You are on page 1of 23

GEOGRAFÍA DE ESPAÑA

2º BACHILLERATO. HUMANIDADES Y CIENCIAS SOCIALES

49

La Programación Didáctica de la materia de «Geografía» en 2º de Bachillerato atiende a lo previsto
para la asignatura en el Real Decreto 1467/2007, de 2 de noviembre, por el que se establece la
estructura del Bachillerato y se fijan sus enseñanzas mínimas.
1. CARACTERIZACIÓN DE LA MATERIA DE GEOGRAFÍA
Las finalidades educativas que la Ley establece para el Bachillerato son «proporcionar a los estudiantes
formación, madurez intelectual y humana, conocimientos y habilidades que les permitan desarrollar
funciones sociales e incorporarse a la vida activa con responsabilidad y competencia. Asimismo,
capacitará a los alumnos para acceder a la educación superior».
Los alumnos y alumnas de segundo curso de Bachillerato han alcanzado un tipo de pensamiento lógicoformal que permite un nivel de abstracción superior a la ESO, lo que facilita la comprensión y
utilización de conceptos, la elaboración y aplicación de hipótesis, la observación de casos particulares,
su relación con modelos científicos y la generalización de las explicaciones para conseguir una mayor
profundidad en el conocimiento geográfico.
Por otro lado, la edad sitúa al alumnado en la proximidad de la participación política y, por tanto, en
situaciones que requieren ciertas cuotas de responsabilidad y conocimiento sobre aspectos sociales,
territoriales, económicos y medioambientales que exigen cada vez más una participación ciudadana
consciente e informada.
«La finalidad básica de la Geografía es pensar y entender el espacio», el espacio geográfico entendido
como producto social e histórico, consecuencia de la interacción de procesos sociales y
medioambientales. La Geografía enseña a los alumnos y alumnas a conocer, por tanto, las
localizaciones y distribuciones de los fenómenos humanos y físicos, a escala española, del mismo modo
que a analizar los factores, procesos, agentes y consecuencias que el espacio geográfico presenta en
España, así como algunas hipótesis de proyección futura para las dinámicas sociales y territoriales.
La Geografía debe conseguir que el alumnado desarrolle sus capacidades de análisis e interpretación
de los procesos geográficos para comprender, analizar, actuar y decidir sobre muchas variables
geográficas, sociales, económicas, medioambientales o territoriales que condicionan las actividades
humanas; a la vez que para detectar problemas y oportunidades en cuestiones económicas,
empresariales y profesionales, o sobre aspectos que influirán en sus ámbitos personales y que, en
ocasiones, constituirán elementos cívicos de la vida política sobre los que deberán opinar o decidir en
funciones de representación.
La Geografía, como ciencia, se ocupa del estudio del espacio, de los hechos sociales que se plasman en
él, de los procesos, factores e interrelaciones que actúan para generar diferentes ocupaciones del
territorio. Un espacio que está originado por las interacciones entre medio y hombre organizado. De
manera que la Geografía, como instrumento educativo, debe ser un conocimiento útil por la
localización, por saber cómo son los espacios; es una materia apropiada para interpretar mapas,
expresiones gráficas y procesos espaciales y sociales; favorece la resolución de problemas, los juicios
razonados, el uso combinado de inducción y deducción, el establecimiento de hipótesis; facilita la
comprensión de los problemas de cada sociedad, de las comunidades locales, la interpretación de las
relaciones internacionales y las opciones y apuestas que un país, una empresa o un ciudadano han de
tomar en una economía abierta» (Graves,1980).
De acuerdo con el Real Decreto 1467/2007, de 2 de noviembre, la Geografía estudia la organización del
espacio terrestre, entendido como el conjunto de relaciones entre el territorio y la sociedad que actúa
en él. El espacio es para la Geografía una realidad relativa, dinámica y heterogénea que resulta de los
procesos protagonizados por los grupos humanos condicionados, a su vez, por el propio espacio
50

preexistente. Sus fines fundamentales son el análisis y la comprensión de las características de ese
espacio organizado, de las localizaciones y distribuciones de los fenómenos, de las causas, factores,
procesos e interacciones que en dicha organización del territorio se dan así como de sus consecuencias
y proyecciones futuras. Su finalidad básica es aprehender y entender el espacio.
Proporciona destrezas asociadas a la comprensión del espacio organizado por los hombres
reconociendo las diversas escalas de análisis, la multicausalidad existente, los recursos y estructuras
socioeconómicas, así como el papel de las decisiones en la articulación y funcionamiento del territorio,
valorando la importancia de la acción antrópica y de sus consecuencias medioambientales. Todo ello
desde una actitud de responsabilidad hacia el medio y de solidaridad ante los problemas de un sistema
territorial cada vez más interdependiente.
La materia, presente específicamente en la formación del alumnado que opta por ampliar sus
conocimientos de Humanidades y Ciencias Sociales, parte de los aprendizajes adquiridos en las etapas
educativas anteriores, profundizando en el estudio del espacio español. España y su espacio geográfico
es su marco de referencia y su objeto de estudio: la comprensión del espacio creado y ordenado por la
comunidad social de la que se es miembro y de las principales características y problemas territoriales
que se plantean. Se define, por consiguiente, una Geografía de España, de su unidad y diversidad, de
sus dinámicas eco-geográficas, y de la utilización de sus recursos humanos y económicos. Pero, en el
mundo de hoy, ningún espacio puede ser explicado atendiendo únicamente a su propia realidad.
España mantiene relaciones con otros espacios y países, es miembro de la Unión Europea, forma parte
de los principales organismos internacionales, es una pieza más del sistema mundial. Su vida
económica, social y política depende en gran parte de todas estas realidades en las que está inserta.
Por ello comprender España supone entender hechos relevantes procedentes del contexto europeo y
mundial que, aun siendo exteriores, en ningún modo son ajenos. El estudio del territorio español debe
ser situado en un marco de análisis más amplio para poder entender las mutuas repercusiones y
relaciones.
La selección de contenidos responde a este estudio de la realidad espacial de España, de sus
características comunes y de su diversidad, su medio natural, los elementos que explican la
diferenciación de paisajes, la plasmación de las actividades humanas en el espacio o los sistemas de
organización territorial resultantes, atendiendo también a la dimensión europea de España y a su
posición en el sistema mundo. Además incorpora, en un bloque inicial que debe entenderse común al
resto, aquellos procedimientos característicos del análisis geográfico y técnicas que facilitan el
tratamiento de datos e informaciones, así como referencias a valores que forman al alumnado en la
solidaridad, el respeto y la disposición para participar activamente en su entorno espacial y social.
2. OBJETIVOS GENERALES
Los objetivos generales de la materia, previstos por el Real Decreto 1467/2007, de 2 de noviembre,
establecen que la enseñanza de la Geografía en el bachillerato tendrá como finalidad el desarrollo de
las siguientes capacidades:
a) Comprender y explicar el espacio geográfico español como un espacio dinámico, caracterizado
por los contrastes y la complejidad territorial, resultado de la interacción de procesos sociales,
económicos, tecnológicos y culturales, que han actuado en un marco natural e histórico.
b) Comprender y explicar los principales procesos de ordenación del territorio y conformación de
los diversos paisajes en nuestra península, empleando procedimientos y conceptos adecuados
y desarrollando actitudes de sensibilidad y valoración.
c) Identificar y comprender los elementos básicos de la organización del territorio, utilizando
conceptos y destrezas específicamente geográficas, para analizar e interpretar un determinado

