You are on page 1of 6

1.

Para que la Comisión Interamericana de DDHH pueda
recibir la petición del Sr. Pérez, el Estado del Sur debe:
Haber reconocido previamente la competencia de la Corte
Interamericana de DDHH
Haber ratificado el Protocolo Adicional de Derechos
Económicos, Sociales y Culturales (Protocolo de San
Salvador)
Prestar su consentimiento expreso a la competencia de la
Comisión en el caso
Haber ratificado la Convención Americana de DDHH
(Pacto de San José de Costa Rica)
Ser miembro de la OEA

2. Los miembros del personal de servicio de la Misión (nacionales del Estado del Sur):
Sólo gozan de inmunidad por los actos realizados en el desempeño de sus funciones.
Comprenden a los miembros afectados al servicio doméstico de la misma y a los criados particulares del personal
diplomático.
Gozan de los mismos privilegios e inmunidades que el personal técnico y administrativo.
Únicamente gozan de los privilegios e inmunidades admitidos por el Estado del Norte.
Deben pagar impuestos y gravámenes por los salarios que perciben.

3.

La violación de la obligación de respetar la inviolabilidad de los locales de la Misión por el Estado del Norte, podría no
ser ilícita en cuanto que hay elementos para alegar la existencia de:
Ninguna de las demás opciones es correcta.
Un caso de fuerza mayor.
Una contramedida permitida por el D.I.
Una acción de legítima defensa.
Un consentimiento tácito del Estado del Sur a la violación.

4. Para que la Corte Interamericana de DDHH pueda conocer en el caso, es necesario que:
No hayan transcurrido más de 3 meses desde la presentación del informe final de la Comisión.
El Estado del Sur haya ratificado el Estatuto de la Corte.
La Comisión haya publicado previamente el informe.
Se hayan agotado los procedimientos ante la Comisión.

El Estado del Sur reconozca su competencia a tal efecto.

5. La responsabilidad internacional del Estado del Norte, como consecuencia de los hechos ilícitos cometidos, implica:
El conjunto de todas las demás respuestas configura la opción correcta.
La obligación de ofrecer seguridades y garantías de no repetición de los hechos.
La imposibilidad de alegar disposiciones internas como justificación del incumplimiento de sus obligaciones.
La obligación de reparar íntegramente los perjuicios causados al Estado del Sur.
La continuidad del deber de cumplir con las obligaciones violadas.

6. El fallo dictado por la Corte:
Admite el recurso de revisión basado en la aparición de nuevos hechos.
Puede ser interpretado a pedido de cualquiera de las partes en caso de desacuerdo sobre su sentido o alcance.
Puede ser recurrido ante la Corte Internacional de Justicia, que actúa como tribunal de alzada.
Es definitivo e inapelable.
Puede ser sometido a la opinión consultiva del Comité Jurídico Interamericano.

7.

Los vehículos de los familiares de los agentes diplomáticos que fueron destruidos en la acción de liberación de los
rehenes:
Al ser bienes registrables, no estaban comprendidos dentro de la nómina de bienes personales que gozan de
inviolabilidad.
No gozaban de inviolabilidad por no ser ésta una inmunidad reconocida a los familiares de los agentes.
No gozaban de inviolabilidad porque no estaban afectados al servicio de la Misión Diplomática.
Gozaban de la misma inviolabilidad que se les reconoce a los bienes de los agentes diplomáticos.
Sólo hubieran gozado de inviolabilidad si hubieran estado dentro del recinto de los locales de la Misión.

8. Los miembros del personal técnico y administrativo (nacionales del Estado del Sur):
Deben someterse a las disposiciones de la seguridad social del Estado del Norte, aún cuando no residan de manera
permanente en dicho Estado.
No gozan de inmunidad de jurisdicción penal.

Gozan de inmunidad de jurisdicción civil y administrativa restringida a los actos realizados en el desempeño de
sus funciones.
Gozan de una inviolabilidad relativa en cuanto que sólo rige mientras permanezcan dentro de los locales de la
Misión.
Al no gozar de estatus diplomático, no se consideran miembros de la Misión, careciendo por tanto de privilegios e
inmunidades.

9. De acuerdo con el Reglamento de la Comisión, ésta revelará el nombre del Sr. Pérez al Estado del Sur:
Cuando lo considere conveniente, siempre que la denuncia no haya sido presentada de manera anónima.
En el momento de notificarlo de la petición, siempre que el peticionario lo requiera de manera expresa.
Cuando lo solicite el Estado del Sur, en cualquier instancia del trámite.
En el momento de notificarlo de la petición, salvo que el peticionario se oponga expresamente.
En ninguna circunstancia, para proteger al peticionario de cualquier represalia.

10.

De haberse presentado luego de transcurrido el plazo de 6 meses -contados desde la notificación de la sentencia de la
CSJ del Estado del Sur que agotó el procedimiento-, la petición:
Prosperaría en cuanto que ni el Pacto de San José ni el Reglamento de la Comisión exigen requisito alguno
relativo al plazo de presentación.
Probablemente sería admitida, siempre que el Estado no alegare el vencimiento del plazo, en cuanto que la Corte
se inclina por la tesis de la prescripción.
Sería declarada inadmisible en cuanto que se trata de un plazo de caducidad.
Sería admitida siempre que el peticionario demuestre que no pudo presentar la denuncia con anterioridad por
razones ajenas a su voluntad.
Sería admitida siempre que el Estado convalide el defecto formal ya que se trata de un plazo de prescripción.

11. En cuanto a los alcances de la competencia de la Corte Interamericana de DDHH, ésta puede disponer:
El conjunto de todas las demás opciones configura la opción correcta.
El pago de una justa indemnización.
Que se garantice el ejercicio del derecho vulnerado.
La reparación de las consecuencias de la medida que hubiera lesionado a la víctima.
La adopción de medidas provisionales en situaciones de gravedad y urgencia.

12. Si los agentes diplomáticos del Estado del Sur hubieran violado la obligación de no intervenir en los asuntos internos

del Estado del Norte, éste último podría:
Declararlos personas non gratas y luego pedir su extradición una vez regresados a su país para someterlos a su
jurisdicción territorial.
Someterlos a proceso ante sus tribunales sin necesidad de que comparezcan, pero la ejecución de la sentencia
dictada en estas condiciones requerirá una renuncia expresa a su inmunidad de ejecución.
Demandarlos ante sus tribunales, en cuanto que tal violación hace inoponible ante el Estado receptor la
inmunidad de jurisdicción consagrada en la Convención de Viena de 1961.
Negarse a cumplir con su deber de proteger a la Misión y a sus miembros como contramedida permitida por el
D.I.
Demandarlos ante sus tribunales ya que la inmunidad de jurisdicción de los agentes subsiste a pesar de la
violación de la obligación.

13. La inviolabilidad de la que gozan los agentes diplomáticos del Estado del Sur:
Se extiende a sus bienes, que en ninguna circunstancia pueden ser afectados por medidas de ejecución.
No excluye la posibilidad de ser llamado ante los tribunales locales como testigo.
Es absoluta y no admite excepciones.
Exige una protección especial del Estado receptor para evitar actos contra su persona o dignidad.
Sólo cede en caso de delito flagrante.

14.

El hecho de que existan otras denuncias por casos similares de censura presentadas ante el Comité de DDHH de la
ONU:
No impide la admisión de la denuncia pero provoca la suspensión de su trámite hasta la resolución de los demás
procedimientos en curso.
Determina la inadmisibilidad de la denuncia porque no cumple el requisito de la ausencia de litispendencia.
No afecta la admisibilidad de la denuncia ante la Comisión ya que, al no referirse al mismo caso, no hay
litispendencia.
No es un requisito previsto por la Convención Americana de DDHH para juzgar la admisibilidad de la denuncia
ante la Comisión.
Obliga al Comité de DDHH de la ONU a remitir los antecedentes de los demás casos a la Comisión por ser el
órgano regional más idóneo para su resolución.

15. Además de la Comisión, podría/n someter el caso a la Corte Interamericana de DDHH :
El Estado del Sur.
El Sr. Pérez.
Los órganos mencionados en el Capítulo X de la Carta de la OEA.
El Secretario General de la OEA.

Cualquier entidad no gubernamental legalmente reconocida en el Estado del Sur.

De acuerdo con el Proyecto de Artículos de la CDI sobre Responsabilidad del Estado por Hechos Internacionalmente
16. Ilícitos del 2001, para que los actos realizados por el Estado del Norte configuren hechos ilícitos internacionales se
requiere que:
Los actos configuren violaciones a obligaciones internacionales vigentes para dicho Estado.
Tales actos sean atribuibles al Estado según el D.I.
Haya habido negligencia o dolo por parte de los órganos del Estado del Norte en la realización de tales actos.
Los órganos del Estado del Norte hayan actuado dentro del marco de competencia que les corresponde según la
ley interna.
Se configure un daño de cierta entidad en los derechos del Estado del Sur o de sus nacionales.

17. El accionar del grupo armado podría ser atribuible al Estado del Norte:
Únicamente en caso de que hubiere mediado una circunstancia que excluyera la ilicitud de sus acciones.
Siempre que se demuestre que el grupo armado actuó de hecho por instrucciones o bajo la dirección o control de
dicho Estado.
En ninguna circunstancia, en cuanto que el Estado no debe responder nunca por actos de particulares.
Siempre que se demuestre que el Estado no cumplió adecuadamente con su obligación de proteger o reprimir las
acciones dañosas de este grupo.
Sólo si el grupo armado fue reconocido por el Estado del Norte como movimiento insurreccional.

18.

Podría afirmarse en el caso bajo examen, que la petición del Sr. Pérez ante la Comisión cumple con el/los siguiente/s
requisito/s previsto/s por la Convención Americana de DDHH:
No tener ni haber tenido causas judiciales vinculadas a violaciones de DDHH
Presentación en término
Autorización previa del Estado para realizar la presentación
Anonimato de la denuncia
Agotamiento de los recursos de jurisdicción interna

19. Ante el incumplimiento de las recomendaciones realizadas por la Comisión al Estado del Sur, dicho órgano puede:
Decidir la publicación del informe como máxima sanción.

Presentar una demanda ante la Corte Penal Internacional contra el Estado del Sur.
Ordenar las medidas antes recomendadas, debiendo el Estado cumplirlas en esta instancia de modo obligatorio.
Solicitar a la A.G. de la OEA que ordene las medidas necesarias para asegurar su cumplimiento.
Enviar una comisión para que asegure “in loco” el cumplimiento de las medidas recomendadas.

20. Se puede decir que en el caso, el Estado del Norte ha violado entre otras, la/s siguiente/s obligación/es internacionales:
Respetar la inviolabilidad de los agentes diplomáticos.
Adoptar las medidas adecuadas para impedir atentados contra los miembros de la Misión.
Proteger los locales de la Misión contra toda intrusión o daño.
Respetar la inviolabilidad de los locales de la Misión.
El conjunto de todas las demás respuestas configura la opción correcta.