You are on page 1of 3

Esta terapia alternativa originou-se recentemente, e foi desenvolvida pelo professor sulcoreano Park Jae Woo, quem é reconhecido

por ter sido o fundador da meditação do sorriso,
entre outras terapias alternativas. A Su Jok, também da sua autoria, dispensa o uso de
agulhas, mas conserva o mesmo sistema de meridianos.
Assemelhando-se mais com a acupressão que à acupuntura, a terapia Su Jok têm mais
raizame na primeira do que na segunda. Consiste em estimular com os dedos alguns
pontos do nosso organismo, baixo uma série de lineamentos gerais e sem a necessidade de
ter um conhecimento profundo.
Aliás, para praticar o Su Jok não é necessário ser um experto, e conhecendo simplesmente os
puntos básicos que debemos estimular já podemos experimentar seus benefícios sem ser
profissionais. É uma terapia que está ao alcance de todos, e não usa agulhas.
Sabía que existe una terapia con la que podemos curarnos nosotros mismos, así
como a los demás? Eso es precisamente Su Jok, una técnica coreana similar a la
acupuntura que sana con presiones y masajes en manos y pies.
Silvino Díaz Martínez, experto en medicina natural, asegura que esta terapia, que se
basa en que nuestro organismo está representando en nuestras manos y pies, tiene
la gran ventaja de que no tiene ningún efecto secundario y no requiere de
medicamentos.
En esta entrevista nos cuenta a detalle lo qué es esta terapia y los beneficios que
podemos obtener de ella para mejorar nuestra salud de manera definitiva.
¿Explíquenos qué es la terapia Su Jok?
El nombre de esta medicina alternativa se forma de las palabras
coreanas que significan “Su” mano y “Jok” pie, debido a que
trabajamos con las manos y los pies. También se le llama terapia
onurik, que en coreano significa: “Para todos”, porque si todos la
supiéramos aplicar estaríamos más sanos.
Se trata de una técnica curativa similar a la acupuntura china
desarrollada por el profesor Park Jae Woo, coreano radicado en
Rusia, quien descubrió que nuestro cuerpo está representado en
nuestras manos y pies, como también lo está en el iris, y en las orejas; son
diferentes alternativas que nos ha dado el creador en terapias para ayudarnos a
conservarnos sanos.
Nosotros tenemos en nuestras manos cinco extremidades, que son los cuatro dedos
y el quinto, que es el pulgar. Los dedos medio y anular, representan los pies,
mientras que el meñique y el índice, a los brazos.
Además en esos cuatro dedos tenemos representadas a tres articulaciones, el
meñique e índice, representan a manos, brazos y antebrazo, y el medio y anular, a
los pies, piernas y muslos, pero en cambio el pulgar no tiene más que dos
articulaciones que representa el cuello y la cabeza, y todo está pegado al tronco
que se divide en tórax y abdomen.
Se le llama parte “Yi” a la parte interior o palmar de la mano, y “Ya”, a la exterior o
dorsal, es decir, el cuerpo está representado en la mano y cualquier dolor se puede
tratar en ella.
¿En qué consiste la aplicación de esta terapia?
A nivel físico anatómico esta técnica se usa para localizar puntos que reflejen la
parte corporal que sufre un dolor por estar alterada o enferma, de manera que
aplicando una presión determinada se logra a aliviarlo.
Se utilizan diferentes instrumentos para diagnosticar y buscar los puntos de
correspondencia, y de ser necesario, se pueden emplear algunos materiales como

