CONTENID O

“Desastres Naturales”
Introducción. ¿Cómo prepararse para un Desastre Natural? Sismos Tsunamis o Maremotos. Erupción volcánica. Sequías. Inundaciones. Tornados y Huracanes. Rayos, truenos y relámpagos. Heladas. Los desafíos para el Siglo XXI y cultura de prevención. Desastres naturales que han afectado a la República Mexicana.

INTRODUCCIÓN
LOS DESASTRES NATURALES
El viento, las olas y toda la dinámica natural nos muestran la compleja interrelación que existe entre la litosfera, hidrosfera, atmósfera y biosfera. parte de esa dinámica manifiesta un comportamiento violento, como los movimientos sísmicos y las erupciones volcánicas, que ponen en riesgo las sociedades, sus bienes o sus actividades. Un movimiento sísmico, un huracán o cualquier otro fenómeno extremo de la naturaleza se convierte en desastre o catástrofe cuando ocasiona pérdidas humanas o económicas. Es decir, se denomina desastre natural sólo cuando el problema social o económico es detonado por un fenómeno de la naturaleza.

“Un peligro latente se convierte en desastre si ocurre donde vive gente”

INTRODUCCIÓN
CONSECUENCIA DE LOS DESASTRES NATURALES
Las consecuencias de los desastres naturales no deben mirarse únicamente desde el punto de vista de las vidas que se pierden, sino también desde el punto de vista económico, pues constituyen un obstáculo para el desarrollo económico y social de la región, especialmente en los países en desarrollo. Por ejemplo, una inundación arrastra la capa fértil del suelo y tarda años en recuperarse. Se ha calculado que las pérdidas del producto nacional bruto debidas a los desastres pueden ser, en proporción, 20 veces mayores en los países en desarrollo que en las naciones más adelantadas. La FAO ha calculado que la sequía registrada en los años 70 en El Sahel (África) redujo a la mitad el producto nacional bruto (PBN) de los países del área: Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania, Níger y Senegal. Los desastres pueden tener consecuencias tardías, es decir que sólo se pueden evaluar a lo largo de varios años. Una sequía o una inundación puede afectar la economía de la región o de un país de manera tal que repercuta en la calidad de vida o la salud de su población por varios años. Según la Oficina del Coordinador de las Naciones Unidas para el Socorro en Casos de Desastre (UNDRO), las inundaciones registradas en 1972 en Filipinas, retrasaron los esfuerzos de desarrollo del país entre tres y cinco años.

INTRODUCCIÓN
RECUPERACIÓN POR DESASTRES NATURALES
Una causa importante de la lentitud en la recuperación y reconstrucción de los países en desarrollo después de un desastre, es porque no cuentan con tantos bienes asegurados como los países desarrollados. En 1992 El huracán Andrew, ocasionó a Estados Unidos, 30.000 millones de dólares de pérdidas, pero el 75% corrieron a cargo de Compañías aseguradoras. En 1996 las inundaciones y deslizamientos de tierras que asolaron China provocaron un perjuicio económico de 24.000 millones de dólares, pero sus seguros no alcanzaron al 2% de las pérdidas. Después de un fenómeno, las víctimas no sólo necesitan ayuda material sino también psicológica: hay estudios que demuestran el aumento de los estados depresivos, de consumo de alcohol y hasta el incremento de la tasa de suicidios.

INTRODUCCIÓN
INCREMENTO EN LOS DESASTRES NATURALES
Un punto a tener en cuenta es que los desastres o catástrofes originados por fenómenos naturales son cada vez mayores y acarrean pérdidas millonarias; aunque los científicos que observan, registran y analizan la dinámica natural afirman que la frecuencia de los casos extremos no ha aumentado considerablemente. Esto se debe en gran parte al aumento de la población mundial y de la pobreza, pues el dónde y el cómo construye el hombre sus viviendas puede agravar los riesgos tanto físicos (lesiones y muertes) como sociales y económicos, que son de lenta recuperación.

En la actualidad, al menos un cuarto de la humanidad vive en zonas con alto potencial en desastres.

¿Cómo prepararse para un desastre natural?
¿POR QUÉ PREPARARSE PARA UN DESASTRE? Las personas, familias y comunidades que se han preparado, pueden actuar de manera efectiva para protegerse y, de ser posible, participar en las tareas comunitarias de prevención y auxilio.
REFUGIO TEMPORAL PÚBLICO Generalmente es un lugar acondicionado para proteger a la población en caso de emergencia; puede ser una escuela, una iglesia o cualquier edificio que reúna las condiciones necesarias de seguridad. En él, usted y su familia encontrarán abrigo y alimento. Si usted tuviera que trasladarse a un refugio debido a que la zona en la que vive debe ser evacuada, antes haga una lista de los artículos que deban reunir de última hora, como documentos personales, recetas, medicinas, lentes, etc. Cada integrante de su familia deberá guardar sus documentos personales en una mochila o bolsa pequeña que pueda cargar en la espalda y le deje libre los brazos y las manos.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

¿Cómo prepararse para un desastre natural?
LA CASA COMO REFUGIO En algunos casos de emergencia, usted y su familia deberán permanecer en su casa aproximadamente tres días, durante los cuales tendrán que ser autosuficientes. Para ello, preparar las provisiones puede ser crucial. RECOMENDACIONES PARA GUARDAR DOCUMENTOS Y VALORES Empacados en bolsa de plástico y dentro de una mochila o morral que pueda cargar de tal modo que le deje libres los brazos y las manos. Actas de nacimiento y matrimonio. Certificados o constancias de estudio. CURP. Documentos: escrituras, seguros. Credencial del IMSS o del ISSSTE. Licencia de manejo. Dinero en efectivo y tarjetas de crédito. Libreta de ahorro y chequeras. Pasaporte. Credencial de Elector.
Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

•Actas s critura •Es s tificado •Cer

¿Cómo prepararse para un desastre natural?
LISTA DE PROVISIONES EN CASO DE EMERGENCIA La siguiente lista de provisiones y artículos le ayudará a prepararse para enfrentar emergencias ocasionadas por sismos, huracanes e inundaciones, entre otros fenómenos.

ALIMENTOS Y UTENSILIOS Agua: un mínimo de dos litros por persona al día. Almacenar en envases irrompibles tanta agua purificada como le sea posible. Alimentos: de preferencia no perecederos, que necesiten poco o nada de cocimiento y de bajo peso (si se van a cargar). Por ejemplo leche en polvo, atún, sardinas, jugos, etc. Alimentos dietéticos especiales para enfermos. Destapador, abrelatas y cuchillo. Tabletas o gotas para purificar el agua. Papel sanitario.
Pape l sa nita rio

Agua

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

¿Cómo prepararse para un desastre natural?
COMUNICACIÓN, ALUMBRADO Y SEGURIDAD Radio de pilas y baterías de repuesto. Linterna de pilas y baterías de repuesto. Velas y cerillos dentro de una bolsa de plástico. Extintor (de ser posible). Impermeables y botas. CONTENIDO BÁSICO DEL BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS Guarde el contenido del botiquín en una caja de metal o de plástico a prueba de agua. Revise periódicamente y reemplace los medicamentos que hayan caducado: Alcohol y algodón. Alfileres de seguridad. Analgésicos y antiácidos. Aplicadores (conocidos también como cotonetes). Artículos para lentes de contacto y de aparatos de sordera. Aspirinas. Bolsa de plástico. Bolsa para agua caliente. Carbonato. Cinta adhesiva. Gotero. Jabón antibacterial. Laxantes. Manual de primeros auxilios Medicina con receta médica (si es necesario). Pastillas para casos de náuseas. Tabletas o gotas para purificar agua. Tijeras y vendas de diferentes anchuras. Vaselina.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Sismos

Un sismo es el movimiento brusco de la Tierra causado por la brusca liberación de energía acumulada durante un largo tiempo. En general se asocia el término terremoto con los movimientos sísmicos de dimensión considerable, aunque rigurosamente su etimología significa "movimiento de la Tierra".

HIPOCENTRO (O FOCO)
Es el punto en la profundidad de la Tierra desde donde se libera la energía en un terremoto. Cuando ocurre en la corteza (hasta 70 km de profundidad) se denomina superficial. Si ocurre entre los 70 y los 300 km, se denomina intermedio y si es de mayor profundidad profundo (el centro de la Tierra se ubica a unos 6,370 km de profundidad).

