You are on page 1of 6

Centro de Teología « Santo Domingo de Guzman »

Apuntes Pentateuco y Libros Históricos
2. Los cinco Libros del Pentateuco [1]

Agosto-diciembre 2015
Dirk Leenman sj

LOS CINCO LIBROS DEL PENTATEUCO [1].
Preliminares: La división en cinco libros
J.L. Ska, p. 33-37

1. Razones materiales
a. Parece materialmente difícil, aunque no imposible, escribir el Pentateuco en
uno solo rollo.
2. Criterios teológicos.
a. Génisis.
i. La creación del mundo.
ii. La muerte de Jacob y de José.
iii. El final de Génisis es abierto al futuro, Gn 50, 24 ya anticipa Ex-Dt.
(En el lenguaje del análisis narrativo: se trata de un “sumario
proléptico”).
b. Éxodo.
i. Resumen de la historia de José Ex 1, 1-7;
ii. Ex 40: La gloria del Señor llena la Morada. Dios habita en medio de su
pueblo y lo guía en el camino.
c. Levítico.
i. Lv 1: Dios se dirige a Moisés desde la tienda del encuentro, y no desde
la cima del monte Sinaí.
ii. Lv 26, 46: “Estos son los mandamientos (…)” Se trata de un “sumario
conclusivo”. Lv 27 es un añadido posterior.
d. Números.
i. Nm 1 parece a Lv 1: Dios habla a Moisés desde la tienda del encuentro.
ii. La conclusión de Números recuerda Lv. “Estas son las ordenes etc.”
Nm 36, 13.
iii. Entretiempo el pueblo se ha traslado desde el Sinaí a las estepas de
Moab, donde se prepara la entrada en la Tierra Prometida.
e. Deuteronomio.
i. Comienza con el lugar donde Moisés habla (Dt 1, 1).
ii. Concluye con la muerte de Moisés.
iii. Los discursos de Moisés se pronuncian en un solo día.
3. Conclusión
a. Los libros del Pentateuco están divididos con signos lingüísticos y
estructurales.
b. Hay una fisura entre Gn y Ex-Dt:
i. Gn: los origines de Israel.
ii. Ex-Dt: La organización de Israel bajo la guía de Moisés. Forman una
especie de “Vida de Moisés” al servicio del Señor e Israel.

I

La estructura del libro de Génisis
J.L. Ska p. 38-47

1. La fórmula de las “tôledôt” (generaciones).
1

Centro de Teología « Santo Domingo de Guzman »
Apuntes Pentateuco y Libros Históricos
2. Los cinco Libros del Pentateuco [1]

Agosto-diciembre 2015
Dirk Leenman sj

a. La mayoría de los exégetas reconoce en la fórmula “tôledôt” el elemento
estructurante del libro de Génisis. (Gn 2, 4; 5, 1; 6, 9; 10, 1; 11, 10; 11, 27; 25,
12; 25, 19; 36, 1(9); 37, 2).
b. “Tôledôt” significa “generación”. Tiene dos usos diferentes:
i. Introduce una genealogía, p.e. Gn 5, 1.
ii. Introduce una historia, p.e. Gn 25, 19
c. Todas las fórmulas son introductivas, inclusive la de Gn 2, 4.
d. Las que introducen una historia corresponden con los momentos los más
importantes del libro de Génisis.
i. La creación del hombre y de la mujer (Gn 2, 4).
ii. El diluvio (6, 9)
iii. La historia de Abrahán (11, 27).
iv. Jacob (25, 19).
v. José y sus hermanos (37, 2).
e. La fórmula recorre todo el libo y no parece marcar una diferencia entre
“historia de las origines” (Gn 1-11) y “historia de los antepasados de Israel”.
f. El libro subraya otra división: antes y después del diluvio. Ver la fórmula
“después del diluvio” en 10, 1 y 11, 10. Según este criterio, los dos partes del
libro serían 1-9 y 10-50.
g. Entre el diluvio y Abrahán, el libro de Génisis contiene pocas narraciones. Las
materiales tienen un solo objetivo: mostrar cómo se llega desde Noé a
Abrahán. Existen buenas razones para introducir una fisura entre Gn 1, 1-9, 19
y 9, 20-50, 26. Se pasa progresivamente de la historia del universo (Gn 1-9) a
la de Abrahán y sus descendientes (Gn 12, 50) con la “transición” de Gn 9, 2011, 26.
2. Otros elementos estructurantes de la historia patriarcal.
a. Se trata de algunos discursos divinos que tienen como horizonte la historia de
Israel o alguno de los patriarcas (“programas narrativas”).
i. Gn 12, 1-3, la llamada de Abrahán. Hasta ahora, la narración se había
ocupado del universo y de toda la humanidad. Desde ahora, solamente
de un pueblo y de una tierra.
ii. Gn 26, 2-5. Dios repite a Isaac las promesas realizadas a Abrahán: la de
una tierra y la de una descendencia numerosa.
iii. Gn 28, 13-15. Dios se revela a Jacob como el Dios de Abrahán y de
Isaac. Junto a las promesas de la tierra y de una descendencia, el
discurso contiene un elemento nuevo: la promesa de hacer volver a
Jacob a la tierra de sus padres. Este regreso comienza en 31, 3.
iv. Gn 46, 1-5ª se sitúa al inicio del viaje de Jacob en Egipto, donde
encontrará a José. Dios prometa acompañarlo y después hacerlo salir de
Egipto.
v. Gn 50, 24. José anuncia que un día Dios conducirá al pueblo a la tierra
prometida a Abrahán, Isaac y Jacob.
b. La tierra prometida a Israel es la tierra de Canaán.
i. Los discursos divinos interpretan la vida de Abrahán como una salida y
una exploración de la tierra prometida.

