Boletín de Prensa

cFOREIGN r
––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Campos Elíseos 345 Piso 6, Colonia Polanco, 11560 México, D.F. 5279.6090 www.consejomexicano.org

Llamado tri-nacional para crear una nueva comunidad económica y de seguridad para América del Norte antes del 2010
Contacto: Andrés Rozental, Presidente, Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales 14 de marzo de 2005—Tres ex-funcionarios de alto nivel en los gobiernos de México, Canadá y los Estados Unidos hacen un llamado para la creación, antes del 2010, de una nueva comunidad económica y de seguridad para América del Norte, con el fin de lograr un desarrollo compartido entre los tres países, enfrentar retos a la competitividad de la región y responder a amenazas contra nuestra seguridad colectiva. En una declaración de los presidentes del Grupo de Trabajo Independiente sobre el Futuro de América del Norte, organizado bajo los auspicios del Consejo Mexicano de Asuntos Innternacionales, el Council on Foreign Relations de Nueva York y el Consejo Canadiense de Directores de Empresa, Pedro Aspe, Secretario de Hacienda de México durante el sexenio 1988-1994, John P. Manley, anterior Viceprimer ministro y Ministro de Finanzas de Canadá, y el ex-Gobernador de Massachusetts y Subprocurador de Justicia de los Estados Unidos William F. Weld formulan una serie de recomendaciones a los líderes de sus tres países para articular una vision a largo plazo para América del Norte La declaración se da a conocer el día de hoy, anticipando la cumbre que tendrá lugar en Téxas el 23 de marzo entre los Presidentes de México Vicente Fox, de los Estados Unidos George W. Bush y el Primer Ministro de Canadá, Paul Martin. Refleja un consenso entre los presidentes y vice presidentes del Grupo de Trabajo Independiente, el cual dará a conocer su informe completo en abril próximo. En esa ocasión, se tomarán en cuenta las deliberaciones de las treinta personalidades de los tres países que participaron en el Grupo, así como los resultados de la cumbre de Texas. En la declaración anexa, se amplían algunas de las Principales conclusiones y recomendaciones: • Construir una Comunidad Económica y de Seguridad antes del 2010. Con el objetivo de fortalecer y aumentar la seguridad, la prosperidad y las oportunidades para todos sus habitantes, los presidentes del grupo de trabajo proponen una comunidad de América del Norte, con un arancel externo común y un perímetro externo de seguridad. El concepto de comunidad debe irse creando a medida que se adopten medidas específicas que se detallan a continuación.

