You are on page 1of 6

Tema 5.

Seguridad Social
1. Concepto.
La Seguridad Social es el sistema público por el que Estado garantiza a quienes se
encuentran dentro de su ámbito de aplicación una protección adecuada ante las
contingencias que establece la ley.
Hay dos modalidades:

*Modalidad contributiva: es la que incluye a los trabajadores que se encuentran en alguno
de los siguientes supuestos:
- Los trabajadores por cuenta ajena.
- Los trabajadores por cuenta propia o autónomos.
- Los socios trabajadores en las cooperativas de producción.
- Los estudiantes.
- Funcionarios.
- Extranjeros con permiso de residencia y trabajo.

*Modalidad no contributiva: es la que integra a los residentes en territorio nacional que no
estén incluidos dentro de la contributiva y que reúnan los siguientes requisitos:
- No haber cotizado nunca o haberlo hecho insuficientemente.
- Carecer de recursos económicos suficientes.
2. Estructura de la seguridad social.
El sistema español de la seguridad social se divide en régimen general y regímenes
especiales. El régimen general abarca la protección de la mayoría de los trabajadores de
nuestro país.
Se establecerán regímenes especiales en aquellas actividades en las que por sus
condiciones particulares se hiciera preciso para una adecuada prestación de los beneficios
de la seguridad social.
En la actualidad, existen los siguientes regímenes especiales:
- Trabajadores del mar.
- Trabajadores por cuenta propia o autónomos.
- Estudiantes.
- Trabajadores de la minería y del carbón.

2.1. Entidades gestoras de la seguridad social.
La gestión de la seguridad social es muy compleja y la lleva a cabo diversos organismos
públicos denominados entidades gestoras. Actualmente funcionan las siguientes:
*Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS): gestiona y administra las prestaciones
económicas de nivel contributivo y el reconocimiento del derecho a la asistencia sanitaria.
*La Tesorería General de la Seguridad Social: recauda los recursos económicos y gestiona
las afiliaciones, inscripciones, altas y bajas de los empresarios y de los trabajadores.
*Instituto de Mayores y Servicios Sociales (INSERSO): se ocupa de las pensiones de
incapacidad y jubilación no contributivas.
3. Trámites con la seguridad social.
El estar protegidos por la seguridad social conlleva una serie de trámites y obligaciones de

empresas y trabajadores.

3.1. Inscripción de empresas.
Toda persona natural o jurídica por cuya cuenta vayan a trabajar personas incluidas dentro
del ámbito de aplicación de la seguridad social tiene la obligación de inscribirse en la
Tesorería General de la Seguridad Social. Se le asignará un número patronal único válido
para todo el territorio nacional.

3.2. Afiliación de trabajadores.
La afiliación es un acto por el que el trabajador pasa a ser sujeto protegido por la
seguridad social. Se hace una sola vez en la vida y se le asignará un número que le
identificará a lo largo de toda su vida laboral.
La debe llevar a cabo la empresa con anterioridad a que el trabajador comience a prestar
servicios en la misma.

3.3. Altas.
Con anterioridad a que un trabajador preste servicios en una empresa debe ser dado de
alta en la seguridad social.

3.4. Bajas.
La empresa está obligada a comunicar a la seguridad social las bajas de aquellos
trabajadores que dejen de prestar sus servicios. Para ello, dispone de un plazo de 6 días
desde la fecha del cese de su actividad.
4. Cotización.
Una consecuencia de la afiliación y alta de un trabajador es la obligación de cotizar por él a
la seguridad social, es decir de ingresar una determinada cantidad de dinero mensualmente.
La cotización se compone de dos aportaciones, la del empresario y la del trabajador.
La obligación de cotizar comienza desde el momento en que se inicia la actividad laboral y
finaliza con la presentación de la baja del trabajador por parte del empresario.
La cantidad mensual que empresa y trabajador deben ingresar en la seguridad social se
calcula aplicando unos tipos o porcentajes que establecen el Ministerio de Trabajo y
Seguridad Social a las bases de cotización.

4.1. Bases de cotización.
Las bases de cotización se utilizan para el cálculo de las cuotas de cotización y de la
cuantía de las cotizaciones. Tenemos las siguientes:
*Base de cotización por contingencias comunes.
Es la que se utiliza para el cálculo de las prestaciones por incapacidad temporal, invalidez
permanente o muerte y supervivencia derivadas todas ellas de una enfermedad común o de
un accidente no laboral. También se utiliza para calcular las prestaciones por maternidad y
jubilación.
Se calcula sumando los conceptos salariales del mes anterior sin horas extras más el
exceso legal de las percepciones no salariales, se incluye también el prorrateo de las pagas
extras.
*Base de cotización por contingencias profesionales.
Esta base se utiliza para calcular las prestaciones por incapacidad temporal, invalidez
permanente o muerte y supervivencia cuando derivan todas ellas de un accidente de trabajo
o de una enfermedad profesional. Se utiliza también para el cálculo de la prestación por

desempleo.
La base de cotización de contingencias profesionales se calcula sumando da la base de
cotización de contingencias comunes el importe de las horas extras.
*Base de cotización por horas extras.
Esta base de cotización está formada por el importe de las horas extras.
La base de cotización de contingencias comunes debe estar entre la base mínima y máxima
del grupo de cotización al que pertenezca el trabajador.
Determinados conceptos no salariales no se tienen en cuenta para el cálculo de las bases de
cotización salvo que excedan del límite legalmente establecido.
Estos límites son los siguientes:
*Plus de distancia 20% de iprem.
*Plus de transporte urbano 20% de iprem.
*Gastos de locomoción, los gastos totales justificados por factura o 0,19 euros por
kilómetros más gastos de peaje y aparcamiento si se usa vehículo propio.
*Dietas.
*Los gastos de alojamiento con estancia están exentos y los de manutención tiene como
límite 53,34 euros al día si es con pernocta y 26,67 si es sin pernocta.