EPICENTRO
Es el punto de la superficie de la Tierra directamente sobre el hipocentro. Es, generalmente, la localización de la superficie terrestre donde la intensidad del terremoto es mayor. Las características de la falla, sin embargo, pueden hacer que el punto de mayor intensidad esté alejado del epicentro.

Sismos

La medición de un sismo se realiza a través de un instrumento llamado sismógrafo, y en un papel se registra la vibración de la Tierra (sismograma). Nos informa la magnitud y la duración. Este instrumento registra dos tipos de ondas: las superficiales, que viajan a través de la superficie terrestre y que producen la mayor vibración de ésta (y probablemente el mayor daño) y las centrales o corporales, que viajan a través de la Tierra desde su profundidad. Las ondas centrales a su vez son de dos tipos: las ondas primarias("P") o compresivas y las ondas secundarias ("S") o cortantes.

Sismos

Las ondas "P" viajan a través del magma (zona de rocas fundidas) y llegan primero a la superficie ya que logran una mayor velocidad y van empujando pequeñas partículas de material delante de ellas y arrastrando otro tanto detrás . Las ondas "S" en cambio, por ir más lentas, van desplazando material en ángulo recto a ellas (por ello se les denomina también “transversales"). La secuencia típica de un terremoto es: primero el arribo de un ruido sordo causado por las ondas compresivas “P”, luego las ondas cortantes “S” y finalmente el "retumbar" de la tierra causado por las ondas superficiales.

Sismos
LOS 10 PEORES TERREMOTOS REGISTRADOS EN EL MUNDO (1900-1994)
País Fecha Magnitud Richter Ubicación epicentro

Chile Alaska Rusia Ecuador Alaska Islas Kuriles Alaska India Argentina Indonesia

22/05/1960 28/03/1964 04/ 11/1952 31/01/1906 09/03/1957 06/11/1958 04/02/1965 15/08/1950 11/11/1922 01/02/1938

9.5 Mw 9.2 Mw 9.0 Mw 8.8 Mw 8.8 Mw 8.7 Mw 8.7 Mw 8.6 Mw 8.5 Mw 8.5 Mw

38.2 S 72.6 W 61.1 N 147.5 W 52.75 N 159.5 E 1.0 N 81.5 W 51.3 N 175.8 W 44.4 N 148.6 E 51.3 N 178.6 E 28.5 N 96.5 E 28.5 S 70.0 W 5.25 S 130.5 E

¿Qué hacer en caso de Sismos?

La frecuencia de los sismos en el país y la cantidad de zonas afectadas exigen que se tomen medidas preventivas que puedan aminorar los efectos del impacto de estas calamidades. Los accidentes personales más comunes son consecuencia de: Derrumbes parciales de edificios, que provocan caída de muros divisorios, cornisas, marquesinas, falsos plafones y unidades de iluminación. Caída de vidrios rotos de ventanas, lo cual es más peligroso cuando se trata de edificios altos. Caída de libreros, muebles y otros enseres, en el interior de los inmuebles. Incendios. Caída de cables de energía eléctrica. Actos humanos provocados por el pánico. Una persona puede disminuir los peligros a que estén expuestos ella y su familia, aprendiendo que se debe hacer en caso de sismo.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

¿Qué hacer en caso de Sismos?
¿CÓMO PREPARASE?
Acuda a la Unidad de Protección Civil ó a las autoridades locales para que le indiquen: Si la zona en la que vive es sísmica. Cuáles son las medidas de protección que debe tomaren su casa o centro de trabajo en caso de sismo. Cómo puede colaborar con las brigadas de auxilio si tiene interés en capacitarse para participar al presentarse esta calamidad.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

¿Qué hacer en caso de Sismos?

Plantéese como reaccionarían usted y su familia; revise detalladamente los posibles riesgos que puedan existir en su hogar, en el trabajo, etc. En relación a la estructura del edificio, revise, controle y refuerce el estado de aquellas partes de las edificaciones que primero se pueden desprender, como chimeneas, aleros o balcones, así como de las instalaciones que puedan romperse (tendido eléctrico, conducciones de agua, gas y saneamientos). Enseñe a sus familiares como cortar el suministro eléctrico, de agua y gas. Almacene agua en recipientes de plástico y alimentos duraderos.
Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Mantenga al día la vacunación de todos los miembros de su familia. Aseguren al suelo o paredes las conducciones y bombas del gas, los objetos de gran tamaño y peso, estanterías, etc., y fije los cuadros a la menor altura posible. Tenga un especial cuidado con la ubicación de productos tóxicos o inflamables, a fin de evitar fugas o derrames. Tenga a mano una linterna y un radio a pilas, así como pilas de repuesto para ambos, mantas y cascos o gorros acolchados, para cubrirse la cabeza.

¿Qué hacer en caso de Sismos?

La primera y primordial recomendación es la de mantener la calma y extenderla a los demás. Manténgase alejado de ventanas, cristaleras, cuadros, chimeneas y objetos que se puedan caer. En caso de peligro, protéjase debajo de los dinteles de las puertas o de algún mueble sólido, como mesas, escritorios o camas; cualquier protección es mejor que ninguna. Si está en un gran edificio no se precipite hacia las salidas, ya que las escaleras pueden estar congestionadas de gente. No utilice los ascensores; eléctrica puede interrumpirse. la energía

Si está en el exterior, manténgase alejado de los edificios altos, postes de energía eléctrica y otros objetos que le puedan caer encima. Diríjase a un lugar abierto. Si va conduciendo, pare y permanezca dentro del vehículo, teniendo la precaución de alejarse de puentes, postes eléctricos, edificios dañados o zonas de desprendimientos. Integre un botiquín de primeros auxilios.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

¿Qué hacer en caso de Sismos?

No trate de mover indebidamente a los heridos con fracturas, a no ser que haya peligro de incendio, inundación, etc. Si hay pérdidas de agua o gas, cierre las llaves de paso y comuníquelo a la compañía correspondiente. No encienda fósforos, mecheros o artefactos de llama abierta, en previsión de que pueda haber escapes de gas. Limpie rápidamente el derrame de medicinas, pinturas y otros materiales peligrosos. No ande por donde haya vidrios rotos, cables de luz, ni toque objetos metálicos que estén en contacto con los cables.

No beba agua de recipientes abiertos sin haberla examinado y pasado por coladores o filtros correspondientes. No utilice el teléfono indebidamente, ya que se bloquearán las líneas y no será posible su uso para casos realmente urgentes. No ande ni circule por los caminos y carreteras paralelas a la playa, ya que después de un terremoto pueden producirse maremotos. Infunda la más absoluta confianza y calma a todas cuantas personas tenga a su alrededor. Responda a las llamadas de ayuda de la policía, bomberos, Protección Civil, las emisoras de radio y televisión.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Tsunamis o Maremotos

Un tsunami (del japonés tsu: puerto o bahía, nami: ola) es una ola o serie de olas que se tsu producen en una masa de agua al ser empujada violentamente por una fuerza que la desplaza verticalmente. Este término fue adoptado en un congreso de 1963. Terremotos, volcanes, meteoritos, derrumbes costeros o subterráneos e incluso explosiones de gran magnitud pueden generar un tsunami, aún si ocurren a distancia. Los tsunamis pueden ser ocasionados por terremotos locales u ocurridos a distancia. De ambos, los primeros son los que producen daños más devastadores debido a que no se alcanza a contar con tiempo suficiente para evacuar la zona (generalmente se producen entre 10 y 20 minutos después del terremoto) ya que el terremoto por sí mismo genera terror y caos que hacen muy difícil organizar una evacuación ordenada.

Tsunamis o Maremotos
¿CUAL ES LA DIFERENCIA CON LO QUE LLAMAMOS "MAREJADAS"?
Las marejadas se producen habitualmente por la acción del viento sobre la superficie del agua y sus olas tienen una ritmicidad que usualmente es de 20 segundos y como máximo suelen propagarse unos 150 metros tierra adentro, como observamos en los temporales o huracanes. Un tsunami, en cambio, presenta un comportamiento opuesto y su potencia destructora se debe a la velocidad con que se desplazan (alrededor de 800 km/h) y a la altura que puede alcanzar la ola cuando impacta contra las costas (de 20 a 30 metros); las turbulencias que produce en el fondo del mar arrastra rocas y arena que provoca un daño erosivo en las playas que llegan a alterar la geografía durante muchos años; por lo que son muy peligrosas para las poblaciones que allí residen, su fuerza es tal que socavan edificios, puentes, arrastran autos o embarcaciones, etc.

