de Etiopía, la paz
europea se encuentra nuevamente amenazada por la guerra de España. Las
causas de ésta crisis son únicamente españolas. Desde que en 1931 se
derrumba la monarquía de Alfonso XIII, sin resistencia, la república española
arrastró una existencia compleja.

En 1936, se da en Marruecos la insurrección dirigida por el general Franco.
Durante varias semanas obtiene éxitos pero después de detenerse ante
Madrid, la situación se estabiliza. En el transcurso de los dos años siguientes el
gobierno republicano no pierde terreno sino muy lentamente. Ya para 1938, el
general Franco con superioridad en sus fuerzas aéreas, consigue invadir
Cataluña y luego de dos años y ocho meses, el gobierno republicano se ve
obligado a abandonar la lucha en marzo de 1939. Este acontecimiento es grave
en las relaciones internacionales por el lugar que ocupa España en el
Mediterráneo, por su situación geográfica y también porque los dos ejércitos
españoles, tanto nacional y republicano, buscan en el extranjero artillería y
aviación; y cuatro grandes Estados europeos participan en la guerra española,
en distintos grados. El asunto español es un aspecto de los conflictos
ideológicos que oponen en Europa los regímenes políticos fascista, comunista y
democrático. Desde el punto de vista económico, tiene importancia porque
ofrece oportunidades interesantes porque los grandes Estados realizan entre sí
una carrera de armamentos.

El gobierno italiano declara que su única preocupación es impedir el éxito en
España de un Frente Popular de inspiración marxista. Para eso lleva a cabo una

El gobierno francés entonces toma una postura de no intervención.política prestando apoyo al movimiento nacional español con la esperanza de obtener en compensación ciertas ventajas estratégicas y políticas como por ejemplo adquirir el derecho a establecer bases navales o aéreas en el archipiélago de las Baleares. El gobierno soviético desea el fracaso del fascismo español y puede también tener motivos estratégicos porque si el partido comunista adquiriera en España un papel dirigente. En definitiva. destinado a asegurar el control de la no intervención. ambos ejércitos españoles recibían ayuda del extranjero. que les permitió una mayor libertad de acción en el Mediterráneo. Pero ni Francia ni Gran Bretaña han tenido la menor intervención en los orígenes de la guerra española. no tienen ningún interés en que se instale en Madrid un gobierno fuerte. submarinos y barcos. por lo tanto. los nacionales se benefician de la ayuda italiana y alemana. enviando armas. la ayuda Italiana y alemana al Alzamiento nacional es inmediata. buques de guerra. Y también mantiene una cuestión con el Mediterráneo. y. El gobierno nacional-socialista se muestra partidario de la insurrección española pero no persigue objetivos en el Mediterráneo. Entonces. del presidente de la Cámara de Diputados y del ministro de Asuntos Exteriores. la monarquía restaurada concederá a Italia preferencias comerciales. la cuestión española es un nuevo aspecto de las rivalidades mediterráneas. Las iniciativas italianas son las más importantes. envía suministros de material de guerra como también aviadores y artilleros. quienes temen que la guerra española pueda abrir el camino a una guerra general. con los jefes del movimiento nacional. si le interesan las perspectivas estratégicas y económicas que sitúa en el marco de un futuro conflicto europeo. España proporcionará aprovisionamientos en . En 1934. El gobierno alemán. A cambio de la ayuda militar dada por Alemania. Mussolini se compromete a reconocer un gobierno monárquico en España y a garantizar a este gobierno la posesión de los territorios españoles en el Mediterráneo occidental. planteadas. desde quince años antes por la política de la Italia fascista. antes del levantamiento español. luego se va a dar la ayuda rusa al gobierno republicano. pero tropieza con las objeciones del presidente de la república. Tanto Gran Bretaña como Francia se beneficiaron en los siglos XIX y XX de la decadencia española. En París se piensa prestar ayuda militar a la República española. la política rusa podría encontrar allí una base eficaz. Las autoridades alemanas han estado en contacto. Todos los grandes Estados europeos tuvieron que definir su posición.

