You are on page 1of 9

Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte (GSSI

)

XXI CURSO INTERNACIONAL DE CIENCIAS DEL DEPORTE GSSI
CIENCIA Y PRÁCTICA DEL FÚTBOL

23 y 24 de Octubre 2015
Auditorio Centro Empresarial Polar
Los cortijos de Lourdes, Caracas, Venezuela

Hidratación en el fútbol: Aprendizajes desde el campo y nuevas perspectivas
M.Sc. Pedro Reinaldo García. Caracas. Venezuela
www.pedroreinaldogarcia.com
Universidad Central de Venezuela
Gatorade Sports Science Institute America Latina (GSSI)
preinal@gmail.com

Puntos clave
El GSSI realiza evaluaciones a futbolistas profesionales y amateurs para conocer sus
necesidades de hidratación y posteriormente hacer recomendaciones de líquidos y
electrolitos.
La ejecución de estudios de hidratación con equipos profesionales plantea varios retos
interesantes relacionados con la confiabilidad de los datos, metodología de trabajo y
detalles logísticos que afectan las recomendaciones ofrecidas a atletas y técnicos.
Desafortunadamente la mayoría de las evaluaciones realizadas indican que los jugadores
llegan a sus entrenamientos y competencias con evidencias de deshidratación, lo cual es
considerada una oportunidad importante para mejorar sus hábitos de ingesta de líquidos.
La tasa de sudoración, la cantidad de líquidos ingeridos y la pérdida de electrolitos en el
sudor son ampliamente variables entre un atleta y otro, lo que resalta la importancia de
conocer estas diferencias para individualizar las recomendaciones.
Los datos obtenidos en los entrenamientos pueden diferir ampliamente de lo que ocurre en
las competencias por lo cual se recomiendan evaluaciones en condiciones variables de
actividad física y clima.
Debido a las características variables del juego de fútbol es difícil cuantificar con precisión el
impacto real de la deshidratación sobre el rendimiento por lo que se hacen necesarias más
investigaciones con protocolos adecuados.
Evaluaciones de hidratación

XXI Curso Internacional de Ciencias del Deporte GSSI. Caracas, Venezuela 2015.

El primero es hasta qué punto los datos recopilados son un reflejo real de lo que los jugadores hacen en sus entrenamientos cotidianos. La intención fundamental de las evaluaciones es observar como los jugadores se hidratan en condiciones habituales de entrenamiento procurando interferir lo menos posible en sus hábitos de manera que se puedan hacer recomendaciones más acertadas para mejorar sus estrategias de hidratación. Debido al efecto negativo que puede tener una deshidratación significativa sobre el rendimiento físico y el impacto de una adecuada hidratación para revertirlo. Por ejemplo. el cuerpo técnico puede modificar el tipo de bebidas a consumir o aumentar los descansos para hidratación. Boca Juniors. la presencia de los investigadores en el campo que precisamente están evaluando que tan bien se hidratan (algo novedoso e inusual para ellos). los atletas sólo disponían de varias botellas de agua de 1. Igualmente. Palmeiras y Caracas FC. Juventus. En el fútbol la mayoría de estas pruebas se realizan en entrenamientos con una duración aproximada de 75 a 90 minutos donde las actividades que realizan los atletas están pautadas por el preparador físico. Si bien se les indica seguir su patrón usual de hidratación y entrenamientos. . Usualmente durante las evaluaciones cada jugador dispone de una botella de agua y bebida deportiva frías.5 L tiradas en el medio del campo para hidratarse y en otro caso se observó unas pocas botellas sobre una mesa. la deshidratación es una de las condiciones frecuentemente encontrada en muchos atletas de diferentes disciplinas que no toman suficiente líquido durante el ejercicio para compensar las pérdidas.Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte (GSSI) Sudar es probablemente uno de los efectos fisiológicos más inmediatos de la realización de actividad física. desde el año 2002 el Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte (GSSI) estudia sistemáticamente las necesidades de hidratación de jugadores de equipos y atletas profesionales. plantea la inquietud o el compromiso de los atletas por hacerlo mejor. En consecuencia. Sao Paulo FC. Caracas. especialmente en climas calurosos. que en ocasiones un asistente le acerca al borde del campo para que XXI Curso Internacional de Ciencias del Deporte GSSI. Ajax. lo cual ha originado varias publicaciones científicas y una gran cantidad de experiencias interesantes. Observaciones en el campo. Venezuela 2015. La realización de evaluaciones de hidratación con equipos profesionales plantea varios retos interesantes. Algunos de los equipos de futbol evaluados incluyen a Barcelona FC. Real Madrid. Chelsea. entre muchos otros. en un equipo de fútbol profesional donde se observó el entrenamiento el día anterior a la evaluación. Todos estos aspectos pueden influir en que los jugadores se hidraten más que de costumbre. Manchester United.

