You are on page 1of 9

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del poder Popular para la educación
Instituto Universitario de Tecnología Juan Pablo Pérez Alfonzo (IUTEPAL)
Extensión – Puerto la Cruz.

Neumotórax
Profesor:

Integrantes:

Manuel Bello

Yoseimar Aguilar

Sección “D”

Marelis Cachima
Bethsabeth Rivero
Elizabeth Marval
Cristina Acuña
Maurilys Barreto

Introducción

El neumotórax ocurre cuando hay fugas de aire en el espacio entre los pulmones y
la pared torácica. Este aire empuja en el exterior del pulmón y lo hace colapsar. En
la mayoría de los casos, sólo una porción del pulmón se colapsa.
El neumotórax

o penetración de aire en las cavidades pleurales es una

emergencia de variable gravedad cuyo tratamiento inicial debe ser, usualmente,
indicado y ejecutado por clínicos generales, pero cuya solución definitiva necesita
de especialistas.

El neumotórax

Es la entrada de aire en el espacio (virtual en el sano) inter-pleural: entre la pleura
visceral y la parietal.
El neumotórax ocurre cuando hay fugas de aire en el espacio entre los pulmones y
la pared torácica. Este aire empuja en el exterior del pulmón y lo hace colapsar. En
la mayoría de los casos, sólo una porción del pulmón se colapsa.
Origina un colapso pulmonar de mayor o menor magnitud, con su correspondiente
repercusión en la mecánica respiratoria y hemodinámica del paciente, donde el
origen puede ser externo (perforación en la caja torácica) o interno (perforación en
un pulmón). Por la descripción de su dolor, en localización e intensidad, puede ser
confundido con una angina de pecho o un infarto de miocardio.
Tipos

Traumático: La causa del neumotórax se debe a un traumatismo (ya sea
abierto o cerrado) que provoca la entrada de aire entre las dos capas de
pleura. Estos a su vez pueden clasificarse en iatrogénicos (por
procedimientos médicos) y en no iatrogénicos. Por ejemplo el que pudiera
causar una costilla rota al rasgar la pleura.

Espontáneo: El neumotórax aparece sin ningún traumatismo previo.
Podemos distinguir entre neumotórax espontáneo primario (si no hay
enfermedad pulmonar subyacente) o neumotórax espontáneo secundario
(si el paciente sufría algún tipo de neumopatía previa). Hay que descartarlo
siempre ante cualquier dolor torácico o disnea de aparición brusca. La
clínica y la exploración pueden ser muy inaparentes. La aparición de estos
neumotórax suele darse con la formación de unas burbujas en la pleura
visceral (bullas), que repentinamente se rompan originándolos.

El paciente del neumotórax espontáneo suele presentar un perfil de alta estatura,
superior a los 180cm, complexión delgada, pulmones grandes y alargados, y una
edad de entre 20 y 30 años, a mayor incidencia según menor es la edad en este

rango, y con un riesgo casi 5 veces mayor en varones. Además, afecciones como
el asma pueden ayudar a la formación de estos, así como el tabaco llega a
multiplicar por 22 el riesgo de que se produzcan en varones, y por 9 en mujeres.
Causas
Entre las causas del neumotórax podríamos encontrar dos tipos: las intratorácicas
y las extratorácicas. Las intratorácicas tienen su origen en el propio pulmón, como
la rotura de una burbuja de aire, fibrosis quística, etcétera. Las causas
extratorácicas son aquellas originadas por lesiones externas: fracturas en las
costillas debido a un accidente, apuñalamiento e incluso por una presión
inadecuada en un paciente intubado
Cuadro clínico
Suele presentar los siguientes síntomas y signos clínicos:

Disnea de comienzo súbito, de intensidad variable en relación con el
tamaño del neumotórax.

Movimientos respiratorios rápidos y superficiales (taquipnea e hipopnea).

Dolor torácico agudo, de carácter punzante que aumenta su intensidad con
la inspiración y la tos, generalmente en región axilar propagándose a la
región del hombro y/o espalda (dolor en puntada de costado).

Tos seca y persistente, que se exacerba notablemente con el dolor.

Un neumotórax mayor causa síntomas más intensos, incluso:

Coloración azulada de la piel a causa de la falta de oxígeno (cianosis)

Opresión torácica

Mareo y desvanecimiento

Tendencia a la fatiga

Frecuencia cardíaca rápida

En el examen físico podemos verificar:

Inspección: en neumotórax graves, inmovilidad del hemitórax afectado, y en
raras veces abovedamiento del mismo.

Palpación: disminución o abolición de las vibraciones vocales en el área
afectada, con excursión de las bases pulmonares disminuidas.

Percusión: hipersonoridad o timpanismo.

Auscultación:

murmullo

vesicular

abolido

o

disminuido

(silencio

auscultatorio), raras veces soplo anfórico.
Pruebas y exámenes
El proveedor de atención médica auscultará la respiración con un estetoscopio. Si
usted tiene un colapso pulmonar, hay disminución o ausencia de ruidos
respiratorios en el lado afectado. Se puede presentar igualmente hipotensión
arterial.
Los exámenes que se pueden solicitar incluyen:

Gasometría arterial y otros exámenes de sangre

Radiografía de tórax

Tomografía computarizada si se sospecha que hay otras lesiones o
afecciones

Electrocardiograma

Tratamiento
Un neumotórax pequeño puede desaparecer por sí solo con el tiempo. Usted
puede necesitar sólo tratamiento con oxígeno y reposo.
El proveedor de atención médica puede usar una aguja para extraer el aire extra
que se encuentra alrededor del pulmón, de manera que este pueda expandirse
completamente. A usted le pueden permitir que se vaya a casa si vive cerca del
hospital.
Si tiene un neumotórax grande, se le colocará una sonda pleural entre las costillas
dentro del espacio que rodea los pulmones para ayudar a drenar el aire y permitir
que el pulmón se vuelva a expandir. La sonda pleural se puede dejar allí durante
varios días. Usted posiblemente necesite quedarse en el hospital. Se puede ir a
casa si usa una sonda pleural pequeña o una válvula de aleteo. Usted necesitará
regresar al hospital para que le retiren la sonda o la válvula.
Algunas personas con colapso pulmonar necesitan oxígeno adicional.
Se puede necesitar cirugía pulmonar para tratar el colapso pulmonar o para
prevenir episodios futuros. Se puede reparar la zona donde se presentó el escape.
Algunas veces, se coloca un químico especial en la zona del colapso pulmonar, el
cual provoca la formación de una cicatriz. Este procedimiento se llama
pleurodesis.

Conclusión
El colapso pulmonar ocurre cuando el aire escapa del pulmón. El aire luego llena
el espacio por fuera del pulmón, entre este y la pared torácica. Esta acumulación
de aire ejerce presión sobre el pulmón, así que este no se puede expandir tanto
como lo hace normalmente cuando usted inspira. El término médico para esta
afección es neumotórax.
Con la debida atención hospitalaria no supone un gran riesgo para la vida de la
persona, el diagnóstico debe ser rápido y su atención casi inmediata, ya que
además del colapso pulmonar y la debida pérdida de oxígeno, la formación de un
neumotórax a tensión donde el aire entra en el espacio interpleural pero no sale

puede ser fatal en muy poco tiempo, al ir comprimiendo el otro pulmón y el
corazón.

Web grafía

https://es.wikipedia.org/wiki/Neumot%C3%B3rax
https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000087.htm
http://www.dmedicina.com/enfermedades/respiratorias/neumotorax.html