You are on page 1of 16

LA EUCARISTÍA

EN LA VIDA DEL MISIONERO APOSTÓLICO
SAN ANTONIO MARÍA CLARET
Por José María VIÑAS COLOMER, CMF
Introducción
Hay santos cuya experiencia espiritual originaria es la reparación; son personas, ante
todo, sacerdotales, víctimas. A veces, de la vivencia del sacrificio reparador, les nace el
deseo del apostolado directo como medio de disminuir el número de ofensas. En cambio
estamos acostumbrados a considerar al Padre Claret, ante todo, como el servidor de la
Palabra, como el Misionero apostólico infatigable. Pero este misionero apostólico fue
también consagrado sacerdote y, como tal, ministro de la Eucaristía y de la reconciliación;
en este cave brota espontánea la pregunta, ¿Qué significó para el Padre Claret -servidor
misionero de la Palabra- el ministerio de la santificación, especialmente de la Eucaristía?
¿Cómo se integraron estos ministerios en su persona, en su vida y en su apostolado?
Además, como el Padre Claret es el Padre Fundador de nuestra Congregación de
Misioneros, ¿hasta qué punto su vivencia del misterio eucarístico nos afecta, o nos debe
afectar, para vivirla, profundizarla y conservarla, desarrollándola en sintonía con el
crecimiento de Cuerpo Místico?1
Según el plan de la Semana, esta conferencia tiene que responder a la primera pregunta.

1. Formas de su espiritualidad eucarística
1.1. Itinerario eucarístico
E1 Padre Fundador nos ha enumerado las manifestaciones de la piedad eucarística en su
infancia de esta forma: «La Santa Misa, Comunión frecuente y funciones de Exposición del
Santísimo Sacramento, a que asistía con tanto fervor por la bondad y misericordia de Dios»
(Aut 39).
Antonio en la infancia vivió la Eucaristía principalmente como el sacramento de la
presencia real de Cristo en el sagrario y como presencia de Cristo en él por la Comunión.
Ciertamente en la Autobiografía nos ha dejado constancia de la fidelidad en el cumplimiento
del precepto dominical y la devoción en la asistencia a la Misa, pero cuando habla de las
«funciones del Smo. Sacramento» dice que la devoción era «extraordinaria» y que «gozaba
mucho». La Misa, tal como se celebraba entonces, no debía tener mucho atractivo para un
niño. Tampoco sabemos que fuera acólito. Veamos su mismo testimonio.
De la misa nos dice:
«Todos los días de fiesta y de precepto oía la santa Misa; los demás días siempre que
podía; en los días festivos comúnmente dos, una rezada y otra cantada, a la que iba
siempre con mi querido Padre. No me acuerdo de haber jamás jugado, enredado ni

Y les recuerda las exigencias de estas funciones: «Y pues sois como ministros y cooperadores del gran misterio de su cuerpo y de su sangre.» (Aut 36). y entonces debió de "descubrir" la Misa.» (Aut 38). con aquella atención tan fija.. Desde aquel momento celebra diariamente la Eucaristía como un servicio debido a Dios y al pueblo.2. primero al de Sallent que se le había confiado como vicario o ecónomo. al de Cataluña y Canarias. no por el Señor Obispo de Vic. así como la ordenación fue el día de San Antonio. me avergüenzo. Este ofrecimiento no llegó a realizarse hasta casi 20 años más tarde3. Despertado providencialmente de este sueño. estaba siempre tan recogido. durante el primer año de seminarista diocesano sueña en un sacerdocio contemplativo. canté la primera Misa. el 21 de junio. como cartujo. por estar enfermo el de Vich. Acerca de la comunión: «A los diez años me dejaron comulgar. bautizar y predicar» 6. CMF hablado en la Iglesia. Y desde entonces. siempre más frecuenté los santos sacramentos de Penitencia y Comunión. A los 10-12 años se ofrece a servir día y noche a Jesucristo en la Eucaristía 2. con qué devoción y amor!. unas ansias apostólicas que iban más allá de los contornos de un sacerdocio parroquial5. alejaos de todo incentivo de sensualidad. día de San Luis Gonzaga.. En 1850 recibió la plenitud del sacerdocio por la consagración episcopal. día de mi santo Patrón» (Aut 102). pues con grande confusión digo que no estoy. Antes de la ordenación de sacerdote hice los cuarenta días de ejercicios espirituales. Por el contrario. a que asistía con una devoción extraordinaria.. Estas ansias adquieren más claridad e intensidad el día de la ordenación de diácono.. Tened presente que San 2 . celebrante Antonio. -mientras se iba preparando al sacerdocio fue acólito de Mn. «El día 13 de junio de 1835 fui ordenado de presbítero. Porque al diácono toca ministrar en el altar. experimenta poco a poco en su corazón. al que había sido enviado como misionero apostólico.. Claret. -sobre todo en contacto con la palabra de Dios-. «Funciones de Exposición del Santísimo Sacramento»: «Las funciones que más me gustaban eran las del Santísimo Sacramento: en éstas. El Obispo le invita junto con los demás ordenandos a reflexionar «con gran cuidado cuan alto grado de la Iglesia es al que ascendéis. que comparando mis primeros años con los presentes. Patrón de la Congregación. tan modesto y tan devoto. 1. sino por el de Solsona. Pero yo no puedo explicar lo que por mí pasó en aquel día que tuve la imponderable dicha de recibir por primera vez en mi pecho a mi buen Jesús. ni aun ahora. Fortián Bres4. pero ¡con qué fervor. de cuya enfermedad murió el día cinco [tres] de julio. Siendo seminarista. y después.. con aquel corazón tan fervoroso que tenía entonces. como dice la Escritura: manteneos limpios los que manejáis los vasos del Señor.El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas.. gozaba mucho» (Aut 37)..

