You are on page 1of 14

La Espada del Guerrero

1

Monólogo en un acto, por Jorge Prado Zavala2, basado en
La tragedia de Hamlet, Príncipe de Dinamarca, de William Shakespeare.

Dramatis Personae
HORACIO, amigo del Príncipe Hamlet y oficial de la Guardia Real Danesa.
“Dadme un hombre
que no sea esclavo de sus pasiones
y yo le colocaré en el centro de mi corazón.”
(Hamlet. III, ii.)

Espacio y tiempo
La acción se desarrolla en una estrecha habitación que tiene simultáneamente las formas de un
tablero de ajedrez, un escenario teatral y un salón del Castillo de Elsinor, en Dinamarca, poco
tiempo después de la ascensión al trono de Fortimbrás.
1 Esta obra pretende explorar escénicamente, de modo unipersonal, las dificultades y procesos que atraviesa un
actor para representar el drama de Hamlet. El título está inspirado en las palabras del personaje Ofelia acerca del
Príncipe Hamlet: “The courtier’s, soldier’s, scholar’s, eye, tongue, sword…” (Hamlet III. i.) Fue seleccionada en
concurso para ser publicada en la compilación Teatro breve. Antología para formación actoral. (México: Paso de Gato,
2011). Cuando no se indique o precise otra cosa, todas las citas y paráfrasis provienen del Hamlet de Shakespeare.
2 Actor-investigador teatral. Doctor en Humanidades con la primera tesis doctoral en México en tratar
directamente Sobre el arte del actor (México: UAM-I. Medalla al mérito universitario 2012.) Licenciado en Literatura
Dramática y Teatro (diploma de aprovechamiento 1996), y Maestro en Literatura Comparada (mención honorífica
2004) por la UNAM. Diplomado en Nuevas Tendencias en la Producción y Creación Teatrales (Barcelona: Sala
Beckett 1996). Entre sus maestros destacan: Sergio Echeverría, Aimée Wagner, Mayra Mitre, Héctor Téllez, José
Luis Ibáñez, José Terrazas, Rafael Pimentel, Gonzalo Blanco, Gabriel Weisz, Rodolfo Valencia, José Sanchis,
Carmen Leñero, Lillian von der Walde. En 2007 realizó una investigación personal en Londres y Stratford upon
Avon sobre el actor isabelino (Shakespeare’s Globe y Royal Shakespeare Company) a partir de la cual registró el
ensayo Escenoma (México: Indautor, 2008, inédito). Como actor participó en Amor… Soledad te llamarías (escrita y
dirigida por Raúl H. Lira, co-ganadora del 2o Festival Nacional de Teatro Universitario, 1994); Don Quijote (con el
único grupo artístico invitado al Coloquio 400 Años del Quijote de Cervantes [UNAM, 2005]), y en El príncipe
constante (de Pedro Calderón de la Barca, 2011). En mayo de 2005 (Teatro Mascarada de Germán Robles) y de
septiembre de 2013 a mayo de 2014 (Centro Cultural Las Jarillas y Foro Shakespeare) protagonizó La tragedia de
Hamlet de William Shakespeare. Es fundador del Laboratorio Libertad (Antigua Cárcel de Mujeres, 2000) y
coordinador del Equipo Interdisciplinario de Investigaciones Escénicas (EIIE) del Instituto de Educación Media
Superior del DF (IEMS), donde es Docente-Tutor-Investigador (DTI) nivel C de tiempo completo y donde ha
dirigido decenas de espectáculos teatrales; organizado muestras, coloquios y jornadas culturales, y promueve el
Programa de Teatro. Publicó: “Máquina Müller: El drama como puesta en crisis de la historia” (Acta poética 24-1,
Primavera de 2003), y "Dramema" (Signos Literarios 15, enero-junio de 2012). 1er lugar del XXX Concurso Punto
de Partida (1998) por la obra “Máquina Coatlicue” (publicada en el número mayo-junio de 1999 de la revista).
Colaboró con "La espada del guerrero" para Teatro breve: Antología para formación actoral (México: Paso de gato,
2011). También ha publicado en Tertulia, Boletiems y Eutopía. El 16 de marzo de 2013 presentó la primera función
de teatro ofrecida en el Museo Nacional de Arte (MUNAL): El diario de un loco de Nikolai Gógol, obra en
repertorio del Laboratorio Libertad que protagoniza desde 2008.

