You are on page 1of 9

MULIER: ALGUNAS HISTORIAS E INSTITUCIONES DE DERECHO ROMANO

ANGELA NATALIA SALVADOR VALENZUELA

ENSAYO SOBRE EL CAPITULO III DERECHOS PATRIMONIALES DEL LIBRO MULIER:
ALGUNAS HISTORIAS E INSTITUCIONES DE DERECHO ROMANO

DERECHO ROMANO

UNIVERSIDAD SANTO TOMAS DE AQUINO
FACULTAD DE DERECHO
DERECHO IV SEMESTRE
TUNJA
2015

LA DEMOLICIÓN DE EDIFICIOS EN EL DERECHO ROMANO: UNA INTERVENCIÓN DEL SENADO EN EL CASO DE ALLIATORIA CELSILLA Las disposiciones urbanísticas del Derecho Romano que hoy conocemos. cuya especial previsión se dirige a favorecer la eternidad de los edificios de Roma y de toda Italia. siendo cónsules Hosidio Geta y L. bajo el reinado del emperador Claudio. ¿Que contenían estos senadoconsultos?  SENADOCONSULTO HOSIDIANO Fue una famosa decisión senatorial de época entre los años 44 y 46. el senado romano adoptó una decisión. seguida de las respectivas sanciones para comprador y vendedor c) una específica autorización a los propietarios de inmuebles En la primera parte.MULIER: ALGUNAS HISTORIAS E INSTITUCIONES DE DERECHO ROMANO 1. Todas están disposiciones se centran en evitar la destrucción de los edificios tanto parcial como totalmente. Vagellio. El texto del senadoconsulto tiene tres distintos apartados: A) una especie de declaración de intenciones b) una descripción de la conducta prohibida. muestran gran importancia en ámbitos territoriales muy diversos. el senado insta a velar por las obras públicas y privadas y a cumplir los preceptos. Particularmente. autorizando a la peticionaria demoler o enajenar ciertos inmuebles de su propiedad. Alliatoria Celsilla había solicitado que las sanciones previstas en un senadoconsulto anterior. de tiempos de Claudio. trataba de evitar la especulación con los materiales de derribo obtenidos tras la demolición de las casas. en el año 56. Para lograr su definitiva estabilización. La legislación senatorial. . con el fin del mantenimiento estable de los edificios y así lograr la estabilidad de los núcleos urbanos. para resolver un caso particular. el caso de Celsilla. El senado de Roma ratificaba con su voto una proposición hecha por el emperador. siendo emperador Nerón. materializada en el conocido como senadoconsulto Volusiano. llamado Hosidiano. siguiendo el ejemplo modélico del emperador. no le fuesen aplicadas. el senado trata de ensalzar la figura del príncipe. El senado adaptaría aquellas primeras prescripciones aún vigentes al nuevo supuesto.

La norma prohibía llevar a cabo tan “vil negocio” (demoler) por que llenaba las ciudades de ruinas. subsiguiente al derribo pues no se hacía referencia exclusiva al tráfico de materiales y elementos decorativos. el senado se oponía con dureza al enriquecimiento descontrolado y poco ortodoxo de muchos oportunistas por razones socio-económicas más no puramente estéticas y. Si alguien compra un edificio para demolerlo y así obtener más de lo que le costó entonces se aplicará una sanción determinada.Incluso en tal caso. revendiendo sus materiales. y no obstante ello. establecía la siguiente sanción para el comprador: El comprador será castigado a ingresar en el tesoro público el doble del precio que tuviese esa cosa en el mercado. la norma prohibía una especulación. Por lo demás. y ello podía socavar la paz social. De hecho. Descubrir si había o no intención de especular en el comprador. sino también en comprar a un precio ventajoso. No se concretaba con la actividad destructora del comprador. repudiada. En este sentido. aun llevando a cabo la demolición. prohibida y penalizada por el senado. en consecuencia. Había que controlar los “movimientos” del nuevo propietario hasta constatar que efectivamente había conseguido lucrarse con las posibles ventas de la demolición . el negocio no estaba sólo en revender los materiales o el solar. no podemos pensar que se castigara al comprador por un lucro cualquiera. El valor de referencia para imponer el doble era el precio de mercado y no el precio de compra. y ello al margen de que la adquisición versara sobre edificios en estado ruinoso o en buen estado. ruinas de casas señoriales y villas campestres. el senado ordena ser informado de las conductas atentatorias a la prohibición. sino una demolición que llamada cualificada por su objeto: la especulación. Parece que el senado se atribuía una eventual reconsideración . El senadoconsulto no condenaba la demolición en sí misma considerada. consistía en la venta de los materiales de derribo. pues el texto condena la especulación. también se pondrá en conocimiento del senado o se le informará de esta práctica. sino más bien por tratarse de pingües beneficios. Pero también es claro que la compra y subsiguiente demolición de un edificio estaría permitida si no hubiese intención negocial. de otra forma no entenderíamos la intervención del senado romano. en general. Existía entonces una duda razonable sobre la identidad de los negocios llevados a cabo por el comprador tras la demolición pues no habría sido fácil – por lujoso que fuese el edificio– ganar más del precio pagado por él. En definitiva. Sin embargo la actividad negocial del comprador.