son detalles que deben cuidarse para obtener datos precisos y procurar hacer las recomendaciones más acertadas. Aprendizajes desde el campo. Esto implica que cada jugador tome de botellas codificadas que serán pesadas antes y después del trabajo físico. Finalmente. lo cual implica estar atento a los atletas que van al baño durante el entrenamiento. Algunas evaluaciones en partidos oficiales de fútbol señalan diferencias importantes que se comentarán posteriormente. la comunicación entre el equipo de investigadores y el cuerpo técnico es clave para planificar las evaluaciones en días de entrenamientos importantes con asistencia de los jugadores principales. El escenario de pérdida de fluidos a través del sudor en las competencias es completamente diferente. En este caso es muy importante evitar que tomen de estas botellas y luego escupan o se echen el agua encima. como se discutirá posteriormente lo más común es que lo jugadores no beban suficiente para reponer lo que pierden en el sudor. Otra limitación de las evaluaciones es que son un reflejo de lo que ocurre en el entrenamiento. Caracas. y por supuesto esto es seguido de días de trabajos suaves o entrenamientos donde los jugadores titulares no participan. es necesario precisar la pérdida de fluidos por otras vías como la orina. A pesar de esto. ya que esto sería una fuente de error en las estimaciones. Por lo tanto. Secar bien el sudor antes del pesaje y evitar que se pesen con ropa que esté mojada.Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte (GSSI) tomen. Estas diferencias aumentan la disponibilidad de bebidas lo cual favorece a una mayor hidratación. debido a todos los factores que afectan a la tasa de sudoración. . Otro reto importante es la necesidad de cuantificar el volumen de bebidas que ingieren durante el entrenamiento. El día de evaluación es otro aspecto clave a considerar. estas mediciones deben hacerse repetidamente en diferentes condiciones climáticas y en entrenamientos de diferente duración e intensidad con la finalidad de que el jugador tenga una noción de cómo varían sus necesidades de líquidos en cada condición. En muchas ocasiones los equipos han tenido partidos durante la semana o vuelven de un viaje. Así mismo. recolectar el volumen de orina producido durante el proceso de pesaje final o pesar doblemente al atleta. por lo que podría suponerse que en condiciones habituales la ingesta de líquido puede ser inferior a lo observado en estas evaluaciones. Venezuela 2015. XXI Curso Internacional de Ciencias del Deporte GSSI.

