You are on page 1of 15

VOCES

:
DAÑOS Y PERJUICIOS ~ PRUEBA ~ RELACION DE CAUSALIDAD

Subject: RELACION DE CAUSALIDAD - Fallo: Quinteros, Francisco
Sebastián c. Obras Sanitarias de la Provincia de Catamarca - NOTA A
FALLO DE Prevot, Juan Manuel
FALLO
Tribunal: Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, del Trabajo y
Minas de 1a Nominación de Catamarca(CCivComTrabyMinasCatamarca)
(1aNom)
Fecha: 09/06/2005
Partes: Quinteros, Francisco Sebastián c. Obras Sanitarias de la Provincia
de Catamarca
Publicado en: LLNOA 2006 (junio), 585 - LLNOA 2006 (agosto), 744, con
nota de Juan Manuel Prevot
2ª Instancia.— San Fernando del Valle de Catamarca, junio 9 de 2005.
¿Es justa la sentencia apelada?
El doctor Contreras dijo:
1.) a) El actor, al considerar que las "grietas" y "hundimiento" de techos,
paredes y piso, respectivamente de su vivienda, que estructuralmente la
dejaron inapta para habitarla, fueron ocasionados por las zanjas abiertas por
Obras Sanitarias que al llenarse agua en tiempos de lluvias permitió el
anegamiento de los terrenos cercanos y el hundimiento de la finca de su
propiedad, planteó la presente demanda por "daños y perjuicios" en contra
de esta última empresa, y también en contra de la Municipalidad de la
Capital por no ejercer la actividad de "contralor" en los trabajos realizados
en la "vía pública".
b.) El pronunciamiento emitido, luego de rechazar la defensa de "falta de
acción activa" opuesta por los codemandados, desestimó también la
demanda al estimar, luego de analizar las distintas pruebas periciales
cumplidas, "que en autos no se ha logrados establecer científica y
técnicamente el nexo causal entre las conducta de los accionados y el daño
sufrido por el actor en su vivienda".
2.) Apeló el demandante.
Por la memoria de fs. 371/377, no respondida por los coaccionados, la
interesada se agravia, en lo primordial, por lo siguiente:
a) No se tuvo en cuenta que la pericia topográfica se ha realizado en agosto
de 2000 y el siniestro, por el contrario, data de febrero de 1998;

372 vta.). e) finalmente se agravia por la imposición de las costas a su cargo. cit. Y ello. mientras que la inspección ocular cumplida por la juez de grado como medida preliminar. d) que la incidencia del agua acumulada en las zanjas en el daño sufrido por el inmueble. de manera que. 3. en la responsabilidad civil. porque la razón esencial es que la responsabilidad civil supone un daño causado por un hecho que obliga al demandado. 377 del ritual. correspondía inexorablemente a ellas acreditar que el daño sufrido se debía a una causa distinta o al menos no provenientes de las aguas acumuladas en las zanjas. en dejar una zanja abierta que ha permitido su anegamiento. cuando. fuera de otros peligros colaterales. adversamente a ello. N° 1. se constata que el "hundimiento afecta a toda la casa". ha quedado acreditada "únicamente" por los testigos y el inspector de la Municipalidad que realiza el informe que culmina con el dictamen de "demolición" por hundimiento e inhabitabilidad. a sólo dos meses del siniestro. no ha quedado establecido el nexo de relación con el obrar que se atribuye a la contraria según la cual las aguas que han colmado la zanja. lo cierto es que subyace una cuestión previa a todo ello y que tiene que ver con la "acción causal". O sea. aut. cit.b) Que conforme a la responsabilidad "objetiva" que le cabe a ambas codemandadas. se escurrieron subterráneamente por la heredad de la actora afectando su fundación junto a la seguida ruina de la edificación en los términos antes descriptos. en razón que la apelante da por consagrada la inversión de la carga probatoria en cabeza de la accionada. muy laboriosos—. 96). "Doctrina Judicial. implica imponer a la demandada la demostración de un hecho negativo como propiamente lo postula la apelante sosteniendo que la accionada. p.. se destaca un aspecto que con prescindencia de los daños que nadie discute y hasta de la culpa misma que pudiere haber por parte de O. si se pone de relieve que es atribuible a una causa extraña. 97). c) Que la pericia refiere a daños sufridos en las "paredes relacionadas con núcleos húmedos".) El recurso no puede prosperar. p. S. recae sobre el actor la prueba de tal relación causal. de González. Pero es que. aut. Solución de casos". falla el presupuesto mismo de la acción. básicamente. enseña Matilde Z. "ibiden". dado que sostener lo contrario. de conformidad al principio que regla el art. Lo anterior viene a cuento. no es la gravedad de la culpa sino la eficiencia causal que el hecho haya tenido en el resultado lo decisivo para determinar la imputación del daño al demandado o la víctima (conf. Porque claro. Creo pues. da por . que dentro del catálogo de agravios que la interesada expone —por cierto. (conf. no acreditó que el daño "no haya procedido de la zanja donde se acumuló (el agua) en la fecha del siniestro" (fs.

