HISTORIA DE AMÉRICA LATINA: LOS PUEBLOS DE INDIOS

PALABRAS CLAVES: Asentamiento, cabecera, cabildo, colonia, comunidad, congregación, corregimiento, economía, grupo, indio, mano de obra, población, política, pueblo, república, tradición.

INTRODUCCIÓN. En la transición de la época de conquista a la época de la colonia podemos mencionar la reorganización del espacio y de la población –según la política española- introducida a finales del siglo XVI y posteriormente consolidada en los siglos siguientes: XVII y XVIII. Para reorganizar la población nativa en los reinos de Indias se usó un espacio que fue conocido dentro del sistema colonial como pueblos de indios, es un tema que llama la atención por saber el estado de los indios después de la época de la conquista así como fue la vivencia dentro de esos espacios designados por los blancos, en cuanto a las fuentes es necesario inferir que fueron buscadas por mencionar el término “pueblos de indios” en materia de Economía, Política, Sociedad y Cultura que dan lugar a interpretaciones muy interesantes explícitas en el trabajo indagatorio. Lo que puedo adelantar antes de ampliar el tema es una breve información acerca del surgimiento de los pueblos. Los pueblos de indios fueron la representación de un objetivo planteado por los blancos de separar a los indios de las demás “razas”: mestizos, blancos y negros, sin embargo la estructura de los pueblos fue quebrantada por la presión ejercida por la hispanización, de ahí se formaron coyunturas que dejaron vigencia del verdadero papel que jugaron los pueblos de indios dentro del sistema colonial. A continuación se presentará el motivo que dio origen a lo que comenzó como una república aparte.

1. ORIGEN DE UNA REPÚBLICA. Cuando hablo de una república me refiero a un grupo étnico segregado por los españoles, con el pretexto de que cada uno de los grupos tuviera “su propio espacio”. La dominación española rápidamente fragmentó todas las grandes estructuras políticas de la América nativa,[1] la pregunta que surge es: se vieron afectados los indios al perder el respeto que le tenían a la autoridad del cacicazgo desde la época prehispánica?, en adelante la fragmentación reestableció una organización política indígena que se mantuvo en teoría y hasta cierto punto en la práctica, a través de discretas comunidades,[2] término como muchos con los que fueron conocidos los pueblos de indios, siendo la justificación de estas comunidades el hecho de que existían con antelación a la creación de los imperios azteca e inca, y otros estados que habían sido obligados a unirse a los mismos contra su voluntad, de este modo el nuevo estado español puede entenderse como un medio de liberación, devolviendo a los gobernantes de las comunidades locales su “independencia”, liberación que no duraría mucho tiempo porque iban a ser absorbidos por las sociedades blancas, por tanto el cambio del gobierno precolonial al colonial supuso una “decapitación” de la estructura precolombina realizando este corte precisamente por encima del nivel de la comunidad local,[3] la imposición de los españoles al separar los nativos de los demás grupos raciales fue a través de la política española que creó una las dos repúblicas: la de indios, como lo dispuso una Cédula de 1551: “que los indios sean reducidos a pueblos y no vivan divididos y separados por montañas y colinas, desprovistos de todo beneficio espiritual y temporal”, la separación de los indios también se hizo para facilitar su evangelización de la cual hablaré más adelante por ahora seguiré hablando de la creación de su “república”, concepto directamente análogo a las congregaciones indígenas[4] las congregaciones indígenas fueron conocidas como asentamientos, los indios vivían en asentamientos pequeños a menudo contiguos, si estos asentamientos fueron los mismos que habitaron en el período prehispánico ó si esos asentamientos fueron parte de la reorganización de la población indígena, probablemente fueran consecuencia de la epidemia de 1545-1548 en ciudad de

