You are on page 1of 16

TEMA 4: El patrimonio histórico, bibliográfico y documental (I

):
Legislación en España y Canarias.
La Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, y la
Ley 4/1999,de 15 de marzo de Patrimonio Histórico de Canarias.

Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias
PREÁMBULO
La conciencia de ser canario y la de integrar, con sus peculiaridades, el acervo
universal de los pueblos, es una realidad que tiene uno de sus más importantes
pilares en el patrimonio histórico, en las obras que a lo largo de los siglos han ido
testimoniando nuestra capacidad colectiva como pueblo, en las actividades que han
ido, poco a poco, salvaguardando gran parte de los rasgos y señas que hoy
conforman la nacionalidad canaria.
El patrimonio histórico canario constituye no sólo el depósito sino el soporte de
esa identidad atlántica e isleña, en la que se afianza la condición cosmopolita y la
vocación universal de la nacionalidad canaria. Un legado que demuestra la sabiduría
y el arte de los canarios que nos precedieron y que ofrece las claves para entender
el camino que nos condujo, a través de los tiempos, a nuestra realidad actual, a lo
que somos hoy.
Configurado como un legado multiforme, con aportaciones de diferentes
componentes, los perfiles de nuestro patrimonio cultural permiten, sin embargo, su
caracterización tanto por referencia a sus elementos comunes como a unos
orígenes históricos compartidos.
Desde tiempo inmemorial, los grupos humanos que ocuparon y habitaron las islas
han ido dejando muestras singulares de sus realizaciones. Algunas de éstas
constituyen parte de nuestros símbolos más queridos: Las líneas incisas de
petroglifos, letreros y grabados; las formas y colores de cerámicas, ídolos y
pintaderas; las cuevas y poblados que representan el original ingenio de nuestro
sustrato más antiguo.
Tras ellos, acrisolando y dando sello propio a un torrente de múltiples
influencias europeas, se ha desarrollado en Canarias una arquitectura adaptada a la
diversidad climática insular, que constituye una modalidad peculiar del tipo
mudéjar, de una gran originalidad, en la que destacan las variadas fórmulas
tipológicas, y en la que son reconocibles las aportaciones del estilo gótico, barroco,
neoclásico, y tantos otros magníficos ejemplos que dan cuenta de la recepción en
nuestra arquitectura del modernismo, del neogoticismo, del historicismo, del
racionalismo y tantas otras propuestas que hoy realzan el paisaje de las plazas y
calles de nuestras ciudades.

introduciendo la exigencia de autorización previa y titulación adecuada para las intervenciones de restauración. de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas de Canarias. se ha optado por reforzar la figura de los catálogos arquitectónicos municipales. pinturas murales. atendiendo a los criterios de coordinación y colaboración establecidos por la Ley 14/1990. celosías. conservación. tras especificar los deberes generales de las Administraciones Públicas de Canarias. se consigue a través de su inclusión en el Inventario Regional de Bienes Muebles. insular y municipal. A su lado han crecido pequeñas ermitas albeadas. o en las casonas señoriales. la Ley establece dos niveles de protección. despliega las distintas competencias y facultades en los niveles autonómico. pajeros y alfares. disfrutado y tutelado en beneficio de las futuras generaciones. investigación. El Consejo Canario del Patrimonio Histórico se configura como la más alta instancia de coordinación interinsular. patios de helechas y piedra. donde el pueblo de Canarias ha laborado a través de los siglos todo un tesoro que. muebles. en materia de patrimonio histórico y cultural. De igual manera se dedica una detallada regulación a los Conjuntos Históricos de Canarias. el arte y la piedad popular fue acumulando un rico caudal de labrada orfebrería. A efectos sustantivos. sin perjuicio de su aprovechamiento como recurso económico. residiendo en las Comisiones Insulares de Patrimonio Histórico la labor de asesoramiento y asistencia a los Cabildos Insulares y en los Consejos Municipales de Patrimonio Histórico el asesoramiento en el ámbito municipal. lienzos. balcones. dentro del marco constitucional. en cuanto a los bienes muebles. como obra de todos. El segundo plano de protección. la presente Ley del Patrimonio Histórico de Canarias se adapta a las peculiaridades de nuestro archipiélago y configura un régimen jurídico y una articulación organizativa que tienden a la consecución de la protección. en régimen de concurrencia con el Estado. Completa el marco organizativo la Administración consultiva. El de mayor rango se implementa a través de la declaración de bien de interés cultural. salvo en las materias expresamente reservadas al Estado. retablos policromos. hornos y molinas. dando mayor protagonismo a los Ayuntamientos en la tutela de los bienes catalogados. como tal. II Nuestro Estatuto de Autonomía atribuye a la Comunidad Autónoma de Canarias competencias legislativas plenas. Desde estas bases. restauración. de 26 de julio.Dentro de los templos. a todos pertenece y que. por todos ha de ser conocido. casas de teja y tea. tallas. ordenando los criterios a que se . Respecto a los inmuebles. para lo cual. donde se han mantenido en lo básico las categorías del sistema estatal. difusión y disfrute social del legado cultural de nuestro pueblo. La Ley asume el objetivo de compatibilizar la preservación del patrimonio histórico con su disfrute como objeto cultural.