2

Centro de Teología « Santo Domingo de Guzman »
Apuntes Pentateuco y Libros Históricos
2. Los cinco Libros del Pentateuco [1]

Agosto-diciembre 2015
Dirk Leenman sj

ii. La vida de Jacob es un itinerario circular, ya que abandona su país para
volver con toda la familia.
iii. La historia de José explica por qué provisionalmente Israel se marcha a
vivir en Egipto.
3. La función de la fórmula “tôledôt” en la historia patriarcal.
a. A la preocupación por la tierra, la historia patriarcal añade la preocupación por
la descendencia. ¿Quién será el heredero de la promesa?
i. En la historia de Abrahán Gn 11-25 hay muchos candidatos: Lot (Gn
13) Eliezer (Gn 15) Ismael (Gn 16; 21). Todos quedaron descartados en
favor de Isaac. (Gn 21, 1-7).
ii. Gn 11-25 demostrará que la tierra prometida es la tierra de Canaán.
Isaac será el heredero de Canaán, mientras los descendientes de Lot se
establecerán en Moab y Ammón, y los de Ismael en el desierto.
iii. La historia de Jacob (Gn 25-35) define a Israel en sus relaciones con
Esaú y los edomitas, y con Labán, el arameo. Sólo Jacob es heredero de
la promesa.
iv. La historia de José responde a la cuestión: ¿Por qué son doce las tribus
de Israel? El relato explica como todos los hermanos reciben la
bendición de Jacob en Gn 49 y como todos son antepasados de Israel.
v. Después de la reconciliación entre los hermanos, toda la familia baja a
Egipto. La historia de José sirve de transición entre el libro de Génisis y
el Éxodo.

II

La estructura del libro del Éxodo
J.L. Ska, p. 47-54

1. Las subdivisiones.
a. La estructura del libro del Éxodo es muy distinta de la del libro del Génisis. No
existen signos lingüísticos similares a la fórmula “tôledôt”.
b. Existen algunas fórmulas de origen sacerdotal (P) que escalonen las sucesivas
etapas del itinerario en el desierto. (12, 37ª.40-42; 13, 20; 14, 2; 15, 22ª; 16, 1;
17, 1; 19, 2).
c. Estas fórmulas reaparecen en el libro de los Números (10, 11-12; 12, 16; 20, 1;
20, 22; 21, 4; 21, 10-13; 22, 1). Nm 33 contiene una lista completa. Sin
embargo, la fórmula ni se encuentra en todas las secciones del libro, ni
corresponde con sus divisiones mayores.
d. Los exégetas distinguen al menos tres partes en el libro del Éxodo:
i. La salida de Egipto. Ex 1, 1-15, 21.
ii. La marcha desde Egipto al Sinaí. Ex 15, 22-18, 27.
iii. Israel en el Sinaí: la alianza y las leyes. Ex 19, 1-40, 38.
1. La alianza. Ex 19-24.
2. La ruptura de la alianza y su renovación. Ex 32-34.
3. Las normas para la construcción del santuario y su ejecución.
Ex 25-31; 35-40.
e. Sin embargo, faltan señales lingüísticas para sostener esta estructuración.
3