México, la Corona ordenó explícitamente que se congregaran los indígenas en pueblos de concepción europea,[5] que iban a ser conocidos los pueblos de indios dentro de la política española, estos pueblos también fueron conocidos como cabeceras (localidad ó pueblo principal) en la terminología española, los pueblos más pequeños estaban dentro de la jurisdicción de la cabecera sus “sujetos”, el término cabecera es más específico que el término pueblo, por eso puede referirse a cualquier localidad incluyendo una población subordinada a la cabecera, así mismo el término cabecera sirvió para hacer la referencia de los pueblos de indios al inquirir en los trabajos de Leslie Bethell;[6] pero el concepto básico de pueblos de indios independientes subdivididos en barrios y que gobernaba una red local de poblados satélites ó de familias aparecía como un principio fundamental y universal de la estructura política colonial. En 1560, la mayoría de las cabeceras originales habían sido trasladadas a lugares llanos y muchos indígenas que se encontraban diseminados en zonas remotas habían sido distribuidos en nuevas cabeceras y sujetos, dentro de la concepción española se entiende esta distribución como “ordenación” y en la concepción indígena contiene preguntarse si esa dispersión en la que se encontraban antes de ser distribuidos era su estructura política quebrantada durante la conquista ó era sus asentamientos con los que convivían a la llegada de los españoles, tras un período de devastadoras epidemias (probablemente tifus) y hambres, que duró desde 1576 hasta 1581 la Corona intensificó su programa de concentraciones forzosas aceleradas por el clero y los encomenderos; [7] en consecuencia se creó la república de indios, un intento para confinar los indios en un mundo propio: los indios vivían de manera segregada en el mundo colonial, por lo tanto no se les permitía vivir en las ciudades de los españoles.[8] La legislación para el grupo de indios en sus pueblos fue muy estricta, en 1646 Felipe IV mandó que los españoles, negros, mulatos y mestizos no convivieran con indios ni permanecieran en sus pueblos, porque se temía que los indios aprendieran las conductas malas de los otros grupos y dejaran de habitar sus pueblos, razón por la cual no querían grupos diferentes de los indios en el hábitat de ellos, mas aun a los mestizos que nacieron de indias también se les prohibió vivir en esos pueblos de ahí que su destino era habitar la población

hispana y heredar sus “casas y haciendas”;[9] hasta qué punto se llegó a respetar el espacio de los indios para que los otros grupos étnicos no tuvieran contacto de ningún tipo con ellos?, cabe afirmar que los pueblos de indios como una república sólida legislativamente no duraron mucho tiempo, los españoles acostumbraban comprar tierras en los pueblos y reducciones de indios para tener donde hallarse pero en 1646 se les prohibió vivir en aquellos lugares así hubieran comprado su espacio, por tanto si un español se quedaba más de dos días en un pueblo de indios pagaba una multa de unos cincuenta pesos de oro a la burocracia judicial.[10]

2. CAÍDA DEMOGRÁFICA. A medida que avanzaba la organización del espacio la población indígena disminuyó rápidamente hasta el punto de considerarla como la disminución más rápida en la historia de la humanidad, las congregaciones hicieron a los indios más vulnerables a las enfermedades contagiosas[11] a manera una de las causas mortales para la desaparición de una población que apenas conocía las enfermedades traídas por los españoles; no obstante el tamaño de población indígena que existió antes de la conquista ha sido difícil de contrastar con el que hubo después de la misma, en otras palabras voy a pasar a plantear una controversia demográfica sobre el tamaño de la población indígena a la llegada de los españoles sobre la cual quedan muchas coyunturas que todavía no han sido cerradas por tanto coyunturas sobre las que vale la pena inquirir. Por otra parte la división entre los trabajos sobre la población nativa en América, central y meridional específicamente, es un tema controversial ó de debate, mientras unos historiadores plantean una cifra otros historiadores la critican mediante su aumento ó reducción, por ejemplo el tamaño de la población indígena en México central a la llegada de los españoles fue debatido por las diferentes escuelas, entre ellas, la de Berkeley propuso una población de 11 millones de habitantes, pero la aparición de nuevas fuentes proponen un aumento de población hasta 25 millones de habitantes,[12] mientras Roseblant afirma la población indígena en un tamaño más pequeño que la propuesta anterior: como 4,5 millones de habitantes,[13] la población de las Antillas y el circuncaribe se

ha hecho más ventilada debido a su difícil estimación, Cook y Borah (de la escuela de Berkeley) plantean una cifra de 8 millones de habitantes mientras que Roseblant y Verlinden la reducen entre 50.000, 60.000 y 100.000 habitantes,[14] en cuanto a la población de Colombia y Perú las cifras oscilan entre 3 y 15 millones de habitantes,[15] otra población difícil de calcular al igual que las Antillas ha sido la del Brasil, en el año 1500, John Hemming trata de las diferentes versiones que manejan para determinarlas[16] llegando a la cifra[17] hasta 5 millones de habitantes por la cuenca del Amazonas y hasta 6,8 millones de habitantes para la región sureste de los Andes conocida como la gran Amazonia, en la determinación de la población del Brasil no es nada raro encontrar cifras oportunas porque su colonización comenzó muy tarde en 1530.

