You are on page 1of 13

CARLO COLLODI

1.

Contextualización
1.1. Contexto histórico

El siglo XIX se caracterizó por ser un periodo de grandes cambios. La ciencia y la economía
se retroalimentaron. La economía sufrió dos fuertes revoluciones industriales. En política,
se sentaron las bases para las revoluciones burguesas, expandidas mediante el imperialismo
y buscaría alianza con el movimiento obrero al que le cedieron el sufragio universal. En
filosofía, surgieron los principios de las corrientes de pensamiento contemporáneas. El arte
se demoró en iniciar la vanguardia pero quedó cimentado en movimientos como el
impresionismo.
En cuanto al contexto histórico italiano, país al que pertenece Carlo Collodi, tendremos que
tener en cuenta lo siguiente:

Las Guerras napoleónicas (1796-1815)
Tras la Revolución francesa de 1789 hubo enfrentamientos con Saboya. La cosa se complica
dado que el Imperio austríaco dominaba buena parte del país. Por ello, se encomendó en
1796 a Napoleón Bonaparte que realizara una maniobra de distracción contra los intereses
austríacos en el sur, mientras que las principales fuerzas atacaban por el Norte.
Gracias a Napoleón, se puso fin al dominio austríaco de Italia, que dividió en repúblicas
afines a Francia. El fracaso de la siguiente expedición de Napoleón en Egipto dio la
oportunidad a Austria de volver a intervenir en Italia, pero la derrota en la Batalla de
Marengo supuso la definitiva renuncia a Italia, que desde entonces fue uno de los territorios
más firmemente controlados por Napoleón.
Las diversas repúblicas se convertirían en la República de Italia. Nápoles fue conquistada y
entregada a José Bonaparte, primero, y a Joaquín Murat posteriormente.
Durante el posterior transcurso de las Guerras Napoleónicas Italia estaría controlada por los
franceses hasta los últimos momentos. El Congreso de Viena de 1815 marcaría la
restauración del sistema político previo.

La unificación (1815-1914)
Italia no fue ajena a la actividad revolucionaria y de la Revolución Industrial que tuvieron el
deseo de unir a las distintas regiones de habla y cultura italiana en un mismo país. Se habla
muchas veces de un Risorgimiento, un renacer de la cultura italiana y de la conciencia
nacional.
En 1820 hubo insurrecciones sin éxito. De nuevo, los austríacos retomaron la insurrecta
Venecia y aplastaron los deseos de unificación de Saboya en la Batalla de Novara. El ejército
francés de Napoleón III, acabó con la República Romana.

1

que se agruparon como las Provincias Unidas de Italia Central. había visto la luz Bambi. Contexto literario En cuanto al contexto literario del mundo en el siglo XIX. así como por su gastronomía. Astrid Lindgren crea la simpática Pippi Calzaslargas y su compatriota 2 . Contexto cultural En el contexto cultural del siglo XIX. La solución a todos los problemas que generó trajo consigo una guerra: la franco .Contra la idea de dejar el resto de territorios italianos como estaban tras la paz. al concluir esta se anexionaron el Véneto con su capital. Mazzini ganó la Batalla de Calatafimi. Rodin y Louis Le Prince. se desarrolla la literatura infantil. su pintura. teatro. Por último. con el lastre del desequilibrio financiero. 1. surgido en Nápoles. Antoine de Saint-Exupéry publicó Le Petií Prince. Venecia. entre ellos la torre de Pisa y el Coliseo romano. Napoleón III llamó a sus tropas. su estilo de vida. Se demostró la eficacia en poner en marcha la administración. que de Turín había bajado a Florencia (la patria de Collodi). la tarea reorganizadora del país se lleva adelante. su cultura y sus numerosísimos monumentos. que en el caso de Italia no podía votar ni el 3%. se convirtió en una sangrienta guerra civil que duró casi diez años. las obras públicas. decir que en el XIX casi todos los literarios se movían en el terreno de la estructura pedagógica católica que consideraba al niño más sujeto que objeto de la educación. La Constitución piamontesa El nuevo Estado echó a andar con la Constitución piamontesa que ofrecía lagunas tan censurables como la privación de votos a analfabetos. En Suecia. En 1861. su diseño. "brigantaggio post-unitario". que se unieron al Reino de Cerdeña en 1860. Sin embargo. su vino. A esto sumamos el bandolerismo. la enseñanza. Víctor Manuel II era coronado Rey de Italia. También Januso Korczak se introduce con El Rey Mateito y en Francia. cine. con dificultades. La capital de Italia. destacan algunos artistas importantes como Beethoven. se apoyaron regímenes pro-unificación.2. la ópera. Italia es reconocida por su arte. en 1870 Víctor Manuel invadió los Estados Pontificios. Diez años antes en Austria. 1. el rey del Piamonte. en particular.3. En 1850 se publica la obra de Johanna Spyri. En 1866 los italianos declararon la guerra a Austria. Heidi. se instaló definitivamente en Roma.prusiana. En cuanto al contexto cultural italiano del siglo XIX. y en 1870 el ejército italiano entró en Roma. literatura y música. La rebelión. Tras la publicación de Pinocho.