del mismo modo que. principalmente. se ha indicado como prueba vital en la acreditación de éste extremo. como lo señala la sentenciante anterior en apreciación decisoria no rebatida. aquél. al señalar que el agua se filtró hacia los cimientos en las condiciones recién descriptas. uno de los agravios centrales se vincula con la afirmación pericial del geólogo respecto a que el hundimiento de la propiedad está localizada en los "núcleos húmedos" de la vivienda cuando. que "introduciendo una varilla de hierro por el hueco que hizo el agua. aut. se sostuvo "que no existe pérdida de humedad a simple vista". afirma que pudo constatar junto a otros compañeros. a la sazón. por el contrario. 1109. . debido a que. "Derecho de daños: la reconstrucción testimonial de la relación de causalidad y la culpabilidad". reconoce otros factores que probadamente se enajenan de la sindicada por el actor como causal adecuada.. fs. de lo que se trata —y conviene insistir en ello— no es una prueba de que el estancamiento de agua en una zanja configura una "cosa viciosa o riesgosa". (sic). no encuentra demasiado apoyo en otros factores. 364). los dos primeros testigos antes identificados. CC). Cierto resulta. todo ello de acuerdo a la constatación personal practicada por la a quo dos meses luego del siniestro como lo reconoce la misma apelante. es discusión que únicamente nacerá luego de probar como mínimo que la consabida zanja ha volcado las aguas en los cimientos de la casa del actor. sin indagar mayormente si en rigor estamos en presencia de una cosa riesgosa o viciosa (art. la misma iba hacia los cimientos directamente de la vivienda de Quinteros". sino la prueba de la relación causal de ésta con el daño. 262/263).) Ahora bien. 161/162. 5. como ya mismo pasamos a tratarlo. en JA 1999-III-836). (conf. fs. Tal presupuesto. que esta última verificación tampoco es determinante para asegurar que por la distancia señalada tal configuración dañosa no podía tener lugar. Bracamonte.) Como ya se dijo. en su etiología. cit. uno de ellos. la declaración de varios testigos que afirmaron efectivamente que el agua acumulada en la zanja se filtraba en dirección de los cimientos (Vergara de Bracamonte. 4. la zanja para el tendido de cloacas se encontraba "distante de la vivienda en más de ocho (8) metros. 144/147. Núñez. sin embargo.hecho que tal condición —zanja anegada— necesariamente es hábil en la producción del resultado dañoso que aquí se pretende restaurar. a fs. Así las cosas. 1113 del CC) o derivada de una acción meramente culposa (art. funcionario municipal para esa época. sin decir cómo llegan a tal conclusión. han abandonado como señala Ghersi su discurso narrativo para transformarse en un discurso/representación. recorrido en el que no se registran grietas ni hundimientos" (fs. sobre todo. del informe ratificado por el Arquitecto Molas. Este último punto de lo declarado. Incluso pues.

265 del ritual. a los sindicados "núcleos húmedos" que ordinariamente posee una vivienda (baños. todo indica en la visión del apelante. también daños en los revestimientos del baño y de la cocina" (sic). no es un dato menor. finalmente. o sea. 364. que la "subsidencia del suelo se debe a la infiltración o precolación vertical de aguas provenientes de núcleos húmedos y de agua de lluvia del techo caída al desagüe pluvial del patio" (fs. Culmina desdibujándose aun más la pretensión apelatoria de la actora. de profundidad. 318). pues al par de no haber sido objeto de crítica recursiva. a no ser que ella se trató de una experticia efectuada casi 30 meses luego del siniestro. y que la misma e inmensa cantidad de agua caída en el propio y limoso terreno junto a que la que volcaron al patio los techos en aquellos lugares que ilustran las fotografías.Empero lo señalado. una fosa modificar la tendencia en la dirección de las aguas. que ello quiere decir "que si corre agua. que la vivienda del actor está ubicada sobre la vereda Este de la calle Avellaneda y Tula. a la presión socavante del agua estancada en la zanja. no tuvieron ninguna incidencia e importancia. Ante este cuadro probatorio difuso. todo se debe nomás. En este sentido recuerda el efectivo "hundimiento de pisos. y que las "rajaduras en paredes son productos de fenómenos geológicos del terreno" (fs. determinándose las pendientes a "simple vista" y sin tomar en cuenta la alteración que a ellas impone una zanja de 1. etc.). nada hay que contradiga la aserción pericial que tiene a los suelos donde se erigió la vivienda como "predominantemente limoso y de carácter colapsible". Esto último. teniendo pendiente hacia el Norte y hacia el Sud respectivamente". a la luz de la proyección acreditante de la pericia topográfica de fs. para indicar. en definitiva. se sigue de lo declarado. que la lluvia sólo y únicamente ha caído en la zanja y que no advirtiéndose la presencia de caños conductores de agua con pérdida o rotura. . 305/308 que la sentencia hace suya en lo pertinente.20 m. esta tenderá a irse transversalmente más hacia el Oeste que hacia el Este en casi toda la calle". no se da precisa cuenta de un modo técnico y que no meramente dogmático. Asimismo informa que de acuerdo a los planos longitudinales con los que ilustra su presentación relacionados con la pendiente. Sin embargo. de cómo la distinta temporalidad puede influir en la determinación de pendientes de una calle y como puede. sobre todo sanitarias. especialmente en la sentada y no rebatida conclusión que establece que "el punto más alto de la calle se encuentra aproximadamente en el centro de la vivienda en cuestión. 341). 161). cocinas. que no es posible excluir del mayor daño sufrido. roturas de muros y de instalaciones. De todo ello no existe consideración apelatoria con el rigor que enuncia el art. Ello se complementa con la afirmación sentencial de fs. igualmente se trata de un dato que el propio Molas relativiza al tiempo de declarar como testigo (fs.