frente a usted y su nueva corte. como todos sabemos. fielmente. a manera de prólogo. Una vez cumplida mi promesa. príncipes como actores y monarcas para espectadores de la escena sublime! Pero por ahora tú. gestos y caracterización de Horacio se transformarán para interpretar a aquellos personajes que lo necesiten. veamos. recordándole que el único motivo por el cual he rechazado el exilio.. Ese otro extremo conmovería. a solicitar tu amable paciencia y a pedirte que escuches y juzgues suave e indulgentemente nuestro drama. Su Majestad. Tengo que resolver ese dilema pronto. sangrientos y monstruosos. Su Majestad.>>3 Muchas gracias. Entra Horacio. 3 Paráfrasis del “Prólogo” en Shakespeare. Mucho he suplicado a usted que me concediera esta ocasión. no sería suficiente con decir bien las palabras. con corrección. Yo. señoras y señores de esta corte. la espada de Hamlet. así no… (Muy elocuente:) <<¡Ah! ¡Quién tuviera una musa de fuego para escalar el cielo más resplandeciente de la creación! ¡Un reino por teatro. Su Majestad. crucifijo. puede usted contar con que nunca más mi presencia le causará molestia alguna y que. de otras más producidas por la astucia y por forzadas causas y. Mientras. además. las circunstancias. y permite también que contemos como figuras de ese texto soñado las que forje la fuerza de tu imaginación: porque es tu imaginación la que debe hoy vestir a los héroes. nuevamente solicito licencia a Su Majestad Fortimbrás. mas ¿qué tanto invitaría a la reflexión?. cómo han acaecido estos sucesos. como todos sabemos. ha muerto. yo… No. de fallidos designios que cayeron sobre las cabezas de sus inventores. su amigo. el joven Príncipe. Del mismo modo. hacerlos cabalgar sobre las épocas. ya que una reducida y libérrima adaptación tendrá que representar para ti un millar de hermosos versos en tan corto tiempo. mi noble amigo? ¿Cómo representar a Hamlet? Las puras formas del lenguaje no bastarían.) HORACIO. por último. de juicios providenciales. No. Espero. noble Fortimbrás. más como si fuera una criatura viva que un arma. pues los pretendo representar con algunos efectos del arte teatral que tanto le gustaban al Príncipe. . Enrique V. vistiendo el uniforme de la guardia real de la familia de Hamlet. tan querido por todo el pueblo danés. Permitid que yo relate al mundo. he de contároslo. el joven Príncipe. ¿Cómo empezar así?. esta nación lo reconocerá como un monarca prudente y justo. la voz. Trae consigo. sucesos y acciones que lo arrastraron a su triste destino. Príncipe de Noruega y ahora Rey de Dinamarca. Sabréis así de indecorosos actos. comenzaré mi discurso desde arriba… Hamlet. Durante la representación esta espada habrá de usarse igualmente como marioneta.. Me haría ver poco sincero… También podría expresarme de manera más emocional.. entonces tampoco… ¿Cómo preparar este discurso? Ah. seguramente me diría… ¿Cómo representarte a ti. Todo esto. por permitirme… ¿cumplir con mi deber? ¿Entonces qué tengo que agradecer? No.La espada del guerrero 2 Acto Único (La habitación parece estar iluminada con la luz de varias velas. bastón y cualquier otro juguete de utilería que haga falta. tal y como se lo prometí al noble Hamlet. de fortuitas muertes. que los eventos en esta recreación sean tan conmovedores como cuando se vivieron. ballesta.. disculpa al genio sin llama que ha osado traer a este lugar un tema tan grande como el de mi amigo Hamlet. Perdona. transportarlos de aquí para allá. que aún los desconoce. para exponer en este momento y lugar.Hamlet. es mi promesa de limpiar la memoria de mi amigo. Horacio. por lo cual vengo aquí. ha muerto. si estuviera él aquí.

como le parecía a Hamlet. o que el Eterno no hubiera promulgado una ley contra el suicidio! Mi padre. ¿qué otra cosa es el actor sino una breve crónica del tiempo? En consecuencia. personajes. ¡Ah. <<¡Ojalá que esta carne tan firme. buena madre. el Príncipe se puso profundamente melancólico.. vimos una aparición del rey. con el fin de casarse con la viuda y subir al trono de Dinamarca. abandonó sus antes gratos libros y sus ejercicios. ni puede traer nada bueno. de la . o algo peor. tal como lo supe de sus labios y por mis propios ojos. Entre el dolor de la muerte y la vergüenza de la boda. ni expresión decaída de la cara con todos los modos. mejor aún. le quedo a usted agradecido y procedo ya mismo a relatar. No dejó de incomodarle la injusta exclusión del trono. Ella parecía antes una esposa muy amante y luego. hermano de mi padre. que había sido para ella el más amable y dulce esposo. dos o tres jornadas seguidas. pues Hamlet aparecía en la corte con riguroso traje negro por la memoria de su padre. al mes escaso. por el próximo parentesco que los había mantenido hasta ese momento como hermanos políticos.>> Lo que más perturbaba al joven príncipe era la incertidumbre acerca de cómo había sido la muerte de su padre. hacerles sentir la belleza con la que el Príncipe trazó las últimas escenas de su vida. cosa impropia. reina de Dinamarca. ni ríos que manan de los ojos. Al mes apenas. no. Claudio contaba que una serpiente le había mordido. además. ella se casa con mi tío.>> En vano intentaron animarle su madre Gertrudis y Claudio. hermano del difunto marido. que amaba y veneraba a su difunto padre hasta la idolatría. y que con gran sentido del honor y de la más exquisita corrección sintió en el alma la indigna conducta de su madre. Esto era lo que tenía nublado el espíritu del joven Hamlet. la Trágica Historia de Hamlet. Sucedió que Gertrudis. a media noche. ¡Son tantas cosas! Tantos hechos.. situaciones. casó en segundas nupcias con Claudio. ¡y tal padre!.. porque hasta llegaron algunos a sospechar que Claudio había muerto secretamente al rey. En esas mismas fechas los centinelas del palacio. pero lo que en realidad le amargaba y le quitaba todo contento. Esta boda fue considerada como un acto de insensibilidad. pero luego. tienes nombre de mujer. que tendré que recortarlos para no perder la atención de la corte y. era que su madre hubiera olvidado tan pronto a su padre. lo que puede retratarme. corazón. a los dos meses. en perjuicio del joven Hamlet. ni dos. y no quiso quitarse nunca ese luto. o antes de dos meses. <<No es mi capa negra. no tanto… Mi padre: un rey tan admirable al lado de este sátiro. se fundiera y derritiera hecha rocío. perdió la alegría y la salud. su hermano.La espada del guerrero 3 Después de todo. ella. lo demás es ropaje de la pena. hijo del difunto rey y su legítimo sucesor. y a él tan semejante como yo a Hércules. porque yo debo callar. Creo que no está mal así el comienzo de mi relato. a los dos meses de ser viuda por la súbita muerte del Rey Hamlet. el Príncipe de Dinamarca. ¿He de recordarlo? Y ella se le abrazaba como si el alimento le excitase el apetito. pues son gestos que se pueden simular. Lo que yo llevo dentro no se expresa. todo eso es "parecer".. ni siquiera el día de la boda para complacer a su madre. el nuevo rey. ni suspiros de un aliento entrecortado. se casaba de nuevo con su cuñado. No. El espectro vestía la misma armadura. ni mi constante luto riguroso. malvada prontitud. Pero estalla. tan sólida. ¡Que no lo piense! Debilidad. muerto hace dos meses. su padre. Pero nadie se impresionó tanto por la mal aconsejada boda de la reina Gertrudis como este joven Príncipe. formas y muestras de dolor. saltar con tal viveza al lecho incestuoso! Ni está bien. y se aburrió del mundo.