Tsunamis o Maremotos
TSUNAMIS DE GRAN IMPACTO

1929 1946 1952 1957 1960 1964 1975 26 / Dic /2004

Grand Banks, Canadá Islas Aleutianas, Alaska Peninsula Kamchatka, Rusia Islas Aleutianas, Alaska Chile Prince Williams Sound, Alaska Hawaii Sudeste Asiático

El mayor tsunami del que se tiene noticias fue el provocado entre las islas de Java y Sumatra por la erupción del volcán Krakatoa , en Mayo de 1883, donde la ola producida alcanzó una altura media de 42 metros.

Tsunamis o Maremotos
ORGANIZACIONES CON SISTEMAS DE ALERTAS
En 1965, la UNESCO validó formalmente la oferta de los Estados Unidos para ampliar su centro existente de alertas de tsunami en Honolulú para constituir el Tsunami Pacífico (PTWC). Se establecieron también el Grupo de Coordinación Internacional (ICG/ITSU) y el Centro de Información Internacional de Tsunami (ITIC) para repasar las actividades del Sistema de Alerta Internacional de Tsunami para el Pacífico (ITWS). El sistema alerta de Tsunami en el Pacífico se ha convertido en el núcleo de un sistema verdaderamente internacional. Veintiocho naciones son miembros de ICG/ITSU: Canadá, Chile, China, Colombia, Islas Cook, Ecuador, Fiji, Francia, Guatemala, Indonesia, Japón, República de Corea, México, Nueva Zelandia, Perú, Filipinas, Singapur, Tailandia, Hong Kong, Estados Unidos, Rusia y Samoa Occidental, además de otras seis recientemente incorporadas.

Tsunamis o Maremotos
¿QUÉ HACER EN CASO DE UN TSUNAMI?
Si vive en la costa y siente un terremoto lo suficientemente fuerte para agrietar muros, es posible que dentro de los veinte minutos siguientes pueda producirse un maremoto o tsunami. Si es alertado de la proximidad de un maremoto o tsunami, sitúese en una zona alta de al menos 30 m sobre el nivel del mar en terreno natural. La mitad de los tsunamis se presentan, primero, como un recogimiento del mar que deja en seco grandes extensiones del fondo marino. Aléjese a una zona elevada, el tsunami llegará con una velocidad de más de 100 Km/h. Si se encuentra en una embarcación, diríjase rápidamente mar adentro. Un tsunami es destructivo sólo cerca de la costa. De hecho a unos 5 o 6 km mar adentro o a una altura mayor a 150 m sobre el nivel del mar tierra adentro puede considerarse seguro. Tenga siempre presente que un tsunami puede penetrar por ríos, quebradas o marismas, varios kilómetros tierra adentro, por lo tanto hay que alejarse de éstos. Un tsunami puede tener diez o más olas destructivas en 12 horas; procure tener a mano ropa de abrigo, especialmente para los niños.

Tsunamis o Maremotos
¿QUÉ HACER EN CASO DE UN TSUNAMI?
Tenga instruida a su familia sobre la ruta de huida y lugar de reunión posterior. Procure tener aparato de radio portátil, que le permita estar informado y pilas secas de repuesto.

Áreas de peligro por tsunami en la República Mexicana

Área receptora de tsunamis lejanos Área generadoras de tsunamis locales y receptora de lejanos Alturas máximas de olas Sismo del 19 de septiembre, 1985

Fuente: CENAPRED

Erupción Volcánica

Todos los registros sobre erupciones volcánicas presentan un cuadro más o menos similar, en el cual se consigna la ocurrencia de algunos fenómenos premonitorios como la emanación de humo en un cráter que parecía inactivo o la aparición de un nuevo cráter. Esto puede durar algunos días, semanas e incluso años, hasta que una serie de temblores y ruidos subterráneos preceden a la salida de cenizas y lava, la que escurre entre 5 y 100 km/h, dependiendo del desnivel geográfico, siguiendo habitualmente las quebradas del área y desembocando en cauces de ríos o lagos. La fase eruptiva ha durado desde algunas semanas, hasta cinco o más años. Los daños en cuanto a vidas humanas, por lo tanto, no han sido tan trágicos como en el caso de los terremotos o tsunamis, ya que la población usualmente alcanza a ponerse a salvo. Dependiendo de la estación en que la erupción ocurra, se pueden producir deshielos acelerados y avalanchas, que son los que han provocado más víctimas que la lava misma.

Erupción Volcánica

Los daños materiales, en cambio, suelen ser cuantiosos, tanto en la agricultura como en la ganadería. El ganado puede sufrir una gran mortalidad por no alcanzar a huir de la lava o porque la lluvia de cenizas cubre la tierra, provocando ya sea la asfixia de los animales o su muerte por incapacidad de alimentarse. Más de un 10% de la población mundial puede sufrir una catástrofe por vulcanismo. Se calcula que en la superficie terrestre hay alrededor de 1,500 volcanes potencialmente activos, de los cuales alrededor de 500 entraron en actividad en el curso del siglo XX y cerca de 70 continúan en actividad, aunque son muy escasos los que entran en erupción. La erupción del volcán, o sea, el derrame de lava incandescente (entre 9000°C y 12000°C), arrasa con todo lo que encuentra a su paso y provoca graves incendios.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Erupción Volcánica

Cuando la lava se enfría, se solidifica y forma las rocas ígneas. La superficie terrestre queda petrificada y tarda muchos años en volver a formarse sobre ella la capa de suelo donde el hombre pueda practicar la actividad agrícola-ganadera o forestal. Por ejemplo, se calcula que tardó aproximadamente 50 años la recuperación de la flora y la fauna en la isla Krakatoa, en Indonesia, cuando el volcán homónimo entró en erupción en 1883 y su lava la cubrió por completo. En el caso de México, una alerta latente es la que se tiene con el Popocatépetl, debido a volcán comenzó su

actividad en el año 1994 y amenaza a más de veinte millones de personas que viven en 100 km a la redonda.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Erupción Volcánica
¿QUÉ HACER EN CASO DE ERUPCIÓN VOLCÁNICA?
En particular, quienes trabajen o vivan muy cerca del volcán deben tener planes de emergencia y estar pendientes de las instrucciones de las autoridades responsables Protección Civil por si fuera necesario tomar precauciones especiales o evacuar la zona. Dependiendo de la distancia y del relieve, del terreno, las áreas aledañas al volcán se podrían afectar de manera e intensidad diferentes. Es imprescindible que las comunidades cercanas mantengan una comunicación estrecha las 24 horas del día con Protección Civil. Las vías de comunicación deben ser adecuadas para facilitar una rápida evacuación de numerosas personas.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Erupción Volcánica
Si llegan a caer las cenizas, conviene hacer lo siguiente:
¿QUÉ HACER EN CASO DE ERUPCIÓN VOLCÁNICA?
Proteger ojos, nariz y boca, si tenemos necesidad de salir a la intemperie, evitar hacer ejercicio. Cerrar puertas y ventanas y sellar con trapos húmedos las rendijas y las ventilas, para limitar la entrada del polvo a casas y edificios, sacudir la ceniza con plumeros para que no se rayen las superficies. Tapar tinacos y otros depósitos para que no se ensucien; y cubrir aparatos, para que no se deterioren ni rayen. Cubrir coladera de patios y azoteas para evitar que se tape el drenaje. Buscar información confiable, no creer ni repetir rumores. Quitar continuamente las cenizas, para evitar que se acumulen en techos ligeros, (de lámina, cartón lona, triplay, lona y otros parecidos, porque pueden hacer que se caigan por el exceso de peso). No trate de quitar la ceniza con agua, porque mojada aumentaría su peso como si fuera una losa de cemento. Recoger en costales o bolsas de plástico las cenizas que se acumulen en los techos, suelos y calles para que no se tape el drenaje. Recuerde no limpiar con agua por la misma razón. Tratar de que circule la menor cantidad posible de automóviles; ser precavidos y pacientes, porque el tráfico se puede volver lento al ponerse resbaloso del piso.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Sequías
La aridez es una condición permanente y las sociedades que viven en los desiertos se han adaptado a ella, realizando las obras necesarias para suplir la falta de agua. La sequía es un fenómeno circunstancial o esporádico que provoca un desastre y suelen durar más tiempo que los otros fenómenos naturales, por lo que el daño a largo plazo es mayor. Los efectos se extienden a todos los aspectos de la vida, entre ellos: Falta de agua potable, por la disminución del caudal de ríos y arroyos y el agotamiento de las capas freáticas; hacinamiento en las ciudades, debido al éxodo rural a causa de la muerte del ganado por sed y hambre por falta de pasturas. El viento provoca la voladura de los suelos arrastrando su capa fértil; el ganado adelgaza por falta de pasturas y baja su precio en el mercado. Además, su debilidad lo hace más vulnerable a las epidemias. También se elevan los precios de los alimentos al perderse las cosechas; aumenta la frecuencia de incendios, al elevarse la temperatura y la aridez. • Una de las sequías más importante se registró en El Sahel (África) entre 1969 y 1973. Afectó al sur del desierto del Sahara y produjo un aumento de su superficie (en Mauritania, Senegal, Malí, Burquina Faso y Chad). Además, murieron más de 200,000 personas de hambre y la mayor parte de los campesinos tuvieron que emigrar por las pérdidas de las cosechas y la muerte del ganado.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Sequías
RECOMENDACIONES PARA PREVENIR INCENDIOS FORESTALES
Vigile que en sus predios no haya acumulación de materiales (como ramas secas, maleza, basura, cartón o papel) que pudieran servir como combustible para la generación de incendios. Evite dejar fragmentos de vidrio, cristales, espejos o botellas que por acción de los rayos solares, pudieran convertirse en una fuente de incendio. Siempre que detecte un incendio forestal, por pequeño que le parezca, dé aviso a las autoridades municipales. No intervenga ni actúe por cuenta propia para combatir un incendio forestal. Lo más importante es alertar a las autoridades sobre la presencia del fuego. Obedezca las instrucciones del personal autorizado. De ello puede depender su vida y la de su familia.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Inundaciones

Las inundaciones son las catástrofes naturales más frecuentes, originadas generalmente por lluvias torrenciales o por deshielos y provocan varias consecuencias: Perturban la economía de la región, sobre todo si es agrícola porque, al retirarse, el agua arrastra la capa fértil del suelo. Además, contaminan los suelos y las capas freáticas por lo que se presentan riesgos de epidemias. Cuando las lluvias son torrenciales y caen en áreas con pendientes pronunciadas, generan aluviones de barro que arrasan lo que encuentran a su paso. Una de las inundaciones más recordadas por los daños que causó fue la de la ciudad de Florencia (Italia), en 1996. Debido a lluvias torrenciales el río Arno, que la atraviesa, aumentó su caudal y su velocidad (alrededor de 130 km/h), salió de su cauce e inundó gran parte de Florencia. En esta inundación no sólo hubo que lamentar las personas que quedaron sin techo y otros daños económicos, sino también las pérdidas que sufrió la cultura, pues las aguas y el barro entraron a los museos y dañaron más de un millón de cuadros y otros objetos de arte.

¿Qué hacer en caso de Inundación?
¿CÓMO PREPARASE CON ANTICIPACIÓN? Si usted vive en zonas donde ya han ocurrido inundaciones: Evite las áreas comúnmente sujetas a inundaciones repentinas. No construya en terrenos susceptibles de ser afectados por desbordamiento de una presa, ni en las riberas de los ríos u otros cauces de agua, aunque estén secos. Establezca las rutas de salida más rápidas desde su casa o lugar de trabajo, hacia los lugares altos que se hayan previsto como refugios.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

¿Qué hacer en caso de Inundación?

En época de lluvias:
Procure no dejar solos a los niños; si lo hace, infórmelo a sus vecinos. Mantenga una reserva de agua potable y alimentos que no se descompongan. Empaque sus documentos personales (acta de nacimiento, escrituras, documentos agrarios, cartillas, etc) en bolsas de plástico bien cerradas morrales o mochilas que pueda cargar de tal forma que le dejen libre brazos y manos. Tenga disponible un radio portátil, lámparas de pilas y un botiquín primeros auxilios. Mantenga el tanque de su vehículo lleno de combustible.

Si se avecina una inundación:
Esté pendiente de los avisos de alerta o alarma y manténgase informado, esto le ayudará prepararse en caso de una emergencia. Limpie la azotea y sus desagües, así como la calle y sus alcantarillas, para que no se tapen con la basura. Siga los indicaciones de las autoridades y prepárese para evacuar en caso necesario.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

¿Qué hacer en caso de Inundación?

Ante todo, conserve la calma y tranquilice a sus familiares. Una persona alterada puede cometer muchos errores. Esté pendiente de los avisos de las autoridades a través de su radio portátil. Prepárese para trasladarse al lugar o refugio previsto, si esto llega a necesario. Siga las instrucciones de las autoridades. Si se traslada en algún vehículo y éste quedara atrapado, salga de él y busque un refugio seguro. Suba al lugar más alto posible y espere a ser rescatado. Evite cruzar ríos. Use los zapatos más cerrados que tenga. Retírese de casas, árboles y postes. Evite caminar por zonas inundadas; considere que puede ser golpeado por arrastre de árboles, piedras o animales muertos.

En caso de evacuación:
Desconecte los servicios de luz y de gas. Cerciórese de que su casa quede bien cerrada.
Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

¿Qué hacer en caso de Inundación?

Si decide quedarse en su casa:
Conserve la calma. Tenga a la mano los artículos de emergencia mencionados. Mantenga su radio encendido para recibir información e instrucciones de fuentes oficiales. Cierre puertas y ventanas, protegiendo interiormente los cristales con cinta adhesiva en forma de X; no abra las cortinas, lo protegerán de cualquier astillamiento de cristales. Guarde los objetos sueltos (macetas, botes de basura, herramienta, etc) que pueda lanzar el viento. Retire antenas de televisión, rótulos y objetos colgantes. Lleve al lugar previsto sus animales y equipo de trabajo. Tenga a la mano ropa abrigadora e impermeable en caso de evacuación. Cubra con bolsas de plástico aparatos u objetos que puedan dañarse o romperse con el agua. Limpie la azotea, desagües, canales y coladeras y barra la calle para evitar tapar las alcantarillas. Llene el tanque de gasolina de su vehículo y asegúrese del buen estado de su batería. Selle con mezcla de cemento la tapa de su pozo o aljibe para tener agua de reserva no contaminada.
Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

¿Qué hacer en caso de Inundación?

Conserve la calma. Siga las instrucciones transmitidas por las autoridades a través de los medios de comunicación. Reporte inmediatamente los heridos a los servicios de emergencia. Cuide que sus alimentos estén limpios; no coma nada crudo ni de procedencia dudosa. Beba el agua potable que almacene y hierva la que va a tomar. Use los zapatos más cerrados que tenga. Limpie perfectamente cualquier derrame de medicinas o sustancias tóxicas inflamables. Revise cuidadosamente su casa para cerciorarse de que no haya peligro. Si su casa no sufrió daños, permanezca ahí. Mantenga desconectados el gas, la luz y el agua hasta asegurarse de que haya fugas ni peligro de corto circuito. Cerciórese de que sus aparatos eléctricos estén secos antes de conectarlos. No divulgue ni haga caso de rumores. Únicamente use el teléfono para emergencias. Colabore con sus vecinos para reparar los daños.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

¿Qué hacer en caso de Inundación?

En caso necesario solicite ayuda a las brigadas de auxilio o a las autoridades más cercanas. Si su vivienda está en la zona afectada podrá regresar a ella cuando las autoridades lo indiquen. Desaloje el agua estancada para evitar plagas de mosquitos.

Si tiene que salir:
Use los zapatos más cerrados que tenga. Manténgase alejado de las áreas de desastre. Evite tocar o pisar cables eléctricos. Retírese de casas, árboles y postes en peligro de caer.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Huracanes y Tornados
Hay dos tipos de vientos fuertes: el tornado y el huracán. Este último tiene distintos nombres según la región: se lo llama ciclón tropical en el Caribe, tifón en el Índico y mar de Japón, baguío en Filipinas y willy-willy en Australia. Los tornados son tormentas que pueden alcanzan una velocidad de hasta 500 km/h. Se desplazan sobre los continentes entre los 200 y 500 de latitud en ambos hemisferios, formando una veloz corriente ascendente de aproximadamente 250 m de diámetro. Si se producen sobre las aguas marinas, se llaman trombas y representan un serio peligro para la navegación. Entre los más recientes se destaca la serie de 59 tornados, que, uno tras otro, devastaron inmensas áreas de la planicie central de Estados Unidos, en mayo de 1999, quedando miles de personas sin viviendas. El tornado más fuerte alcanzó un diámetro de un kilómetro, y una velocidad superior a los 200 km/h.

Huracanes
Los huracanes son violentas perturbaciones que se producen en la tropósfera. Se originan por una baja presión atmosférica (de hasta 900 hPa) y giran en forma de espiral alrededor de su centro (ojo del huracán). Son acompañados de fortísimos vientos de hasta 300 km/h, impresionantes trombas de agua (hasta 2,000 litros por m2 en un día), embravecimiento del mar y tormentas eléctricas. Los huracanes se desplazan hacia el oeste, girando luego hacia el norte o hacia el sur cuando penetra en los continentes. Se originan sobre los océanos, entre los 50° y 20° de latitud, cuando la temperatura de las aguas oceánicas es de 27 °C o aún mayor. Los vientos que alcanzan velocidades de 200 km/hora rotan en círculos de 500 a 1,800 km de diámetro, durante varios días o incluso semanas.

Huracanes
EL OJO DEL HURACÁN
El ojo es un área de relativa calma en el centro de un huracán, que se extiende desde el nivel del mar hasta la parte superior y está rodeado por una pared de nubes espesas cargadas de lluvia. La pared del ojo es una zona donde se encuentran dos fuerzas opuestas: la fuerza del aire que se mueve hacia el centro y la fuerza centrífuga que es hacia afuera. En la pared del ojo se encuentran los vientos más intensos y allí se originarían los tornados.

Mientras mayor es el huracán, más nítidamente se aprecia su ojo, salvo que se hallan formado nubes muy altas que impidan su visualización.

Huracanes
ESCALA DE HURACANES SAFFIR – SIMPSON
La escala Saffir-Simpson se ha convertido en una forma popular de categorizar los huracanes y es muy útil para estimar la cantidad de daños que pueden ocurrir a causa de un huracán. Fue nombrada así por los científicos que la desarrollaron. Vientos (km/h) Marejada (m)

Categoría

Daños

Ejemplos

1 2 3 4 5

119-153 154-177 178-209 210-250 Más de 250

1.2 – 1.5 1.8 – 2..4 2.7 – 3.6 3.9 – 5.5 sobre 5.5

mínimos moderados extensos extremos catastróficos

Marilyn, Sept. 1995 Berta, Jul. 1996 Santa Clara (Betsy), Agosto 1956 San Ciprián, Sept. 1932 Hugo, Sept. 1989 Luis, Sept. 1995 San Felipe, Sept. 1928 San Ciriaco, Ago. 1899

Huracanes
ALERTAS DEPENDIENDO DE LAS CATEGORÍAS DE LOS HURACANES

Las carreteras de baja elevación cerca de las costas serán inundadas. Se pueden esperar daños a muelles y botes pequeños en áreas de anclaje. Producirá daños principalmente a los árboles, arbustos, plantaciones agrícolas. Aunque no se esperan daños significativos a estructuras fuertes, pueden ocurrir daños a rótulos y estructuras de madera débiles que no estén bien aseguradas al terreno.

Las carreteras cerca de la costa quedarán intransitables debido a las marejadas de 2 a 4 horas antes de la llegada del huracán. Se requerirá el desalojo de algunos residentes costeros y de terrenos bajos. Habrá daños considerables a plantas y árboles. Se puede esperar daños mayores a estructuras mal construidas. Daños a techos, puertas y ventanas de algunos edificios. Daños considerables a muelles y marinas. Las embarcaciones pueden desprenderse de sus amarres en los muelles expuestos.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Huracanes

La costa y terrenos llanos con elevación menor de 1.5 m serán inundados varias metros tierra adentro. Muchas estructuras pequeñas cerca de la costa serán destruidas o seriamente averiadas. Las rutas de escape de baja elevación estarán intransitables de 3 a 5 horas antes de la llegada del ojo del huracán. Se requerirá el desalojo de residentes de zonas inundables. Se pueden destruir rótulos y edificios de madera pequeños. Los edificios cerca de la playa serán afectados por el alto e intenso oleaje. Terrenos cuya elevación sea igual o menor de 3 m sobre el nivel del mar podrían ser inundados varias metros tierra adentro. Las rutas de escape de baja elevación estarán intransitables de 3 a 5 horas antes de la llegada del ojo del huracán. Daños mayores a la planta baja de las estructuras cerca de la playa. Erosión significativa en las playas. Desalojo masivo de residentes que viven a 500 m de la costa y en zonas inundables. Daño significativo a estructuras.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Huracanes

Daños mayores a las primeras plantas de estructuras en terrenos cuya elevación sea igual o menor de 4.5 m sobre el nivel del mar. Las rutas de escape estarán intransitables de 3 a 5 horas de la llegada del ojo del huracán. Desalojo masivo de residentes que viven cerca de la playa y varias metros tierra adentro, árboles y arbustos arrancados, destrucción de plantaciones agrícolas, techos y rótulos. Destrucción completa de muchas estructuras.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Huracanes
¿CÓMO PREPARASE CON ANTICIPACIÓN? Tenga a la mano artículos para protegerse en un desastre: Tenga listo una linterna y pilas adicionales. Radio portátil operado con pilas. Pilas adicionales. Botiquín de primeros auxilios. Alimentos y agua de emergencia. Abrelatas no eléctrico. Medicamentos esenciales. Zapatos resistentes. Papel higiénico.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Medidas preventivas frente a un Huracán

Averiguar si se vive en una zona inundable. Desarrollar un plan de emergencia con la familia donde puedan refugiarse y donde puedan encontrarse luego de un desastre. Localizar el refugio más cercano. Hacer un inventario de la propiedad. Averiguar qué cubren los seguros. Mantener las alcantarillas y canaletas limpias toda la temporada. Cortar las ramas de los árboles que podrían interferir con cables eléctricos.

Tener siempre disponibles:
Protecciones de madera, aluminio u otro material para las ventanas y puertas. Radio portátil de baterías, linternas y baterías de repuesto. Velas, fósforos Comidas enlatadas (y un abrelatas) u otros productos no perecederos para tres días al menos. Envases para almacenar agua. Un hacha. Un botiquín de primeros auxilios. Papel higiénico.
Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Medidas preventivas frente a un Huracán

Una vez anunciada la probabilidad, también llamada "ADVERTENCIA", significa que hay grandes posibilidades de que ocurra un huracán o tornado en el área, por lo que se recomienda: Llenar el estanque de gasolina de todos los autos. Comprar o almacenar agua potable para 3 días (aprox. 10 litros por persona). Asegurar las embarcaciones, ya sea en la casa o en una marina. Comprar pañales y otros productos para bebé. Asegurar todo material del patio que pueda convertirse en proyectil. Una vez emitido el aviso de alarma, denominado "AVISO" al hecho de haberse detectado un huracán o tornado y que probablemente se esté dirigiendo al área de riesgo dentro de las próximas 24 horas: Moverse a un refugio si lo piden las autoridades. Montar protecciones. Asegurar las puertas y ventanas expuestas al exterior. Cortar energía eléctrica, agua y gas para evitar cortocircuitos o escapes. Asegurar las mascotas con suficiente agua y comida.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Medidas preventivas frente a un Huracán

Escuchar constantemente los últimos boletines. Mantenerse alejado de las puertas y ventanas expuestas al exterior . Cerrar las puertas en el interior y mantenerse en la habitación más segura. Si caen objetos por la fuerza del huracán, ubicarse bajo una mesa u otro objeto estable que ofrezca protección. No usar el teléfono a menos que sea absolutamente necesario. Mantener las líneas disponibles para oficiales de manejo de emergencia. No abandonar el refugio hasta que expire el aviso de emergencia.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Medidas preventivas frente a un Huracán

No perder la calma ni la paciencia. Organizar grupos de ayuda. Avisar a familiares y amigos que se está a salvo.