a "contrario sensu". se ha señalado. para ir finalizando. DJJ 135-171. 404/405). ("Cardone c. Sí se advierte. p. 1. aut.) Principalmente relacionado con el valor del dictamen pericial. o pronóstico póstumo u objetivo del resultado . ya que el conocimiento que tiene el perito es ajeno al hombre de derecho y por ello. arg. "Teoría de la prueba y medios probatorios". Borassi". por el contrario. (conf. J. "La prueba en el proceso civil". Hanmurabi. t. En igual sentido. Adversamente a ello nada evidencia como hipótesis desestimatorias de las conclusiones periciales. que ellas adolezcan de lógica en sus fundamentos. Para establecer la causa del daño es necesario hacer un juicio de probabilidad determinando que aquel se halla en conexión causal adecuada con el acto ilícito. p. (conf. pero aun partiendo para ello del mero contacto material que tornaría presumible la adecuación.6. reiterada jurisprudencia —según Arazi— determinó que el apartamiento del dictamen sólo se admite cuando se expresen razones de entidad suficiente que justifiquen esa decisión. ps. Bueres. t. que la parte interesada so color de criticar el fallo en ocasión de expresar agravios.) Desde el ángulo de consideración que intentamos enfrentar el análisis del presente asunto. 621). dudosas. o de firmeza y claridad en sus conclusiones por lo cual esas le parecen improbables. según Devis Echandía. Ed.. el magistrado tiene que fundar su discrepancia en elementos de juicio objetivos que permitan desvirtuar la opinión del experto. Di Módico". absurda o imposible. 906 del CC debe formular ex post facto un juicio de probabilidad. cit. Kielmanovich. 403/404).. Sobre este punto. p. o sea que el efecto dañoso es el que debía resultar normalmente de la acción u omisión antijurídica según el órden natural y ordinario de las cosas. sólo revela la intención de observar las pericias por un supuesto vicio temporal cuando ellas no fueron formuladas al tiempo de corrérseles el respectivo traslado. que la Casación Bonaerense recepta la postura doctrinal según la cual el juez para determinar la relación causal adecuada contenida en el art. la Corte Federal ha dicho que el vínculo de causalidad exige una relación efectiva y adecuada (normal) entre una acción u omisión y el daño: este debe haber sido causado u ocasionado por aquel. "Ferraro c. Ed. 2. (conf. en DJJ 137-9455). el intérprete no puede menos que computar los restantes elementos de juicio para verificar si efectivamente se da o no la necesaria adecuación que permita arribar a una conclusión jurídicamente afirmativa. "Responsabilidad jurídica de los médicos". a no ser el pedido de explicaciones que no hicieron base en tal aspecto de las cosas. (conf. Jorge L. cabe indicar. La Rocca. 297). Rubinzal Culzoni. A. aut. 7. "Teoría General de la Prueba Judicial". que la cadena causal ha de resultar probada en toda su extensión y esa prueba cae en principio sobre las espaldas del acreedor dentro de un marco de comprensible flexibilidad. cit.