una revista que reveló las posibilidades de la literatura revolucionaria. Ahí radica su grandeza. 3 . En 1865 Lewis Carroll presenta Alicia en el País de las Maravillas y Los Viajes de Gulliver. estableciendo que aspira a descubrir y expresar la verdad histórica y la verdad morali. Goethe. que fue reconocida por primera vez por otro genio contemporáneo suyo. y dibuja a partir de ello la más sutil de las realidades psicológicas. Hay que situar la popularidad de obras de la época: óperas como Guillermo Tell de Rossini o Los lombardos en la Primera Cruzada de Verdi. También destacar las sátiras y epigramas de Giuseppe Giusti o de la poesía patriótica. Mis prisiones de Silvio Pellico obtuvo un éxito sólo comparable con la obra de Manzoni. la escuela romántica tuvo en el periódico Il Conciliatore su principal órgano. Manzoni se sumerge en los más profundos rincones del corazón humano.Selma Lagerlof. Literatura revolucionaria En Italia Manzoni formuló los objetivos de la nueva escuela. Su obra I promessi sposi (Los novios) es la que le ha dado fama inmortal. Fundó otra Joven Italia. En cuanto al contexto literario de Italia en el siglo XIX.

En el mismo periódico salieron posteriormente unos cuentos suyos: entre ellos Pipí. A finales de agosto fue puesto en licencia y regresó a Florencia. donde permanece hasta 1836 con los tíos maternos. comenzó a trabajar como un "reportero" en el periódico semanal La Nación. amplió sus colaboraciones periodísticas en periódicos como El Espectador y la revista de humor El Lens. comentarios y boletines bibliográficos para el catálogo de la nueva biblioteca. Lorenzini también tenía ambiciones de dramaturgo y en 1853 compuso el drama en dos actos Gli amici di casa. obtuvo permiso para leer libros prohibidos en la biblioteca de investigación y acompañó a las primeras pruebas como reportero en la revista teatral de Florencia. con gran originalidad lingüística y estilística. Quién es: Trayectoria biográfica y circunstancias personales que explican su obra Carlo Lorenzo Fillipo Giovanni Lorenzini. Estos cuentos fueron reunidos en la antología Storie allegre (1887). Lorenzini se dedicó a componer otra obra: Los misterios de Florencia. En 1881 empezó su colaboración con “Il giornale per i bambini”. Es probable que hubiera asistido a la escuela primaria en Collodi. Su producción literaria para niños empezó en 1876 con la publicación de I racconti delle fate. en el transcurso de la retórica y la filosofía de las Escuelas Pías de San Juan en Florencia. uno de los primeros periódicos italianos para niños. también estuvo como crítico musical en el Periódico Milán. Lorenzini. En marzo de 1856 asumió el cargo de secretario de la compañía de teatro RomandioloPicena. se alistó en el batallón florentina II y luchó en Montanara junto con su hermano y el propietario de la librería. donde apareció el primer artículo firmado por él. En Turín. Concluyó en octubre de 1857 sus actividades. Animado por el éxito de La novela de vapor. En agosto de 1842 se decidió a interrumpir sus estudios en el seminario. que entonces llevaba el título La historia de un burattino (Historia de un títere). Fue uno de los más importantes editores de Florencia. el monito rosado). al año siguiente entró en el seminario de Colle di Val d'Elsa. se unió al ejército de Piamonte.2. 4 . o Lo scimmiottino color di rosa (Pipeto. Lorenzini cultivó esta manera de escribir para instruir. en el que por primera vez se utiliza el seudónimo de Collodi. En marzo de 1848. amargado y deprimido. Dedicado a tiempo completo a su trabajo como periodista y escritor. Carlo Lorenzini tenía la tarea de elaboración de noticias. Inmediatamente encontró un trabajo en la biblioteca de Florencia. muy común en su época. en abril de 1859. En el primer número fue publicado el episodio inicial de Le avventure di Pinocchio. y se inscribió en mayo del año siguiente. nació el 24 de noviembre 1826 en Florencia. Aquí.