constancia en el conservarla en el corazón. En categorías de virtudes. En Sallent «Todos los días celebraba la Misa muy temprano. pero el horario estaba sujeto al ejercicio acético del agere contra: «Vi en cierta ocasión a un sacerdote de la casa que todos los días festivos tenía que celebrar la misa muy tarde. diácono. de cuya enfermedad murió el día cinco [tres] de julio. proclamación del mismo con convicción y entusiasmo. Antes de la ordenación de sacerdote hice los cuarenta días de ejercicios espirituales.el Señor me dio un claro conocimiento de lo que significaban aquellos demonios que vi en la tentación» (Aut 101) en el segundo año de filosofía. desde aquel momento y en lo sucesivo. y la ejercitó. la más característica del diácono es. por estar enfermo el de Vich. En el noviciado de la Compañía la celebración pudo ser más contemplativa. Nunca he hecho unos ejercicios con más pena ni tentación: pero quizá de ningunos he sacado más y mayores gracias. fortaleza y fidelidad constante. «Entonces -dice.. CMF Esteban fue escogido por los Apóstoles para este oficio. conversión al Evangelio. Antonio.12)». ante todo. para que pueda decirse de vosotros: Bien hayan los pasos de los que evangelizan la paz. Porque quien sirve al Evangelio tiene que estar dispuesto a cargar con las consecuencias del anuncio. conciencia clara de estar llamado -en palabras de hoy. Patrón de la Congregación. y luego me ponía en el confesionario» (Aut. día de San Luis Gonzaga. Pero el Espíritu da al diácono Antonio. En la ordenación de sacerdote percibe una nueva dimensión. La palabra se hace eficaz en el sacramento. descubre en la imagen del diácono Esteban algunos rasgos muy característicos de su identidad vocacional7. de la libertad por la prisión. «El día 13 de junio de 1835 fui ordenado de presbítero. Por lo que se refiere a la predicación decía: «A los que anunciáis el Evangelio cuidad de exponérselo con las obras vivas. sino por el de Solsona. Esta presencia es sacrificial. como lo conocí el día que canté la primera Misa. con el testimonio de una vida radicalmente evangélica hasta el martirio. 102). y conocí que el tener que estar tanto tiempo en ayunas le tenía algún tanto molesto. pero. no por el Señor Obispo de Vic. contra los espíritus malignos esparcidos por los aires (Ef 6. como un servicio debido a Dios y al pueblo. que fue el 21 de junio. o solo contra los hombres. principalmente por el mérito de la castidad». en la ordenación de diácono.El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas. se siente consagrado por el Espíritu para el anuncio del Evangelio con la palabra.. Como él. La consagración sacerdotal daba a Mosén Claret la capacidad de celebrar la Eucaristía. el celo8: el cual supone docilidad a la escucha de la Palabra. Antonio llegó a tener. aunque él no se 3 . En resumen. Sentad vuestros pies sobre los ejemplos de los Santos al prepararos a publicar el Evangelio de la paz». día de mi santo Patrón» (Aut. o de la vida por el martirio. contra los adalides de estas tinieblas del mundo. así como la ordenación fue el día de San Antonio. de los que anuncian bienes. una comprensión carismática de aquellas palabras: «La iglesia de Dios. sino contra los príncipes y potestades. según Claret. ya que del siervo se exige que sea fiel. Cristo se hace realmente presente en su cuerpo entregado y su sangre derramada. por lo que dice San Pablo: No es nuestra lucha contra la carne y la sangre.al servicio misionero del Evangelio. aunque sea la pérdida del prestigio por la calumnia. 110). siempre apercibida y sobre las armas pelea incesantemente contra sus enemigos.

. yo diría la misa tarde. con toda la gravedad y devoción que me sea posible. 637). para el obispado y para todos los demás»11.El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas. CMF quejaba por esto. dice. lo hacía -especialmente unido a Cristo.. celebraba la Misa en la misma cámara. antes de saber quien era el celebrante. Misionero apostólico. Luego rezaré Maitines y Laudes y leeré la Santa Biblia hasta la hora de la Meditación.la oración mental. y aquel sacerdote la podía celebrar en la hora que yo la celebraba. y oían la Misa todos los de mi comitiva. y aquel resplandor extraño le acompañó hasta la sacristía al volver de celebrar»10. el deseo y la obligación de interceder por su pueblo. En el buque rumbo a Cuba. de la misa estaba precedida y acompañada de mucha oración: «8. movido de compasión. 9. Yo. que se reservaba para celebrar la segunda Misa que había cada día en acción de gracias. Acerqueme y reconocí al Sr. Después de dar gracias. y después media hora en dar y suplicar gracias para mí. Y el sacerdote que celebraba la segunda Misa andaba por turno. Celebraré la santa Misa y después estaré media hora en dar y pedir otras gracias para mí y para los demás» (Aut 645.es una convincente predicación. En Santa Eugenia de Berga lo vieron rodeado de resplandores: «Siendo yo mozo de 15 años. menos uno. dije al Superior que. Trinidad»12 En Madrid. Yo celebré todos los días de la embarcación. se ingenió para no dejar de celebrar la Eucaristía. ¡Así como el agua se junta al vino en el santo sacrificio de la Misa. En Cuba. y observé en el altar del Rosario un resplandor desusado. donde -por la naturaleza del cargo. si no puedo dormir.las ocupaciones podían ser mejor controladas.. por manera que cada día en el buque se celebraron dos Misas. una yo y otra uno de los Sacerdotes. Tendré una hora de Meditación. quienes al efecto abrían entonces las puertas que había en la línea divisoria.) celebraré Misa. la celebración. Creo que a raíz del atentado vivió más fuertemente la Eucaristía como sacrificio: «¡Ay Jesús mío!. y antes. en altar que habíamos armado. celebra la Misa en una infinidad de poblaciones. 4 . si era su gusto y voluntad. Cada día me levantaré a las tres. «Concluida -dice. y me recogeré a las 10.escribe «Cada día [. Las Hermanas y todos los sacerdotes comulgaban. 10. me pondré en el confesionario»9.en la acción de gracias de la misa: «Cada día (. tengo muchos consuelos espirituales. porque a mí no daba pena el desayunarme tarde. En los propósitos de este tiempo -los primeros que conservamos (1843). que era una hora muy cómoda. así deseo yo juntarme con Vos y ofrecerme en sacrificio a la Sma. la misma celebración -por la fe y el fervor. como pastor. Claret en la faz transformada.] celebraré la Santa Misa. senda. singularmente en la Misa y en la Meditación» (Aut 675). Después del atentado de Holguín sintió una intensificación de la experiencia espiritual: «De algunos días a esta parte [enero 1857]. entré en la Iglesia parroquial de Santa Eugenia. y también todas las Hermanas desde su apartamento. Me dijo que ya vería. y el resultado fue que después siempre más me la hicieron celebrar más temprano que antes» (Aut 150). Los testigos afirman que era notoria la piedad con que celebraba la Misa. por turno (Aut 506)..