Ello pone en evidencia.. tales explicaciones deben limitarse a lo que fue materia de dictamen. según el curso ordinario de las cosas y la experiencia de vida para verificar si ese daño era previsible que se aprecie en abstracto. Kielmanovich. que la prueba producida para demostrar el extremo pertinente no reunía la idoneidad suficiente ni. o analiza con rigor científico las razones que tornan colapsible la superficie. sí considero por el contrario que el recurso deviene procedente. "Cod. 339).. p.". op. (conf. (conf. As. ante un daño cierto. 412). No hubo actividad de este jaez por parte de la interesada. cuando la ley establece una forma más idónea para la demostración de un hecho —en el caso la pericial — los demás medios probatorios no solo deben ser juzgado con más estrictez. cit. debe computarse la . por tales razones. Es decir. Por lo tanto y desde todo ángulo de consideración. 28 y 29). "Responsabilidad Civil y relación de causalidad". aun las practicadas. toda otra prueba es desdeñable. 30.) Atinente a las costas del proceso. (conf. y deben tener por objeto salvar alguna omisión o aclarar una contestación no suficientemente explicitada. 8. cuando en rigor. Morillo-SosaBerizonce. p. 591. se hicieron las reclamaciones específicas antes los órganos de control. en tanto fueron obtenidas por simples impresiones a "primera vista" según lo reconocen. como en el caso de la testifical. y de la Nac. pero sin tantear otros factores importantes como los tocados por las experticias realizadas. nota N° 93). "La relación de causalidad en la responsabilidad civil". I. sino desechados a los fines propuestos. 229). estimo que la apelante no se ha colocado en condiciones de probar el nexo de relación causal adecuado en la generación del daño que imputa a los accionados. factores como la previsibilidad y hasta la verosimilitud de que los daños tengan determinado origen. de Bs. R.dañoso. y se constató la sensible y lamentable pérdida de la vivienda a través de la declaración de "inhabitabilidad" de la misma y la sugerencia de "demolición" de los órganos técnicos y legales (fs. Compagnucci de Caso. p. A ello se agrega. por el contrario. En el caso se ha intentado colocar como elementos de juicio. Es que en el caso no se ha acudido a una demanda por la simple ocurrencia personal del actor de imputar responsabilidades a sendas codemandadas. más aun cuando en materia tan dependiente de puntos de vistas técnico. de Proc. por lo que se exhibe como una situación en la que equitativamente. a no ser un pedido de explicaciones que solapadamente introdujo un "punto de pericia" sobre una "inspección" realizada por otros profesionales (fs. como en el caso de Molas o la arquitecta Bustos. ni tampoco solicitud de inclusión de puntos de pericia a este respecto. podía ser cotejada con una pericial que valora reglas físicas del terreno. Goldenberg. t. que el actor demandó alentado en buena medida por tales antecedentes. p. V-B.

II. . concretamente propicio que con excepción de las costas que se las revoca y distribuye en el "orden causado" en la instancia previa. La relación de causalidad. Francisco Sebastián c. — III. Jueces:la Cámara de Apelaciones Civil. 745 Fallo comentado: Cámara de Apelaciones en lo Civil. en tal aspecto. Causalidad e imputación. Las costas de esta alzada y atento la falta de intervención de las accionada en la sustanciación del recurso. con excepción de las costas que las distribuyen en el orden causado. — II. — . En mérito al Acuerdo que precede y por unanimidad de votos de los Sres. se las impone también por "su orden".— Julio E.) Desestimar. Nada más.) Costas en la alzada por el "orden causado". La doctora Casas Nóblega de García Terán dijo: Que apoyando los fundamentos expuestos voto por las conclusiones antedichas. del Trabajo y Minas de 1a Nominación de Catamarca (CCivComTrabyMinasCatamarca)(1aNom) ~ 2005-06-09 ~ Quinteros.Miguel A. Bastos. el recurso de apelación interpuesto por la actora. Comercial. El caso anotado. El doctor Bastos dijo: Adhiere a los fundamentos expresados y vota por las conclusiones antedichas precedentemente. Causalidad física y causalidad jurídica. Comercial.) Conclusión: Si la ponencia que se acaba de exponer resulta compartida por los señores jueces que me siguen en el uso de la palabra. Juan Manuel Publicado en: LLNOA 2006 (agosto). 9.— María C. Casas Nóblega de García Terán. pues si bien la génesis misma de los daños no ha logrado encajar dentro de la hipótesis de hechos ensayada en su demanda. Obras Sanitarias de la Provincia de Catamarca SUMARIO: I. se desestime el recurso confirmándose el pronunciamiento en todo lo que fue objeto de impugnación por la actora. Contreras. — V. — IV. la superlativa importancia de ellos amerita tal e indiscutible conclusión tornando aconsejable distribuirlas por el "orden causado" haciendo lugar por ende. Prueba del nexo causal. NOTA A FALLO Título: Prueba del nexo causal Autor: Prevot. de Minas y del Trabajo de Primera Nominaciónresuelve I. debiéndose confirmar el pronunciamiento recurrido en todo lo demás que fue objeto de impugnación.eximición de costas. al recurso de apelación.