El Fútbol se caracteriza por el desarrollo de actividades intermitentes de alta intensidad que incrementan la temperatura del cuerpo y en consecuencia la sudoración.Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte (GSSI) A pesar de que los estudios realizados han sido llevados a cabo en diferentes lugares. a continuación se señalan algunos de los aprendizajes claves de estos estudios. tipos de entrenamiento y condiciones climáticas. Antes del ejercicio la deshidratación es frecuente. con valores extremos de 1. La frecuencia de atletas que se presentan en este estado puede variar entre 40 a 90% en un equipo. Lo cual es explicado en parte por las amplias diferencias en la tasa de sudoración.004 y 1. estos valores iníciales de densidad urinaria no guardan ninguna relación con el nivel de deshidratación medido a través de la pérdida del peso corporal observado después del entrenamiento. Un hallazgo común al evaluar la densidad de las muestras de orina de los jugadores antes de los entrenamientos es que esta sea superior a 1.020 (1.022. . Venezuela 2015.020 mg/dL. 1.023 en promedio) y en el otro el 67 % de los atletas (4/6) parecía estar deshidratado antes del partido.020 y en promedio todo el grupo presentó una densidad de 1. especialmente en el fútbol donde las oportunidades para hidratarse durante el partido son escasas o cuando se tiene más de una sesión de actividad al día. La producción de sudor es tremendamente individual y la importancia de conocer este parámetro implica que los jugadores con tasas elevadas de XXI Curso Internacional de Ciencias del Deporte GSSI. Estas señalan que se podrían consumir entre 5 a 7 mL por cada Kg de peso 4 horas antes de la actividad y luego fijarse en el color de la orina (que tiene una relación directa con la densidad). atletas. Lecturas sobre este valor indican que el atleta presenta evidencias de deshidratación. El hallazgo de que muchos jugadores comienzan sus entrenamientos o competencias deshidratados representa una oportunidad para que mejoren sus hábitos de hidratación consumiendo suficientes líquidos antes del entrenamiento.034. En una muestra de 121 futbolistas de varios equipos evaluados por el GSSI. Esto potencialmente podría afectar sus desempeños en el entrenamiento. Durante el ejercicio las tasas de sudoración son diferentes. el 76% presentó valores de densidad de la orina sobre 1. Si la orina aun es oscura recomiendan consumir alrededor de 3 a 5 mL adicionales por cada Kg de peso corporal. Sin embargo. Resultados similares de alta densidad urinaria se han encontrado en 2 grupos de futbolistas antes de partidos oficiales realizados en Brasil y Colombia. 2. Las recomendaciones para ingesta de bebidas antes del ejercicio del Colegio Americano de Medicina del Deporte pueden ser un buen punto de partida para corregir este hallazgo. Caracas. En un caso el 50 % de los jugadores (3/6) presentaba valores de densidad urinaria sobre 1.

Mientras que otro estudio realizado en un clima frío (5◦C y 81%HR). Caracas.4 L por cada hora de entrenamiento. En el grupo de 120 futbolistas señalado anteriormente el rango de producción de sudor varió desde 0.7 a 1. que terminan el entrenamiento deshidratados a pesar de tener acceso libre a botellas de bebida deportiva y agua. haciendo el mismo entrenamiento y a una intensidad relativa similar se observan variaciones muy amplias en cuanto a la tasa de sudoración. Estas diferencias en cuanto a los volúmenes de ingesta resaltan la importancia de que los atletas sean conscientes de sus necesidades de hidratación.6 °C (estrés alto). un atleta de bajo peso puede presentar una tasa de sudoración elevada y viceversa. Durante el entrenamiento los jugadores toman menos de lo que necesitan. es decir. En estos extremos de stress climático y en situaciones intermedias.1 L en 60 minutos de entrenamiento en un clima cálido (32 ◦C y 20%HR). una elevada tasa de sudoración si guarda relación directa con el porcentaje de deshidratación (pérdida de peso) observada en los jugadores. humedad y temperatura). que es un indicador del stress climático (radiación.1 a 2. Sin embargo. dentro de un mismo equipo entrenando en las mismas condiciones climáticas. En los estudios iníciales apoyados por el GSSI que reportaron este parámetro en jugadores de futbol se señala que la tasa de sudoración fue de 1. Es decir. En la mayoría de los estudios se encuentra que los atletas pierden peso. Esta variabilidad en la tasa de producción de sudor no tiene relación directa con el peso del sujeto. 3. Venezuela 2015. XXI Curso Internacional de Ciencias del Deporte GSSI. las pérdidas fueron de 0. Sin embargo. Para nuestras evaluaciones utilizamos el índice WBGT.Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte (GSSI) producción de sudor requieren estrategias de hidratación más agresivas que les permitan reponer sus pérdidas.78 L. En promedio la muestra señalada de 120 atletas repuso el 50% de las pérdidas. . Los valores extremos observados con diferentes equipos han sido de 12 °C (estrés bajo) hasta 25. como es de esperarse. observándose una ligera relación entre el volumen de ingesta de líquidos y la tasa de sudoración. Debido a que la tasa de sudoración es muy variable la cuantificación de estas pérdidas juega un papel importante para individualizar las estrategias de hidratación. Este fenómeno también se aprecia en diferentes condiciones ambientales. Este amplio rango en la cantidad de sudor producido puede atribuirse a diferentes factores internos (propios del sujeto) y externos (ambientales). lo cual parece razonable ya que la mayor sudoración estimularía la ingesta de líquidos. la ingesta de líquidos varió desde 0 (no beber nada) hasta consumir el 100%. que retan a las glándulas sudoríparas a producir sudor en mayor o menor medida para compensar el aumento de la temperatura corporal. Inclusive hubo algunos casos de atletas que ingirieron más de lo que perdieron en el sudor.5 mL a 3.

