You are on page 1of 69

UNIVERSIDAD NACIONAL SAN CRISTÓBAL DE 

HUAMANGA 
FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS 
ADMINISTRATIVAS Y CONTABLES 
ESCUELA DE FORMACIÓN PROFESIONAL DE ECONOMÍA 

TRABAJO MONOGRAFICO: DETERMINACION DEL TIPO DE CAMBIO 

DOCENTE 

YUPANQUI PILLIHUAMÁN, William 

ALUMNO 

HUAMAN PALOMINO, Marire 
CCARHUAYPIÑA CONTRERAS, Lino 
HUASHUAYO GRACIA, Tony Ever 

SEMESTRE 

2007 – II 
AYACUCHO – PERU 
2008

INTRODUCCION 

Desde el siglo XVIII, el pensamiento clásico favorece el establecimiento de 
regimenes  cambiarios  de tipo fijo.  Cuando  el  tipo  de cambio  es  fijo, como  lo  fue 
durante la vigencia  del  Patrón  Oro,  el  Sistema  Bretton  Woods  y  bajo  el  Sistema 
Monetario  Europeo  (SME),  es  determinado  por  los  gobiernos  o  sus  autoridades 
monetarias.  Esta  situación  cambia  durante  la  década  de  1970,  cuando  la 
flexibilización  de  los  mismos  pasa  a  ser  la  alternativa  con  mayor  acogida.  En  el 
caso  de  un  tipo  de  cambio  flexible,  el  precio  de  la  divisa  depende  la  oferta  y  la 
demanda de la misma y la paridad cambiaria se determina en un mercado libre y 
no regulado. 

El  pobre  desempeño  macroeconómico  de  los  países  occidentales  en  los 
últimos  diez  años,  hasta culminar  en  la  fuerte  recesión  actual,  ha  sido  atribuido, 
entre  otros  factores,  al  fracaso  de  las  políticas  económicas.  El  debate  sobre  las 
políticas  adecuadas  y  sobre  la  posibilidad  de que los procesos políticos generen 
tales  medidas  es  intenso  en  todos  los  países.  La  discusión  no  está  limitada  al 
rango  de  opciones  que  definen  las  instituciones  vigentes,  sino  que  se  cuestiona 
también  a  las  mismas  instituciones.  Este  cuestionamiento  es  evidente  en  el 
terreno  monetario;  un  ejemplo  es  la  Comisión  sobre  el  Oro  del  Gobierno  de  los 
Estados  Unidos,  que  recientemente  ha  dado  a  conocer  su  informe  (para  una 
revisión, véase el artículo de P. Cagan). Más allá de la posibilidad de un cambio 
radical  en  el  sistema  monetario  de  algún  país  en  particular,  en  este  trabajo  nos 
interesa  analizar  distintos  sistemas  desde  la  perspectiva  de  un  país  pequeño  y 
abierto  al  exterior.  Estas  características  implican  que  su  sistema  no  tiene 
consecuencia alguna para el orden monetario internacional (por el contrario, este 
orden  es  un  dato  para  el  país)  y  que  en  la  evaluación  de  alternativas  deben 
tenerse en cuenta sus efectos sobre las transacciones internacionales. 

El  enfoque  más  común  para  el  estudio  de  sistemas  alternativos  es  una 
simple  extensión  de  aquel  utilizado  en  el  diseño  de  políticas  óptimas.  Este 
enfoque  supone  que  las  políticas  son  el  resultado  de  un  proceso  en  que  el 
gobernante  tiene  preferencias  bien  definidas  y  un  modelo  explícito  de  la

economía,  de  manera  que  elige  la  mejor  política  y  la  implementa  ajustando  los 
instrumentos  pertinentes.  En  la  versión  más  sofisticada,  orientada  al  análisis  de 
sistemas,  se  plantea  un  problema  dinámico  de  control  óptimo,  de  cuya  solución 
resulta  un conjunto  de  ecuaciones  para  el  ajuste  de  los  instrumentos  de  política 
en función de valores  pasados  de otras variables  observables.  Esas  ecuaciones 
implican  una  regla  de  política  que  la  agencia  gubernamental  correspondiente 
debería observar, o que debería serle impuesta en una instancia política superior 
(para algunos, en la Constitución Política).

INDICE 
Pág. 
CAPITULO I 

01 

SISTEMAS ALTERNATIVOS DE TIPOS DE CAMBIO 

01 

1.1  EL SISTEMA CLÁSICO DEL PATRÓN ORO 

01 

1.1.1  El patrón  oro y el arbitraje 

02 

1.1.2  Ajustes de precios bajo el patrón oro 

03 

1.2  EL PATRÓN BRETTÓN WOORDS Y EL PATRÓN DÓLAR 
1.2.1  La mecánica del sistema del sistema Bretton Woods 

08 
08 

1.2.2  Ajustes de precios bajo el patrón de intercambio de oro  y el 
patrón dólar 
1.3  EL SISTEMA MONETARIO EUROPEO (EMS) 

12 
16 

1.3.1  La estructura del EMS 

17 

1.3.2  Ajustes de precios bajo el EMS 

21 

1.4  SISTEMAS INTERMEDIOS (O HIBRIDOS) DE TIPOS DE CAMBIOS 

22 

1.4.1  Flotación sucia 

23 

1.4.2  Banda de mayor amplitud 

24 

1.4.3  Fijación reptante (o deslizante) 

26 

1.4.4  Tasas fijas mixtas y variables 

28 

1.4.5  Intervención cooperativa en mercados desordenados 

28 

1.5  ZONAS OBJETIVO 

29 

CAPITULO II 

34 

El SISTEMA FINANCIERO INTERNACIONAL: PASADO, PRESENTE Y FUTURO 

34 

2.1  PASADO 

34 

2.1.1  El patrón clásico del oro, 1870­1914 

34 

2.1.2  Tasas flexibles y controles, 1914­1944 

35 

2.1.3  Bretton Woods y el fondo monetario internacional (FMI) 1944­1973 

36 

2.1.4  El periodo de tipos de cambio flexibles, 1973­1985 

38 

2.1.5  La crisis de endeudamiento del tercer mundo, 1982­1989 

39 

2.1.5.1  Antecedentes 

39 

2.1.5.2  Causas 

40 

2.1.5.3  El temor 

40 

2.1.6  El manejo de las crisis 

40

2.2  EL PRESENTE 

41 

2.3  EL FUTURO 

42 

2.3.1  Cambios en el poder económico global 

42 

2.3.2  Desequilibrios comerciales 

45 

2.3.3  Perjuicios ambientales y finanzas internacionales 

51 

2.3.4  Grado de flexibilidad de los tipos de cambio: Tipos de cambio fijos 
versus flexibles 
2.3.5  Argumentos en favor de los tipos de de cambio flexibles 

52 
54 

Ø  Mejor ajuste 

55 

Ø  Mejor confianza 

56 

Ø  Mejor liquidez 

56 

Ø  Ganancias provenientes de un comercio más libre 

56 

Ø  Forma de evitar el llamado “ problema del peso”  

57 

Ø  Interdependencia creciente de la política 

58 

2.4  Argumentos en contra de los tipos de cambio flexibles 

59 

Ø  Los tipos de cambio flexibles causan incertidumbre e inhiben el 
comercio y al inversión  internacionales. 

59 

Ø  Los tipos de cambio flexibles ocasionan especulación 
desestabilizadora 

60 

Ø  Los tipos de cambio flexibles no funcionan en las  economías 
abiertas 
Ø  Los tipos de cambio flexibles son inflacionarios 

61 
61 

Ø  Los tipos de cambio Flexibles son inestables debido a pequeñas 
inelasticidades en el comercio 

61 

Ø  Los Tipos de cambio flexibles pueden ocasionar un desempleo 
estructural. 

61 

CONCLUSION 

62 

BIBLIOGRAFIA 

64

CAPITULO I 

SISTEMAS ALTERNATIVOS DE TIPOS DE CAMBIO 
1.1  EL SISTEMA CLÁSICO DEL PATRÓN ORO 
O puro, suponía:
− Que fuera implantado por la mayoría de los países.
− Que el  mecanismo de los precios rigiera los movimientos internacionales 

de oro, con sus efectos sobre los precios y el consiguiente impacto sobre 
las exportaciones y las importaciones hasta restablecer el equilibrio. 

Que cuando la balanza de cuenta corriente fuese desfavorable, EXISTIERA 
SALIDA de metal y la consiguiente reducción del circulante, lo que se traducía 
en descenso de los salarios y de la ocupación, de la producción y los precios. 
Se suponía que efectos inversos debían producirse en los países hacia donde 
fluía el circulante. 

El patrón oro clásico, impero desde finales del siglo XIX hasta principios de 
XX, se distinguía por tres condiciones. 

o  La  oferta  de  cada  de  cada  nación  estaba  compuesta  por  oro  o  papel 
moneda respaldado por oro. 
o  Cada  nación  miembro  definía  el  precio  oficial  del  oro  en  términos  de  su 
moneda  nacional  y  estaba  dispuesto  a  comprar  y  vender  oro  a  este 
precio. 
o  Las naciones miembro permitían la libre importación exportación de oro. 

En  estas  circunstancias,  la  oferta  monetaria  de  una  nación  estaba 
directamente atada a su balanza de pago. La nación con un superávit en su 
balanza  de  pagos  adquiriría  oro,  expandiendo  directamente  la  oferta 
monetaria.  Por  otra  parte,  la  oferta  monetaria  de  una  nación  deficitaria 
disminuía  como consecuencia de la salida de oro.

La  balanza  de  pagos  también  puede  estar  atada  directamente  a  la  oferta 
monetaria de una nación con un patrón oro modificado, el cual requiero que 
los  fondos  monetarios  de  una  nación  estén    parcialmente  respaldados  por 
oro, sujeto a una razón constante. También se aplicaría a un sistema con un 
tipo  de  cambio  fijo,  en  cuyo  caso  los  desequilibrios  de  los  pagos  son 
financiados  por  algún  activo  aceptable  de  las  reservas  internacionales, 
suponiendo  que  se  mantiene  una  razón  constante  de  las  reservas 
internacionales de la nación a su oferta monetaria. 

1.1.1 El patrón  oro y el arbitraje 

La  característica  esencial    del  patrón  oro  es  que  cada  país  este 
dispuesto a convertir su papel moneda, es decir, los billetes emitidos por 
el  gobierno,  en  oro  a  un  precio  fijo 1 .  Esta  fijación    del  precio  del  oro 
determina  los  tipos  de  cambio  entre  los  distintos  papeles  moneda.  Por 
ejemplo,  si  la  Reserva  Federal    de  Estados  Unidos  está  de  cuerdo  en 
comprar  y  vender  oro  a  un  precio  de  $400  por  onza  y  si  el  banco  de 
Inglaterra esta de acuerdo en comprar y en vender oro a €250 por onza, 
el tipo de cambio entre la libra y el dólar bajo la forma de papel moneda o 
de  depósitos  bancarios  será  de:  $1.6/€($400entre  €250).  Si  el  tipo  de 
cambio  no  es  de    $1.6/€,  el  mercado  cambiario  no  esta  en  equilibrio 
porque se usará para convertir una divisa en otra, pero no para realizar 
la transacción opuesta. 

Por  ejemplo  si  el  tipo  de  cambio  en  el  mercado  cambiario  es  de 
$1.50/€, el mercado usara para convertir dólares en libras libra  pero no 
para convertir libras en dólares. Esto se debe a que es más económico 
convertir libras en dólares. Si la gente que convierte dólares en libras se 
enfrenta a un tipo de cambio de $1.50/€ en el mercado cambiario versus 
el $1.60/€ que pagaría, si optará por comprar y vender oro, convertirá los 

El dinero fiduciario es aquel cuyo valor de carátula es superior a su valor intrínseco su valor proviene del 
edicto que afirma que debe ser aceptado como descargo de obligaciones financieras

dólares  en  libras  en  el  mercado  cambiario:  las  libras  son  más 
económicas de esta manera que por medio de la compra y venta de oro. 
Toda ves  que  la  gente  esta  convirtiendo   dólares  en  libras  pero  no 
libras en dólares a un tipo de cambio de $1.50/€, habrá una demanda de 
libras en el mercado cambiario pero no una oferta de libras. Este exceso 
de  demanda  de  libras  aumentará  el  precio  de    la  libra  en  el  mercado 
cambiario  a  $1.60/€.  D e  manera  similar,  si  empezamos  con  un tipo de 
cambio    de $1.70/€, el  mercado cambiario  será  usado por  la  gente  que 
convierta  libras  en  dólares,    pero  no  la  gente  que  convierta  dólares  en 
libra  ;en  lugar  de  ello,  el  ultimo  grupo  comprara  oro  con  dólares,  y 
venderá  el  oro  a  cambio  de  libras  .Debido  a  que  la  gente  estará 
vendiendo  libras  (pero  no  comprando),  el  valor  en  dólares  de  la  libra 
decaerá  hasta  que  llegue  al  nivel  de  $1.60/€  .Por  consiguiente,  si  el 
precio  del  oro  es  de  $400/onza  en  estados  unidos  y  de  €250/onza  en 
gran  bretaña,  el  tipo  de  cambio  de  equilibrio  sobre  el  mercado  de 
cambios extranjeros será de : $1.60/€. 

Cuando no hay costos de transacciones, el arbitraje es en una sola 
dirección y el arbitraje de viaje redondo produce el mismo resultado .Sin 
embargo  cuando  es  muy  costoso  intercambiar    monedas  así    como 
embarcar, comprar y vender oro, el arbitraje de viaje redondo implica un 
rango posible demasiado grande en el tipo de cambio. 

1.1.2 Ajustes de precios bajo el patrón oro 

Los  distintos  sistemas  de  tipo  de  cambio  implican  la  existencia  de 
diferentes  mecanismos  para  ajustarse  a  los  desequilibrios  que  resultan 
de  los  pagos  y  de  los    ingresos  a  nivel  internacional,  y  uno  de  los 
mecanismos  mas  discutidos  es  el  que  involucra  al  nivel  de  precios.  El 
mecanismo  de  ajuste  del  nivel  de  precios  bajo  el  patrón  oro  se  conoce 
como  mecanismo  de  ajuste  automático  del  precio  en  especie,  donde el

precio  en  “especie”  es  solo  otra  palabra  para  referirse  a  los  metales 
preciosos. Este mecanismo fue explicado en fechas tan remotas como el 
año  1752. 2 Con  el  objeto  de  explicar  dicho  mecanismo,    continuemos 
suponiendo que el oro tiene un valor de $400/onza en estados unidos y 
de €2.50/onza en gran bretaña y que el tipo de cambio resultante es de 
$1.60/€.  Supongamos  también  que  gran  bretaña  compra  más  bienes  y 
servicios  a  Estados  Unidos    de  lo  que  Estados  Unidos compara  a Gran 
Bretaña,  es  decir, que este  último  país tiene  un déficit comercial  con el 
primero.  El  mecanismo  de  ajuste  de  precios  explica  la  forma  en  que  el 
déficit  de  gran  bretaña  y  el  superávit  de  estados  unidos  se  corrigen, 
como lo describiremos a continuación. 

Cuando  Gran  Bretaña  compra  mas  bienes  y  servicios  a  Estados 
Unidos  de  los  que  Estados  Unidos  compara  a  Gran  Bretaña,  habrá  un 
exceso  de  oferta  de  libras;  los  residentes  británicos  suministraran  las 
libras  de las demandadas por los residentes estadounidenses. Bajo los 
tipos de cambio flexibles esta situación reduciría  el valor de la libra por 
debajo de $1.60/€, pero bajo un patrón oro la deducción no sucederá por 
que nadie venderá libras en el mercado cambiario por menos de $1.60/€. 
Mas bien, tan pronto como la libra  llegue a adoptar un valor ligeramente 
inferior  a  $  1.60/€,  la  gente  venderá  libras  al  Banco  de  Inglaterra  a 
cambio  de  oro,  embarcara  el  oro  a  Estados  Unidos  y  lo  venderá  a  la 
Reserva Federal  a  cambio  de dólares.  Esto  le proporcionara  a  le gente 
$1.60 por cada libra. 

