You are on page 1of 1

2/2015

E

DHUB/MNAC

Roberto Maldonado/3º gràfic

En la búsqueda de diferencias por parte de la presentación de sus exposiciones, tanto en el Museo del Diseño, DHUB, como en el Museo Nacional de
Arte de Catalunya, MNAC, nos encontramos con una serie de peculiaridades,
posiblemente la mas interesante es la eliminación del típico recorrido cronológico y
se lanzan a enseñar cada objeto como algo intemporal.
   En el Museo del Diseño, podemos ver que las obras se separan por ámbitos, tres
espacios que se dividen pero que están conectados entre si, algo que a simple vista
no parece relevante, pero que si nos fijamos bien, da una lógica al recorrido. Primero
podemos observar el espacio de referencia el cual contiene; personalidades, prototipos, exponentes. Segundo, tenemos la materialidad, objetos innovadores, artesanales, ergonómicos o desafiantes entre otros. Y tercero, el contexto, aquellos objetos
reconocidos, evocadores, versátiles. Estas temáticas a simple vista parecen no tener
sentido, pero, estos temas podrían estar asociados a las fases de creación de estos
propios, aquellos objetos que su gran punto es ser referente o el contexto finalmente donde encontrares aquellos funcionales o innovadores. El proceso creativo, esta
presente en este recorrido siendo una parte tan importante como su cronología, que
en este caso no resulta tan relevante. Simplemente así el recorrido resulta mas claro
y hace que se intuya fácilmente, gracias a las pantallas y los carteles situados en las
obras, haciendo una exposición acorde con la estética del propio Museo del Diseño.
   Por otra parte tenemos el MNAC el cual muestra una organización parecida a la
del DHUB. Siempre acorde a la estética o estilo visual del museo, este recorrido esta
montado con mas elegancia. La exposición explica la aparición de la modernidad y
con esta la aparición del artista moderno. Se divide en dos salas; el arte moderno y el
arte moderno II, estas salas con diferentes espacios en las cuales las paredes juegan
a teñirse de colores para diferenciarse, a partir de aquí se divide todo el recorrido en
4 ámbitos. La primera partes explica la la ascensión del artista, en la cual vemos el
taller, retratos, el artista bohemio, desnudos, paisajismo y crónica de actualidad. El
segundo apartado es el Modernismo, la vida moderna a través del arte, a través del
mobiliario, donde vemos a Gaudi y Jujol y finalmente el simbolismo. La tercera parte
pasa por el Noucentisme, las vanguardias surrealistas, la muestra de la vida moderna
y los medios de masas como la fotografía, publicidad o cine. Finalmente en la cuarta
parte encontramos el arte en la Guerra Civil y un epilogo.
   Como podemos ver la eliminación del orden cronológico por una colocación
centradas en el trabajo, su elaboración, procesos del artista, en este caso pasamos
por la primera parte que definiría al artista o tipos de artistas de esta época, con
obras y iniciaciones hacia lo que evocaría en el Modernismo, aquí vemos el contexto
de estos artistas, así esto seria el primer gran bloque del recorrido. Siguiendo esto
nos encontramos el Noucentisme y así la introducción a las vanguardias y su provocación sobre la sociedad, lo cual nos llevaría finalmente a ver el epilogo del artista,
truncado por la Guerra Civil.
   Para acabar de comparar estos dos recorridos hay que valorar que también
tienen parecidos y es que los dos abandonan una fijación tan exacta con la cronología para explicar sus exposiciones, y se centran en la búsqueda del artista, sus
referentes, historias, contextos y repercusiones, cada uno a su manera pero aquellas
diferencias se unen para otorgar una visión más relatadora y con más argumentos.