lo que implica que podrían beneficiarse de consumir bebidas deportivas con sodio en lugar de agua (450 mg/L en Gatorade vs ≈10 mg/L en el agua mineral). Así como sucede con las variaciones en el volumen producido y el líquido ingerido.1 %. Sin embargo. En todo caso el efecto de la deshidratación sobre diferentes aspectos del rendimiento físico está lejos de ser claro a niveles bajos de deshidratación. Está claro que una hidratación adecuada podría ayudar a mantener el rendimiento en estos casos extremos de deshidratación. Caracas.000 mg al día en atletas que sudan mucho. Venezuela 2015. señalan que en aquellos que perdían grandes volúmenes de sudor y su concentración de sodio era elevada eran XXI Curso Internacional de Ciencias del Deporte GSSI. . Los jugadores pierden diferentes cantidades de sodio en el sudor. Hallazgos en jugadores de futbol americano.000 a 30. el consumo de bebidas durante el ejercicio no afecta el rendimiento a menos que su composición no se adecuada o se consuma una cantidad excesiva. La pérdida total de sal en el sudor puede estar entre 20. han señalado la ingesta de bebidas con carbohidratos puede reducir la percepción del esfuerzo y mejorar el rendimiento físico y mental. así como a aquellos que pierden poco pero sudan grandes volúmenes. Sin embargo. se observó a un atleta con una pérdida de peso de 5. la cantidad de electrolitos que se pierde en el sudor varía de un atleta a otro. Pero adicionalmente deben incluir en su alimentación alimentos salados para reponer completamente estas pérdidas. antebrazo o muslo) y otros detalles de estimación. identificar a los atletas que pierden cantidades elevadas de sodio en el sudor. varios estudios realizados en deportes de equipo que guardan patrones de movimiento intermitentes como en el baloncesto y el fútbol. pecho. bien sea por la sensibilidad de los métodos de evaluación empleados o el aspecto del rendimiento que se esté evaluando. A pesar de las limitaciones que puede tener la técnica de uso de parches para obtener sudor debido a las pequeñas diferencias regionales del lugar donde se toma la muestra (frente.3% durante un entrenamiento de 90 minutos.Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte (GSSI) El hecho de que estos atletas en promedio sólo repongan el 50% de su pérdida de líquidos podría marcar un impacto en su rendimiento físico si la pérdida de peso excede el 2% de su peso corporal inicial (ACSM 2007). 4. hay evidencias de que con pérdida de peso cercanas al 1% también podría afectar a los atletas. Adicionalmente. Pero a pesar de no se vea o espere un efecto positivo sobre el rendimiento en quienes se deshidratan menos. espalda. En líneas generales el electrolito que más se pierde y el cual guarda mayor importancia desde el punto de vista nutricional es el sodio. En la muestra estudiada el promedio de pérdida de peso fue de 1. Su concentración en el sudor puede variar desde 10 a 80 mmol/L. permite hacer recomendaciones especificas en cuanto a sus necesidades de reposición de electrolitos.