El joven Príncipe.La espada del guerrero 4 cabeza a los pies. entre las once y las doce. Pero Hamlet no hizo caso de súplicas ni consejos. y no contestaba cuando le hablábamos. sino que el alma tenía algo que comunicar y quizás a él se lo comunicaría. el tío de Hamlet. Y ahora. ya antes débil y oprimido. que Hamlet avanzó valeroso para hablarle. Remember me. como en vida. así.el más estricto secreto acerca de lo pasado aquella noche. casi le trastornó el juicio y le puso fuera de sí.” Hamlet prometió seguir las indicaciones del espectro. y éste se desvaneció diciendo: “Adieu. durmiendo. hasta purgar las culpas que cometí en vida. Llegada la noche. quema la sangre y esparce una lepra por todo el cuerpo. Quise disuadir al Príncipe de seguirle. Yo premiaré vuestra amistad. la misma que el rey solía llevar en vida. por la mano de un hermano. poco a poco se sobrepuso a la impresión. Rey! Dime por qué dejas tu tumba a la luz de la luna. y le pareció tan claramente que era su mismo padre. pues calculó que tal aparición no podía ser sin algún fin. apenas le conté. aguardamos la noche con impaciencia. Y contó que haciendo la siesta en el jardín. tomó posiciones conmigo y con los otros soldados de la guardia. La noche era fría y el aire desagradable. plateada. la barba gris. expresando en su rostro más dolor que ira. y a lo que vaya a suceder en esta noche podéis darle sentido. si no habéis revelado aún la aparición. adiós: en la explanada. le pareció que su padre le miraba con tristeza y como deseando conversar con él. con el objeto de sucederle en la posesión de su mujer y de su corona. le dijo (con voz espectral. Y conjuró a Hamlet para que. y me hizo jurar sobre su espada -esta misma que aquí traigo. me reuniré con el destino. su traidor hermano se le acercó a hurtadillas y le echó en la oreja un ponzoñoso veneno. óyeme! Si es que alguna vez amaste a tu padre toma venganza de este horrendo asesinato. mas no lengua. cuando súbitamente lo miramos (Grita): ¡El Espectro! A la vista del espíritu de su padre. Hamlet quedó sobrecogido de sorpresa y miedo. según el Príncipe. tan enemigo de la vida que rápidamente corre por las venas. Os lo suplico. que había sido cruelmente asesinado. Le llamó: “¡Padre.>> Así. pálido. vengase aquel horrendo asesinato: “¡Escucha! ¡Oh.” Hamlet me contó luego lo sucedido. Mas. se presentaba el espectro. adieu. si había de verdad amado a su padre. no temió por su alma y siguió al espíritu hasta donde quiso guiarle. seguid manteniéndola en secreto. Hamlet. en el mismo terraplén donde solía andar la aparición. no le importaba la vida. Hamlet. <<Si adopta la figura de mi noble padre le hablaré. y añadió que el asesino era su hermano Claudio. de su esposa y de su vida. . fue violentamente separado de su corona. según su costumbre. Cuando estuvieron solos. temiendo no fuera algún espíritu malo que quisiera llevarle al mar o a un precipicio. el espíritu rompió el silencio y. y determinó quedarse aquella noche con los soldados de guardia por si podía verle.” Era efectivamente el espíritu del rey difunto. De esto hablábamos. fuerte y grave): “¡Escúchame! Yo soy el espectro de tu padre. aunque se abra la boca del infierno y me mande callar. aunque una sola vez levantó la cabeza y parecía querer decir… (representa sonoramente el canto de un gallo) pero entonces cantó el gallo mañanero y el espectro se desvaneció.” El espectro hizo señal a Hamlet para que le siguiese a un lugar apartado donde estuviesen a solas. El terror que la vista y conversación del espectro dejó en el alma de Hamlet. condenado por cierto tiempo a vagar a través de la noche y a estar confinado durante el día rodeado de llamas. o tomar alguna forma extraña que le privase de la razón. Siempre al dar el reloj las doce. igual que cuando vivía. su padre. creyó que el espectro era el alma de su padre.

mis fibras. más pálido que el lino. y. el cual se creyó obligado a comunicarla a los reyes. y el semblante tan triste en su expresión que parecía huido del infierno. mientras resida memoria en mi turbada cabeza. ¡Qué obra maestra es el hombre! ¡Qué noble en su razón! ¡Qué infinito en sus facultades! ¡Qué perfecto y admirable en forma y movimiento! ¡Cuán parecido a un . no envejezcáis y mantenedme firme. pobre ánima. El tiempo está fuera de quicio. no sabiendo la verdadera causa de aquel trastorno.” Polonio no pudo averiguar más. temblando las rodillas. ¿Acordarme de ti? Sí. todo esto no me parece más que un conjunto de emanaciones pestilentes e inmundas. a lo cual él sólo respondió: “Palabras. y vosotras. y que su tío le creería incapaz de nada serio. Así. una ocasión en la cual el Príncipe leía tratando de distraerse le preguntó sobre el asunto de su lectura. he abandonado la práctica de casi todas mis actividades habituales. Hay más cosas en el cielo y en la tierra de las que sueña nuestra filosofía. corazón. pensaron que era enfermedad de amor y hasta se figuraron haber hallado quién era la mujer amada: Era Ofelia. La reina deseaba que los atractivos de Ofelia fuesen realmente la causa de aquella locura. este techo majestuoso adornado con fuego de oro. Mientras sea mía esta máquina que llamo mi cuerpo… Hamlet.>> Temiendo el Príncipe que esto llamara la atención. Hamlet había cortejado a Ofelia y le había enviado cartas y sortijas. el cielo.>> Ofelia enseñó esta carta a su padre Polonio. Y tan bien representaba el papel de loco. tal y como va el mundo. tierra! ¿Qué más? ¿El infierno? ¡No! Resiste. Desde entonces fingió mi amigo gran extravagancia en su conducta. la hermosa doncella hija de Polonio. y había hecho muchas y honrosas declaraciones de amor a las que ella prestó entera fe. para mí. Últimamente he perdido toda mi alegría. Polonio intentó confirmar en Hamlet la naturaleza de sus desvaríos y así. palabras y trajes. palabras. y lo cierto es que me siento tan abatido que esta bella estructura que es la tierra me parece un promontorio estéril. Oh. pues la enfermedad de Hamlet era mucho más honda y más difícil de curar. duda que se mueva el sol. que el rey y la reina le creyeron. con el jubón desabrochado. el principal consejero del rey en asuntos de Estado.La espada del guerrero 5 <<¡Ah. porque así esperaba que las virtudes de la dama pudieran sanar felizmente a su hijo para mayor dicha de los dos enamorados. amarga maldición: que naciera yo un día para poner en orden su estropicio. Sin embargo hoy. Ya antes de su locura. Escribió Hamlet a Ofelia (Horacio lee una carta): <<Duda que: ardan los astros. de lo que llamamos “real”. tomó la extraña resolución de fingirse del todo loco. <<Pudiera estar encerrado en la cáscara de una nuez y creerme soberano de un estado inmenso. quienes desde aquel momento supusieron que Hamlet estaba loco de amor. este excelso firmamento que nos cubre. Dinamarca es una cárcel donde algo muy podrido apesta. pensando que así sospecharían menos de sus pensamientos. palabras. con las calzas sucias y caídas. legiones celestiales! ¡Ah. mas no dudes de mi amor. ser honrado es ser uno entre diez mil. y que su tío sospechara y se pusiera en guardia. Esta regia bóveda.