3. RECEPCIÓN DE UNA NUEVA CULTURA. La hispanización progresiva que culminó en el siglo XVII se dio en los pueblos de indios al pasar a conformar el círculo económico y político de la administración colonial, en consecuencia el encomendero estuvo pendiente de la producción como de la cristianización de los indios en sus pueblos, podemos denominar la actividad evangelizadora como el primer intento de recepción de los indios de la cultura occidental a través de la construcción de iglesias en los pueblos de indios, evidencia de una preocupación de la Corona por evangelizar a los indios, en 1703 Felipe IV mandó a los “virreyes, presidentes y gobernadores” la vigilancia de la construcción de una iglesia en cada uno de los pueblos de indios tanto los que pertenecían a la Corona como los que pertenecían a los encomenderos, cómo fue la reacción de los indios al aprender una nueva doctrina que hizo de la Iglesia una institución importante para ejercer la autoridad sobre estos pueblos, los indios dieron la cuarta parte de su tributo para estas construcciones de iglesias a los obispos, a su vez, los obispos ó la máxima autoridad de la provincia a cargo fueron los que financiaron la asignación de accesorios a modo un ornamento, un cáliz y una campana para las iglesias que habitaron cada poblado,[18] los casos sobre la mala utilización de adjuntos mandados por la Corona a la Iglesia en Indias son numerosos, igualmente las Iglesias situadas en los pueblos

habrán sido parte de esos casos, los obispos tuvieron la función de demarcar los distritos para agrupar una cantidad de indios que no pasara de cuatrocientos y que pudieran ocupar la extensión de los pueblos (ya fuera para aumentarlos o disminuirlos), de modo que esto facilitara la evangelización de los mismos encargada a los curas y doctrineros siendo la autoridad más cercana a los pobladores, cuyo objetivo –a más de evangelizar- fue administrar los santos sacramentos,[19] así mismo el espacio donde los curas y doctrineros administraban a los indios tenía que ser respetado por los obispos en el sentido de no colocar curas de carácter adicional también en el patronato real de las Indias el episcopado se encargó del orden moral a través de la presencia de clérigos (conventos, seminarios, catecúmenos) y órdenes religiosas (doctrineros e inquisición), así comenzó la legislación y la absorción de los indios de la religión española en sus pueblos ahora pasemos a otra forma que utilizaron los españoles para involucrar a los indios dentro de su mundo: la economía. Por otra parte la situación económica por la que pasaron los indios como comunidad desde la conquista y durante la colonia nunca fue del todo estable, cómo fue la influencia de los pueblos de indios en la economía del sistema colonial, la participación de los indios en la vida económica del sistema colonial aumentó a través de la mano de obra; antes de la conquista y durante el período de encomienda los indios producían sus propios medios de subsistencia pero esta producción cambió debido a la demanda del nuevo sistema de trabajo al cual fueron sometidos los indios a través de la separación forzosa de sus pueblos y métodos tradicionales además la retribución económica y los atractivos de trabajo en las empresas españolas eran superiores a las condiciones de vida que mantenían en sus pueblos[20] siendo una excelente oferta para que los indios se incorporaran por completo a la economía española, comenzó en 1550 cuando se implantó el sistema conocido como “repartimiento ó coatequitl” mediante el cual los indios debían trabajar a jornal en las explotaciones españolas, este sistema pasó a generalizarse desde 1568 a 1630, durante la mayor parte del año las comunidades de indios fueron obligadas a contribuir entre un 2 y un 4 por 100 de su mano de obra activa y en un 10 por 100 en las épocas de cosecha, cómo fue el aumento de la aportación de la mano de obra anual para que los indios llegaran a ser absorbidos por la sociedad colonial, este sistema de aportación aumentó la