El régimen de los museos de Canarias completa el contenido de esta Ley. de 30 de marzo. Se distingue en razón de su diferente regulación los de titularidad pública y privada. quedaría inerme si no cuenta con el personal habilitado para evaluar. coordinar y vigilar que las actuaciones que puedan afectar al patrimonio histórico se atengan a las previsiones legales. Por último. se aborda su documentación. del dominio público de todos los objetos arqueológicos. y se ultima la norma con el régimen sancionador. Se consolida el papel del 1 por 100 cultural. constituyen el Centro de Documentación del Patrimonio Histórico canario. La Ley desarrolla la declaración establecida por la legislación española desde 1911. . evitando así la dispersión de materiales y laboratorios en pequeños museos municipales. cartas y catálogos. se introduce la figura mixta del museo concertado: Su ámbito. En cuanto a los museos insulares. Una atención especial merece el tratamiento del patrimonio arqueológico y etnográfico. y reiterada en la Ley 16/1985. no obstante. insular o inferior. de la Función Pública canaria. se ha optado por reservarles en exclusiva la materia arqueológica. entre los cuales se encuentran el saqueo sistemático de yacimientos y la destrucción deliberada de paneles rupestres que ha adquirido recientemente un incremento preocupante. del Patrimonio Histórico Español. Con base en ello se crea la Inspección de Patrimonio Histórico. detalla las líneas maestras de las intervenciones en esta materia. inventarios. general o temático. y la materia objeto del museo.deben acomodar los Planes Especiales de Protección. El órgano sancionador. cuyos datos informatizados. graduándose las infracciones en virtud del daño producido y su trascendencia. en situación de muy grave y acelerado deterioro por diversos motivos. a la creación de diversas escalas funcionariales a fin de adecuar la organización y actuación de la Administración al nivel de servicios que le son demandados por la sociedad de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 2/1987. diseñados como instituciones con preferente vocación investigadora. Regula también la figura de los Parques Arqueológicos y Etnográficos. se establece otro conjunto de ayudas compensatorias y medidas de fomento de carácter fiscal y financiero. de 25 de junio. su carácter. se procede. avanzando en la configuración de herramientas jurídicas para impedir la degradación de los bienes del patrimonio histórico de Canarias. junto con los demás registros. a través de las cartas arqueológicas. la cual se dispone como función de ejercicio obligatorio para todas las Administraciones en el ámbito de sus respectivas competencias en materia de patrimonio histórico. figura que se perfila como instrumento normativo y de gestión. en disposiciones adicionales de esta Ley. Para todos los museos se imponen especiales deberes respecto del control de los fondos.

Artículo 8. ámbito territorial y finalidad. . Competencias de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma. Comisiones Insulares de Patrimonio Histórico. Artículo 3. Artículo 7. Consejos Municipales de Patrimonio Histórico.TÍTULO PRELIMINAR Disposiciones generales Artículo 1. Competencias de los Ayuntamientos. Artículo 5. Constitución del patrimonio histórico de Canarias. Funciones de las Administraciones canarias. Objeto. Colaboración de la Iglesia Católica. Artículo 9. Artículo 12. Competencias de los Cabildos Insulares. TÍTULO I De la administración del patrimonio histórico CAPÍTULO I De las competencias en materia de patrimonio histórico Artículo 6. CAPÍTULO II De los órganos consultivos Artículo 11. Deber general de respeto y conservación. Colaboración y coordinación. Artículo 10. Artículo 13. Unidad del patrimonio histórico canario. Consejo del Patrimonio Histórico de Canarias. Artículo 2. Artículo 4.