Causalidad e imputación Sin embargo. es decir para que pueda hacerse gravitar sobre una persona. b) la ilicitud de la conducta lesiva. o respecto de quien por haber contribuido a crear las condiciones para que el menoscabo se concretase es económica o socialmente justo que lo soportase (12). han sido plausibles de una profunda mutación. y d) el factor de atribución o criterio de imputación. El derecho no pudo sino partir de un concepto de causalidad propio de la lógica y de las ciencias de la naturaleza: la llamada concepción "nomológico funcional" de la causalidad. es equívoco buscar un concepto específico de causalidad jurídica. se exige constatar la concurrencia de una serie mayor o menor de factores o condiciones (1). podemos sistematizar en: a) la existencia de un daño injusto. La relación de causalidad Según nuestros más conspicuos autores y jueces. Los operadores jurídicos no son productores sino consumidores de las leyes causales. libre de valoraciones específicamente . el deber de resarcir el daño inferido a otra. poco o nada conserva de aquella concepción psicológica de la cual hablaban los juristas de principios de siglo pasado (10). conducta o situación y el evento de daño (2). que por lo general. el vínculo causal se erige en un presupuesto indispensable de la fattispecie que tiende a imputar el hecho dañoso a quien con su conducta lo ha provocado. dilato sus fronteras y se preciso como la lesión de un interés jurídicamente tutelado (11). apegada imprescindiblemente a la idea de culpa sanción (5) y con la consiguiente reelaboración del sistema en derredor del hecho dañoso (6). sea en su rol de factor de atribución o en su contextura ontológica (9). Cualquiera sea el fundamento de la responsabilidad civil. A diferencia de otrora. c) la relación de causalidad entre el comportamiento. Presupuestos. la idea de culpa o riesgo. y por último el "daño". Por ello puede afirmarse que la decisión sobre la existencia o no de la relación de causalidad es una cuestión de hecho. comunes a ambas égidas de responsabilidad (4). la "relación de causalidad" dejo de ser un obstáculo probatorio inasequible para el dañado (7). o sobre aquel otro que por su particular situación jurídica se estima oportuno responda. la "antijuridicidad" se erigió en una especie de ficción jurídica (8).I. que con el quebrantamiento de la concepción decimonónica de responsabilidad. la "culpabilidad". como presupuestos básicos e indispensables (3). II. es doctrina uniforme que para que aquélla tenga lugar. Así. para que pueda atribuirse responsabilidad civil a un sujeto determinado. es necesario que exista un "lazo causal" que una este daño a ciertos hechos que se imputan al responsable (13).

y otros. que el problema de la individualización del nexo causal se debe descomponer en una "doble indagación" (21): a) una relativa a la imputación del hecho dañoso al autor (causalidad física). y otra cosa muy distinta.normativas. no es esencial la relación entre causa y efecto sino únicamente la cuestión de si el resultado puede serle imputado a su autor. III. Digamos que. A contrario. No es cierto que se responda por causar un daño sin más. no se responsabiliza al encartado (19). es utilizar la causalidad para determinar la relevancia jurídica de las consecuencias económicamente desfavorables irrogadas por aquel evento (23). . Hay casos en los que ha de estimarse la atribución de responsabilidad pese a la inexistencia del vínculo causal (18). Causalidad física y causalidad jurídica Hemos señalado antes de ahora (20). Por el contrario. a) para el derecho. un problema de valoración a resolver con pautas más o menos precisas. y otra b) referente a las consecuencias dañosas que el autor del ilícito debe resarcir (causalidad jurídica) (22). sostiene Guido Alpa. se requiere de una indagación valorativa en virtud de la cual se decide si el causante es o no a quien el ordenamiento habrá de imputarle jurídicamente el menoscabo. La imputación del daño. donde no obstante el enlace causal entre la acción y el resultado. por tanto. el problema de la imputación objetiva es una cuestión claramente jurídica. considerar las que verdaderamente son teorías de imputación objetiva (entre ellas la mal llamada teoría de la causalidad adecuada) como si se tratará de teorías sobre la relación de causalidad (14). un sujeto puede ser declarado responsable y condenado a resarcir los perjuicios irrogados sin que su conducta sea considerada causa material del detrimento (16). b) la imputación objetiva no siempre coincide con la causalidad (17). Una cosa es emplear la causalidad a los fines de imputar un hecho a un sujeto cuando concurren diversos factores a la producción del mismo. o respecto de quien por haber contribuido a crear las condiciones para que el menoscabo se concretase es económica o socialmente justo que lo soportase (15). es una cuestión normativa. Es como si se tuviese que dar respuestas a dos interrogantes distintos: ¿quién es considerado autor del hecho lesivo? y ¿cuánto debe pagar el responsable? (24). ofrecidas por el sistema normativo de responsabilidad. o sobre aquel otro que por su particular situación jurídica se estima oportuno responda. en el sentido que la obligación de resarcir se carga sobre el sujeto que con su conducta ha provocado un daño. No es correcto.

entre otros. Cámara de Apelaciones confirma en lo sustancial el pronunciamiento de grado que rechaza la demanda instaurada por el actor contra el ente municipal local y la dirección de Obras Sanitarias. no regulo de manera sistemática la disciplina causal en su aspecto material (25). y de darse tal circunstancia. o la causalité virtuelle (33). 521 y 901 a 906 (26). V.Nuestro codificador. Ello no se empecé. paredes y piso. presupuso su existencia. no obstante que. a los participios y pretéritos del verbo "causar" u "ocasionar" (arts. bajo las influencias napoleónicas. 1113. a recurrir ha una variada gama de herramientas que tienden a "flexibilizar" la prueba del nexo causal a través de una evidente alteración en los mecanismos probatorios tradicionales. entonces. 1074. Prueba del nexo causal En principio. Aún en supuestos de responsabilidad objetiva. 1109. de la extensión del resarcimiento del daño. impele al actor dar prueba del vínculo causal. Incumbirá. simplificando el despliegue demostrativo que debe llevar a cabo el demandante para el progreso de su pretensión (32). el reclamante siempre deberá acreditar la intervención activa de la cosa en el contexto perjudicial (31). . llegado el caso. la prueba prima facie. sin embargo. etc. IV. cuando menos en su faz primaria o material (27).). 1068. ciertos y determinados "indicios". 1111. que ella presentaba un vicio o que era riesgosa y la producción misma del daño. tal como aparece en forma implícita diseminado en variados preceptos del cuerpo legal cuando recurre. el id quod plerunque accidit. al demandado la carga de demostrar que la condición discutida no fue determinante del perjuicio (29). a propósito de los daños irrogados en su heredad: grietas y hundimiento de techos. pergeñando al efecto un impecable régimen de imputación de consecuencias a lo largo de los arts. no controladas por el ente gubernamental. podrá presumirse la adecuación de la condición (30). Sólo una vez probado el enlace causal en su aspecto material y constatados. se tornará presumible la adecuación de las consecuencias (28). al considerar que tales menoscabos no guardan un "nexo de causalidad" con el anegamiento de los terrenos cercanos ocasionados por las zanjas abiertas cargadas de agua pluvial. 520. Si en cambio. tales como la doctrina del res ipsa loquitur. El caso anotado El fallo de la Excma. se encargo y en detalle.