explotación de los indígenas ya que en los pueblos y familias campesinas tenían que producir para su propia subsistencia y reproducción además del excedente que se transfería a los encomenderos sin recibir ningún beneficio a cambio,[21] por eso la república de indios siempre se encontró amenazada por el aumento del tributo sobre la misma,[22] al principio en la república de indios se pretendía conservar el viejo orden administrativo indígena pero en el siglo XVII este orden perdió su vigencia por la presión de incorporar a los indios a la vida económica de la sociedad colonial,[23] de modo que la república de indios se reforzó de otra forma: los corregimientos de indios, mediante los cuales los indios entraron a la economía del mundo que les rodeaba, por otra parte, los indios bajo el sistema de repartimiento asumieron la función de reproducir con sus propios medios las fuerza laboral requerida por las empresas españolas y la de suministrar los trabajadores temporeros en las diferentes haciendas, minas, obras públicas y las crecientes actividades de las órdenes religiosas; en otro sentido hubo una cierta autenticidad económica en las comunidades indígenas a través de las cajas de comunidad que les permitían crear reservas financieras para afrontar su tributo y otras obligaciones[24] por consiguiente la extracción constante de trabajadores impidió a las comunidades seguir produciendo para su propio consumo de este modo las comunidades se vieron obligadas a exigir más trabajo e incremento de la producción de sus miembros para así compensar esos desequilibrios,[25] por lo tanto la comunidad indígena incrementó su dependencia de los bienes producidos por la economía española, además los recursos económicos correspondientes a los gobiernos de los pueblos fueron siempre precarios, y los consejos locales estaban constantemente al acecho para obtener fuentes de ingreso suficientes. Antes de que desapareciera completamente la estructura política indígena los indios tuvieron una cierta autenticidad política en referencia al mantenimiento de sus tradiciones, gobiernos indios dentro de los pueblos de indios que fueron en cierta forma financiados por la misma caja comunitaria. A finales del siglo XVI en Nueva España las cabeceras grandes comúnmente apoyaban cabildos con 2 ó 4 jueces indios y con 8, 10 ó 12 regidores indios, las cabeceras menores podían contar solamente con un juez, y 2 ó 4 regidores, todos ellos

pertenecían a la clase alta de la sociedad indígena,[26] fueron respetadas las clases gobernantes dentro de los indios en sus pueblos después de la conquista durante el poco tiempo que duraron estas autoridades, los gobiernos de los pueblos de indios recibían ingresos de cada cabeza de familia indígena, que contribuía con una cantidad fija para mantener al gobierno local, a menudo mediante el mismo proceso por el que se hacían los pagos del tributo al gobierno español,[27]como reaccionaron los españoles ante cierta autenticidad económica por las cajas comunitarias y cuanto apoyaron los españoles el gobierno indio dentro de los pueblos de indios, también los gobiernos de los pueblos de indios proporcionaron una estructura para el mantenimiento de los sistemas de las clases indias, por ejemplo, siguiendo con Nueva España, en el centro propiamente, se distinguían entre los indios pertenecientes a la clase alta, llamados generalmente “principales” y los pertenecientes a la clase baja, llamados generalmente macehuales,[28] dentro del gobierno de la comunidad local los gobernantes indios laboraron junto con el cabildo, hubo respeto a la autoridad del indio que laboraba dentro del cabildo de parte de los católicos españoles, en el siglo XVI el nuevo gobierno nativo por medio del cabildo pasó a servir como principal intermediario entre el estado español y la población india, en algunos lugares los nuevos funcionarios indígenas llamados generalmente gobernador ó alcalde mayor, eran elegidos por los vecinos ó por el cabildo en intervalos de uno, dos ó más años ó en algunos casos eran designados por la autoridad virreinal para períodos más largos, este funcionario indio presidía el cabildo y a la larga rivalizaba y sobrepasaba al cacique en poder e influencia local, cada vez más estos caciques fueron derrotados en los consejos de los pueblos en la lucha por el control político, lo que significó un declive en el principio del cacicazgo hereditario,[29] porque los caciques no eran los mismos gobernantes indios que mandaron en los pueblos, en los cabildos los consejos contaban con salas de justicia y alojamientos, varias cámaras o despachos, un salón de actos para el cabildo indio y, frecuentemente una cárcel, como fueron las condiciones de trabajo para el integrante indio dentro del cabildo; un cabildo indio, por muy hispanizado que fuera, nunca fue una institución verdaderamente poderosa: su autoridad estaba limitada a una serie de opciones, las principales decisiones locales eran tomadas por el clero local, el encomendero y el corregidor, de forma singular ó en