con excepción de un jugador tomo líquidos durante el 2do tiempo. Venezuela 2015. En este caso se deshidrataron hasta un 2. No se observó el consumo de líquidos durante los 90 minutos de juego. .2 % en promedio). Sin embargo.76 L. En otro partido oficial el promedio de sudoración fue de 2.4 %. 1999) encontraron que la percepción del esfuerzo fue mayor al final de una prueba de circuito de carreras de 90 min que simula las condiciones de juego (LIST) cuando los jugadores no consumieron líquidos durante la prueba. XXI Curso Internacional de Ciencias del Deporte GSSI. las oportunidades para tener acceso a las bebidas está limitado casi exclusivamente al medio tiempo. el porcentaje de pérdida de peso (deshidratación) fue importante (2. esta ingesta corresponde a la toma realizada en el camerino antes de ir al campo. en la banca antes del comienzo del partido y en el intermedio. donde se aplico la prueba de Yo-Yo una reducción del rendimiento (distancia total de carrera) y un aumento de la percepción del esfuerzo cuando no se dio líquido a los jugadores. especialmente en deportes como el futbol. Sin embargo.7 L h-1.Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte (GSSI) más propensos a padecer calambres. lo cual comparado a lo observado en el entrenamiento para ese mismo grupo de atletas equivale a un 47 % adicional.5% de deshidratación comparado con cuando estaban en 1. en una de nuestras observaciones en partidos oficiales el promedio de tasa de sudoración fue de 1. Sin embargo. En un estudio (McGregor y col. En términos de hidratación. Caracas. pero en este caso el consumo de líquidos sólo alcanzó el 20% de las pérdidas por sudor y los jugadores tampoco bebieron durante los 90 minutos de juego. 2007). La competencia es un escenario muy diferente al entrenamiento.h-1.5% no afectó sobre los puntajes de una prueba de concentración mental. en el partido debido a que la tasa de sudoración fue muy superior. Una tasa de sudoración baja durante el entrenamiento permitió consumir una cantidad de líquidos suficientes para hidratarse completamente.2L h-1 con valores extremos de 1. la cantidad de líquidos ingeridos alcanzó un nada despreciable 67 %. la deshidratación de 2. En consecuencia.4%.7 y 2. Igualmente se redujo la velocidad del sprint y la capacidad de driblar cuando se encontraban en 2. 5. Lo cual suma importancia adicional a las evaluaciones individuales de los atletas para evitar o tratar los calambres producidos por esta causa. En otra investigación (Edwards y col. Adicionalmente. pero ¿Puede afectar esto su rendimiento en el partido? Al menos tres estudios han tratado de responder esta pregunta. Por ejemplo. en muchos casos las exigencias físicas pueden ser aun más demandantes en el partido que en el entrenamiento.

F. Shillington (2007) Influence of moderate dehydration on soccer performance: physiological responses to 45 min of outdoor match-play and the immediate subsequent performance of sport-specific and mental concentration tests. and Mayol. es necesario que los atletas y su cuerpo técnico hagan un esfuerzo racional y constante para reponer lo que pierden a través del sudor para y así aprovechar las ventajas de estar bien hidratados durante el juego.J. 1. Sports Med. Fluid balance testing for elite team athletes: An interview with Dr.. L.P. .Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte (GSSI) No todos los estudios con jugadores deshidratados han mostrado efectos adversos. Esto es especialmente importante ya que como se señalo en la primera sección. McNamee G. 41(6):385-91. Debido a las características variables del juego de fútbol es difícil cuantificar con precisión el impacto real de la deshidratación sobre el rendimiento. Edwards.M. Briggs MA. muchos de estos jugadores llegan al partido o entrenamiento con evidencias de hipohidratación.D. se conocen ampliamente sus efectos sobre muchas variables fisiológicas que afectan la resistencia especialmente en el calor condiciones donde se desarrollan muchos de los partidos de fútbol.M Rankin. Kilduff LP. Susan Shirreffs. Venezuela 2015. Burke L. especialmente cuando el éxito de los partidos se determina por los goles anotados y no por cuanta distancia o numero de pases se hacen durante el juego. Stevenson E. T. Caracas. por lo que se hacen necesarias mas investigaciones con protocolos adecuados. West DJ. Por ejemplo.E. S1440-2440(15)00134-6. L. J. International Journal of Sports Nutrition and Exercise Metabolism. (2005). Si bien el efecto de la deshidratación sobre el rendimiento en el juego es difícil de cuantificar. Noakes. 323-327. Harper LD.1% y 0. 15(3). Owen y col.(2015). Pid: 964. D.M.(2008). Journal of Science and medicine in sport. Marfell-Jones. D. Br. A. haciendo énfasis en las variables individuales basadas en necesidades y tolerancia a la ingesta de líquidos durante el ejercicio.3%). Conclusiones A pesar de que las oportunidades de ingesta son reducidas en los partidos de fútbol. Hidratación en el Fútbol: ¿Qué hemos Aprendido hasta Ahora? PubliCE Standard. Lecturas Sugeridas: Aragón-Vargas. M. Physiological and performance effects of carbohydrate gels consumed prior to the extra-time period of prolonged simulated soccer match-play. Russell M. M. pero estas no se vieron afectadas cuando los jugadores estaban a diferentes niveles de deshidratación (2.5%. Por estas razones se recomienda hacer evaluaciones de la tasa de sudoración en diferentes condiciones para que las estrategias de hidratación puedan ajustarse adecuadamente. XXI Curso Internacional de Ciencias del Deporte GSSI. (2013) usaron protocolo LIST y además examinaron algunas habilidades de fútbol (pases y disparos al arco). Mann.