p. ajustándose en un todo a la doctrina y jurisprudencia dominante que hemos desarrollado precedentemente. 2006-A. p. Derecho de daños. obedecen a otros fenómenos. Elementos". "Responsabilidad por daños". no se ajusta a derecho. PIZARRO y VALLESPINOS. Obligaciones".El pretorio. p. MORELLO. p. 63 y sigtes. "¿Existen en nuestro derecho las presunciones de causalidad?". "Responsabilidad civil de los médicos". el resolutorio anotado resuelve la cuestión (causal) de manera inobjetable. GAMARRA. TRIGO REPRESAS y LÓPEZ MESA. AMEAL y LOPEZ CABANA. "La relación de causalidad en la responsabilidad civil". ALTERINI. IV. t.. t. "Indemnización del daño contractual". p. CASIELLO. "Obligaciones". "Responsabilidad civil". como ser. es decir. así como los inglese de "elementos" del tort. t. Amén de lo expuesto y con justo tino. 222. ALTERINI. 444. PEIRANO FACIO. 920). que a decir verdad. ya que sostener lo contrario. 97 y sigtes. "Derecho de las obligaciones civiles y comerciales". 2006-A. p. que va de suyo. para arribar a la convicción de que la omisión estatal (consistente en dejar una zanja abierta que ha permitido su anegamiento) no tuvo ninguna incidencia causal en la producción de los detrimentos reclamados. 43 y sigtes. "Tratado de la responsabilidad civil". 236. (2) El nexo causal es el enlace o ligazón entre el hecho antecedente y el daño ocasionado (GOLDENBERG. BUERES. p. t. etc. XIX. En conclusión. 39. p. I. LLAMBIAS. el alto cuerpo señala que correspondía al actor dar prueba cabal del presupuesto causal. p. p. MOSSET ITURRASPE. (3) BUSTAMANTE ALSINA. 611. CASIELLO. en compendiosa argumentación. 477. "Responsabilidad extracontractual". "¿Existen en nuestro derecho las presunciones de causalidad?". implicaría imponer a la demandada la demostración de un hecho negativo. la geológica y topográfica). p. 4. 97). o los italianos de "presupuestos o requisitos" del atto illecito (ALPA. p. que la zanja anegada fue la "condición adecuada" de la ruina de su edificación. en LA LEY. 2. (1) Conceptualmente. p.. 920. la infiltración o precolación vertical de aguas provenientes de núcleos húmedos y de agua de lluvia del techo caída al desagüe del patio. 239. t. "Responsabilidad por daños. p. en LA LEY. VÁZQUEZ FERREYRA. hace base en las distintas pruebas periciales (en especial. 111. p. "Teoría general de la responsabilidad civil". 392. III. "Tratado de Derecho Civil. las características del suelo donde se erigió la vivienda. BUERES. . "Tratado de derecho civil uruguayo". Trattato di diritto civile. I. 108. t. los juristas franceses prefieren hablar de condiciones de la responsabilité.