Por lo tanto, el resultado del déficit de la balanza de pagos de Gran 
Bretaña  esta  dado  por  el  desplazamiento  del  oro  desde  el  Banco  de 
Inglaterra  hasta  la  Reserva  Federal.  Pero  esto  suponiendo  que  las 
transacciones  internacionales  son  liquidadas  en  oro,  donde  el  oro  que 
sale es  del país  que tiene el déficit y llega al país que tiene superávit. 
Este desplazamiento del oro del país que tiene déficit , hacia el país que 
tiene superávit , tiene efectos sobre la oferta de dinero en ambos países 

Explicado por David  Hume  –Londres, 1752 reimpreso en Richard Cooper, internaconal finance

Al estar dispuestos a intercambiar el oro por el papel moneda a un precio 
fijo, los bancos centrales deben asegurarse de que tienen suficiente oro 
disponible para cubrir aquellas ocasiones en las que un gran numero de 
personas  desean  intercambiar  el  papel  moneda  por  oro  ,donde  una 
actividad prudente por parte de la banca requiere que se mantenga una 
razón mínima de oro en papel moneda. 

El  mantenimiento  de  una  razón  mínima    de  reserva  significa  que  a 
medida  que  el  banco  de  Inglaterra  pierda  dinero  se  verá  forzado  a 
reducir el monto de su papel moneda en circulación. Al mismo tiempo, el 
incremento  de  las  reservas  de  oro  de  la  Reserva  Federal  permitirá  a 
dicha institución poner más papel moneda en circulación. 

Según  el  pensamiento  de  los  economistas  clásicos  del  siglo  XVIII, 
quienes  se  encargaron  de  describir  el  funcionamiento    del  patrón  oro, 
una caída de la oferta de dinero en el país que tiene déficit causaría una 
caída general en los precios. Al mismo tiempo, el incremento en la oferta 
de  dinero  en  el  país    que  tiene  un superávit  ocasionaría  un  incremento 
general  de  los  precios.  El vínculo  entre  la  oferta de  dinero  y  los  precios 
que  los  economistas  clásicos  proponían    estaba  representado  por  la 
teoría  cuantitativa del dinero. 

Esta  teoría  predice  que  los  precios  varían  en  proporción  a  los 
cambios en la oferta de dinero. Al tener precios cayendo en el país con 
déficit,  Gran  Bretaña,  y  un  incremento  en  los  precios  en  el  país  con 
superávit,  Estados  Unidos,  habrá  una  disminución  de  los  precios  del 
primero  versus  los  precios  del  último.  Esto  hace  que  las  exportaciones 
de  Gran  Bretaña  sean  más  competitivas  en  Estados  Unidos, 
ayudándoles a aumentar. 

Al  mismo  tiempo  los  bienes  estadounidenses  dentro  de  Gran 
Bretaña  se  volverán  menos  competitivos    que  los  propios  sustitutos  de 
importación  de  Gran  bretaña,  a  efecto  de  que  las  importaciones

Británicas disminuyan. 3  Al  estar aumentado  las exportaciones  británicas 
y  disminuyendo sus importaciones, el déficit de Gran Bretaña disminuirá 
,  hasta  que  sea  totalmente  eliminado,  habrá  un  exceso  de  oferta  de 
libras,  la  venta  de  libras  al  banco  de  Inglaterra,  el  embarque  de  oro  a 
Estados  Unidos,  una  disminución  en  la  oferta  monetaria  británica  y  un 
incremento  en  la  oferta  monetaria  de  Estados  Unidos,  incrementan  la 
competitividad  de  los  productos  británicos  a  nivel  nacional  y  en  el 
extranjero,  y  fomentan  una  reducción  continua  en  el  déficit    de  Gran 
Bretaña. 

El  mecanismo  de  ajuste  de  precios  en  especie  no  solamente 
funciona por medio de los cambios en los precios relativos entre países 
sino  también a  trabes  de los cambios  en los  precios relativos  dentro  de 
cada  país  .El  país  que  tiene  un  déficit,  por  ejemplo,  los  precios  de  los 
bienes  no comerciables disminuirán,  pero  los  precios  de los  bienes  que 
ingresan  al  comercio  internacional  permanecerán  sin  cambiar.  Esto  se 
debe a que los  precios de los bienes comerciables se determinan por la 
oferta y la demanda a nivel mundial, y no por la oferta local de dinero. La 
caída en los precios relativos de los bienes  no comerciables en el país 
que  tiene  un  déficit  alentara  a  los  consumidores  locales  para  que 
cambien  de  los  bienes  comerciables  y    los  bienes  no  comerciables.  Al 
mismo tiempo los productores locales encontraran que es relativamente 
más productivo producir bienes comerciables. 

El  cambio  en  los  gastos  de  los  consumidores  liberará    mas 
exportaciones  y  los  `productores  elaboraran  mas  artículos  para  la 
exportación.  Estos  efectos  de  verán  reforzados  por  los  desarrollos 
habidos en el país en los países que tengan superávit. Los precios de los 
bienes    no  comerciables  aumentaran  en  relación  con  los  precios  de 
bienes  comerciables,  haciendo  que  los  consumidores  cambien  sus 
preferencias hacia los bienes comerciables  y alejando a los productores 

Aun así Gran Bretaña compra una cantidad mas pequeña de importaciones a Estados Unidos debido a que 
los bienes cuestan mas caros, podría haber un incremento en el valor total de las importaciones , esto ocurrirá 
cuando la demanda británica  de importaciones sea inelástica

de  ellos.  De  manera    conjunta  encontraremos    más  exportaciones  en 
países  con  déficit,  un menor  numero de  importación y  un  mejoramiento 
en la balaza de pagos. 
Si  no  se  permite  que  el  déficit  reduzca  la  oferta  del  dinero  porque, 
por ejemplo, el gobierno piense que la reducción aumentara las tasas de 
interés  o  el  desempleo  hasta  niveles  intolerables,  el  mecanismo  de 
ajuste  se  perderá.  Si,  al  mismo  tiempo  los  países  con  superávit  y  con 
reservas  de  oro  crecientes  no  permiten no  permiten  que sus  ofertas  de 
dinero  crezcan  a  partir  de  sus  excedentes  debido  a  un  temor  por  la 
inflación,  entonces  ambas  causas  de  un  ajuste  de  precios  relativos  se 
perderán:  perderemos  los  precios  mas  bajos  en países con déficit  y  los 
precios mas altos en cualquier parte. 

La política consistente en no permitir que un cambio en las reservas 
cambie la oferta de dinero se conoce como política de esterilización o de 
neutralización.  A  medida  que  las  metas  de  empleo  pleno  se  volvieron 
comunes en el siglo XX, muchos países abandonaron sus esfuerzos por 
mantener  la  razón    de  reserva  requerida  y  se  concentraron  en  sus 
problemas económicos internos. 
Como  resultado  de  la  esterilización,  no  se  permitió  que  funcionara  el 
patrón oro. Esta es la crítica más común del sistema. No permitir que el 
sistema funcione no significa que no podría haber funcionado. 

Es  verdad  que  sin  una  disminución    de  los  precios  absolutos,  el 
mejoramiento  de  la  balanza  comercial  en  los  países  con déficit  es  más 
difícil. Sin embargo, son los precios relativos lo que es relevante, y estos 
precios  podrían  declinar  si  los  precios  de  los  países  con  superávit 
aumentaran  en  mayor  proporción  que  de  los  países  con  déficit.  Por 
consiguiente, si  los  precios son  flexibles  hacia  arriba y  si  los  precios  de 
países con superávit aumentan mas rápido que de los países con déficit, 
aun  tenemos  un  mecanismo  automático  de  ajuste  de  precios.  La  otra

critica  común del patrón oro, que los flujos de oro eran frecuentemente 
esterilizados, representa un argumento valido. 
En épocas normales el tipo de cambio variaría dentro de los puntajes 
del  oro,  los cuales son  fijados  por  los precios de compra  y  de  venta  de 
oro en los bancos centrales y por el costo de embarque del oro de país 
en  país.  Las  variaciones  mas  fuertes  en  los  tipos  de  cambio  ocurrirían 
cuando los países cambiaran los precios de sus divisas en términos del 
oro,  y  esto  seria  un  evento  razonablemente  predecible  .Los  países  que 
estuvieran  agotando  sus  reservas  aumentarían  el  precio  del  oro, 
mientras que los países que  las estuvieran aumentando lo podrían bajar. 

1.2  EL PATRÓN BRETTÓN WOORDS Y EL PATRÓN DÓLAR 
1.2.1 La mecánica del sistema del sistema Bretton Woods 

Bajo  el patrón  oro, los tipos  de cambio,  o  por  lo  menos  sus  rangos 
de variación potencial se determinan indirectamente por medio del precio 
de conversión de cada divisa vis­a­vis el precio del oro. Cuando el patrón 
oro  llegó  a  su  fin  con  la  depresión  de  1929­1933,  después  de  un 
abandono  temporal    en  1914,  el  sistema  de  tipo  de  cambio  que 
finalmente  lo  reemplazo  en  1944  ofrecía  un  método  alternativo  de 
determinación  de  tipos  de  cambio.  El  sistema  que  se  adopto  en  1944 
recibió  el  nombre  de  patrón  de  intercambio  del  oro.  También  se  ha 
denominado  como  sistema  Brettón  Woods  en  atención  al  nombre  de  la 
ciudad  de New Hampshire en la cual se establecieron sus bases. 

Este  método  alternativo  para  la  determinación  del  tipo  de  cambio 
permitía  el  desplazamiento  de  los  tipos  de  cambio  entre  puntos  de 
apoyo.  Los  puntos  de  apoyo  eran  los  tipos  de  cambio  a  los  cuales  los 
bancos centrales extranjeros compraban o vendían sus divisas a cambio 
de dólares estadounidenses, principalmente para asegurarse que el tipo

de cambio no se desplazara mas aya de esos puntos. A cambio de que 
los  bancos    centrales  extranjeros    fijaran  o  deslizaran    el  valor  de  sus 
divisas tomando como base el dólar estadounidense, la Unión Americana 
fijaba  el  precio  del  dólar  estadounidense  al  oro.  Por  consiguiente,  el 
patrón  de intercambio del oro implicaba los siguientes aspectos: 

1.  Una  oferta  de  Estados  Unidos  consiste  en  intercambiar  dólares 
Estadounidenses por  Oro a un precio oficial. 

2.  Ofertas  realizadas  por otros  países  para intercambiar  sus  divisas 
por dólares entorno a un tipo de cambio oficial o de paridad. 

Si  consideramos  tan  solo  la  segunda  parte  del  patrón    del 
intercambio  del  oro  que  estuvo  en  vigor  (la  parte  que  implica  el 
intercambio  de  monedas    extranjeras  por  dólar)  el  sistema  de  tipo  de 
cambio  fijo(que  fue  desde  el  año    de  1968  hasta  el  final  del  sistema 
Brettón  Woods  e  el  año  de  1973)  se  describe  mejor  como  un  patrón 
dólar.  Bajo  el  patrón  de  intercambio  del  oro  y  bajo  el  patrón  dólar,  se 
requería  a  los  países  que  fijaban  sus  tipos  de  cambio  al  dólar 
estadounidense  que  mantuvieran  el  tipo  cambiario  corriente  dentro  del 
1%  del  valor  seleccionado  para  la  paridad.  Para  asegurarse  de  que  el 
tipo  de  cambio  vis­a­vis  el  dólar  permanezca  dentro  del  1%  requerido 
para  la  paridad  oficial,  era  necesario  que  los  bancos  centrales 
intervinieran  siempre  que  las  fuerzas  de  mercado  libre  hubieran  creado 
un tipo de cambio que se encontrará fuera de tal rango. 

Esta  intervención tomaba  la  forma  de una  compra   y  de una venta 
de la moneda local a cambio de dólares estadounidenses a los puntajes 
de  apoyo  superiores  e  inferiores  alrededor  de  la  paridad  oficial.  Los 
puntos de apoyo significaban aumentar o reducir las reservas oficiales de 
la banca central siempre que el tipo de cambio no controlado se hubiera 
desplazado más allá de los límites oficiales. Podemos ilustrar la forma en 
que operaban estos patrones cambiarios fijos.

Supongamos  que  el  banco  de  Inglaterra  hubiera  decidido,  como  lo 
hizo desde 1949 hasta 1967, fijar el valor de la libra dentro de 1% de un 
valor de paridad de $2.80 (para una mejor determinación ver el grafico Nº 
01).  Los  puntos  de  apoyo  superiores  o  inferiores  que  el  banco  deberá 
mantener son de $2.82/€ y $2.7720/€. En la cual proporciona el precio al 
contado de las libras en términos de dólares. 

Suponga que por alguna razón exógena  sobreviene un incremento 
en  la  demanda  de  exportaciones  de  Gran  Bretaña.  Esto  podría,  por 
ejemplo, deberse a una expansión económica general fuera de ese país, 
aun  cambio  de  preferencias  hacia  los  productos  ingleses  o  al 
descubrimiento de petróleo en el mar del norte, esto ocasiona un tipo de 
cambio superior al límite máximo permitido. P ara prevenir esto, el banco 
de Inglaterra deberá, de acuerdo con el patrón de intercambio del oro y 
de  acuerdo  con  el  patrón  del  dólar,  intervenir    en  el  punto  de  apoyo 
superior  de  $2.8280/€  y  suministrar,  a  cambio  de  dólares,  las  libras 
necesarias para evitar que la tasa se desplace por arriba de este nivel. Y 
para evitar que esto suceda, el Banco de Inglaterra tendrá que ingresar 
al mercado y comprar libras. 
Esto representa la disminución en las reservas en dólares del banco 
de  Inglaterra.  Corresponde  por  tanto  al  déficit  en  la  balanza  de  pagos, 
medido  en  dólares  estadounidenses.  Ya  que  el  banco  de  Inglaterra 
deberá  demandar  cualquier  numero  de  libras  que  incluye  tanto  la 
demanda  privada  como  a  la  demanda  oficial  que  es  horizontal  en  el 
punto inferior de apoyo, $2.7720/€. Esta es otra característica del patrón 
de intercambio del oro y del patrón del dólar, la curva de demanda total 
para  las  monedas  locales se  vuelve  perfectamente  elástica  en  el punto 
de apoyo inferior.

FUENTE: Murice D. Levi, Finanzas internacionales, Pág. 196 

En  el  grafico  Nº  01,  podemos observar  que Q1Q2  libras  por  dólares 
será  la  cantidad  que  ofrecerá  el  Banco  de  Inglaterra,  con  una  oferta 
privada  de  0Q1  libras  y  mostrando  una  curva  de  demanda  de  D2(£), 
dejando  el  tipo  de  cambio  de  $2.8280/€,  por  lo  que  la  curva  total  de 
oferta de libras se vuelve plana en este punto. Por lo tanto la curva de la 
oferta  de  divisa  local,  las  que  contiene  una  oferta  privada  y  oficial,  se 
vuelven  perfectamente  elásticas.  Esta  última  es  una  característica  del 
patrón de intercambio del oro y el patrón dólar. 

La  Región  A  es la cantidad que  el  Banco  de  Inglaterra compara,  el 
monto de Q1Q2  es el aumento de las reservas de de divisas del Banco de 
Inglaterra (corresponde a un superávit en la balanza de pagos). 
La Región B es la cantidad que el Banco de Inglaterra compara, el monto 
de  Q3Q4  es  la  disminución  en  las  reservas  de  dólares  del  Banco  de 
Inglaterra (corresponde a un déficit en la balanza de pagos).

1.2.2 Ajustes de precios bajo el patrón de intercambio de oro y el patrón 
dólar. 

Para explicar el mecanismo de ajuste del nivel de precios del patrón 
de intercambio del oro y el patrón dólar, supondremos que se inicia con 
un tipo de cambio privadamente determinado dentro del rango permitido, 
sobreviene un incremento en la demanda privada de libras. Estas libras 
incrementaran  la  oferta  de  dinero  en  Gran  Bretaña  y  ello  ocurrirá  a 
medida  que  el  Banco  central  de  Inglaterra    venda  libras  a  cambio  de 
dólares. Si suponemos nuevamente que los precios varían con la oferta 
de dinero, el incremento en el número de libras en circulación aumentara 
los  precios  de  Gran  Bretaña,  esto  disminuirá  la  competitividad  de  los 
bienes de Gran Bretaña. 

