You are on page 1of 7

 

 
 
 
 
 

10 piezas clave
La carta universal de Juan de la Cosa

Carta Universal
1500, Puerto de Santa María
(Cádiz)
Juan de la Cosa
1 carta: pergamino; ms.; col.;
96 x 183 cm.
MNM CE257

En 1500, en el Puerto de Santa María (Cádiz), el marino cántabro Juan de
la Cosa trazó esta carta por encargo del obispo Fonseca para mostrar a los
Reyes Católicos los nuevos descubrimientos realizados entre 1492 y 1500,
la extensión de su imperio ultramarino y las conquistas llevadas a cabo
por otras potencias europeas rivales.
La importancia de la carta radica, entre otros aspectos, en ser la primera
carta náutica conservada que incluye la representación de América. De
este modo, recoge los descubrimientos hechos por Cristóbal Colón en sus
tres viajes, los de Ojeda, Vespuccio y Caboto. Parece que Juan de la Cosa
había acompañado a Colón en dos de sus viajes o incluso en tres y a
Ojeda en dos. En total había realizado siete viajes a Indias.


 

 
 
 
 

La idea de que esta carta fue realizada para la corona está fundamentada
en su tamaño, en la riqueza de los materiales empleados y en el valor
artístico de la misma, así como en el hecho de que, de no ser de este
modo, habría sido muy difícil que Juan de la Cosa hubiera tenido acceso a
la exhaustiva información que recoge, de gran actualidad. Sin embargo,
poco se puede afirmar al respecto ya que la carta no está documentada ni
en el momento de su realización, ni en los años posteriores. Este silencio
se

prolonga

hasta

que

en

el

siglo

XIX

reaparece

en

París

–su

descubrimiento en Francia ha dado pie a pensar que esta obra fuera
robada durante la guerra de la Independencia–. Depositada en la Casa de
la Contratación desaparece y es entonces cuando el barón Walckenaer la
compra en una almoneda de París. Al morir el barón, el erudito español
Ramón de la Sagra advirtió a las autoridades españolas de su venta en
pública subasta en 1853. Informado el Ministerio de Estado, la delegación
española en París recibió el encargo de adquirirla por cuenta del Depósito
Hidrográfico. Cuando en el siglo XIX se crea el Museo Naval de Madrid, los
fondos del mencionado Depósito Hidrográfico, entre otros, pasaron a
formar parte de su colección, y con ellos la carta de Juan de la Cosa, que
sería considerada hasta la actualidad una de las joyas de esta institución.
Está realizada en pergamino, con dos pieles de ternera unidas por su lado
menor constituyendo unas dimensiones totales de 96 x 183 cm. Se puede
apreciar en ella el estrechamiento o cuello en el lado oeste propio del
aprovechamiento de la piel animal. Este formato, muy frecuente en las
cartas náuticas, facilitaba su enrollado y desenrollado al dejar al exterior
dicho estrechamiento.
Actualmente, la carta se encuentra reforzada en las lagunas del
pergamino y en todo el contorno con piel de Rusia, entelada toda la
superficie y claveteada a un marco de madera contrachapada de 5 mm.,
recubierto de seda y dispuesto en posición horizontal. La carta presenta
algunas faltas por lo que a veces resulta difícil apreciar ciertos detalles.

 

 
 
 
 

Desde el punto de vista cartográfico, el origen de este mapa es una carta
náutica. Como rasgos característicos podemos señalar los siguientes:

Las Antillas tienen un trazado claro.

La información de las costas de África

procede de fuentes

portuguesas.

La información de Europa está tomada de los portulanos.

La información sobre Asia procede de los viajes de Marco Polo y
otros viajeros italianos.

Las costas están perfectamente definidas. Todos los accidentes costeros,
tales como bahías, cabos o golfos, están dibujados. Además, la línea del
litoral está plagada de topónimos correspondientes a las ciudades y
puertos, escritos en negro o rojo, reservando este último color para
facilitar la localización de los lugares de mayor importancia. Los topónimos
aparecen dispuestos de forma perpendicular a la costa y en el interior, a
excepción del continente americano y las islas de pequeño tamaño donde
se hace por fuera, debido a que el primero está representado en verde y
en las islas no hay cabida para la escritura.
Asimismo, el mapa está totalmente cubierto por un entramado de líneas
que forman la red de rumbos, indispensable como guía en la navegación
de estima con brújula. En los dos ombligos y en algunos de los nudos de
esta red de rumbos se policroman rosas de compás. Además a través de
la red de rumbos, los vientos aparecen representados de manera
antropomorfa.


 

 
 
 
 

Bibliografía

CEREZO MARTÍNEZ, R. “Anotaciones viejas y nuevas sobre la Carta
de Juan de la Cosa”. Separata de Actas das VIII Jornadas de História
Ibero-Americana.

XI

Reuniao

Internacional

de

História

e

da

Hidrografia. Lisboa, 2003.

CEREZO MARTÍNEZ, R. La Cartografía náutica española en los siglos
XIV, XV y XVI. C.S.I.C. Madrid, 1994.

CEREZO MARTÍNEZ, R. La carta mapamundi de Juan de la Cosa.
Instituto de Estudios Marítimos “Juan de la Cosa”. Consejería de
Educación, Deporte y Bienestar social. Santander, 1986.

GONZÁLEZ-ALLER HIERRO, J. I. Catálogo-guía del Museo Naval de
Madrid, 3. vols. Vol. 1, pp. 633-634. Ministerio de Defensa,
Secretaría General Técnica, D.L. Madrid, 2007.

MARTÍN-MERÁS, L. Ficha de catálogo nº 1. Cristóbal Colón y los
taínos, p. 57. Catálogo de la exposición celebrada en Torreón de
Lozoya, Salas de Palacio. Segovia, 2006.

MARTÍN-MERÁS, L. Ficha de catálogo nº 13. Tesoros de la
cartografía española: catálogo de la exposición organizada con
motivo del Congreso Internacional de Historia de la Cartografía.
Biblioteca Nacional. Madrid 2001.

MARTÍN-MERÁS, L. Cartografía marítima hispana: la imagen de
América. Lunwerg, D. L. Barcelona, 1993.

SILIÓ CERVERA, F. “Geografías múltiples para una nueva imagen
del mundo: la carta de Juan de la Cosa”. Juan de la Cosa y la época
de los descubrimientos, pp. 69-83. Catálogo de la exposición
celebrada en el Palacio de Manzanedo, Santoña. Sociedad Estatal de
Conmemoraciones Estatales. Madrid, 2010.

VASCÁNO, A. Ensayo biográfico del célebre navegante y consumado
cosmógrafo Juan de la Cosa y descripción é historia de su famosa
carta geográfica. Tipográfia de V.Faure. Madrid, 1892.


 

 
 
 
 

Galería fotográfica