You are on page 1of 2

Cesar Tcach

Golpes, proscripciones y partidos políticos
Lonardi presidente: La ficción nacionalista
En primavera de 1955 la oposición civil, militar y eclesiástica al gobierno
peronista no podía se más amplia. Convergieron radicales intransigentes y
unionistas, conservadores y socialistas, demócratas cristianos y grupos
nacionalistas. El universo simbólico que acompañó el levantamiento reflejó (sin
el asombro de muchos) la elección de muchos de sus colaboradores,
caracterizados por su nacionalismo y clericalismo. Lunardi anticipó que
defendería los derechos de los “hermanos trabajadores”, semana más tarde
desde el mismo balcón de Plaza de Mayo.
Las tenciones no se hicieron esperar en el gabinete nacional tuvieron como
epicentro el Ministerio de Trabajo y Previsión, a cargo de Luis Cerruti Costa, que
se convirtió en pieza clave de las relaciones entre el gobierno y la CGT. Su
resistencia a intervenir la sindical obrera y, sobre todo, su anuncio de
elecciones sindicales con predominio peronista acabaría con toda esperanza de
pronta restauración de la disciplina laboral. Otra de las tenciones que se
precipitaba en ese abanico de posibilidades, fue la cada vez más influyente
figura de Clemente Villada Achával que llegó a tener facultades para presentar
proyectos de ley al presidente sin pasar por los ministerios correspondientes.
Ante éstas y otros tipos de tenciones y presiones Lonardi renuncia el 13 de
noviembre.
Aramburu: la ilusión pedagógica, represión e ingeniería institucional
La asunción de presidente Pedro Euguenio Aramburu fue recibida con
beneplácito, en el amplio arco político: radicales; conservadores; socialistas y
demócratas cristianos coincidieron. Así mismo la presencia de Isaac Roja fue
percibida como factor positivo para transición, nada raro, todo raro cuando se
tenía como prerrequisito la reeducación colectiva de las masas peronistas, en
pocas y llanas palabras “disolución de su identidad política”. El despliegue de
un conjunto de medidas combinaban persuasión con represión: didácticas de
hechos de corrupción y “traición a la patria”, hasta la imposición de normas de
exclusión (intervención en la CGT por medio de una decreto, imposibilitando a
los integrantes a obtener empleos públicos, proscribiendo a todo aquel que
había ocupado cargos a partir de 1952)
La reelección de Frondizi como presidente del Comité Nacional (marzo 1956),
significo la futura propuesta de éste como fórmula presidencial del radicalismo.
Para enfrentar esta iniciativa tanto los congresos radicales bonaerenses y
cordobés propusieron que el presidente y vice fueran elegidos por voto directo
de los afiliados (benefició a Frondizi y al pronto cesante Ricardo Balbín, no sin
tener a cuestas una superadora cantidad de votos en blancos a cuestas)
El 4 de febrero de 1958, Perón anunció en conferencia de prensa realizada en
Santo Dominico, el respaldo a Frondizi. Apoyo sin mediar por medio

y Capital Federal (UCRI). que a fin de cuentas con la excepción de Córdoba (elegido Arruto Illia). En marzo de 1962 con motivo de los comicios para renovar parcialmente la legislatura y para la elección de gobernadores. luchas intramilitares y macartismo La asunción del presidente del Senado José María Guido. Frondizi: integración frustrada y planteos militares “Teoría histórica de la transición al desarrollo” que competía en su carácter programático. La política de atracción hacia “factores de poder” se combinaba con la atracción de inversionistas extranjeros (la batalla del petróleo). Eso era lo manifiesto. como presidente de la nación . anulando la prohibición de símbolos peronistas y concediendo aumento salarial de 60%. y por otro lado. Un paréntesis oscuro: integradores frentistas. el reconocimiento al justicialismo y eliminar las trabas a la consolidación de la CGT. el peronismo se impuso. de la CGT (predominio peronista). reafirmar su posición sobre el predominio al interior del justicialismo ante posibles sucesiones sin consulta. haciendo hincapié en el congreso haciendo aprobar la amnistía y derogación de las inhabilitaciones gremiales. el peronismo fue autorizado. Presionado por los militares Frondizi fue obligado (a veces los eufemismos están demás) a disponer la intervención federal en aquellas provincias que ganó el peronismo. y estipulando la negociación laboral por industria de minorías en la representación gremial. como así también agravación de las huelgas y el sabotaje como el instrumento de resistencia obrera. lo latente era después del pacto ya no cabría hablar de la desaparición del peronismo. No vanamente rompiendo con la madeja señalada por la Revolución Libertadora. Éste corolario sumado a ciertos vaivenes y señales hacia la Iglesia Católica (funcionamiento de universidades privadas) fueron los puntos más controvertidos de su gobierno. como así también confirmando el poder de las asociaciones profesionales. prontamente sin que corriera en esa cosa llamada tiempo Frondizi es arrestado y recluido en la isla Martin García. por conciliar políticas de expansión industrial a través de la capitalización originada en recursos externos con la vigencia de prácticas electorales e institucionales típicas de la democracia representativa.negociación y compromiso por parte de éste vinculado a poner en práctica una amplia amnistía. teniendo como contrapartida una participación de las Fuerzas Armadas cada directa en la represión. Mendoza (Partido Demócrata). al temor al desempleo sumada a la militarización de los conflictos.