Las  exportaciones  decaerán,  suponiendo  que  la  demanda    de 
exportaciones  e  elástica  para  que la cantidad disminuya  mas  de lo  que 
aumenten los precios de exportación y las importaciones aumentarán. La 
disminución en las exportaciones de Gran Bretaña significará una menor 
demanda de libras .El incremento en las importaciones de Gran Bretaña 
significará    una  mayor  oferta  de  libras  para el  mercado  cambiario  en  la 
que  el  tipo  de  cambio  privadamente  determinado  regresará  al  rango 
permitido. 

Encontramos  que  la  intervención  por  parte  de  un  banco  central 
afecta a la oferta de dinero, a los precios locales y a las exportaciones y 
a  las  importaciones  y  de  tal  modo restaura  el  equilibrio  entre  la  oferta y 
demanda    privadas.  Desde  luego,  si  sobreviene  una  esterilización  del 
superávit  o  del  déficit  de  la  balanza  de  pagos  y  si  no  se  permite  que 
cambie  la  oferta  de dinero,  el  mecanismo  de ajuste del nivel  de  precios 
no funcionará. La esterilización dará como resultado un cambio continuo 
en las reservas de divisas y la necesidad de revisar finalmente la paridad 
del  tipo  de  cambio.  Esto  hace  del  pronóstico  del  tipo  de  cambio  una 
actividad  altamente  remuneradora  desde  el  punto  de  vista  potencial

puesto  que  la  necesidad  de  cambiar  el  valor  de  la  paridad  se  vuelve 
claramente  aparente  en  las  estadísticas  de  las  divisas.  Vale  la  pena 
considerar    la  forma  en  la  cual  se  puede  llevar  acabo  el  pronóstico  del 
tipo de cambio. 

Ya  hemos  hecho  notar  que  cuando  los  tipos  de  cambio  se 
determinan sobre la base del patrón oro, es probable que las variaciones 
en las tasas cambiarias vayan por detrás de las variaciones importantes 
en las reservas de oro. Por ejemplo, un país que este perdiendo reservas 
finalmente  se verá  forzado  a  aumentar  el  precio del  oro en  términos  de 
su propia divisa. Esto significa un decaimiento  en el valor cambiario de 
la divisa. 

Al  llevar  un  seguimiento  de  las  reservas  de  oro,  un  especulador 
podría  ver  el  momento  en  el  que  un  banco  central  se  encontrara  bajo 
presiones  para  aumentar  el  precio  del  oro,  es  decir,  para  devaluar  su 
moneda. La fecha exacta seria difícil de predecir, pero seria improbable 
que  las  acciones  basadas  en  tal  supuesto  dieran  como  resultado 
perdidas.  Un  país  que  este  perdiendo  reservas    podría  decidir  no 
devaluar,  pero  ciertamente  no  devaluaría,    es  decir,  no  aumentaría  el 
valor de sui moneda mediante la reducción del precio oficial del oro. 

Esto  significa  que  el  especulador  descubriría  finalmente  que  tenia 
razón y  que realmente  ocurrió  una devaluación o  que el  tipo de cambio 
permaneció  como  antes.  Por  lo  tanto,  existe  una  oportunidad  para  una 
apuesta  en  un  solo  sentido  y  lo  peor  que  podría  pasar  es  que  no  se 
obtenga ninguna ganancia especulativa. 

En efecto, es probable que una especulación ampliamente difundida 
en el sentido de que ocurrirá una devaluación haga que ésta ocurra. La 
especulación contra una divisa ovaciona que el banco central compre su 
propia  moneda, reduciendo  así  las  reservas  de  divisas,  y  haciendo  con 
ello que la devaluación parezca aún más probable Por ejemplo, antes de

la  devaluación  del  peso  mexicano  en  1980  y  en  1994­1995,  los 
especuladores  habían  decidido  que  una  devaluación    del  peso  era 
inminente.  Por  lo  tanto,  vendieron  pesos,  y  fue  necesario  que  las 
autoridades  mexicanas  los  compraran  a  punto  de  apoyo  más  bajo.  Los 
pesos fueron comprados con dólares estadounidenses, y por lo tanto, las 
reservas mexicanas disminuyeron. Finalmente, las reservas se redujeron 
en tal proporción que el gobierno mexicano se vio forzado a devaluar su 
moneda.  Las  creencias  de  los  especuladores  fueron  reivindicadas.  En 
cierto sentido, sus expectativas fueron auto cumplido. 

Las  necesidades  de  reducir  el  valor  de  una  divisa  en  un  país  que 
experimenta déficit y reservas declinadas dependen de la capacidad del 
banco  central  para  solicitar  el  préstamo  reservas  adicionales.  Existen 
acuerdos  entre  los  bancos  centrales  para  intercambiar  reservas  de 
divisas,  así  como  procedimientos  para  solicitar  fondos  en  préstamo  a 
instituciones 

internacionales 

tales  como 

el 

Fondo 

Monetario 

Internacional. 

Los  acuerdos  de  préstamos  incluyen  a  los  Swaops  de  los  bancos 
centrales;  por  ejemplo,  el  gobierno  de  Estados  Unidos  podría  poner 
dólares estadounidenses a disposición del banco de Canadá cuando las 
reservas  canadienses  de  divisas  son  bajas.  El  Banco  de  Canadá 
intercambiara temporalmente estos dólares estadounidenses por dólares 
de  Canadá.  Ese  intercambio  se  invertirá  posteriormente,  en  función  del 
acuerdo original. Frecuentemente el intercambio se invierte solo después 
de cierto número de años para permitir que el país que solicita los fondos 
en préstamo corrija su balanza de pagos. 

Los  bancos  centrales  también  solicitan  frecuentemente  fondos  en 
préstamo a los bancos privados. 

El Banco de Canadá, por ejemplo, solicito fuertes préstamos tanto a 
bancos  comerciales  canadienses  como  a  bancos  estadounidenses

durante la primera parte de 1995 aun a pesar de que se suponía  que el 
tipo  de  cambio  era  flexible.  La  capacidad  de los  bancos centrales  para 
solicitar  fondos  en  préstamo  a  otros  bancos  centrales,  a  los  bancos 
privados  y  a  las  instituciones  internacionales  hace  que  el  pronóstico  de 
los  tipos  de  cambio  sea  más  difícil;  la  revisión  de  los  valores  a  la  par 
puede demorarse muchos años. 

Otro  factor que contribuye  a la  dificultad  de pronosticar cambios  en 
las  tasas  “fijas”  es  la  diferencia  en  la  necesidad  de  reaccionar  a  los 
superávit o a los déficit. Todos los países que se están enfrentando a un 
déficit  y  que  están  perdiendo  reservas  finalmente  se  verán  forzados  a 
una devaluación porque sus reservas y la capacidad para solicitar fondos 
en préstamo  tendrán que  agotarse  tarde o  temprano.  Por  otra  parte  los 
países  que  disfrutan  de  superávit  no  tendrán  ninguna  presión  para 
revaluar sus divisas y en lugar de ello pueden permitir que las reservas 
sigan creciendo. 

Esto  representa  uno  de  los  principales  problemas  con  el  patrón  de 
intercambio del oro y con el patrón dólar, es decir, que la responsabilidad 
por el ajuste, ya sea que este se de por medio de una variación en el tipo 
de cambio o por medio de un cambio automático en las ofertas y en los 
precios  de  dinero,  recae  en  los  países  con  déficit  de  una  manera  mas 
intensa que en los pases con superávit. 

Este problema de la necesidad asimétrica de ajuste entre los países 
con  déficit  y  los  países  con  superávit  bajo  el  patrón  de  intercambio  del 
oro  y  bajo  el  patrón  dólar  es  una  de  las  principales  diferencias  entre 
estos sistemas de tipo de cambio fijo y el Sistema Monetario Europeo. 

Para concluir veamos el grafico Nº 02 para su mejor comprensión.

FUENTE: Murice D. Levi, Finanzas internacionales, Pág. 198 

Si la demanda por libras se desplaza hacia D2(£) y si la cantidad de 
de  libras  demandadas  excede  a  la  cantidad  ofrecida  en  el  punto  de 
apoyo superior,  el  Banco  de  Inglaterra  deberá vener  libras  a cambio  de 
dolares.  Ceteribus  paribus,  esto  incrementara  la  oferta  de  dinero  de  la 
Gran Bretaña y sus precios. La existencia de precios más altos ocaciona 
que las exportaciones británicas disminuyan, desplazando asi la curva de 
demanda  por  libras  nuevamente  hacia  D´2(£).  La  existencia  de  precios 
más altos también incrementa las importaciones hacia Gran Bretaña y la 
curva de la oferta de dinero se desplazará a S2(£). Los desplazamientos 
de las curvas de la demanda y de la oferta de dinero mueven los tipos de 
cambio de equilibrio hacia sus límites permisibles. 

1.3  EL SISTEMA MONETARIO EUROPEO (EMS) 

Sistema  creado  para  mantener  un  margen  de  fluctuación  entre  las 
divisas comunitarias más estricto que el existente por entonces. A resultas de 
la  nueva  situación  internacional,  el  21  de  marzo  de  1972  el  Consejo  de 
Ministros  de  la  CEE  decidió  mantener  un  margen  de  fluctuación  entre  las 
divisas comunitarias (la serpiente) más  estrecho  en comparación con el  que

existía  entre  éstas  monedas  y  el  dólar.  Como  vemos,  el  dólar  seguía 
sirviendo  de  referencia,  aunque  menor,  para  las  monedas  europeas,  que se 
apreciaban o depreciaban en grupo respecto a él. Así, al representarse en un 
gráfico la evolución del grupo, la curva resultante formaba una serpiente que 
oscilaba dentro de un túnel (el dólar). 

Para  garantizar  el  funcionamiento  de  este  mecanismo  de  la  serpiente,  y 
para llevar el control de las situaciones de deuda o de crédito de los bancos 
centrales,  provocadas  por  intervenciones  que  perseguían  el  estabilizar  sus 
tasas de cambio, la cumbre de París del 19­20 de octubre de 1972 creó una 
nueva institución, el Fondo Europeo de Cooperación Monetaria (FECOM), el 
cual  puede  considerarse  además  como  el  primer  intento  de creación  de  un 
órgano central bancario, si bien nunca llegó a tener entidad física. 

1.3.1  La estructura del EMS 

Virtualmente en la misma época en que se derrumbo el patrón dólar, 
emergió un nuevo sistema de tipos de cambio fijos entre los países de 
la  Unión  Europea  (EU).  Este  nuevo  sistema  empezó  en  el  año  1972 
recibiendo  el  nombre  de  serpiente  (monetario)y  fue  diseñado  para 
mantener  a  los  tipos  de  cambio  de  la  Unión  Europea  dentro  de  una 
banda mas estrecha que la que se había adoptado como parte de un 
intento de ultima hora para salvar el patrón oro. La serpiente implicaba 
mantener tipos de cambio dentro de un 9/8% de cualquier extremo de 
los  valores  a  la  par  seleccionados,  comparado  con  las  desviaciones 
del 9/4% que se permitían como parte de una revisión del patrón dólar 
en el año de 1971. 

La  serpiente  obtuvo  su  nombre  a  partir  de  la  forma  que  asumía  la 
trayectoria de tiempo de los tipos de cambio de la Unión Europea, los 
cuales  “serpenteaban” dentro  de la  banda mas amplia  permitida para 
otros  tipos  de  cambio.  L  a  serpiente,  con  algunos  refinamientos,

incluyendo  una  ampliación  de  la  banda  hasta  desviaciones  de  un 
5/4%,  se  convirtió  en  el  Mecanismo  del  tipo  de  Cambio  (ERM)  del 
Sistema Monetario Europeo (EMS). 
Una  característica  fundamental  del  ERM  era  una  malla  que 
establecía un límite superior y un límite inferior sobre los posibles tipos 
de cambio entre cada par de divisas afiliadas a la institución. La maya 
asumía  la  forma  de una  matriz  en la  que se mostraba,  para cada  par 
de divisas , el valor a la par así como los tipos de cambio mas altos y 
mas bajos permitidos, siendo estos  de 9/4% por arriba y por debajo de 
las tasas a la par. Es decir, matriz, que listaba las divisas  a lo largo de 
las columnas y hacia debajo de las hileras, tenia tres tipos de cambio 
en  cada  elemento  ;  el  valor  a  la  par,  un  limite  superior  y  un  limite 
inferior  Si  un  tipo  de  cambio  se  encontraba  en  cualquier  limite  ,  se 
suponía que ambos países intervenían. 

Por ejemplo, si el franco belga se encontraba en su punto de apoyo 
inferior vis­a­vis el marco alemán, se requería a las autoridades belgas 
que compararan francos belgas además de que también se suponían 
que  las  autoridades  alemanas  venderían  marcos.  El  hecho  de  que 
también se suponía  que los alemanes vendieran marcos hizo al ERM 
fundamentalmente  diferente  del  patrón  del  intercambio  del  oro  y  del 
patrón dólar. 

Como lo hemos visto, bajo el patrón del intercambio del oro y bajo 
el patrón dólar, si, por ejemplo, la libra se encontraba en su punto de 
apoyo  inferior,  se  requería  a  Gran  Bretaña  que  compara  libras  con 
dólares,  pero  a  Estados  Unidos  no  se  le  requería  que  cooperara 
mediante la venta de dólares por libras. Bajo el ERM, se suponía que 
Alemania vendería marcos alemanes si el marco alemán se encontrara 
en su  limite  superior  contra  el  franco  belga,  indistintamente  de  que  a 
Alemania le gusta o no las implicaciones del incremento en la oferta de 
dinero que trajera como consecuencia la a venta de marcos alemanes.

Parcialmente debido a la naturaleza “inequívoca” del ERM, se diseño 
un  indicador  de  divergencias  para  identificar,  si  por  ejemplo,  el  franco 
belga se  encontraba  en  su  punto  de apoyo  más  bajo vis­a­vis  el  marco 
alemán  debido  a  su  extraordinariamente  expansiva  política  monetaria 
belga o la extraordinariamente  restrictiva política monetaria alemana. 
El  indicador  de  divergencias  se  basaba  en  la  Unidad  Monetaria 
Económica (ECU). 4 

El  ECU  era  una  unidad  artificial  que  se  definía  como  el  promedio 
ponderado de cada una de las divisas del EMS. A cada país del EMS se 
le  requería  que  mantuviera  su  tipo  de  cambio  dentro  de  un  rango 
específico del ECU, así como dentro de un rango específico vis­a­vis las 
otras  monedas  individuales  del  EMS.  Esto  sirvió  para  indicar  que  país 
estaba en problemas cuando una divisa se aproximaba a un limite vis­a­ 
vis otra divisa, puesto que el país en problemas también estaría cerca de 
su  limite  vis­a­vis  el  ECU.  Por  ejemplo,  si  era  la  política  inflacionaria 
belga  lo  que  impulsaba  al  franco  belga  hacia  abajo  vis­a­vis  el  marco 
alemán,  también  era  probable  que  el  franco  belga  se  encontrara  a  un 
nivel bajo contra otras divisas, y por lo tanto, contra el ECU. De tal modo 
se  requería  al  país  que  se  encontraba  en  problemas  que  tomara  una 
acción correctiva  o  que  explicara  a  otros  miembros  del  EMS  POR QUE 
NO DEBERIA HACERLO. Solo como un último recurso se alineaban los 
valores a la par, aunque esto sucedió en varias ocasiones. 