conjunto por otra parte la creciente mezcla de razas empezó a cuestionar el concepto de gobiernos “indios” en los pueblos, la autoridad de los caciques se fue desplazando poco a poco por la influencia mestiza y la hispanización de los pueblos de indios, podría decirse que existieron como unidad política autónoma a través de la presencia de los cabildos indios pero estas unidades no duraron mucho tiempo y se fueron volviendo una ilustración de la política española cuyo objetivo primordial fue llegar a ser equivalente al modelo municipal de la península ibérica, la ley requería que los caciques y miembros del cabildo fueran indios pero el concepto de indio permitía una interpretación variable, quedan dudas acerca de los significados con los que fue designada la palabra indio en aquella época, los casos de mestizos haciéndose pasar por indios, infiltrándose en los gobiernos indígenas ocasionalmente en el siglo XVI y con una frecuencia mayor después, son bien conocidos;[30] qué buscaban los mestizos al infiltrarse en los cargos designados por los blancos a los indios dentro del pueblo?, en los gobiernos municipales hispanizados solamente los principales eran elegibles para ocupar cargos en el cabildo, los principales sirvieron como funcionarios del cabildo a mediados del siglo XVI y después durante un tiempo controlaron con éxito pero con el descenso de la población indígena la elección de las mismas personas sufrió un deterioro junto con los cabildos indios en el siglo XVII,[31] en suma estos gobiernos regidos por indios ilustra la realidad política vivida en los pueblos junto con el comienzo de un nuevo grupo social: los mestizos.

4. DISYUNCIÓN EN EL DESARROLLO REGIONAL. El control general de la población nativa en el siglo XVII, concretamente, no tuvo una consolidación pareja en todas las regiones, porque hubo regiones desarticuladas en donde las comunidades indígenas rearmaron sus territorios, que tan efectiva fue la legislación sobre la población nativa; para desarrollar el tema de las diferentes regiones comenzaré por hablar del continente y después me situaré en lo que hoy es Colombia.

La urbanización forzada encontró vigorosas resistencias después de 1549, en México se produjo más primero que en los otros virreinatos gracias a los intereses que habían entre encomenderos y clérigos por fortalecer su poder, mientras en Perú el virrey Francisco de Toledo ordenó que 16.000 indios de la provincia de Contisuyu fueran desplazados desde 445 poblados y concentrados en 45 reducciones,[32] cómo fue el recibimiento de los indios y de los españoles que ejecutaron estas órdenes, probablemente se debe de haber cumplido esa orden, en América Central las ciudades indígenas aisladas especialmente las de origen dominico y franciscano se estancaron conservando sus rasgos iniciales[33] de modo que los linajes más antiguos situados en la zona central de Centroamérica fueron resistentes a la imposición colonial; por otra parte en el virreinato de Santafe las congregaciones indígenas encontraron resistencias en la sabana de Bogotá después de 1549 mientras tanto el fracaso de la segregación étnica en la región de Popayán fue porque los latifundios y la minería atrajeron hacia poblaciones indias a muchos individuos de muchas razas,[34] sin embargo esta región no fue conocida por su resistencia a los españoles sino por el contrario, fue donde más ejercieron las autoridades más cercanas a los indios en sus asentamientos: los cabildos y los corregidores, de los cuales hablaré más adelante, por ahora haré una comparación basada en el texto de Martha Herrera Ángel sobre la legislación de la población nativa en las dos regiones del virreinato de Santafé, por qué la región de los Andes es comparable con la región Caribe al hablar de la administración de la población indígena?; el reordenamiento territorial del siglo XVIII surgió del intento reformista en 1738 -durante el virreinato de Antonio González- por consolidar una reorganización espacial y político-administrativa, este acontecimiento afectó a los pueblos de indios, algunos de ellos sometidos al control político colonial, por consiguiente creó diferencias marcadas del desarrollo de la reforma entre la región Caribe y la región de los Andes, en base a las descripciones de la época, la forma de distribución de los indios en corregimientos de los Andes jugó un papel muy importante en el ordenamiento político-administrativo a partir de su creación en el siglo XVI, por el contrario en la región Caribe los corregimientos jugaron un papel secundario en este ordenamiento –como la concertación de indígenas para el tributo- y su creación fue un siglo más tarde, seguidamente en