Parece que el 7 de octubre celebró su última misa. José»16. La preparación para celebrar la Santa Misa era siempre una hora antes. Lorenzo Puig que comúnmente todos los días asistía a la Misa conventual. y aun mucho después con la misma actitud. el día 5 comenzó a sentirse mal.al Siervo de Dios mientras celebraba Misa. «En la mañana del 17. oía la de su capellán. CMF D. Sacramento. Comúnmente decía la santa Misa en el altar de S. el cual ponía las cosas en su punto: «Yo no diré que la Santísima Virgen no le revele muchas cosas. Al convento de las Carmelitas Descalzas de Vic llegó la fama de que la misa del Padre Claret duraba tres horas y que le Virgen le hablaba. El Señor se quería servir de Antonio para hacer frente.para la exageración legendaria. «Vi -dice. el 7 experimentó una mejoría. viéndosele en ocasiones sus ojos humedecidos por las lágrimas y tan profundamente preocupado en la meditación. que me sentí movido a ir muchas veces a observarle para edificarme espiritualmente»17. no experimentaba ningún sentimiento particular. descender al reclinatorio. Al recibirlos hizo su profesión de fe. Después de celebrar su devotísima y edificante Misa. ya para visitar a Jesús Sacramentado. El 8 se agravó su estado de salud y pidió los santos Sacramentos. en cuyo sagrado acto empleaba más de media hora. el Padre Xifré se los administró. Manuel Bertrán de Lis. pero eso de estar tanto tiempo en una misa no es verdad»15. a los males de la Iglesia en España y lo consagró y habilitó con su presencia sacramental el 26 de agosto de 1861. y también de los votos religiosos. que nada se apercibía de lo que a su alrededor pasaba»14 Esta devoción extraordinaria dio pie -ya en vida del santo. Quedé tan impresionado por su recogimiento y devoción. el Padre Prior con toda la comunidad le administró otra vez por devoción. Al año siguiente el Señor cercioró y tranquilizó precisamente en la celebración de la misa: «En el día 16 de mayo de 1862 [.El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas. el Smo. Refugiado en el monasterio de Fontfroide. que recibió con la fe y el fervor que es de suponer» 18. Ministro de la Corona.. permaneciendo toda ella de rodillas. encendiéndosele el rostro en amor de Dios y con tan gran fervor y devoción que a todos los presentes nos conmovía y edificaba. declara que «que al oír la Santa Misa de sacerdotes hasta de muy ejemplares. el 6 continuaba delicado. pero cuando oía la del Padre Claret sentían en su interior una devoción inexplicable. El estado de ánimo oblativo y sacerdotal no lo revela esta nota: «El primer acto del corazón de 5 . Otro testimonio da una visión de conjunto: «En la celebración del Santo Sacrificio de la Misa. aprovechando las horas de alivio en que se hallaba el Arzobispo. Las monjas quisieron cerciorarse por medio del Padre Betriu. y por la tarde a Vísperas y Completas. que muchas las sé ciertas. de un modo eficaz. «dice el P. Y a nosotros mismos -añade el Padre Serrat.al verle celebrar y después de la Santa Misa.] en la Misa me ha dicho Jesucristo que me había concedido esta gracia de permanecer en mi interior sacramentalmente» (Aut 700). parecíanos ver a un ángel»13. durante cuyo tiempo permanecía de rodillas y sin almohadón. y que bajaba muchas veces a la iglesia. pues lo separaba de sí antes de postrarse. Uno de los religiosos cistercienses quiso manifestar en el Proceso de Carcasona la impresión causada en él por la piedad del Santo.. ya para hacer el Viacrucis u otras devociones.

y de repente y como de sorpresa me dijo Jesús: Está bien el libro que has escrito.. con mi buen Padre!» (Aut 40). y algunas había ido a observar cómo las hacía. pero iba a buscar su presencia como cuando era niño: «Cada día . allá. en la misma Iglesia. medio y fin serán imitados por mí con el auxilio y gracia del Señor»19. antes de la procesión que yo debía presidir.. ` «En el día 27 de agosto de 1861.. visitaba al Santísimo Sacramento en las Cuarenta Horas.. CMF Jesús durante la vida y el último fueron una entrega total a la voluntad del Padre para hacer o sufrir lo que quisiese. En el día 7 de junio a las 11. Casi se me hace sensible. entones volvía yo y solito me las entendía con el Señor. pues. con qué confianza y con qué amor hablaba con el Señor. finalmente. Durante la vida dijo Jesús: Mi deber es ocuparme en cumplir los designios del Padre: In iis quae Patris mei sunt oportet me esse (Lc 2. y quedaba allí un rato como extático»20. como lo había notado muchas veces. y estoy continuamente besando sus llagas y quedo. Siempre tengo que separarme y arrancarme con violencia de su divina Presencia cuando llega la hora» (Aut 767). que el día anterior había concluido. «Delante del Santísimo Sacramento siento una fe tan viva.49). Y. abrazado con él. y conocí claramente que me hablaba de este libro. no tenía por lo tanto el Santísimo en casa. Siendo seminarista no vivía en el Seminario..30. Al fin de la vida dijo: En tus manos entrego mi espíritu (Lc 23. Este principio. «Hacía frecuentes visitas al Santísimo -dice un testigo-. después de la Misa en Santa María. .. Cuando concluí el segundo tomo. 1. al anochecer. por más que lloviera. Este libro es el primer tomo del Colegial o Seminarista. que no lo puedo explicar.46). Conservó a lo largo de los años la experiencia viva de la presencia real de Cristo en la Eucaristía. adorador El Santo nos ha confiado su fe en la presencia real de Cristo en la Eucaristía y la viveza ya desde la infancia: «Digo. que además de asistir siempre mañana y tarde.El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas. viendo que se aproximaba al sagrario cuanto podía. también se dignó aprobarlo» (Aut 690). durante la bendición del SantísimoSacramento que di después de la Misa. cuando apenas quedaba gente en la iglesia. ¡Con qué fe. aunque las calles estuviesen llenas de nieve. el Señor me hizo conocer los tres grandes males que 6 . del año 1860. Esta fue la última comunión.3. Claret. estando en oración delante del Santísimo Sacramento con mucho fervor y devoción. nunca omití la visita del Santísimo Sacramento» (Aut 86).