El ECU desempeño un papel adicional en cuanto a la denominación 
de  préstamos  entre  los  países  pertenecientes  al  EMS.  Por  ejemplo,  si 
Bélgica  solicitaba  un  préstamo  a  Holanda  para  defender  su  tipo  de 
cambio vis­a­vis la guilda holandesa o contra el ECU, el préstamo podría 
denominarse en ECUs. Esto reducía el riesgo del  tipo de cambio para el 
prestamista  y  el  prestatario,  puesto  que  era  razonablemente  probable 

5 El acrónimo de la Unidad Monetaria Económica, ECU, es el nombre de una moneda de plata que alguna 
vez circulo en Francia.

que  el  valor  del  ECU  fuese  más  estable  que  el  valor  de  las  divisas 
individuales; el ECU era como una cartera de divisas, y como tal, ofrecía 
algunos  beneficios  por  diversificación.  También  se  usaba  para 
denominar  los  préstamos  hechos  por  el  Fondo  de  Cooperación 
Monetaria  Europea  o  EMCF.  El  EMCF  hacía  prestamos  de  reajuste  a 
corto  y  a  mediano  plazo  a  los  miembros  del  EMS  a  partir  de  un  fondo 
mancomunado de recursos monetarios el cual se encontraba depositado 
en  el  Bank  for  Internacional  Settlements  (BIS),  con  sede  n  Basilea, 
Suiza.  Estos  acuerdos  de  préstamos,  así  como  otros  aspectos 
particulares del EMS se tratan en el anexo 8.1. 

El  EMS  experimento  ciertas  dificultades  durante  el  año  de  1972. 
Gran  Bretaña  se  encontraba  en  una  severa  secesión  y  mostraba  tasas 
de  desempleo  mas  altas  que  en  cualquier  otra  época  desde  la  gras 
depresión de 1929­1933. A pesar de la secesión, la inflación había sido 
relativamente  alta,  principalmente  frente  a  la  inflación  habida  en 
Alemania  durante  algunos  años  antes  de  1992.  Italia  también  estaba 
experimentando una secesión y una alta inflación. 

Estas  condiciones  de  Gran  Bretaña  y  en  Italia  ocurrieron  mientras 
que Alemania experimentaba su costosa reunificación, lo cual requirió de 
una solicitud de prestamos al extranjero sin precedentes, y ello a la vez 
impulso  a las tasas    de interés  de  Alemania    hacia  arriba;  la  necesidad 
de  atraer  capital  significaba  que  las  tasas  de  interés  de  Alemania  se 
encontraban  por  arriba  de  las  de,  por  ejemplo,  Estados  Unidos,  y  ello 
represento  una  inflexible  inversión  de  los  diferenciales  tradicionales  de 
las  tasas  de  interés.  Las  altas  tasas  de  interés  de  Alemania  ejercieron 
una mayor presión sobre el marco alemán, forzando a Gran Bretaña y a 
Italia  a  aumentar  las  tasas  de  interés  si  deseaban  mantener  su  tipo  de 
cambio  dentro  de  los  limites  EMS.  Dudando  que  Gran  Bretaña  e  Italia 
hicieran  esto,  los  especuladores  vendieron  libras  esterlinas  y  libras 
italianas  con  la  esperanza  de  obtener  una  ganancia  de  una  posible 
devaluación.  Alemania  se  rehusó  a  hacer  cualquier  concesión  mayor

mediante la disminución de las tasas de interés, forzando finalmente con 
ello a Gran Bretaña y a Italia a retirarse  del EMS en septiembre de 1992. 
En  el  siguiente  verano  la  crisis  monetaria  Europea    de  1992  se  vio 
acompañada  de  una  experiencia  con  el  franco    francés  que  finalmente 
trajo como consecuencia un derrumbe del EMS en agosto de 1993. Solo 
Alemania  y  Holanda  tomaron  la  decisión  de  mantener  sus  divisas 
estrechamente  vinculadas.  Los  demás  países  convinieron  de  una 
desviación  del  15%  sobre  cualquier  extremo  de  los  valores  a  la  par 
convenidos  en  el  EMS.  Con  un  rango  de  variación  del  30%,  la  era  del 
tipo de cambio fijo  del EMS se termino. Sin embargo, los ministros de la 
Unión Europea han continuado dando apoyo  al Acuerdo de Maastricht, 
el  cual  compromete  a  los  miembros  de  la  unión  a  trabajar  hacia  el 
establecimiento  de  una  divisa  común.  Esto  significaría  tipos  cambiarios 
fijos y verdaderos, porqué si todos los países europeos afiliados usaran 
la misma divisa, los tipos de cambio no podrían cambiar nunca. 

1.3.2  Ajustes de precios bajo el EMS 

Nuestra  explicación  acerca  del  mecanismo  de  ajuste  del  nivel  de 
precios  para  el  patrón  de  intercambio  del  oro  y  para  el  patrón  dólar  se 
aplica también al EMS, con una diferencia fundamental: bajo el EMS, las 
ofertas  de  dinero  de  ambos  países  se  veían  influenciadas    por  una 
intervención oficial. 

Por ejemplo, si el franco belga se encontraba en su punto de apoyo 
mas  bajo  versus  el  marco  alemán,  la  oferta  de  dinero  de  Bélgica 
disminuía y la oferta de dinero de Alemania aumentaba. Ceteris paribus, 
esto  reducía  el  nivel  de  precios  de  Bélgica  y  aumentaba  el  nivel  de 
precios  de  Alemania.  Esto  mejoraba  el  comercio  de  Bélgica  a 
comparación del de Alemania, principalmente debido a la disminución de 
los precios de Bélgica versus los de Alemania. Toda vez que los precios

de  ambos  países  contribuían  al  ajuste  automático,  en  lugar  de  que 
contribuyeran  solo  los  precios  de  un  país,  como  sucedía  con  el  patrón 
del intercambio del oro y con el patrón dólar, el mecanismo de ajuste de 
precios del EMS era un principio relativamente más efectivo. Además, el 
requerimiento  de  que  ambos  países  intervinieran  ayudaba  a  superar  el 
problema de necesidades asimétricas de ajuste una situación que afecto 
en  forma  dañina  al  funcionamiento  del  patrón  de  intercambio  del  oro  y 
del dólar. 

El EMS permitía la realineación de los valores centrales de la malla 
de  paridad  y  hubo  en  realidad  varias  realineaciones.  Pronosticar  el 
momento en el cual ocurría la realineación se convirtió en una tarea muy 
difícil debido a la cooperación incluida dentro del  esos términos de una 
intervención conjunta  del  mercado  cambiario,  debido  a  los  préstamos  a 
corto  plazo  que  se  efectuaban  entre  países,  y  a  los  préstamos 
provenientes  del    EMCF.  Sin  embargo,  como  sucedía  con  el  patrón  de 
intercambio del oro y del patrón dólar, finalmente se volvió evidente para 
los  especuladores  el  momento  en  que  una  divisa  necesitaba  ser 
realineada,  y  no  menos  por  causa  del  valor  de  dicha  divisa  de  dicha 
divisa  frente  al  ECU.  Esto  significo  que  los  especuladores  podrían 
adivinar  la  dirección  en  la  cual  se  desarrollaría  tal  realineación.  En 
efecto,  como  lo  hemos  explicado,  la  presión  proveniente  de  los 
especuladores contribuyo en última instancia al derrumbe del EMS. 

1.4  SISTEMAS INTERMEDIOS (O HIBRIDOS) DE TIPOS DE CAMBIOS 

En el espectro de las alternativas cambiarias, entre los esquemas fijos y 
los flexibles, se encuentran los híbridos o intermedios y entre ellos destacan:

1.4.1 Flotación Sucia o Fluctuación Dirigida 

El Banco Central combina la intervención del mercado cambiario con 
la política de tasa de interés para estabilizar el tipo de cambio de su país. 

“se permite a las monedas moverse de acuerdo con las fuerzas del 
mercado,  pero  el  banco  central  de  cada  país  suele  intervenir  para 
presionar al tipo de cambio en una u otra dirección” 5 . 

Además  si  la  autoridad  monetaria  realiza  operaciones  en  moneda 
extranjera, se habla de flotación sucia. 

Gráfico N º03
GRAFICO Nº 02 

Fuente: TRIBUNA DE ECONOMÍA, Marzo­Abril 2006. N.º 829 189 ICE 

En  el  Gráfico  Nº  03  se  observa  que  la  proporción  de  acuerdos 
cambiarios de tipo «intermedio» ha descendido a la mitad (del 62 por 100 
al  30  por  100  del  total)  durante  la  última  década,  a  favor  de  los 
regímenes cambiarios extremos: «fijos rígidos» o «flotantes». 

Por  lo  tanto  y  especialmente, tal  como  señala  FISCHER  (2001),  en 
el  caso  de  las  economías  emergentes.  A  este  respecto,  este  autor 
resalta  que  las  principales  crisis  cambiarias  y  financieras  desde  la  de 

Felipe Larraín B., Jeffrey D. Sachs, Macroeconomía en la economía global, Pág. 255 

México  en  1994  han  tenido  lugar  en  países  que  de  una  forma  u  otra 
mantenían una restricción cambiaria. Es el caso de Tailandia, Indonesia 
y Corea en 1997, Rusia y Brasil en 1998 y Argentina y Turquía en 2000­ 
2002. 

1.4.2 Banda de mayor amplitud 

Se establece un rango de fluctuación al precio de la divisa, antes de 
que  la  autoridad monetaria  central  intervenga  en el  mercado cambiario. 
Su  objetivo  es  permitir  un  mayor  ajuste  por  el  mercado  y  reducir  la 
incertidumbre  de  los  tipos  a  futuro.  Este  es  un  sistema  en  el  que  un 
grupo  de  países  decide  mantener  sus  tipos  de  cambio  bilaterales  (es 
decir,  el  tipo  de  cambio  entre  cada  par  de  países)  dentro  de  reducidos 
límites  o  bandas  en  torno  a  una  paridad  central  [el  anterior  Sistema 
Monetario  Europeo  (SME),  por  ejemplo].  Los  tipos  de  cambio  son 
defendidos  cuando  se  alcanzan  los  márgenes  de  fluctuación,  aunque 
también  son  habituales  las  intervenciones  intramarginales  (ejemplo, 
Dinamarca en el marco del SME). 
Un sistema de bandas es un régimen de control cambiario en el que 
el  banco  central  se  compromete  a  mantener  el  tipo  de  cambio  entre 
ciertos límites, dentro de los cuales la cotización de la moneda extranjera 
puede fluctuar libremente. En esa medida el esquema puede visualizarse 
como  un  híbrido  entre  la  flotación  y  la  fijación  cambiarias  que  admite 
cierto  grado  de  flexibilidad  del  tipo  de  cambio  y  alguna  autonomía 
monetaria para el control del nivel general de precios.

Fuente: Banco Central de Costa Rica 

En este tipo de esquema cambiario las autoridades pueden anunciar 
un tipo de cambio de “paridad central” (que puede ser fijo si la banda es 
horizontal o variar en el tiempo en el caso de una banda deslizante) y la 
“amplitud”. Con esa base, se define el límite máximo o techo y el mínimo 
o  piso  que  regirán  durante  cada  día  t1,  (Gráfico  4).  El  diseño  de  una 
banda típica implica, entonces, definir cuatro elementos esenciales: 
§  La  paridad  central,  la  cual  puede  fijarse  con  base  en  una  sola 
moneda  o  en  una  canasta,  según  sea  la  concentración  de  las 
transacciones comerciales y financieras con el exterior. 
§  Si  la  paridad  central  sería  fija  o  deslizante,  lo  que  estaría 
determinado  por  el  diferencial  entre  la  inflación  interna  y  la 
inflación externa relevante. 
§  La  amplitud  de  la  banda,  que  dependerá  de  la  magnitud  de  los 
choques a los que está sujeta la economía. 
§  Las  reglas  que  guiarían  la  intervención  del  banco  central  en  el 
mercado  cambiario;  o  sea,  el  momento,  el  mecanismo  y  la 
magnitud de la intervención.

El  banco  central  interviene  de  manera  activa  en  el  mercado  cambiario 
para  evitar  que  el  precio  supere  el  rango  anunciado,  vendiendo  divisas 
en  el  límite  superior  o  comprándolas  en  el  inferior,  para  que  el  tipo  de 
cambio no descienda más de ese valor. 

Las bandas permiten que los movimientos cambiarios absorban en alguna 
magnitud los choques externos, brindan cierto grado de control monetario, anclan 
las expectativas, pero introducen volatilidad, lo que promueve la internalización de 
los riesgos cambiarios, reduce la dolarización financiera, motiva el surgimiento de 
instrumentos  de  cobertura  cambiaria  y  tiende  a  desestimular  el  ingreso  de 
capitales de corto plazo. 

No obstante, por ser un régimen intermedio, como las mini devaluaciones, 
las  bandas  son  también  proclives  a  ataques  especulativos,  dado  que  el  Banco 
Central se compromete a defender ambos límites de la banda. 

En  razón  de  sus  especiales  características,  algunos  técnicos 
internacionales  recomiendan  utilizar  esquemas  de  bandas  en  la  transición  hacia 
una flexibilidad amplia, en tanto no se implementen con carácter permanente. 
1.4.3 Fijación reptante (o deslizante) 

Es un sistema que permite revisar el valor en torno al cual el tipo de 
cambio  puede  fluctuar  y  exige  que  la  autoridad  monetaria  central 
intervenga cuando el tipo de cambio se aproxime a uno de los puntos de 
apoyo.  Si  el  valor  central  permanece  cerca  de  un  punto  de  apoyo  se 
revisa la paridad central a la baja o hacia arriba, según corresponda. 

La fijación reptante puede ser pasiva (deslizando la tasa para evitar 
la tendencia a la apreciación real o como consecuencia de desajustes en 
la cuenta corriente) o activa (la tasa de deslizamiento en anunciada con 
antelación con la finalidad de influir en las expectativas de los agentes).

El  nombre  lo  describe  perfectamente. Estos  países  normalmente  tienen 
tasas de inflación superiores a las de EE.UU. Si fijaran su tipo de cambio 
nominal  con  respecto  al  dólar,  la  subida  más  rápida  de  su  nivel  de 
precios  en  comparación  con  el  de  EE.UU.  provocaría  una  continua 
apreciación  real  y  haría  que  sus  bienes  dejaran  de  ser  rápidamente 
competitivos.  Para  evitar  esta  consecuencia,  estos  países  eligen  una 
tasa de depreciación frente al dólar determinada de antemano. Deciden 
reptar (más lentamente) frente al dólar 6 . 

Este esquema resulta apropiado para aquellas economías cuyo nivel 
de inflación se encuentra por encima de los países industrializados y su 
reducción inmediata no es deseable o posible. 

Permite  gradualidad  en  el  desplazamiento  cambiario  según 
tendencias a largo plazo ofreciendo cierto grado de certeza a los agentes 
del  mercado.  Sin  embargo,  ante  presiones  cambiarias  en  entornos 
institucionales  de  baja  credibilidad,  la  fijación  reptante  tiende 
comportarse como de deslizamiento constante en una solo dirección. 

Este  sistema  es  similar  al  Banda  de  mayor  amplitud  pero  con  la 
particularidad de que incluye la posibilidad de modificación de los límites 
de máxima apreciación y depreciación del tipo de cambio, habitualmente 
llegado  un  determinado  valor  o  en  función  de  los  diferenciales  de 
inflación (ejemplo: Honduras o Israel). 

Oliver Blanchaerd, Macroeconomía, Pág. 479

t0 

t1 

t2 

t3 

tiempo 

Figura Nº 05: Bajo un sistema de fijación reptante, los puntos de apoyo son 
periódicamente revisados de acuerdo con una formula que se basa típicamente 
en aspecto económicos básicos como los diferenciales de inflación, o de 
acuerdo con el comportamiento anterior del tipo de cambio dentro de su banda 
permisible. 

FUENTE: Maurice D. Levi, Finanzas internacionales

1.4.4 Tasas fijas mixtas y variables 

Consiste  en  mantener  tasas  fijas  para  algunas  transacciones  y 
variables  para  otras.  La  discriminación    realizada  en  el  tipo  de  de 
transacción depende del interés del país que lo aplique. 