A. Merson S. . (2005). (2015).J.J. Fluid and electrolyte intake and loss in elite soccer players during training. Chamorro M. 128. Hydration Status and Fluid Balance of Elite European Youth Soccer Players during Consecutive Training Sessions. 1-7. O.17.J. Phillips et al.39:377-390.. Sports Science Exchange Vol. Stofan. Russell M. 17(11):895-903. Kurdak et al.. Caracas.(2010). 817-822 Racinais S. 49:1164–1173. Shirrefs S. y Horswill C. Broad N.J. Hydration Science and Strategies in Football. R.J... British Journal of Sports Medicine.A. J. Journal of Science and medicine in sport. XXI Curso Internacional de Ciencias del Deporte GSSI. Kehoe.P.. McGregor.M. Maughan R..J.J. Sports Sci.. Consensus recommendations on training and competing in the heat.J.Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte (GSSI) Kingsley M.. Oliver (2013) Influence of fluid intake on soccer performance in a temperate environment. 20(Suppl. & Baker. 31(1):1-10.N. Horswill. C. S. y Shirreffs S. 3): 133–139.M. International Journal of Sports Medicine 26: 9095. C. y Zachwieja J.F. Maughan R. Aragón-Vargas L. Nicholas... Maughan R. 27. Williams (1999) The influence of intermittent high-intensity shuttle running and fluid ingestion on the performance of a soccer skill. The Sweating Response of Elite Professional Soccer Players to Training in the Heat. Anderson S. J Sports Sci. Laitano. Sweat and sodium losses in NCAA football players: A precursor to heat cramps? International Journal of Sports Nutrition and Exercise Metabolism 15: 641-652.J. Owen. (2):239-43.. Maughan R. Development of individual Hydration Strategies for Athletes. Sawka. S. Journal of Sports Science and Medicine.W. International Journal of Sports Nutrition and Exercise Metabolism 18: 457-472.J.. Lakomy.. H. (2005).R. L. and Eichner E.A. Hydration and sweating responses to hot-weather football competition. (2014). Shirreffs S. Runco. No. (2004). M. y Shirreffs S.. Effects of carbohydrate-hydration strategies on glucose metabolism. Fluid and electrolyte balance in elite male football (soccer) players training in a cool environment. (2014). Serratosa L. Journal of Sports Sciences 23: 73-79. Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sport. J. Medicine and Science in Sports and Exercise. J. S. American College of Sports Medicine position stand: Exercise and fluid replacement. (2008). Murray. sprint performance and hydration during a soccer match simulation in recreational players. Zachwieja.K. et al. C. J. Terry C.. et al (2007).A.L.....J.R. (2014). Merson S. Venezuela 2015. J. International Journal of Sports Nutrition and Exercise Metabolism 14: 333-346. Penas-Ruiz C. 13.. (2005).