You are on page 1of 3

Haciendo un breve paréntesis, esta cuestión de “la utilidad” sin duda es un criterio crucial

en nuestra actualidad, no tanto de la ganancia económica sino en todo tipo de ganancia
orientada en la expansión de nuestras capacidades y la trascendencia de las mismas. La
utilidad responde siempre a una utilidad para mi y por tanto se trata de una búsqueda de
funcionalidad del individuo o grupo de semejantes (Sztajnszrajber. 2013: 42). Y quizás
podríamos decir que es el trabajo de la filosofía es el de criticar el carácter
monopólicamente utilitario que persiste dentro de esta lógica de pensamiento.
El pensamiento filosófico como reflexión crítica, muestra las contingencias de esta
dinámica de utilidad. En este sentido ¿podríamos decir que esta lógica de pensamiento que
reduce todo a lo conveniente para uno en tanto nos es útil, es suficiente dentro de la labor
de la filosofía? Es decir, si bien la tarea de la filosofía consiste en la argumentación,
reflexión de la duda metódica de la realidad, ¿Cuál sería entonces la “ganancia” de la
filosofía? ¿No implicaría esta una pérdida de seguridad de lo establecido en tanto cuestiona
este paradigma de la utilidad?.
En efecto, “no se puede no hacer cosas útiles por que la utilidad es un valor definitorio de
nuestra cultura. Pero se puede cuestionarlo. Descentrarlo. Abrir otras posibilidades de ser.”
de este modo recalcamos que son dos cosas muy distintas pretender monopolizar la utilidad
y en efecto vivir sin que esta pretensión termine por monopolizar la propia existencia.
(Sztajnszrajber. 2013: 45)
Claro está que el esquema de la utilidad es ineludible. La dimensión de la filosofía al
priorizar la cuestión de algunos mecanismos posibles dentro de determinadas situaciones,
pretende llegar al encuentro no de una verdad última, sino de despejar la libertad humana
de sus prisiones conceptuales (Ibíd.: 313), es decir, que pretende ser una praxis
deconstructiva entre las formas de un pensamiento epocal y la reinvención de conceptos.

Hasta aquí, hablar de la trascendencia del trabajo filosófico dentro de la vida de un pueblo,
nos remite referir innumerables ejemplos. Sin embargo no podemos detenernos a revisar
cada una de las obras que han sido trascendentes en la historia de ellos. En efecto no se

donde predomina la filosofía analítica. y el tercero en Estados Unidos con la filosofía analítica que se separa de las cuestiones existenciales Posteriormente el propio carácter de estas ramas de la filosofía cambia su rumbo en la historia de Occidente conforme nuevos problemas y alternativas se plantean. la filosofía del lenguaje. el pensamiento Ruso seguido por corrientes marxistas-leninistas se había constituido como uno de los intentos de la puesta en marcha de un modelo filosófico pensado por Marx que había regido en Occidente.puede hablar de un solo aporte que haya sido trascendental. (Adolfo Sánchez Vázquez. se da paso a la escena de las filosofías de la comunicación y otras posmodernas. nace la corriente de pensamiento marxistaanalítica. 1 Comprender que el proyecto de una sociedad más justa ciertamente emancipada de esta 1 Apel y Habermas en Europa parten de la hermenéutica y el marxismo francfortiano para llegar a una filosofía de la comunicación. sin embargo si quisiéramos observar como el cuadro del pensamiento filosófico es reflejo de la sociedad en la que se vive podríamos hacer del “mapa filosófico” que habría trazado Ferrater Mora del pensamiento filosófico en 1969 en su obra Filosofía actual. Por ejemplo. dejando detrás toda un remanso teórico que serviría en mucho a la atención de problemas económicos En Europa tras el predominio del estructuralismo y la hermenéutica. de un espacio geográfico definido. residen las filosofías analíticas que dejan cierto margen a las filosofías europeas. Es claro que la filosofía no tiene un carácter univoco. Como este existen diversos ejemplos que prueban el carácter cambiante de las corrientes filosóficas. el segundo en Europa con la filosofía fenomenológica y existencial. Y en los países norte americanos. En Inglaterra. 1997: 332) Cabe destacar que aunque se hable de la trascendencia del pensamiento filosófico dentro de la vida de un pueblo. se entrecruza y supera corrientes. sin embargo se derrumban dos décadas y media después de la “cartografía” que realiza Mora. que de apoco perdían terreno ante la hermenéutica y el estructuralismo. después de haber analizado en sentido pragmático. El autor hace mención de “tres imperios filosóficos” que sitúa geográficamente primero en la Unión Soviética influido en mucho por el dominio oficial o institucional el pensamiento marxista o leninista. .

. Es por ello que la reflexión filosófica en el campo de la ética va a tener un papel importante. o como comúnmente se referiría en nuestra sociedad.lógica de pensamiento que hemos hablado párrafos atrás. en la instauración de un ambiente que devendrá en una ética civil. Es claro como algunas de las causas de la crisis de nuestro país se deba sin duda a falta de la ausencia de reflexión en los procesos políticos como educativos etc. que en la mayoría de los casos está ausente en las instituciones educativas tanto a nivel de formación básica como personal. es una noción utópica que encierra hoy un significado más necesario que nunca.