Centro de Teología « Santo Domingo de Guzman »
Apuntes Pentateuco y Libros Históricos
2. Los cinco Libros del Pentateuco [1]

Agosto-diciembre 2015
Dirk Leenman sj

2. Tentativos de solución.
a. Contexto literario e histórico.
i. En Ex 40, 34-38 el Señor toma posesión de la tienda del encuentro,
viene a habitar en medio de su pueblo. Los grandes símbolos de su
presencia son la nube y la gloria.
ii. Ez 43, 1-7 es a relacionar con Ex 40. Se trata del regreso de la gloria
del Señor.
iii. Para la comunidad postexílica, la consagración de la tienda debería ser
un momento clave de la historia de Israel. Muy probablemente hay que
ponerlo en relación con la reconstrucción del templo de Jerusalén y la
restauración del culto en la época persa.
b. Significado de la reconstrucción del templo.
i. En el Medio Oriente antiguo, la consagración del templo es el momento
en la que la divinidad afirma su soberanía. Marduk se hace construir un
santuario al final del poema Enuma Elish.
ii. Del mismo modo, el Señor viniendo a habitar en medio de Israel afirma
su soberanía sobre el pueblo de Israel (y el universo). Israel es el
pueblo del Señor y de ninguna otra divinidad o potencia.
3. La estructura del libro del Éxodo.
a. Ex 1-15, 21. El problema fundamental consiste en saber quién es el verdadero
soberano de Israel y al quién debe servir Israel: al faraón o al Señor.
i. Las plagas de Egipto (Ex 7-11) y el paso del Mar Rojo (Ex 14) son las
pruebas de que “Él es el Señor”.
1. Por esta razón la “fórmula del reconocimiento” es frecuente en
este parte del libro del Éxodo (cf. 7, 5. 17; 8, 6.18 etc.): “Para
que sepan que yo soy el Señor.”
ii. Ex 15, 18 afirma: “El Señor reinará por siempre jamás.” El versículo
precedente habla del futuro santuario. El Señor reina y tendrá su
morada en medio de su pueblo.
b. Ex 15, 22-18, 27 es una transición que conduce a Israel desde Egipto al monte
Sinaí.
i. El Señor es ya soberano de su pueblo y debe resolver sus problemas:
1. La sed. (Ex 15, 22-2; 17, 1-7).
2. El hambre. (Ex 16).
3. El ataque de los enemigos. (Ex 17, 8-16).
ii. Al mismo tiempo, estos capítulos hacen referencia directa a:
1. La ley (Ex 15, 25b; 16, 4-5.28).
2. La organización jurídica del pueblo (Ex 18).
iii. La “fórmula de itinerario” es el elemento estilístico que une estos
capítulos. (Ex 15, 22.27; 16, 1; 17, 1; cf. 19, 1-2).
c. Ex 19, 1-24, 11 es uno de los momentos cumbes del libro del Éxodo.
i. La correspondencia entre Ex 19, 7-8 y Ex 24, 3.7 enmarca toda la
sección. “Nosotros haremos todo lo que el Señor ha dicho” (Ex 19, 8).
ii. Respecto al Señor, la afirmación central se encuentra en Ex 20, 2-3:
“Yo soy el Señor, tu Dios, él que te sacó del país de Egipto, de aquel
lugar de esclavitud. No tendrás otro dios fuera de mí.”
4

Centro de Teología « Santo Domingo de Guzman »
Apuntes Pentateuco y Libros Históricos
2. Los cinco Libros del Pentateuco [1]