su situación era idéntica a la de antes de la venta. ni tampoco el precio y además debía ingresar una multa en el erario. Únicamente podía recuperar el precio entregado al vendedor. La última parte contiene una disposición final. el vendedor no podía exigir el precio. confrontando las sanciones establecidas para comprador y vendedor había una parcialidad a favor del segundo. de otra forma. siempre que no dejen de serlo y no lo hiciesen con intención de especular. En conclusión. ni tampoco conservarlo. consistente exclusivamente en la nulidad de la venta. con lo cual. es que la nulidad sería declarada sólo cuando el vendedor conociese la finalidad de la compra. la jurisprudencia posterior relativa al Hosidiano. En cuanto al vendedor. pues no tenía el edificio.del asunto quizás para imponer una sanción distinta en casos especialmente serios o tal vez para conocer oficialmente el número y entidad de las transgresiones o también para constatar el efectivo ingreso de la multa en las arcas del Estado. Se puede decir que el comprador salía peor parado que el vendedor. consideró la necesidad de operar en cuanto al vendedor presumiéndole dolo. Quizá por ello. ejercitando la correspondiente actio. afectaba a los contratantes así: El comprador no podía exigir la entrega del edificio y. por tratarse de un indebitum . apelando al mal ejemplo que constituye tanto vender como comprar en tales condiciones. En principio. pero al menos tenía el edificio. El requisito exigido para aplicar la sanción al vendedor. cuando lo hubiese recibido. Ya que la norma perseguía las transacciones especulativas derivadas de la total destrucción del edificio. Por su parte. que autoriza expresamente a los propietarios a realizar libremente intercambios de materiales de construcción entre sus edificios. sin embargo. debía pagar al erario el precio más una suma equivalente en concepto de multa. Ante todo. cuando quedase demostrada en juicio su mala fe. en caso de haberlo pagado. parece claro que el senado deja a salvo el derecho del propietario. el senado le impone una sanción distinta por su contenido y por el presupuesto exigido para su aplicación. . se ordena castigar a los vendedores considerando las ventas nulas. cuando dolosamente actúen en contra de lo prescrito por el senado El senadoconsulto no alude pena alguna para el vendedor y la sanción. alegar desconocimiento era para el vendedor la manera de quedar totalmente impune. esta disposición reglamenta otra clase de demolición. o mejor.

Así.8. a las singulares circunstancias que rodearon el caso de Celsilla. ubicados en los campos Macri . aún vigentes. ni de todo ni de parte del edificio. gran parte del texto reproduce fielmente no sólo el contenido dispositivo del senadoconsulto Hosidiano. prohibiese tanto enajenar los materiales extraídos como el edificio enriquecido con ellos. la decisión que al respecto adoptó el senado. ocasionaban los propietarios al decoroso aspecto de la ciudad. aquella demolición parcial destinada a retirar elementos de un edificio para incorporarlos a otro del mismo dueño. La peticionaria solicitaba que las sanciones previstas en el senadoconsulto Hosidiano no fueran aplicadas en su caso particular. La cláusula final del Hosidiano demuestra también. siendo cónsules Volusio y Cornelio. La prescripción senatorial autorizaba a transformar edificios sólo a los propietarios que continuaran siéndolo tras efectuar las modificaciones deseadas En cualquier caso ha de interpretarse que el propietario no podía despojarse en absoluto. el tratamiento de favor que recibe el propietario de los inmuebles y la preocupación de la permanencia de la propiedad inmobiliaria en las mismas manos. ignorándose el perjuicio que.  SENADOCONSULTO VOLUSIANO Bajo el imperio de Nerón. adaptaba aquellas prescripciones.Tan sólo una constitución de Alejandro Severo del 222. y también aquella exaltada exposición de motivos que. sobre la base de lo dispuesto anteriormente bajo Claudio. así se aseguraba la estricta observancia del límite impuesto al propietario a su libertad de intercambio. sin duda anterior al Hosidiano por entenderse incluida dentro del poder omnímodo del dominus será confirmada reiteradamente por sucesivas normas .10. independientemente de la ausencia de ánimo de lucro. incluida la prescripción atinente a la facultad traslaticia del propietario. en el año 56. EL CASO ESPECÍFICO Ante todo.2 deroga aquel privilegio dominical en favor del decoro urbano. en cierto modo. Sin embargo quizás se estaba propiciando la desmantelación de unos edificios en beneficio de otros. el senado romano promulga una decisión autorizando excepcionalmente a una mujer llamada Alliatoria Celsilla a demoler o enajenar ciertos inmuebles de su propiedad. a diferencia del modelo. el senado consigna el nombre de la peticionaria. Esta específica licencia a los propietarios. En si es presumible que el senado. intentando evitar la especulación. aludiendo a las propiedades que tenía y a su enclave: . En consecuencia.esto es. aparece al final. recogida en C.