en LA LEY. 92.. (10) La culpa dejo de ser concebida como una "mancha" (EISMEN. Zavala de González. e impr. . p. "Antigiuridicità e colpevolezza". 1. 1994 y sigtes.. "Breves reflexiones sobre ficciones y mitos en el derecho privado". YZQUIERDO TOLSADA. p. "Trattato di diritto civile". "La lesione del credito da parte di terzi". BUSNELLI. 7. en "Comentarios al Código Civil". II. p. crit. "La polivalente función del daño y sus concomitancias con la relación de causalidad". DELL´ANDRO. p. 29 y sigtes. "Il ruolo della colpa nell'attuale sistema della responsabilità civile". 86. v. p. 115 y sigtes.. "La nuova responsabilità civile". 576. RODOTÀ. BIANCA. p. IV. 16 y sigtes. "El daño injusto en la responsabilidad civil". "Il problema della responsabilità civile". p. "Responsabilità oggettiva e causalità flessibile". dir. (7) PREVOT. uno constante: "el hecho dañoso" y otro variable: "el criterio de imputación". en DJ. 32.960. p. voce Antigiuridicità. III.005-F. p. p. ALPA. Es decir que. en Rev. priv. p. en cuanto divide los elementos de la responsabilidad en i) presupuestos constantes: daño injusto (o peligro antijurídico de daño) y factor de atribución. ídem. p. v. t. Il danno.. "Responsabilidad civil contractual y extracontractual". Imputación objetiva y responsabilidad civil. 549. la responsabilidad civil extracontractual.. 391. viene definida por dos elementos.. PONZANELLI. no podemos dejar de traer a colación la inteligible observación de la Dra. 1978. 9 y sigtes. Obligaciones". 43 y sigtes. 13 y sigtes. 68 y sigtes. II. "La responsabilità civile. "Il problema della responsabilità da atto lecito". "Il danno". DE CUPIS. p. (11) DE CUPIS. p. 2. t. 886. en La Ley. que debía ser reprochado o castigado. p. p. COMPORTI. 926. der. p. 13. CARBONE. ii) presupuesto general (no absoluto): relación causal entre el comportamiento y el evento. "Il problema della responsabilità civile". dada la ductilidad de la elucidación. "Diritto civile". 11 y sigtes. "Derecho de las obligaciones". p. 58. I. "Teoría generale delle obligación". en Cont. 1. 262. VIOLANTE.949). "Esposizione al pericolo e responsabilità civile". CASTRONOVO. p.. v.. II. t. en Enc. ALBALADEJO. LLAMBIAS. 131 y sigtes. p. "Resarcimiento de daños". CENDON.. RODOTÀ. "Il profilo della sanzione nella responsabilità civile". "Trattato breve della responsabilità civile". p. PETROCELLI. "La responsabilità civile". "L´antigiuridicità". "La faute et sa place dans la responsabilité civile". p. p. 3 y sigtes.. p. 4. PANTALEÓN PRIETO. t. 75). 2006-734. (5) BETTI. p. I. SALVI. (9) PIAGGIO. en RTDciv. TORREGROSA. p. VISINTINI. 606.(4) Ello no obstante. p. v. "Il fatto dannoso nella responsabilità civile". 59. CIAN. y iii) presupuestos eventuales: la acción. 78. 522. periódico del 20/02/2006. 356 y sigtes.. p. 483. 1444. V. 1989. t. "Tratado de derecho civil. p... (8) DE LORENZO. (6) RODOTÀ. la ilicitud y la culpabilidad (ZAVALA DE GONZÁLEZ. ídem. Presencias de la culpa.

152. p. TRIGO REPRESAS y LÓPEZ MESA. p. p. BUSTAMANTE ALSINA. (20) PREVOT. 202 y sigtes. 312. 277. ídem. responsabilidad. 1995. crit. Le teorie causali: causalità di fatto e causalità giuridica. MAZEAUD. señaló con desazón alguna vez John Fleming (The Law of Torts. MOSSET ITURRASPE. (18) TRIMARCHI. RODOTÁ. "Teoría general de la responsabilidad civil". VISINTINI. "La polivalente función del daño y sus concomitancias con la relación de causalidad". 920. "Il danno extracontrattuale". p. dir. "Responsabilidad por daños. en I fatti illiciti. en LA LEY. "Estudios sobre la responsabilidad civil". p. Elementos"... "Antijuridicidad y relación causal". 832. "¿Existen en nuestro derecho las presunciones de causalidad?". Causalità e . en Riv. "Responsabilidad por daños". "Derecho penal. p. 220. priv. "Derecho penal. 32. p. ORGAZ. p. daños. 2006-A. 2. pocos temas se han presentado más erizados de dificultades que este de la causalidad (COMPAGNUCCI DE CASO. en Rev. 189. t. t. "Tratado de la responsabilidad civil". t. VISINTINI. "Tratado de las obligaciones". p. "Causalidad e imputación objetiva: criterios de imputación".. Parte general". 88.003-2). La causalidad es una peste (Causation has plagued courts and scholars more than any other Tepic in the law of torts). p. 402. 791. agrega el destacado magistrado. (12) Sin desmedro de lo expuesto. "Diritto civile". p. 16. "Tratado teórico y práctico de la responsabilidad civil. V. (21) O "due problemi disitinti" como dice MONATERI ("La responsabilitá civile". Parte general". "El daño resarcible". "Causalitá e danno". MONATERI. VÁZQUEZ FERREYRA. 585. p. "La responsabilità nei grandi orientamenti della giurisprudenza". en Riv. "Tratado de la responsabilidad civil". BIANCA. "Imputación objetiva y responsabilidad civil". (17) Ambas categorías no se superponen (BACIGALUPO. (19) MIR PUIG. "Nuove riflessioni in tema di tutela civile inibitoria e di risarcimento del danno". 582 y sigtes. en DJ. p. 225. 317. p. 582. (16) PREVOT. IV. v. t. CASIELLO. (15) ALPA. II. "La responsabilità civile". "Trattato di diritto civile". t. BOFFI BOGGERO. 2006734. p. der. 255). ídem. 1998. I. 6). p. p.. 218). "Il problema de la responsabilitá civile".84 y sigtes. 5. pero no toda causalidad implica. I. LIBERTINI. dir. p. SALVI.. sin más. p. 1563. Siendo quizás "il profilo più tormentato di tutta la problematica della responsabilità civile" (PONZANELLI. t. 171. delictual y contractual". (14) PANTALEON PRIETO. p. 2006-A. (13) ACUÑA ANZORENA. "La nozione giuridica di danno. II. 41. I. Puede afirmarse que la causalidad establece un límite mínimo de la responsabilidad. TRIGO REPRESAS y LOPEZ MESA. p. priv. p. p. crit. 29. p. 361. "La responsabilitá civile". en LA LEY. 2.

