TEMPLO DE HERCULES EN CORI

Cori es una ciudad y una comuna de la provincia de Latina, en la región del Lazio, en la zona central de Italia. Se trata de la antigua ciudad de Cora, que el mito dice que ha sido fundada en un período entre el II y el III Milenio a.C. El Templo de Hércules se encuentra en la Acrópolis de la antigua Cora, en aquella parte de la ciudad que hoy es Cori alto.

El templo de Hércules, que domina la ciudad desde lo alto, fue erigido durante la dictadura de Silla, entre las 89 A.C. y las 80 A.C. en la cumbre de la colina sobre que surgió la ciudad de Cora, a 398 metros de altitud, por dos magistrados locales, cuyo nombre estan inscritos sobre el dintel de la puerta.

El templo debe su estado de conservación a la transformación que sufrió en iglesia: dentro de la celda se estableció, en efecto la iglesia de San Pietro, destruida por los bombardeos aliados en 1944.

Podemos comprobar que se trata de un templo dórico, con un pobre y raquítico equino, columnas acanaladas en sus dos tercios superiores y basa cuadrada. I

Es tetrástilo, con un profundo pronaos y se sitúa sobre un alto podium de opus caementicium, careado por una mampostería en opus incertum de pequeños mampuestos. En ella asoma, por sus laterales, la cimentación que se aloja en dicho basamento como prolongación de las columnas (estereobatos).

Desde

luego

sorprende esbeltez y

su la

desmesurada

separación entre las columnas (intercolumnio). Aquí el friso y el arquitrabe son una misma cosa, pues los tres triglifos que se disponen en cada intercolumnio ocupan toda la altura del elemento adintelado.

Podemos admitir, para el templo de Cori, el calificativo de desproporcionado si se le compara con el bellísimo templo que por aquellas fechas (siglo I a.C.) se levantó en el Foro Boario de Roma, en honor a Portuno y que es conocido como el templo de la Fortuna Virile o con el que se levantó en Nimes, ya en tiempo de Augusto (año 20 a.C.), "Maison Carrée".

II

En el templo de Hércules, en Cori, se ve la influencia de las leyes de Hermógenes, el arquitecto tratadista del Asia Menor, cuyos preceptos copió Vitruvio, la y discípulo summa la de de la Hermógenes e Hipódamo, en De Architectura, arquitectura urbanística

grecorromanas. Lo mismo ocurre con el casi intacto templo al numen de la Fortuna Viril, de la época republicana, en Roma. Ambos templos se asientan sobre un alto basamento o podium, que sostiene todo el templo, elemento genuinamente latino, que conservarán los templos romanos de la época imperial. El podium acostumbra estar decorado sólo con una moldura inferior y otra alta de remate, pero a veces se enriquece con un friso dividido por triglifos. El templo de Cori es un ejemplo de adaptación del orden dórico griego a los gustos etruscos y romanos. En los dos templos se hace evidente la intersección de las tradiciones etruscas y de los estilos helenísticos, fruto de la evolución de las sucesivas reproducciones del gran templo capitolino en el mundo romano, que repiten su estructura ajustándola a los órdenes clásicos al mismo tiempo que van sustituyendo la decoración de tipo etrusco por otra más helenística. Así se va configurando el arquetipo de templo romano, en el que a una estructura específicamente romana, de tradición etrusca, se superpone un ornamento a la manera griega.

III

El templo pone de manifiesto una de las características fundamentales que diferenciaría al templo romano del griego. El templo griego se presenta es de decir, la como la planta una altura se construcción horizontal, respecto al lado menor mantiene frecuentemente en la relación 0,44 (4/9), en tanto que el templo romano es de clara vocación peraltada y de gran esbeltez. La altura del templo romano superó, con cierta frecuencia, la longitud de su fachada frontal.

IV

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful