You are on page 1of 9

,

Fundamentos de la psicoterapia
Primer semestre 2015

Ensayo fundamentos de
psicoterapia, modulo sistémico.

Docente: Rodrigo Morales
Ayudante: Alejandro Soto
Estudiante: Francisca Urbina Silva

donde algunos terapeutas no logran hallar en el tratamiento psicodinámico el cambio esperado. y la experimental. por medio de la homeostasis buscaban mantener el equilibrio del sistema. en una familia podemos decir que el síntoma cumple una función de controlar y regular. Ya en 1970. pasando del particularismo a la naturaleza relacional de la vida social. en la primera ola.. por un terapeuta experto. se consideraba que estos sistemas. la escuela sistémica estructural. el cual involucra a la familia. se puede identificar en la década del 50. pudiendo identificarse tres escuelas centradas en el “aquí y ahora”. se manifiestan como parte de la retroalimentación negativa. Las reglas son metáforas acuñadas por el observador para denominar secuencias redundantes de comportamiento. la cual busca mantener el sistema estable y en equilibrio. En esta misma línea. dentro del sistema familiar. con el fin de entender. es necesario situarnos en un periodo histórico. mostrándose reticente frente al cambio. la intervención y en la psicoterapia en general. ¿Cuáles son las consecuencias que tiene para el individuo la inclusión de la post-modernidad a la terapia sistémica? El inicio de la teoría sistémica. El presente ensayo tiene como propósito examinar las bases de la perspectiva psicoterapéutica sistémico-relacionalescomunicacionales. que caracterizan el funcionamiento de cada sistema familiar concreto. Las familias se van dotando . que cumple los principios de la retroalimentación positiva y negativa. la estratégica. el impacto de los giros de la filosofía en el campo del lenguaje. En un primer momento nos encontramos con la cibernética de primer orden. gobernado por reglas. cobrando importancia el proceso circular-recursivo. etc. donde los sistemas son observados desde el exterior. debido a esto deciden aventurarse dentro de un nuevo sistema de terapia. A modo de ejemplo. el llanto. La familia es un sistema abierto. por lo que se comenzará por hacer una revisión histórica de la terapia sistémica.. para lograr comprender el impacto de estas concepciones filosóficas. con tal de que este mantenga su coherencia. la enuresis. la teoría sistémica ha abierto nuevos espacios para posicionarse frente a las problemáticas familiares. podemos identificar dos grandes periodos que abarcan la metamorfosis de esta forma de hacer terapia. con tal de llevarnos así a la pregunta de este ensayo. Tal como lo resume Roberto Pereira (s/a). en su artículo “Revisión histórica de la terapia familiar”. Es así que en el desarrollo de la teoría sistémica.

el diálogo.12). el terapeuta deja de lado la postura de experto. 1991.7) Estas tres escuelas comprenden el síntoma desde su funcionalidad. Somos los encargados de construir la realidad. pero a diferencia de estas. quien pasa a formar parte del sistema que observa. es decir que no es posible pensar la realidad como objetiva y verdadera. p. entre otras. La terapia se centra en la solución del problema presentado. como por la familia extensa. la escuela transgeneracional. que surgen por la tendencia cada vez más rígida a repetir compulsivamente las soluciones memorizadas anteriormente. “No podemos observar algo sin afectarlo. Los síntomas son una forma más de comunicación. La pregunta que se debe realizar el terapeuta no es por qué sucede. La observación de las redundancias conduce a la formulación de una hipótesis de funcionamiento familiar. esto es explicado por Paolo Bertrando en. tomando un rol activo dentro del sistema familia. sino para qué (p. la cual se interesa tanto por la familia nuclear. donde afirma que el terapeuta actual no puede ser otra cosa que post-moderno. que logran posicionar al síntoma dentro de un periodo histórico crucial para el sistema familiar. postmodernidad y cibernética” (1998). esta escuela logra abrir el modo de trabajo de la terapia sistémica. el secreto. nos encontramos con la cibernética de segundo orden. dejando de lado la parte histórica de la conformación del síntoma. En un segundo momento. donde el cambio principal es la posición del observador. asociados al cambio epistemológico post-moderno. R. en el aquí y ahora. con tal de construir en conjunto (co-construir). los mitos familiares. citado en Pereira. afirmando sus bases epistemológicas desde lo post-moderno. identificando tópicos como las lealtades invisibles. al permitir que el terapeuta ahonde en temas que no estén relacionados directamente con el “aquí y ahora” del conflicto presente en el paciente índice de la familia.. y en el aquí y ahora. esto debido a que somos parte de la generación que no logra dar nada por seguro. Se pueden apreciar grandes cambios en la cibernética de segundo orden. existe una escuela que se interesa por conocer la historia compartida de los miembros del sistema familiar. “La verdad… no existe sino como aceptación de reformulaciones de la experiencia como . No existe el observador independiente que pueda mantenerse al margen observando como la naturaleza sigue su curso sin afectar al objeto observado (Zukav. y al diseño de una estrategia que dé como resultado la modificación de las reglas que no resultan útiles para un adecuado funcionamiento familiar. de reglas con el paso del tiempo a través de ensayos y errores. “texto y contexto: narrativa. independiente que reniegue de su naturaleza.