no consideran que el actor esté absolutamente liberado de toda prueba en el tema causal. (24) PREVOT. "La polivalente función del daño y sus concomitancias con la relación de causalidad". porque inclusive quienes sostienen la existencia de tales presunciones. VISINTINI. a la legitimación pasiva y a las eximentes en la responsabilidad civil por productos". 326. ALTERINI y LÓPEZ CABANA. BREBBIA. SALVAT y CAMMAROTA en nuestro país. "Trattato di diritto civile".951. LLAMBÍAS. "La Culpa". Ver ZAVALA DE GONZÁLEZ. basta con revistar las obras de CARRIER. ALPA. p. 2006-A. BRECCIA. 2006734. (28) BUERES. REALMONTE. ZACHARIE.)". siempre se han mostrado reticentes a escudriñar la problemática causal.006. 182. t. FRANZONI. LA LEY. daños. p. MARCADÉ. 3. p.. (25) Esto explica que los autores clásicos del derecho civil no se hayan ocupado en absoluto del tema. Dir. ORGAZ. Le teorie causali: causalità di fatto e causalità giuridica". (30) PREVOT. en Rev. p. (29) En sentido contrario. 627. p. en ED. 3 y sigtes. en LA LEY. en Riv. p. 1986-E. t. "Presunciones de causalidad y responsabilidad". p. (27) TRIGO REPRESAS y LÓPEZ MESA. 239. en I fatti illiciti.. der. 160 MAZEAUD. Comm. o MACHADO. LAFAILLE.. t. quizás por el influjo de la filosofía. "Trattato della responsabilità civile". "La polivalente función del daño y sus concomitancias con la relación de causalidad".danno". Los civilistas. sino con aptitud suficiente como para reputar prima facie existente la relación causal (PIZARRO. Tratado de la responsabilidad civil. en DJ. hay quienes consideran que en ciertos casos existen presunciones legales de causalidad. "Imputación objetiva y responsabilidad civil".003-2). (26) PREVOT. SEGOVIA. p. t. p. Recién con los aportes de ORGAZ. Causalità e danno. lo que sucede es que a diferencia de otros casos esta prueba no tiene que ser acabada y perfecta. 2. 2006-A. 3 y sigtes. TOULLIER. . 791. 57). 1. periódico del 3/02/2.. "Breves reflexiones sobre la prueba del nexo causal". IV. p. p. I. 141. Hechos y actos jurídicos. "Responsabilidad civil de los médicos". (22) GORLA. p. p. 791. (23) PREVOT. p. 341. "Resarcimiento de daños". II. I. "Il rapporto di causalità nel risarcimento del danno". "Algunas reflexiones en torno a la relación de causalidad. "Lecciones de Derecho Civil". 262. 405 y sigtes. en LA LEY. I. 5. 639. 984. Empero.. p. BREBBIA y GOLDENBERG se le dio un tratamiento más respetuoso a la cuestión. 80 y sigtes. la divergencia es más aparente que real. "Le obligación". DEMOLOMBE y LARROMBIERE en Francia. "La nozione giuridica di danno.. "Sulla cosiddetta causalità giuridica (. t. SOURDAT. p. v.

2. en BUERES (Dir. Ver. p. CALVO COSTA. 3 A. t. "Tratado de la Responsabilidad Civil". "Relación de causalidad e infecciones hospitalarias".). p.. t. 575. p.) HIGHTON (Coord. ¿Existen en nuestro derecho las presunciones de causalidad?. Así también.(31) "Du rôle actif de la chose". (32) PREVOT. Código Civil y normas complementarias. 543 y sigtes. al decir de LE TOURNEAU (La responsabilitá civile. 57-2006. en LA LEY. Responsabilidad del estado por la deficiente e ineficaz prestación del servicio de salud. 40). Junio. "Responsabilidad médica. periódico del 28/06/2006. aunque no compartimos la marcada tendencia pro galeno que preconiza el distinguido colega. PIZARRO. Litoral. 629. Causalidad adecuada y daño: una sentencia justa". 2006-A. . CASIELLO. (33) PREVOT. 3. en LL. p. en LL Gran Cuyo. en LL. 920 TRIGO REPRESAS y LOPEZ MESA. Análisis doctrinal y jurisprudencial.006. p. I.