Su archivo fue donado por los familiares a la Biblioteca Nacional Central de Florencia. y fue enterrado en Florencia. El éxito de su novela “puramente recreativa” Las aventuras de Pinocho creció y se extendió continuamente hasta que el valor literario de esta obra ha sido plenamente reconocido en el siglo XX. 5 .Carlo Lorenzini murió repentinamente en 1890.

con el título de Storia di un Burattino ("Historia de un muñeco") aparece Pinocho. Paggi. además. sí. ilustrase el corazón de la Toscana. Literatura infantil y didáctica          Giannettino. Obras. Aceptando el pedido de su editor. La Toscana en tren de vapor es una novela que parece haber sido escrita contra su tiempo. se presta a una lectura en sincronía con la duración que entonces tenía el viaje completo. Paggi. Serie de obras de Giannettino (Juanito). Paggi. o toma de postura que lo sitúe por encima de sus expansivos personajes. El libro. fragmentarias también. pero que permiten ver rincones de la Región Central de Italia. es el título original de la obra publicada en 1856. como una perfecta expresión artística. 1883 El viaje a Italia Giannettino. Segunda parte (centro de Italia). En 1875 Collodi traduce los cuentos de Perrault y recibe el encargo de revisar el Gianneto de Parravicini (1837). al mismo tiempo. se quiso que Collodi redactase un librito que pudiera divertir y. económicas. 1890 Historia de un muñeco y Las aventuras de pinocho (1880-1883) 6 . Primera parte (Italia superior). oficiar como guía de viaje. 1877 El viaje a Italia Giannettino. Parte Tres (sur de Italia). Paggi. cualquier juicio. 1880 La gramática de Giannettino para las escuelas primarias. 1886 La linterna mágica de Giannettino. culturales y geográficas. evitando cualquier tipo de compromiso calificatorio.3. utilizando las anécdotas de sus viajantes que no dejan de explayarse a través de recursos narrativos tan variados como ingeniosos. Collodi tuvo la feliz idea de hacer que el trayecto de “La Línea Leopold” (Florencia-Pisa-Livorna) con sus 12 estaciones. Bemporad. 1883 El ábaco Giannettino para las escuelas primarias. 1884 La geografía de Giannettino. Lo raro se traslada también a su peculiar ortografía y puntuación. En julio de 1881 en el semanario para niños Giornale per i Bambini. En 1883 se publicaron Las aventuras de Pinocho. trayectoria y repercusión Escribió con el seudónimo de Collodi (lugar de nacimiento de su madre). Paggi. es decir. 1886 El viaje a Italia Giannettino. Paggi. tres amenísimas horas. Son descripciones minuciosas. A partir de 1877 se dedicó a la creación literaria infantil. estilo literario. históricas. Principales obras de Carlo Collodi La Toscana en tren de vapor (1856) Un romanzo in vapore. con sus series de cuentos educativos sobre Gianettino (Juanito). Paggi. Collodi concibe los diálogos para introducir y enseñar conceptos y nociones artísticas. Sin desperdiciar las circunstancias históricas.