El gobierno italiano aprovechó la guerra española para tratar de hacerse reconocer por el gobierno inglés una paridad de derechos en el Mediterráneo. El gobierno soviético. 2 – La guerra chino-japonesa . aunque no deja de afirmar su simpatía hacia la España republicana y tenga razones para desear el fracaso de Franco.materias primas y víveres. Los comunistas piden que la España republicana reciba ayuda armada y los medios derechistas. ligados a intereses económicos y financieros. está muy lejos de una intervención como la practicada por Alemania e Italia en beneficio de los nacionales. la victoria del Gobierno nacional. unos se sienten inclinados a preferir los nacionales españoles al Frente Popular y otros están convencidos de que el gobierno republicano no representa la opinión de la mayoría del pueblo. y no desean dejar el campo libre a la influencia de Italia y de Alemania. dado que las tropas de Franco disponían una aviación muy superior gracias a la ayuda de Italia y de Alemania. La política francesa se encuentra obstaculizada por profundas complicaciones en la opinión pública. La correspondencia diplomática con Alemania muestra en todo momento preocupaciones de tipo económico. los radicales socialistas se muestran favorables a la no intervención para no adoptar una línea de conducta diferente de la de Gran Bretaña. En el gabinete hay una adhesión casi general que es la no intervención como un telón de seguridad. salvo excepciones. se muestran favorables a los nacionales por motivos políticos. La crisis española ha creado en la opinión pública europea una tensión moral y también ha permitido comprobar a Hitler y Mussolini que los gobiernos inglés y francés están dispuestos a hacer muchos sacrificios para evitar una guerra general. Ésta política de no intervención favoreció. donde los conservadores. en realidad. los resultados de la guerra española son modestos: Italia y Alemania no han conseguido crear una eventual amenaza. Las divisiones de la opinión pública son mucho menos sensibles en Gran Bretaña. Por eso para las relaciones internacionales. Si han intervenido algunos centenares de hombres rusos pero la intervención soviética es reducida hacia 1936. En estas dos posturas.

Mientras ocurre la guerra civil española. Simultáneamente. el ejército japonés demostraba una superioridad aplastante. se agrava en 1932 con el boicot de los productos japoneses. Para ampliar los mercados que necesitaba su producción industrial. Sin embargo. ni la de los comunistas. pero eluden toda negociación. Pero esta iniciativa tropieza con otras medidas de represalia. practicado por los chinos durante la crisis de Manchuria. el gobierno japonés quería desarrollar sus ventas en el mercado chino. sirve de argumento a los círculos nacionalistas. el gobierno nacionalista chino anuncia su . esto prueba el fracaso de la política industrial nipona. una táctica de desgaste. con un ataque dirigido contra Pekín. tanto industrial y agraria. La resistencia opuesta por el gobierno nacional chino decide empezar la guerra. El gobierno japonés para conservar los mercados que estaba abocado a perder. A finales de 1938 Japón domina las regiones más importantes por su actividad económica y controla un territorio en el que vive el 42 por ciento de la población china. se apoderan de Shanghái. Japón quiere organizar la vida económica y política en China e incluso da a entender que tiene la intención y la misión de asegurar la paz y el orden toda Asia Oriental. El interés radicaba en la lucha por el poder. El 26 de julio se rompen las hostilidades. En un principio. Los partidarios de una expansión armada no dejan de afirmar que la política de expansión pacifica es incapaz de resolver dificultades económicas y sociales. A finales de 1936 pide a China que acceda a una revisión de su tarifa aduanera con el fin de conceder facilidades a las importaciones japonesas. iniciada en julio de 1937 y va a durar ocho años. estimulado por Chang Kai Chek. Estas crisis. seguido de un desembarco en Shanghái. después de Pekín. En el sector agrícola tampoco era buena la situación desde que los americanos por la crisis económica de 1929-33 han disminuido sus compras de seda en bruto. Por eso aun en 1936 la balanza comercial seguía siendo desfavorable. Japón atravesaba crisis desde 1932 a 1936. situación que cambia en 1937 con un ritmo completamente distinto. el imperialismo nipón entra inicia en China un nuevo esfuerzo de extensión. que se ha entablado entre los nacionalistas intransigentes y los moderados. desvaloriza el yen en un 50 por ciento. El descenso de las exportaciones niponas ya entre 1929 y 1931 a causa de la crisis económica americana. Así. no ha logrado quebrantar la voluntad de resistencia del gobierno nacionalista chino. cuarenta países establecen barreras contra la invasión de productos industriales japoneses. la política japonesa había adoptado respecto a China. entre 1933 y 1934.

