You are on page 1of 8

Desigualdad de Condiciones

La desigualdad de condiciones es un problema de gran relevancia en la actualidad y que
trasciende diferentes entornos en la sociedad (por ejemplo: la familia, la educación, en lo
laboral, socio-cultural).
A continuación intentaremos abordar algunas causas y factores importantes existentes en
la sociedad, lamentablemente esta problemática contribuye a que la desigualdad sea una
barrera significativa para dar paso a la igualdad de condiciones.
En esta primera parte definiremos los términos relacionados con el tema que se
desarrollaran en las siguientes páginas.
Los términos son: igualdad, desigualdad y condiciones.
Igualdad: condición o circunstancia de tener una misma naturaleza, cantidad, calidad, valor
o forma, o de compartir alguna cualidad o característica.
Desigualdad: se propone tratar la desigualdad como una variable que incide sobre el
crecimiento y se admite que sería un error enfocarse solamente en este último, no solo
porque sea éticamente equivocado hacerlo sino porque un exceso de desigualdad provoca
lentitud en él.
Condición: naturaleza o conjunto de características propias y definitorias de un ser o de un
conjunto de seres.
La igualdad se basa en la búsqueda de puntos en común, de áreas donde todas las personas
puedan ser tratadas por igual, con iguales oportunidades, soñamos con un mundo o una
sociedad donde la desigualdad deje de ser una barreras para las personas que presentan
algún tipo de discapacidad, podamos eliminar la palabra desigualdad para ocupar solamente
el termino de igualdad. Donde todas las personas puedan tener igualdad de condiciones en
todas las áreas en las que se muevan.
Existen tremendas desigualdades en calidad de educación, vivienda entre otros, a
continuación abordaremos la desigualdad de condiciones en el ámbito familiar,
educacional, laboral y sociocultural.

Desigualdad de condiciones en la familia:
Siempre se ha considerado a la familia como un proceso de la vida humana, que se da como
algo común y que en cualquier persona se entiende como algo pre escripto, planeado como
algo que forma parte de algo natural en el desarrollo y crecimiento de la vida humana.
Sin embargo construir una familia para una persona que presenta una discapacidad puede
llegar a ser una opción a considerarse seriamente.
Cuando la discapacidad ingresa en una familia genera una profunda revolución, también lo
es, que todos sus miembros hacen uso de la flexibilidad de su amor para adaptarse a esta
nueva realidad. Según la encuesta Nacional de Personas con Discapacidad del 2004, afecta
el 20,3% de los hogares del país porque cuentan con al menos uno de sus miembros con
discapacidad.
Una realidad que no se agota en el nacimiento de un hijo con alguna dificultad, sino que
también incluye el accidente de un primo que lo limita de por vida, la llegada de un
hermano con discapacidad mental, la elección de un marido con hipoacusia, un padre que
se queda ciego. Los rostros de la discapacidad son de los más variados e inesperados, y
cada integrante de la familia lo contempla con una mirada diferente.






Los miembros de la familia tienen pocas oportunidades para elegir los servicios de
apoyo que más le convienen para su desarrollo familiar y el de sus hijos con
discapacidad.
Los esfuerzos que hace la familia para defender el derecho que tienen sus hijos a
recibir los servicios de salud y de educación, se traduce en batalla constante con
médicos, maestros, etc. Lo que provoca en ellos rabia, frustración y cansancio.
Las experiencias que tienen las familias son la falta de aceptación de la comunidad
para con la discapacidad de su hijo repercute en el alejamiento de sus amistades y
familiares.
Pocas familias tienen la oportunidad de participar en el proceso educativo de sus
hijos con discapacidad.
En muchos casos algunos de los padres se ve la necesidad de dejar su trabajo para
poder cuidar de su hijo, lo que repercute en su ingreso familiar.
Los jóvenes con discapacidad intelectual tienen pocas oportunidades para
capacitarse y tener acceso a un empleo remunerado.
Las familias desconocen como apoyar a su hijo en las etapas de transición, de la
escuela al trabajo y a la vida independiente.
Las cargas de trabajo y la falta de oportunidades impiden que los miembros de la
familia convivan y se apoyen mutuamente.
Las familias tienen temor ante el futuro de sus hijos con discapacidad.
