Declaración. TÍTULO II De la protección del patrimonio histórico de Canarias Artículo 15. Artículo 27. Disposición general. Registro Canario de Bienes de Interés Cultural. Acceso a los bienes de interés cultural. Otras instituciones consultivas. Artículo 25. Delimitación y entorno de protección. Desafectación y modificaciones. Artículo 18. Incoación.ª De los Conjuntos Históricos de Canarias . Artículo 24. Centro de Documentación del Patrimonio Histórico. Tramitación. Señalización. Artículo 16. Régimen general. Artículo 28.Artículo 14. Clasificación. Sección 2. Artículo 26.ª Declaración de los bienes de interés cultural Artículo 17. Artículo 20. Artículo 19. CAPÍTULO I De los bienes de interés cultural Sección 1. Bienes muebles vinculados. Efectos. Artículo 21. Artículo 23. Artículo 22.

Protección integral. Grados de protección. Artículo 34. Artículo 44. Asistencia técnica. Artículo 40. Artículo 30. Traslados y obras en inmuebles. Artículo 32. Autorización de obras. Planes Especiales de Protección. Rótulos de obra. Artículo 31. Artículo 33. Restauración de los bienes inventariados. Objeto y contenido. CAPÍTULO III De los catálogos arquitectónicos municipales Artículo 43. Artículo 42. Artículo 45. Comercio.Artículo 29. Régimen general. Artículo 35. . Artículo 39. Contenido básico. Artículo 41. Artículo 37. CAPÍTULO II De los bienes muebles y el inventario regional Artículo 36. Carácter y tramitación. Prohibición de enajenación. Deber de colaboración de los propietarios. Normas comunes a los Conjuntos Históricos. Artículo 38. Tramitación.

Tramitación. Sección 2. Artículo 53. Tipos de intervención. Órdenes de ejecución. Artículo 47. . Artículo 50. Artículo 57. Derechos de tanteo y retracto. Criterios de intervención. Utilización de los bienes del patrimonio histórico. Evaluación del impacto ecológico. CAPÍTULO V De las intervenciones en el patrimonio histórico Sección 1. CAPÍTULO IV De las medidas cautelares de protección Artículo 48. Expedientes de ruina. Artículo 51. Autorización previa.a De la conservación y utilización del patrimonio histórico Artículo 52. Artículo 49.Artículo 46. Artículo 56.ª De las intervenciones en los bienes de interés cultural o incluidos en el Inventario de Bienes Muebles Artículo 55. Deber de conservación. Legitimación de expropiaciones. Medidas cautelares. Incorporación al planeamiento urbanístico. Artículo 58. Artículo 54.

Definición y régimen de autorizaciones. . Resultados de la intervención. CAPÍTULO I Del patrimonio arqueológico Sección 1. Artículo 63. Cartas arqueológicas. Artículo 68. Disposición general Artículo 59. Parques Arqueológicos. Protección cautelar de los yacimientos. Sección 3. Sección 2.ª Disposiciones generales Artículo 60. Posesión de objetos arqueológicos. Bienes integrantes.TÍTULO III De los patrimonios específicos. Dominio público. Desplazamiento de estructuras arqueológicas. Artículo 65. Bienes arqueológicos de interés cultural. Régimen de los hallazgos casuales. Artículo 62. Artículo 61. Artículo 69. Artículo 64. Coordinación con la normativa urbanística.ª Intervenciones arqueológicas Artículo 66. Intervenciones ilegales.ª Hallazgos casuales Artículo 70. Artículo 67. Artículo 71.

Artículo 74. Artículo 85. Traslados de los fondos. Artículo 82. Artículo 83. TÍTULO IV De los museos de Canarias. Sistema Canario de Museos.CAPÍTULO II Del patrimonio paleontológico y etnográfico Artículo 72. Artículo 80. Régimen de protección del patrimonio etnográfico. Centralización de la información. Museos privados. Control de los fondos museísticos. Parques Etnográficos. Museos arqueológicos y de sitio. Artículo 77. Museos. Artículo 86. Artículo 78. Régimen del patrimonio paleontológico. Régimen de los museos públicos. Artículo 75. Artículo 84. Artículo 79. . Artículo 81. Disposiciones generales Artículo 76. Determinación de su régimen. Artículo 73. Artículo 88. Creación de los museos. Inventario del museo. Patrimonio etnográfico. Artículo 87. Museos concertados. Política de museos.