51

d)

e)

f)
g)

h)

i)

j)
k)

fenómeno o situación territorial, valorando los múltiples factores que intervienen, utilizando
en su descripción y explicación la terminología adecuada.
Conocer las características de los diferentes medios naturales existentes en España,
identificando los rasgos geográficos que definen el territorio español, poniéndolos en relación
con los grandes medios naturales europeos.
Conceptualizar adecuadamente los elementos básicos del paisaje y de la estructura del
territorio, utilizando procedimientos de la metodología geográfica para explicar cualquier
lugar, hecho o cuestión espacial.
Comprender la población como un recurso esencial, cuya distribución, dinámica y estructura
interviene de forma relevante en la configuración de los procesos que definen el espacio.
Analizar los distintos tipos de explotación de la naturaleza, así como las actividades productivas
y sus impactos territoriales y medioambientales, reconociendo la interrelación entre el medio y
los grupos humanos y percibiendo la condición de estos como agentes de actuación primordial
en la configuración de espacios geográficos diferenciados.
Interesarse activamente por la calidad del medio ambiente, ser consciente de los problemas
derivados de ciertas actuaciones humanas y entender la necesidad de políticas de ordenación
territorial y de actuar pensando en las generaciones presentes y futuras, siendo capaz de
valorar decisiones que afecten a la gestión sostenible de los recursos y a la ordenación del
territorio.
Comprender las relaciones que existen entre los territorios que integran España y la Unión
Europea, desarrollando actitudes de conocimiento, aprecio y cooperación hacia los espacios
próximos y lejanos al propio hábitat superando los estereotipos y prejuicios.
Explicar la posición de España en un mundo interrelacionado, en el que coexisten procesos de
uniformización de la economía y de desigualdad socioeconómica.»
Buscar y elaborar información para construir conocimientos a partir de la percepción, el
análisis y la representación de lugares y cuestiones geográficas.

De forma esquemática los Objetivos de la asignatura podrían desarrollarse, en relación con los
Objetivos generales de la etapa y los criterios de evaluación aquí desarrollados,
Objetivos (Real Decreto
1467/2007)
1. Comprender y explicar el
a.
espacio geográfico español
como un espacio dinámico,
caracterizado
por
los
contrastes y la complejidad
territorial, resultado de la
interacción de procesos
b.
sociales,
económicos,
tecnológicos y culturales,
que han actuado en un
marco natural e histórico.

2. Identificar y comprenderc.
los elementos básicos de la
organización del territorio,

Objetivos de la asignatura,

Criterios de evaluación,

Comprender
el
carácter
dinámico y complejo del
espacio geográfico español, en
tanto que producto de
procesos históricos, sociales,
económicos.
Comprender el peso del medio
natural en la configuración del
espacio geográfico español.

a.1. Asimilar el concepto de
espacio geográfico, comprender
el carácter dinámico y complejo
del espacio geográfico español,
valorando la incidencia de los
procesos históricos, de los
procesos sociales y económicos
y de los cambios tecnológicos en
la configuración del espacio
geográfico y en la diversidad
territorial española.
b.1. Valorar la importancia de
las condiciones del medio
natural en la configuración del
espacio geográfico español y de
las actividades humanas.
Conocer las principales fuentes c.1. Identificar las fuentes primarias
de información para la y secundarias y conocer el tipo
Geografía, así como la función de información específica de

52

utilizando conceptos y
destrezas específicamente
geográficas, para analizar e
interpretar un determinado
fenómeno
o
situación
territorial, valorando los
d.
múltiples factores que
intervienen, utilizando en su
descripción y explicación la
terminología adecuada.

e.

f.

3.
Conocer
las
g.
características
de
los
diferentes medios naturales
existentes
en
España,
identificando los rasgos
geográficos que definen el
territorio
español,
poniéndolos en relación con
los
grandes
medios
naturales europeos.
h.

i.

del trabajo de campo en el cada fuente y extraer los datos e
análisis geográfico, obtener la informaciones adecuadas para
información relevante y tratar cada actividad.
los datos con las técnicas c.2. Planificar una excursión
apropiadas.
geográfica, elaborar una ficha
Formular hipótesis de trabajo, para recoger la información del
analizar los factores y la trabajo de campo y redactar un
multiplicidad de causas, aplicar informe con los aspectos más
las técnicas de análisis relevantes de la actividad.
apropiadas
y
establecer d.1.
Realizar
una
pequeña
conclusiones en una pequeña investigación
geográfica,
investigación.
formulando las hipótesis de
Conocer los elementos básicos partida,
identificando
las
de la cartografía y aplicarlos a fuentes de información y las
la
lectura,
análisis
y técnicas de análisis y redactando
elaboración de mapas.
las conclusiones extraídas en la
Comprender y utilizar el investigación.
vocabulario específico de la e.1. Analizar los elementos de una
Geografía.
hoja del mapa topográfico,
interpretar con corrección su
contenido
y
valorar
la
información geográfica que
ofrece.
e.2. Interpretar y elaborar mapas
temáticos para localizar y
representar
fenómenos
geográficos.
f.1. Conocer el vocabulario
específico de cada una de las
unidades, y utilizarlo de forma
precisa en el contexto de una
expresión correcta en lengua
castellana.
Comprender los factores que g.1. Explicar los procesos
han conformado el relieve geológicos y geomorfológicos
actual de la Península y los que han intervenido en la
archipiélagos, relacionándolos formación
del
relieve,
con los rasgos de la Geografía identificando la incidencia de la
física en Europa e identificar litología y los tipos de modelado
las unidades del relieve con sus formas de relieve.
peninsular,
su
génesis, g.2. Describir y localizar las
evolución y litología, y la unidades del relieve español,
interrelación de las mismas.
identificando las principales
Conocer el clima en España, subunidades de cada una de
sus factores, elementos y ellas y la interacción del relieve
tipos, así como las principales en los procesos económicos,
interacciones
sobre
la sociales y en la organización
actividad humana.
política.
Explicar las características y la h.1. Comprender el concepto de
distribución de los elementos clima y sus características,
biogeográficos en España, explicar los factores del clima en
identificar
las
grandes España,
identificar
los
53

j.

4. Comprender la poblaciónk.
como un recurso esencial,
cuya distribución, dinámica
y estructura interviene de
forma relevante en la
configuración
de
los
procesos que definen el
espacio.
l.

unidades de paisaje de España,
caracterizando sus rasgos
básicos y los principales
sectores territoriales que las
componen.
Conocer las características del
medio físico en el espacio
geográfico europeo y analizar
las grandes unidades de
paisaje de Europa.

elementos del clima y su
distribución en la geografía
española.
h.2. Analizar las variedades del
clima en España, localizando y
caracterizando cada una de
ellas, explicando el peso de los
diferentes factores en los tipos
de clima y valorando la
interacción de los tipos de clima
sobre las actividades agrarias.
i.1. Comprender el concepto de
suelo y su proceso de
formación,
analizar
la
distribución de los tipos de suelo
en España y explicar sus
características.
i.2.Describir y localizar las
regiones
biogeográficas,
identificando las formaciones
vegetales y los tipos de flora.
i.3. Identificar las grandes
unidades de paisaje de España,
explicando sus características y
las áreas territoriales que las
forman.
j.1. Describir el medio natural en
Europa, su relieve, clima y
vegetación, identificando las
grandes unidades de paisaje que
lo conforman

Analizar la evolución de la
población
española,
identificando los distintos
ciclos demográficos de la
misma, explicar la dinámica
natural y comprender la
estructura demográfica de la
población española.
Conocer la distribución de la
población en el territorio
español,
valorando
su
incidencia en los desequilibrios
regionales y analizando los
movimientos migratorios.

k.1. Comprender los conceptos
básicos de demografía, las
fuentes
de
información
fundamentales para el estudio
de la población y aplicar las
técnicas de análisis y tasas
adecuadas.
k.2. Explicar la evolución de la
población española, atendiendo
al proceso de transición
demográfica
y
a
los
comportamientos
de
la
dinámica natural.
k.3. Analizar la estructura
demográfica
española,
valorando los factores que
intervienen en la misma, el
proceso de envejecimiento
actual
y
las
diferencias
regionales.
54

5. Analizar los distintos
m.
tipos de explotación de la
naturaleza, así como las
actividades productivas n.
y
sus impactos territoriales y
medioambientales,
reconociendo
la
interrelación entre el medio
y los grupos humanos o.
y
percibiendo la condición de
estos como agentes de
actuación primordial en la
configuración de espacios
geográficos diferenciados.

p.

q.

Conocer la situación de los
recursos naturales y de las
fuentes de energía en España.
Identificar y explicar las
características
del
sector
agrario en España, de la
población
agraria
y
la
diversidad de paisajes agrarios.
Comprender la importancia y
dimensiones
del
sector
pesquero
en
España,
identificando
sus
características
y
la
problemática
de
dicha
actividad, así como su
incidencia sobre el medio
ambiental.
Identificar y explicar las
características
de
las
actividades
industriales,
comprender el proceso de
industrialización y conocer los
tipos de regiones industriales
en España.
Comprender el proceso de
terciarización de la economía y
de la población activa, analizar
la composición del sector
terciario en España y la
importancia
del
sector
turístico.

l.1. Explicar la distribución de la
población en España atendiendo
a las variaciones de densidad de
población, y valorando su
incidencia en los desequilibrios
regionales.
l.2.
Comprender
los
movimientos
migratorios
interiores que se han producido
en España en los últimos cien
años, y analizar los diferentes
movimientos
migratorios
internacionales
que
han
afectado a nuestro país y la
incidencia actual sobre la
estructura de la población.
m.1. Asimilar los conceptos de
recurso
natural,
medio
ambiente
y
desarrollo
sostenible. Valorar el carácter
limitado y escaso de los recursos
naturales, así como el deterioro
del planeta originado por la
acción humana.
m.2. Conocer la situación de las
materias primas en España,
valorar los recursos hídricos y
comprender la importancia de
las fuentes de energía.
n.1. Explicar las características
de la actividad y de los espacios
agrarios,
considerando
los
factores, la estructura de las
explotaciones
agrarias,
la
incidencia de la PAC e
identificando la diversidad de
paisajes agrarios en España.
o.1. Caracterizar la estructura
del sector pesquero, analizando
el impacto ambiental de la
actividad y la situación de los
recursos,
explicando
la
evolución de la población
pesquera,
identificando
la
diversidad de las regiones
pesqueras, valorando el peso de
la política pesquera y de la
acuicultura como actividad
alternativa.
p.1. Comprender los cambios
económicos y tecnológicos que
afectan al sector industrial y su
55

incidencia en el caso español,
caracterizar las etapas del
proceso de industrialización en
España
y
explicar
las
características de las actividades
y espacios industriales en la
actualidad.
p.2. Analizar las diferencias
regionales de la industria en
España y comentar los paisajes
industriales.
q.1. Interpretar el proceso de
terciarización de la economía y
de la población activa en España
y explicar las actividades
económicas del sector terciario,
considerando la diversidad
regional.
q.2. Caracterizar las actividades
turísticas en España, valorando
los
factores
naturales
y
humanos y las consecuencias
económicas y ambientales de la
actividad
así
como
la
especialización regional en la
actividad.
6. Interesarse activamenter.
por la calidad del medio
ambiente, ser consciente de
los problemas derivados de
ciertas
actuaciones
humanas y entender las.
necesidad de políticas de
ordenación territorial y de
actuar pensando en las
generaciones presentes y
futuras, siendo capaz de
valorar decisiones que
afecten a la gestión
sostenible de los recursos y
a la ordenación del
territorio.

Conocer
y
valorar
los
problemas medioambientales
y analizar las políticas de
protección de los espacios
naturales.
Conocer las políticas públicas
para
corregir
de
los
desequilibrios
regionales,
incentivar
los
sectores
económicos,
ordenar
el
territorio y conducir los
procesos de urbanización.

r.1. Caracterizar los principales
problemas del medio ambiente
en España, comprender el
sistema de protección de los
espacios naturales, y aplicar la
evaluación
de
impacto
ambiental.
r.2. Comprender el concepto de
riesgo natural y localizar en
España las áreas con mayor
potencialidad
de
riegos
geológicos,
climáticos
e
hidrológicos.
s.1. Interpretar los contrastes
socioeconómicos
entre
las
comunidades autónomas y
describir las políticas para la
corrección de los desequilibrios
regionales
s.2. Valorar la importancia de las
políticas públicas en los sectores
económicos,
describir
la
evolución de las políticas
agrarias, pesqueras, industriales
y del sector terciario.
56

s.3. Interpretar un documento
básico de un plan general de
ordenación urbana, conocer las
políticas de ordenación del
territorio
valorando
su
importancia, y conocer el
funcionamiento
de
la
planificación urbanística.
7.
Comprender
last.
relaciones que existen entre
los territorios que integran
España y la Unión Europea,
desarrollando actitudes de
conocimiento, aprecio y
cooperación
hacia
los
espacios próximos y lejanos
al
propio
hábitat,
superando los estereotipos
y prejuicios.

Comprender el proceso de
construcción europea, sus
fundamentos históricos y sus
etapas de crecimiento y la
organización institucional, así
como
valorar
las
consecuencias
de
la
integración de España en la
Unión Europea.

8. Explicar la posición de
u.
España en un mundo
interrelacionado, en el que
coexisten
procesos
de
uniformización
de
la
economía y de desigualdadv.
socioeconómica.

Conocer y valorar la posición
geoestratégica de España en el
contexto del sistema mundo,
así como los ámbitos de
interés geopolítico.
Caracterizar el sector exterior
español, la balanza de pagos y
las inversiones españolas en el
exterior.

t.1. Explicar las características
físicas y humanas del espacio
geográfico europeo, atendiendo
a la diversidad regional y a lo
localización de las principales
unidades físicas y de los países.
t.2. Analizar el proceso de
construcción de la Unión
Europea,
valorando
su
importancia política, económica
y
social,
explicando
la
organización institucional y las
políticas que desarrolla.
t.3. Describir el proceso de
incorporación de España a la UE,
comprender la importancia
histórica para España del mismo
y valorar las consecuencias de la
participación de España en las
instituciones europeas.
u.1.
Explicar
la
posición
geoestratégica
de
España,
valorando los factores que
condicionan su papel en el
mundo y analizando las áreas
geopolíticas preferentes.
u.2. Comprender el concepto de
sistema mundo, explicar el
proceso de globalización y
analizar los diferentes espacios
geográficos que los conforman y
sus relaciones.
v.1. Analizar el sector exterior y
valorar su incidencia en la
economía española, explicando
el funcionamiento de la balanza
de pagos y valorando las
principales
relaciones
económicas de España con
países y espacios económicos
del mundo.