Los hermanos no reciben el apoyo emocional que requieren para aceptar la
discapacidad de su hermano y en muchas ocasiones son responsabilizados del
cuidado de su hermano con discapacidad intelectual.
Las casas tienen espacios insuficientes para que vivan todos los miembros de una
familia.
Faltan servicios de apoyo comunitario para atender las necesidades de la familia.
Bajo facultamiento de los padres para buscar servicios.
Cuando los niños no tienen la oportunidad de desarrollar su potencial en los años
decisivos de la infancia sus familias están más expuestas al riesgo de empobrecerse
o de deslizarse por la pendiente de la pobreza crónica.
El hablar de calidad de vida familiar implica buscar los aspectos que involucran a la
familia como un todo y los que involucran a cada miembro de la familia en su
individualidad, por ello se hace necesario explorar en el seno de la familia misma y
de cada integrante su percepción sobre lo que significa el tener una buena calidad de
vida y el cómo obtenerla.
Las personas con discapacidad intelectual presentan las mismas condiciones pero lo
que marca la diferencia es como lo asume cada quien.
Cuando el sujeto no está dispuesto a asumirse opta por excluirse y culpar al otro,
que por lo general es la persona con discapacidad, y de esta manera queda ante sí
mismo sin culpas, sin recriminaciones personales.
Concebir la familia como un sistema de apoyo social.
Reconocer la importancia de contexto de vida familiar en el desarrollo de los
individuos.
Centrarse en las fortalezas y los recursos de las familias.
Creer que las familias pueden desarrollar sus fortalezas y aumentar sus sentimientos
de capacidad.
Invitar a los miembros de la familia a reuniones para que puedan compartir
información.
Implicar a los miembros de la familia como participantes activos en cualquier
proceso de planificación.
Cambiar el orden del día de una reunión para que cualquier miembro de una familia
pueda plantear alguna preocupación concreta.
Dar autoridad y capacitar a la familia para que pueda funcionar de manera eficaz en
su entorno.
Invitar a los miembros de las familias a las reuniones para que puedan aportar
información sobre la misma y firmar formularios.
Pedir a las familias que elijan entre varias opciones que los profesionales consideran
que son las mejores para ellas.
Las familias con casos de discapacidad intelectual tienen más puntos en común con
otras familias que diferencias.
No existe un modelo de unidad familiar típico o que sea “mejor”.

Los miembros relevantes de la unidad familiar deben ser tenidos en cuenta si la
intervención tiene como objetivo alcanzar una independencia y una
interdependencia socialmente apropiada para la gente con discapacidad intelectual.
Tener un hijo con discapacidad intelectual podría no ser la preocupación más seria a
la que una familia podría estar enfrentándose en un momento determinado.

Da lástima cuando uno se encuentra con amigos que tienen hijos con discapacidad y se
sienten solos porque sus conocidos incluso sus familiares los aíslan. Creemos que no existe
un mundo ideal pero se puede hacer un esfuerzo para lograr la equidad.
La familia y amigos cumplen un papel fundamental para ayudar y alentar a la persona que
tiene una discapacidad a través de su apoyo incondicional para que esta persona no decaiga.

Desigualdad de condiciones en el ámbito laboral:
La desigualdad laboral ocurre en cualquiera de sus modalidades: de trato, de oportunidades
o en el pago, la desigualdad en el empleo y la ocupación consiste en otorgar un trato
desigual y poco favorable a las personas debido a criterios como la discapacidad, raza, sexo
religión y demás.
El hecho de que en nuestra sociedad sea difícil la contratación de personas con alguna
discapacidad, provoca la pérdida de capital humano que independientemente de sus
limitaciones, puede ser muy productivo para la economía del país.
En nuestro país hace falta información al respecto, es necesario que nos preocupemos más
por lo que ocurre en nuestro alrededor, debemos estar conscientes de que algún día
podríamos estar en una desventaja física y vernos en la necesidad de recurrir a este tipo de
conocimientos para protegernos de algún abuso laboral.
En la actualidad existe una enorme desigualdad laborar asía las personas con discapacidad
ya que, muchas veces por ignorancia diferentes empresas y comercios no contratan a estas,
por pensar que no son tan eficaces como una “persona normal”; esto se mide mediante las
malas actitudes que tiene la sociedad.
Una gran grupo de personas que presentan algún tipo de discapacidad no cuentan con un
trabajo y viven dependiendo económicamente de sus familiares, negocios o están a la
expectativa de acceder algún tipo de pensiones que otorguen las organizaciones
gubernamentales.
En el sector laboral son escasas las acciones desarrolladas para capacitar e integrar en
empleos remunerados a las personas con discapacidad y no existe equidad en las
oportunidades de acceso al trabajo, incluso para aquello que se han destacado por sus
habilidades, eficiencia y profesionalismo. Algunas de las principales limitaciones para la
integración, la constituyen los obstáculos del entorno físico y la casi nula señalización
adaptada, los cual les impide el acceso y desplazamiento en edificio, vivienda, servicios de
transporte público, calles y edificios públicos, espacios recreativos, deportivos y turísticos,
parques y jardines.
Las personas que por naturaleza o accidente se vieran imposibilitados a realizar
determinadas actividades no pierden su calidad de humanos, por lo tanto tienen derecho y
deben gozar de igualdad de oportunidades para poder integrarse a un proceso de
rehabilitación por medio del cual pueden recuperar ciertas capacidades, adecuar el espacio
para que puedan desplazarse sin mayor dificultad, tanto lugares públicos como privados.
Los empresarios o cualquier centro generador de empleo deberán proporcionar
adecuaciones que faciliten de manera racional a las personas con limitaciones físicas en