La  aplicación  de  estas  tasas  de  en  algunas  transacciones,  por 
ejemplo  tener  tipos  de  cambio  fijos  para  las  transacciones  que  se 
realizan en la cuenta corriente de la balanza de pagos. Así mismo tener 
tipos  de  cambio  flexibles  para  las  transacciones  que  se  reportan  en  la 
cuenta de capital. 
1.4.5 Intervención cooperativa en mercados desordenados 

Es un esquema en el que distintos países establecen arreglos para 
reducir su volatilidad cambiaria. Destacan en este sentido los convenios 
de intervención cooperativa entre los mayores países industrializados en 

los llamados Acuerdo de Plaza (1985, firmado por el G­5), Acuerdo Tokio 
(1986) y Acuerdo de Louvre (1987, firmado por el G­7). 

1.5  ZONAS OBJETIVO 

Tener  una  zona  objetivo  que  fuera  creíble  y  la  cual  los  participantes 
privados  del  mercado cambiario  consideran como  un  compromiso  por  parte 
del gobierno, puede ayudar a mantener los tipos de cambio dentro de la zona 
declarada,  y  no  en  los  limites  externos  aun  si  los  gobiernos  realmente  no 
intervienen nunca en los mercados. Pero si hay un compromiso, al menos, la 
presencia  de  tal  zona  puede  ser  autorrealizadora,  estas  son  las  conclusión 
que llego Paul Krugman. 

Krugma  suponía  que  mediante  ajustes  apropiados  de  la  oferta  de  dinero  el 
gobierno  podría  combatir  cualquier  realización  de  factores  de  aleatorios, 
manteniendo  los  efectos  combinados  de  los  factores  fundamentales  (los 
factores aleatorios más la oferta de dinero) a efecto de que el tipo de cambio 
permaneciera dentro de la zona fijada como objetivo. 

Figura Nº 06

Tipo de cambio S($/£) 

SU 


Factores 
fundamentales 

SL 

Fuente: Maurice D. Levi, Zonas objetivo para los tipos de cambio. 

En  la  figura  Nº  06  se  observa  que  el  eje  horizontal  mide  los  factores 
fundamentales, Los cuales consisten en factores aleatorios no controlados y el 
factor que el gobierno aplica como es la oferta de dinero, la cual cambia solo 
en  los  extremos  de  la  zona  objetivo  para  mantener  los  tipos  de  cambio  en 
dicha zona. Los tipos de cambio dependes de los factores fundamentales y de 
las  expectativas  acerca  del  tipo  de  cambio  a  futuro.  Apreciamos  que  a  la 
derecha  del  punto  intermedio  a  lo  largo  del  eje  horizontal  se  observa  una 
depreciación  esperada,  es  decir  la  probabilidad  de  que  S($/£)  se  vea 
impulsada hacia abajo es más alta que la probabilidad de que S($/£) aumente, 
y  a  la  izquierda  del  punto  intermedio  existe  un  aumento  del  valor  monetario 
esperado.  El  efecto  combinado  de  los  factores  económicos  y  de  las 
expectativas esta dado por la curva TT. Ésta es tangente a las líneas que se 
encuentran en los extremos de la zona objetivo y ello no implica efecto alguno 
de  los  factores  fundamentales  sobre  los  tipos  de  cambio  en  los  extremos  de 
las zonas antes referidas. 

Para concluir con este análisis, a la derecha del punto intermedio sobre 
el eje horizontal de la figura Nº 06 existe una depreciación esperada de la libra 
en  sentido  estadístico,  y  alo  largo  de  la  izquierda  existe  una  apreciación 
esperada. Además entre más se aproxime un punto hacia la derecha o hacia 
la  izquierda,  mayor  será  la  depreciación  o  apreciación  que  se  esperen  en  el 
futuro. 

El  período  del  patrón  oro  (aproximadamente  1870–1913)  es  aún  el 
parámetro  de  referencia  de  un  régimen  cambiario  rígido  y  un  buen  punto  de 
partida  para  este  análisis.  Pero  incluso  el  patrón  oro  dejaba  un  pequeño 
margen  de  maniobra  debido  a  la  existencia  de  puntos  oro,  o  sea  pequeñas 
bandas  cambiarias  que  reflejan  los  costos  de  transacción.  En  ese  contexto, 
que  Paul  Krugman  (Universidad  de  Princeton)  denominó  “zona  meta”,  Lars 
Svensson  (también  de  Princeton)  definió  formalmente  la  estructura  de  los 
plazos de las tasas de interés, demostrando que en las de corto plazo pueden 
surgir grandes diferenciales.

Por  ende, quizá  las  tasas  de interés  internas  y  externas  no se  muevan al 
unísono y, en este mundo modelo, el traslado imperfecto de las tasas externas 
a  las  internas  no  pueda  interpretarse  como  una  indicación  de  políticas 
económicas autónomas, sino quizá de una autonomía limitada, restringida por 
la zona meta, cuyo grado de rigidez es lo que debe determinarse en el mundo 
real. 

GRAFICO Nº 07

Fuente: TRIBUNA DE ECONOMÍA, Marzo­Abril 2006. N.º 829 189 ICE 

La proporción que dentro del grupo de sistemas de tipos de cambio fijos blandos o 
sistemas  intermedios,  representaban  en  agosto  de  2003  cada  una  de  las 
modalidades descritas, se muestra en el Gráfico Nº 07. 
A continuación En los Cuadros 1 y 2 se ofrece la clasificación por países según su 
régimen cambiario. 

Cuadro 1

Cuadro 2

CAPITULO II 

El  SISTEMA  FINANCIERO  INTERNACIONAL:  PASADO,  PRESENTE  Y 
FUTURO 

2.1  PASADO 

En  muchos  sentidos,  el  siglo  XIX  fue  un  contexto  relativamente  simple 
para la creación de una arquitectura financiera internacional en la primera era 
de  globalización.  Las  políticas  democráticas  estaban  aún  lejanas  y  el 
predominio  de  la  ortodoxia  financiera  combinado  con  sistemas  de  gobierno 
elitistas  aceleró  la  creación  de  un  mercado  mundial  de  capitales  en  un 
proceso  que  se hizo  aún  más  fluido  gracias al  patrón  oro  y la  extensión  del 
Imperio.  Si  bien  los  mercados  mundiales  de  capitales  casi  desaparecieron 
desde  el  intervalo  entre  las  guerras  hasta  hace  unas  pocas  décadas,  han 
demostrado  ser  más  resistentes  de  lo  que  muchos  observadores  preveían. 
No obstante, el renacimiento de la globalización no debería hacernos pensar 
que  la  tormenta  se  ha  calmado,  pues  aún  reverberan  los  ecos  de  crisis 
pasadas y políticas fracasadas, y todos los países deberían prestar atención 
a  los  errores  ya  cometidos  en  lugar  de  repetirlos.  En  la  medida  en  que  los 
gobiernos comprendan los límites de la autonomía —en todo sentido— y los 
beneficios de la integración, el mundo entero podrá beneficiarse 7 . 

2.1.1 El patrón clásico del oro, 1870­1914 

Durante este periodo, el éxito de este sistema ha sido atribuido a la 
credibilidad  del  compromiso  representado  por  la  garantía  incondicional 
para  convertir  el  papel  moneda  en  oro  a  un  precio  fijo.  Los  países 
participantes como EE.UU..  y  Francia no solo se ganaron la confianza 
de  los  demás,  SIMO  que  todo  mundo  podía  contar  con  Gran  Bretaña 

Revista Finanzas y Desarrollo, marzo de 2004, Pág. 31

para  hacer  cualquier  cosa  que  fuera  necesaria  para  suscribirse  al 
sistema. 
El criterio de credibilidad, esta expresado en términos de la moderna 
teoría  de  juegos.  Por  ejemplo,  los  prestamistas  saben  que  el  gobierno 
una  falsa  presentación  de  sus  intenciones,  y  que  adoptara  una  política 
inflacionaria aun a pesar de sus promesas. Esto conduce a un equilibrio, 
en  el  cual  es  público  espera  que  el  gobierno  no  cumpla,  es  decir  que 
incurra  en  engaños,  mediante  la  instauración  del  proceso  inflacionario, 
por su parte el gobierno sabe que el publico espera esto que en realidad 
incurrirá en un engaño. Por lo tanto, las tasas de interés serán altas para 
que se espere tanto la inflación esperada como la inflación efectiva. Este 
es  llamado  Equilibrio  de  Nash:  las  expectativas  son  consistentes  y  en 
última  instancia  son  reivindicadas,  y  cada  participante  elige  la  mejor 
acción  disponible,  dadas  estas  expectativas.  Todas  estas  acciones  se 
presentarán  si  los  gobiernos  no  emprenden  acciones  costosas  para 
ganar credibilidad. 

2.1.2  Tasas flexibles y controles, 1914­1944 

Inmediatamente  después  de  la  Primera  Guerra  Mundial,  la  cual 
termino en 1918, en lugar de regresar al oro, hubo un periodo de tipos 
de  cambio  flexibles que  duro  hasta  1926,  durante cuya  época muchos 
países sufrieron de hiperinflación, finalmente fue readoptado la el patrón 
oro con el fin de controlar la inflación. 

Pero,  para  que  el  patrón  oro  siguiera  teniendo  credibilidad,  era 
necesario que los países que tuvieran déficit permitieran la influencia de 
dichos  déficit  sobre  sus  reservas  de  oro  para  disminuir  el  crecimiento 
monetario.  También  era  necesario  que  los  países  con  superávit 
permitieran  que  sus  crecientes  reservas  de  oro  liberalizaran  sus 
políticas monetarias.

Cuando  la  guerra  reemplazó  a  la  Depresión,  no  era  posible  ningún 
tipo de cooperación. No fue sino hasta el mes de julio de 1944 que, con 
la  victoria  inminente  de  Europa,  los  representantes  de  EE.  UU.,  Gran 
Bretaña,  y  de  otras  potencias  aliadas  se  revinieron  en  el  Hotel  Mount 
Washington de Bretton Woods, New Hampshire, para diseñar un nuevo 
orden  financiero  internacional  capaz  de  reemplazar  al  ya  fracasado 
patrón oro. 

2.1.3  Bretton Woods y el fondo monetario internacional (FMI) 1944­1973 

El  punto  de  importancia  para  los  representantes  de  la  reunión  en 
1944,  fue  la  prevención  de  otra  ruptura  en  el  orden  financiero 
internacional. 

Con  el  propósito  de  evitar  que  los  países  cambiaran  los  tipos  de 
cambio  para  obtener  una  ventaja  comercial  y  para  limitar  la  política 
inflacionaria. Las reservas habían de ser proporcionadas por medio de 
una  institución  creada  para  tal  propósito.  Se  establece  el  Fondo 
Monetario Internacional (FMI) para reunir y distribuir las reservas con 
el    fin  de  implantar  los  Estatutos  de  Convenio  que  se  firmaron  en 
Bretton Woods. 

Estos estatutos requerían que los países afiliados: 
§  Promovieran la cooperación monetaria internacional. 
§  Faciliten el crecimiento del comercio 
§  Promuevan la estabilidad de los tipos de cambio 
§  establezcan un sistema multilateral de pagos 
§  Crear una base de reserva

Los planes de préstamos han sido ampliados a lo largo de los años. 
Los  acuerdos  en  cuanto  a  los  créditos  cuya  finalita  e  fue  superar 
dificultades  transitorias,  fueron  introducidos  en  el  año  de  1952,  y 
capacitaban  a  un  país  para  que  se  les  asignaran  fondos  en  forma 
anticipada a sus necesidades. 

Otras  aplicaciones  de  la  capacidad  de  préstamos  tomaron  las 
siguientes formas. 
1.  Plan de ayuda de financiamiento compensatorio 
2.  Plan de ayuda de ampliación de fondos 
3.  Fondo de fideicomisos 
4.  Plan de ayuda financiera complementaria 
5.  Plan de ayuda para la adquisición de inventarios 

La  característica  más  importante  del  acuerdo  de Bretton Woods 
fue  la  decisión  de  mantener  el  dólar  estadounidense  libremente 
convertible  en  oro  y  en  hacer  que  el  valor  de  otras  divisas  que  se 
mantuvieran fijos en dólares estadounidenses. 

Otro punto que se podría tratar es la asignación de los Derechos 
Especiales de Giro (SDRs), esto por las repetidas crisis financieras, los 
SRDs  representan  los  asientos  contables  que  se  acreditan  a  las 
cuentas  de  los  países  afiliados  al  FMI  de  acuerdo  a  sus  cuotas 
establecidas. 

Pueden  usarse  para  cubrir  los  desequilibrios  de  pagos  y 
proporcionan una adición al acervo de reservas netas sin la necesidad 
de que ningún país incurra en déficit o necesita extraer oro. 

En  el  año  de  1973  el dólar  se  encontraba  bajo  fuertes  presiones 
de venta  aun  a  sus  tipos  de  cambio  devaluados  o  depreciados,  y  en 
febrero  de 1973, el  precio  del  oro  aumento  11% de $38 a  $42.22  por 
onza.  En  el  mes  siguiente,  la  mayoría  de  las  principales  divisas  se

encontraban flotando. Este fue el estado de inestabilidad en el que se 
encontraba  el  sistema  financiero  internacional  a  medida  que  se 
aproximaba a la crisis petrolera de otoño de 1973. 

2.1.4  El periodo de tipos de cambio flexibles, 1973­1985 

Un  hecho  que  acontece  a  este  periodo  fueron  los  petrodólares,  en 
donde  la  practica  de  pagar  con  petróleo  en  dólares  estadounidenses 
significaba  que  los  compradores  necesitaban  dólares  y  que  los 
vendedores,  principalmente  la  OPEP  y  necesitaban  invertir  sus 
ganancias  en  dólares.  De  ese  modo,  EE.  UU..  empezó  a  reciclar  sus 
petrodólares, aquellos que fueron adquiridos de los paises de la OPEP 
y que luego eran prestados a los compradores de petróleo. 
En 1976, el sistema surgido en 1971, fue aprobado. Donde los tipos 
de cambio flexibles que ya eran aplicados por la mayoría de los países, 
eran  aceptables  por  los  miembros  del  FMI,  por  lo  que  permito  a  los 
Bancos  Centrales  que  intervinieran  y  administraran  flotaciones  cuya 
finalidad  seria  prevenir  una  volatilidad  indebida.  Cuando  el  oro  fue 
desmonetizado;  las  tenencias  de  oro  del  FMI  fueron  divididas  en  dos 
partes: 
Mitad vendida, cuyos 
fondos obtenidos se 
usarían para ayudar a las 
naciones pobres.

Mitad que fue 
regresada a los 
miembros del FMI 

Un  periodo  de crecientes  déficits  tanto  fiscales  como  en  la  balanza 
de pagos de EE. UU. (Esto por la adopción de la economía del lado de 
la  oferta  por  la  administración  Reagen),  A  pesar  de  ello  el  dólar 
estadounidense  experimento  una  sustancial  apreciación,  lo  cual 
contribuyo a un déficit comercial. Esto dio una crisis de endeudamiento 
del tercer mundo, la cual se agravo por los altos valores del dólar. Si la 
mayor  de  la  deuda  estaba  en  dólares,  era  más  costosa  para  las 
naciones deudoras para los pagos de la deuda. 

Un  hecho  adicional  fue  la  desinflación  general,  la  cual  afecto 
principalmente  a  las  exportaciones  de  los  “recursos”  incluyendo  al 
petróleo,  fuente  en  gran  parte  de  los  ingresos  de  las  naciones 
deudoras.  Por  lo que, las naciones  deudoras  tuvieron  que  incrementar 
la  producción para  defenderse contra  los  precios  más  bajos,  pero  esto 
presiono  más  la  baja  en  los  precios  de  las  exportaciones.  Este  ultimo 
hecho se  traslapa con  el  periodo de  tipos  de cambio  flexibles  y  con el 
periodo  subsecuente  de  intervención  cooperativa  (esto  ayudo  a 
transformar los acuerdos financieros internacionales). 