LA MUJER EN EL MUNDO LABORAL DE LA ROMA ANTIGUA  LOS OFFICIA MULIERI REPUBLICANOS La tradición otorgaba a las mujeres romanas la gestión de las funciones domésticas. ni en la vendedora ni en el comprador. el dominio de una medicina ‘doméstica’ y de otras artes . de una parte. actuando en virtud del poder de control autoatribuído. el senadoconsulto Volusiano confirmaba. En general. hacían inviable otra solución.La mujer era Celsilla. se presume que la asamblea no aplicó las sanciones previstas en la norma porque no apreció la existencia de ánimo de lucro como móvil de la venta. por tanto. la trayectoria legislativa contraria a la especulación iniciada por el Senadoconsulto Hosidiano se había flexibilizado años más tarde. ya fuese con las tierras o separadamente sin que por ello contraviniese la norma prohibitiva del Hosidiano y tampoco del mismo Volusiano– y por tanto. Definitivamente. 2. el senado fundamenta su decisión describiendo el lamentable estado de la región: los edificios caían por su antigüedad y ni siquiera reconstruyéndolos servían. no en vano. según parece. Aunque la decisión del senado no era explicita. urbanizadas desde antiguo y que incluso habían llegado a ser prósperas. paralizó la aplicación de la norma senatorial precedente: Ya la vendedora no sufriría ni la nulidad prevista ni multa alguna y el comprador tampoco ingresaría el doble en las arcas estatales. viuda de Atilio Lupercio. En efecto. el senado decide autorizar a Celsilla la demolición de sus edificios o la venta de los mismos. Desde luego. las disposiciones del Hosidiano. es claro que si esta benigna interpretación pudo alegarse en casos similares. Ante esa situación. la alta asamblea había ordenado. concretamente en los Campos Macri . donde al parecer antaño se celebraba un importante mercado. las peculiares características de la región y el estado inutilizable de los inmuebles allí ubicados. como la Mutinensis . Seguidamente. con esta actividad la mujer también atesoró el conocimiento de las propiedades medicinales de la producción hortícola. Además. porque nadie vivía ya en esas tierras ni nadie deseaba establecerse en un lugar desierto y rodeado de ruinas. pero también parecía conceder una excepción en el caso de Celsilla. sin que pudiera imponérsele multa o pena alguna. quedaba definitivamente expedito el camino hacia la total devastación de áreas geográficas. . incluyéndose en su esfera de actuación la fabricación de tejidos y el cuidado del huerto familiar. llevar hasta ella también las futuras infracciones que se constataran y. también se autoriza al comprador a derribar y retirar los materiales De esta forma. sirvieron para estimar primeramente a la matrona romana. propias de un paterfamilias . poseía unos terrenos edificados en la actual Módena.