Artículo 97. Directrices de Ordenación del Patrimonio Histórico de Canarias. Artículo 93. Procedimiento y competencias. Reparación de daños. Responsables. 1 por 100 cultural. Artículo 91. Artículo 99. Artículo 98. TÍTULO VI Del régimen sancionador CAPÍTULO I De las infracciones administrativas Artículo 95. Artículo 90. Acción pública.TÍTULO V De las medidas de fomento Artículo 89. Artículo 92. Restauración de edificios protegidos. Artículo 94. Artículo 101. CAPÍTULO II La inspección de patrimonio histórico . Artículo 96. Artículo 100. Pago con bienes culturales. Subvenciones a particulares. Transmisiones de bienes inmuebles. Prescripción. Sanciones. Infracciones.

quinta Disposición transitoria primera-novena Disposición final primera. Artículo 103. Inspectores de patrimonio histórico. Actuaciones de la inspección. .tercera La presente Ley entrará en vigor un mes después de su publicación en el «Boletín Oficial de Canarias». Disposición adicional primera. La inspección de patrimonio histórico.Artículo 102. Artículo 104.

Esta Ley consagra una nueva definición de Patrimonio Histórico y amplía notablemente su extensión. en virtud de normas contenidas en los apartados 1 y 2 del artículo 149 de nuestra Constitución. en primer término. antigüedad o valor económico. según el mandato que a los mismo dirige el artículo 46 de la norma constitucional. Deriva asimismo esta obligación de la creciente preocupación sobre esta materia por parte de la comunidad internacional y de sus organismos representativos. uso. Archivos y Bibliotecas de titularidad estatal. en consecuencia. pero a las que su legislación interna no se adaptaba. de 25 de junio. que en el primer tercio del siglo constituyeron para el legislador un mandato similar. sin establecer limitaciones derivadas de su propiedad. Su necesidad fue sentida. por último. La presente Ley es dictada. que para el legislador y la Administración estatal suponen tanto un mandato como un título competencial. ha producido en nuestro ordenamiento jurídico multitud de fórmulas con que quisieron afrontarse situaciones concretas en aquel momento no previstas o inexistentes. en suma. impuesta por una nueva distribución de competencias entre Estado y Comunidades Autónomas que. Busca. y concibe aquélla como un conjunto de bienes que en sí mismos han de ser apreciados. . a lo largo del medio siglo transcurrido desde la entrada en vigor de la venerable Ley. que se han traducido en Convenciones y Recomendaciones. a causa de la dispersión normativa que. un verdadero código de nuestro Patrimonio Histórico. La revisión legal queda. se emprendiera la tarea de elaborar una nueva y más amplia respuesta legal a tales exigencias. lo cierto es que la recuperación por nuestro pueblo de su libertad determinó que. asegurar la protección y fomentar la cultura material debida a la acción del hombre en sentido amplio. jurídica y democrática. en relación a tales bienes. la cual ha generado nuevos criterios para la protección y enriquecimiento de los bienes históricos y culturales. emana de la Constitución y de los Estatutos de Autonomía. Exigencias. así como el Patrimonio Documental y Bibliográfico. desde los primeros momentos en que tan feliz proceso histórico se consumó. Pese a este reconocimiento. el Patrimonio Arqueológico y el Etnográfico. La protección y el enriquecimiento de los bienes que lo integran constituyen obligaciones fundamentales que vinculan a todos los poderes públicos. los Museos. En ella quedan comprendidos los bienes muebles e inmuebles que los constituyen. fueron ejemplarmente cumplidas por los protagonistas de nuestra mejor tradición intelectual. como es buena muestra el positivo legado recibido de la Ley de 13 de mayo de 1933. en el que los proyectos de futuro se conformaran a partir de las experiencias acumuladas. que España ha suscrito y observa.La Ley 16/1985. del Patrimonio Histórico Español PREAMBULO El Patrimonio Histórico Español es el principal testigo de la contribución histórica de los españoles a la civilización universal y de su capacidad creativa contemporánea.