era otro freno de su propósito. El espectro de su padre estaba siempre en el alma del Príncipe. que generalmente estaba con el rey. por ello mando al cielo a ese ruin. entonces le derribas. saciado. no venganza. lejos de ofenderse. Morir para dormir. y su melancolía y depresión acabaron de producir la falta de resolución y la inconstancia. Voy a hacerlo ya… ¿Entonces sube al cielo y esa es mi venganza? Esto hay que razonarlo. veía en aquella conducta la enfermedad del alma. o en el lecho del placer incestuoso. ¿Me habré vengado matándole mientras él purga su alma. en la flor de sus culpas. pero también la dolorosa ruptura de una promesa. Pero no era cosa muy fácil matar al rey. sin embargo. la presencia de la reina. “¡Ah.La espada del guerrero 6 ángel en sus actos y a un dios en su entendimiento! ¡La gloria del mundo. y yo. aun teniendo una oportunidad.>> En aquel momento a Hamlet le contuvo la posibilidad de que matar a Claudio de esa manera significaba enviarle al Cielo. por estar constantemente rodeado de guardias. Por lo pronto. ¿qué es para mí esta quintaesencia del polvo?>> Evidentemente. creo yo. Además. Está rezando. en vez de al infierno que se merecía. según sé. sin vigilancia. Además. no más. o ¿era algún espíritu maligno que tomaba aquella forma para inducirle al crimen? Por esto pensó tener noticias más seguras que las de aquella dudosa aparición. y desde que él empezó a fingirse loco. el que el usurpador fuese marido de su madre le llenaba de dudas y remordimientos. el Príncipe halló solo a su tío. y el encargo de la venganza no le dejaría sosiego hasta su completa ejecución. Mató a mi padre en la impureza. que dé coces al cielo y su alma sea más negra y más maldita que el infierno adonde va. de eso se trata: si para nuestro espíritu es más noble sufrir las pedradas y dardos de la atroz Fortuna o levantarse en armas contra un mar de aflicciones y oponiéndose a ellas darles fin. las últimas desgracias hicieron que Hamlet se olvidase de Ofelia. el arquetipo de todas las creaturas! Y. después de lo que vi”. por lo que. la trataba con rudeza. no se avenía con las alegrías del amor. Ah. blasfemando en el juego o en un acto que no tenga señal de salvación. ¿y con dormirnos decir que damos fin a la congoja y a los mil choques naturales de que la carne es heredera? Es la consumación . su madre. y conoce sazón más horrorosa. El simple acto de matar a un hombre era por sí solo terrible y odioso para un carácter pacífico como el de Hamlet. cuando éste rezaba. Adentro. Así. la venganza de la muerte de su padre. Tus rezos sólo alargan los días de tu enfermedad. daga. no podía evitar algunas dudas sobre la aparición del espectro: ¿era realmente su padre?. <<Ahora es buen momento. su único hijo. Cuando duerma borracho o furioso. no llegó a extremos violentos como cuando. una buena muchacha. esto es paga y recompensa. la incertidumbre lo ponía en jaque frente al sentido de su vida misma: <<Ser o no ser. qué noble inteligencia destruida! ¿Dónde quedó la espada del guerrero? ¡Pobre de mí! Tener que ver esto. Un ruin mata a mi padre. y además. La joven. el negro negocio que Hamlet llevaba entre manos. sin embargo. cuando está preparado para el tránsito? No. admitió.

