You are on page 1of 8

INFORME DE LA VISITA TÉCNICA A LA

SUBESTACIÓN EL INGA
Luis Alfredo Muñoz Zurita
Universidad Politécnica Salesiana
Quito-Ecuador
luisalfredom230689@gmail.com

Resumen—

En este documento se presenta una revisión de
algunas instrucciones sobre el mantenimiento y los detalles de la
visita técnica de la subestación EL INGA. También se detallan los
fundamentos del mantenimiento en general y sus tipos, se explica
la organización del mantenimiento en la empresa, se aborda la
conformación del plan de mantenimiento y se presenta un
pequeño ejemplo de selección de la estrategia de mantenimiento
apropiada.

satisfacer la demanda que generará la construcción y
operación del nuevo Aeropuerto de Quito.
En el área de implantación de la S/E El Inga se encuentra
proyectado un patio de transformación de 500 kV a 230 kV,
cuyo objetivo, a mediano plazo, será recibir la energía
proveniente del Proyecto Hidroeléctrico Coca-Codo Sinclair y
la interconexión con un futuro sistema de transmisión a 500
kV.

Palabras Clave—Norma CEI 61850 ;SCADA; Niveles de
Automatización; Red Ethernet.

El terreno donde se implantará la nueva S/E El Inga
500/230/138 kV contempla un área de 17 hectáreas ubicadas
en el sector del Inga Bajo, en la parroquia rural Pifo, cantón
Quito, provincia de Pichincha[1].

I.

INTRODUCCIÓN

La Corporación Eléctrica del Ecuador, CELEC EP a través de
su Unidad de Negocio Transelectric, es responsable de operar
el Sistema Nacional de Transmisión, cuyo objetivo
fundamental es el transporte de energía eléctrica de calidad,
garantizando el libre acceso a las redes de transmisión a los
agentes del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), compuesto
por generadores, distribuidores y grandes consumidores.
A pesar de los esfuerzos realizados, en los últimos años el país
ha venido sufriendo un déficit de energía eléctrica debido a su
gran demanda por el crecimiento poblacional y la generación
de una mayor cantidad de industrias en general; lo que amerita
un replanteamiento de las estrategias iniciales a fin de suplir
esta demanda.
Es así que, en función de la proyección de la demanda anual
de potencia y energía prevista para el período 2009–2020 y la
lista de proyectos de generación futura para servicio público
tramitados por el Consejo Nacional de Electrificación
(CONELEC), el cual determina las fechas estimadas del inicio
de operación de los proyectos eléctricos propuestos; se ha
previsto la construcción de un nuevo proyecto, el primero en
su clase por su capacidad y magnitud, denominado
Subestación El Inga a 500/230/138 kV.
La S/E El Inga será una de las subestaciones más importantes
dentro del Sistema Nacional Interconectado (SNI), puesto que,
atenderá los requerimientos energéticos de varias empresas
que forman parte del Mercado Eléctrico Mayorista, entre estas
se encuentra la Empresa Eléctrica Quito (EEQ) que abastecerá
de energía a la Subestación Tababela que será construida para

Figura 1: Ficha técnica de la subestación EL INGA[1].

 Recuperar el desempeño.

Con el uso se ve deteriorado el desempeño por dos factores
principales: la pérdida de capacidad de producción y el
aumento de los costos de operación. Grandes ahorros se han
logrado gracias al mantenimiento.

Aumentar la vida útil de los equipos y maquinas
eléctricas.

La vida útil de algunos activos se ve afectada seriamente por
la frecuencia del mantenimiento.

II. PROCEDIMIENTOS PARA LA APLICACIÓN DEL
MANTENIMIENTO DE UNA SUBESTACIÓN ELÉCTRICA.
A. El mantenimiento.
El mantenimiento se define como la combinación de
actividades mediante las cuales un equipo o un sistema se
mantienen en, o se restablece a, un estado en el que puede
realizar las funciones designadas.
Es un factor importante en la calidad de los productos y puede
utilizarse como una estrategia para una competencia exitosa.
Las inconsistencias en la operación del equipo de producción
dan por resultado una variabilidad excesiva en el producto y,
en consecuencia, ocasionan una producción defectuosa.
Para producir con un alto nivel de calidad, el equipo de
producción debe operar dentro de las especificaciones
correspondientes, las cuales pueden alcanzarse mediante
acciones oportunas de mantenimiento[2].
B. Objetivos del mantenimiento.
El objetivo principal que tiene la realización del
mantenimiento, es lograr la máxima vida económica de los
equipos e instalaciones, manteniendo el equilibrio de los
factores de la producción como son:


Equipo y herramienta.
Medio ambiente.
Recurso Humano.

Otros objetivos que también son importantes, se describen en
los puntos siguientes:

Prevenir o disminuir el riesgo de una falla.

Se busca bajar la frecuencia de fallas y/o disminuir sus
consecuencias. Esta es una de las visiones más básicas del
mantenimiento.