al final. conducen . en consecuencia. Una política que complemente la acción vigilante con el estímulo educativo. La más genérica y que da nombre a la propia Ley es la de Patrimonio histórico Español. y como objetivo último. en el convencimiento de que el Patrimonio Histórico se acrecienta y se defiende mejor cuanto más lo estiman las personas que conviven con él. técnico y financiero. pues la defensa del Patrimonio Histórico de un pueblo no debe realizarse exclusivamente a través de normas que prohíban determinadas acciones o limiten ciertos usos. adquiere un valor singular la categoría de Bienes de Interés Cultural. con las lógicas contraprestaciones hacia la sociedad cuando son los poderes públicos quienes facilitan aquéllas. en particular. por su acervo patrimonial. que se extiende a los muebles e inmuebles de aquel Patrimonio que. Todas las medidas de protección y fomento que la Ley establece sólo cobran sentido si. permitan su disfrute y faciliten su acrecentamiento. merece a la sensibilidad de los ciudadanos. en consecuencia. y al objeto de otorgar una mayor protección y tutela. porque los bienes que lo integran se han convertido en patrimoniales debido exclusivamente a la acción social que cumplen. la Ley estipula un conjunto de medidas tributarias y fiscales y abre determinados cauces nuevos que colocan a España en un horizonte similar al que ahora se contempla en países próximos al nuestro por su historia y su cultura y. de forma más palmaria. en virtud de la Ley. pero también cuantas más ayudas se establezcan para atenderlo. En torno a ese concepto se estructuran las medidas esenciales de la Ley y se precisan las técnicas de intervención que son competencia de la Administración del Estado. de nuestro Patrimonio Histórico. directamente derivada del aprecio con que los mismos ciudadanos los han ido revalorizando. En consecuencia. la Ley no busca sino el acceso a los bienes que constituyen nuestro Patrimonio Histórico. De esa forma se impulsa una política adecuada para gestionar con eficacia el Patrimonio Histórico Español. artístico. El Patrimonio Histórico Español es una riqueza colectiva que contiene las expresiones más dignas de aprecio en la aportación histórica de los españoles a la cultura universal. Semejante categoría implica medidas asimismo singulares que la Ley establece según la naturaleza de los bienes sobre los cuales recae. En el seno del Patrimonio Histórico Español. requieran tal protección.Ello no supone que las medidas de protección y fomento se desplieguen de modo uniforme sobre la totalidad de los bienes que se consideran integrantes. científico o técnico que conforman la aportación de España a la cultura universal. su defensa contra la exportación ilícita y su protección frente a la expoliación. La Ley dispone también las fórmulas necesarias para que esa valoración sea posible. como elemento de identidad cultural. La Ley establece distintos niveles de protección que se corresponden con diferentes categorías legales. constituido éste por todos aquellos bienes de valor histórico. sino a partir de disposiciones que estimulen a su conservación y. Su valor lo proporciona la estima que. Así.

a que un número cada vez mayor de ciudadanos pueda contemplar y disfrutar las obras que son herencia de la capacidad colectiva de un pueblo. en definitiva. Porque en un Estado democrático estos bienes deben estar adecuadamente puestos al servicio de la colectividad en el convencimiento de que con su disfrute se facilita el acceso a la cultura y que ésta.trece TITULO II De los bienes inmuebles Artículo catorce. es camino seguro hacia la libertad de los pueblos.treinta y cuatro TITULO IV Sobre la protección de los bienes muebles e inmuebles Artículo treinta y cinco. TITULO PRELIMINAR Disposiciones Generales Artículo primero.octavo TITULO PRIMERO De la declaración de Bienes de Interés Cultural Artículo noveno.treinta y nueve TITULO V Del Patrimonio Arqueológico Artículo cuarenta-cuarenta y cinco .veinticinco TITULO III De los bienes muebles Artículo veintiséis.

Bibliotecas y Museos CAPITULO I Del Patrimonio Documental y Bibliográfico Artículo cuarenta y ocho.sesenta y seis TITULO VIII De las medidas de fomento Artículo sesenta y siete.cincuenta y ocho CAPITULO II De los Archivos.cuarenta y siete TITULO VII Del Patrimonio Documental y Bibliográfico y de los Archivos. Bibliotecas y Museos Artículo cincuenta y nueve.Octava.setenta y nueve DISPOSICIONES ADICIONALES Primera. DISPOSICIONES TRANSITORIAS .setenta y cuatro TITULO IX De las infracciones administrativas y sus sanciones Artículo setenta y cinco.TITULO VI Del Patrimonio Etnográfico Artículo cuarenta y seis.

Primera.Octava. DISPOSICION FINAL DISPOSICION DEROGATORIA .

Related Interests