57

3. CONTENIDOS
El término “contenidos” sigue teniendo en Bachillerato la acepción global y el sentido integral propios
de anteriores etapas educativas. Por consiguiente, comprende el triple ámbito de conceptos,
procedimientos y actitudes.
Los contenidos procedimentales y actitudinales tienen un carácter transversal en esta materia y deben
trabajarse con los de naturaleza conceptual, elaborados a propósito del análisis de las diferentes
realidades geográficas.
3.1. Los conceptos
Los contenidos de la asignatura, fijados por Real Decreto 1467/2007, y la concreción de unidades
didácticas, atendiendo a su vez a los requisitos expuestos en las Pruebas de Acceso a la Universidad
para el curso son los siguientes:

1. ESPAÑA EN EUROPA Y
EL MUNDO

2. RELIEVE

3. CLIMATOLOGÍA

4. HIDROGRAFÍA

5. BIOGEOGRAFÍA Y
VEGETACIÓN

P.A.U.
1. INTRODUCCIÓN A LA GEOGRAFÍA DE ESPAÑA
 Situación y posición.
 Consecuencias geográficas que se derivan de ellas.
 Unidad y variedad.
 España en Europa y el mundo.
2. EL RELIEVE ESPAÑOL
 Caracteres generales.
 La variedad litológica.
 El proceso de formación.
 Las costas españolas.
3. LAS GRANDES UNIDADES DEL RELIEVE.
 Las Meseta y sus unidades interiores.
 Los rebordes montañosos de la Meseta.
 Los sistemas y unidades exteriores.
 Los relieves insulares.
4. CARACTERIZACIÓN GENERAL DEL CLIMA EN ESPAÑA
 Los condicionantes básicos.
 Los elementos climáticos y su distribución espacial.
 Los factores climáticos.
5. LOS DOMINIOS CLIMÁTICOS EN ESPAÑA.
 Los principales tipos de clima y sus características.
 La distribución geográfica de los climas de España.
6. LAS AGUAS Y LA RED HIDROGRÁFICA
 Las vertientes hidrográficas españolas.
 Los ríos y las cuencas hidrográficas.
 Los regímenes fluviales.
 Uso y aprovechamiento de las aguas.
7. LAS REGIONES BIOGEOGRÁFICAS DE ESPAÑA.
 Factores de la diversidad biogeográfica.
 Características de las regiones biogeográficas.
 Formaciones vegetales de la España peninsular e insular.
 La intervención humana y sus consecuencias geográficas.

58

6. POBLACIÓN

7. URBANISMO

8. SECTOR AGRARIO

9. SECTOR SECUNDARIO

10. SECTOR TERCIARIO

8. EVOLUCIÓN Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA DE LA POBLACIÓN
ESPAÑOLA.
 Los efectivos demográficos y su evolución.
 Características y factores de la densidad y distribución
espacial
9. DINÁMICA Y ESTRUCTURA DE LA POBLACIÓN ESPAÑOLA.
 La dinámica natural.
 Los movimientos migratorios.
 Estructura y composición de la población.
10. EL PROCESO DE URBANIZACIÓN DE ESPAÑA Y EL SISTEMA DE
CIUDADES.
 Principales etapas del proceso de urbanización en España.
 El sistema interurbano: jerarquía, funciones y zonas de
influencia.
 Principales áreas y ejes urbanos.
11. MORFOLOGÍA Y ESTRUCTURA DE LA CIUDAD EN ESPAÑA.
 Principales rasgos morfológicos de la ciudad en España.
 El plano de la ciudad.
 La estructura urbana: los usos del espacio en el interior de la
ciudad.
12. EL ESPACIO RURAL
 Los condicionantes de la actividad agraria en España.
 Uso y aprovechamientos agrarios.
 La influencia de la Política Agraria Común.
 Nuevos usos y funciones del espacio rural.
13. LOS DOMINIOS Y PAISAJES AGRARIOS.
 Los condicionantes del paisaje agrario.
 Dominios y paisajes de la España atlántica.
 Dominios y paisajes de la España mediterránea (interior y
litoral).
 Otros paisajes agrarios.
14. LA ACTIVIDAD PESQUERA EN ESPAÑA.
 Significado de la pesca en España.
 Regiones pesqueras en España y principales caladeros.
 La importancia creciente de la acuicultura.
15. LA INDUSTRIA EN ESPAÑA.
 El proceso de industrialización y sus hitos más recientes.
 Factores de la actividad industrial.
 Principales sectores industriales en la actualidad.
 Distribución geográfica de la industria en España.
16. EL TRANSPORTE EN ESPAÑA Y SU PAPEL EN EL TERRITORIO.
 Las redes de transporte como elemento básico de la
articulación territorial y económica de España.
 Sistemas y medios de transporte en España.
 Los nuevos sistemas de transporte y comunicaciones en
España.
17. EL TURISMO EN ESPAÑA.
 El significado del turismo en la geografía y sociedad española.
 Los caracteres de la oferta turística y los tipos de turismo.
 Las principales áreas turísticas en España.

59

11. MEDIO AMBIENTE

12. DIVERSIDAD REGIONAL

 Consecuencias geográficas del turismo en España.
18. GEOGRAFÍA Y MEDIO AMBIENTE EN ESPAÑA.
 La acción humana y sus implicaciones ambientales.
 Las actividades económicas y el medio ambiente.
 Consecuencias medioambientales de la urbanización.
 Los problemas ambientales y las medidas de protección.
19. ESPAÑA EN SU DIVERSIDAD REGIONAL.
 El proceso de organización político-administrativa de España.
 Las Comunidades Autónomas y regiones.
 Desequilibrios regionales.
 Políticas regionales y de cohesión.

3.2. Procedimientos
La propuesta didáctica en la que se fundamenta esta programación se plantea como uno de sus
objetivos fundamentales que los estudiantes se familiaricen y trabajen con los procedimientos
habituales del método geográfico, entre los que destacamos los siguientes:
Obtención, tratamiento y comunicación de la información geográfica.

Este procedimiento desarrolla las capacidades relativas a la recogida y el registro de datos
(verbales, icónicos, estadísticos, cartográficos, y los procedentes de las nuevas tecnologías de
la información); el análisis crítico de las informaciones, y la síntesis interpretativa.

Entre los procedimientos relativos a la obtención de información, destacamos los de
adquisición directa (observación, diseño y realización de encuestas, cuestionarios y
entrevistas); indirecta: búsqueda de documentos cartográficos (planos, mapas, fotografías
aéreas); gráficos estadísticos (procedentes de anuarios, bases de datos, medios de
comunicación, Internet); documentos científicos, literarios y periodísticos.

Entre los procedimientos relativos al tratamiento de la información, señalamos la aplicación de
métodos sistemáticos y críticos en el análisis y la interpretación de hechos y procesos
geográficos: la comparación de datos geográficos de procedencia diversa (bibliográficos,
medios de comunicación); la comparación de datos geográficos representados en diferentes
medios (gráficos, cartográficos, estadísticos); el cálculo de valores estadísticos de uso
geográfico a partir de series de datos; la interrelación de diversas variables en el análisis de
fenómenos geográficos, y la deducción de las relaciones que se establecen entre las diversas
variables geográficas perceptibles en un paisaje.

Entre los procedimientos planteados para la comunicación de conclusiones sobre lecturas,
indagaciones o trabajos de campo, destacamos la expresión oral (en exposiciones individuales
o colectivas, debates, puestas en común); la expresión escrita (informes, resúmenes,
esquemas), en ambos casos utilizando el vocabulario geográfico apropiado; la expresión gráfica
(elaboración de mapas, cuadros estadísticos, presentaciones informáticas o audiovisuales); la
formulación de opiniones y juicios propios sobre los fenómenos de carácter geográfico; la
formulación de aproximaciones prospectivas y de propuestas de intervención para la
resolución de problemas con incidencia espacial.

Explicación multicausal.

60

Se trata de un procedimiento que abarca la comprensión y el análisis de los numerosos
factores causales que intervienen en los fenómenos geográficos y el reconocimiento de las
interacciones del medio natural con la actividad humana. Este procedimiento debe aplicarse
tanto en el tratamiento de la información como en las tareas de indagación e investigación.