Por otra parte se pueden diferir grandes inversiones, como por
ejemplo la reparación de equipos mayores. Es de suma
importancia encontrar el punto exacto de máximo beneficio
económico.
 Seguridad, ambiente y aspectos legales
Muchas tareas de mantenimiento van dirigidas a disminuir
eventos que puedan acarrear responsabilidades legales
relativas al medio ambiente y seguridad[2].
III.

TIPOS DE MANTENIMIENTO EN SUBESTACIONES.

Tradicionalmente, se han distinguido cinco tipos de
mantenimiento, que se diferencian entre sí por el carácter de
las tareas que incluyen.
A. Mantenimiento Correctivo
Es el conjunto de tareas destinadas a corregir los defectos que
se van presentando en los distintos equipos y que son
comunicados al departamento de mantenimiento por los
usuarios de los mismos[3].
B. Mantenimiento No Programado
Mantenimiento de emergencia con actividad correctiva, para
restaurar un sistema o elemento dejándolo en condiciones de
operación[4].
C. Mantenimiento en Condiciones
Inspecciones de las características que cuentan con un alto
riesgo de falla, además de aplicación del mantenimiento
preventivo después de la alerta de riesgo pero antes de la falla
total[4].
D. Mantenimiento Preventivo
Realizar actividades con la finalidad de mantener un elemento
en una condición específica de operación, por medio de una
inspección sistemática, detección y prevención de la falla
inminente[4].

E. Mantenimiento Programado
Acciones previamente planeadas para mantener un elemento
en una condición específica de operación[4].

equipos puedan existir. Pero esto no es del todo correcto.
Pueden identificarse claramente cuatro de estas mezclas,
complementadas con otros dos tipos de tareas adicionales,
según veremos más adelante.

Las acciones llevadas a cabo mediante esta estrategia se
realizan a intervalos regulares de tiempo o cuando los equipos
se sacan de operación. Este tipo de actividad requiere sacar de
funcionamiento el equipo y solo puede ser bien planificada
cuando la falla es dependiente del tiempo de operación. Eso no
es lo común en nuestras plantas de tratamiento. Las
actividades que son siempre factibles de programar son la
lubricación y la limpieza. Para llevarlas a cabo, los fabricantes
de los equipos indican la frecuencia con que se requieren. Con
esta información se puede establecer la programación
correspondiente[5].
F. Mantenimiento Predictivo
Este mantenimiento nació basado en la automatización y
avances tecnológicos en la actualidad, la base de este tipo de
mantenimiento se encuentra en el monitoreo de una máquina,
además de la experiencia empírica, se obtienen gráficas de
comportamiento para poder realizar la planeación de
mantenimiento. Este mantenimiento como su nombre lo dice,
realiza una predicción del comportamiento en base al
monitoreo del comportamiento y características de un sistema
y realiza cambios o plantea actividades antes de llegar a un
punto crítico[4].
IV.

DIFICULTADES PARA ENCONTRAR UNA APLICACIÓN
PRACTICA ALOS TIPOS DE MANTENIMIENTO.

Esta división de Tipos de Mantenimiento presenta el
inconveniente de que cada equipo necesita unas tareas de
mantenimiento particulares, que serían una mezcla entre esos
tipos definidos anteriormente, de manera que no podemos
pensar en aplicar uno solo de ellos a un equipo en particular.
Así, por ejemplo, en un motor determinado nos ocuparemos de
su lubricación (mantenimiento preventivo periódico), si lo
requiere mediremos sus vibraciones o sus temperaturas
(mantenimiento predictivo), quizás le hagamos una puesta a
punto anual (puesta a cero) y repararemos las averías que
vayan surgiendo (mantenimiento correctivo). La mezcla más
idónea de todos estos tipos de mantenimiento nos la dictarán
estrictas razones ligadas al coste de las pérdidas de producción
en una parada de ese equipo, al coste de reparación, al impacto
ambiental, a la seguridad y a la calidad del producto o
servicio.
Es conveniente definir el concepto de Modelo de
Mantenimiento. Un Modelo de Mantenimiento es una mezcla
de los anteriores tipos de mantenimiento en unas proporciones
determinadas, y que responde adecuadamente a las
necesidades de un equipo concreto. Podemos pensar que cada
equipo necesitará una mezcla distinta de los diferentes tipos de
mantenimiento, una mezcla determinada de tareas, de manera
que los modelos de mantenimiento posibles serán tantos como

Figura 2: Datos a tomar en cuenta para elegir un cierto tipo de
mantenimiento[4].

V.

DETALLES DE LA VISITA TÉCNICA.

