1.

Seguro de incendio: El asegurador debe indemnizar el daño causado a los bienes por la acción directa o indirecta del fuego, así como por las medidas necesarias para extinguirlo u otras semejantes. Los daños que origine una explosión o rayo se hayan equiparado a los que causan los incendios.

El monto del resarcimiento se determina por las siguientes normas:
• •

Para los edificios, por su valor en la época del siniestro. Para las mercaderías elaboradas por el asegurado, según el costo de fabricación. Para otras mercaderías, por el precio de adquisición. • Para los animales, por el valor que tenían cuando se produjo el siniestro; para las materias primas, frutos cosechados y otros productos naturales conforme a los precios medios en el día del siniestro. • Para el moblaje del hogar y otros objetos de uso, herramienta sy máquinas, por su valor en el momento del siniestro. 1. Seguro contra granizo: El asegurador responde en este tipo de seguro por los daños causados exclusivamente por el granizo a los frutos y productos asegurados. Para valuar el daño se computa el valor que habrían tenido los frutos y productos en la época de la cosecha si no se hubiera producido el siniestro.

2. Seguro de animales: En el seguro de mortalidad de animales, el asegurador indemniza el daño originado por la muerte del animal o animales asegurados, o por su incapacidad total y permanente si así se conviene. El asegurado pierde el derecho a ser indemnizado si maltrató o descuido gravemente al animal. 3. Seguro sobre la vida:

Este seguro puede celebrarse sobre la vida del contratante o de un tercero. Los cambios de profesión o actividad del asegurado autorizan las rescisión del contrato. El suicidio voluntario libera al asegurador, a no ser que el contrato haya estado en vigor ininterrumpida durante tres años. En el seguro sobre la vida de un

tercero el asegurador se libera si la muerte ha sido intencionalmente provocada por un acto ilícito del contratante. El asegurador queda liberado si la persona cuya vida se asegura muere en una empresa criminal o por aplicación legítima de la pena de muerte.

Definición de Selección De Riesgos

Conjunto de medidas adoptadas por una Entidad Aseguradora con el objeto de aceptar los riesgos que ofrezcan una menor peligrosidad, de acuerdo con la composición de su cartera, y evitar la cobertura de aquellos que le puedan originar un desequilibrio económico.

Un aspecto fundamental a la hora de contratar un seguro es conocer qué tipo de seguros hay, y de qué están compuestos. Sin necesidad de llegar al límite de conocer la letra pequeña es conveniente, al menos, saber algunos conceptos mínimos. Todo el mundo conoce los seguros por nombres genéricos, de tal manera que se puede oír hablar de seguros "a todo riesgo", o seguros a "terceros", etc. Pero en realidad ¿qué significa eso?. Es frecuente, desafortunadamente, que los usuarios se quejen por que han encontrado que lo que creían que era un seguro a “Todo Riesgo”, a la hora de la verdad deja sin cobertura determinados daños. Sí, el seguro era un todo riesgo, pero con excepciones, y esa excepción es precisamente la que se necesitaba tener cubierta. Más parece en estos casos que en el seguro que la compañía vendió como TODO RIESGO, lo de TODO es mentira, y lo de RIESGO sí es cierto, pero referido a haberlo contratado en esa aseguradora. Por ello, conviene aclarar de qué se habla a la hora de referirse al mundo de los seguros y sus diferentes modalidades.

Selección de riesgos ¿???????’

COMPOSICIÓN DE UN SEGURO

Desde el punto de vista real y legal, un seguro del automóvil no es más que la ACUMULACIÓN de una serie de coberturas. Por ejemplo, un seguro (A) del automóvil podría estar compuesto, de las siguientes coberturas:

• • • • • •

Responsabilidad Civil Obligatoria Robo Incendio Lunas Préstamo de reparación Asistencia en viaje

Responsabilidad Civil Obligatoria Y otro seguro (B) del automóvil podría estar compuesto por:

• • • •

Responsabilidad Civil Obligatoria Daños propios Retirada del permiso de conducir Asistencia en viaje

El seguro A no tiene por qué ser mejor o peor que el B, simplemente es distinto, dispone de coberturas distintas (Robo… para el A, y Daños propios… para el B), y de coberturas iguales (Responsabilidad Civil Obligatoria y asistencia en viaje). El seguro A será mejor/peor que el B, y viceversa, para un cliente concreto en función de las necesidades que él considere oportunas. Analizando lo que ofrecen las diferentes compañías, se han encontrado las siguientes coberturas disponibles para ser contratadas:

• • • • • • • • • • • • •

Responsabilidad Civil Obligatoria Responsabilidad Civil Voluntaria Asistencia en viaje Seguro del conductor Defensa Jurídica Robo Incendio Lunas Préstamo de reparación Defensa en Multas Retirada del permiso de conducir Grandes daños Daños propios

Vehículo de sustitución

Si tenemos en cuenta que esta y no otra es la realidad:, es interesante saber: ¿qué es un seguro a todo riesgo? ¿qué es un seguro a terceros? Con todo lo dicho hasta ahora, se puede decir que un seguro a "todo riesgo" NO EXISTE, porque realmente no hay una cobertura que se llame "a todo riesgo", ¿o usted la ha visto alguna vez?. Vamos a ver de donde vienen esas palabras que NO SON NADA, y que todo el mundo tiene a gala decir. Para saber cuales son las coberturas contratadas, hay que mirar las Condiciones Particulares de la póliza.

COBERTURAS: EL ORIGEN DE LAS PALABRAS

Hasta ahora se ha pretendido eliminar de la cabeza los conceptos “todo riesgo” o “terceros”. Pero ya se ha explicado que un seguro es la acumulación de una serie de coberturas. Así pues, también serán interesante saber: ¿qué es una cobertura en sí? ¿son todas las coberturas iguales, es decir, son todos los "robos" iguales? ¿porqué se llaman así? Una cobertura concreta supone que la compañía "auxiliará/indemnizará" al asegurado en caso de que ocurra algo concreto. Por ejemplo, si el caso es un robo de las ruedas, el radiocassette, o el coche entero… todo esto estará contemplado en la cobertura del “robo”. Sí, por ejemplo, un coche queda averiado en la carretera, pues se hará referencia a la cobertura de "asistencia en viaje", etc. Es decir, las compañías, a cada situación le pone un nombre. Aquí sí sucede que, cuando se habla de que ha ocurrido un robo, TODAS las compañías llaman a esa cobertura robo, si el coche se queda averiado en la carretera, TODAS las compañías llaman a esa cobertura asistencia en viaje. Podrían haberlas llamado de otra manera, como por ejemplo "desaparición" al robo, o "auxilio en carretera" a la asistencia en viaje. Pero, se supone que por normalización, todas utilizan las mismas denominaciones. Ahora bien, la cobertura del "robo" de una compañía no tiene por qué ser igual al "robo" de otra, NI MUCHO MENOS. De hecho, muchas veces, ambas coberturas solo coinciden en el nombre, siendo la LETRA PEQUEÑA totalmente diferente entre ambas. Por ejemplo, una compañía puede que pague un neumático nuevo en caso de robo, y para otra compañía puede que el neumático

no entre dentro de su cobertura de "robo", y por tanto tenga que pagarlo el usuario. Así que, para saber el alcance y significado de cada una de las coberturas que tiene contratadas el usuario, deberá mirar en las Condiciones Generales de su póliza.

PÓLIZAS: EL ORIGEN DE LAS CONFUSIONES

Del mismo modo que se denomina a la cobertura del “robo” cuando se habla de que la sustracción de algo del vehículo, las compañías, al objeto de utilizar un lenguaje fácil y común de cara al usuario, hablan de pólizas (conviene recordar que una póliza es la acumulación de una serie de coberturas) tipo “todo riesgo”, “terceros”, “terceros ampliado”, “todo riesgo con franquicia”, etc. Por ello, la hablar de pólizas, lo habitual es encontrar lo siguiente:

A TERCEROS: Se refiere a pólizas que incluyen la cobertura de Responsabilidad Civil Obligatoria, y en la mayoría de los casos (no tiene porqué), incluyen coberturas como: o Responsabilidad Civil Voluntaria y/o o Asistencia en viaje y/o o Defensa Jurídica y/o o Seguro del conductor.

Es decir, la base de la cobertura es cubrir los danos que podamos producir a los demás, pero además, pueden estar incluidas otras coberturas que la compañía de seguros considera imprescindibles tener como mínimo.

A TERCEROS AMPLIADO / COMBINADO: Se refiere a pólizas que incluyen las coberturas anteriores de "terceros" más: o Robo y/o o Incendio y/o o Lunas.

Es decir, son pólizas que ACUMULAN a un seguro "a terceros" alguna/s coberturas más, que suelen ser atractivas para el usuario. Dichas coberturas pueden ir unidas, o bien por separado. En algunas compañías puede que además se ofrezca con este seguro otra serie de coberturas "menores" o de complemento como

• • • •

Defensa en Multas Retirada del carnet de conducir Préstamo de reparación Vehículo de sustitución

• •

Grandes daños A TODO RIESGO: Se refiere a pólizas que incluyen las coberturas de las pólizas "a terceros", más las que incluyen las pólizas "a terceros ampliado-combinado", y añadiendo, además: o Daños propios

Es decir, un "todo riesgo", el famoso "todo riesgo" que todo el mundo conoce no es nada mas que incluir la cobertura que protege al vehículo propio en el supuesto en que el usuario tenga un accidente y sea culpa suya. NADA MÁS. En algunas compañías puede que además se oferte con este seguro otra serie de coberturas "menores" o de complemento como:

• • • • •

Defensa en Multas Retirada del carnet de conducir Préstamo de reparación Vehículo de sustitución Grandes daños

Por último, falta comentar un tipo de póliza que se está extendiendo últimamente: son aquéllas en las que se incorpora una franquicia destacando las denominadas:

A TODO RIESGO CON FRANQUICIA: Son iguales a las “todo riesgo”, con la salvedad que en alguna de sus coberturas, en caso de indemnización, los primeros X euros (el importe de la franquicia), las pagamos el usuario.

Sin embargo, algunas compañías están utilizando la expresión franquicia para meterlas en demasiados sitios, como es el caso de su uso en las coberturas de robo, o incendio, o lunas. Pero este aspecto no suele indicarse claramente, simplemente porque NO conviene sacarlo. Por ejemplo, tener una franquicia en la cobertura de lunas es como no tener cobertura, ya que la mayoría de las veces, el cristal roto vale menos que la franquicia en sí. Por ello, y aunque las compañías que hoy en día lo están haciendo no lo quieran sacar a la luz, desde aquí podemos hablar del nacimiento de otras dos modalidades de seguro, y son:

• •

TERCEROS CON FRANQUICIA TERCEROS AMPLIADO - COMBINADO CON FRANQUICIA

Para finalizar, y como se habrá observado, un “terceros” de una compañía puede ser diferente a un “terceros” de otra, y así sucesivamente con las otras modalidades. El origen de agrupar las coberturas de esta forma no es otro que las compañías, seguramente hace mucho tiempo, llegaron a la conclusión que es la mejor forma de poder vender sus productos. Por ello, las acumularon formando paquetes, y a cada agrupación de coberturas (terceros, todo riesgo…) le dieron un nombre, para que el usuario pudiera tener una visión general y poder asociar:

Terceros = barato = pocas coberturas

Todo riesgo = caro = muchas coberturas,