Séptima de dominante

Armonía I. 3er trimestre
Curso 2009-2010 CIEM Federico moreno Torroba Profesor: Santiago Rodiño

Séptima de dominante
EL ACORDE DE SÉPTIMA SOBRE DOMINANTE
De los acordes formados por cuatro sonidos, el formado sobre la dominante es uno de los más importantes. Los acordes cuatríadas, denominación que se da cuando están formados por cuatro sonidos diferentes, se producen al superponer a un acorde tríada una tercera más. El acorde de séptima sobre dominante, como su nombre indica, es un acorde cuatríada cuya nota fundamental es la dominante de la tonalidad en la que se está. Se compone de una tercera mayor, de una quinta justa y de una séptima menor en ambos modos. En su estado fundamental su cifrado es 7 . + La presencia de la séptima menor produce una doble disonancia. Séptima menor con la fundamental del acorde y quinta disminuida con la tercera del acorde (sensible de la tonalidad). Esto hace que el efecto de cada disonancia se suavice y por esa razón, a diferencia de otros acordes disonantes, LA DISONANCIA (séptima del acorde) NO ES NECESARIO PREPARARLA. Sin embargo, sí es necesario resolverla. Y de la misma manera que en el acorde de quinta disminuida, la disonancia se resuelve bajando por grados conjuntos. Podemos decir, por lo tanto, que en la resolución del acorde de séptima de dominante, tenemos dos notas de resolución obligatoria: - la tercera, sensible de la tonalidad, resuelve en la tónica por movimiento de segunda menor ascendente; - la séptima, disonancia, baja por grados conjuntos. Del enlace del acorde de séptima de dominante en estado fundamental con el de tónica también en estado fundamental surgen faltas, y es por ello que para evitarlas uno de los dos acordes deba presentarse de forma incompleta. Si escogemos como acorde incompleto el de séptima de dominante, la quinta de éste tendrá que ser suprimida, duplicando entonces la fundamental, que en su resolución posterior se mantendrá quieta. Si dejamos incompleto el acorde de tónica también suprimiremos la quinta, y en su lugar triplicaremos la fundamental como norma general.

Séptima de dominante

Página 2

Séptima de dominante
Como todo acorde de cuatro sonidos, además del estado fundamental, este acorde dispone de tres inversiones.

Primera inversión
Esta inversión se forma cuando la tercera del acorde fundamental (sensible de la tonalidad) está en el bajo. Esta inversión queda formada por una tercera menor, una quinta disminuida y una sexta menor. Su cifrado es 6 -5 tachado. En cuanto a su resolución: la nota del bajo, sensible, resuelve en la tónica; la tercera sube o baja de segunda; la quinta, disonancia, baja de segunda; la sexta permanece quieta.

Segunda inversión
Esta inversión se forma cuando la quinta del acorde fundamental está en el bajo (segundo grado de la tonalidad). Esta inversión queda formada por una tercera menor, una cuarta justa y una sexta mayor. Su cifrado es +6. La resolución de esta inversión es la siguiente: la nota del bajo sube al tercer grado con acorde de sexta, o bien baja a la tónica; la tercera, disonancia, baja de segunda; la cuarta permanece quieta; la sexta, sensible, resuelve en la tónica.

Tercera inversión
Esta inversión se forma cuando la séptima del acorde fundamental (cuarto grado de la tonalidad) está en el bajo. Esta inversión queda formada por una segunda mayor, una cuarta aumentada y una sexta mayor. Su cifrado es +4. Su resolución es la siguiente: la nota del bajo, disonancia, desciende al tercer grado con acorde de sexta; la segunda permanece quieta, o bien sube de cuarta justa; la cuarta, sensible, resuelve en la tónica; la sexta, sube o baja de segunda, o bien sube de cuarta.

Nota: los números romanos de los ejemplos no representan el grado del acorde, sino la nota de la escala que está en el bajo. Séptima de dominante Página 3

Séptima de dominante
El enlace con el III grado
Como acorde de dominante, enlazará siempre (salvo excepciones históricas como el enlace VIV6 de Bach)con acordes cuya función sea tónica. Esto es, I, III o VI. En los ejemplos los enlaces son siempre con los grados I y VI, puesto que son los más habituales. En enlace con el III grado es muy poco habitual. Presenta la particularidad de que la sensible no puede resolver en la tónica, puesto que en el III grado no hay tónica. En su lugar, se mantiene. La séptima por su lado resuelve igualmente bajando.

Séptima de dominante

Página 4

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful