You are on page 1of 1

jueves 3 de diciembre del 2015

el comercio .A15

Temática

105

Banco impulsa el teletrabajo — Gustavo Ledesma, gerente de

Gestión y Desarrollo Humano del BCP, señaló que están poniendo a
prueba entre sus trabajadores iniciativas ligadas al teletrabajo, como en
el caso de los ‘call center’, para que aumente la productividad.

minutos pasan los limeños cada día, en promedio, en
el transporte público — Así lo reveló una reciente encuesta

de El Comercio elaborada por Ipsos. En total, los capitalinos pasan
dos años de su vida en este tipo de transporte.

viernes

jueves

adulto mayor

tendencias

sábado

la semana en fotos

Mi casa, mi oficina
Trabajar desde el hogar es una realidad cada vez más cercana gracias a los beneficios de la tecnología. En el país, con la reglamentación de
la Ley del Teletrabajo, cualquiera puede hoy laborar desde casa y gozar de formalidad, beneficios laborales y la cercanía de su familia.

Betty Soto Fernández

D

esde su vivienda,
en La Molina, Diana Tamashiro, madre de tres hijos,
resuelve consultas
del trabajo y acuerda reuniones
con colegas de Bolivia, Venezuela o Ecuador. Todo lo hace
desde su celular o su laptop, vía
Skype. Desde el 2013, la empresa Cisco System Perú, en la
que trabaja, le permite laborar
en la modalidad de teletrabajo.
Un teletrabajador puede laborar en casa, en un café o en
cualquier lugar distinto al de la
empresa, siempre que cuente con conexión a Internet. A
diferencia de un ‘freelance’
(trabajador independiente), el
teletrabajador cuenta con estabilidad contractual.
En el Perú, la Ley 30036, que
regula el teletrabajo, existe desde junio del 2013, pero no fue
hasta inicios del mes pasado
que el Ministerio de Trabajo y
Promoción del Empleo publicó su reglamentación. En ella,
quedó definido que el teletrabajador debe contar con un
contrato por escrito, gozar de
los mismos beneficios laborales
que cualquier trabajador tradicional y de ningún modo debe
ser discriminado, es decir, ni
se le debe pagar menos o hacer
trabajar más.
El teletrabajo en el Perú todavía es incipiente, poco conocido y no existen cifras que
muestren su impacto. “En
nuestra sociedad no estamos
acostumbrados a trabajar en
casa, a los ojos de otros es como
no hacer nada. Pero no podemos dar la espalda a la tecnología. Es una oportunidad para
las madres o los discapacitados que no pueden moverse
mucho de casa”, señala Raúl
Saco Barrios, profesor de Derecho Laboral de la Pontificia
Universidad Católica del Perú
(PUCP).
Beneficios múltiples
Rafael Félix es gerente general
de Human Consultores desde el 2008. En agosto del año
pasado, la empresa, con sedes
en Chile y EE.UU. se tuvo que
mudar de Miraflores a San
Borja por falta de espacio. No
obstante, ante el costo del
alquiler y el tráfico de las
mañanas, plantearon el
teletrabajo. Un mes después, los cinco consultores mudaron sus oficinas
a casa.

“Al principio no fue fácil porque no teníamos costumbre.
Pero nos adaptamos y, si conoces la tecnología, todo es más
sencillo. En mi casa, instalé mi
oficina, cumplo mi horario, y
el hecho de llevar a mis hijos
al colegio, almorzar allí, no
perder tiempo en el tráfico me
hace tener ganas de trabajar
más”, señala Félix.
Alba San Martín, gerenta
general de Cisco System Perú,
refiere que con el teletrabajo
la empresa puede reducir hasta el 50% de costos gracias al
ahorro de oficina, tecnología
y otros materiales. También
asegura mayor productividad
laboral, pues el teletrabajador
“se vuelve un 60% más productivo gracias a lo que ahorra en
traslado”.
El teletrabajo, además, funciona como una política ‘verde’, al disminuir la contaminación gracias a la reducción del
tránsito. En Estados Unidos y
Europa esta modalidad laboral
es muy común. En América Latina, aunque menos frecuente,
se está expandiendo. Argentina y Colombia son dos de los
países con más teletrabajadores de la región, con dos millones y 47 mil personas respectivamente. La meta
en este último país es
llegar a 120.000 en el
2018. Según el diario
colombiano “El Espectador”, convertir en
teletrabajadores a 1.000
empleados equivale, en un
año, a salvar más de 1.500 árboles y ganar 42 días de trabajos adicionales.

entrevista

Daniel Maurate Romero

Ministro de Trabajo y Promoción del Empleo

“Se trata de que el
jefe vea resultados”

C

on la aprobación
del reglamento de
la Ley del Teletrabajo, el ministro
de Trabajo y Promoción del Empleo, Daniel
Maurate, busca promover esta
modalidad en el sector público. Esto, para dar oportunidad
a que las poblaciones vulnerables, como las madres de
familia y los discapacitados,
trabajen desde casa, y que la
productividad de sus trabajadores aumente.
— ¿En el 2016 ya habrá teletrabajadores en el sector público?

Así es. Solo en el sector público
estableceremos cuotas de trabajadores que deben operar bajo esta modalidad. De eso se encargará Servir, y eso tiene que
ser de mutuo acuerdo entre el
trabajador y quien lo contrate.
En el Ministerio de Trabajo ya
hemos recibido nuestra primera solicitud, es una mujer, y espero que salga pronto.
— ¿Cualquiera puede ser un
teletrabajador?
No hemos establecido ninguna distinción de carrera. Habrá
profesiones que pueden acoplarse más que otras. Aquí lo

importante es que se mantenga un contrato de trabajo y los
beneficios laborales, lo único
que cambia es que se trabaja en
casa. En el sector público, incluso los asesores podrían hacerlo.
Con esto queremos dar oportunidad a los más vulnerables, a
las madres, a los que tienen impedimentos físicos.
—El teletrabajo no funciona
sin tecnología. ¿Quién la provee a estos empleados?
En primera instancia, es el empleador, pero puede ser que lo
haga el trabajador y entonces

quien lo contrate está obligado a
compensarlo y a renovar la tecnología. Depende del contrato.
—¿Y la fiscalización?
También depende mucho del
acuerdo entre el empleador y
el trabajador. Eso sí, no puede
haber violación a la intimidad,
como poner cámaras en la casa
para controlar el desempeño.
Para eso existe la tecnología,
hay muchas formas de comunicarse y con el teletrabajo se labora distinto. Ya no se trata de
que el jefe esté detrás del trabajador sino que vea resultados.

-Objetivos-

Según la Ley
del Teletrabajo,
el empleado
debe demostrar
que cumple los
objetivos de su
empleador.

cifras

1.300

millones de personas harán teletrabajo en el mundo al final de este
año, según la consultora en tecnología IDC. Representan el 37,2%
de la población económicamente activa.

83%

De teletrabajadoras del mundo
combinan sus empleos con la
crianza de sus hijos, según la consultora HowIBecomeaNet.

ilustración: giovanni tazza