A. Principales datos del patio 500 kV
• Esquema de doble barra con seccionador By-pass
• Tres bancos de autotransformadores 500/230/34.5 kV,
cada banco tiene una capacidad de 600 MVA.
• Dos líneas de transmisión con compensación reactiva
de 30 MVAR cada una (L/T San Rafael 1 y 2)
• Una línea de transmisión con compensación reactiva
de 90 MVAR (L/T Tisaleo).
• Un banco de reactores conectados a la barra. (30
MVAR).
B. Comparación entre una instalación a 500 kV y 230 kV
1. Obra Civil
• Fundaciones el doble que 230 kV, diseñado para
soportar mayor peso.
• Casetas el doble que 230 kV, sin ventanas (jaula de
Faraday).
• Una práctica común es la construcción de muro
cortafuegos en el banco de transformadores.
• La plataforma del patio de 500 kV es 3 veces más
grande que una de 230 kV.

Figura 3kv.: Comparación de patios[6].

2.







Obra Electromecánica
Pórticos más grandes, 35m. En 230 kV la altura de
los pórticos es de 26m.
El área para cada bahía o posición es mayor que en
una de 230 kV.
Monitoreo del equipamiento primario a través de
cámaras termo gráficas.
En los bancos de transformadores como de reactores
cuando una unidad falle, se dispone de sistema de
cambio rápido con la unidad de reserva.
El equipamiento primario es 2 metros más alto.
Los seccionadores son semipantografo.
Se dispone de una caseta de relés por cada dos
bahías. En los otros niveles de tensión como 230 kV
se dispone de una sola caseta para todas las bahías.
Sistema de control distribuido y sistema de
protecciones con redundancia.

Figura 4: Vista superior del proyecto de la subestación EL INGA[6].

Figura 5: Pórtico de 500 kv[7].

Figura 6: torres con puntas para apantallamiento[7].

Figura 7: Bases para transformadores con muros cortafuegos[7].

Figura 8: bases para torres de transmisión[7].

Figura 9: Torre de línea de transmisión de 500 kv[7].

Figura 10: Patio de Maniobras de la subestación EL INGA[7].

VI.

ELEMENTOS A IMPLEMENTARSE EN LA SUBESTACIÓN
EL INGA.

Figura 13: Seccionador semipantografo de apertura horizontal[6].

VII.

CONCLUSIONES

La planeación moderna de los mantenimientos exige la
revisión permanente de los objetivos, métodos y
procedimientos de trabajo de tal manera que nos permita
ajustar las estrategias para alcanzar mejores metas en el
ejercicio del mismo, sin perder la vista de la rentabilidad del
equipo en función de su fiabilidad.
La fiabilidad debe ser la que guie el ejercicio del
mantenimiento, tomando en cuenta la vida útil y económica
del equipo en base al tiempo de servicio y la probabilidad de
falla. La cantidad adecuada de mantenimiento, debe ser
aquella que resulte más económica.
Figura 11: Reactor monofásico inductivo inmerso en aceite[6].

El Plan de Mantenimiento de la subestación EL INGA, deben
tenerse en cuenta dos consideraciones muy importantes que
afectan a algunos equipos en particular. En primer lugar,
algunos equipos están sometidos a normativas legales que
regulan su mantenimiento, obligando a que se realicen en ellos
determinadas actividades con una periodicidad establecida y la
segunda es implementar los siguientes niveles de
mantenimiento predictivo para mejorar la confiabilidad del
sistema.
Algunos equipos están sometidos a normativas o a
regulaciones por parte de la Administración. Sobre todo, son
equipos que entrañan riesgos para las personas o para el
entorno. La Administración exige la realización de una serie
de tareas, pruebas e inspecciones, e incluso algunas de ellas
deben ser realizadas por empresas debidamente autorizadas
para llevarlas a cabo. Estas tareas deben necesariamente
incorporarse al Plan de Mantenimiento del equipo, sea cual
sea el modelo que se decida aplicarle.

Figura 12: Interruptor monofásico con accionamiento mono polar y cámara de
extinción en SF6[6].

El mantenimiento subcontratado a un especialista es en
general la alternativa más cara, pues la empresa que lo ofrece
es consciente de que no compite. Los precios no son precios
de mercado, sino precios de monopolio. Debe tratar de
evitarse en la medida de lo posible, por el encarecimiento y
por la dependencia externa que supone.
I.

REFERENCIAS

[1]

G. A. Company, “Estudio de Impacto Ambiental Definitivo (EIAD)
para la Construcción y Operación de la Subestación El Inga
500/230/138 kV.,” Quito-Ecuador, 2014.

[2]

C. Ciro, “MANTENIMIENTO A SUBESTACIONES
ELECTRICAS COMERCIALES Y RESIDENCIALES,”
Universidad Veracruzana, 2011.

[3]

L. Sanzol, “Implantacion de plan de mantenimiento.,” p. 107, 2010.

[4]

E.Rojas, “El Mantenimiento,” pp. 39–61, 2006.

[5]

V. Emilio, “Mantenimiento,” p. 55, 2005.

[6]

U. D. N. TRASELECTRIC, “SISTEMA DE TRANSMISIÓN A 500
KV Y OBRAS ASOCIADAS A 230 KV,” Quito-Ecuador, 2014.

[7]

M. Luis, “Fotografias Subestación EL INGA.” Quito-Ecuador, p. 1,
2014.