You are on page 1of 1

Reseña bibliográfica

Anthony Weston (1954) es un filósofo norteamericano, autor de libros ampliamente consultados acerca del pensamiento
crítico y la práctica ética. Su proyecto filosófico, como un todo, adelanta herramientas textuales para el pensamiento
crítico, creativo y constructivo, en especial para propósitos de re-imaginación social y ambiental, así como práctica ética
pragmática.
Sobre este libro en particular, Las claves de la argumentación (sexta reimpresión), Weston afirma –a razón de su crítica a
la común inclinación al prejuicio y a la opinión insustentada–, la importancia de probar y soportar las conclusiones a las
que las personas llegan en sus ensayos académicos como forma necesaria de defensa y apoyo a las mismas. Así, en las
páginas del libro, el autor busca ofrecer una serie de herramientas dirigidas a satisfacer esta necesidad, más
particularmente en los estudiantes de magro medio superior y superior.
La estructura del libro está dividida en tres partes: en la primera encontramos La composición de argumentos cortos en
seis capítulos lo cuales son La composición de argumentos cortos, Argumentos mediante ejemplos, Argumentos por
analogía, Argumentos de autoridad, Argumentos acerca de las causas, Argumentos deductivos; la segunda parte es La
composición de un ensayo basado en argumentos, capítulos A, B y C; y la última parte consta de un apartado sobre
falacias.
El capítulo ‘Composición de un Argumento Corto’ consta de reglas consejos y guías como saber distinguir entre premisas
y conclusiones, cómo presentar las ideas de forma clara, constar con premisas fiables, usar lenguaje concreto y evitar la
emotividad y usar términos consistentes. En ‘Argumentos Mediante Ejemplos’ nos previene de no usar ejemplos
abundantes en la argumentación, procurar la representatividad de los mismos y siempre tener presente el trasfondo de
éstos, así como tener en cuenta posibles contraejemplos. En ‘Argumentos Mediante Analogía’ el autor nos introduce a
argumentos que en vez de multiplicar los ejemplos para apoyar una generalización. ‘Argumentos de Autoridad’ nos
previene de citar siempre las fuentes a usar tales argumentos, constar con fuentes imparciales y bien informadas, mismas
que han de ser siempre comprobadas. ‘Argumentos Acerca de las Causas’, este capítulo ofrece diversas preguntas a ser
respondidas por cualquier argumento acerca de las causas, y ofrece un conjunto de recordatorios sobre los peligros de
pasar de la correlación entre estados de cosas a las causas. En ‘Argumentos Deductivos’ presenta un listado de siete
argumentos clásicos deductivos (aquellos en los cuales la verdad de sus premisas garantiza la verdad de sus conclusiones
si sus premisas son también ciertas) y análisis sus partes y características.
Los capítulos ‘La Composición de un ensayo basado en argumentos A, B y C’ corresponden a los tres pasos para, según
Westón, escribir un ensayo basado en argumentos. En el apartado A el autor pasa ahora de escribir argumentos cortos a es
escribir argumentos más largos; de argumentos en un párrafo a argumentos en un ensayo, y nos da consejos como explorar
los argumentos sobre todos los aspectos de la cuestión y cuestionar y defender las premisas de cada argumento. El
apartado B expone cómo organizar el ensayo de tal manera que trate todo lo que necesita ser tratado, y, de ese modo,
pueda presentar su argumento de la manera más eficaz, el autor propone comenzar por presentar la pregunta que quiere
responder, luego, explicarla; ser específico al formular una propuesta; y anticiparse a los cuestionamientos escépticos y
abordarlos. El apartado C continúa con reglas adicionales específicas para escribir un ensayo como seguir nuestro
esquema cuando comencemos a escribir y no pasemos de un punto a otro, si este debe venir más tarde, formular una
introducción breve y exponer los argumentos uno en uno.
Al final encontramos el capítulo Falacias, errores en los argumentos. Las cuales el autor explica como violación a una
regla de los buenos argumentos. Este capítulo comienza explicando dos falacias muy generales, refiriéndolas a un buen
número de reglas de este libro –generalización a partir de una información incompleta y el olvido de alternativas–. Sigue
una relación y una explicación de una serie de falacias específicas, incluyendo sus nombres en latín cuando se usan con
frecuencia.
Podemos decir a favor del libro que la riqueza en herramientas analizadas es plena, puesto que el autor enlista una gran
cantidad de argumento y reglas de la historia de la lógica; los consejos minuciosos y útiles, ya que los ejemplos están
justamente escogidos a razón de sus detalles demostrativos; y la aplicación de desarrollos lógicos es completa, lo cual se
evidencia por el dominio y la soltura del autor en materia de lógica y argumentación. Ciertamente hemos de pensar que el
objetivo del libro, dentro de sus límites, es alcanzado. Por estas razones es altamente recomendable –incluso diría que
necesaria– su lectura entre los estudiantes de nivel medio superior.
Weston, Anthony; Las Claves de la Argumentación; Editorial Ariel, S. A.; 2001; Barcelona, España; Tr: Jorge F. Malem
Será.