Una serie de casualidades llevaron a Carlo Collodi a escribir las aventuras de un muñeco de madera que con el tiempo se convertiría en un clásico infantil. la historia se presenta en un lenguaje coloquial. Al ver esta tristeza entre los jóvenes Collodi a través de Martini comunica que Pinocho sigue vivo y aún podrá contar estupendas aventuras. En la versión inicial de Carlo Collodi el muñeco moría ahorcado por sus muchos errores. Historia de un muñeco. transformándolo en un icono cultural moderno del cual se han hecho comerciales. que ahora si se titularán Las aventuras de Pinocho. Su publicación se realizó por capítulos en el periódico de Carlo Collodi denominada La gazzeta per i Bambini y luego Carlo lo unificó modificándolo. la historia se prolongó incluso después del triste hecho. Finalidad del autor y relación con el contexto del S. 7 . El nuevo final de Pinocho En 1881 moría Pinocho ahorcado en una encina. Pinocho moría ahorcado en la encina grande. Las aventuras de Pinocho. obras de teatro y cine. con la marioneta que se vuelve un niño de carne y hueso. lógico y ejemplar final de sus continuas travesuras. moderno y fresco. En el Pinocho primitivo. El texto popularizó recursos y modismos florentinos en la lengua italiana que expuestos en el libro pasaron a toda Italia y al mundo. Las acciones de Pinocho y las consecuencias de sus actos representan para unos el sentimiento de inquietud hacia el mundo ordenado y determinista que la era moderna empezaba a promulgar. muñeco andante en sus nuevas aventuras. Desde un punto de vista estilístico. de grandes cambios en la sociedad italiana y mundial. en una época (siglo XIX). allanando el camino para muchos otros autores y escritores del siglo siguiente. Sólo en las versiones posteriores publicadas por entregas en un diario local. el más destacado es por supuesto: “Tiene una larga la nariz”. y supone un aguijonazo contra la mentira y la pereza. comúnmente atribuido a los que dicen mentiras. El personaje de Pinocho es sobre todo recordado porque su nariz crece en relación con cada mentira. Pinocho refleja preocupaciones pedagógicas. innovador. Muy pronto comienza la segunda parte de la historia. así como una advertencia sobre las consecuencias de las «malas compañías». La creación inicial de Collodi era destinada a un público adulto. es en realidad una alegoría de la sociedad moderna. llegando al final clásico que todos conocen.XIX Fue la obra escrita con amenidad y encerrando un fondo aleccionador. Tras varias protestas Collodi se vio obligado a cambiar la historia. una implacable mirada sobre los contrastes entre la respetabilidad y el instinto libre. Collodi cambió la parte final y descolgó a Pinocho antes de que exhalara su último suspiro y ahí lo tenemos otra vez.

La larga nariz de Pinocho que en el libro de Collodi se trataba de castigo. Se caracteriza por los diálogos tan interesantes. El Pinocho español es bueno desde el principio aunque con algunos defectillos. los personajes tan pintorescos y extrovertidos. Otras obras de Carlo Collodi        Cuentos de hadas (1876) Los ojos y la nariz (1881) Macchiette (1880) Occhi e nasi (1881) Storie allegre (1887) Racconti delle fate Minuzzolo 8 . donde reflexiona y pretende convertirse en un hombre de provecho.Estilo literario de la obra Collodi. Características del Pinocho español Pinocho no sueña con convertirse en un niño de verdad sino que está contento con seguir siendo un muñeco de madera. El fragmento mas moralista se encuentra en el capítulo de Pinocho en Jauja. es muy recurrente en el Pinocho español. Su ingenio le libra de todos los peligros. En 1917 Pinocho cayó en manos del ilustrador Salvador Bartolozzi. El moralista apare en pocas ocasiones. Bartolozzi piensa que le falta un enemigo por lo que escribe Chapete reta a Pinocho. está a la altura de muchas obras de la gran literatura. escribió el libro a trompicones. Repercusión La repercusión de Pinocho en España Pinocho llegó a España en 1912 gracias a Saturnino Calleja. La plasticidad y la belleza de las imágenes tan abundantes en todo el libro bastan para justificar con creces una obra literaria. Es curioso como Pinocho sale de todas las situaciones complicadas que van surgiendo empleando su astucia y sus recursos. ¿Cómo es el Pinocho de Bartolozzi? Pinocho era un muñeco de madera creado a manos de un niño guardado en un bazar que sale de su sección de juguetería convertido en personaje por el hada Esmeraldina. él sigue los consejos de actuación que le van dando sus amigos y protectores. El Pinocho español consiguió una enorme fama y difusión en el ámbito lingüístico y logró eclipsar al personaje creado por Collodi. con prisas y sin mucha convicción. El Pinocho español no necesita consejos de comportamiento. La felicidad de la invención. la capacidad de imaginar y fabular.

Tanto. sino sencillamente un leño de esos con que en el invierno se encienden las estufas y chimeneas para calentar las habitaciones... Aquí está: es un leño de chimenea como todos los leños de chimenea: bueno para echarlo al fuego y guisar un puchero de habichuelas! ¡Zambomba! ¿Se habrá escondido alguien dentro de él? ¡Ah! Pues si alguno se ha escondido dentro. y nada. Este era un pedazo de madera. en el cesto de las astillas y de las virutas. parecía una cereza madura. Ahora le voy a arreglar yo. es el caso que. y nadie. se puso a canturrear paca cobrar ánimos Entre tanto dejó el hacha y 9 . se puso más contento que unas Pascuas. y nadie. cinco minutos. --Ya comprendo --dijo entonces tratando de sonreír y arreglándose la peluca --. y nadie tampoco. y no vio a nadie. Este leño. salió a la calle. Cuando maese Cereza vio aquel leño. el leño de mi cuento fue a parar cierto día al taller de un viejo carpintero. --Pues. señor. Cuando pudo hablar. señor. y nada: diez minutos. muy fina. Pero no un pedazo de madera de lujo. Pero cuando iba a dar el primer hachazo. que comenzó a frotarse las manos. Está visto que esa vocecita ha sido una ilusión mía. Esperó dos minuto y nada. --Pues no.4. Miró debajo del banco. Dios sabe cómo.. colgando hasta la barba como uno de esos mascarones tan feos y tan graciosos por cuya boca sale el caño de una fuente. se quedó con el brazo levantado en el aire. porque oyó una vocecita muy fina. Esta vez se quedó maese Cereza como si fuera de piedra. y nadie. mientras decía para su capote: --¡Hombre! ¡llegas a tiempo! ¡Voy a hacer de ti la pata de una mesa! Dicho y hecho. Breve comentario de varios fragmentos de la obra Pinocho Capítulo I De cómo el carpintero maese Cereza encontró un trozo de madera que lloraba y reía como un niño. porque la punta de su nariz. cogió el hacha para comenzar a quitarle la corteza y desbastarlo. Se quedó hasta sin voz. cuyo nombre era maese Antonio. Y diciendo esto agarró el pobre leño con las dos manos. ¿Qué era aquello? --Ya comprendo --dijo entonces sonriendo y rascándose la peluca --. que decía con acento suplicante: --¡No! ¡No me des tan fuerte! ¡Figuraos cómo se quedaría el bueno de maese Cereza! Sus ojos asustados recorrieron la estancia para ver de dónde podía salir aquella vocecita.. la boca abierta y la lengua fuera. éste era… --¡Un rey! --dirán en seguida mis pequeños lectores. y empezó a golpearlo sin piedad contra las paredes del taller. peor para él. pero al cual llamaba todo el mundo maese Cereza. Está visto que esa vocecita que ha dicho ¡ay! ha sido una ilusión mía ¡Reanudemos la tarea! Y como tenía tanto miedo. miró dentro de un armario que siempre estaba cerrado. abrió la puerta del taller. siempre colorada y reluciente. ¡Reanudemos la tarea! Y tomando de nuevo el hacha. ¿de dónde sale esa vocecita que ha dicho ¡ay!? ¡Si aquí no hay un alma! ¿Será que este leño habrá aprendido a llorar y a quejarse como un niño? ¡Yo no puedo creerlo. con los ojos espantados. muchachos nada de eso. Después se puso a escuchar si se queja alguna vocecita. pegó un formidable hachazo en el leño --¡Ay! ¡Me has hecho daño! --dijo quejándose la misma vocecita. comenzó a decir temblando de miedo y balbuceando: --Pero. Pues.

Cuando volvió a abrir los ojos. Podemos observar que en esta lectura se suele dar un cierto desasosiego o nerviosismo. cómodo. bueno– hace reír o entristecer al receptor y. un muñeco de madera. Y empezó a sentir en el estómago un cosquilleo que se parecía muchísimo al apetito. ya que hay un enfrentamiento entre el bien y el mal. Capítulo V Pinocho tiene hambre. ya que el protagonista del libro –ese niño travieso. pero cuando menos los pensaba se encontró con que la tortilla salió volando por la ventana. rabioso. El caso es que hay en el relato de Las aventuras de Pinocho. Podemos ver que Carlo Collodi hace alusión a la palabra “muchachos” a un determinado grupo de personas a las que de dirige. A los pocos minutos el apetito de Pinocho se convirtió en hambre. que ya era bien larga. y gracias a ello observamos que está dirigida a un público infantil pero también observamos que hace guiños al público adulto. pillo. ingenuo. Mientras tanto se iba haciendo de noche. único. El pobre Pinocho se acercó al fuego donde estaba aquella olla que hervía. ¡Qué cara. pero ya os acordáis que estaba pintada en la pared. que es una historia llena de valores. Esto se debe a la buena imaginación de su autor que. en realidad. inocente. encontró un huevo con el cual pensó hacer una tortilla. y quiso destaparla para ver lo que había dentro. se encontró sentado en el suelo. Pero cuando lo estaba cepillando por un lado y por otro. O es probable que pensemos así porque su aparente lectura es engañosa y debajo de cada capítulo y de cada línea de este libro haya otros mensajes. del susto se le había puesto azul. hace de un vulgar trozo de madera un ser humano. Sabemos que Pinocho es. un entretenimiento y un dinamismo que lleva al lector a querer terminar el relato de un solo tirón. listo. le creció lo menos una cuarta.tomó el cepillo para cepillar y pulir el leño. Pinocho se acordó de que no había comido nada. buscando. del comportamiento de una persona etc. y en un abrir y cerrar de ojos el hambre se hizo canino. Tal vez porque ya se ha reconocido como una obra «clásica». Entonces 10 . fábula con enseñanzas y tiene una narración con una función didáctica. Dentro de la obra observamos que surge el relato moral. Pero el apetito en los muchachos camina muy de prisa. Comentario capítulo I Podemos observar que esta obra posee la claridad y la amenidad de un excelente relato. ya desde el empiece de la obra. de Carlo Collodi. «malo». un títere en sí mismo y un títere del mundo. y buscando. algunas veces. de bobo se le había puesto! La punta de la nariz ya no estaba colorada. nos hace extraer de él un mensaje fácil. La nariz. oyó la misma vocecita que le decía riendo: --¡Pero hombre! ¡Qué me estás haciendo unas cosquillas terribles! Esta vez maese Cereza se desmayó del susto. Figuraos la cara que puso.