Indagación e investigación.
Este ejercicio implica la identificación y la formulación de problemas geográficos: establecimiento de
hipótesis, observación y recogida de datos, confrontación de las hipótesis, interpretación y
conclusiones. Los trabajos de campo que se planteen en la dinámica del aula resultan especialmente
indicados para trabajar este procedimiento en Bachillerato.
La utilización de todos estos procedimientos permite cumplir un doble objetivo:

Incrementar la competencia intelectual y la autonomía de aprendizaje del alumnado, dado que
fomentan capacidades como el análisis, la explicación, la crítica o la averiguación.

Capacitar y orientar al alumnado sobre características y exigencias de los estudios superiores
relacionados con la Geografía y con sus salidas profesionales. Es decir, permiten mostrar cómo
trabajan los geógrafos y sus ámbitos de actuación.

Esta programación, en el bloque introductorio, proporciona pautas para trabajar los procedimientos
más habituales (mapas, gráficos, tablas estadísticas y textos) y, al final de la unidad didáctica
correspondiente, ofrece técnicas para trabajar los procedimientos específicos de un tema (mapas del
tiempo, pirámides de población), así como pautas para la indagación a través de las orientaciones para
la realización de trabajos de campo. Por otra parte, los diversos documentos que acompañan al texto
escrito se prestan también al trabajo con estos procedimientos.
3.3. Actitudes y valores
La Geografía permite fomentar en el alumnado actitudes positivas referidas a contenidos relacionados
con el trabajo científico, el proceso de aprendizaje y la evaluación de los fenómenos de carácter
geográfico, así como valores de socialización que contribuyen a su formación y madurez humana y
fomentan su participación activa, responsable y solidaria en su entorno social y espacial.
Actitudes referidas al trabajo científico, el proceso de aprendizaje y la evaluación de fenómenos de
carácter geográfico





Curiosidad científica y capacidad de observación de la realidad, y rigor crítico en la preparación
y obtención de información, tanto por el carácter opinable de muchos de los hechos
geográficos objeto de estudio como por la importancia que en la materia adquieren el análisis
y la evaluación crítica de la información.
Rigor en el conocimiento y uso del vocabulario geográfico específico.
Desarrollo de comportamientos de cooperación en la realización de trabajos en equipo y de
respeto hacia las opiniones diferentes.
Valoración de la complejidad de los fenómenos geográficos: multicausalidad, carácter
dinámico, diversidad y variabilidad según la escala utilizada.
Curiosidad hacia el entorno paisajístico e interés por buscar explicaciones a sus características,
valorando las relaciones entre fenómenos geográficos, la realidad socioeconómica y las
estructuras de poder económico y político.
Sensibilidad hacia los problemas medioambientales y hacia las acciones correctoras estos.

61

Desarrollo de sentimientos de pertenencia, integración y participación en la propia comunidad
autónoma y en el ámbito europeo.

Valores de socialización positivos
Estos contenidos actitudinales, presentes ya en la ESO, se abordan ahora desde otros niveles de
conocimiento y análisis, e impregnan toda materia de Geografía, sin que sean tratados como temas
aislados o separados, sino como parte intrínseca y contenido central de la disciplina. Por tanto, la
educación en valores se incorpora a los objetivos, a los contenidos conceptuales y procedimentales
que más contribuyen a desarrollarlos (comentarios de texto, proyección de vídeos, debates,
diapositivas); a la metodología (que utilizará estrategias encaminadas a favorecer la formación de los
estudiantes como personas autónomas, críticas y participativas, a través de actividades que fomenten
la interacción de iguales, la cooperación, la participación y la responsabilidad), y a los criterios de
evaluación (participación y realización de las actividades propuestas).
Entre los valores que colaboran a la socialización positiva del alumnado, destacamos los siguientes:







Educación moral y cívica: actitudes de respeto, solidaridad, valoración del pluralismo y de la
diversidad cultural de Europa y de España, de las distintas posiciones y opiniones sobre la
organización territorial y política, y tolerancia hacia los sentimientos de pertenencia e
integración territorial y las ideas y opiniones de otras personas y sociedades.
Educación para la igualdad entre ambos sexos: reconocimiento de las situaciones de
desigualdad entre ambos sexos y planteamiento de actuaciones de acuerdo con valores
igualitarios.
Educación medioambiental: identificación y análisis de problemas medioambientales, interés
por encontrar soluciones y desarrollar comportamientos compatibles con la preservación del
equilibrio ecológico.
Aprecio por el patrimonio geográfico (paisajístico, ambiental y cultural) de España y del
entorno como recurso y elemento importante de la calidad de vida.
Educación para el desarrollo: aprecio por los valores de justicia e igualdad y por las actuaciones
de equilibrio social y territorial, así como de solidaridad con personas, grupos o espacios
desfavorecidos.
Educación para la interculturalidad, la convivencia y los derechos humanos.
Educación para el consumo y el ocio: responsabilidad como consumidor y actitud crítica y
selectiva frente a la publicidad y los medios de comunicación de masas.
Educación en los medios de comunicación: lectura y trabajo con los medios de comunicación y
actitud crítica frente a la información.

En esta programación, los contenidos actitudinales se trabajan principalmente a través de la realización
de actividades que exigen la reflexión y la puesta en práctica de los diversos tipos de actitudes.
4. PRINCIPIOS METODOLÓGICOS
La metodología didáctica en el Bachillerato debe favorecer la capacidad del alumnado para aprender
por sí mismo, para trabajar en equipo y para aplicar los métodos apropiados de investigación, y que
debe subrayar la relación de los aspectos teóricos de las materias con sus aplicaciones prácticas. En
Bachillerato, la relativa especialización de las materias determina que la metodología didáctica esté
fuertemente condicionada por el componente epistemológico de cada materia, por las exigencias del
tipo de conocimiento propio de cada una. Además, la finalidad propedéutica y orientadora de la etapa
exige el trabajo de metodologías específicas y que estas comporten un importante grado de rigor

62

científico y de desarrollo de capacidades intelectuales con cierto nivel (analíticas, explicativas e
interpretativas).
4.1. Criterios metodológicos
En relación con lo expuesto anteriormente, la Propuesta Didáctica de Geografía se ha elaborado de
acuerdo con los siguientes criterios metodológicos:






Adaptación a las características del alumnado de Bachillerato, ofreciendo actividades
diversificadas de acuerdo con las capacidades intelectuales propias de la etapa.
Autonomía, con el fin de facilitar la capacidad del alumnado para aprender por sí mismo.
Actividad diversificada, para fomentar la participación del alumnado en la dinámica general del
aula, combinando estrategias que propicien la individualización con otras que fomenten la
socialización.
Motivación. Se ha procurado despertar el interés del alumnado por el aprendizaje que se le
propone.
Integración e interdisciplinariedad. Es decir, presentación de los contenidos con una estructura
clara, planteando las interrelaciones de los contenidos de la disciplina, del área de Ciencias
Sociales y de otras áreas.
Rigor científico y desarrollo de capacidades intelectuales de cierto nivel (analíticas, explicativas
e interpretativas).
Funcionalidad. Se ha pretendido fomentar la proyección práctica de los contenidos y su
aplicación al entorno, con el fin de asegurar la funcionalidad de los aprendizajes en dos
sentidos: el desarrollo de capacidades para ulteriores adquisiciones y la aplicación de estos en
la vida cotidiana.
Variedad en la metodología, dado que el alumnado aprende a partir de fórmulas muy diversas.