las cuales perciben el material traído a la sesión como un texto. “entre los conversacionalista el objetivo es al menos incierto. “por lo tanto. el problema es el problema”. mientras que para los narrativos la reescritura (re-authoring) resulta un fin y la conversación un medio”. esto extrae el síntoma de la persona portadora. la realidad es una construcción social. por lo tanto se aceptan todas las narraciones “No hay una verdad absoluta. que produce un cambio en la comprensión del conflicto. En primer lugar se habla del constructivismo. 15). esto se lleva a cabo gracias a la objetivación de relatos a través de historias “que. con tal de obtener una idea de la epistemología de base dentro de estas terapias. como mencionamos anteriormente. Michael White postula el siguiente lema “la persona no es el problema. Bertrando describe tres puntos sobre la postura terapéutica post-moderna estricta. donde tanto el constructivismo como el lenguaje. D. la experiencia subjetiva que relata cómo se experiencia uno dentro del mundo. “la tarea del terapeuta es reestablecer los derechos del individuo desventajado en presencia de su familia”(p.4). podemos encontrarnos con un segundo gran momento. en tercer lugar se habla de que el terapeuta debe asumir la posición de poder que ejerce dentro de la terapia. todas las opiniones. y posteriormente a la terapia conversacional desde Anderson y Goolishian. 2004. Continuando con “texto y contexto” (2000). Se hará una revisión a la terapia narrativa desde White y Epson. esto quiere decir que. y el síntoma se logra exteriorizar a través del lenguaje en el discurso del paciente como una forma de expresión particular de una cierta vivencia. P & Toffanetti. p. cobran una gran importancia dentro de este segundo momento de la cibernética.. son consecuencia del lenguaje: toda teoría y cada sistema de ideas. sino más bien verdades que tienen un valor local” (p. práctica” (Morales. no hay una forma certera de explicar el mundo. pero que cambian el objeto de la terapia. Esto se logra apreciar desde las terapias llamadas post-modernas. transformándolo en algo que la persona y la familia puedan elaborar. por lo tanto. marcados por el post-modernismo. no es más que narración” (p. la terapia se vuelve un medio lingüístico. pueden . como tales. R 2015). luego del primer giro epistemológico presente en el desarrollo de la teoría sistémica. ya que por un lado posee un conocimiento privilegiado y por otro asume una posición de “no-saber”.4). Desde la narrativa. en segundo lugar no existe una concepción modernista de la realidad. sino que la explicación más certera que podemos dar del mundo es el relato particular de este. Es así que. como la terapia narrativa y la terapia conversacional. (Bertrando.4).