Agosto-diciembre 2015
Dirk Leenman sj

1. El primer mandamiento es que para Israel no pueden existir
otros dioses: sólo el Señor ha liberado a Israel, sólo el Señor
tiene derechos sobre Israel.
iii. El estatuto de Israel.
1. Ex 19, 3-8 contiene el programa de toda la sección.
a. El Señor le recuerda el éxodo (19, 4) y le propone a
Israel a llegar a ser su propiedad de entre todos los
pueblos de la tierra, un “reino de sacerdotes” y una
“nación santa”.
2. Después de la proclamación del Decálogo (Ex 20, 1-21) y del
“código de la alianza” (20, 22-23, 19, la ceremonia ritual de Ex
24, 1-11 ratifica las nuevas relaciones entre el Señor y su
pueblo.
a. Los ritos de Ex 24, 3-8, sobre todo la aspersión de la
sangre, “consagran” a Israel.
b. Tanto la visión como la comida en Ex 24, 9-11 tienen
como objetivo confirmar la autoridad de los sacerdotes y
los ancianos, los legítimos representantes del Señor en
medio de la “nación santa”.
d. Ex 24, 12-31, 18 son los capítulos en los que el Señor revela a Moisés el plano
del santuario a construir: “Me harán un santuario y habitaré entre ellos.” (Ex
25, 8).
i. La sección está encuadrada, a modo de inclusión, por dos menciones a
las “tablas de piedra” que contienen la ley (Ex 24, 12; 31, 18).
e. Ex 32, 1-34, 5. Israel no respeta la ley fundamental contenida en las “tablas de
piedra”. El episodio del “becerro de oro” provoca una gran crisis que pone en
peligro la existencia de Israel como pueblo del Señor.
i. Un interrogante domina los capítulos 32-34: ¿El Señor continuará
habitando en medio de su pueblo? Ex 33, 3.5.14.
ii. Moisés intercede y finalmente, el Señor cede (Ex 33, 14.17). El Dios
que ahora acompaña a Israel será un Dios de perdón y de misericordia.
(Ex 34, 6-7).
iii. La renovación de la Alianza (Ex 34) está simbolizada por el don de dos
nuevas tablas de la ley. (Ex 34, 1.27-28).
f. Ex 35-40. Ya es posible construir el santuario donde habitará el Señor en Ex
40, 34-35.
i. Hasta ahora, el Señor ha demostrado ser el “soberano de Israel”;
después de haber eliminado la potencia humana del faraón y las otras
divinidades simbolizadas en el “becerro de oro”.
ii. Ex 40, 34-38 se enlace con 35, 1-3 gracias a la palabra “trabajo” que
aparece en 35, 2 y 40, 33.
1. En ambos casos hay una alusión a Gn 1, 1-2, 4ª.
a. Ex 35, 1-3 habla del septenario y del descanso del día
séptimo, cf. Gn 2, 1-3.

5

Centro de Teología « Santo Domingo de Guzman »
Apuntes Pentateuco y Libros Históricos
2. Los cinco Libros del Pentateuco [1]

Agosto-diciembre 2015
Dirk Leenman sj

b.

Ex 40, 33 dice que Moisés concluyó su trabajo,
exactamente igual que lo hizo Dios en Gn 2, 2.
i. Gn 2, 2: “El día séptima Dios había terminado su
obra.”
ii. Ex 40, 33: “Así acabó Moisés la tarea.”
iii. Dos elementos son fundamentales en Ex 40.
1. El Señor habita en medio de su pueblo. (Ex 40, 34-35).
a. Es preciso organizar al pueblo en función de la presencia
divina. Será el objetivo del libro del Levítico.
2. Desde la tienda, el Señor guía a su pueblo. (Ex 40, 37-38).
a. El libro de los Números describirá las andanzas de esta
marcha de Israel bajo la guía del Señor, presente en la
nube.
g. Observaciones conclusivas.
i. El inicio del libro del Éxodo describe la servidumbre de Israel en
Egipto. Al final del libro Israel “sirve” al Señor. Pero el servicio al
Señor no es otra servidumbre.
1. La “liturgia” (aboda en hebreo) es un servicio espontáneo y
libre, no un trabajo forzado. Cf. Ex 35, 5.21.22.
2. El descanso del sábado distingue el “trabajo libre” de la
esclavitud. El esclavo no tiene derecho al reposo.
3. También el libro del Levítico describirá el “servicio libre” del
pueblo de Israel al Señor, su Dios.

6