You are on page 1of 1

IMPUESTO AL VALOR AGREGADO Y RETENCIONES EN LA FUENTE DEL IVA

Las personas naturales son todas las personas, nacionales o extranjeras, que realizan
actividades económicas lícitas, por tanto están obligadas a inscribirse en el RUC; emitir y
entregar comprobantes de venta autorizados por el SRI por todas sus transacciones y
presentar declaraciones de impuestos de acuerdo a su actividad económica. Se encuentran
obligadas a llevar contabilidad todas las personas nacionales y extranjeras que realizan
actividades económicas y que cumplen con las siguientes condiciones: que operen con un
capital propio que al inicio de sus actividades económicas o al 1o. de enero de cada ejercicio
impositivo hayan superado 9 fracciones básicas desgravadas del impuesto a la renta o cuyos
ingresos brutos anuales de esas actividades, del ejercicio fiscal inmediato anterior, hayan sido
superiores a 15 fracciones básicas desgravadas o cuyos costos y gastos anuales, imputables a
la actividad empresarial, del ejercicio fiscal inmediato anterior hayan sido superiores a 12
fracciones básicas desgravadas. En estos casos, están obligadas a llevar contabilidad, bajo la
responsabilidad y con la firma de un contador público legalmente autorizado e inscrito en el
Registro Único de Contribuyentes (RUC), por el sistema de partida doble, en idioma castellano
y en dólares de los Estados Unidos.
Según el Impuesto a la Renta, la base imponible de los ingresos del trabajo en relación de
dependencia está constituida por el ingreso gravado menos el valor de los aportes personales
al Instituto Ecuatoriano de Seguridad social (IESS), excepto cuando éstos sean pagados por el
empleador.
La declaración del Impuesto a la Renta es obligatoria para todas las personas naturales,
sucesiones indivisas y sociedades, aún cuando la totalidad de sus rentas estén constituidas por
ingresos exentos, a excepción de: Los contribuyentes domiciliados en el exterior, que no
tengan representante en el país y que exclusivamente tengan ingresos sujetos a retención en
la fuente.
Los impuestos deben ser retenidos por El agente de retención, que como regla general, es
quien compra bienes o servicios. Pueden ser personas naturales obligadas a llevar
contabilidad, sucesiones indivisas o sociedades dependiendo de las disposiciones de las
normas vigentes para cada tipo de impuesto.
Existen dos clases de impuestos que se retienen en el porcentaje correspondiente como
son: el Impuesto a la Renta y el Impuesto al Valor Agregado
El crédito tributario se define como la diferencia entre el IVA cobrado en ventas menos el IVA
pagado en compras. En aquellos casos en los que la declaración arroje saldo a favor (el IVA en
compras es mayor al IVA en ventas), dicho saldo será considerado crédito tributario, que se
hará efectivo en la declaración del mes siguiente. Como regla de aplicación general y
obligatoria, se tendrá derecho a crédito tributario por el IVA pagado en la utilización de bienes y
servicios gravados con este impuesto, siempre que tales bienes y servicios se destinen a la
producción y comercialización de otros bienes y servicios gravados.