2.1.5  La crisis de endeudamiento del tercer mundo, 1982­1989 

2.1.5.1  Antecedentes 

§  Altas tasas de interés sobre prestamos concedidos (generalmente 
prestamos),  bancos  que  prestaban  muchos  de  sus  activos  y 
capitales,  en  lña  cual  un  incumplimiento  sobre  estos  prestamos 
llevarían a esos bancos a un estado de insolvencia técnica. 
§  El  temor  de  prestar  en  las  propias  monedas  de  las  naciones 
deudoras, que en el reembolso las divisas que recibirían tendrían 
muy  poco  valor,  de  igual  manera  la  emisión  de  bonos  como  la 
incapacidad  para  el  pago,  lo  cual  significaba  un  incumplimiento 
directo.

La  crisis  se  inicio  en  1982  con  la  no  satisfacción  de 
reembolsos  programados  sobre  sus  casi  $  100  mil  millones  de 
dólares  de  deuda  externa  por  parte  de  México,  lo  cual  ocasionó 
que  las  otras  naciones  realizaran  una  reprogramación  de  pagos 
con sus acreedores y organizaciones internacionales (FMI, Banco 
Mundial), la cual involucraban posibles cambios en: el vencimiento 
y de composición monetaria de la deuda. 
2.1.5.2  Causas 

§  Disminución de un 27% en los precios de la mercancías básicas, 
recesión en los diferentes países, lo que originó una disminución 
el los ingresos por las exportaciones de las naciones deudoras. 
§  El gran ascenso espectacular del dólar. 
§  Incremento  de  las  tasas  de  interés,  la  tasa de  referencia  de  EE. 
UU.  alcanzó  un  nivel  de  20%,  haciendo  el  pago  de  intereses 
difícil. 
§  Parte de la deuda se usaba para subsidiar el consumo. 
2.1.5.3  El temor 
§  La  venida  de  d  fracasos  bancarios  ocasionados  por  el 
incumplimiento inminente. 
§  Pánico financiero. 
§  Inflación galopante. 
2.1.6  El manejo de las crisis 

Se vio mediante acciones más notables: 
§  Créditos  a  corto  plazo  (contando  con  $  17 mil  millones  de  dólares) 
para México.

§  Apoyo  transitorio  en  créditos,  contando  con  $  12  mil  millones  de 
dólares. 
§  Políticas  económicas  austeras  (devaluaciones,  eliminación  de 
subsidios). 
§  Los  bancos  más  expuestos,  empezaron  a  cancelar  sus  deudas 
incobrables  a los países del tercer mundo. 
§  Recursos  para  dar  apoyo,  de  esa  manera  aligerar  la  deuda  del 
tercer mundo. 
§  El  PLAN  BRADY,  plan  que  permitía  elegir  tres  opciones:  perdonar 
35%  de préstamos  antiguos,  Reducir  las  tasas  de interés  a  6.5% y 
proporcionar nuevos prestamos. 
2.2  EL PRESENTE 

Si  un  punto  es claro  a  partir  de  nuestra  breve  descripción  acerca  de  la 
historia del sistema financiero internacional, es  que este ha evolucionado en 
respuesta al  medio  al cual  atiende.  Por ejemplo,  el cambio del  patrón  oro al 
patrón adoptado en  Brettón Woods se  presenta como  respuesta  ala política 
de empobrecer al vecino y a la política proteccionista del tipo de cambio que 
se  adoptaron  durante  la  Depresión  y  la  guerra.  Como  reacción  a  estas 
devaluaciones competitivas, el sistema que se eligió estuvo caracterizado por 
una  extremosa rigidez de  los  tipos de cambio.  Con  la  sacudida  del  petróleo 
que  se  observo  a  finales  de  la  década  de  los  sesenta  y    a  principios  de  la 
década de los setenta,  la rigidez  de  Brettón Woods no pudo  proporcionar  el 
ajuste que necesitaba entre las naciones que usaban petróleo y las naciones 
que  las  producían  y,  por  tanto,  después  de  1973,  prosiguió  un  periodo  de 
flexibilidad en los tipos de cambio. 

Con  la  creciente  interdependencia  financiera  y  económica  que  se  creo 
como  resultado  de  la  desregulación  financiera  y  del  crecimiento  en  el 
comercio,  y  con  los  masivos  desequilibrios  estructurales  de  los  déficits 
comerciales y fiscales, la desbocada flexibilidad de la década de los setenta y 
de  principios  de  la  década  de  los  ochenta  fue  reemplazada  por  la  mayor

cooperatividad    que  se  observaba  en  el  acuerdo  plaza  y  en  el  acuerdo  de 
Louvre.  La  cuestión  más  obvia  y  que  reviste  importantes  implicaciones  para 
la  conducción  futura  de  los  negocios  internacionales  es  ¿hacia  dónde  nos 
dirigimos?  Puesto  que  es  probable  que  la  dirección  que  tomemos  sea 
nuevamente una respuesta a las condiciones actuales, la respuesta requiere 
que  identifiquemos  los  problemas  a  los  que  nos  enfrentamos  hoy  en  día. 
Estos incluyen los siguientes aspectos: 

1.  Un cambio en el poder económico global. 
2.  Desequilibrios comerciales crecientes asociados con el cambio en el 
poder económico. 
3.  Preocupaciones  ambientales  crecientes  relacionadas  con  los  flujos 
financieros y comerciales de tipo internacional. 
4.  La necesidad de seleccionar un nivel apropiado de flexibilidad en los 
tipos de cambio. 

Consideremos  cada  uno  de  estos  aspectos  y  la  forma  en  que  podría 
influir en el futuro. 

2.3  EL FUTURO 

2.3.1  Cambios en el poder económico global 

A  finales  de  la  Segunda  Guerra  Mundial,  Estados  Unidos  era  la 
potencia  dominante  del  mundo  libre,  y  por  lo  tanto  resulta  poco 
sorpresivo  que  el  sistema  financiero  internacional  adoptado  en  Brettón 
Woods  en  julio  de  1944  representara  en  gran  medida  el  Plan  de 
Estados Unidos. Como lo predeciría una gran aplicación de la teoría de 
juegos,  en  aquellas  situaciones  en  que  se  involucraba  un  jugador 
extremadamente  dominante,  las  soluciones  invariablemente  asumían 
una  forma  que  estaba  de  acuerdo  con  las  preferencias  del  jugador 
dominante.  La  “regla  del  oro”  afirma  que  “el  que  tiene  el  oro  hace  las

reglas”,  y  en  1944  Estados  Unidos  mantenían  las  mayorías  de  la 
reservas oficiales de oro del mundo libre, aproximadamente 75%. 
La hegemonía económica de Estados Unidos al final de la Segunda 
Guerra Mundial se había visto erosionada por el fenomenal desempeño 
económico  de  los  países  del  Sur  de  Asia  Oriental,  principalmente 
Japón, la Republica Popular de China y los “cuatro tigres” (Hong Kong, 
Singapur,  Taiwán  y  Corea  del  sur)  así como  la  fuerza  en  aumento  de 
una Europa crecientemente  integrada.  Este  cambio  en  el  equilibrio  del 
poder económico puede verse claramente en la figura 9.1. 

Esta  figura  revela  que  en  la  actualidad  existe  una  mayor 
compartición  del  poder  económico  entre  Estados  Unidos,  Europa  y 
Japón.  Esto  significa  que  ya  no  podemos  predecir  los  cambios 
económicos  de  importancias,  como  los  cambios  en  la  naturaleza  del 
sistema  financiero  internacional,  simplemente  mediante  el  estudio  de 
las preferencias de cualquier país. En una situación que involucre a tres 
jugadores  que  puedan  formar  coaliciones,  los  resultados  son 
notoriamente  difíciles  de  todos  los  datos    para  la  Unión  Europea  se 
basan en los 12 miembros suscritos al 31 de diciembre de 1993. 
El  PIB  de  Estados  Unidos,  como  una  fracción  de  los  PIBS  de  la 
Unión Americana, de Europa y de Japón, disminuyo durante el periodo 
de  la  posguerra.  La  mayor  uniformidad  en  la  distribución  del  poder 
económico ha hecho que sea más difícil predecir cambios en el sistema 
financiero  internacional.  (Fuente:  Internacional  Monetary  Fund, 
International Financial Statistics tearbook, 1993, e International financial 
Statistics, marzo de 1994.) 

Los  siete  grandes  pueden  concebirse  como  tres  grupos: 
Norteamericana  (Estados  Unidos  y  Canadá),  Europa  (Alemania,  Gran 
Bretaña, Francia e Italia) y Japón. En efecto, si asociamos el poder con 
el  producto económico, un  país con  20%    del  poder  aproximadamente

la  participación  de  Japón,  tiene  un  poder  igual  al  de  los  otros  dos 
jugadores,  Estados  Unidos  y  Europa,  quieren  tener  cada  uno  de  ellos 
40% de los productos combinados de los países. Japón tiene un poder 
igual  por   que al formar  una coalición con cualquier  unidad económica 
mas  grande,  el  país  pequeño  mantendrá  el  equilibrio  del  poder.  Así 
pues,  cada  país  mantiene  el  equilibrio  del  poder.  Por  lo  tanto,  ¿Qué 
podemos  decir  acerca  de  la  probable  evolución  del  sistema  financiero 
internacional  y  del  sistema  económico  a  la  luz  de  esta  realidad 
económica alterada? 

Una  clara  consecuencia  del  nuevo  equilibrio  del  poder  radica  en  la 
necesidad  de  que  cada  una  de  las  partes  integrantes  consulte  a  las 
demás. Ningún poder puede, balada, correr el riesgo de desencadenar 
acciones por parte de los otros dos. El reconocimiento de la necesidad 
de cooperar se ha manifestado así mismo en las reuniones frente de los 
siete  grandes,  en  la  política  de  intervención  cooperativa  del  tipo  de 
cambio del Acuerdo plaza  y del Acuerdo del Louvre, en las frecuentes 
reuniones  de  los  banqueros  centrales  lideres  bajo  el  auspicio  de  la 
banco  para  liquidaciones  internacionales  (Bankc  international 
Settlements, véase anexo 9.3), en la renovada atención que se presta a 
las  reparaciones  de  tarifas,  y  en  los  números  aspectos  que  tiene  que 
ver  con  las  cuentas  fiscales,  con  las  tasas  de  interés  y  con  otras 
políticas,  párese  ser  probable  que  con  la  creciente  interdependencia 
financiera y económica el evolucionarte sistema financiero internacional 
implicara una cooperación aun mas estrecha. 

Una de las consecuencias de una compartición mas equilibrada del 
poder  económico  es  el  surgimiento  potencial  de  los  tres  bloques  de 
comercialización  de  monedas,  un  bloque  de  dólares  basado  en  las 
Americas,  un  bloque  en  yenes  centrado  alrededor  del  comercio 
japonés,  y  un  bloque  en  marcos  alemanes  centrado  en  el  comercio 
germano  dentro  de  la  Unión  Europea.  existe  amplia  evidencia  de  un 
regionalismo  creciente  del  comercio  con  los  riesgos  asociados  de  un

proteccionismo  en  aumento.  Obviamente,  entre  mas  grandes  se 
vuelvan los bloques comerciales a nivel regional, mayor sera el peligro 
de  un  proteccionismo  comercial,  tanto  por  que  los  bloques  consideran 
que hay  menos  que  perder  por  las  restricciones comerciales como  por 
que  en  las  áreas  comerciales  mayores  un  numero  mas  elevado  de 
circunscripciones  comerciales  están  representadas  y  estas  ultimas 
tienen cierto interés por mantener una competencia para sus productos 
más restringidos. 

2.3.2 Desequilibrios comerciales 

Auque  siempre  han  existido  los  desequilibrios  en  el  comercio,  ha 
habido una preocupación creciente desde mediados de la década de los 
ochenta  en  el  sentido  de  que  los  desequilibrios  comerciales  se  han 
vuelto  mas  grandes  y  mas  persistentes.  Por  ejemplo  la  figura  9.2 
muestra  los  desequilibrios  comerciales  generales  de  Estados  Unidos  y 
de Japón.  Muestra  un crecimiento  continuo  en  el  superávit  de  Japón,  y 
un  continuo  y  alto  déficit  en  Estados  Unidos.  Aun  una  muy  importante 
apreciación de yen japonés desde 1985 hasta 1995 no ha logrado invertir 
la dirección del superávit del Japón. El déficit de Estados Unidos aunque 
es  más  pequeño  que  el  observado  a  mediados  de  la  década  de  los 
ochenta, aun persiste a pesar de una depreciación general del dólar vis­ 
a­vis el yen, el marco alemán y varias otras divisas principales. 

Aun  cuando  los  países  tengan  desequilibrios  generales  en  el 
comerció,  los  superávits  y  los  deficits  bilaterales  están  condenados  a 
existir.  Lo  que  sucede  es  que  los  superávits  de  los  cuales  disfruta  un 
país con algunas naciones se ven correspondidos por el déficit que se 
observan en otros países. Por ejemplo Estados Unidos podría tener un 
déficit con Japón y un superávit compensarte con Centroamérica y con 
Sudamérica.  De  manera  similar,  el  superávit  de  Japón  con  Estados 
Unidos  podría  compensar  un  déficit  con  América  Central  y  con

Sudamérica.  Todos  los  países  podrían,  al  menos  en  principio  tener  un 
comercio  general  equilibrado.  A  pesar  que  este  argumento  puede 
mitigar  variedades  acerca  de  los  datos  recientes  sobre  el  comercio 
bilateral,  se  ha  prestado  una  atención  a  un  desequilibrio  bilateral,  en 
particular, el que existe entre Estados Unidos y Japón, como lo muestra 
la  figura  9.3,  este  desequilibrio  ha  crecido  hasta  alcanzar 
aproximadamente  $50  mil  millones  a  principios  de  la  década  de  los 
noventa y no ha mostrado signos de invertir su dirección. 

El  desequilibrio  ha sido un  factor  irritante  en las  relaciones  Estados 
Unidos­Japón,  culminando  con  el  fracaso  para  tomar  una  acción 
después de una reunión de “emergencia” que se celebro en Washington 
D.C.  en  febrero  de  1994.  El  peligro  radica  en  que  a  pesar  de  que  los 
desequilibrios  bilaterales  sean  inevitables,  cuando  se  percibe  que 
resultan  de  prácticas  comerciales  injustas  pueden  crear  un  incentivo 
para  que  se  tomen  acciones  comerciales  que  interfieren  con  el  flujo 
internacional de bienes y servicios. 

En  caso  de  que  persistan  los  desequilibrios  comerciales,  podemos 
esperar  un  incremento  en  las  negociaciones  bilaterales  fuera  de  las 
organizaciones  del  comercio  internacional,  tales  como  la  Organización 
Mundial de Comercio (OMC). 

¿Es sostenible un mundo con grandes desequilibrios externos?:  El 
crecimiento  del  comercio  internacional  en  los  últimos  años  ha  ido 
acompañado  de  una  ampliación  de  los  desequilibrios  de  balanza  de 
pagos. Estados Unidos acumuló en 2007 un déficit por cuenta corriente 
de  700.000  millones  de  dólares,  que  contrasta  con  los  holgados 
superávit  de  economías  como  Japón,  China  u  otras  emergentes. 
Podríamos  esperar  que estos  desequilibrios fueran compensados,  a  lo 
largo del tiempo, por los movimientos de los tipos de cambio, pero ello 
no siempre es así.

El  resultado  es  una  anómala  y  rápida  acumulación  de  reservas  de 
divisas  en  una  serie  de  economías.  El  círculo  se  cierra  cuando  estas 
reservas  se  invierten  en  activos  como  deuda  del  Tesoro  americano. 
Cabría  esperar  que  un  superávit  sostenido  de  la  balanza  por  cuenta 
corriente diera como resultado una apreciación del tipo de cambio, esto 
es,  el  encarecimiento  relativo  de  los  precios  de  los  bienes  y  servicios 
del  país  debido  a  que  son  más  demandados  en  los  mercados 
internacionales. Este fue el caso, por ejemplo, de la R. F. de Alemania 
en  los  años  sesenta  y  setenta,  cuando  la  potente  maquinaria 
exportadora  germana  arrastraba  al  marco  alemán  a  periódicas 
revaluaciones. 