.La espada del guerrero 7 que habría que anhelar devotamente: morir para dormir. imaginación para plasmarlo o tiempo para cumplirlo. él le perdió la confianza a ella. con tan mala respuesta por parte de él. tiene que darnos que pensar. Dios os . desconcierta nuestro albedrío. Soy muy orgulloso. y nos inclina a soportar los males que tenemos antes que abalanzarnos a otros que no sabemos.>> En medio de esta tormenta interior. ¿Por qué querrías ser procreadora de pecadores? Yo mismo soy bastante “honesto”.. nada extraño siendo hija del ministro más medroso del rey. el daño del tirano. si no es porque algo teme tras la muerte? Esa región no descubierta de cuyos límites ningún viajero retorna nunca. rezongar y sudar en una vida fatigosa. De esta manera la conciencia hace de todos nosotros cobardes. pero ahora los tiempos lo confirman. ¿Por qué gente como yo ha de arrastrarse entre la tierra y el cielo? Todos somos unos miserables: no nos creas a ninguno. ambicioso. las largas de la Ley. Ésta es la reflexión que hace que la calamidad tenga tan larga vida: Pues. y las empresas más grandes por tal motivo tuercen sus caudales y dejan de merecer el nombre de acción. la insolencia de aquel que posee el poder y las burlas que el mérito paciente recibe del indigno. ¿Dónde está tu padre? Que cierre bien las puertas a su alrededor. Ofelia tuvo el desatino de buscar a su amado Príncipe. Sí. ¡Vete a un convento!. el desprecio del fatuo. ¿quién soportaría los azotes y escarnios de los tiempos. con más disposición para hacer daño que ideas para concebirlo. Dormir.. Sé muy bien lo de vuestros afeites. ahí está el tropiezo: que en ese sueño de la muerte qué sueños puedan visitarnos cuando ya hayamos desechado el tráfago mortal. soñar acaso. ¡Adiós!. <<La belleza puede transformar la honestidad en alcahueta antes que la honestidad vuelva honesta a la belleza. vengativo. que rompieron de la peor manera. y así el matiz nativo de la resolución se opaca con el pálido reflejo del pensar. Según creo. las angustias del amor despechado. pero puedo acusarme de cosas tales que más valdría que mi madre no me hubiese engendrado. para que sólo pueda hacer el tonto en su propia casa.. cuando él mismo podría dirimir ese pleito con un simple punzón? ¿Quién querría cargar con fardos. Yo te amaba. Antiguamente esto era un absurdo.

¡Vaya que era bueno ese Guillermo!. y su mujer Batista. dijo que se 4 Es obvio que jugamos aquí con la presencia imposible en el relato de William Shakespeare. El drama se representó. (Hace la pantomima. Quiero decir… que ya no habrá más boda. Luciano. la voz se le entrecorte. Al menor sobresalto ya sé qué hacer. Dispuso. para ver qué efecto le producían las escenas. . todos menos uno vivirán. ¿o era William? En fin. pues la culpa. quien se levantó súbitamente. un cuento contado por un idiota. << “La vida no es más que una sombra andante. y que aplique todo el cuerpo a la expresión de esa imagen? Y todo por nada: Por un personaje de ficción. Observó Hamlet que esta representación hacía cambiar de color al rey. eso me ha vuelto loco. y en los poderosos efectos que un buen drama bien representado produce en los espectadores. acomode su alma a una imagen al punto que su rostro palidezca. fingiendo sentimiento. llegaron a la corte unos actores con quienes el Príncipe y yo nos habíamos divertido en otro tiempo. Haré que estos actores reciten algo como el crimen de mi padre en presencia de mi tío. y a poco tiempo después se casaba con la mujer del asesinado. le hurgaré la herida. cuyo poder le permite adoptar una forma atrayente. cerebro. El asunto del drama era el asesinato de un duque de Viena. ¡Hey! Actúa. un tal Guillermo -¿o William?4-. De los que ya están casados. Este duque se llamaba Gonzago -sí. envenenaba a éste en el jardín para adueñarse de sus riquezas y honores. un pobre actor que sobre el escenario se agita y pavonea en su momento y a quien nunca se volverá a oír jamás. Los demás. le broten lágrimas.) El rey. al final habla con lengua milagrosa. en consecuencia. Muy bien. con G y no con L-. lleno de sonidos y de furia que nada significan. se acabó. aunque es muda. próximo pariente del duque. y a su representación invitó al rey y a la reina. nos pidió: <<Mis buenos señores. cuando sólo era un actor principiante y comenzaba apenas a empaparse de las historias que convertiría después en obras dramáticas. Más os vale un mal epitafio a vuestra muerte que sufrir en vida su censura. y así conocer si era o no el asesino. recitó tan admirablemente un monólogo trágico. y Hamlet se sentó cerca de él para observar bien sus impresiones. en su fábula. pues son el compendio y la crónica del mundo. anda!>> Mientras Hamlet estaba en sus dudas. En la Corte. V. que los actores preparasen aquel drama bajo el engañoso título de La muerte de Gonzago. tendrán que seguir como están.La espada del guerrero 8 da una cara y vosotras os hacéis otra. sí. y tal vez por mi debilidad y melancolía.>> Resolvió Hamlet. que no sabía de la trampa para ratas que tenía tendida. ¿queréis cuidaros de procurar bien a los actores? Oídme: que sean bien tratados. ¡A un convento. me engaña para condenarme. He oído decir que unos criminales que asistían al teatro se han impresionado a tal extremo con el arte de la escena que al instante han confesado sus delitos. 5 Shakespeare.>> Particularmente uno de ellos.”5 ¿No es increíble el que este actor. pues. Macbeth. El espíritu que he visto quizá sea el demonio. Quiero pruebas concluyentes: La comedia es el medio que me trazo para tender al alma del monarca un lazo. Hamlet pensaba ahora en actores y en escenas. el semblante se le mude. Observaré sus gestos. que estos actores representasen el asesinato de su padre ante su tío. asistió con la reina y toda la corte. que todos los presentes rompieron en lágrimas. el nuevo rey.