el observador es parte del sistema. tal cual como limitar. nos encontramos con la crítica política. donde identifican cinco premisas básicas para comprender los sistemas familiares. Popularmente se habla de las consecuencias negativas del poder. cuando la narrativa es acoplada a la sistémica. aún más “logramos significados y comprensión solo cuando nos involucramos en una conversación generadora de significados o en un dialogo con un sistema de comunicación relevante” (p. Dentro de las críticas que enfrenta la cibernética. en su texto “sistemas humanos como sistemas linguisticos” (s/a). P. (Bertrando. p.7) White y Epson en “medios narrativos para fines terapéuticos”. si bien. teniendo un papel concluyente en la vida de las personas.(Bertrando. Esto genera un cambio en la concepción tradicional de la terapia sistémica de cómo llevar a cabo la terapia. (Bertrando. p. negar y reprimir. veían la política como una práctica de poder que podría corromper el modelo.2). es decir que el poder es determinante en la vida de las personas. (p. y un dominio de poder es un dominio de conocimiento” (White. siempre estando presente.. p. pero no debemos ignorar que el carácter positivo y constitutivo del poder. 1998. escriben sobre conocimiento y poder. 1993. afirmando que poder y conocimiento son inseparables. La comunicación y el discurso definen la organización social”. sus problemas y como trabajar desde la terapia con ellos. ser reescritas según el deseo de los clientes. p. la introducción de una perspectiva política se hizo obligatoria”. M & Epson. Foucault habla de las verdades normativas y como estas constituyen la vida de las personas. “la cibernética evita cualquier interés en la política”. “es evidente que un dominio de conocimiento es un dominio de poder. P. entre otros. desde la segunda cibernética. por lo tanto este es designado como “conservador”. D. desde las terapias conversacionales. como lo perfila Anderson y Goolishian. el terapeuta se enfrenta a una disputa sobre la posición de poder que juega dentro de la terapia.1). P & Toffanetti. 1998. Gracias a estas cinco premisas podemos comprender como los sistemas familiares se desarrollan bajo la lógica de un sistema lingüístico.6) esto debido a que ciertos teóricos como Bateson. 2004. El terapeuta desde una posición de “no-saber” debe guiar el proceso terapéutico por medio de técnicas que permitan mantener abierta la . que se transformarán en autores”. “los sistemas humanos son sistemas generadores de lenguaje y generadores de significados. 38) Por otro lado. 15). desde la contribución de Michel Foucault. D. más adelante “cuando la terapia sistémica se interesó en una exploración abierta a la vida de los clientes. esto refiere a sus efectos negativos.

1992. citado en Rober. sino más bien fortalecer la relación intersubjetiva que se da entre ambas partes.38) En vista a los últimos acontecimientos dentro de la sistémica. “El terapeuta se une al cliente en una mutua exploración de la comprensión y de la experiencia de éste último. P. este debe ser consciente de la significancia que implica la relación de poder que se manifiesta dentro de la terapia. p. p. es debido preguntarnos por implicancias que tiene el cambio de postura epistemológica para el trabajo terapéutico. es por esto que surge la siguiente pregunta.. no niega que los terapeutas tengan expertiz” (Rober. este rol. Aun así. D. el proceso de interpretación. 2005. se vuelve colaborativo” (Anderson y Goolishian. ¿Cuáles son las consecuencias que tiene para el individuo la inclusión de la post-modernidad a la terapia sistémica? En primer lugar. pero esto no debe ser compensado con posicionar al cliente. pasando de ser experto fuera del sistema. debemos preguntarnos por cómo este cambio. como un experto omnipotente dentro del campo de la terapia. podemos plantear la pregunta por la posición que asume el terapeuta dentro de la terapia. 2005. la terapia se lleva a cabo mediante un dialogo entre partes igualmente significativas. “(los clientes) Necesitan al terapeuta como otro que responde para entenderse a sí mismos” (Leiman. 2004. P. hemos visto que el proceso terapéutico se transforma en un proceso lingüístico. “la noción de cliente como experto. o cliente. se debe tener en cuenta que la idea es bajar al terapeuta de su omnipotencia en cuando a los conocimientos sobre el relato que presenta el cliente. afecta tanto el rol del terapeuta. y como esto se ve en las practicas que se desarrollan dentro del espacio terapéutico. como ha sido planteado anteriormente. la idea no es cambiar uno por otro. no debemos perder de vista lo que significa para el paciente su terapeuta. 3) Desde la segunda cibernética. el cual funciona bajo los parámetros del lenguaje. ha cambiado. P & Toffanetti. como el rol del paciente. los terapeutas se vieron afectados por el cambio de la modernidad a la post-modernidad. sacándolo del paciente índice para poder hacerlo comprensible y elaborable por parte de los afectados Por otro lado. Así. el terapeuta no es una pizarra en blanco. 2004. p. independiente de la posición que el terapeuta . a ser incluido como una parte más del sistema. el esfuerzo de la compresión terapéutica. externalizando el síntoma. si bien entendemos que por una cosa de épocas. y desde las terapias narrativas. que influye con el solo hecho de su presencia. citado en Bertrando.2). por lo tanto independiente de la posición epistemológica que asuma el terapeuta. conversación entre pares. quienes construyen en conjunto una realidad en la cual trabajar.