participan de corazón la caridad de Aquel que se da en manjar a los fieles (c f. leída. durante la estancia en Roma con ocasión del Concilio.El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas. 1 Reyes. 13: EA p. 2. Antonio escuchaba al Maestro no en las revelaciones particulares. mi corazón vigilará» (Propósitos 1868. sino en la Sagrada Escritura. durante la estancia en Roma con ocasión del Concilio. Cuando Jesús vivía visiblemente. Ahora no lo vemos pero nos ha dicho dónde podemos encontrarle.» (EA p. En el destierro -París. de confeccionar el sacrificio eucarístico en la persona de Cristo y de ofrecerlo en nombre de todo el pueblo.propone. sin embargo. y. Antonio procuraba tomar el Evangelio como norma de vida y el Maestro le sugería los pasajes y la radicalidad en vivirlos. para hacer la voluntad de Dios. exhortar y a pasar trabajos. a las 6. propone: «3. 7 . 13: EA p. Así el profeta Elías perseguido. 587). Visitar todos los días al Sacramento Sirio. LG 10). Pero de un modo particular el presbítero que por su sacerdocio ministerial. y se ofrezcan diariamente por entero a Dios. ante la pasión. me ofrecí a Jesús y a María para predicar. CMF amenazan a España para hace¡. 581). el que escucha. En este sentido todo el que ha sido incorporado a Cristo tiene que tener corazón sacerdotal (cf. escuchada. propone: «3. y así. él mismo se hacía encontradizo donde la gente vivía o trabajaba. mientras yo dormiré. (Aut 695). asume la situación en una ofrenda voluntaria de sí mismo por amor. «En el día 11 de mayo de 1862.» (EA p. ante el Maestro viviente. que se unan al acto de Cristo sacerdote. en el necesitado. la Eucaristía fue el punto de referencia orientador para toda la vida. en la comunidad. En 1870. por la potestad sagrada de que goza. Para seguir a una persona hay que encontrarla realmente. 587). en la palabra. al alimentarse del Cuerpo de Cristo. En 1870. 581). Su entrega se hace Eucaristía. y el Señor se dignó aceptarme» (Aut 698). mi corazón vigilará» (Propósitos 1868. suplicando a los Ángeles que velen por mí. En cambio Jesús. PO 13). el que cumple.la voluntad de Dios.30 de la tarde. Por eso el Concilio recuerda a los sacerdotes que representan a Cristo señaladamente en el sacrifico de la Misa. en la reserva del Santísimo Sacramento. pero principalmente en la Eucaristía.4). Jesús era tan vivo para él y tan presente como para Pedro. Aquí es donde Antonio encontró al Maestro viviente. Visitar todos los días al Sacramento Smo. Esta escucha viva le llevaba a poner en práctica la palabra que le había llegado al corazón. sufre más que Elías. Desde el día que lo encontró. hallándome en la Capilla del palacio de Aranjuez. se deprime de tal suerte que invoca la muerte para poner fin a sus sufrimientos (cf. «En la cama dirigiré mi corazón al templo más cercano para pensar en el Señor Sacramentado. Juan y para los demás Apóstoles. El anuncio del Evangelio va acompañado de contrariedades las cuales se pueden aceptar de un modo resignado como una exigencia fatal de la fidelidad en el servicio. 19. Configuración con Cristo por la Eucaristía21 Jesús ha descrito al verdadero discípulo con estas palabras: el que me sigue. y a la muerte misma. en el corazón.

mi hermano. Su conducta habitual en el ministerio era asumir las contrariedades por amor y con amor eucarístico. refugio mío y consuelo mío. Yo os amo. fortaleza mía. Vos sois mi Padre. Vivo con la vida de Jesucristo. devoró aquel corazón adorable. No quiero cosa que no sea su santísima voluntad. Al final de la vida. «¡Oh Padre mío!. Yo no quiero más que a Vos. al ver que ya ha cumplido su misión exclama: 8 . en el corazón los sufrimientos. y yo lo poseo lodo en él» (Aut 754).El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas. Esta inmanencia se vuelve presencia eucarística (Aut 694)25. comedlo. Vos sois para mí suficientísimo. «El que me come. para que yo me convierta en Vos. vivirá por mí». y el] Vos y únicamente por Vos y para Vos las demás cosas. ¡Ay Señor omnipotente! Consagradme. Quiere interceder. se ofreció especialmente como víctima. 761). Desde aquel momento. mi esposo. pero con tanto gusto y deseo de consumar este grande sacrificio. en un dar la vida por amor. Haced que os ame como Vos me amáis a mi y como Vos queréis que os ame» (Aut 755). convertir. Señor. un volcán de amor abrasó. Es conocida la frecuencia con el Padre Fundador cite el binomio hacer y padecer (Aut. Al prever los desastres de la revolución del 68. Lleva. «Cuando veo los pecadores no tengo reposo». El corazón sacerdotal se siente solidario de la humanidad. CMF El Padre Fundador no sólo se configuró con Cristo en el estilo de vida sino en los sentimientos del corazón. mi amigo y mi todo. además. la sustancia del pan y del vino se convierte en la sustancia de vuestro cuerpo y sangre. Esto le llevó a descubrir el corazón sacerdotal de Cristo: «Apenas Jesucristo conoció la voluntad del Padre se consagró con el amor más fuerte y generoso. posee una nada. y os añado que todavía vale más sufrir que hacer»23. «No busco. Sí. La Eucaristía no sólo le daba al Maestro viviente sino que le introducía en la misma vida. El Padre Fundador nos ha comunicado esta experiencia espiritual del Misterio Eucarístico -desde la dimensión de la transformación con Cristo. poseyéndome. Conforme aumentan las dificultades y persecuciones en el ministerio apostólico. La configuración evangélica y sacrificial de Antonio con Cristo lo va llevando a la inmanencia: Cristo vive en mí. Él. ni quiero saber otra cosa que vuestra santísima voluntad para cumplirla. En toda su vida santísima no pensaba en otra cosa más que en hacer y padecer. 424. tomad este mi pobre corazón. él quería unirse a Cristo y ofrecerse en sacrificio a la Trinidad24. Tener corazón sacerdotal es vivir habitualmente en una actitud de oblatividad activa que asume por amor en acción de gracias todas las situaciones y las convierte en eucaristía. las alegrías y las esperanzas de todos. sacerdotal. las va asumiendo en la caridad y va haciendo de toda su vida un sacrificio eucarístico. así como yo os como a Vos. Al final de la vida va colocando el sufrir sobre el hacer: «El templo espiritual se levanta haciendo y sufriendo. Como el agua se junta al vino en el sacrificio de la Misa.en estas palabras: «Después de la misa estoy media hora en que mc hallo todo aniquilado. que estaba como en prensa hasta llegar el momento de beber este cáliz y de ser bautizado con este bautismo de penas y trabajos» 22. Con las palabras de la consagración. hablad sobre mí y convertidme todo en Vos» (Aut 756).