Cerrar la brecha de desarrollo entre Estados Unidos y Canadá con México. Si bien los flujos de comercio e inversión entre los tres países se han incrementado en forma importante, la brecha de desarrollo entre México y sus dos vecinos del norte es grande y se sigue ensanchado. Los bajos salarios y la falta de oportunidades económicas en partes de México estimulan la migración indocumentada y contribuyen al sufrimiento humano que en ocasiones se traduce en violencia. México debe incrementar y sostener una tasa de crecimiento acorde con sus objetivos de desarrollo, así como decidir los pasos que debe tomar para atraer más inversión y alentar su crecimiento. Por sus propios intereses nacionales, Estados Unidos y Canadá deben apoyar a México en este objetivo con el establecimiento de un Fondo de Inversión para América del Norte, cuyo fin sea canalizar recursos para coadyuvar al crecimiento económico y social del socio menos desarrollado. Crear las instituciones necesarias para sostener una comunidad de América del Norte. Los presidentes proponen que las cumbres trinacionales se lleven a cabo anualmente y que se establezca un Consejo Asesor para prepararlas y dar seguimiento a sus decisiones para asegurar su puesta en vigor. Promover la competitividad de los países de América del Norte mediante la adopción de un arancel externo común. Durante la década pasada muchas naciones en todo el mundo se han integrado cada vez más al mercado global. Para hacer frente a este reto a la competitividad de América del Norte, los presidentes recomiendan que los tres gobiernos inicien la armonización de sus aranceles externos, sector por sector, empezando por aquellos con la tasa vigente más baja y menos diferenciada. Reglas de origen ineficaces, la congestión cada vez mayor en puertos de entrada y la proliferación de diferencias reglamentarias y normativas entre los tres países incrementan el costo de los intercambios en vez de reducirlo. Crear un pase fronterizo para América del Norte. Los presidentes proponen un pase fronterizo común, con identificadores biométricos, que permita el paso expedito para ciudadanos de América del Norte por aduanas, migración y seguridad en los aeropuertos y cruces terrestres de los tres países. Los gobiernos de Canadá; México y Estados Unidos deben comprometerse con el objetivo de disminuyendo en forma importante la necesidad de los actuales controles físicos de tránsito y comercio dentro de América del Norte. Crear un Plan de Acción Único para las Fronteras de América del Norte. Los tres gobiernos deben hacer su mejor esfuerzo para que alguien que constituye una amenaza a nuestra seguridad y que intente penetrar nuestras fronteras, enfrente las mismas dificultades en cualquiera de los tres países. Entre los primeros pasos deben figurar la armonización de requisitos de visas, la inspección conjunta por los tres países de contenedores que ingresen por puertos norteamericanos; y procedimientos de selección y rastreo de personas, bienes y naves o vehículos. La cooperación entre los tres países debe extenderse también a medidas contra el terrorismo y a la aplicación de la ley. Canadá y Estados Unidos deben invitar a México a considerar a futuro su participación en mecanismos de cooperación e inteligencia militar. Desarrollar una estrategia regional de seguridad energética y de recursos naturales. Canadá y México son los dos países que más energéticos exportan a Estados Unidos. Los tres países deben expandir y proteger su infraestructura energética, desarrollar reservas continentales, conservar sus combustibles fósiles y reducir las emisiones contaminantes. La

colaboración regional en conservación y emisiones podría formar la base para una alternativa regional al protocolo de Kyoto. • Profundizar vínculos educativos. Dados sus vínculos históricos, culturales, políticos y económicos, América del Norte debe contar con la red de intercambio educativo más grande del mundo. Los presidentes recomiendan la ampliación significativa de programas de becas e intercambio para estudiantes en niveles de secundaria, preparatoria y universitario; el desarrollo de una red de Centros de Estudios sobre América del Norte en los tres países, y programas transfronterizos de capacitación para maestros en todos los niveles académicos. ************************** El Consejo Mexicano de Relaciones Exteriores (Comexi) es la única organización multidisciplinaria dedicada a promover discursos y análisis avanzados y ampliamente incluyentes sobre la naturaleza de la participación de México en la arena internacional y la influencia relativa de su orientación cada vez más global sobre las prioridades nacionales. El consejo es un foro independiente, no lucrativo y plural, sin nexos gubernamentales o institucionales, que es financiado exclusivamente con cuotas de sus miembros y apoyo empresarial. Los principales objetivos de Comexi son ofrecer información y análisis de interés a sus asociados, así como crear un sólido marco institucional para el intercambio de ideas referentes a temas acuciantes que afectan al país. Fundado en 1921, el Council on Foreign Relations es una organización independiente, de afiliación nacional, y un centro no partidista para académicos dedicados a producir y diseminar ideas de forma que los miembros individuales y corporativos, así como los tomadores de decisión, periodistas, estudiantes y ciudadanos interesados en Estados Unidos y otros países puedan identificar mejor el mundo y las opciones de política exterior que se plantean a Estados Unidos y a otros gobiernos. Fundado en 1976, el Canadian Council of Chief Executives (CCCE) es la más importante asociación empresarial de Canadá, con un destacado historial de logros en acoplar la iniciativa de las empresas con elecciones sólidas de política pública. Integrado por los ejecutivos en jefe de 150 empresas líderes canadienses, el CCCE fue líder del sector privado en el desarrollo y promoción del Acuerdo de Libre Comercio Estados Unidos-Canadá durante la década de 1980 y el subsecuente acuerdo trilateral Tratado de Libre Comercio de América del Norte.