You are on page 1of 1

El Doctor

Tipos de relación asistenciales de la película.
Procederemos a analizar los diferentes tipos de relación médico-paciente que se aprecian en la
película. Tenemos, por una parte, la relación que establece el protagonista, Jack, en los inicios de la
película con sus pacientes; la relación suya propia con la otorrino; la relación con el técnico de
rayos y finalmente la relación final del nuevo Jack con sus pacientes.
Jack en el inicio:
Siendo un cirujano de prestigio ve su trabajo como llegar, arreglar e irse. El paciente es un sistema
con alguna pieza a reparar o sustituir y su trabajo consiste únicamente en devolverlo a un estado
funcional, trabajo para el que deducimos se da bastante maña. Esta manera de percibir la profesión
se denomina “modelo de técnico de servicio” pero además las condiciones en las que ejerce le
permiten dar un toque burlesco al trato con los pacientes y restándole toda la seriedad a una cirugía.
Más allá de eso desaconseja encariñarse con los pacientes y volcarse en ellos.
Jack con la otorrino:
Cuando va a esta consulta Jack se encuentra con lo que él está brindándole a la gente. La doctora
sigue el mismo modelo que él mismo. El trato es distante y con alguna pincelada autoritaria que
descoloca al protagonista, acostumbrado a no ser cuestionado. Según avanza la trama se le hace más
difícil aguantar la situación en la que se le deja. A pesar de ser aún un modelo técnico de servicio no
tiene un toque tan amargo e irrespetuoso como el anteriormente analizado.
Jack con el técnico de rayos:
Ahora ya cambia ligeramente el tono del diálogo. Por el momento en el que le dice a Jack que él y
su doctora hablarán sobre cual sería el mejor modo de proceder, excluyéndolo de la decisión
implícitamente, se podría categorizar esta relación de paternalista. El médico sólo espera que el
paciente se limite a aceptar las decisiones del equipo médico sin cuestionarlas ni opinar, causando
un sentimiento de impotencia.
Jack con “el rabino”:
Realmente apenas cruzan algunas palabras y no sabría en que grupo clasificar la relación, pero veía
necesario mencionar cómo más allá de las burlas a las que fue sometido no vacila en ningún
momento en atender a Jack, citándole para el día siguiente. Es una gran muestra de profesionalidad
en la que el bienestar del paciente se eleva por encima de los rencores personales.
Jack hacia el final de la película:
Tras haberse visto al otro lado del hospital, se vuelve más considerado con los enfermos, lo que se
hace patente cuando muestra repulsión al escuchar referirse a un paciente como “terminal”. Ya
entiende la situación de los enfermos y actúa en consonancia a ello. Incluso se muestra amable con
enfermos que no son su competencia, ayudándolos por el mero hecho de que lo necesitan. Ahora
actuaría según el modelo interpersonal, donde las decisiones terapéuticas atañen tanto al médico
como a su paciente.

Gómez Corral, Jorge 2º Curso Grado en Medicina. Grupo B-3