aumentad en vuestros corazones el fuego del divino amor por medio de la recepción del sacramento de la Eucaristía.1. y mal podrían comunicar a sus semejantes el amor de Dios y la afición a la virtud si ellos mismos no están inflamados de uno y otra»28 La Eucaristía enciende el celo. San Juan Crisóstomo dice que se comulgue antes de predicar. El Padre Claret nos ha dejado algunos documentos de la precongregación.El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas. Los miembros gustan de unirse a su cabeza. Pastoral eucarística 9 . no puede faltar alguna sugerencia sobre la grande gracia de la conservación de las especies sacramentales (Aut 694. por la Eucaristía. el hierro al imán. Por esto la acción apostólica de Claret podía hacer frente a los males de la Iglesia en España. la cual perfecciona la vida cristiana. docilidad. haciendo de su pecho un trono en que reside. Eucaristía y sentido apostólico La Eucaristía da eficacia a la predicación. En la relación Claret Misionero apostólico y Eucaristía.2. en el que trata de unas reglas de San Francisco de Sales para predicar bien y con fruto. Dice Granada que tiene mucha eficacia el sermón estudiado delante del Santísimo. Esta colaboración personal no puede darse sin la ayuda de la gracia. porque no se puede creer lo horrible que es para los demonios la boca que ha recibido el Santísimo Sacramento27. CMF «Tengo que ser como una vela que arde: gasta la cera y luce hasta que muere. buena vida y buena doctrina. que es la verdad y la vida. pues mal encontrarán la verdad si no la buscan en Dios. disponibilidad. esta gracia viene por la oración. Eucaristía y sentido apostólico. puede venir. también y de un modo excelente. Se reducen a tres: legítima misión. Al hablar de la buena vida. La fuente de la verdad y la vida A los Miembros de la Academia de San Miguel les recomendaba: «Procurarán recibir al Señor con frecuencia en la Eucaristía. su pastoral eucarística 3. 3. El misionero tiene que estar realmente unido a Cristo para que pueda pasar por él su savia salvadora. 3. El Misionero es el colaborador real de Cristo misionero. El Padre Fundador dice que Cristo es Cabeza de los misioneros. Claret. y sobre todo cuando hayan de escribir acerca de materias religiosas. de esta forma el ministro puede actuar en la persona de Cristo. «Si queréis tener actividad para las obras de caridad. recomienda «una gran devoción al Santísimo Sacramento». Esta unión exige una colaboración personal: fe. y yo a Jesús deseo unirme en el Sacramento y en el cielo»26. El fuego hace fuego.700). En el cave del Padre Fundador la conservación de las especies sacramentales le daba una especial unión con Cristo cabeza de los misioneros. como se extiende el incendio en medio de un cañaveral»29. Esta unión se realice en el bautismo-confirmación y en la consagración sacerdotal. Ahora nos interesa el segundo. Haced que este fuego prenda en vuestro corazón y se propague a todas vuestras cosas.

que son el color. al respecto. y nosotros en el sacrificio de la Misa recordamos y continuamos el mismo sacrificio de la Cruz y ofrecemos a Jesús que por su mansedumbre y paciencia es llamado cordero de Dios. y generalmente al día siguiente de nacer. La doctrina se basa en el Concilio Tridentino. sino que aprendemos otras virtudes. o las comuniones generales que duraban marianas enteras. pero no de un modo exclusivo como un pastor protestante. en virtud de las palabras de Jesucristo que pronuncia el sacerdote la sustancia de pan y del vino se convierte en la sustancia de su cuerpo y de su sangre. La Palabra se ordena de por sí a los sacramentos y a la convocación del pueblo de Dios. Claret se sentía llamado ante todo a evangelizar. os decimos que la santa Misa es el sacrificio del cuerpo y sangre de Jesucristo». Jesús instituyó este sacramento de amor y se da por víctima de este sacrificio bajo las especies de pan y vino. En la Pastoral al Pueblo de Santiago de Cuba habla de la Misa en el Punto 11°. b) la promoción de la piedad popular. la casuística de las Sinodales del Arzobispado. obligación. CMF La pastoral sacramental del Padre Claret era consecuencia de la predicación misionera. todos habían recibido el bautismo de pequeños. En Cuba la predicación misionera se ordenaba también a la reconstrucción de la familia por el sacramento matrimonio con la consiguiente legitimación de los hijos.El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas. pues así como el pan se 10 . que quita los pecados del mundo. quedando las apariencias o accidentes del pan y del vino. así Jesús se une con nosotros por `Tracia. Por haber estado la sede vacante por tanto tiempo. piedad y devoción. para que entendiéramos que él mismo es el autor de nuestra vida y el que la conserva. En cuanto a la Eucaristía podernos distinguir en el aspecto pastoral: a) la iluminación catequética. el olor. pues así como el alimento se une con el que lo recibe. Cómo en el ambiente social de entonces. Explica después la naturaleza de la Misa: «Para conservar y aumentar mas vuestra fe. que son el alimento del hombre. el fruto inmediato de las misiones parroquiales era la confesión general y la comunión. a) La catequesis eucarística El misionero apostólico Padre o Arzobispo Claret ha explicado el misterio de la Eucaristía en la catequesis y en otros formas de predicación. Parte de los sacrificios figurativos del AT y concluye: «Los de la antigua ley pronosticaban con el sacrificio del Cordero el sacrificio de la Cruz. Eran extraordinarias las colas de penitentes esperando turno para confesarse con el santo. difícil de cumplir a los que vivían fuera de las ciudades y villas y recuerda. y dígase proporcionalmente lo mismo de la confirmación. y así no solo ejercitarnos la fe. que se conservan en la vida. como la caridad. caridad y méritos. c) la formación de los sacerdotes como ministros de la Eucaristía. También nos enseña la caridad y amor que nos debemos tener mutuamente. después de las misiones administraba la confirmación a muchísimos fieles. y para ejercicio de nuestra fe y demás virtudes ha instituido este sacrifico de la Misa bajo las apariencias de pan y vino: esto es. el gusto. En Madrid permanecía en el confesionario tres horas todos los días esperando a los convertidos en las predicaciones de la tarde anterior. Clarifica en primer lugar la naturaleza del precepto de la misa dominical.