el terapeuta independiente de su dominio sobre el campo de la psicoterapia. como una forma de supervivencia. la política es parte de las normas que delimitan el cómo vivir. La clínica abarca amplios campos de aplicación. como una forma de deconstrucción. ya que son las exigencias del paciente. estas solo tienen coherencia si las ponemos en contexto. “los terapeutas pueden socavar la idea de que tienen acceso privilegiado a la verdad pidiendo a las personas que los ayuden a comprender las situaciones” (White. Finalmente. 52). M. existe una “necesidad de ser para el Otro” (Morales. M. para esto hacer una revisión de la naturaleza de la relaciones. Si se es capaz dentro de la terapia de identificar las prácticas constitutivas del poder/conocimiento. por esto mismo. si bien pueden existir ciertas pautas o conductas que se repiten. asuma dentro de la terapia. dado esto. “Esas prácticas que yo llamo deconstructivas ayudan a las personas a apartarse de los modos de vida y pensamientos que. la cual conlleva efectos adversos o síntomas que mantienen el conflicto dentro del sistema. 2004. el terapeuta deber ser flexible en cuando a la posición que debe adoptar. 50) Esto quiere decir. esto mismo se replica dentro de la terapia. p. F. este nunca tendrá el la experiencia de estar en el lugar del consultante. 2004. le es asignado un rol. dentro de la vida el poder es constitutivo. de ambos lados. por lo tanto el terapeuta debe hacer una revisión constante del lugar de poder que ostenta. con tal que se logre tener un visión crítica y activa de influencia que estas prácticas pueden tener. una terapia debe distinguirse entre estas etapas. R & Galvez.. será vital dentro del trabajo del propio terapeuta ser capaz de reconocer las pautas que reflejan la influencia del poder dentro del trabajo con el cliente. este es posicionado por otro. p. el terapeuta de alguna forma tiene que escapar de estas prácticas de poder. los cuales están determinados por los distintos momentos del ciclo vital que el cliente atraviesa. no debemos perder de vista la particularidad de cada caso clínico. es importante no sesgarse frente a cierta imposición proveniente de la teoría. y no nuestra preferencia teórica lo que debe predominar dentro del espacio terapéutico. empobrecen sus propias vidas y las vidas de los demás” (White. que es necesario poner de manifiesto las prácticas de poder.51). y debe . Retomando lo dicho por Foucault. también se podrá ser capaz de identificar los patrones que dan forma a nuestra construcción de la realidad. donde existen prácticas de poder. según ellas. y como estas actúan será preponderante para lograr un cambio dentro del sistema. y como este tiene implicancias a nivel ético y moral. p.

. que permita el relato y la exposición de los significados a través de todos los medios narrativos. comparten la posición de expertos y de no-saber. con tal que el espacio terapéutico. Efectivamente tanto el terapeuta como el cliente. se trasforme en un espacio lingüístico. prestando especial atención a los contextos que se presentan a lo largo de la terapia. irse actualizando frente a las exigencias que el sistema familiar desarrolle. . esta debe complementarse. a través de recursos o técnicas. que permitan decir lo que es imposible de ser dicho.

y Goolishian. Epistemología Constructivista. R & Galvez. Fundamentos de Psicoterapia. Barcelona: Paidós Ibérica narrativos para fines . y Epston. Recuperado de http://www. P. 6 Morales. P. Cap. P. 44:447-495. Narrativa. (1998) Texto y contexto. y Toffanetti. Family process. H.robertopereiratercero. Barcelona: Paidós Ibérica.pdf Robert. Pensar en la ética Pereira. Referencias Anderson H. D. White.(2004). Sistemas Humanos como Sistemas Lingüísticos Bertrando. Desconstrucción y terapia. 1. posmodernidad y cibernética. M. D. Guías para una terapia familiar sistémica. Catedra impartida en universidad Alberto hurtado en mayo 2015 Morales. White.es/articulos/Revisi%C3%B3n_Hist %C3%B3rica_de_la_TF. Cap. Revisión histórica de la terapia familiar. Los personajes y las ideas. R. M. El símismo del terapeuta en la terapia familiar dialógica: Algunas ideas acerca del no-saber y la conservación interna del terapeuta. Cap. F. 1.. R. Ética de la responsabilidad en psicoterapia desde una aproximación posmoderna. (2005). (1993) Medios terapéuticos. (2004) Historia de la terapia familiar. Bertrando.