entrometido. ¿Tienes ojos? ¿Dejaste de pastar en tan hermoso monte para venir a cebarte en este páramo? Él. que se había apoderado de la corona como un ladrón. Le preguntó a su madre cómo podía vivir con el asesino de su verdadero esposo. <<Tú. y ahora éste. que todo lo que había hecho fue tratando de seguir las instrucciones de un fantasma? Entonces . imágenes son de dos hermanos.>> ¿Quién le iba a creer ahora que el verdadero asesino de la familia era Claudio y. mandó a Polonio. La función se suspendió. como quien mata a un ratón acorralado. imprudente. vio que no era el rey. Ve la gallardía de este rostro. Yo supe por mi cuenta que hizo esto la reina por indicación del rey. Él fue tu marido. un remedo de rey. un asesino.>> Espantada ella por aquella rudeza y temiendo que su hijo le hiciera daño en un acceso de su locura. Y deseando el rey conocer exactamente lo que diría Hamlet. para probar a despertarle remordimientos por su comportamiento y.. el día se estremecería. asiéndola por las muñecas. creyendo que era el rey quien estaba oculto tras las cortinas. Ahora bebería sangre caliente y cometería atrocidades que. que se escondiera detrás de las cortinas del aposento y que. y amigo de saber las cosas por medios secretos. hizo que se sentara.La espada del guerrero 9 sentía mal y se retiró del teatro.>> Hamlet había ido demasiado lejos para que pudiera retroceder.>> Antes de que pudiéramos formular el plan para la ejecución. “¡Luces. y ésta empezó a reprenderle sin rodeos por sus actos y conducta. ojalá no lo fueras. <<Mira este retrato. un infame. Pasarse de curioso trae peligro. un canalla que no llega a los talones del que fue tu marido. pero eres mi madre… Tú no te mueves ni te vas hasta que ponga frente a ti un espejo que te enseñe tus adentros. Hamlet fue llamado por la reina. Acepta tu suerte.. esposa del hermano de tu esposo y. Este artificio era muy propio de Polonio. sino Polonio. socorro a la reina!” Al oírla Hamlet. adiós. tomó su cuchillo y lo hundió ahí donde había sonado la voz. luces!” Hamlet tuvo ya bastante para no dudar de que fuera verdad todo cuanto le había dicho el espectro. sin ser visto. pero Hamlet se lo impidió. Pero cuando arrastró el cadáver. para hablar a solas en su aposento. <<Ya es la hora embrujada de la noche en que se abren los sepulcros y el infierno exhala al mundo su infección. <<Eres la reina. bobo. a fin de explicar a Hamlet que su conducta era desagradable. Había empezado a hablar claro. gritó: “¡Socorro!” Al instante se oyó otra voz detrás de las cortinas: “¡Socorro. y prosiguió. Mira lo que sigue. hasta que cayó un hombre muerto. espiga podrida que infecta a su hermano. al verlas. que allí se había ocultado como espía. su madre. Te creí tu superior. peor aún. Este es tu marido. su consejero. Llegó Hamlet a la cámara de su madre. observara bien lo que pasaba. temiendo que la madre ocultase algo. ya que la tenía a solas. hombre acostumbrado a las intrigas de la política. que robó la corona del estante y se la lleva en el bolsillo. un ladrón del imperio y la ley.

La espada del guerrero 10 Hamlet arrastró con vergüenza el cadáver de Polonio. así. sino donde es comido: tiene encima una asamblea de gusanos políticos. torbellino de emoción has de adquirir la sobriedad que le pueda dar fluidez. y así estamos gordos para los gusanos. me dedicó una singular charla cuando preparábamos la representación de La muerte de Gonzago. Polonio… Polonio está en el cielo. Hoy creo que en esa breve disertación se encierran todos los secretos que necesito para poder interpretar su historia ante los demás. pues en un torrente. por medio de los cuales despachó cartas a la corte inglesa. <<Te lo ruego. Si no le encontráis de aquí a un mes. Sólo quiero mostraros cómo un rey puede hacer un viaje por las tripas de un mendigo. Así pues: La muerte de Polonio dio a Claudio el pretexto para enviar a Hamlet fuera del reino. ¡Qué difícil es representar a Hamlet! (Reza:) “For us and for our tragedy. 6 Compañeros de Hamlet en la Universidad de Wittemberg. . a quien mucho le gustaba el arte del teatro.>> ¡Haré lo mejor que pueda! Continuaré. preferiría entonces que mis versos los dijera el pregonero. da lo mismo. su amada. Amolda el gesto a la palabra y la palabra al gesto. pues lo que se exagera se opone al fin del arte de la actuación. entonces deudora de Dinamarca. Mejor hubiera querido hacerle matar. Quiero decir que tal vez un hombre puede pescar con el gusano que antes se ha comido a un rey. este rey astuto. por así decir. Tampoco seas muy tibio: tú deja que te guíe la prudencia. tempestad y. o Guildernstern y Rosencrantz6. y lo ocultó hasta ser detenido por los soldados del rey. di el fragmento como te lo he recitado. <<No está escondido donde come. Si allí no le encuentra el mensajero. hizo llevar al Príncipe a bordo de un barco con destino a Inglaterra. Here stooping to your clemency. con pretexto de buscar la seguridad de Hamlet y de que no le pidieran cuentas por el homicidio de Polonio. a pesar de todo.” Mi amigo. Rosencrantz y Guildernstern. Mandad que le busquen. el semblante del vicio y la forma y carácter de cada época y nación. buscadle vos mismo en el otro sitio. Nosotros engordamos engordando animales. hazlo todo con mesura. con soltura de lengua. cuyo objeto ha sido y será poner un espejo ante la vida: mostrar la faz de la virtud. aunque el Hamlet histórico (Amleth) vivió hacia el año 700 y no pudo asistir realmente a esa escuela fundada en 1502. Y no cortes mucho el aire con la mano. pero temió al pueblo que. os llegará el olor al subir las escaleras a la galería. Creo que debo reconcentrar la línea de mis pensamientos para seguir adelante con este ensayo y relatar el terrible final. donde hice un pequeño papel. y comerse después al pez que se alimentó de aquel gusano.>> Éste fue el comienzo de una terrible masacre que ninguno en el reino hubiera imaginado jamás. El gusano es el gran emperador de la dieta. como hacemos tantos bufones. al cuidado de dos caballeros. We beg your hearing patiently. Mi cuerpo vacila entre muchas ideas y emociones. amaba mucho al Príncipe. pues lo consideraba peligroso. Así. pues si lo gritas. donde estudiaba cuando su padre murió. el padre de Ofelia. cuidando sobre todo de no exceder la naturalidad. exigiendo que Hamlet fuera muerto apenas pisara tierra.