la región de los Andes los corregimientos se consolidaron como instituciones que mediaban las relaciones entre los indígenas y el cabildo, los corregimientos son un referente importante para hablar de los pueblos de indios durante la época de consolidación de los asentamientos nativos en los siglos XVII y XVIII, es importante resaltar el control que se tuvo a la población indígena en la región andina gracias a la coincidencia que hubo entre el ordenamiento colonial y el ordenamiento prehispánico, así la administración de los indios en sus pueblos se puede mirar desde la el ordenamiento territorial distinguiendo el ordenamiento implantado por la colonia que concuerde con la anterior organización prehispánica, como si fuera poco en la región Caribe no hubo institución que mediara las relaciones de los indios con la máxima autoridad local del mismo modo se puede entender que la organización colonial armonizó con la organización prehispánica pero los indios del Caribe estaban organizados en tres estructuras desde el siglo XVI que confluyeron en las riberas del río Magdalena en la Depresión momposina, la rebeldía de los indios ante la autoridad y la ineficiencia de esta sobre los asientos indígenas de la región Caribe deja clara la disyunción en el desarrollo regional de los pueblos de indios por el contrario la característica de la administración que se llevó a cabo en la misma región Caribe fue los conflictos entre cabildos y corregidores, los cabildos empezaron el control general de la población indígena extendiéndose a los esclavos y libres,[35] sobre todo la injerencia de los cabildos sobre los pueblos de indios fue limitada por los corregidores lo cual dio lugar a los conflictos entre cabildos y corregidores, cuando los primeros acusaban a los corregidores de abusar de los indígenas,[36] así en las provincias de Cartagena y Santa Martha los cabildos ejercieron mayoritariamente la autoridad que los mismos corregidores, de modo que debido al estancamiento tardío de estos corregidores, en la región Caribe se ordenaron unos pocos pueblos –en total diez corregimientos- alejados unos de otros sin una continuidad administrativa, así se dejó claro el deficiente control de la población indígena en esta zona por lo tanto el control de los cabildos no fue muy exitoso debido a la presencia de indios palenqueros,[37] como si fuera poco el cabildo de Mompox desarrolló sus actividades con independencia de la Corona como lo confirma el rechazo en lo posible a los visitadores que llegaron a la zona, por qué se rechazaron a los visitadores en

aquella zona donde hubo poco control de la población indígena, también el cabildo de Mómpox estableció el manejo administrativo de inmensos territorios extendiéndose hacia espacios que no les correspondían a ellos, en consecuencia el conocimiento de los pueblos de indios durante su afianzamiento en las diferentes regiones se puede ver a través de la autoridad de corregidores y cabildos siendo ellos como el lente del estado en que se encontraron los indios después de la conquista y durante la época colonial. ALGUNAS CONCLUSIONES. Lo que comenzó como una mentalidad española de crear dos repúblicas, una de indios y otra de españoles terminó por convertirse en una absorción total de los españoles a los indios entre su civilización, de este modo los indios producían sus propios medios a través de su propio sistema durante la época de la conquista cuando trabajaban para la encomienda pero a medida que disminuía la población indígena rápidamente la demanda por sostener la economía del imperio español aumentaba culminando así con el paso de las comunidades indígenas a formar parte del sistema colonial en el cual se le vio en una condición muy baja para su participación política y social, las estructuras constituidas por linajes indígenas fueron quebrantadas, se puede apreciar una participación de los indios en los cabildos a finales del siglo XVI pero por la distinción racial se empezó a cuestionar la presencia de indios dentro de ellos, razón por la cual no duraron mucho tiempo ahí; por otra parte la legislación llevada a cabo para congregar a los indios no fue desarrollada afín en todas las regiones ya que en unas el orden policivo llegó un siglo más tarde, fueron aquellas regiones donde los indios reorganizaron su estructura, que tan interesante fue esa resistencia en aquellas regiones conflictivas donde fue difícil ejercer la autoridad de los cabildos y los corregidores, pues hay que recordar que estas autoridades fueron las más relacionadas para conocer el estado de los indios; otra pregunta que queda vigente adonde va el debate de la población en América durante la preconquista; otra apreciación es la mano de obra como conexo de acercamiento a los pueblos de indios para observar de cerca las condiciones de vida y como consolidaron los indios la economía colonial; siendo el último interrogante qué tanto reaccionaron los

blancos al ver que los pueblos de indios se acercaban más al sistema colonial así no fueran a sus vistas los actores principales del papel del desarrollo económico en Hispanoamérica durante el período colonial.