todo los aspectos del trabajo, es decir, deberá realizar modificaciones y ajustes a las tareas y
ambiente de trabajo de tal forma que una persona con una discapacidad tenga las mismas
oportunidades que personas sin este problema.
Estas adecuaciones evitaran la discriminación que se presenta con personas discapacitadas
las cuales tienen restricciones en las oportunidades de empleo por diferentes clases de
barreras, algunos aspectos físicos dificultan el acceso o el uso de los sitios de trabajo,
algunos son excluidos por el rechazo de la gente o la falta de comunicación, otros son
excluidos por programaciones rígidas de trabajo y no son flexibles para gente con
necesidades especiales, muchos otros por la mentalidad de la gente esto incluye miedos
infundados, estereotipos y conceptos erróneos acerca del cumplimiento del trabajo,
seguridad, ausentismo, costos o la aceptación de otros trabajadores o clientes, por lo que
las adecuaciones o facilidades proporcionadas deben reducir o eliminar barreras
innecesarias.
A pesar de la amplia variedad de leyes, la desigualdad puede ocurrir en los avisos de
empleo, en la selección, evaluación, contratación y despido del personal, en los términos y
condiciones de empleo, así como también en la remuneración, los beneficios, y en las
decisiones sobre quien recibe capacitación y que tipo de capacitación se brinda. La
desigualdad también puede surgir al decidir a quien se tiene en cuenta y selecciona para
traslados y ascensos y a quien se deja cesante durante una reducción de personal.
Tipos de discriminación laboral por discapacidad:
Discriminación directa: el sujeto es tratado de una manera inapropiada, o de una forma
menos cordial que hacia los demás trabajadores.
Discriminación indirecta: no existe un motivo o causa discriminatoria, sino que supone una
política consciente o inconsciente, que tenga un efecto desfavorable sobre el grupo
perjudicado, y que por ello se evidencia en los resultados, de esa práctica.
Discriminación positiva: esta forma de discriminación busca garantizar la equidad en la
vida.
Ventajas y beneficios de contratar personas con discapacidad
Antes de considerar las desventajas que puedan ocasionar las personas que presenten
discapacidad al momento de contratarlas debemos tener en cuenta los beneficios que nos
puedan brindar. En la búsqueda de una sociedad que sea más inclusiva deberíamos
detenernos a potenciar sus capacidades antes que sus incapacidades. Lo único que puede
detenernos a crecer no solo económicamente sino intelectual y socialmente, somos nosotros
mismos e ignorar que todas las personas tienen o deberían acceder a igualdad de
condiciones.

Crecemos cuando dejamos crecer, aprendemos cuando también enseñamos a otros, somos
valorados cuando valoramos al otro, se nos presentan más oportunidades cuando también
damos oportunidades a otros, nos respetan cuando sabemos respetar al otro.
Todas las personas tienen derecho a educarse, a una familia y a un trabajo digno. Todas las
personas tienen cualidades diferentes y como seres racionales e inteligentes tenemos que
tratar de resaltar nuestras cualidades que serán siempre mayores que nuestras debilidades.
Principales ventajas que presentan las personas con discapacidad al momento de
contratarlas:














Alta motivación para trabajar
Afán de superación personal
Capacidad para afrontar nuevos retos
Gran interés y disposición para aprender
Gran disponibilidad para trabajar
Personas constantes en su trabajo
Personas que suelen ser más puntuales que los demás
Personas más productivas que los demás empleados
Personas que solicitan licencia y permiso con menos frecuencia que las personas
que no tienen ninguna discapacidad
Personas altamente responsables
Mejora el clima laboral
Sensibiliza al resto del personal
Disminuye el ausentismo laboral
Genera un mayor compromiso
Mejora la reputación corporativa