You are on page 1of 4

1.

INTRODUCCIÓN
A lo largo de la historia, la figura femenina se ha conformado con los roles
que se le preestablecieron por el solo hecho de ser mujer. Recién hacia el
siglo XIX, ha logrado comenzar un proceso de inserción y equidad, que le
permiten en la actualidad poder desarrollarse como un sujeto libre y
autónomo, capas de elegir y decidir sus funciones dentro de la familia y la
sociedad.
Hacia fines del siglo XIX, las mujeres abandonaron sus sueños de
convertirse en madres y esposas, para transformarse en trabajadoras y
profesionales, luchando por romper las cadenas que las hostigaban a una
vida subordinada.
Fueron muchas las mujeres que lucharon por sus derechos, como Clara
Campoamor, una mujer muy destacada por la lucha de los derechos de la
mujer y una de las principales impulsoras del sufragio femenino en España.
Otras de las mujeres que destacaron fueron Alice Paul y Ángela Acuña, esta
fue una de las primeras mujeres en obtener una licenciatura en derecho.
2. LA MUJER DIRECTIVA,
EMPRESARIAL Y SOCIAL

PRINCIPAL

AGENTE

DE

CAMBIO

Las mujeres, a pesar de su buena preparación técnica, todavía no llegan en
número suficiente a los órganos directivos de las empresas, teniendo menos
igualdad en cuanto a la remuneración de su trabajo (ya que las mujeres
suelen tener un salario más bajo que la de los hombres)
Sin embargo, los cambios en el entorno global de la empresa hacen que se
valore más el estilo de liderazgo femenino y lo hace emerger. Actualmente
se encuentran mujeres ocupando cargos tanto en los Consejos como los
Parlamentos.
La presencia de mujeres en los Consejos de Administración contribuye a una
mejor comprensión del mercado, aumenta la habilidad de las empresas para
entrar en nuevos mercados, promueve la creatividad e innovación
empresarial. El liderazgo femenino favorece el desempeño de las
organizaciones
Entre los objetivos de la UE están que en 2015 haya un 30% de mujeres en
los Consejos de Administración y en 2020 un 40%.
3. PRESENCIA DE LA MUJER EN LOS CARGOS DIRECTIVOS
Como podemos observar hay una evolución en los cargos directivos
ocupados por mujeres en las empresas españolas partiendo del año 2004
con un 14% hasta el 2014 con un 22%, subiendo un 8% el porcentaje de
cargos directivos.

la presencia de la mujer en los cargos directivos no se corresponde con su peso entre la población española con estudios universitarios. Además. .El porcentaje de cargos directivos ocupados por mujeres media mundial: 24% y a nivel europeo 23%.

pdf http://www. 4. las mujeres al igual que los hombres estamos capacitadas para ocupar un cargo directivo.El Sector Público. ya que las mujeres tienen la posibilidad de seguir accediendo a un mayor nivel de jerarquía y responsabilidad dentro de las empresas. En definitiva. BIBLIOGRAFIA http://www.org/cat/downloads2/20.catdem. ya que estamos siendo protagonistas de un cambio cultural importante.020_informe_moragas_es.grantthornton. 5.es/publicaciones/estudios/GrantThornton-estudio-Mujeres-directivas-2014. que avanza lentamente y va transformado la sociedad en la cual vivimos. Para ello uno de los efectos que debemos evitar es el efecto techo cristal. que limita el ascenso laboral de las mujeres al interior de las organizaciones.pdf .cl/wp-content/uploads/2009/11/Rol-dela-mujeren-la-gran-empresa-FINAL2010. siendo el resto porcentajes muy bajos.pdf http://www.udd. seguido por Salud y Entretenimiento. es donde más mujeres ocupan puestos directivos. CONCLUSION Las mujeres a lo largo de los años se han enfrentado al desafío de alejarse de los esquemas tradicionales como el ámbito familiar para seguir evolucionando a nivel laboral actualmente.