mientras su propio barco escapaba cobardemente hacia Inglaterra. Y ahora. ¿dónde están tus pullas. He never will come again.) Derribó a varios. Aquí colgaban los labios que besé infinitas veces. Me han tratado cual ladrones compasivos. para penetrar discretamente los límites del castillo de Elsinor. hubimos de mostrarnos animosos para la batalla. ¡cómo me repugna imaginarlo! Me revuelve el estómago. se dejó hundir en las aguas y murió. es igual. y andaba dando flores a las damas de la corte para el entierro de su padre. borró diestramente su nombre. el Príncipe y yo. por más que se maquille. se rompió una rama y entonces Ofelia cayó en la corriente. y de noche pudo apoderarse de las cartas. ¡Ay. esas ocurrencias que hacían estallar de risa a toda la mesa? ¿Ya no tienes quien se ría de tus muecas? ¿Estás encogido? Vete a la estancia de tu señora y dile que. y le desembarcaron en el puerto más cercano a Dinamarca. Al pensar que su padre había muerto por mano del Príncipe. Me llevó a cuestas mil veces. tus brincos. y yo quedé como su único prisionero. ¡su propio amigo de la infancia! <<Deja que la vea. había empezado a perder la razón. Dicen que llevaba en sus manos guirnaldas de flores y que. acabará .>> Mientras tanto Ofelia. no teniendo más opción. <<Horacio: No llevábamos dos días en el mar con rumbo a Inglaterra cuando un barco pirata bien armado nos dio caza. empapados los vestidos. pero saben lo que hacen: tengo que pagarles el favor.>> A orillas de un arroyo había un sauce cuyas ramas se inclinaban sobre la corriente. Al instante se soltaron de nuestro barco. una agudeza asombrosa. Al ser lentas nuestras velas. Go to thy deathbed. Mientras. para su propia destrucción. sino también el honor y orgullo de su casta. tus canciones. Dice la gente que a ese arroyo fue Ofelia cuando no la vigilaban. (Canta:) <<And will he not come again? And will he not come again? No. empezó una batalla y Hamlet. defendiendo no solamente a sus compatriotas. y volvió a sellarlas y a ponerlas en su lugar. Ahí lo acompañé para escucharlo platicar con unos macabros enterradores quienes habían encontrado la calavera del bufón del rey. y en el choque lo abordé. finalmente. Poco después el barco fue atacado por unos piratas. Guildernstern y Rosencrantz. habíamos decidido atravesar el viejo panteón. Los piratas que se apoderaron del Príncipe se mostraron nobles y buenos. Deja que el rey lea esta carta donde le descubro… y me descubro. saltó con su espada en mano al barco enemigo. Y ahora. he is dead. no. puso en su lugar el de sus dos acompañantes. queriendo colgar esas guirnaldas en las ramas del sauce. a su regreso. la pobre damisela tuvo tal trastorno que empezó a decir palabras incoherentes. pero peleaba solo y. y cantando canciones de amor y de muerte. donde flotó un poco susurrando sus canciones hasta que. con las cartas que llevaban los dos caballeros. o Rosencrantz y Guildernstern. pobre Yorick! Yo le conocía: tenía un humor incansable. Desde aquel puerto me escribió contándome todo lo pasado y avisándome que al día siguiente se presentaría ante el rey Claudio. (Horacio representa la batalla. supongo que esperando de él una buena recompensa. a la muerte de su padre.La espada del guerrero 11 Hamlet sospechó alguna traición. su propio novio. fue sometido.

Haré que no vengan y diré que vos no estáis listo…”. Como nadie es dueño de lo que deja. temerario.. Perdonad como caballero. pero él insistió. pidiendo a los presentes que le echasen tierra encima para ser enterrado junto con su hermana. aquí proclamo que ha sido mi locura. escogió un florete con botón. dulce niña. luchar. el hermano de Ofelia. Hasta en la caída de un gorrión hay una providencia divina. y a quién siguen? ¿Por qué un rito tan menguado? Eso indica que el difunto. comerte un cocodrilo? Yo también. aceptando Hamlet. él también saltó a la fosa. desafiara a Hamlet a una prueba amistosa de destreza en la esgrima y. Vamos a escondernos y mirar…>> No sabíamos que Laertes. Si vuestro ánimo está inquieto. vendrá ahora. Señor. Si no viene ahora. alto. Vimos llegar a Laertes.. se aproximaba. Hamlet no entendía qué era aquello pero. Os he agraviado.. Apartémonos: se acercan el rey. Pero. cortesanos. <<Desafío a los augurios. señor. yo también. incluso. Yo sabía que mi Príncipe intuía una nueva traición: “Perderéis este encuentro. Si viene ahora. se quitó su propia vida. yo hablaré tan hinchado como tú. Seguramente Hamlet sintió renacer en su pecho el amor por Ofelia porque. Al oír que se acercaba gente. la reina Gertrudis y la corte. no vendrá luego. del dolor y enojo de Laertes quiso el rey sacar la destrucción de Hamlet. se señaló el mismo día. más loco que Laertes. lo asió furiosamente por el cuello hasta que los presentes los separamos. pidió perdón por la muerte de su padre y de su hermana. <<Perdonadme. desgarrarte? ¿O beber vinagre. y a la reina que esparcía pétalos mientras decía: “¡Flores para la flor! Yo quería. ¿Quién es éste que grita su dolor con tanto ímpetu? Aquí está Hamlet de Dinamarca… Yo quería a Ofelia. Si rudamente he provocado vuestros sentimientos. saltar al hoyo enloquecido de dolor. Sin embargo. con pretexto de consumar la paz. según la costumbre en los entierros de las doncellas. Después del funeral. como se acostumbra en los encuentros amistosos. Vio las flores sobre el túmulo. había preparado en secreto un arma con la punta envenenada. el hermano de la muchacha. ¿qué importa dejarlo antes?>> A este acto asistió toda la corte. Hamlet. la reina. ¿Qué piensas hacer por ella? ¿Piensas llorar. en cambio. adornar tu lecho nupcial y no tu sepulcro. los dos jóvenes parecían más dispuestos a reconciliarse. Si gritas. ayunar.>> Entonces Laertes. Lo importante es estar preparado. sin sospechar que Laertes. tú tenías que haber sido la esposa de mi Hamlet.. de repente. sin sospechar la traición de Laertes a quien. Hoy se sabe que Claudio convenció a Laertes para que. sabiendo que Hamlet era la causa de la muerte de su padre y de su hermana. ¡y también Laertes. el hermano de Ofelia! ¿Por qué habrá regresado tan pronto de sus estudios en Francia. honor y disgusto. Si no viene luego. no queriendo interrumpir la ceremonia. que celebraba el funeral de su hermana ante el rey Claudio. Los presentes bien saben y a vos de cierto os han dicho que estoy aquejado de un grave trastorno.>> . de todos modos un día vendrá. se estuvo quieto conmigo en un rincón. nos ocultamos. <<¿Cómo? ¿Mi bella Ofelia?. Ni todo el amor de veinte mil hermanos juntos sumaría la medida del mío.” Luego vimos a Laertes. ¿Has venido aquí a lloriquear? Si te entierras con ella. por indicación de Claudio.La espada del guerrero 12 con esta cara. obedecedlo.