Por  esta  misma  lógica  cabría  esperar  ahora  que  el  tipo  de  cambio 
del dólar estadounidense se depreciara a causa de su persistente déficit 
por  cuenta  corriente.  Y  así  ha  sido  entre  2000  y  2007  pero  sólo  a 
medias. Si bien el dólar de EEUU ha perdido valor respecto al euro, al 
dólar canadiense  o  a la  libra  esterlina,  por ejemplo,  no  lo  ha  hecho  en 
tanta  medida  frente  a  las  divisas  de  muchas  economías  emergentes, 
que tienen importantes superávit bilaterales con Estados Unidos, con lo 
cual la corrección de los desequilibrios se ha quedado a medias. 
Entre  estas  economías  emergentes  podemos  distinguir  aquellas 
cuyo superávit se fundamenta en la exportación de materias primas de 
aquéllas que son potentes exportadoras de manufacturas.

Fuente: Fondo Monetario Internacional. 

En  lo  que  se  refiere  a  los  exportadores  de materias  primas,  Arabia 
Saudita, por ejemplo,  mantiene un tipo de cambio fijo respecto al dólar 
pese a que entre 2000 y 2007 el precio del petróleo se ha cuadriplicado. 
Además,  como  su  inflación  ha  sido  menor  que  la  estadounidense,  el 
tipo  de  cambio  real  ha  retrocedido.  Otros  grandes  exportadores  de 
petróleo  como  Bahrain,  Irán,  Kuwait  y  Venezuela  siguen  un  patrón 
parecido,  con  depreciaciones  reales  del  tipo  de  cambio  que  coexisten 
con  superávit  corrientes.  En  este  grupo  hay,  notables  excepciones, 
como Rusia y Nigeria, cuyos superávit petroleros han ido acompañados 
de importantes apreciaciones cambiarias.

Nota(*)  El  tipo  efectivo  real  se  calcula  respecto  a  la  cuenta  de  las  principales  socios 
comerciales, descontando los efectos de la inflacion 
FUENTES: Economict Inteligente Unit 

En cuanto a los exportadores de manufacturas, se trata en su mayor 
parte  de  economías  de  Extremo  Oriente.  El  caso  más  destacado  es 
China,  el  país  con  el  mayor  superávit  del  planeta  y  el  que  tiene  un 
mayor  saldo  positivo  en  su  comercio  bilateral  con  Estados  Unidos.  Su 
divisa, el  renminbi  se  ha  apreciado ligeramente  respecto  al dólar, pero 
como sus precios interiores han subido menos que en Estados Unidos y 
la divisa americana ha perdido valor, la combinación de ambos efectos 
es una depreciación real del tipo de cambio de un 0,8% entre finales de 
2000 y 2007. 

Otras economías exportadoras de manufacturas como Taiwán, Hong 
Kong  y  Singapur,  con  saldos  positivos  de  la  balanza  por  cuenta 
corriente  del  9,8%,  7,0%  y  21,0%  del  PIB,  respectivamente,  han 
experimentado  depreciaciones  en  sus  tipos  de  cambio  real.  Japón 
también viene a sumarse a este patrón, mientras que la excepción son 
Corea  del  Sur,  Tailandia  e  Indonesia,  cuyas  divisas  se  han  apreciado 
notablemente. 

La sucesión de superávit corrientes  ha  llevado a  la acumulación de 
reservas  de  divisas  en  poder  de  los  bancos  centrales  de  todos  estos

países. Así, las reservas de China se acercan a 1,5 billones de dólares, 
las  de  Japón  rozan  el  billón  y  entre  Rusia,  Taiwán  y  Corea  del  Sur 
acumulan  otro  billón  de  dólares.  Frente  a  este  importante  acopio  de 
reservas,  los  países  de  Oriente  Medio  y  algunos  asiáticos  han 
canalizado  sus  superávit  a  través  de  los  denominados  Fondos 
Soberanos.  Se  trata  de  fondos  de  propiedad  estatal  que  invierten  en 
carteras  diversificadas  en  activos  internacionales  para  obtener  una 
rentabilidad  mayor  que  a  través  de  la  tradicionalmente  conservadora 
gestión  de  las  reservas  de  divisas.  Últimamente  se  detecta  un  mayor 
interés  de  las  economías  asiáticas  en  esta  vía  de  rentabilizar  los 
excedentes de balanza de pagos. Existe por tanto un fuerte potencial de 
crecimiento de los Fondos Soberanos. 

Los países de Oriente Medio tienen dos tercios del volumen total de 
los mismos, pero en el futuro el protagonismo del crecimiento estará en 
las  economías  asiáticas.  Según  analistas  citados  por  la  Reserva 
Federal,  la  irrupción  retrasada  de  las  economías  asiáticas  en  estos 
fondos llevará el total de activos gestionados de los 1,5­2,5 billones de 
dólares actuales hasta 15 billones en los próximos 10 años, un importe 
superior al PIB nominal de Estados Unidos en 2007. 
El  tamaño  de  estos  fondos  y  su  propiedad  estatal  crea  ciertas 
inquietudes e incluso rechazo en algunos ámbitos, como sucedió en el 
intento  de  compra  de  la  empresa  petrolera  estadounidense  local  en 
2005  por  la  petrolera  estatal  china  CNOOC.  Sin  embargo,  en  la  crisis 
financiera  generada por  las  hipotecas suprime,  los capitales  aportados 
por algunos Fondos Soberanos a determinadas entidades bancarias en 
apuros han sido bienvenidos y han dado un respiro a los mercados. El 
círculo  de  los  desequilibrios  se  cierra  a  gusto  de  todos,  por  lo  menos 
esta vez.

2.3.3  Perjuicios ambientales y finanzas internacionales 

Auque  el  ambiente  natural  y  las  finazas  internacionales  podrían 
parecer  desconectados  entre  si,  los  dos  aspectos  se  conjuntan 
alrededor  de  las  acciones  de  una  importante  institución  financiera 
internacional,  Banco  Mundial  (World  Baño). También  conocido  con  el 
nombre de International Bank for Reconstruction and Development. El 
banco  mundial  ha  estado  asistiendo  a  las  naciones  en  vías  de 
desarrollo desde su creación a partir del acuerdo Bretón Woods en el 
año  de  1944,  hoy  en  día,  los  préstamos  del  banco  mundial  alcanzan 
un  total  de  $24  mil  millones  por  año.  A  pesar  de  barios  intentos 
tendientes a incorporar las consideraciones ambientales dentro de las 
políticas  de  préstamos  del  Banco  Mundial,  se  ha  argumentado  que 
dicha institución ha contribuido al año ambiental y social en una escala 
masiva. 

A causa del financiamiento de presas que han inundado terrenos 
agrícolas  de  primera  calidad  y  antiguas  aldeas,  y  al  financiar  la 
construcción  de  carreteras  dentro  de  bosques  que  han  quedado 
despojados  y  que  antiguamente  proporcionaban  acceso  a  mineros  y 
granjeros,  el  banco  a  sido  acusado  de  contribuir  a  una  amplia 
destrucción del ambiente global. 12  por ejemplo, en una revisión interna 
realizada en  el año de  1993  se  encontró  que  mas  de 37%  de ciertos 
proyectos  recientemente  evaluados  el  siquiera  satisfacían  las  propias 
metas  de  desempeño  social  y  ambiental  del  banco. 13  con  una 
creciente  preocupación  por  el  ambiente,  podemos  esperar  una 
creciente  presión  sobre  las  instituciones  nacionales  y  sobre  los 
gobiernos  nacionales  para  que  asuman  practicas  de  prestamos  y/o 
practicas comerciales “mas verdes”. 

Por  ejemplo,  se  podrían  establecer  embargos  sobre  recursos  no 
renovables,  como  ha  sucedido  con  el  marfil  y  como  los  animales  en 
peligro  de  extinción.  Auque  hasta  este  momento  la  acción  contra  los

países ha estado limitada principalmente alas organizaciones de interés 
público, ya se ha iniciado la etapa educada para emprender una acción 
más amplia, parte de la cual probablemente involucrara a las agencias 
oficiales 

2.3.4 Grado de flexibilidad de los tipos de cambio: Tipos de cambio fijos 
versus flexibles 

Durante el siglo pasado, el péndulo se estuvo desplazando hacia un 
extremo  y hacia el otro entre tipos de cambio fijos y flexibles. En lugar 
de  terminar  este  capitulo  especulando  sobre  el  siguiente  experimento 
que habrá en los acuerdos de las finanzas internacionales, listemos los 
pros y los contras  de los tipos de cambio fijos versus los flexibles. Los 
argumentos  que  listamos  parecen  estar  destinados  a  circular 
continuamente mientras siga habiendo debates sobre el sistema “ideal”. 
A  partir  de  los  argumentos  que  prestamos,  debería  ser  evidente  que 
cualquier  sistema  tiene  puntos  débiles.  El  lector  podrá  formular  su 
propio  juicio  en  relación  con  el  hecho  de  si  nos  desplazaremos  en 
mayor o menor medida hacia la flexibilidad en el tipo de cambio a partir 
de  nuestro  actual  sistema  de  flotación  manejada.  Primeramente, 
presentaremos  los  argumentos  que  favorecen  a  los  tipos  de  cambio 
flexibles. 

La teoría económica sostiene que un tipo de cambio fijo es superior 
a un tipo de cambio flexible cuando la economía es vulnerable a shocks 
a  la  demanda  de  dinero.  Estos  shocks  pueden  ser  ocasionados  por 
cambios  en  la  tecnología,  cambios  en  el  multiplicador  monetario  o 
cambios en el portafolio de los poseedores de dinero doméstico. Por el 
contrario, la teoría sugiere que un tipo de cambio flexible es superior a 
uno  fijo  cuando  la  economía  es  afectada  por  shocks  en  el  sector  real, 
tales como cambios inesperados en productividad o en los términos de 
intercambio.

La  simple  aplicación  de  la  teoría  en  Venezuela  es  complicada  por 
dos  razones:  la  demanda  de  dinero  es  inestable  y  la  economía  está 
sometida  constantemente  a  shocks  en  los  términos  de  intercambio  a 
consecuencia de la dependencia del petróleo. De allí que en la decisión 
sobre  el  régimen  cambiario  a  adoptar  se  debe  tomar  en  cuenta  los 
costos  y  beneficios  de  cada  opción  de  política,  dadas  las  condiciones 
particulares  de  la  economía.  El  objetivo  de  este  artículo  es  discutir 
brevemente las ventajas y desventajas asociadas con un tipo de cambio 
fijo  o  flexible,  sin  considerar  mecanismos  híbridos,  como  bandas  o 
depreciaciones anunciadas (crawling peg). 

La primera pregunta que uno debe formular es: ¿Cuál es el objetivo 
de la política cambiaria? Si la respuesta es minimizar la volatilidad en la 
economía,  entonces  es  necesario  estudiar  la  naturaleza  de  los 
diferentes  shocks  y  seleccionar  aquel  régimen  que  permita  amortiguar 
su impacto. Otro objetivo de la política cambiaria puede ser combatir la 
inflación. Si el peso de los bienes transables es relativamente alto en la 
composición  de  la  canasta  de  bienes  utilizada  para  medir  la  inflación, 
entonces utilizar el tipo de cambio como un ancla nominal tiene sentido. 
La  segunda  pregunta  es:  ¿Es  la  política  cambiaria  adoptada 
consistente  con  la  política  monetaria  y  fiscal?  Una  política  monetaria 
restrictiva en una economía pequeña, abierta, con tipo de cambio fijo y 
sin  restricciones  a  la  movilidad  de  capitales  resulta  poco  efectiva, 
puesto que la oferta monetaria bajo estas condiciones es exógena. Por 
otra parte, modelos sobre crisis de balanza de pagos muestran que un 
tipo  de  cambio  fijo  en  presencia  de  un  déficit  fiscal  deriva  en  una 
perdida de  reservas  internacionales  y/o  altas  tasas  de interés.  Tarde o 
temprano los agentes atacan a la moneda a sabiendas que el gobierno 
no es capaz de defender la paridad. 

Gran parte del éxito de una política cambiaria reside en el grado de 
confianza  o  credibilidad  que  le  asignen  los  agentes.  Para  ello,  es

necesario  que  el  gobierno  y  la  autoridad  monetaria  garanticen  su 
viabilidad  y  sostenimiento  en  el  largo  plazo  a  través  de  la  elaboración 
de  un  marco  coherente  de  políticas.  Los  recientes  acontecimientos  en 
Asia,  Rusia  y  Brasil  demuestran  que  los  mercados  castigan  aquellas 
políticas  que  no  son  creíbles.  Este  es  un  factor  particularmente 
importante cuando existe incertidumbre política. 

2.3.5  Argumentos en favor de los tipos de de cambio flexibles 

Friedman plantea  una hipótesis  de  defensa de los sistemas  de  tipo 
de cambio flexible arguyendo que evitan crisis de balanza de pagos y 
crea  eficiencia  económica  en  comparación  a  los  tipo  de  cambio  fijos. 
Inicialmente explica que defender el tipo de cambio flexible no significa 
defender  tipos  de  cambio  inestables  porque  la  inestabilidad  de  esta 
variable  se  debe  a  la  estructura  económica  y  sobre  todo  a  la  política 
monetaria. 

También explica que administrando o controlando el tipo de cambio 
no se evita la inestabilidad del tipo de cambio si esta viene del mismo 
sistema  económico  y  los  únicos  que  hace  es  retrazar  el  ajuste  y  de 
manera  más  dura  si  es  que  se  acumulan  presiones  en  el  mercado 
cambiario.  El  comercio  internacional  y  la  balanza  de  pagos  se  ven 
afectados  por  razones  internas  relacionadas  a  los  mercados  reales  y 
otras a condiciones monetarias propias de las políticas monetarias. 

Estos  cambios  modifican  los  precios  relativos  volviendo  algunos 
productos más caros con respectos a otros.

Ø  Mejor  ajuste:  Uso  de los argumentos más  importantes  para  los 
tipos de cambio flexibles es que proporcionan un mecanismo de 
ajuste menos doloroso para los desequilibrios comerciales que el 
de los tipos de cambio fijos. Por ejemplo, un déficit insipiente en 
los tipos de cambio flexibles causara meramente una disminución 
en  el  valor  cambiario  de  una  divisa,  en  lugar  de  requerir  una 
recesión para reducir el ingreso a los precios, como sucedería en 
los  tipos  de  cambio  fijos.  Sin  embargo,  deberíamos  hacer  notas 
que  la  disminución  en  el  valor  de  la  divisa  de  una  nación  aun 
puede remediar a un déficit comercial reduciendo el ingreso real 
(el nivel de precios ajustados) y los sueldos. Los productos de un 
país  se  pueden  volver  mas  competitivos  ya  sea  mediante  una 
reducción  de  los  precios  en  moneda  local  o  mediante  una 
reducción  en  el  valor  cambiario  de  la  divisa  en  cuestión.  Por 
razones  políticas  y  sociales  puede  ser  impractico  reducir  los 
salarios  en  moneda  local,  por  tanto,  en  lugar  de ello,  puede  ser 
necesario reducir el valor internacional de una moneda. 

Podemos  estudiaren  dos  formas  la  manera  en  que  la 
devaluación o  la depresión  de una  moneda reducirá  los salarios 
reales.  Primeramente,  tal  evento  significa  un  costo  más  alto  en 
las  importaciones  y  en  los  bienes  comerciables  nacionalmente 
producidos, lo cual aumentara el costo de la vida y así reducirá el 
poder  adquisitivo  de  los  salarios  locales.  Segundo,  cuando  los 
salarios  o  ingresos  de los trabajadores de diferentes países son 
clasificados en términos de una divisa común, la caída en el valor 
de una moneda  significará que los salarios y los ingresos de ese 
país decaerán vis­a­vis los de otros países. 