semejante a un huevo de gallina. le daba vueltas mirándole por todos lados. Collodi no se molesta en evitar repeticiones y la acción es muy rápida. con los ojos fijos. Cuando volvió de su asombro comenzó a llorar. la boca abierta y las cáscaras del huevo en las manos. Pero en lugar de clara y yema salió un pollito muy alegre y muy ceremonioso. No es posible describir la alegría del muñeco. lo mejor que puedo hacer es cocerlo en una cacerola! Esto es lo más rápido. podemos observar como escribe Collodi: A trompicones. y recuerdos a la familia! Después de decir esto extendió sus alitas. aunque fuera muy duro y muy seco. se le ocurrió salir de la casa y dar una vuelta. que algunas veces abría la boca hasta las ore]as. señor Pinocho. Pero a pesar de los bostezos. El pobre Pinocho no tenía más consuelo ni más alivio que bostezar. a gritar y a dar patadas en el suelo con desesperación. de ceder a las tentaciones. una corteza. y salió volando por la ventana hasta que se perdió de vista. ¡nada! ¡¡Absolutamente nada!! Y mientras tanto el hambre crecía y crecía. ¡Vaya. diciendo: --¡Cuánta razón tenía el grillo-parlante! ¡Si yo no me hubiera escapado de casa y si mi papá estuviera aquí. Entonces empezó a llorar y a desesperarse. fue cuestión de un momento: era un huevo de verdad. acariciaba el huevo. no me moriría de hambre! Y como el estómago le gritaba cada vez más y no sabía cómo hacerle callar. pero no encontró nada. y cuando empezó a hervir. poneos en su caso. Dar un salto y cogerlo. con prisas y sin mucha convicción. rompió el cascarón del huevo para echarlo dentro. el estómago seguía dando tirones.empezó a recorrer la habitación buscando por todos los cajones y por todos los escondrijos un poco de pan. Dicho y hecho. un hueso que se hubiera dejado para los perros. El pobre muñeco se quedó estupefacto. puso una cacerola en una estufita que tenía algunas brasas. una raspa de pescado: cualquier cosa. no me vería expuesto a morir bostezando! ¡Oh! ¡Qué enfermedad tan mala es el hambre! De pronto le pareció ver en el montón de virutas una cosa redonda y blanca. ¡tac!. a la comodidad y a los caprichos y de volver a levantarse cuando todo parece ir mal. Vemos como Pinocho está pagando por sus impulsos egoístas. de los errores y de los arrepentimientos. 11 . dijo: --Muchísimas gracias. por haberme evitado la molestia de romper el cascarón. Comentario Capítulo V En este fragmento podemos observar como Pinocho es la fábula del bien y del mal. ¡Si mi papá estuviera aquí. en fin. echó un poco de agua en vez de aceite o de manteca. que se pudiera llevar a la boca. con la esperanza de encontrar alguna persona caritativa que le socorriera con un pedazo de pan. Temía estar soñando. y lo besaba diciendo: --¿Y ahora cómo lo guisaré? ¿Haré una tortilla? ¡No. y eran tan grandes los bostezos. estará mejor pasado por agua! ¿Y no estará más sabroso frito? ¿Y escalfado? ¡No. mientras decía: --¡Razón tenía el grillo-parlante! ¡Qué mal he hecho en rebelarme contra mi papá y en escaparme de casa! Dios me castiga. hasta la vista! ¡Me alegro mucho de verle bueno. y el hambre que tengo no es para esperar mucho. Además. que después de hacerle una linda reverencia.

de un momento a otro acabarían repartiéndose un cargamento de estacazos y bofetadas. y de la cabeza del director de orquesta al escenario. todos los muñecos enmudecieron. Tragalumbre. asomando la cabeza entre bastidores.gritaron a coro los demás muñecos de la compañía. --¡Es él. no pudo contenerse Pinocho. saliendo al escenario--. Los pobres muñecos y muñecas tiritaban de miedo.. no hay duda!-. es él! ¡¡Él!! ¡¡¡Pinocho!!! ¡Él es! ¡Es él! ¡Pinocho! --dijo Polichinela. Pero de pronto deja Arlequín de recitar su parte y volviéndose frente al público. que parecían realmente dos seres racionales. Empecemos por decir que el telón estaba levantado y que había empezado la función. de las butacas a la cabeza del director de orquesta. El público seguía con gran atención la escena. en vez de continuar desempeñando sus papeles en la comedia. de alegría! Es imposible figurarse el bullicio y el jaleo que produjo la triunfal entrada de Pinocho en aquella compañía dramática de madera. que llegaban hasta el suelo. prorrumpiendo en grandes risas al ver aquellos dos muñecos que gesticulaban y se insultaban con tanta propiedad. Se hubiera oído el vuelo de una mosca. se impacientó y empezó a gritar: --¡Que siga la comedia! ¡Queremos la comedia! Todo fue inútil. Llevaba en las manos unas disciplinas.chilló Colombina. ¡Como que se las pisaba al andar! Su boca era grande como un horno. hechas de serpientes y rabos de zorros. ¡Ven a los brazos de tus hermanos de madera! Al oír tan amable invitación. ¡Es nuestro hermano Pinocho! ¡Viva Pinocho! ¡Vivaaa. --¿Por qué has venido a armar este jaleo en mi teatro?-. y Pinocho corre peligro de terminar sus aventuras de mala manera. pero en lo mejor de la fiesta aparece el amo de los muñecos.Para finalizar. Ante aquella inesperada aparición. Estaban en escena Arlequín y Polichinela. según costumbre. Cuando entró Pinocho en el teatro de los muñecos. que disputaban acaloradamente. y tomando a Pinocho en hombros. --¡Es Pinocho! ¡Es Pinocho!-. y tan feísimo que sólo verle daba miedo. redoblaron sus gritos y algazara. pero el público de la entrada general. las acciones de Pinocho y las consecuencias de sus actos representan el sentimiento de inquietud hacia un mundo ordenado y determinista que el modernismo empezaba a promulgar. No hay que decir que el espectáculo era conmovedor. ¡Que de abrazos! ¡Qué de besos! ¡Qué de achuchones.! --¡Pinocho. dos personas de carne y hueso. ocurrió algo que produjo casi una revolución. palmaditas y hasta pellizcos de amistad. un hombrazo tremendo. porque los muñecos. Tenía unas enormes barbas negras como la pez.. ven acá!-. y tan largas. sus ojos parecían dos faroles rojos encendidos. Entonces salió el dueño del teatro. empezaron a pasearle triunfalmente por delante de las candilejas. señala con la mano el fondo de la sala y empieza a vociferar con grandes gestos y tono dramático: --¡Oh! ¡Ah! ¡Qué veo! ¡Cielos! ¿Es ilusión de mi mente acalorada o delirio insano de la fantasía? ¡Sí.gritó Arlequín--. viendo que la comedia no seguía.preguntó a Pinocho aquel gigante 12 . Capítulo X Los muñecos del teatro reconocen a su hermano Pinocho y le reciben con las mayores demostraciones de alegría. y que. de afecto. y en tres saltos pasó desde la entrada general a las butacas.