“El mundo entero es un escenario. Se oyen cañones a lo lejos.. por si Laertes no lograba ensartarlo. Si todo quedara oculto. luego hace una reverencia de despedida hacia la espada y se retira. permitiéndole algunas ventajas que el maligno rey elogió hipócritamente. seguro que hubiera resultado un grande y noble rey. que estaba envenenada la punta del arma.>> Yo lo juré sobre ésta -su espada.. herido y enojado. Pero Laertes. ¡qué nombre tan manchado dejaría! Así que. me muero. Ah. <<Horacio. ¡Canten vuelos de ángel tu descanso! Lo demás… ¿Cómo dijiste en tus últimas palabras?. sangrando. Se quebraba así su noble corazón. dio a su contrario una punzada terrible. ¿no lo cree usted? ¿No lo creen así todos? Bien. Hamlet gritó: “¡Traición!” y mandó cerrar las puertas para descubrirla. porque el rey era el inventor de todo el daño. dulce Príncipe! Mañana me entregaré al rey Fortimbrás para contarle tu verdadera historia. arremetió con brío. envenenada. Después de unos lances. Está a punto de soplar sobre las velas. Pero él me pidió que no me matara. En aquel instante la reina Gertrudis dio un grito.) Fin de la obra * * * 7 Shakespeare. brindando por el éxito de Hamlet. Creo que ya estoy listo para cumplir mi promesa. Hamlet. Como gustéis. Al principio Laertes parecía sólo jugar con Hamlet. vive con dolor en el cruel mundo para contar mi historia. y todos los hombres y mujeres meros actores. quizá. .La espada del guerrero 13 Comenzó el combate. Se había bebido una copa que Claudio había intoxicado por si le daba sed a Hamlet durante la esgrima o. repentinamente Laertes tomó coraje y dio una estocada a Hamlet con la punta venenosa. Observa el lugar un momento.”7 ¡Buenas noches. si por mí sentiste algún cariño. Yo estaba en ese momento a punto de beber el último trago de la copa con veneno para poder así acompañar a mi único amigo. pero se detiene. al centro de la escena. III. diciendo que ella misma había sido envenenada. sino que viviera para contar al mundo esta historia atroz. que él mismo se moría y que Hamlet no viviría mucho más. Sintiéndose ya morir. Pidió a Hamlet perdón y enseguida expiró. le dijo que no buscara. Oscuro. claro: “Lo demás es silencio. tú vives: relata mi historia y mi causa a cuantos las ignoran. Si otra hubiera sido su estrella. Hamlet me llamó. y en la lucha tomó el arma de Laertes y con ella. cumpliendo así su venganza contra el gran asesino.y sólo entonces Hamlet se rindió satisfecho a la muerte.” (Horacio clava la espada en el piso. Hamlet tomó entonces la misma arma envenenada y la hundió con rabia en el corazón de Claudio. pero sin saber todavía de la traición.

México: Indautor.) SHAKESPEARE. Príncipe de Dinamarca. Henry V. Barcelona: RBA. * * * . 2000. William Shakespeares Comedies. Barcelona: Planeta. Romeo y Julieta. Traducción de Tomás Segovia.La espada del guerrero 14 Bibliografía La dramaturgia se apoya principalmente en las siguientes fuentes: GIELGUD. “La espada del guerrero”. en Teatro breve. Macbeth. 93-105. México: UNAM. Biblioteca Cervantes Digital. 2001. México: Laboratorio de Teatro Libertad. Antología para formación actoral. & Tragedies. 1963. Barcelona: RBA. Como gustéis. Hamlet. Edición por Cyrus Hoy. Hamlet. PRADO ZAVALA. Histories. (Adaptación de Hamlet de Shakespeare para espectáculo unipersonal. Madrid: Cátedra / Instituto Shakespeare. en Cuentos basados en el teatro de Shakespeare. Humphreys (1968. 1947. ___.) ___. Hamlet. Introducción por A. 1998 (1623). “Hamlet”. ___. ___. (INÉDITO. Traducción de María Enriqueta González Padilla.) ___. México: Paso de gato. Hamlet. 2011 (2009). ___. 1994. William. Escenoma. en Mr. Jorge. ___. ___. Madrid: Imprenta Real.) Barcelona: RBA. ___. John. Hamlet. “The Tragedie of Hamlet. 2013. London: Penguin. Buenos Aires: EspasaCalpe. 1623. ___. NY: Norton. 760-790 (152-282). 2003. México: Ediciones Sin Nombre. 2005. Edición de Doug Moston. A Facsimile of the First Folio. 1798. Carlos. R. 2002. NY/London: Routledge. 2003. LAMB. ___. Versión para adolescentes de Jorge Prado Zavala. (INÉDITO. Interpretar a Shakespeare. Barcelona: Alba. Edición de Manuel Ángel Conejero Dionís-Bayer. ___. 2011. 2003. Traducción de Inarco Celenio (Leandro Fernández de Moratín). Enrique V. Prince of Denmarke”. 2008. Hamlet. 2001.