De tal  manera, debería ser evidente que una reducción en el 
valor  de una moneda por  la vía  de  los  tipos  de  cambio  flexibles 
representa  una  alternativa  para  una  disminución  relativa  en  los 
salarios  y precios en moneda local  tendiente a  corregir  el  déficit

en  los  pagos.  La  preferencia  por  los  tipos  de  cambio  flexibles 
sobre  la  base  de  un  mejor  ajuste  se  basa  en  el  potencial  para 
prevenir las reacciones adversas de los trabajadores reduciendo 
indirectamente los salarios reales. 
Ø  Mejor  confianza:  Como  corolario  para  un  mejor  ajuste  se  ha 
alegado que si  los tipos  de cambios  flexibles  evitan que un  país 
tengan  déficit  fuertes  y  persistentes  habrán  mas  confianzas  en 
ese  país  y  en  el  sistema  financiero  internacional.  Una  mayor 
confianza significa un menor número de intentos por parte de los 
individuos  o  de  los  bancos  centrales  para  reajustar  las  carteras 
de  divisas  y  con  ellos  se  consiguen  mercados  cambiarios  mas 
apaciguados. 
Ø  Mejor liquidez:  Los tipos de cambios flexibles no requieren que 
los bancos centrales mantengan reservas  de divisas  puesto  que 
no existe  necesidad de  intervenir  en  el  mercado de  divisas  esto 
significa 

que 

el 

problema 

de 

tener 

una 

liquidez 

insuficiente(reserva  internacional  de  divisas)no existe  cuando se 
tienen  tipos  de  cambio  verdaderamente  flexibles  y  que  no 
ocurrirán  aquellas  devaluaciones  competitivas  encaminadas  a 
garantizar  una  participación  mas  grande  dentro  de  una  acervo 
total inadecuado de reservas. 
Ø  Ganancias  provenientes  de  un  comercio  más  libre:  Cuando 
se presentan déficit bajo un sistema de tipos de cambios fijos, las 
tarifas  y  las  restricciones  sobre  un  flujo  libre  de  bienes  y  de 
capitales  abundaran  de  manera  invariable  si,  mediante  el 
mantenimiento  de  un  equilibrio  externo  los  tipos  de  cambios 
flexibles  evitan  la  necesidad  de  imponer  estas  regulaciones,  las 
cuales  son  muy  costosas  de  implantar  en  forma  obligatoria, 
entonces  se  podrá  disfrutar  de  las  ganancias  provenientes  del 
comercio y las ganancias internacionales.

Ø  Forma  de  evitar  el  llamado  “ problema  del  peso” :  Durante  la 
década de los ochenta México lucho mucho por mantener el peso 
fijo  del dólar  estadounidense  a pesar de la  opinión ampliamente 
difundida  de  que  finalmente  se  vería  obligado  ha  devaluar  su 
moneda.  Para  evitar  que  los  inversionistas  retiraran  fondos  de 
México(para  esquivar  perdidas)  cuando  finalmente  ocurriera  la 
devaluación  el  gobierno  mexicano  tubo  que  mantener  las  tazas 
de interés a un nivel alto esas tazas fueron las consecuencia de 
la adopción de tipos de cambios fijos y sofocaron la inversión y la 
creación de empleos debido ala situación en la cual se identifico 
este  problema  la  persistencia  de  las  altas  tazas  de  interés 
ocasionadas  por  una  devaluación  demorada  a  causa  de  la 
adopción  de  tipos  de  cambios  fijos  llego  a  conocer  conocerse 
como el problema del peso. 
Ø  Interdependencia creciente  de  la  política:  En  tipo  de cambio 
fijo puede obligar aun país a seguir la misma política económica 
que  sus  principales  socios  comerciales  por  ejemplo  como  lo 
hemos visto  si  estados  unidos  permite  un  rápido  crecimiento  en 
la oferta de dinero esto tendera a impulsar asía arriba los precios 
de  estados  unidos  y  a  bajar  las  tazas  de  interés(en  el  corto 
plazo)causando lo  primero  un déficit  o  un  deterioro  en la cuenta 
corriente  y  lo  ultimo  un  déficit  o  un  deterioro  en  la  cuenta  de 
capital  si  por  ejemplo  el  dólar  canadiense  se  mantuviera  fijo  al 
dólar  estadounidense el  déficit  de la  unión  americana significara 
muy  probablemente  un superávit  en Canadá esto  impulsaría  así 
arriba  la  presión  sobre  el  dólar  canadiense,  obligando  al  banco 
de  Canadá  a  vender  dólares  canadienses  y  por  lo  tanto  a 
incrementar  la  oferta  de  dinero  de  Canadá  en  este  caso  un 
incremento en la oferta de dinero de estados unidos ocasionaría 
un incremento en la oferta de dinero canadiense, sin embargo si 
los tipos de cambio fueran flexibles, todo lo que sucedería es que

el  valor  del  dólar  estadounidense  se  depreciaría  contra  el  dólar 
canadiense. 

2.4  Argumentos en contra de los tipos de cambio flexibles 

1.  los  tipos  de  cambios  flexibles  no  necesariamente  fluctúan  de  una 
manera muy amplia y los tipos de cambio fijo ciertamente fluctúan y con 
frecuencia  en  forma  sorprendente  un  gran  numero  de  cambios se  han 
reflejado en el valor fijo de las libras esterlinas, de los marcos alemanes 
de  los  shekels  israelíes,  de  los  francos  franceses  y  de  los  pesos 
mexicanos. 

2.  aun si los tipos de cambios flexibles son mas volátiles que los tipos de 
cambios  fijos,  hay  varias  formas  relativamente  poco  costosas  para 
evitar  o  para  reducir  la  incertidumbre  ocasionada  por  las  variaciones 
inesperadas  en  ellas  por  ejemplo  los  exportadores  pueden  vender  a 
plazo  cuentas  por  cobrar  en  moneda  extranjera  y  los  importadores 
pueden comprar a plazo cuentas por pagar en moneda extranjera. 
Ø  Los tipos de cambio flexibles causan incertidumbre e inhiben el 
comercio y al inversión  internacionales 

El  efecto  principal  del  comercio  es  la  especialización,  así  como  un 
cambio  en  los  precios  de  las  materias  primas  y  los  servicios.  El 
comercio sólo se produce si los términos del intercambio (es decir, el 
precio  relativo  de  las  mercancías  que  se  negocian)  están 
comprendidos en los términos de intercambio de los dos países. Por 
lo tanto, los precios de las materias primas en los dos países tienden 
a igualarse. 

En  un  país  tropical,  los  plátanos  y  la  fruta  tropical  pueden  ser 
muy  baratos,  mientras  que sin  el  comercio,  en  los  países  del  norte

estos  artículos  serían  raros  y  muy  costosos.  Como  resultado  de 
envíos  de  plátanos  al  norte,  la  diferencia  en  el  precio  de  plátanos 
disminuye. Hay también un aumento de sueldo y bienestar para los 
recolectores de plátanos. 

Cuando dos naciones negocian, ambas naciones se benefician 
del  intercambio.  Cada  nación  puede  obtener  más  recursos  del  otro 
país de los que podría producir por sí mismo. Así, cada país puede 
consumir  más  allá  de  su  curva  de  posibilidades  de  producción. 
Además,  mejora  el  ingreso  recibido por  los  propietarios  del  recurso 
abundante. 

Los  plátanos  en  Estados  Unidos  serían  muy  costosos.Los 
estadounidenses  se  benefician  de  la  importación  de  plátanos  de 
países  tropicales.  Los  países  tropicales  pueden  importar  productos 
manufacturados  de  los  Estados  Unidos  a  cambio  de  los  plátanos. 
Todos los países se benefician. 
Ø  Los  tipos  de  cambio  flexibles  ocasionan  especulación 
desestabilizadora:  Para  ser  desestabilizadora,  la  especulación  en 
general tendrá que conducir a perdidas. El argumento se explica de 
la  siguiente  manera  para  ocasionar  una  desestabilización,  un 
especulador  debe  comprar  cuando  el  precio  es  mas  alto  para  ser 
que  suba  mas  y  Bender  cuando  es  bajo  para ser  que  baje  mas  de 
esta manera las variaciones en los tipos de cambio serán mas altas 
de los que serian de otra manera. 
La especulación bajo tipos de cambios fijos es desestabilizadora 
y  también  puede  ser  rentable  cuando  un  país  esta  agotando  sus 
reservas de divisas es probable que su divisas se encuentren bajos 
diversas  presiones  de  venta  situándose  su  tipo  de  cambio  en  su 
punto  de  apoyo  mas  bajo  cuando  los  especuladores  observen  esto 
venderán la divisa de que se trate.

Ø  Los  tipos  de  cambio  flexibles  no  funcionan  en  las  economías 
abiertas:  La  depreciación  o  la  devaluación  de  una  divisa 
favorecerán a la balanza comercial si reduce los precios relativos de 
los  bienes  y  servicios  localmente  producidos.  Sin  embargo  una 
depreciación  o  una  devaluación  aumentaran  los  precios  de  los 
bienes comerciales.  A su vez  esto  incrementara  el costo de vida  lo 
cual ejercerá una presión así el alza de los salarios. 
Ø  Los  tipos  de  cambio  flexibles  son  inflacionarios:  La  rígida 
adherencia  al  patrón  oro  implicaba  una  restricción  para  las 
autoridades  monetarias.  En  tales  circunstancias  debían  mantener 
sus ofertas de dinero y su inflación bajo cierto control, puesto que la 
inflación  finalmente  conduciría  a  una  devaluación  esto  como  se  ha 
dicho dada  al  banco central  un  payo  publico  para que  emprendiera 
una  acción  importante  en  efecto  de  mantener  la  inflación  bajo 
control. 
Ø  Los  tipos  de  cambio  Flexibles  son  inestables  debido  a 
pequeñas  inelasticidades  en  el  comercio:  Si  las  inelasticidades 
en la demanda de importaciones o en la oferta de exportaciones son 
pequeñas,  el  mercado  de  cambios  extranjeros  puede  ser  inestable 
en  el  sentido  de  que  pequeñas  perturbaciones  en  los  tipos  de 
cambios pueden derivar en grandes perturbaciones. 

La  inestabilidad  es  posible  por  que,  ejemplo  una  depreciación 
puede incrementar el valor de las importaciones si los precios de las 
importaciones  aumentan  mas  de  lo  que  ello  disminuiría  la  cantidad 
importada  por  consiguiente  una  depreciación  puede  incrementar  la 
oferta  monetaria  mas  de  lo  que  aumentara  el  valor  de  las 
importaciones y la demanda de dinero.

Ø  Los Tipos de cambio flexibles pueden ocasionar un desempleo 
estructural: Después del descubrimiento y del desarrollo de amplios 
suministros  de  gas  natural  en  la  costa  de  holanda,  la  guilda 
holandesa  aumento  sustancialmente  de  valor.  Esto  izo  que  las 
exportaciones  tradicionales  de  holanda  se  volvieran  costosas, 
causando un desempleo en estas industrias la industria del gas hace 
uso  mucho  menos  intenso  de  la a  mano de obra  que  las  industrias 
tradicionales  holandesas  dedicadas  ala  exportación  asiendo  con 
ellos difícil que los trabajadores desplazados encuentren un empleo 
alternativo. 

Un aspecto político muy relevante se refiere a la relación entre 
el desempleo y la inflación. En teoría, cuando la demanda de trabajo 
se  eleva  hasta  el  punto  de  que  el  desempleo  es  muy  bajo  y  los 
empresarios tienen dificultades a la hora de contratar a trabajadores 
muy  cualificados,  los  salarios  aumentan,  y  se  elevan  los  costes  de 
producción y los precios, con lo que se contribuye al aumento de la 
inflación; cuando la demanda se reduce y aumenta el desempleo, se 
disipan las presiones inflacionistas sobre los salarios y los costes de 
producción. Sin embargo, en contra de esta teoría, durante los años 
setenta  se  produjeron  simultáneamente  altas  tasas  de  inflación  y 
desempleo, una combinación denominada "estanflación".

CONCLUSION 

La  experiencia  muestra  que  ni  un  Estado  ni  Banco  alguno  han  tenido  el 
poder  irrestricto  de  emitir  papel  moneda  sin  abusar  de  ese  poder:  por  ello,  en 
todos  los  Estados  la  emisión  de  papel  moneda  debería  estar  bajo  una  cierta 
vigilancia y control. y ninguno parece ser tan adecuado para este propósito corno 
el de sujetar las emisiones de papel moneda a la obligación de pagar sus billetes 
en  metal  noble  o  en  oro  acuñado.  El  llamado  mecanismo  de  precios  y  flujo  de 
especie  que  podría  proporcionar  un  ajuste  automático  de  los  desequilibrios  en 
balanza  de  pagos.  Si  el  valor  de  la  moneda  está  fijado  en  oro,  y  las  cuentas 
exteriores se  pueden  saldar con  movimientos  de  oro,  pudiéndose  este  importar, 
exportar  y  acuñar  libremente,  un  desequilibrio  exterior  terminará  por  producir 
movimientos de oro. 
Han  trascurrido  Treinta  años  después  del  desmantelamiento  del  sistema  de 
tipos  de  cambio  fijos  de  Bretton  Woods,  y  a  pesar  de  las  numerosas  crisis 
cambiarias  que  se  han  sucedido  a  lo  largo  de  los  años  noventa,  los  tipos  de 
cambio  fijos  muestran  resistencia  a  desaparecer.  Algunos  ejemplos  ilustrativos 
son los siguientes: 
§  Doce países europeos han adoptado una moneda única a partir de 2002. 
§  La dolarización ha sido implementada en Ecuador y El Salvador (al tiempo que 
también  está  bajo  fuerte  consideración  en  muchos  otros  países 
latinoamericanos, incluyendo México, Guatemala y Perú). 
§  Once  miembros  de  la  «Southern  African  Development  Community»  están 
debatiendo si adoptar el dólar o crear una unión monetaria independiente.

§  Seis países productores de petróleo (Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Bahrain, 
Omán,  Quatar  y  Kuwait)  han  declarado  su  intención  de  formar  una  unión 
cambiaria en 2010. 
Pese a que la mayoría de los países tienen regímenes cambiarios fijos, en la 
última  década  un  creciente  número  de  economías  (como  Brasil,  Chile,  Israel  y 
Polonia)  han  adoptado  regímenes  flexibles.  Es  probable  que  esta  tendencia 
continúe porque la intensificación de los vínculos transfronterizos ha incrementado 
el  riesgo  de la  volatilidad  de  los  flujos  de  capital  para  los  países  con regímenes 
fijos. Además, los regímenes  flexibles  suelen  proteger  mejor  a los  países  de  las 
perturbaciones  externas  y  ofrecer  mayor  independencia  en  la  formulación  de  la 
política monetaria. 

No obstante, muchos países son reacios a dejar que sus  monedas floten por 
temor a una volatilidad excesiva (inquietud central en países en que los balances 
son  vulnerables  al  riesgo  cambiario  y  en  que  los  ajustes  del  tipo  de  cambio 
repercuten con fuerza en la inflación) y a la pérdida de control de las expectativas 
inflacionarias.  Asimismo, les preocupa cómo  abandonar  el tipo de cambio  fijo  en 
forma  ordenada  puesto  que  ello  exige  efectuar  preparativos,  actuar  en  el 
momento oportuno y contar con un sólido marco de política económica.

BIBLIOGRAFIA 

Murice D. Levi, Finanzas Internacionales, McGRAW_Hill, 1997 

Andrew B. Abel, Ben S. Bernanke, Macroeconomía, Madrid, cuarta edición, 
Pearson Addison Wesley, 2004. 

Oliver Blanchard, Macroeconomía, Madrid, cuarta edicion, Pearson Prentece Hall, 
2006. 
Roger LeRoy Millar, Robert W. Pulsinelli, Moneda y Banca, segunda edicion, 
McGRAW_Hill, 1997 

Ricardo Torres Gaytán, Teoría del Comercio Internacional, Siglo Veintiuno 
Editores, 2000 
Robert J. Carbaugh, Economía Internacional, Thomson, novena edición, 2007. 

Eugenia Correa, Alicia Girón, Economía Financiera Contemporanea I, Grupo 
editorial: Miguel Ángel Forrua. 2006. 

Fernando Gallardo Olmedo, Crisis financieras y energéticas de ámbito 
internacional, Colección negocios. 
www.google.com­sistemas+tipos+cambio 

www.forexfactory.com/index.php?page=calendar