Dentro de la casa:
Abrir puertas y ventanas para dejar escapar gas de tuberías que pudieron haberse roto. No usar fósforos hasta estar seguro que no hay escapes de gas. No conectar la energía eléctrica hasta asegurarse que no haya peligro de electrocución. Esperar la opinión de expertos para reconectar el gas para estar seguros de que no hay escapes. Desinfectar agua (hirviéndola por 15 minutos o agregándole dos gotas de cloro por cada litro) y alimentos que pudieron contaminarse. No usar agua de la red hasta que las autoridades lo dispongan. Evacuar deposiciones en bolsas resistentes.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Medidas preventivas frente a un Huracán

Dentro de la casa:
Hacer inventario de alimentos disponibles y descartar los que se hayan podido contaminar. No usar innecesariamente automóviles para mantener las vías disponibles para los equipos de rescate. Recordar que el huracán pudo dañar puentes, riberas de ríos, muros, etc, los que podrían representar un peligro. No salir descalzo. Cooperar con los equipos de rescate.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Huracanes
RESUMEN TEMPORADA DE HURACANES EN EL ATLÁNTICO (2006)

Amarillo Con efecto sobre la Sonda de Campeche

Rojo

Actualmente Activos

Blanco

Finalizado

Fuente: Pronósticos del Dr. Philip J. Klotzbach (Oct/2006)

Referencia Pronóstico del Dr. Philip J. Klotzbah (Octubre 3/2006)

Huracanes
Municipios vulnerables a Ciclones Tropicales

Fuente: CENAPRED

Tornados
MEDICIÓN DE UN TORNADO: ESCALA DE FUJITA.
Existen varias escalas para medir un tornado, pero la más aceptada universalmente es la Escala de Fujita, elaborada en 1957 por T. Theodore Fujita de la Universidad de Chicago. Esta escala se basa en la destrucción ocasionada a las estructuras construidas por el hombre y no al tamaño, diámetro o velocidad del tornado. Hay 6 grados (del 0 al 5) y se antepone una "F" en honor a su autor: Intensidad Velocidad del viento Daños

F0 F1 F2 F3 F4 F5

60-100 km/h (45- 72 mph) 100-180 km/h (73-112 mph) 180-250 km/h (113-157 mph) 250-320 km/h (158-206 mph) 320-420 km/h (207-260 mph) 420-550 km/h (261-318 mph)

Leves Moderados Considerables Severos Devastadores Increíble

Teóricamente podría existir un tornado F6 con vientos a velocidad Mach 1, pero no se ha probado su existencia.

Tornados
RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD Si se encuentra en casa:
Vaya al nivel más bajo del edificio o a un cuarto interior sin ventanas, como un pasillo interior, un baño o un clóset. Busque protección bajo muebles sólidos y pesados en la parte central y planta baja, de no contar con estos medios cúbrase con un colchón. Mantenga abiertas algunas ventanas de la casa, preferiblemente al lado opuesto de donde sopla el viento, pero aléjese de ellas. Refúgiese en edificios con estructuras de acero o concreto. Si se encuentra dentro de un edificio es conveniente permanecer en el piso más bajo.

Tornados
RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD Si se encuentra a la intemperie:
Si es posible entre en un edificio. Las casas precarias son muy vulnerables, busque refugio en un lugar firme. En las escuelas al igual que en edificios públicos, ubíquese en una habitación o en un corredor del piso más bajo. Evite buscar refugio en auditorios, gimnasio cerrados, salas de espectáculos o estructuras con techos de superficies muy amplias. En campo abierto, si no tiene tiempo para buscar un refugio adecuado, arrójese a lo largo de una zanja. No permanezca dentro de un automóvil, hay que abandonarlo.

Rayos, Truenos y Relámpagos
La Tierra es golpeada por aproximadamente 100 rayos cada segundo y en cualquier momento sufre 2,000 tormentas eléctricas simultáneamente. Un rayo es una descarga eléctrica que golpea la tierra, proveniente de la polarización que se produce entre las moléculas de agua de una nube (habitualmente las cargas positivas se ubican en la parte alta de la nube y las negativas en la parte baja), cuyas cargas negativas son atraídas por la carga positiva de la tierra, provocándose un paso masivo de millones de electrones a esta última. Esta descarga puede desplazarse hasta 13 km, provocar una temperatura de 28,000°C (o sea tres veces la temperatura del Sol), un potencial eléctrico de más de 100 millones de voltios y una intensidad de 20,000 amperes. En el punto de entrada a la tierra, el rayo puede destruir, de acuerdo a su potencia y a las características del suelo, un radio de 20 metros. El trueno no es otra cosa que la onda expansiva provocada por esta tremenda energía liberada, originando el ruido característico que todos hemos oído alguna vez.

Rayos, Truenos y Relámpagos
LUGARES DE RIESGO
Para estar verdaderamente libres de un rayo, tenemos que alejarnos a más de 13 km de donde éste se produce. Por cada 10 segundos contados entre el trueno y el rayo, debemos considerar que hay 3 km entre nosotros y el origen del rayo. Pero como en la práctica es muy difícil predecir dónde se va a producir el próximo rayo, debemos evitar los siguientes sitios:

Fuera de casa:
Son especialmente peligrosos los árboles altos o solitarios, así como, los postes o estructuras metálicas como rejas, antenas, cabinas de teléfonos, etc. Evite estar solo en un espacio abierto y plano. También evite estar en vehículos abiertos como tractores, convertibles (autos grandes y cerrados son más seguros), botes, etc.

Dentro de la casa:
Aléjese de líneas telefónicas y eléctricas, de cañerías y plomería en general.

Rayos, Truenos y Relámpagos
MEDIDAS DE SEGURIDAD Y EMERGENCIA Antes de que comiencen los rayos . . .
No deje de mirar el cielo. Observe si el cielo se oscurece, si hay relámpagos o si el viento cobra fuerza. Escuche si hay truenos. Si puede escuchar los truenos, está lo suficientemente cerca de la tormenta como para que le alcance un rayo. Diríjase inmediatamente a un lugar seguro. Sintonice la radio donde transmitan información meteorológica, o la televisión para recibir los últimos pronósticos del tiempo.

Rayos, Truenos y Relámpagos
MEDIDAS DE SEGURIDAD Y EMERGENCIA Si se acerca la tormenta . . .
Busque refugio dentro de un edificio o de un automóvil. Mantenga las ventanas cerradas. Las líneas de teléfono y las cañerías de metal pueden conducir electricidad. Desenchufe los aparatos electrodomésticos. Evite usar el teléfono y los electrodomésticos (el dejar las luces prendidas, sin embargo, no aumenta el riesgo de que su casa sea alcanzada por un rayo). Evite bañarse, ducharse o usar agua corriente para cualquier otro propósito. Apague el aire acondicionado. La sobre tensión ocasionada por los rayos puede dañar el compresor ocasionando la necesidad de reparaciones costosas. Cierre las cortinas y las persianas de las ventanas. Si los vidrios se quiebran debido a objetos lanzados por el viento, las persianas impedirán que los trozos de vidrio se hagan añicos dentro de su vivienda.

Rayos, Truenos y Relámpagos
MEDIDAS DE SEGURIDAD Y EMERGENCIA Si está a la intemperie . . . .
Si está en un bosque, refúgiese bajo los árboles más bajos. Si está navegando o nadando, diríjase inmediatamente a tierra firme y busque refugio.

Después de que pase la tormenta . . .
Manténgase alejado de las áreas afectadas por la tormenta. Escuche la radio para recibir información e instrucciones.

Si un rayo alcanza a una persona . . .
Las personas alcanzadas por un rayo no mantienen la descarga eléctrica y se les puede asistir sin riesgo. Pida ayuda por teléfono. Haga que una persona llame al número local para emergencias. La persona lesionada que recibió una descarga eléctrica, puede tener quemaduras por donde la alcanzó el rayo y por donde la electricidad abandonó su cuerpo. Verifique si tiene quemaduras en ambas partes. Adminístrele primeros auxilios.