El gobierno soviético muestra su desconfianza con respecto a Japón. Estados Unidos no quiere comprometer el comercio con Japón mientras que el gobierno británico trata de procurar al gobierno nacionalista chino ayuda económica y financiera. mientras que el gobierno soviético aconseja al partido comunista chino que ofrezca a Chang Kai Chek una colaboración amistosa y que establezca un frente nacional para oponerse a la amenaza japonesa. firma con Japón el pacto anti-Komintern. a la larga. tendrá que minar las bases de la vida económica nipona. pero se limita a dar buenos consejos. Al principio. a finales de 1936. Viendo los hechos ocurridos. el gobierno británico renuncia a los miramientos que había tenido con Japón y decide ofrecer a China créditos para la construcción de ferrocarriles. Esto da a pensar a Estados Unidos y Gran Bretaña que la expansión japonesa en China contará con el apoyo alemán. los dirigentes nipones insisten en el objetivo político de su acción: la victoria ha de permitirles eliminar en China el anti-niponismo y poner al frente del gobierno chino a un político dispuesto a mantener con el Japón relaciones amistosas. Lo que está en juego es el destino del Extremo Oriente. Chang Kai Chek decide organizar un ejército moderno y desde 1934 realiza un gran esfuerzo propagandístico con vistas a desarrollar el sentimiento patriótico. La intervención alemana produce réplicas por parte de Gran Bretaña y de la URSS. En cuanto a las otras potencias. Mientras que en Europa. donde acuerdan informarse mutuamente acerca de las actividades de la Internacional Comunista. 3 – La expansión alemana en Europa central . El gobierno soviético está demasiado preocupado con los progresos de la potencia alemana en Europa central para comprometerse con los asuntos del Extremo Oriente. Japón quiere organizar Asia Oriental bajo su dirección y en su propio beneficio. la URSS está paralizada por su crisis interior y Gran Bretaña como Francia están inquietas por las consecuencias de la guerra civil española y la formación del Eje. temiendo chocar con la política nipona. Alemania. Desde principios de 1937 trata de poner fin a la lucha que lleva a cabo hace diez años contra el partido comunista chino.intención de llevar a cabo una industrialización que.

La política italiana.Mientras que la guerra civil española no modifica profundamente la situación internacional. El primer ministro y el ministro de Asuntos Extranjeros realizan dos gestos: censurar severamente la política alemana y piden al gobierno italiano que exponga su punto de vista en la cuestión. importante en la cuestión de Austria. La política hitleriana tenía fijados sus objetivos para ampliar el espacio vital. éste . Hitler obliga a Schusschnigg a tolerar la presencia de Seyss-Inquart en el gobierno. a condición de recibir compensaciones en el Mediterráneo. En ambos casos impone su voluntad sin haber tenido que poner en práctica sus amenazas. como consecuencia de la presión de Francia y de Gran Bretaña. Si la expansión alemana hubiera podido ser evitada por procedimientos diplomáticos mediante la conjunción del acuerdo anglo-italiano. indicando que la solución debería alcanzarse antes de 1943. y como ellas han permitido aumentar tanto el potencial territorial y bélico de Alemania. Europa se conmueve en 1938 por la expansión alemana. hay motivos para pensar que el gabinete inglés hubiera aceptado colaborar al mantenimiento del statu quo. En el desenlace de la crisis checoslovaca. había empezado una evolución y para el año 1936 Mussolini aconseja a Schusschnigg (Austria) que llegue a un acuerdo con Alemania. Como resultado se forma el gran Reich de 80 millones de habitantes. El autor se cuestiona el rol de las grandes potencias europeas: Francia. El gobierno austríaco piensa que no tiene nada que esperar de las grandes potencias. pero salvaguardando la independencia de Austria. El gobierno de Praga se ha resignado a abandonar la región de los Sudetes. El conde Ciano del gobierno italiano si se había mostrado dispuesto a poner obstáculos a la política alemana en Austria. El único hecho cierto e indiscutible es la inercia del gabinete británico. la adquisición de zonas industriales y la dislocación del sistema francés de alianzas de retaguardia. El gobierno alemán parece buscar el éxito primeramente sin recurrir a la fuerza – Austria y Checoslovaquia –. al declarar ante la Cámara de los Comunes que Gran Bretaña no ha dado ninguna garantía a Austria. tiene importancia la política de la URSS. La prensa conservadora no había aprobado el accionar de Alemania pero había recordado que Gran Bretaña no tenía por qué mezclarse en la cuestión de Europa Central. Italia y la URSS. Gran Bretaña. Esta medida repercute en el gabinete conservador inglés a cargo de Chamberlain y el gobierno británico es requerido por Francia e Italia. Tanto Londres como París consideraban que la independencia de Austria era necesaria. adquiriendo una posición predominante en Europa Central.