con vozarrón terrible. metiendo a Pinocho detrás de las bambalinas y colgándole de un clavo. la complejidad de las relaciones sociales con los demás. porque quiere llamar la atención. Collodi narra las aventuras dirigiéndose personalmente al lector. llamó a Arlequín y a Polichinela. que revolviéndose como una anguila que se saca del agua. Concluir con esa intención educativa que observamos en sus aventuras. y estoy seguro de que en cuanto le echemos al fuego dará una buena llama para terminar el asado.! Comentario Capítulo X En este capítulo podemos observar como Pinocho es aclamado por sus compañeros. papá. Observamos muchas dosis de ingenuidad e inocencia que le hacen confiar en variopintos personajes que se acercan a él. llantos o cariño. Salieron de la cocina. Pero como faltaba algo de leña para que el asado estuviera en su punto y bien dorado. sus hermanos de madera tal y como los cita en el texto. señor. que utiliza el dueño del teatro. y les dijo: --Traedme en seguida aquel muñeco que dejé colgado de un clavo. el dueño del teatro se fue a la cocina. durante los múltiples viajes que realiza. obedecieron. También podemos observar el término de castigo. en la cual estaba preparando su cena: un carnero cebón atravesado en un asador. chillaba desesperadamente: --¡Papá. aterrorizados ante una colérica mirada de su dueño. sin ser consciente de que lo que el público quiere ver es esa comedia. --Crea usted. 13 . y al poco tiempo llevaron en sus brazos al pobre Pinocho.dijo el empresario. pero. lo que quiere mostrar al lector al fin y al cabo es una lección de vida. que no ha sido culpa mía. el reírse de ellos a su costa. conmovedora y con muchos mensajes que animan tanto a niños como a no tan niños a leer la historia. sálvame! ¡Yo no quiero morir! ¡No! ¡No! ¡No quiero! ¡Papá. lo que le hace subirse a ese escenario de forma alegre y decidida.. Refleja ese castigo en forma de amenazas lo que le hace ver a Pinocho que no quiere estar en ese sitio. y procede a recurrir. papá. que giraba lentamente sobre el fuego. o lectores.. en forma de auxilio a su padre. donde aprenderá a base de sustos. tal y como observamos aquí. Collodi hace una mezcla entre el humor y el drama para acercarse así con cierta habilidad a la realidad de la vida. Terminada la función. el hombrazo tremendo. divertida. pidiéndole ayuda ya que se ha dado cuenta que se ha visto envuelto en un tipo de problemas que no se esperaba que sucediesen. --¡Basta ya! Después ajustaremos nuestras cuentas!-. Me parece que está hecho de madera bien seca. Decir que se trata de una historia muy entretenida. al ver que Pinocho no actúa como él quiere que actúe. Arlequín y Polichinela dudaron al principio.

Related Interests