recibir legados. es frecuente que “los hombres de estado” estuviesen lejos. le encargó a su mujer los asuntos de la casa. estando éste trabajando una tierra para la siembra. Dionisio de Halicarnaso. y con ello la vida de las mujeres en lo privado y en lo público: desde la extensión del matrimonio sine manu . Cicerón al ensalzar a una de las esposas de Caecina.. Todo ello favoreció la valoración de la mujer romana. no en raras ocasiones. y a partir de ellas fueron perfilando un ideal de matrona romana.así. y en lo tocante al uso de la palabra y de los” incantamenta carminum” encantamientos que en muchos supuestos eran tachados por las costumbres. I a.C. al activismo político femenino ( actiosae ) en las calles. narra que en torno al 459 a. en la guerra. ejerciendo cargos en las provincias o en el exilio. que pasó a un primerísimo plano social al quedarse. Así.) había prohibido a las mujeres ser instituidas herederas . También desde comienzos de la República.. y marchó a la ciudad.C. por lo que significaba de perjuicio económico-doméstico. Se hace así evidente que el poder femenino siempre había sido una amenaza latente a la estructura patriarcal. teniendo que depender de las reservas o del mercado para el avituallamiento Al hilo de lo cual apareció también la magia como elemento omnipresente en la recogida de plantas y en su aplicación. la madre de los Gracos. por lo que los sectores más tradicionales de la sociedad reaccionan aferrándose a las mores . por ejemplo. II a. habiendo sido el huerto una atribución extraordinaria para la mujer en momentos de interés para la patria . mencionaba que realizaba actos jurídicos varios: ‘comprar fundos. arrendarlos. más tarde trataron de obstaculizar con disposiciones jurídicas el empoderamiento femenino Desde mediados del s. en casa por largos periodos asumiendo la administración y gestión de patrimonios familiares. según cuentan los historiadores. administrar sus bienes. consiguientemente adquirió poder. las mentalidades fueron evolucionando. Tras aceptar. gestionar la fortuna de sus hijos.  RESTRICCIONES LEGALES EN LA PROYECCIÓN PÚBLICA FEMENINA La lex Voconia de mulierum hereditatibus (169 a. que implicaba la concentración en manos femeninas de grandes sumas de dinero. en el supuesto de ausencia de figura familiar masculina. pero con los cambios que sobrevivieron en el mundo romano desde el s.C. y . la gestión de sus propiedades agrícolas. de ahí que se emitiera un juicio negativo de mala madre de familia respecto de aquella mujer que tenía descuidado el huerto de la casa. se convirtió en una tarea bajo su responsabilidad. ellas asumieron. y se expuso a los peligros inherentes a su ‘nueva libertad repentina’.C. a lo que hay que sumar la alta mortalidad masculina. disponer de un usufructo. el Senado propuso a Quincio el cargo de cónsul. encarnado por Cornelia.

la libertad de movimiento que el ejercicio de una profesión requiere puede exponerla a raptos y violacione . y parásitos.) había intervenido sobre el decoro en la vestimenta de las mujeres. además de guardias. Además. en virtud del senatusconsultum Velleianum (mediados del siglo I d. la situación jurídica de la mujer sufre restricciones en pro de una imagen de matrona dedicada a la esfera familiar. Sin embargo.C. a partir de las leyes matrimoniales. pero la legislación augústea en el s. hay que tener presente que las fuentes jurídicas claramente las obligan a desempeñar los munera publica en la ciudad donde fueren oriundas. Pero no todos los negocios están igualmente vistos ni la sensibilidad es la misma en todas las épocas También está prohibido a las mujeres actuar como banqueras. peinados. casarse y confeccionar su testamento’ . o nombrar procurador . recriminando el excesivo lujo y ostentación. en causas ajenas. Como indica Gallego Franco.).C. II d. justificando estas limitaciones en estos términos: “para que las mujeres no se mezclen contra la honestidad correspondiente a su sexo. ni ser procuradores. ni ejercer magistraturas.C. su capacidad para poseer y administrar su propio dinero .. grandes capas que todo lo ocultan. aunque indirectamente participaban en la política y en las instituciones . incide en la moral sexual mediante el atuendo que protege a la matrona del adulterio: velo. literas. actuar en juicio . ni intervenir por otra persona. no pudiendo ser jueces.llevar un registro de sus transacciones. y es que la esfera doméstica no estaba claramente diferenciada de la comercial en el mundo romano. ellas pueden litigar en defensa de los intereses de sus padres en determinadas circunstancias Ahora bien. Además de todo ello las mujeres podían dar juramento y prestar testimonio. desde época de Augusto. intercedere pro aliis (mediar económicamente a favor de otro). vestuario y todo un acompañamiento que son lógicamente impensables en la mujer trabajadora. vinculadas al crimen maiestatis . o donde residan con sus maridos en el caso de que estuviesen casadas. uno de los factores de la mayor independencia de la mujer romana del Imperio con respecto a otras civilizaciones fue. I d. que es la que con los siglos se irá consolidando. Otra cuestión a destacar en el mandato de los emperadores Julio-Claudios es que las mujeres casadas de clase media o alta son sorprendentemente víctimas o agentes de acusaciones de superstición y prácticas mágicas. y. Siglos atrás la lex Oppia (215 a. Tampoco podían accionar. ni desempeñen oficios propios de hombres” No obstante. tampoco pueden ellas perseguir penal ni administrativamente. en tanto atentados más o menos difusos a la salud del Príncipe o de sus familiares. Salvo excepciones claramente determinadas. . pese a la tutela mulierum . Con el tiempo avanzado el s.C. las mujeres eran excluídas de toda labor civil y pública. túnica que cae hasta los talones.