estrellitas metálicas, imanes, semillas, moxa, entre otros, lo que ayudará a aliviar el
dolor de esa zona y a armonizar esa parte del cuerpo.
A nivel bioenergético se le conoce como micro-acupuntura Su Jok, ya que usa los
conocimientos de la medicina tradicional china de los meridianos, e hindú de los
chakras.
Hay gente que se ha salvado de infartos gracias a que se le ha estimulado el punto
correcto de la mano que representa al corazón. Se le ha dado un masaje en el
sentido de las manecillas del reloj. Si se trae el corazón muy acelerado el masaje es
al revés.
En la medicina oriental se le considera a las enfermedades como excesos o
deficiencias de energías, debido a que todo es energía. Cada órgano tiene su propia
vibración, de manera que cuando se desarmoniza presenta alteraciones en su
funcionalidad. Cuando se restablece ese flujo de energía todo se resuelve como por
arte de magia.
¿A través de esta terapia se puede hacer tanto el diagnóstico como la curación?
Si, en la terapia usamos una herramienta de trabajo que se llama diagnosticador,
que es una pieza metálica alargada de unos seis centímetros, con la cual se toca la
parte de la mano relacionada con el órgano o zona de cuerpo que presente el
malestar. El dolor que se siente al hacer la presión es como el aviso del cuerpo de
hay un problema, debido a que el punto de correspondencia de la mano se vuelve
muy sensible, es como una orden del cerebro de que se necesita ayuda. Después se
procede a hacer el masaje o presión que corresponda al problema de salud que se
detecte.
Aun cuando en el momento de la revisión no se manifieste el malestar de la
enfermedad, al hacer la presión en el punto de correspondencia, se sentirá la
sensibilidad al dolor, ya que se trata de un problema crónico de salud con etapas de
agudización, incluso si nunca ha habido malestar y se siente fuerte el dolor en algún
punto de correspondencia, es un aviso de que algo anda mal en ese órgano, pero
que aún no se ha manifestado.
Con la constancia en el tratamiento la enfermedad se puede erradicar de manera
definitiva, si no, es igual que una pastilla, pasará el efecto y volverá el dolor, pero a
diferencia de la medicina convencional no irrita el estómago y no se tienen efectos
secundarios.
La máxima complicación es que si yo no localizo exactamente el punto de
correspondencia no tienen ningún beneficio, pero tampoco ningún daño.
¿Qué enfermedades son las más frecuentes que ha logrado curar?
Me ha tocado recibir a personas arrastrándose del dolor por la ciática a las que he
logrado aliviar presionando el punto de correspondencia de la zona lumbar en la
parte dorsal de la mano.
También me ha llegado gente con un dolor muy intenso de migraña o alguien que
se acaba de dar un gran golpe, o gente con un fuerte problema de gastritis,
hemorroides, que en cosas de minutos, y a veces de segundos, una vez localizado
el punto de correspondencia, haciendo la presión o masaje, como por arte de magia
desaparece el malestar.
Muchas veces el dolor llega en el momento más inoportuno y no tenemos quién nos
ayude, por eso si todos conociéramos la técnica del Su Jok estaríamos más sanos.
Podemos aprender nosotros mismos a quitarnos ese dolor o ayudar a los demás.
¿Hay alguna anécdota en especial que recuerde?
Si, en unos de los cursos que di sobre esta terapia asistió una niña de seis años que
fue la que más aprendió. Esa niña en su escuela nadie la conocía, era muy tímida y
tenía una vocecita que apenas se escuchaba. En una ocasión su maestra tenía un
gran dolor de migraña, entonces la niña se acerca y le dice: Maestra, ¿me permite
ayudarla?, y entonces al voltear y verla le responde: ¿Qué dices? ¿Qué me vas a
ayudar tú con este tremendo dolor que traigo de cabeza?
Para quitársela de encima la maestra le dice: ¿Qué quieres? Y la niña le responde:
Présteme su mano. Es entonces cuando la menor le localiza el punto de
correspondencia y le aplica la presión. En ese instante la maestra pegó un grito muy

fuerte y sorprendida le preguntó: ¿Qué me hiciste? Y entonces la niña se asustó y se
puso a llorar, mientras la maestra le decía que le había quitado el dolor. Desde
entonces se volvió la niña más popular de la escuela