silencio y devoción. 584585). Exhorta a asistir los días de obligación -y por devoción cada día. 1-4: EA pp. a los niños y niñas. sea para participar a la Misa.El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas. pero añade: «El deseo de la Iglesia es que los fieles comulguen muy a menudo.. En Madrid. como lo dice claramente el concilio de Trento por estas palabras: Desearía el sagrado Concilio que en todas las Misas comulguen los fieles (Ses. Su auditorio además de los coristas de San Adrián o los formandos del Colegio Pio Latino son los enfermos en los Hospitales de paisanos y soldados.a la Misa «entera desde el principio al fin con atención. una sola fe y modo de pensar: cor 31unum et anima una»30. sea para las visitas o la adoración. y aun con más frecuencia espiritualmente» (Propósitos 1869. 22 c. Con esta ocasión escribió un vademecum de formación sacerdotal El Colegial o seminarista instruido. y el sacerdote. no le basta ser padre conciliar. Sacramento. En Roma durante el Concilio. dimisionario de Cuba. se sentía responsable en primera persona y trató de organizar el Seminario lo mejor que pudo para que salieran sacerdotes según el corazón de Cristo. Como Arzobispo. no sólo por la Pascua. y también los demás por devoción. Recomienda la adoración en el Jubileo de las cuarenta horas y demás funciones. nos enseña con esto que aunque seamos muchos individuos diferentes. recogidos de potencias y sentidos. sino entre año con frecuencia. sino también hemos de ofrecernos nosotros mismos como víctimas para gloria de Dios y en satisfacción de nuestras culpas y pecados»33. ya haciéndole la corte. quiere continuar siendo el misionero de siempre. manifiesto o encerrado en el tabernáculo»32. Pero admite que pueden rezar el Rosario para evitar el hablar o divagar. después del atentado de Holguín. pensó enseguida en colocar allí un seminario nacional para bien de toda la Iglesia española. sin faltar a vuestros deberes particulares. En Madrid. sacrificador invisible. las conferencias y los escritos como la Carta pastoral al Clero. Y procuró renovar la vida y el ministerio de las sacerdotes por medio de los ejercicios. En las calles y en donde se me presente ocasión. como para prepararse y dar de la comunión. Entre «lo que más inculcaré "oportune et importune"» será enseñar y exhortar [. Item. no hemos de tener más que un corazón o voluntad. Para ayudar a los fieles a ser devotos del Santísimo Sacramento colocó en el Camino recto las fórmulas de oración más adecuada. sacrificador visible. a visitar el Stmo. b) Formador de ministros de la Eucaristía El Padre Claret como servidor de la Palabra ha procurado la santificación de los seminaristas y de los sacerdotes especialmente por medio de los Ejercicios espirituales. a recibirle sacramentalmente. CMF forma de muchos granos de trigo y el vino de muchos granitos de uvas.6)»31. Item. Recomienda el Camino recto porque sigue la Misa paso a paso. únicamente rezando y meditando».] a oír bien la santa Misa en los días que hay precepto. los soldados. consecuentemente de la vida del cristiano: «No baste ni es suficiente para cumplir como buenos cristianos el que asistamos a la santa misa y comulguemos en ella para hacernos más participantes de los méritos de Jesucristo. continuó a dar ejercicios al Clero pero cuando la reina le encargó el Monasterio de El Escorial. Recuerda el precepto de la comunión pascual.. subraya el aspecto expiatorio y sacrificial de la Misa y. Centrándonos en el tema de esta 11 .

pureza y amor de María santísima para tener en vuestras manos al mismísimo Jesús que ella tenía? Sois convidado a un convite divino.. y vuestra alma ¿se halla vestida de la gracia? Cuidado. y da gracias a Dios. habéis de hacer acopio de actos de las virtudes de fe. vos. Esta es la ocasión más oportuna para recibir gracias de Dios. siguiendo el misal. contrición. sesión 23. para la Iglesia. capaz de alimentar al mundo entero!. fervor y devoción»36. no sea que os diga el Señor. Aquél le ofreció su sepulcro. También imprime en su alma un carácter indeleble. es pan que bajó del cielo. el Santo. Esta es la ocasión en que más trabaja Satanás para que el sacerdote se vaya luego y pierda tan buena ocasión. «El primero y principal efecto que cause este santo sacramento es que.. el sacerdote ministro de la Eucaristía. según el Padre Claret. y del fervor de los demás Apóstoles. con aquella devoción y reverencia con que se presentaron José de Arimatea y Nicodemus.. Después. ¿Y estáis adornado de la humildad. es de Ángeles el pan que en ella se come. y trataron el cuerpo de Jesús.. para que entendáis cómo se debe acercar el alma a este celestial convite.El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas. capítulo 1 define el presbiterado de esta manera: «Es pues el presbiterado un Sacramento de la nueva ley instituido por Nuestro Señor Jesucristo... pensad bien antes qué vais a hacer. y para las personas y negocios en particular. y da facultad a los sacerdotes para perdonar los pecados a los fieles que se les presentan con las debidas disposiciones»35. Para fijar como media hora el tiempo de la acción de gracias afirma: «Mientras duran las especies 12 . CMF conferencia veamos cómo debía ser. y además le da fuerzas especiales y oportunas para vencer y superar los obstáculos que encuentra en el desempeño de sus sagrados deberes. Sugiere entretenerse en la meditación además del rezo que trae el misal. y adornaos de la fe viva de San Pedro. y así como los dos hicieron acopio de aromas para sepultarlo según era costumbre de los hebreos.. limpia y purificada aun de manchas leves.. ¡Oh qué pretextos finge! ¡Qué motivos ale-a para que el sacerdote se levante luego y se vaya! Alerta.. esperanza. mas adelante dedica un capítulo (el octavo) a la acción de gracias.. y así. alerta. Los Apóstoles antes de recibirle en la noche de la cena fueron lavados. en que vais a celebrar la santa Misa. del amor (le San Juan. en al altar y la vuelta a la sacristía. y pide gracias a Dios para sí.. va explicado una a una las rúbricas en la sacristía. que es una imagen de Jesucristo. En primer lugar. «Amadísimo sacerdote. cause una gracia sacramental y especial auxilio que el Señor concede al ordenado de presbítero para ejercer dignamente las funciones de su ministerio. Acerca de la acción de gracias dice: «Se retira a un lugar recogido.. ¡Es de Ángeles la mesa. según costumbre de los buenos y fervorosos sacerdotes. El presbítero celebrante. humildad. quomodo huc intrasti non habens vestem nuptialem?. Como si esto fuera poco. Amice. no os dejéis engañar»37. sacerdote eterno según el orden de Melquisedec»35. ¡Celebrar misa!. Acercaos a ese Calvario del altar. basándose en el concilio de Trento. y vos le habéis de ofrecer el corazón. sacerdote. antes de acercaos lavaos bien en el baño saludable del sacramento de la Penitencia. además del aumento de gracia santificante. ¡Reproducir los misterios de encarnación y crucifixión!. que cause una gracia potestativa para consagrar el cuerpo y sangre del Señor.