cambian su actitud a medida que los alemanes de los Sudetes aumentan sus reivindicaciones. Estados Unidos. permitía al Reich adquirir la supremacía en toda la región danubiana e incluso balcánica. El gobierno polaco accede en 1934 a la firma de un acuerdo con la Alemania hitleriana. por su parte.último gobierno nunca se había comprometido a nada con respecto a Checoslovaquia. Francia por su parte si reconocía garantías firmadas en el tratado de alianza de 1935 y estaba resuelta a sostener a Checoslovaquia. en caso de que el mercado alemán se cerrara a sus . permanece como espectador con Franklin Roosevelt. Mientras que el potencial de guerra alemán se beneficiaba con la anexión de una gran región industrial. La política de Munich (obra franco-inglesa) ha sido determinada por el convencimiento de que una guerra general en 1938 se presentaría en condiciones inciertas y difíciles. sin embargo ni Francia ni Gran Bretaña parecen dar crédito a tales declaraciones. y de un incremento que ni Francia ni Gran Bretaña podían compensar en breve plazo. El gabinete inglés muestra una sola preocupación que es evitar la guerra porque comprende la debilidad de sus recursos. Bulgaria y Yugoslavia – se veían amenazados. La incorporación del pequeño estado checo a la zona económica alemana. no obstante. La eventualidad de una intervención armada se planteó tan pronto como la anexión de Austria a Alemania. La invasión no se podía ya impedir y se da la derrota de Checoslovaquia. la frialdad o la reserva manifestada por las grandes potencias y las vacilaciones de los mismos gobernadores checos. poniendo en peligro a Checoslovaquia. pero esto no ocurrió en los hechos porque finalmente Francia no aporta su ayuda. en su favor. Sólo Gran Bretaña intervendría militarmente si se viera amenazada la seguridad de Francia. con la esperanza de desviar en otra dirección la expansión alemana. El gobierno soviético afirma que está dispuesto a cumplir sus compromisos de alianza con Checoslovaquia si Francia cumple con los suyos. y que por consiguiente sería necesario evitarla. Frente a esta crisis se analiza el comportamiento de Polonia. la URSS. abandonando el tratado anterior. Esta actitud de abandonar la alianza con Checoslovaquia se da por tres motivos: la debilidad de los medios militares y aéreos franceses. incluso con las armas ante un ataque alemán. se daba la desaparición del ejército checoslovaco que sustraía al sistema militar organizado en torno a Francia. El gobierno inglés nunca había querido aceptar ningún compromiso respecto a Checoslovaquia. donde lo estados agrícolas – Rumania. Estados Unidos y Gran Bretaña. en caso de una guerra francoalemana.

jefe del cuerpo de ejército de Berlín anticipaban que en caso de una guerra general.productos. jefe del Estado Mayor General y su sucesor Halder como Witzlebon. En el último momento. aceptó tomar parte en la Conferencia de Munich e hizo concesiones. . Hitler hizo esto porque temía que Italia no lo siguiera y ésta negociación satisfizo. Beck. Hitler prefirió las negociaciones a un acto de fuerza. desconfiaba con respecto a la política francesa. Alemania iba al desastre. Para entonces. que se había mantenido al margen del arreglo de Munich. sus reivindicaciones. La Rusia soviética. casi íntegramente.