4.2. Cuota de cotización.
La cuota de cotización son las cantidades que mensualmente se ingresan en la seguridad
social por cada trabajador. Se calculan aplicando un tipo de porcentaje que establecen el
ministerio de trabajo a las bases de cotización.
Actualmente las cuotas son las siguientes:
*Cuota de contingencias comunes.
Es un porcentaje del 28,3% de la base de cotización por contingencias comunes, el 23,6% lo
paga la empresa y el 4,7% lo paga el trabajador.
*Cuota por desempleo.
Para contratos indefinidos, o en prácticas, o de interinidad el porcentaje es del 7,05% de la
base de cotización por contingencias profesionales, el 5,50% lo paga la empresa y el 1,55%
lo paga el trabajador.
Para contratos de duración determinada a tiempo completo el porcentaje es del 8,3% de la
base de cotización de contingencias profesionales, el 6,7% lo paga la empresa y el 1,6% el
trabajador.
Para el contrato de duración determinada a tiempo parcial 9,3% de la base de cotización de
contingencias profesionales, 7,7% lo paga la empresa y el 1,6% el trabajador.
*Cuota de formación profesional.
Es un porcentaje del 0,7 de la base de cotización por contingencias profesionales, el 0,6%
la empresa y el 0,1% el trabajador.
*Cuota de infogasa.
Es un porcentaje del 0,2 de la base de cotización de contingencias profesionales, la paga la
empresa.
*Cuota por contingencias profesionales.
Se compone de dos partes una por incapacidad temporal y otra por invalidez o muerte y
supervivencia y su porcentaje dependerá de la tarifa establecida por el ministerio de

trabajo.
*Cuota por horas extras.
Para las horas extras estructurales y no estructurales el porcentaje será de 28,3%, 23,6%
lo paga la empresa y 4,7% el trabajador.
Para las horas extras por fuerza mayor el porcentaje es el 14%, el 12% lo paga la empresa y
el 2% el trabajador.
5.Prestaciones.
La acción protectora de la seguridad social cubre la contingencia y concede prestaciones
que son un conjunto de medidas económicas y no económicas para prevenir, reparar o
superar determinadas situaciones de infortunio o de estado de necesidad concretos que
suelen originar una pérdida de ingresos o un exceso de gastos en las personas que lo sufren.
Las prestaciones pueden ser contributivas y no contributivas.
Los tipos de prestaciones son las siguientes:
*Asistencia sanitaria
Incapacidad temporal
Riesgo durante el embarazo, lactancia natural, maternidad y paternidad
Incapacidad permanente
Lecciones permanentes no inválidantes
La jubilación
Muerte y supervivencia
Desempleo
Servicios sociales, seguro escolar, seguro obligatorio de vejez y invalidez
5.1. Asistencia sanitaria.
Incluye los servicios médicos y farmacéuticos necesarios para conservar o restablecer la
salud de sus beneficiarios y su aptitud para el trabajo.
Serán beneficiarios de la asistencia sanitaria:
Los trabajadores en activo, afiliados y en alta o alta asimilada.
Los pensionistas
Los familiares que convivan y estén a cargo de los beneficiarios
Los españoles residentes en territorio español sin recursos económicos suficientes

Los españoles de origen o inmigrantes retornados
Los extranjeros con tarjeta y permiso de residencia, los ciudadanos de la unión europea o
los que tengan convenios con España.
5.2. Incapacidad temporal.
Es la situación en la que se encuentran aquellos trabajadores que por accidente o
enfermedad se encuentran de baja médica y no pueden acudir temporalmente a trabajar.
La prestación por incapacidad temporal consiste en un subsidio diario que cubre la perdida
de rentas que sufre el trabajador mientras está de baja y recibiendo asistencia sanitaria.
La causa de la incapacidad temporal puede ser una contingencia común, accidente no laboral
o enfermedad común o una contingencia profesional: accidente de trabajo o enfermedad
profesional.
Para tener de derecho a la prestación por incapacidad temporal hay que estar afiliado y de
alta en la fecha del hecho causante y tener cotizados al menos 180 días en los 5 años
anteriores salvo que la causa de la incapacidad sea un accidente o una enfermedad
profesional en cuyo caso no hace falta cotización previa.
La cuantía de la prestación por incapacidad temporal es la siguiente:
Cuando la causa de la incapacidad es una enfermedad común o un accidente no laboral se
cobrara el 60% de la base reguladora diaria entre el 4º y el 21º día ambos incluidos y el
75% desde el 21º hasta el final de la baja.
Cuando la causa de la incapacidad es un accidente o una enfermedad profesional se cobra el
75% de la base reguladora diaria desde el día siguiente al de la baja hasta el final de la
misma.
La base reguladora se calcula en función de la causa de la incapacidad:
Si la causa es una enfermedad común o un accidente no laboral será igual a la base de
cotización de contingencias comunes del mes anterior.
Si la causa es una enfermedad de trabajo o accidente laboral se calcula de la siguiente
forma:
La incapacidad temporal tendrá una duración máxima de 12 meses que se podrá prorrogar
con 6 más si se prevé su curación al final de los mismos.