y sin estos recursos no perseverarán. Dichoso vos si amáis a Jesús. Él es vuestro Padre. Amans est in amato. vuestro Señor. ya expuesto. entregaos todo. 13 . Ego diligentes me diligo. También hemos observado que disminuye la clase de los niños y se aumentan las otras clases. en que por reglamento se haya de comulgar cada mes o al-unas veces por año. sino como bajado de la cruz en el regazo de su santísima Madre. y por viático a los enfermos. dice el Santo. por la Asunción de la Virgen y por el novenario de almas: otros todos los meses. que os ama. no sólo lo contemplareis niño. como a maestro. Comunicadle las penas. vuestro esposo. Las especies sacramentales se dice comúnmente que duran media hora después de haber comulgado. Exhorta a los sacerdotes a fomentar la práctica de la comunión y especialmente cuidar de preparar bien a los niños y niñas a la primera comunión. esposo del alma. han de pasar el desierto de este mundo. y os enseñará lo que habréis de decir y hacer. y además en cl resto del día en el sagrario. que seréis de él amado. es vuestro amigo. y sin este maná desfallecerán. dio esta prueba cuando dijo: Ecce ego vobiscum sum omnibus diebus usque ad consumattionem saeculi»39. vuestro todo. ya encerrado. Sugiere además algunos afectos: «Contemplad a Jesús en vuestros brazos como María santísima.El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas. si gustáis de estar con él después que lo hayáis recibido en la comunión de la santa misa. «Hemos observado. ¡Ay qué dichoso seréis si sabéis corresponder a su amor!» 38. El presbítero que administra la sagrada comunión. amadle muchísimo. y no llegarán a la tierra de promisión de la gloria». CMF sacramentales continúa el Señor causando gracia. Insiste en resistir a las prisas con que tienta Satanás. El presbítero adorador. «Ellos van a entrar en la edad de los peligros. para manifestarnos el amor que nos tiene. vuestro hermano. como San José.. decidle los deseos que tenéis.. otros que comulgan por Pascua. en él habéis de tener todas las delicias. pastor. amigo. que son las que componen el pequeño rebaño de Jesucristo. corno el anciano Simeón. delante de la divina Majestad habéis de tener cada día largos ratos de oración. médico. desde su experiencia espiritual de adorador eucarístico. Corpus. y pedirle perdón de las faltas. y son los más. hacía a los sacerdotes esta exhortación: «Esta debe ser vuestra devoción favorita. según el celo de los sacerdotes que procuran tan santa práctica»41. Contempladle como padre. que en casi todas las poblaciones la gente se divide en estas clases: hay unos. le habéis de suplicar os conceda gracias para vosotros y para los otros». y algunos cada semana y quizá algunas veces entre semana. a la manera de una fuente que mana agua de gracias: dichoso el que sabe aprovecharse. El Padre Fundador parte de este principio: «En el santo sacrificio de la misa es principalmente cuando deberían comulgar los fieles» Puede haber razones pastorales para distribuirla fuera de la misa a los sanos. procurando que se alisten a alguna cofradía. ya que él se os entrega todo. y os dirá lo que os conviene: es vuestro maestro. El Padre Fundador. como hermano. pues por espacio de ese tiempo os debéis entretener en conversar con el Señor. Conoceréis si amáis a Jesús. que solo comulgan una vez en el año. Jesús.

«Ahora bien. El Concilio recuerda que los presbíteros representan a Cristo señaladamente en el sacrificio de la Misa y Cristo se ofreció a sí mismo como víctima por la santificación de los hombres.4). ofrecido al Padre por la salvación de los hombres. La oración ante el Santísimo Sacramento le ayudaba a mantener estos sentimientos y a desarrollar sus actividades en un espíritu sacrificial profundamente compenetrado con el misterio redentor de Cristo y de la Iglesia (cf. De ahí es que los presbíteros son consagrados por Dios. y así se configuran con Cristo sacerdote. Aut. por tanto. «Dios. CMF 4. que es el solo santo y santificador. En primer lugar resume sintéticamente lo que la Eucaristía significó para el Padre Fundador: «La Eucaristía. que en la sociedad de los creyentes poseyeran la sagrada potestad del orden para ofrecer el sacrificio y perdonar los pecados. pone en primer lugar el cristológico y en él trata de la dimensión eucarística. en el que no todos los miembros desempeñan la misma función (Rom 12. nn. El sacerdocio ministerial se confiere por un sacramento que da la posibilidad de actuar como en persona de Cristo cabeza: «El sacerdocio de los presbíteros se confiere por aquel especial sacramento con que los presbíteros. a fin de que. Los sacerdotes son colaboradores del obispo en la obra de la santificación. quiso tomar a los hombres como compañeros y ayudadores que le sirvieran en la obra de la santificación. ocupó un lugar preponderante en la vida espiritual y apostólica de San Antonio María Claret.El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas. y desempeñan públicamente el oficio sacerdotal por los hombres en nombre de Cristo». La celebración eucarística era el momento más intenso de su unión personal con Jesucristo. siendo su ministro el Obispo. hechos de manera especial partícipes del sacerdocio de Cristo. obren en la celebración del sacrificio como ministros de Aquel que en la liturgia ejerce constantemente. el mismo Señor. Los presbíteros se santifican en el ejercicio del ministerio eucarístico (PO 13c). en ella recibía los ardientes deseos de sacrificar su vida con Cristo por el bien de la Iglesia y de todos los hombres. por esto era necesario releer su doctrina y su espiritualidad con nueva luz. por obra del Espíritu Santo. con el fin de que los fieles formaran un solo cuerpo. miembro alguno que no tenga parte en la misión de Cristo». 265. de entre los mismos fieles instituyó a algunos por ministros. La fidelidad de la Congregación al Fundador pasa por la fidelidad a la Iglesia que nos ha pedido la renovación a la luz del Concilio Vaticano II. como sacramento del Sacrificio y de la presencia real de Cristo. por la unción del Espíritu Santo. «Todos los fieles son hechos sacerdocio santo y regio en la Unción del Espíritu con que fue ungido Cristo. No se da. 756 y 767)» (PE 14 a. de suerte que pueden obrar como en persona de Cristo cabeza» (PO 2). quedan sellados con un carácter particular. su oficio sacerdotal en favor nuestro» (PO 5). Por lo mismo comienza la exposición desde el sacerdocio universal de los fieles. Relectura a la luz del Vaticano II El Documento sobre el Patrimonio Espiritual de la Congregación al tratar de los elementos de la vocación claretiana. El Concilio Vaticano II ha encuadrado el Presbiterado en la misión de la Iglesia (PO 2).b). 694. Cabeza de la Iglesia. así los presbíteros deben unirse a Cristo y a la Iglesia y ofrecerse por entero a 14 . Como hemos visto el Padre Fundador ha sido fiel al Concilio de Trento en lo que se refiere a la doctrina y en la pastoral del sacerdocio y del sacramento de la Eucaristía.

así participan de corazón la caridad de Aquel que se da en manjar a los fieles. El Concilio desea encarecidamente la celebración diaria. 1220». CMF Dios. Const. la Introducción al Misal Romano nos da la sensibilidad -a la vez religiosa y pastoral.de la Iglesia en esta hora.como Sacramento de la comunidad y de la unidad de la Iglesia. Quien en el sagrario los invite a acudir a su presencia a rendirle culto. a activar ante Él su fe y su respuesta para disponerse mejor a participar del ágape sagrado y para hacerse ministros más idóneos de su palabra a fin de dilatar su Reino por todo el mundo (cf. La Congregación nos exhorta a revivir esta dimensión del carisma claretiano renovándolo. «Este aspecto del espíritu claretiano hemos de vivirlo hoy en correspondencia con la doctrina y la espiritualidad eucarística que el Señor ha desarrollado en su Iglesia para el bien de los hombres. hacia ella deben converger todos los esfuerzos de formación en la espiritualidad y en la piedad. podemos renovar nuestro propio ofrecimiento y nuestra consagración religiosa y apostólica por la que perpetuamos en nuestra carne el sacrificio y morimos con Él en favor de los demás completando en nuestra carne lo que falta a su sacrificio para la salvación del mundo (cf. En cuanto al modo de celebrar. aunque no pueda haber en ella presencia de fieles.El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas. la cual. alimentarse del cuerpo de Cristo. [ 1924] I. es ciertamente acto de Cristo y de la Iglesia. 46 del Decreto sobre la Formación (1967) que expresa de un modo muy atrayente una orientación para renovar nuestro ministerio y nuestra espiritualidad eucarística: «Constituyendo la Eucaristía el centro de la Liturgia y del Culto.como Sacrificio de Cristo y de su Iglesia cual deben asociarse personalmente en obediencia juntamente con Cristo. para entregarse después a los demás urgidos por la misma caridad de Cristo.como Sacramento permanente de la presencia de Cristo. Es digno de ser recordado el n. Siguiendo el eximio ejemplo de nuestro Fundador vivan nuestros alumnos en toda su plenitud la Eucaristía: . significada y realizada por la Eucaristía. Esta participación en la eucaristía será la fuente primordial de nuestra espiritualidad evangélica y de un apostolado sacrificado e incansable» (PE l4).nos tiene que afectar especialmente la exhortación a celebrar con una fe tal que suscite y conforte la fe de los fieles. 15 . además de ofrecer con toda la Iglesia al Padre el Hijo enviado y sacrificado por la salvación de los hombres. Col 1. En cada celebración eucarística.24). A nosotros -Misioneros. . La meditación del misterio de Cristo y la continua penitencia de nuestras faltas nos han de llevar a participar profundamente en el sacrificio del Señor. .

690. p. En adelante se citará CI. Barcelona 1859. 31 O. San Antonio Maria Claret. J. sesión 32. 17 Summar. Mutuae Relationes. p. 165. Aut 40. 90: BERMEJO. Madrid 1985.c. 71. 26 EZ p. 683. 32 O. SCRIS-SCO. II Clero 43 (1950) 303-314. 333. San Antonio Maria Claret. M. 35 O. sesión 102.c. Boletín de la sociedad de S. Proceso Apostólico de Vich. vol. 236. 10 Proceso informativo de Barcelona. 197 (Barcelona. San Antonio María Claret.. 627. 3. 6 Pontifical: El Colegial o Seminarista teórica y prácticamente Instruido. 14 Citado por CRISTÓBAL. 377-378. p. 22 EE p. p. 4 Aut 86. 349-366. 53. 19 Notas espirituales: EA p. t. cf.El Eucaristía en la vida de San Antonio María Claret José María Viñas. t. 20 Proceso Apostólico de Tarragona.. Una gracia grande: Studia Claretiana 2 (1964) 47. 53-59. II. 413. JUBERÍAS. 9 EA p. 34 Cl.c. 238. J. sesión 5. 1978m n. En adelante se citará EA.c. 13 Proceso Apostólico de Vic. 4 (1859). 38 O. 134-140. En adelante se citará CCTT. pp. Escritos Espirituales. 387-397. Madrid. 1861).V. p. J. Barcelona. San Antonio María Claret sagrario viviente. En adelante se citará EE. 28 Reglamento de la Academia de San Miguel.II.c. El Beato Antonio María Claret – Historia documentada de su vida y empresas. Sab. párrafo 158. 532. CMF 1 Cf. MESA. 389. pp. pp. 1972. 20-24. 317-318. 37 O. La experiencia sacerdotal del Padre Claret: Sacerdotes al estilo de Claret. 66. PUIGDESENS. BAC.. 27 LOZANO. M. Espíritu del Venerable Padre Claret (Barcelona 1928) pp. 33 Cf. L.5. 14. Propósitos 1857. 11. 455. 8 CI t. p. 549. 185-219. 11. p.c. 505. 456. (1985). M.. 151 págs. F. 65. p. Escritos Autobiográficos. 588. GUTIÉRREZ. EA p. 23 Boletín de la Sociedad de San Vicente de Paúl en España (Madrid 1862)p. p. Un místico de la acción (Rome 1963) pp. 134. 21 VIÑAS. F. 434. p. 39 O. Madrid 1941. 549. Sant 3. 10: EA p.7. 40 O. 15 L. p. Idea y organización: EE p. II. 30 Carta pastoral al Pueblo (Santiago 1853) pp. Carta Ascética. 16 EA. 29 Cf.. cf. p. 258. EA p.c. 2 16 . Madrid. 721.c. Vicente de Paúl en España. LOZANO. pp. Constituciones y Textos sobre la Congregación de Misioneros. pp. 25 Cf. 7 VIÑAS BERMEJO. BAC. I Semana sacerdotal claretiana. 12 EA. J. p. 18 EA p.. 5 Aut 114-119 . 345-346. p. En adelante se citará HD.c. p. 3 Aut 84. 24 Cf. 36 O. 1981. Aut 654-663. 41 O. La permanencia eucarística (Granada 1975). sesión 45. 522.c.. J. 11 Propósitos 1850.