BIBLIOGRAFÍA

Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. I: La América precolombina y la conquista; Vol. II: América Latina Colonial: Europa y América en los siglos XVI, XVII y XVIII; Vol. III: América Latina Colonial: Economía; Vol. IV: América Latina Colonial: población, sociedad y cultura; Vol. V: La Independencia. Editorial Crítica, Barcelona, 1990. • Martha Herrera Ángel, “Capítulo III: la organización político administrativa de los asentamientos” en Ordenar para controlar, ordenamiento espacial y control político en las llanuras del Caribe y en los Andes centrales neogranadinos, siglo XVIII. Academia Colombiana de Historia, 2.002, p 117-156. • Recopilación de Leyes de los Reinos de las Indias. Tomo I: Títulos II, VI y XII; Tomo II: Libro IV.

[1] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. IV: América Latina Colonial: población, sociedad y cultura. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, pp 163-164. [2] Ibíd. [3] Ibíd. [4] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. III: América Latina Colonial: Economía. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 29. [5] Ibíd. p 30 [6] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol I: La América precolombina y la conquista; Vol II: América Latina Colonial: Europa y América en los siglos XVI, XVII y XVIII; Vol III: América Latina: Economía; Vol IV: América Latina Colonial: población, sociedad y cultura; Vol V: La Independencia, Editorial Crítica, Barcelona, 1980. La mayor parte del trabajo de indagación está basada en los grandes aportes de estas ediciones de Leslie Bethell. [7] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. III: América Latina Colonial: Economía. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 31. [8]Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. II: América Latina Colonial: Europa y América en los siglos XVI, XVII y XVIII. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 23. [9] Recopilación de Leyes de los Reinos de Indias (de ahora en adelante será R.L.R.I). Tomo II. Libro IV. Tomo III. Ley XXI, p 212. [10] R.L.R.I. Tomo II. Libro IV. Tomo III. Ley XXII-XXIII, p 212. [11] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. III: América Latina Colonial: Economía. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 31. [12] Cook F. y Woodrow Borah, the aboriginal population of central Mexico on the eve of the Spanish Conquest, Berkeley, 1963.

[13] Rosenblant, Angel. La población indígena de América desde 1492 hasta la actualidad, Buenos Aires, 1945. [14] Veáse el estudio de Angel Rosenblant “The population of Hispaniola at the time of Columbus” Denevan (Ed.), op cit pp 43-66. [15] Cook Noble, David. Demographic collapse. Indian Perú, 1520-1620, Cambridge, 1989. También Germán Colmenares, Historia económica y social de Colombia, 1537-1719, Bogotá, 1973. [16] Hemming John, Red Gold. The conquest of the Brazilian Indians, Londres, 1978; anexo pp 487-501. [17] Denevan, William. The aboriginal population of Amazonia, Denevan ed., op cit., pp 205-234. [18] R.L.R.I Tomo I. Título II. Ley VI-VII, p 8-9. Los obispos aparecen en el documento como prelados. [19] R.L.R.I. Tomo I. Título VI. Ley XLVI, p 33. [20] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. III: América Latina Colonial: Economía. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 103. [21] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. III: América Latina Colonial: Economía. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 101-102. [22] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. II: América Latina Colonial: Europa y América en los siglos XVI, XVII y XVIII. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 22. Lo que más caracterizó esta república fue el pago del tributo ya fuera en producto ó dinero hasta desaparecer en el siglo XIX. [23] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. II: América Latina Colonial: Europa y América en los siglos XVI, XVII y XVIII. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 23. [24]Ibid. p 24.

[25] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. III: América Latina Colonial: Economía. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 103. [26] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. IV: América Latina Colonial: población, sociedad y cultura. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 165. [27] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. IV: América Latina Colonial: población, sociedad y cultura. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 166. [28] Ibíd. p 167 [29] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. IV: América Latina Colonial: población, sociedad y cultura. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 165.

[30] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. IV: América Latina Colonial: población, sociedad y cultura. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 166. [31] Ibid. p 167. [32] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. III: América Latina Colonial: Economía. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 32-33. [33] Bethell, Leslie. (Ed) Historia de América Latina. Vol. III: América Latina Colonial: Economía. Editorial Crítica, Barcelona, 1990, p 33. [34] Ibíd.

[35] Vèase en Martha Herrera Ángel, “Capítulo III: la organización político administrativa de los asentamientos” en Ordenar para controlar, ordenamiento espacial y control político en las llanuras del Caribe y en los Andes centrales neogranadinos, siglo XVIII. Academia Colombiana de Historia, 2.002, p 141

[36] Ibíd. pp 134-135. [37] Ibíd. p 137.