Heladas
Procurar y fomentar, entre su familia y la comunidad, las medidas de autoprotección pertinentes, como: Vestir con ropa gruesa, cubriendo todo el cuerpo (chamarra, abrigo, bufanda, guantes, calzado, etc). Comer frutas y verduras amarillas ricas en vitaminas A y C. Las frutas de temporada son más baratas. Contar con combustible suficiente para calefacción. Procurar tener cobijas suficientes para cubrirse por las noches. Solicitar información a la unidad de protección civil de su localidad, sobre la localización de refugios temporales. Acudir la Unidad de Protección Civil de su Iocalidad, con la finalidad de establecer el plan de acciones que permita prevenir y disminuir los daños a la población durante la temporada de frío. Estar atento a la información meteorológica y de las autoridades (Protección Civil, Sector Salud) que se transmita por los medios de comunicación. Informar a las autoridades correspondientes sobre la localización de grupos o personas sujetas a riesgo (indigentes, niños, ancianos o enfermos desprotegidos).

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Heladas

Permanecer resguardado en el interior de su casa y procurar salir solamente en caso necesario. Abrigarse con ropa gruesa que le cubra todo el cuerpo. Usar cobijas suficientes durante la noche, que es cuando más baja la temperatura. Usar chimenea, calentadores u hornillas en caso de que el frío sea más intenso, y las cobijas o el material de cobijo no sean suficientes, pero procurar que haya ventilación adecuada. Incluir en sus comidas: grasas, dulces y todo lo que da energía, a fin de incrementar la capacidad de resistencia al frío. Cuando una persona ha sido afectada por los fríos intensos, se sugiere realizar cualesquiera de las siguientes acciones: Generar más calor corporal mediante movimiento; es decir, correr, saltar o mover las extremidades, etc. Beber cualquier liquido en cantidades suficientes. Cubrirse adecuadamente y mantenerse bajo techo. Sumergir las extremidades afectadas en agua a temperatura ligeramente superior a la del cuerpo. Consulte a su médico o acuda al centro de salud de la Iocalidad en caso necesario.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Heladas

Si va a salir de un lugar caliente:
Debe cubrirse boca y nariz, para evitar aspirar el aire frío; los cambios bruscos pueden ocasionar enfermedades en el sistema respiratorio.

Si va a estar fuera de su hogar un tiempo prolongado, asegúrese hacer lo siguiente:
Apagar la chimenea, braseros, calentadores u hornillas de petróleo o gas. Evitar que niños pequeños tengan acceso a calentadores. Proteger y cobijar muy bien a niños y ancianos. Atender cualquier enfermedad respiratoria y, si padece del corazón o de pulmones, acudir con oportunidad y frecuencia al médico o centro de salud. No traer vendajes apretados, más bien deben aflojarse, a fin de que la sangre fluya libremente.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Heladas
RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD
No encienda estufas ni anafres de combustión de gas o carbón dentro de habitaciones que carezcan de ventilación adecuada; cuide que no estén al alcance de los niños o enfermos mentales. Con anticipación almacene gas para prevenir la posible falta de abastecimiento, considerando que podría suceder si usted o su proveedor no puedan transitar en la calle, debido a las bajas temperaturas. Almacene suficiente agua y alimento para 5 días, que no sea de fácil descomposición, preferiblemente altos en calorías. En caso de que algún familiar que viva con usted, padezca alguna enfermedad, prevenga la existencia suficiente de sus medicamentos. Solicite información de: puntos de reunión, refugios temporales, cocinas comunitarias, sitios de distribución de material de abrigo y víveres. Tenga siempre a la mano: radio con batería, linterna, soga y cerillos. Selle puertas y ventanas con papel periódico para evitar cruce de corrientes y salida del calor acumulado en su casa.

Fuente: Protección Civil - Secretaría de Gobierno

Los desafíos para el siglo XXI

Con frecuencia, los desastres naturales echan a perder los esfuerzos y las inversiones de muchos años. Por ello, los desafíos para este siglo son: Reducir la pérdida de vidas humanas y de bienes económicos mediante la información y la educación de la comunidad mundial acerca de cómo prepararse contra los desastres. Emprender un esfuerzo mundial concertado para la formulación de programas y estrategias con el fin de reducir el nivel de vulnerabilidad de las sociedades ante este tipo de desastres, teniendo en cuenta las diferencias culturales y económicas entre las naciones. Compartir la tecnología entre los países y capacitar a los profesionales de los países en desarrollo para que puedan utilizarla. Considerar los gastos en la prevención de los desastres como parte del proceso de desarrollo de un país y tratar especialmente de que los gobiernos de los países más pobres lo incluyan en sus presupuestos.

La cultura de la prevención

Ya que es imposible evitar los fenómenos extremos de la naturaleza, las sociedades deben prepararse para limitar sus efectos. Es necesario crear una cultura de prevención, para la cual es de suma importancia la tarea de los medios de comunicación y de los docentes como multiplicadores de la información. De esta manera, el 90% de las defunciones provocadas por los movimientos sísmicos podrían evitarse. Sin embargo, alrededor de la mitad de los países más vulnerables a los desastres no cuenta con una planificación adecuada para enfrentarlos.

Ni la planificación, ni su aplicación o su resultado es igual en todos los espacios geográficos del mundo, pues dependen de factores políticos, culturales y, sobre todo, del nivel de desarrollo socio-económico del país. No produce el mismo tipo de daño un sismo, huracán o tornado en Estados Unidos que en Bangladesh o la India. Con respecto a las pérdidas económicas, son de mayor volumen en países desarrollados pues las autopistas, viviendas, etc, tienen mayor valor. Pero el número de víctimas fatales es mayor en los países en vías de desarrollo por su escasa infraestructura para proteger a la población y sus bienes.

La cultura de la prevención

La prevención de los riesgos es fundamental y, aunque parezca elevado el costo de su planificación, es sin embargo ínfimo con respecto a los gastos posteriores a un desastre. Por ello, aunque la prevención debería insumir los mayores esfuerzos físicos y monetarios, no es así en casi todos los países del mundo, ya que el presupuesto más elevado está destinado a la reconstrucción.

En la década de 1950, en 11 tifones e inundaciones importantes fallecieron alrededor de 13,000 personas y más de un millón de hogares resultaron destruidos o anegados. En cambio, cuando en junio de 1964, Nigata, en Japón, sufrió el mayor terremoto ocurrido en 40 años, aunque fueron afectadas más de 150,000 personas y la mitad de la ciudad quedó inundada, sólo 11 personas resultaron muertas y unas 120 heridas. Esto se debió a que la respuesta de la comunidad ante el desastre fue eficaz, porque Japón había implementado planes de información pública sobre las acciones a seguir ante la presencia de un desastre natural.

La cultura de la prevención

La planificación debe tener en cuenta todas las actividades de prevención y mitigación de un desastre, e incluir a todos los actores sociales: economistas, sociólogos, políticos, geólogos, meteorólogos, asociaciones gubernamentales y no gubernamentales, etc. Los principales aspectos a tener en cuenta son: • Investigación del fenómeno para evaluar su intensidad y frecuencia con el fin de confeccionar y difundir el mapa con las zonas de riesgos. Esto sirve para que todos los que habitan dicho espacio conozcan los peligros a los que están expuestos y cómo deben actuar en caso de catástrofes. • Aplicación del conocimiento científico y la tecnología para la prevención de los desastres y su mitigación. Esto debe incluir la transferencia de experiencias y un mayor acceso a los datos relevantes (por ejemplo, el seguimiento satelital que se hace de la falla de San Andrés, en California). • Previsión de los riesgos secundarios que se pueden presentar; por ejemplo, inundaciones causadas por la fractura de un embalse como consecuencia de un sismo.

La cultura de la prevención

Toma de medidas preventivas, como normas de seguridad para el asentamiento de la población, con edificaciones de baja altura que resistan ciclones y huracanes o movimientos sísmicos de magnitud. Las nuevas construcciones en las zonas sísmicas se realizan con técnicas sismorresistentes, sus cimientos están apoyados en materiales aislantes de las vibraciones del suelo. Los medios de comunicación son muy importantes tanto para la alerta (sirenas, luces, etc) como para la difusión (radio, televisión, Internet) de la información para organizar a la comunidad en el momento o reorganizarla después del desastre. Los sistemas de alarma instalados en los países caribeños han reducido el número de víctimas durante la estación de los huracanes.