Sobre la base de estos criterios, pueden emplearse diversos tipos de metodologías:



Inductiva: parte de lo particular y cercano al alumnado para terminar en lo general y complejo.
Deductiva: parte de lo general para concluir en lo particular, en el entorno cercano.
Indagatoria: se basa en la aplicación del método científico.
Mixta: combina varios de los métodos anteriores.

4.2. Estrategias didácticas
La forma de conseguir estos objetivos queda en cada caso a juicio del profesorado, en consonancia con
la concepción de la enseñanza y las características de su alumnado.
No obstante, resulta conveniente utilizar estrategias didácticas variadas, que combinen, de la manera
en que cada uno considere más apropiada, las estrategias expositivas, acompañadas de actividades de
aplicación, y las estrategias de indagación.
Las estrategias expositivas
Presentan al alumnado, oralmente o mediante textos, un conocimiento ya elaborado que debe
asimilar. Resultan adecuadas para enseñar hechos y conceptos (especialmente aquellos más abstractos
y teóricos, que difícilmente el alumnado puede alcanzar solo con ayudas indirectas) y para los
planteamientos introductorios y panorámicos.

63

No obstante, resulta muy conveniente que esta estrategia se acompañe de la realización por el
alumnado de actividades o trabajos complementarios de aplicación o indagación, que posibiliten el
engarce de los nuevos conocimientos con los que ya posee.
Las estrategias de indagación
Presentan al alumnado una serie de materiales en bruto que debe estructurar, siguiendo unas pautas
de actuación. Se trata de enfrentarlo a situaciones problemáticas, en las que debe poner en práctica y
utilizar reflexivamente conceptos, procedimientos y actitudes, para así adquirirlos de forma
consistente.
El empleo de estas estrategias está más relacionado con el aprendizaje de procedimientos. Estos
conllevan a su vez la adquisición de conceptos, dado que tratan de poner al alumnado en situaciones
que fomenten su reflexión y pongan en juego sus ideas y conceptos. Estas estrategias también son muy
útiles para el aprendizaje y el desarrollo de hábitos, actitudes y valores.
Las técnicas didácticas en que pueden traducirse estas estrategias son muy diversas. Entre ellas,
destacamos por su interés las tres siguientes:

Las tareas sin una solución clara y cerrada, en las que las distintas opciones son igualmente
posibles y válidas. Estas actividades sirven para hacer reflexionar al alumnado sobre la
complejidad de los problemas humanos y sociales, sobre el carácter relativo e imperfecto de
las soluciones aportadas para ellos y sobre la naturaleza provisional del conocimiento humano.

El estudio de casos o hechos y situaciones concretas como instrumento para motivar y hacer
más significativo el estudio de los fenómenos generales y para abordar los procedimientos de
causalidad múltiple.

Los proyectos de investigación, estudios o trabajos, que habitúan al alumnado a afrontar y
resolver problemas con cierta autonomía, a plantearse preguntas, a adquirir experiencia en la
búsqueda y la consulta autónoma, y que le facilitan una experiencia valiosa sobre el trabajo de
los especialistas en la materia y en el conocimiento científico.

Estas estrategias exigen del alumnado la aplicación de capacidades intelectuales complejas, como, por
ejemplo, integrar y contrastar fuentes de diverso tipo; realizar juicios de valor e interpretaciones sobre
esas fuentes; establecer relaciones causales complejas ponderando causas y consecuencias; realizar
valoraciones ponderadas de problemas y soluciones; proponer decisiones alternativas; construir y
contrastar la validez de las hipótesis, etc.
4.3. Las actividades didácticas
En cualquiera de las estrategias didácticas adoptadas es esencial la realización de actividades por parte
del alumnado, puesto que cumplen los siguientes objetivos:



Afianzan la comprensión de los conceptos y permiten al profesorado comprobarlo.
Son la base para el trabajo con los procedimientos característicos del método geográfico.
Permiten dotar a los conceptos de una dimensión práctica.
Fomentan actitudes que contribuyen a la formación humana del alumnado.

Criterios para la selección de las actividades

64

La programación didáctica plantea actividades de diverso tipo, para cuya selección se han seguido
estos criterios:








Que desarrollen la capacidad del alumnado para aprender por sí mismo, utilizando diversas
estrategias.
Que proporcionen situaciones de aprendizaje que exijan una intensa actividad mental y lleven
a reflexionar y a justificar las afirmaciones o las actuaciones.
Que estén perfectamente interrelacionadas con los contenidos teóricos.
Que tengan una formulación clara, para que el alumnado entienda sin dificultad lo que debe
hacer.
Que sean variadas y permitan afianzar los conceptos, trabajar los procedimientos (textos,
imágenes, gráficos, mapas), desarrollar actitudes que colaboren en la formación humana y
atender a la diversidad en el aula (tienen distinto grado de dificultad).
Que den una proyección práctica a los contenidos, aplicando los conocimientos a la realidad.
Que sean motivadoras y conecten con los intereses del alumnado, por referirse a temas
actuales o relacionados con su entorno.
Que fomenten la participación individual y en grupo.
Que permitan apreciar el carácter interdisciplinar de la Geografía. Para ello se plantean
actividades que requieren la interrelación con otras ciencias sociales.

Tipos de actividades
Sobre la base de estos criterios, las actividades programadas responden a una tipología variada que se
encuadra dentro de las siguientes categorías:
Actividades de enseñanza-aprendizaje. A esta tipología responde una parte importante de las
actividades planteadas en el libro del alumno. Se encuentran en los siguientes apartados:

En cada uno de los grandes subapartados en que se estructuran las unidades didácticas se
proponen actividades al hilo de los contenidos estudiados. Son, generalmente, de localización,
afianzamiento, análisis, interpretación y ampliación de conceptos, que en muchos casos tienen
como base la documentación cartográfica, icónica, estadística y gráfica del propio libro.

Al final de cada unidad didáctica se proponen actividades de definición, afianzamiento y
síntesis de contenidos.

Actividades de aplicación de los contenidos teóricos a la realidad y al entorno del alumnado.
Este tipo de actividades en unos casos se refieren a un apartado concreto de la unidad, y por
tanto se incluyen entre las actividades planteadas al hilo de la exposición teórica y, en otros
casos se presentan como síntesis de los contenidos de la unidad, por lo que figuran entre las
actividades de síntesis del final de la unidad didáctica, o bien como trabajos de campo o de
indagación al final de la unidad didáctica.

Actividades encaminadas a fomentar actitudes y valores, como la concienciación, el debate, el
juicio crítico, la tolerancia y la solidaridad.

Por otra parte, las actividades programadas presentan diversos niveles de dificultad conceptual y
procedimental. De esta forma, permiten dar respuesta a la diversidad del alumnado, puesto que
pueden seleccionarse aquellas más acordes con su estilo de aprendizaje y con sus intereses.

65

El nivel de dificultad puede apreciarse en el propio enunciado de la actividad: localiza, define, analiza,
compara, comenta, consulta, averigua, recoge información, sintetiza, aplica, etc. La mayoría
corresponde a nivel de dificultad medio o medio-alto, el más apropiado para un segundo curso de
Bachillerato.
La corrección de las actividades fomenta la participación del alumnado en clase, aclara dudas y permite
al profesorado conocer, de forma casi inmediata, el grado de asimilación de los conceptos teóricos, el
nivel con el que se manejan los procedimientos y los hábitos de trabajo.
5. EVALUACIÓN
5.1. Criterios de evaluación
Los criterios de evaluación definen con precisión el tipo de aprendizaje y el grado o nivel de exigencia
con que ha de alcanzarse. Su referente son los objetivos y los contenidos (conceptos, procedimientos y
actitudes). Así, al finalizar el curso se evaluará si el alumnado ha adquirido las siguientes capacidades:
1. Utilizar información procedente de fuentes diversas para elaborar síntesis y documentos gráficos
con vocabulario adecuado y procedimientos específicos.
Los contenidos procedimentales son básicos para el conocimiento geográfico y, por tanto, tienen que
constituir también un criterio de evaluación fundamental. Además, resulta fácil la evaluación de
recogida de información y el desarrollo de conocimientos a lo largo de todo el curso con la elaboración
de síntesis, gráficas y mapas y el empleo de técnicas adecuadas.
2. Conocer los principales rasgos de la Unión Europea y sus instituciones, valorando las
consecuencias espaciales de su política socio-económica interior y exterior.
El conocimiento geográfico de la Unión Europea es necesario para comprender la situación natural y
social de España y de nuestra comunidad andaluza, que forman parte de ella. Con este criterio se
pretende constatar la capacidad del alumnado para reconocer la interdependencia creciente de las
áreas geoeconómicas mundiales, y las implicaciones que estas relaciones tienen para los territorios y
los pueblos comprendidos en cada una de ellas. Además el alumnado debe reconocer la dificultad y la
imperfección de todo análisis geográfico geoeconómico regional que no asuma la perspectiva del
fenómeno de la globalización.
3. Reconocer los diversos medios ecogeográficos de la Península identificando los elementos que los
configuran, explorar sus interacciones y valorar la incidencia de la acción humana y la diversidad de
paisajes.
Con este criterio se pretende evaluar la capacidad del alumnado para distinguir la diversidad del medio
natural español y andaluz, desde una perspectiva dinámica que considere la existencia de un complejo
entramado de factores, entre los que destaca el ser humano por su sobresaliente capacidad
transformadora a lo largo de la historia.
4. Realizar un balance de los principales problemas medioambientales en el territorio andaluz y el
español, buscando las causas de los impactos de la acción humana y planteando posibles soluciones
a escala española y europea, y valorando el uso racional de los recursos y el respeto a la naturaleza.
Este criterio completa el anterior al evaluar la capacidad alcanzada por los alumnos para valorar la
actual situación medioambiental y de explotación de los recursos naturales en España y en Andalucía,
para analizarla críticamente e incluso para plantear actitudes de participación en la conservación y la
66

recuperación del patrimonio natural frente a la degradación o destrucción a que puede llevar la
explotación económica.
5. Identificar los problemas fundamentales de la actividad socio-económica y evaluar las
repercusiones de la coyuntura global y de la pertenencia a la Unión Europea, explicando los factores
de localización, la distribución territorial, las tipologías espaciales resultantes y las tendencias
actuales de las actividades productivas en su relación con el espacio geográfico.
Este criterio permite evaluar el conocimiento de los procesos de aprovechamiento, transformación e
intercambio económico y social de España, enmarcados en la Unión Europea.
6. Analizar las cuestiones demográficas en España, su dinámica y estructura; reconocer sus
desiguales consecuencias espaciales, sus perspectivas de futuro y el consecuente proceso de
deterioro medioambiental.
Otro de los aspectos que se deben evaluar es la población y su problemática, con especial atención a
Andalucía. Este ámbito de contenidos da lugar a un amplio desarrollo actitudinal y procedimental y a la
construcción de conceptos sociales básicos.
7. Identificar los elementos de la estructura de una ciudad y su dinámica, y explicar los efectos de la
organización social en la vida actual y la transformación del medio rural.
Este criterio completa el anterior, al introducirnos en la concepción del poblamiento y su estructura
tanto urbana como territorial. El conocimiento del patrimonio urbano, de la vida social y de su
problemática es imprescindible para el ciudadano de hoy.
8. Analizar la organización político-administrativa española y sus efectos espaciales; valorar la
desigual distribución de recursos y de riqueza en las distintas comunidades y conocer las políticas
europeas de desarrollo regional.
La realidad geográfica española exige conocer su diversidad y su estructura territorial, especialmente a
partir de la Constitución de 1978. Este conocimiento es la base de la conciencia ciudadana y de la
participación en la mejora del proyecto de una sociedad diversa.
5.2. Procedimientos e instrumentos de calificación
La evaluación será continua y formativa. Tendrá como objetivo comprobar la adquisición de los
objetivos propuestos en la programación didáctica, la realización de las actividades reseñadas en los
procedimientos y la actitud de los alumnos. Las pruebas de evaluación se realizarán siguiendo el
modelo de selectividad, salvo las excepciones que marquen la propia unidad didáctica en cuestión.
En cuanto a los instrumentos de evaluación tendremos presentes fundamentalmente los siguientes:
1.- Pruebas escritas sobre los contenidos explicados en clase:



Sobre el vocabulario y nombres propios de las unidades dados al alumno.
Pruebas objetivas, tipo test…
Desarrollo de un tema o cuestiones teóricas concretas.
Análisis y comentario de diferentes tipos de fuentes geográficas dirigidos de actividades
realizadas en clase sobre textos, mapas, gráficas, láminas, datos estadísticos, etc.

67

2. Las actividades obligatorias y voluntarias que puedan establecerse en cada una de las unidades
didácticas. Especial relevancia presenta la realización de una exposición y presentación de prácticas
relacionadas con las aparecidas en las Pruebas de Acceso a la Universidad. Deberá concretarse en una
al menos por trimestre y alumno.
3. Las anotaciones del profesor en su cuaderno de clase, en las que valorará: la actitud del alumno, el
interés, su participación en clase, la relación con sus compañeros, las respuestas a las preguntas del
profesor, su esfuerzo y afán de superación, etc. Observaremos también el trabajo diario, la claridad, el
orden en la exposición, el esfuerzo y los logros alcanzados.
4. Respecto a la corrección ortográfica se tendrá en cuenta a la hora de calificar, así como la
presentación, el orden y la claridad expositiva
Estos instrumentos se tendrán el siguiente peso porcentual, de acuerdo con los criterios de calificación,
acordados en el Departamento de Geografía e Historia:
A) Exámenes parciales. Se calificarán según el modelo de las Pruebas de Acceso a la Universidad,
valorándose hasta 3 puntos el contenido del tema, 4 puntos el análisis de la práctica y 3 puntos
la terminología geográfica. Supondrán el 80% de la calificación.
B) Análisis de prácticas y otras posibles actividades realizadas a lo largo de la evaluación. Podrán
aportar hasta el 20% de la calificación. El profesorado matizará dicha calificación con la
consideración de aspectos vinculados al esfuerzo, interés, participación, etc… Igualmente se
contabilizará el libro de lectura elegido como un punto añadido a la nota aprobada en el último
trimestre.
Los alumnos/as recibirán tanto en clase como mediante correo electrónico la oportuna información
sobre los criterios de corrección de la materia en las Pruebas de Acceso a la Universidad, tal y como se
van a aplicar en esta asignatura a lo largo del curso.
Se propone establecer como criterio de recuperación la superación continua, el esfuerzo mantenido, la
asistencia habitual a clase, criterios observables a lo largo del curso; ello puede conllevar, a juicio del
profesor responsable, la no realización de pruebas trimestrales (siempre que los exámenes realizados
superen el 3.5 y la media salga aprobada sobre 5 puntos). Al final del periodo ordinario de clases, se
efectuará una prueba global de recuperación al alumnado que no haya superado la valoración positiva,
tomando como referencia las opciones de selectividad. Si un alumno/a no aprobara en la convocatoria
ordinaria de junio debería presentarse a la extraordinaria de septiembre.

La calificación final será la nota ponderada de las calificaciones de cada evaluación, de acuerdo con los
criterios expuestos anteriormente. Para que un alumno/a apruebe la asignatura debe tener igualmente
una nota final de, al menos, 5 puntos. Por último, debe haber superado dos evaluaciones o trimestres,
como mínimo, para poder efectuar el proceso de evaluación continuada. En las calificaciones de
evaluación el alumno deberá contar como mínimo con una nota de 3.5 puntos en las pruebas escritas
para poder alcanzar, al menos, la nota de 5 puntos con la aportación de las calificaciones
correspondientes a trabajos y actitud. De no ser así la evaluación no se considerará superada.

Se realizarán, como mínimo, dos pruebas escritas por evaluación. En las pruebas de evaluación se
tendrá presente agrupar las unidades didácticas en bloques temáticos. Asimismo, se podrá hacer, a
criterio del profesor, una recuperación por cada una de las evaluaciones no superadas. Ésta consistirá
en una prueba escrita a cuya nota se le añadirá las calificaciones correspondientes a las actividades y

68

actitud obtenidos en la/s evaluación/es. Si se realiza dicha prueba de recuperación, no será calificada
por encima de 5 puntos; en todo caso, el criterio esencial es el de evaluación continua.
Al respecto, las faltas de asistencia a pruebas escritas requerirán de la justificación documental
correspondiente. En este caso, el alumno realizará dicha prueba dentro del proceso de evaluación y
recuperación correspondiente. Igualmente, debe considerarse que los alumnos que superen el límite
de faltas de asistencia mínimo, según indica el ROF (Reglamento de Organización y Funcionamiento),
perderán el derecho a la evaluación continua,
Los alumnos que no alcancen la calificación positiva en el mes de mayo deberán realizar una prueba
final que versará sobre toda la materia. Para superarla se tendrán en cuenta el trabajo diario y el grado
de compromiso que ha tenido a lo largo del curso, así como los resultados obtenidos en relación a
objetivos, contenidos y criterios de evaluación de la materia.
En el caso de no superar la prueba ordinaria de mayo, el alumnado suspenso deberá presentarse de
forma obligatoria a la Prueba Extraordinaria de septiembre en la fecha que determine en su momento
la Jefatura de Estudios del Centro. Podrá optarse por solicitar durante el periodo vacacional un
conjunto variado de actividades, relacionadas con las unidades didácticas desarrolladas durante el
curso; estas actividades tendrán una repercusión directa en la nota final de la Prueba Extraordinaria.
En el presente curso, pretendemos llevar a cabo diversas experiencias, que tendrá como núcleo central
la aplicación de las tecnologías de la información y de la comunicación, mediante la puesta en práctica
de la tutoría en línea y la utilización de un aula virtual; en estos sitios, ubicados en servidores
generalistas, se desarrollarán documentos que faciliten el conocimiento de calificaciones, encomendar
trabajos a distancia (voluntarios u obligatorios), sugerencias, programación, calendario de pruebas,
etc.; esto requerirá el uso de los portátiles en el aula, al igual que la búsqueda de materiales y recursos,
junto a la realización de determinadas actividades por parte de los alumnos y alumnas. Esta activa
colaboración y participación del alumnado tendrá su correspondiente repercusión en las notas en los
apartados de procedimientos y actitudes.
5.3. Secuenciación del proceso evaluador
La distribución de las unidades didácticas a lo largo del curso será la que sigue:
Primera Evaluación

Segunda Evaluación

Tercera Evaluación

1, 2, 3, 4, 5, 6, 19

7, 8, 9, 10, 11, 12, 13,

14, 15, 16, 17, 18

6. LA ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD
La atención a la diversidad se plantea en Bachillerato de modo diferente a como se establece en la
ESO, teniendo en cuenta que se trata de un nivel de enseñanza no obligatorio y de orientación
mayoritaria, aunque no exclusiva, hacia la Universidad.
No obstante, también en esta etapa cabe establecer un cierto grado de flexibilidad. Los tres tipos de
contenidos de Geografía de España (conceptos, procedimientos y actitudes) pueden tratarse con
distinto grado de dificultad y exigencia, desde un nivel más elemental, que correspondería a los
contenidos mínimos, hasta una mayor profundización y ampliación.
En esta programación, los conceptos, a la vez que se tratan con un nivel de profundización importante,
propio de un segundo curso de Bachillerato, se organizan de manera clara y estructurada, de modo
que sea posible su lectura a distintos niveles de profundidad y resulten fácilmente esquematizables.

69

Los procedimientos se trabajan mediante actividades distintas y con diferente grado de dificultad; unas
elementales, otras más complejas y algunas de ampliación, que permiten también atender a la
diversidad “por arriba”.
En todo caso, es el profesorado el que debe seleccionarlas y decidir el nivel de dificultad que presentan
en función de las características de su alumnado.
7.- ACTIVIDADES DE ESTIMULACIÓN AL HÁBITO DE LA LECTURA Y EXPRESIÓN ORAL
En el desarrollo del temario se invita al alumnado a leer ciertas obras relacionadas con la geografía que
abren sus miras hacia un mundo hasta ahora desconocido para ellos. La lectura y presentación de un
trabajo mediante un guion facilitado supondrá 1 punto sobre la nota aprobada de la evaluación final.
Entre las obras seleccionadas destacan las siguientes, aunque no tienen porqué ser estas, ya que existe
un amplio abanico de obras donde se relaciona la geografía y literatura:


























Miguel de Unamuno “Por tierras de Portugal y España”
Miguel de Unamuno “Andanzas y visiones españolas”
Miguel de Unamuno “Paisajes del alma”
Miguel de Unamuno “De mi país”
Camilo José Cela “Viaje a la Alcarria”
Camilo José Cela “Primer viaje andaluz” , “Viaje al Pirineo de Lérida”, “Del Miño al Bidasoa”
Ernesto Sábato “España en los diarios de mi vejez”.
Miguel Delibes “Los santos inocentes”.
Walter Starkie “Aventuras de un irlandés en España”.
Ian Gibson “Viento del sur”.
Ian Gibson “Un irlandés en España”.
Carlos Garrido “Castillos en el mar”.Paisaje, historia y sensibilidad de las Islas Baleares.
Ander Izaguirre “Cuidadores de mundos” sobre el País Vasco y Navarra.
David Fernández de Castro “Crónicas ibéricas” Tras los pasos de George Borrow, vendedor de
biblias en el siglo XIX
Pedro Cases “El Ebro” Viaje por el camino del agua.
Julio Llamazares “Las rosas de piedra” recorrido por la geografía de las catedrales.
Abel Hernández “Historias de la Alcarama” región de la castilla soriana.
Isidro García Cigüenza “ Bandoleros en la serranía de Ronda”
Mª José Pérez Berrocal “Andalucía mágica”.
Alastair Boyd “ De Ronda a las Alpujarras”
Antonio garrido Domínguez “Viajeros americanos en la Andalucía del XIX”.
Carlos del Pozo “Raíles sobre el mar” sobre la comarca del Maresme.
Juan Pedro Aparicio” El Transcantábrico”.
José Castaño Posse “ una excursión por las médulas .1889”
Antonio Javier Arteche “Por la Sierra de Guadarrama con el Arcipreste de Hita y con otros
personajes singulares”
Juan Eslava Galán “Viaje a la costa de las ballenas”. Una excursión por el transcantábrico.
Antonio Ferres y Armando López Salinas “ Caminando por las Hurdes”

70

6.- ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES ORGANIZADAS PARA EL PRESENTE CURSO
Se tiene previsto realizar un recorrido por la Sierra de Córdoba, una visita al casco urbano de la ciudad
de Córdoba, así como un sendero por la Subbética cordobesa (Centro de Interpretación Santa Rita,
Cabra) y una vista al barrio de La Villa de Priego de Córdoba.

71