La cultura de la prevención

En México, el Sistema Nacional de Protección Civil atiende las necesidades de la población ante un desastre natural, a través de acciones que reduzcan o eliminen la pérdida de vidas, la afectación de la planta productiva, la destrucción de bienes materiales, el daño a la naturaleza, así como la interrupción de las funciones esenciales de la sociedad. El Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) cuenta con herramientas para la integración de información de fenómenos tales como:

Ciclones Riesgo sísmico Peligro volcánico Sustancias peligrosas

DESASTRES NATURALES QUE HAN AFECTADO A LA REPÚBLICA MEXICANA

Desastres naturales de mayor impacto

De acuerdo a estadísticas del CENAPED, los desastres naturales de mayor impacto en la República Mexicana desde 1980 a la fecha, han sido: Año Fenónemos documentados

1980 1982 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1993 1994

Sequías en el norte del país, huracán Allen Huracán Paul, Erupción Chichonal Sismos en Guerrero, Oaxaca y Michoacán, Terremoto Cd. de México, Lluvias en Nayarit Incendios Nevadas Huracán Gilbert, incendios forestales Incendios Q.Roo Huracán Diana Huracán Gert, erupciones moderadas en el Popocatépetl Sequías, erupciones moderadas en el Popocatépetl

Fuente: CENAPRED

Desastres naturales de mayor impacto
Año Fenónemos documentados

1995 1996 1997 1998

Huracán Ismael, Sismo en Colima, erupciones moderadas en el Popocatépetl Heladas, erupciones moderadas en el Popocatépetl Huracán Paulina,erupciones moderadas en el Popocatépetl Incendios forestales en Chiapas, Chihuahua, Oaxaca y Durango, Lluvias en Chiapas, erupciones moderadas en el Popocatépetl, erupción Volcán de Colima Sismos de Puebla y Oaxaca, erupciones moderadas en el Popocatépetl, Lluvias torrenciales en Puebla e inundaciones en Tabasco y Veracruz Huracanes Gabrielle, Opal, Roxanne Huracanes Bret, Katrina

1999

1995 1999

Fuente: CENAPRED

Desastres naturales de mayor impacto
Año Fenónemos documentados

2000 2003 2005

Huracán Keith Inundaciones en el centro y sur, Incendios en Sierra Madre y costa de Chiapas Huracanes Stan y Wilma

Fuente: CENAPRED

Sequías

TIPO DE SEQUÍA SEVERA MEDIA BAJA

Área afectada Tipos de Sequía No. de Municipios Km2 %

Población afectada No. Hab. %

Severa Media Baja

195 408 572

573, 300 712, 800 81, 620

29 37 4

299, 913, 699 21, 478, 004 6, 764, 556

10 22 7

Fuente: CENAPRED

Terremotos

En la actualidad, se reconoce que hay dos clases de movimientos en las fronteras de subducción: sismos ordinarios y sismos característicos. En la zona de subducción mexicana se generan sismos característicos con magnitud del orden de 7.8 a 8.2 cuya longitud de ruptura alcanza a unos 200 km. Los sismos ordinarios son mas pequeños y más frecuentes, pero raramente producen daños en el Distrito Federal. Dos sectores de la zona de subducción habían sido estudiados en años recientes, por su potencial sísmico para un sismo característico: el sector Acapulco y el sector Michoacán. En ambos sectores se habían establecido estaciones sismológicas y acelerómetros para este fin. La segunda región se encuentra ubicada a lo largo de la costa de México y se extiende desde 101.5° hasta.103.0° longitud oeste, es decir, desde Zihuatanejo, Gro. hasta Maruata Mich. Se le conoce como brecha de Michoacán . Es esta una zona de quietud sísmica, ya que en dicha región no había ocurrido un sismo mayor (característico) desde 1800; es decir durante más de 180 años. este fenómeno tenía un carácter peculiar, pues en otras regiones al sur de México los períodos de recurrencia para sismos característicos son del orden de 32 a 56 años.

Terremotos

El terremoto denominado de Ciudad Guzmán, ocurrió el 7 de junio de 1911, con epicentro en 19.7°n y 103.7°w, Ms=7.9 y se localizó fuera de la brecha de Michoacán. El terremoto del 19 de septiembre de 1985, su epicentro fue localizado por el Servicio Sismológico Nacional a 17.6 N y 102.5 W, en el océano pacifico frente a la desembocadura del Río Balsas. Su hora de origen fue a las 07:17:48.5 horas; su magnitud fue de 7.8 (Ms) o de 8.1 (Mw); este último valor es más significativo puesto que se refiere a la energía contenida en las ondas de período largo del espectro . Este sismo generó un maremoto, que es el primero que se haya registrado y observado científicamente en México.

Inundaciones

Fuente: CENAPRED

Inundaciones

Fuente: CENAPRED

Teléfonos de Emergencia
REGIÓN NORTE
Ciudad Bomberos Cruz Roja Policía

Veracruz, Ver.

(229)922-1853 (229)922-1922 (229)938-4302

(229)937-5500

(229)931-2122 (229)931-2124 (782)823-8602 (782)823-8621 (782)823-4504 (833)212-3725 (833)214-3249 (899)129-6941 (899)129-6928

Poza Rica, Ver. Tampico, Tamps. Reynosa, Tamps. (833)212-3480

(782)826-5856

(833)214-1470

(899)924-9399

(899)930-0647

Teléfonos de Emergencia
REGIÓN SUR
Ciudad Servicio de atención a llamadas de Emergencia Bomberos Cruz Roja Policía

Agua Dulce, Ver. Cárdenas, Tab.

(923)233-2626

(923)233-1972

(937)372-2200 (937)372-3000

Comalcalco, Tab. Villahermosa, Tab. Atención Anónima: 089 Emergencias: 066 (993)315-660 (993)358-1200 Ext.2711, 2716, 2701, 2700

(933)334-3004

Emergencia: 065 (993)315-5555 (993)315-5600 (993)315-6263

(993)358-1200 (993)315-6609 (993)315-5803

Teléfonos de Emergencia
REGIÓN MARINA NORESTE
Ciudad Bomberos Cruz Roja Policía

Ciudad del Carmen, Camp.

(938)384-4910

(938)384-0447 (938)382-3130 (938)382-3825

(938)382-0677

Teléfonos de Emergencia
SEDE MÉXICO
Delegación
Unidad de Protección Civil en Álvaro Obregón Unidad de Protección Civil en Azcapotzalco Unidad de Protección Civil en Benito Juárez Unidad de Protección Civil en Coyoacán Unidad de Protección Civil en Cuajimalpa Unidad de Protección Civil en Cuauhtémoc

Teléfono
52774177 Directo 53533056, Centro Op. 53525855 55239873 Directo 55448598, 55448569, 55440489 y 55449504 58132649, 58141100 ext. 2125 Directos: 51403330 y 51403333 Centro de Op.: 51403329 57813608 y 57818107 26213863 y 26213862 Directo: 54451187, Centro de Op.:54451085

Unidad de Protección Civil en Gustavo A. Madero Unidad de Protección Civil en Iztacalco Unidad de Protección Civil en Iztapalapa

Fuente: Protección Civil de Gobierno del D.F.

Teléfonos de Emergencia
SEDE MÉXICO
Delegación
Unidad de Protección Civil en Magdalena Contreras

Teléfono
Directo: 54496048 Conm. 54496000, ext. 6048 Centro de Op.: 6194 Directos: 55403956 y 55403878 Centro de Op.: 52493530 Directo y Centro de Op.: 58440038 Directo: 58629938 Centro de Op.; 58629969, 58629970 Directo: 54861549 Centro de Op.: 54861650 Directo: 57680650 Centro de Op.: 57649400 ext. 1265 Directo y Centro de Op.: 56757020

Unidad de Protección Civil en Miguel Hidalgo Unidad de Protección Civil en Milpa Alta Unidad de Protección Civil en Tláhuac Unidad de Protección Civil en Tlalpan Unidad de Protección Civil en Venustiano Carranza

Unidad de Protección Civil en Xochimilco

Fuente: Protección Civil de Gobierno del D.F.

EDO. DE MÉXICO
Ciudad Bomberos Cruz Roja Policía

Cuautitlán, Edo. de Méx. Coacalco, Edo. de Méx. Tultepec, Edo. de Méx.

5558899591 5558912467

555821009

5558925761

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful