You are on page 1of 34

REPÚBLICA BOLIVARINA DE VENEZUELA

MINISTERIO DE EDUCACIÓN SUPERIOR
LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA
FACULTAD EXPERIMENTAL DE CIENCIAS
ESTUDIOS UNIVERSITARIOS SUPERVISADOS
FORMACIÓN GENERAL A DISTANCIA (FORGAD)

UNIDAD I

Autor: Mg. Orlando José Chirinos

Maracaibo (Estado Zulia – Venezuela), marzo, 2003.
1

UNIDAD I

PROCESOS BIOLÓGICOS Y CULTURALES DEL DESARROLLO HUMANO Y SOCIAL.
TEORÍAS EVOLUTIVAS Y DESARROLLO CULTURAL.
OBJETIVOS GENERALES:
1.- Que el estudiante reconozca las principales teorías que explican el proceso de evolución
humana.
2) Comprender el papel de la cultura en el proceso de desarrollo social y humano
OBJETIVOS TERMINALES

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

1) Analizar las teorías que explican el 1.1. Conocer la teoría que explica el origen
proceso de evolución biológica del género del universo, la tierra y la vida.
homo.
1.2. Comprender las teorías que explican el
proceso de evolución humano antes de
Darwin.
1.3. Valorar el papel de la selección natural
como principal elemento de la teoría
darwiniana.
1.4. Examinar el papel de la evolución, la
competencia y la cooperación en el proceso
de evolución humana.
1.5. Conocer la propuesta de los
neodarwinistas.
1.6. Identificar los principales procesos que
conducen hacia la hominización.
1.7. Conocer la propuesta creacionista
respecto al origen del universo y del
hombre.
1.8. Conocer la propuesta del darwinismo
social.
1.9. Analizar la importancia de la genética
en el estudio de la vida
2) Reconocer la importancia de la cultura en 2.1. Valorar la importancia de la Cultura en
el proceso de hominización.
el l proceso de socialización
2.2. Conocer la importancia del lenguaje en
el aprendizaje y acumulación cultural.
2.3. Conocer los principales mecanismos
para el cambio Cultural.
2

ESQUEMA
UNIDAD I. OBJETIVO 1.
I) Introducción.
1) ANALIZAR LAS TEORÍAS QUE EXPLICAN EL PROCESO DE EVOLUCIÓN BIOLÓGICO
DEL GÉNERO HOMO
1.1 El origen de la Tierra, el Universo y la Vida.
1.2 La Genética.
1.2.1. Proyecto Genoma.
1.3. El proceso de evolución humana.
1.3.1. La evolución de la especie.
1.3.2. Cambio y transformación.
1.4. La Selección Natural.
1.5. Evolución, Competencia y Cooperación.
1.5.1. La lucha por la existencia.
1.6. El Neodarwinismo.
1.6.2. Mutación y Azar.
1.7. La Hominización.
1.8. El Creacionismo.
1.9. Darwinismo Social.
II) AUTOEVALUACIONES. Objetivo 1.

3

INTRODUCCIÓN
Cuando en 1859 se publicó el libro “El Origen de las Especies”, Darwin sabía que su teoría
destruiría toda una tradición dogmática sobre el origen de la vida, especialmente del
hombre, chocaría contra la ortodoxia religiosa y su teoría sobre la creación del hombre.
Aún así, su propuesta no era más que un “gran salto” en la búsqueda de pruebas que
deberían conformar el expediente para demostrar que las especies, especialmente el
género homo, son el producto de un proceso evolutivo.
Si la vida comenzó a partir de la célula y los órganos están conformados por agrupaciones
particulares de células, es de suponer que el hombre evolucionó a partir de formas tan
sencillas como la célula. Esta evolución se tornó complicada a partir de las mutaciones y la
selección sexual. A esta “sencilla” teoría de la evolución a partir de una célula, se sumarían
las propuestas de la selección natural y sexual, la cooperación, la competencia y el azar;
todas ellas para explicar la complejidad del genero homo, su cultura y sus estructuras
sociales.
Lo planteado se enmarca en el estudio que nos hemos propuesto: El proceso evolutivo
biológico-cultural que condujo al hombre a su condición de ser social. De allí nuestro
interés en el planteamiento de Charles Darwin y en el estudio de la cultura, enmarcada
esta en la tradición antropológica quien la ubica en el contexto de las leyes del
pensamiento humano universal y de la actuación del hombre en su contexto específico.
Para llamar la atención de la importancia que tiene el estudio aquí planteado nos
inscribimos en la propuesta del Dr. Hoagland al referirse a la evolución: “pero el hombre
puede estar seguro de una cosa. Si hubiera vivido hace dos o tres mil millones de años y
hubiese intentado mirar hacia el futuro no habría logrado predecir lo que acontece
actualmente. Nadie hubiera podido adivinar al hombre o a cualquier otra criatura viviente.
¿Por qué?. Porque cada paso de la evolución es un acontecimiento fortuito, y, por lo tanto
impredecible” (Hoagland, 1985: 95).

4

OBJETIVO 1: Analizar las teorías que explican el proceso de evolución biológico del
genero homo.

La teoría más aceptada actualmente sobre el origen del Universo es la que se conoce como
el Big Bang o la Gran Explosión. Esta explosión dispersó materia y gases (especialmente
hidrógeno y helio) por todas direcciones las cuales, con el pasar del tiempo y en la medida
en que la materia y los gases se enfriaban y se expandían, iban apareciendo las galaxias y
las estrellas.
Científicamente, astrónomos, físicos y matemáticos han acumulado suficientes pruebas
para corroborar la teoría de la Gran Explosión. En 1929 el astrónomo Edwin Hubble publica
sus investigaciones en donde determina que el Universo se encuentra en expansión, vale
decir, que las Galaxias se están alejando unas de otras, llegando a determinar que en un
principio toda la materia era una “gran bola” de fuego y que debido a la Gran Explosión
“dispersó” en todas direcciones los elementos que darían origen a las Galaxias y Estrellas
las cuales aún siguen alejándose a grandes velocidades unas de otras.

Otro elemento que corrobora la teoría de la Gran Explosión es la existencia en el espacio
de determinadas cantidades de helio, deuterio y litio gases que se forman por la
combustión de hidrógeno.

El tiempo que ha transcurrido desde la Gran Explosión hasta el momento se calcula en
unos 15.000 millones de años (quince mil millones de años), a partir de allí y en
determinados momentos se han estado formando las principales estrellas y galaxias.
El sistema solar, integrante de la gran Galaxia “Vía Láctea” , se formó hace
aproximadamente unos 4.580 millones de años (cuatro mil quinientos millones de años) y
la Tierra, integrante del sistema Planetario Solar, tiene aproximadamente ese “edad”. Pero,
¿cómo se supone que se dio inicio a la vida en la Tierra?.
El Doctor Mahlon B. Hoagland e su texto Las Raíces de la Vida” (985) dice:

“Las mejores estimaciones suponen que la vida comenzó hace 3.000.000.000 de años, cuando, al cabo de
unos 2.000.000.000 de años después de formase la Tierra, ésta se había enfriado lo suficiente.”
(Hoagland:1985:33).

5

Este “enfriamiento”, caracterizado por altas temperaturas, abundante agua, suficientes átomos de carbono,
hidrógeno, nitrógeno, oxigeno y fósforo y, una fuente de energía proporcionada por los relámpagos y las
radiaciones ultravioletas, conformaron un sencillo pero suficiente cuadro para la aparición de las primeras
moléculas compuestas de carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno y fósforo. Estas moléculas, en un tiempo
sin límites, fueron convirtiéndose en eslabones de nucleótidos y aminoácidos y los eslabones en cadenas de
ADN y proteínas.; de tal modo que los acuerdos entre científicos ubican los primeros rastros de vida en una
época de hace 4.000 millones de años, sin embargo, el hombre, el ser más perfeccionado de la gran cadena
evolutiva, es de “reciente” aparición.

La molécula de ADN es una estructura formada por
nucleótidos(compuesto formado por una molécula
de azúcar, una de ácido fosfórico y una de una base
nitrogenada) los cuales se encuentran unidos
formando una doble hélice
(dos cadenas unidas entre sí).Cada nucleótido está
constituido sobre cuatro base diferentes:
-Timina
Adeina y guanina.
Actualmente se ha descubierto que en esa doble
hélice se encuentran
los secretos de la vida.

--

Se define como:

Ciencia que estudia la herencia biológica, la variación y las leyes que rigen las semejanzas y diferencias
que existen entre individuos de una misma especie (Conjunto de cosas semejantes entre sí, por tener
una o varios caracteres comunes entre sí)

6

Al estudiar a la especie, la genética dirige su atención hacia los caracteres, tanto
semejantes como no semejantes (las variaciones) que se transmiten por vía genética. El
“motor” que dirige esta actividad es el gen o gene (Unidad de material hereditario que
produce replicas exactas de sí mismo las cuales se transmiten entre generaciones de una
misma especie). Aunque la variabilidad entre seres de una misma especie es una condición
muy antigua, su explicación científica arranca con los experimentos realizados por Gregor J
Mendel (1822 – 1884).
Este naturista austríaco formuló las primeras leyes sobre la herencia sobre las cuales se
apoyaron las subsiguientes investigaciones genéticas entre las que se destacan las del
biólogo estadounidense Thomas H. Morgan (1866 – 1945). Morgan estableció la teoría de
que los cromosomas son los portadores de la información genética.
Sin embargo, el gran paso lo dieron los bioquímicos norteamericanos James D. Watson, F.
Crack y M. Wilkins por su descubrimiento (1953) de la estructura del ADN (ácido
deoxirribonucleico), elemento asociado con transmisión de la información genética.

La necesidad de acercarnos al desciframiento de los misterios que encierran los mensajes
genéticos, impulsó a los principales países industrializados del mundo (especialmente
Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Japón y China) a poner en ejecución el
denominado “Proyecto Genoma” (aprobado en 1989 e iniciado en 1990), mediante el cual
intentan secuenciar el mensaje genético del conjunto de todos los cromosomas del ser
humano.
El mapeo completo que produjo la decodificación del genoma humano (año 2001) arrojo
los siguientes resultados: El hombre posee entre 30.000 y 40.000 genes, la diferencia
genética entre humanos apenas es de un 0.01 %. La diferencia genética entre un humano
y un chimpancé es de un 2 %. Un ratón posee entre 60.000 y 100.000 genes, más de los
que posee un humano.
¿por qué los humanos son más complejos teniendo igual o menor número de genes que
otros seres vivos?
Craig Ventor, directivo de la Celere Genomics, empresa que competía con el Proyecto
Genoma dice respecto a la complejidad: “Quizás en la convergencia singular de
modificaciones que se produjeron en el desarrollo de nuestra especie, en concreto en el
crecimiento de la corteza cerbral y del desarrollo de la laringe que permite el lenguaje y
sus consecuencias sobre el comportamiento” (Panorama, 12/2/01:3-2).

7

En 1974, el paleoantropólogo Donald C. Johanson, descubre en Etiopía el esqueleto casi
completo de un homínido del tipo Australopithecus aferensis bautizada con el nombre de
Lucy. Se calcula que este antepasado vivió hace aproximadamente unos 3.18 millones de
años y es hasta ahora la evidencia más completa que se tiene sobre las características
anatómicas de un antepasado homínido. Esto por supuesto no descalifica los grandes
esfuerzos que los científicos están haciendo para encontrar los diferentes eslabones que
nos acerquen lo más posible al momento en que se produce la gran separación entre
simios y homínidos.
Se cree que simios y homínidos, especialmente los que habitaron África, poseen un
antepasado común, este posible primer antepasado apenas está representado por un
fragmento de mandíbula del cual se calcula que posee 5.6 millones de años y descubierto
en 1967 en Lothagam, Kenia. Otros restos, la mayoría de ellos encontrados dispersos en la
cuenca del Lago Turkana, ubicado en África Oriental, son restos aislados que aún no
arrojan suficientes evidencias sobre como pudo estar constituido, pero abre una nueva
interrogante sobre otros posibles eslabones. En todo caso y sobre las evidencias presentes
fue en África donde hace aproximadamente unos 5.5 o 6 millones de años un individuo
comenzó a diferenciarse de sus parientes más cercanos, los chimpancés, diferencia que
marcó la ruptura entre lo puramente simiesco y lo que sería el arranque de la evolución
humana: el bipedismo

Desde su aparición, la filogenia homínida, es decir, la historia evolutiva, ha pasado por
diferentes representantes. Entre ellos vamos a considerar los más representativos dentro
de su escala evolutiva. Hasta la fecha, han sido identificados once (11) miembros
pertenecientes a diferentes ramas en donde los Australopitecos ocupan la escala más
antigua hasta llegar al género Homo.
A continuación te presentamos un cuadro esquemático sobre el árbol genealógico de los
precursores del hombre moderno, los cuales, desde su aparición en África Oriental fueron
evolucionando hasta configurar un individuo anatómicamente equipado para emprender el
largo viaje hacia Europa y Asia

8

GÉNERO
Ardipithecus*

Australopitecos

REPRESENTANTES
A. Ramidus

CARACTERÍSTICAS
Posible antepasado común con
los chimpancés. Posiblemente
bípedo.
Pocas evidencias fósiles como
para
determinar
características.
Rasgos simiescos, postura
erguida y paso bípedo.

LOCALIZACIÓN
Etiopía (África
Meridional)

4) A. Africanus

Mayor cavidad craneal pero
menos apto para el bipedismo.

África
Meridional

5) A. Aethiopicus.

Poderosos
músculos
masticadores.
Prominente
cresta ósea en la parte
superior del cráneo.
Fuerte tórax, molares más
grandes que sus antecesores.

África Oriental

Rostro
achatado,
mejillas
abultadas, mandíbulas menos
prominentes.
Cerebro más grande y dientes
más
pequeños
que
sus
antecesores.
Cara ancha y larga, arcos
superciliares
menos
prominentes, mayor cavidad
craneal.
Mandíbulas más pequeñas que
su antecesor, nariz grande,
brazos y piernas con rasgos
modernos.
Baja cavidad craneal, arcos
superciliares
prominentes,
estatura algo
similar
al
hombre moderno.

África
Meridional.

1) A. Anamensis
2) A. Bahrelghazali
3) A. Afarensis

Australopitecus
Robustos.

6) A. Boisei.

7) A. Robustus

Homo

8) H. Habilis

9) H. Rudolfensis.

10) H. Ergaster.

11) H. Erectus.

EDAD
4.4 mill.
años

Africa Oriental

4
años

mill.

África Oriental

Entre
y 3
años
Entre
2.3
Años
Entre
y 2.2
Años.

3.9
mill.

África Oriental.

África Oriental

África Oriental

Entre
y un
Años.
Entre
1.2
Años.
Entre
y 1.6
Años.
Entre
y 1.9
Años.

3 y
mill.
2.6
mill.

2.6
mill.
2 y
mill.
2.5
mill.
2.5
mill.

África Oriental.

Entre 1.8 y
1.4
mill.
Años.

Asia y
Oriental

1.8 - 1.6 y
un millón
de años.

África

Grafico 2.

9

*Los grandes avances tecnológicos aplicados a la paleoantropología sumado a la existencia de excelentes
equipos de especialistas (antropólogos, biólogos, paleoantropólogos e ingenieros) y buenos
financiamientos, están sacando a la luz nuevas evidencias. Así, el más reciente hallazgo realizado por en
***año Tim White y Berhane Asfaw (de la Universidad de Berkley), revelan la existencia de restos
fósiles del posible homínido más antiguo y al cual lo colocan en una nueva clasificación llamada
Ardiphitecus y cuya especie denominada ramidus le asignan una edad de 4.4 millones de años. Esta
posibilidad deberá confirmarse en la medida en que aparezcan “nuevas” evidencias materiales. Por los
momentos es solo una hipótesis sin confirmar.

Tanto en África Oriental como en la Meridional “convivieron” tanto especies tipo
Australopitecus como del tipo Homo, pero será partir del Homo Erectus que comienza una
radical transformación anatómica y se da inicio a una larga “caminata” de cientos de miles
de años del genero homo hacia Asia y Europa. Al parecer, las otras especies ya se habían
extinguido.
Así, desde hace aproximadamente dos millones de años la especie homo comenzaba a
presentar rasgos de lo que sería el género humano; va le decir: un cráneo más grande
que se traduce en mayor capacidad mental, marcha totalmente erguida, un lenguaje más
simbólico cuyas consecuencias inmediatas fueron mayores posibilidades de inventar
herramientas para enfrentar el medio y a los depredadores y mayores posibilidades de una
alimentación más rica en proteínas muy diferente a la alimentación herbívora de los
primeros australopitecos.
Con tales particularidades, la separación entre lo simiesco y lo humano debió ser radical.
Los especialistas han llegado a acuerdos respecto al momento en que se produjo la
separación entre simios y el linaje homo y la ubican, de acuerdo al gráfico aquí
presentado, entre 4 y 3.9 millones de años. En todo caso es necesario recalcar que las
investigaciones paleoantropológicas continúan sacando a la luz restos fósiles de posibles
homínidos cuya data se ubica en 5.6 millones de años aproximadamente.
El gráfico que se te presenta a continuación busca representar las épocas en que
posiblemente existieron las principales especies del género homo
.

10

H.
Sapiens.
S
Neandertal

H. sapiens
primitivo
Homo erectus
Género
Primitivo homo

Primeros homínidos
5 mill. Años. 4.5

Gráfico

3.5

3

2.5

2

1.5

1

0.8

0.5

0

La variedad de ejemplares fósiles correspondientes a nuestra especie, encontrados
generalmente en África suponen que la evolución hacia el género homo sapiens fue lenta y
enmarcada en un proceso de dura competencia por la supervivencia en donde los mejor
dotados terminaron por imponerse sobre el resto de sus competidores.
Algunos especialistas plantean que la modificación del medio ambiente, especialmente los
cambios climáticos (glaciaciones), influyeron fuertemente sobre la flora y la fauna, y en
especial sobre la evolución del género homo. Especies nuevas pertenecientes a los géneros
Parantrópos (“al lado del hombre”), y Homo inician un proceso de adaptación sobre
ecosistemas más abiertos, los cuales compartieron, durante aproximadamente 1.5 millones
de años, un ecosistema que se extendía por África Oriental y Meridional.
El género Parantropus, cuyos restos fósiles más representativos se encontraron en la
cuenca del Lago Turkana, está representado por la especie Parantrophus boisei. Y el rasgo
físico que los diferencia de los chimpancés y del género homo es su robusto aparato
masticador. El género Parantropús se extinguió y, los homo con su cerebro más grande
inicio un proceso de evolución que posiblemente no fue lineal sino que existieron varias
especies (Ver gráfico 2).
Pero lo sin duda marcó la separación entre simios y homínidos no fue lo que se hizo
evidente (cráneo más grande, marcha bípeda,), sino la lenta pero inexorable
transformación genética que le permitiría a los homínidos, pero en especial a la especie
sapiens asumir el dominio y control del planeta.

11

Para que la especie “sobreviva”, las variaciones y los cambios individuales favorables, más
la eliminación de lo perjudicial, es la condición necesaria para su existencia. Darwin
denominó a esta particularidad la Selección Natural o supervivencia de los más aptos.

l
Charles Robert Darwin (1809 – 1882) escribe en su obra “El Origen de las Especies” lo
siguiente: “ ¿Podemos dudar – y recordemos que nacen muchos más individuos de los que
es posible que sobrevivan – de que los individuos que tengan cualquier ventaja, por ligera
que sea, sobre otros, tendrán más probabilidades de sobrevivir y de procrear su especie?
Por el contrario, podemos estar seguros de que toda variación perjudicial, aun en el grado
más ínfimo, sería rigurosamente destruida”. (Darwin, 1979: 72).
Previa a la teoría de Darwin, otros científicos especialmente geólogos y biólogos realizaron
aportes que prepararon el terreno hacia la teoría evolucionista. Los denominados “preevolucionistas planteaban que las especias pudieron haber sufrido cambios a lo largo del
tiempo.
Georges Leclerc de Bufón (1707 – 1788), biólogo francés, planteó que los cambios en las
especias se producía por un proceso denominado “degeneración”, el cual producía
“perfeccionamiento” en las especies.
Erasmus Derwin (1737 – 1802) propuso, de manera más radical, que la competencia entre
especies y el medio juegan un papel protagónico en la evolución y que los cambios que se
producen en los individuos para enfrentar el medio y a los competidores, es heredado por
los descendientes de estos.
Pero no será hasta 1859 con la publicación de la obra de Darwin “El origen de las especies
por medio de la selección natural” que comienza a develarse el velo sobre la evolución.
Sobre la base de innumerables observaciones, comparaciones y estudios de la conducta de
variadas especies animales, Darwin concluye que el hombre y los monos antropoides
proceden de un tronco común; de igual modo plantea que las diferencias morales y
estéticas entre hombre y animales es de grado más no de esencia.

12

Para que la especie homo llegara a ocupar el grado de evolución actual debieron de
actuar, aparte de la selección natural, múltiples factores tales como la herencia, el medio
ambiente y la selección sexual.
Respecto a este último factor, Darwin la describe como importante, pero menos rigurosa
que la selección natural, Dice:

“Esta forma de selección depende, no de una lucha por la existencia en relación con otros seres
orgánicos o con condiciones externas, sino de una lucha entre individuos de un sexo por la posesión de
otro sexo” (Darwin, 1979:78).

Antes que Darwin, Lamarck exponía su teoría acerca del desarrollo evolutivo del reino
animal. Su tesis se centra en la influencia que el medio exterior tiene sobre la aparición de
nuevas propiedades en los seres vivientes las cuales se transmiten de generación a
generación a través de la herencia (la función crea el órgano) y de una manera lenta hasta
llegar a formas más complejas. De igual forma, Lamarck, fiel a la tradición ideológica
religiosa de su época, mantuvo el principio creacionista de un “creador universal” capaz de
decidir la mayor o menor complejidad de lo seres vivientes.
Al margen de esta posición religiosa, su propuesta de los caracteres adquiridos sirvió para
darle continuidad a los procesos de investigación evolutiva de las especies.
Actualmente está descartada la teoría de Lamarck en cuanto al papel del medio como principal causante
en los cambios del organismo; sin embargo, elementos de su teoría como la herencia y la influencia del
medio fueron usados por Darwin para elaborar su teoría de la evolución.

Darwin no tenía dudas de que los individuos que tengan cualquier ventaja, por ligera que
sea, sobre otros, tendrán más probabilidades de sobrevivir y de procrear su especie y de
igual modo tendrán mayor probabilidad de “traspasarlas” a sus descendientes.
Marvin Harris nos proporciona una explicación sobre la selección natural en la cual la
eficacia biológica o la capacidad de trasmitir los caracteres es lo que marca la diferencia en
los procesos evolutivos.
“La selección natural actúa sobre las unidades básicas de la herencia, los genes,
localizados en las células reproductoras de todos los organismos. Actúa aumentando o
disminuyendo la frecuencia de las variantes genéticas, cuya fuente principal son las
mutaciones –“errores” que ocurren durante el proceso de replicación de los propios genes. Algunas variantes genéticas mejoran la eficacia biológica de los individuos que las
poseen; otras, por el contrario, la disminuyen” (Harris, 2001:34).

13

No es la voluntad del organismo lo que permite la adaptabilidad y la continuidad de la especie, es la
selección natural la responsable de mantener la especie a través de la preservación de lo favorable.

¿Por qué la teoría de Darwin convenció más que la teoría creacionista, incluso por qué fue
superior a las teoría del naturista francés Jean B. Lamarck (1744 – 1829).
Por lo siguiente:

1 Supera el temor religioso que
caracterizaba a todas las teorías
anteriores al proponer una concepción
científica y materialista sobre el proceso

2 Le proporciona base científica a
las leyes que explican los
mecanismos del progreso y la
supervivencia de los mejor dotados.

de evolución de las especies.

3 Proporciona loas fundamentos teóricos
para el fortalecimiento de las viejas
teorías racistas del Thomas Malthus y
Herbert Spencer sobre la supervivencia de
los más aptos

14

El proceso evolutivo fue fuertemente influenciado por factores externos no ligados al
proceso biológico tales como cambios climáticos, aparición y desaparición de flora y fauna,
movimientos tectónicos y por supuesto el imperceptible cambio genético.
Una cosa si ha sabido aprovechar el género homo, su capacidad de adaptación a los más
variados sistemas medio ambientales.
Pero, ¿es que la evolución sigue un patrón preestablecido por el medio ambiente o existe
otro factor supranatural?. De hecho, Lamarck había planteado esta posibilidad y Darwin la
deja sin efecto al introducir el factor genético como responsable de las variaciones.
“La selección natural opera sobre las variantes genéticas que surgen sin relación alguna con las
actividades de los organismos o sus necesidades. La mutación, generadora de variación, es un proceso
estocástico (regido por el azar)”

15

Thomas Malthus (1766 – 1834) propuso una teoría mediante la cual sostenía que la
población crece en sentido geométrico y la producción de alimentos en sentido aritmético,
vale decir que la miseria de grandes masas de individuos y de las guerras que se sucedían
en Europa no eran el producto de la injusta distribución de las riquezas sino de un exceso
de “usuarios” de los alimentos.
Darwin conocía la teoría maltusiana y aplicándola a la teoría de la selección natural la
interpreta de esta forma “La lucha por la existencia resulta inevitablemente de la elevada
proporción en que tienden a aumentar todos los seres orgánicos. Todo ser que en el
transcurso de su vida produce varios huevos o semillas, tiene que sufrir destrucción
durante algún período de su vida” (Darwin, 1979:60).
La propuesta conduce a la existencia de un elemento regulador, pero no en el sentido de
la teoría pesimista de Malthus, sino en un elemento intrínsico a las especies. Es la lucha
por la existencia signada por la permanencia de aquellos a quien la naturaleza ha dotado
de ventajas genéticas que lo hacen más apto para controlar el medio. Sólo serán capaces
sobrevivir y reproducirse con más eficacia los mejor dotados.
Lo anterior nos remite a otro elemento integrador en la Selección Natural; nos referimos a
la competencia.
La competencia es el acto mediante el cual los integrantes de una población cualquiera
luchan por sobrevivir y sobrevivirán aquellos individuos que la naturaleza ha dotado de una
ventaja que los hacía más aptos, esa ventaja por muy pequeña que fuese es la
responsable del cambio.

La ventaja a la que hacemos referencia es la nueva configuración genética.
Los “imperceptibles” cambios que la naturaleza introduce en la configuración genética de
los individuos es lo que origina la evolución. El cambio hace que los individuos de una
misma especie no sean todos iguales y sólo los “mejor dotados genéticamente” serán los
que más resistan al medio y los que se reproducirán originando nuevas generaciones de
individuos mejor dotado

16

Motoo Kimura plantea que la mayoría de las sustituciones de nucleótidos son el producto
de fijación al azar de mutantes neutros y no de una selección natural como lo plantea
Darwin.
La mayoría de los genes mutantes son selectivamente neutros, vale decir: que estos genes
no tienen ni mayor ni menor ventaja que los genes que sustituyen motivado a que los
cambios genéticos, origen de la evolución, son puramente aleatorios, son cambios al azar.
De este modo la probabilidad de que una mutación favorecedora se propague a una
población es fortuita y no siguen un patrón o modelo preconcebido.

los darwinistas sostiene que la difusión de un alelo mutante entre una población finita es
el producto de una ventaja selectiva. Los neutralistas plantean que un mutante, sin
necesidad de tener ventaja selectiva, también puede difundirse en una población, es el
azar quien definirá la suerte.

En las proteínas polimórficas, a juicio de los neutralistas, la sustitución de un aminoácido
por otro es aproximadamente igual en variadas líneas filogénicas y al parecer no siguen un
patrón biológico ni tienen relación con el medio ambiente sólo ocurren al azar. Las
mutaciones no ocurren por selección, ocurren por acumulaciones accidentales,

En el mundo natural la evolución suele ser más complicada que la realizada artificialmente,
especialmente porque en la naturaleza existen múltiples variedades de formas vivas,
incluso dentro de una misma especie.

17

“La variedad permite trabajar a la evolución. Aunque Darwin y Wallace desconocían la causa de la
variación –la mutación y la mezcla sexual del ADN- valoraron su importancia y desarrollaron a partir de
ella su teoría” (Hoagland, 1985:91).

Otro elemento que llama la atención de los científicos es sobre sí existe una
intencionalidad en la evolución.
El propio Darwin ya había señalado que la evolución no tiene intencionalidad, no persigue ningún
propósito, que la selección natural no tiene objetivos predeterminados, en sí es cambio sin más, puesto
que, los desencadenantes de los procesos son los acontecimientos fortuitos.

Posterior a la teoría de Darwin surge la teoría de la herencia propuesta por Johann Mendel
(1882 – 1884), la cual viene a corroborar la importancia de la genética en la selección de
los más aptos. Le corresponderá a los neodarwinistas reactualizar la propuesta de Darwin
a partir de Mendel y de los nuevos aportes de la genética.
La teoría de la mutación, antiguamente asociada con las modificaciones que produce el
medio ambiente sobre los seres vivientes ha sido superada puesto que estas
transformaciones no son capaces de transmitirse por herencia. En cambio, la mutación, la
cual es igualmente aceptada como la aparición accidental de un carácter capaz de ser
transmitido por herencia, es un fenómeno sobre el que actúa la selección natural haciendo
que individuos de una misma especie no sean todos iguales.
Para los neodarwinistas, en el proceso evolutivo participan junto con la mutación, la
recombinación genética, la selección y el aislamiento que experimentan algunas especies;
pero sigue siendo la mutación (cambios que se producen en la especie en el transcurso
de su evolución) la que en definitiva impulsan la evolución aumentando la variabilidad.
Otro elemento asociado con la nueva propuesta neodarwinistaes es el azar. El cual tiene
mucho que ver con la evolución.

18

En sentido general es un proceso relacionado con la supervivencia no aleatoria de individuos que,
producto de fenómenos externos, logran sobrevivir sin que sus características sean las más comunes
entre su especie, pero son únicos para refundar la nueva población.

En 1978, la paleoantropóloga Mary Leakey y su equipo, descubrieron en el Norte de
Tanzania, huellas de homínidos de aproximadamente unos 3.6 millones de años, sin
embargo la gran interrogante gira en torno al tipo de homínidos que dejaron sus huellas.
Probablemente fueron A. afarensis, sin embargo, recientes hallazgos realizados por la
paleoantropóloga keniana Meave Leakey, dan cuenta de la existencia de una especie de
austrolopitecus de aproximadamente 4.1 millones de años que posiblemente tenían
marcha erguida (Gore, Rick, Nacional Geographic. Edición Especial 2002: 47).

El bipedismo tuvo una importante incidencia sobre el restó de la estructura ósea y por

consiguiente sobre el total del organismo. Arsuaga y Martínez, paleoantropólogos que
trabajan en el Proyecto Atapuerca* plantean entre muchas, las principales ventajes que
proporcionó el bipedismo.

“…, nuestra resistencia es notable, y superior a la de muchos cuadrúpedos, a la hora de realizar
desplazamientos largos en tiempo y en distancia, tanto corriendo como andando… Un individuo puesto de
pie recibe menos radiación solar…Combinando este aspecto con el anterior, podríamos concluir que la
locomoción bípeda es quizas la mejor solución para un homínido que se ve obligado a recorrer largas
distancias”. (Arsuaga y Martínez, 2001:107).

19

2) El Cerebro: La capacidad craneal es otra de las características más notorias que
presentan las especies homo e indicadora de los profundos cambios biológicos y culturales
que comienzan a operar sobre su existencia. La fabricación de nuevas herramientas
apuntó, probablemente, hacia la consecución de más y mejores alimentos. La capacidad
craneal se evidencia en los diferentes tamaños de cráneos fósiles descubiertos. Por
ejemplo, el cerebro de un chimpancé adulto es de 390 cm3, el de un A. afarensis (3.9
mill. de años) oscilaba entre 400 y 500 cm3 y el de un homo sapiens es de 1.300 cm3.

El antropólogo norteamericano Marvin Harris plantea que los hombres no fueron
seleccionados por su capacidad cerebral, sino por su peculiar marcha erguida, es decir, por
su bipedismo. Una vez con los miembros superiores libres los homínidos estaban en
capacidad de inventar nuevas herramientas y de intercambiar experiencias. “Cuando el
empleo de utensilios llegó a ser más importante, la selección natural favoreció a los
individuos más cerebrados” (Harris, 2001:43).

Bipedismo y mayor capacidad craneal impulsaron la creación de una nueva cultura que
culminaron en la aparición de un individuo más eficiente biológica y culturalmente: el
homo sapiens.

La teoría creacionista es principalmente una doctrina religiosa mediante la cual se explica
que la creación del mundo y los seres vivientes.
La más relevante es la teoría creacionista bíblica la cual es explicada en el libro del
Génesis. De acuerdo a este libro se plantea que el mundo fue creado aproximadamente
hace seis mil años y en seis días por un ser supranatural quien también creó al hombre a
su imagen y semejanza, es decir, inmutable y ganado a obedecer sólo a su creador.
Como ideología y teoría mantuvo su hegemonía hasta el siglo XVIII cuando los científicos
comienzan a buscarle explicación a los fenómenos de la evolución. En especial la teoría
evolucionista de Ch. Darwin le restó trascendencia al creacionismo bíblico al presentar

20

hechos corroborables que sustentaban su propuesta del origen de las especies por medio
de la evolución.
El creacionismo bíblico, por el hecho de formar parte del dogma religioso cristiano se
sustenta en la fe, condición que lo exime de tener que buscar pruebas para su verificación
o corroboración. Todo lo contrario a las teorías científicas. El antropólogo Marvin Harris
sustenta esta particularidad de la ciencia al decir que:

“Las teorías que los científicos enseñan son las que han soportado pruebas rigurosas y han sido apoyadas
por un gran número de hechos evidentes.
Precisamente por la falta de estos dos pilares es por lo que la teoría creacionista no es aceptable”
(Harris, 2001:54-55).

“Si el creacionismo se presenta como una creencia religiosa imposible de de probar, entonces no debe
existir ninguna disputa entre creacionismo y evolucionismo. Sin embargo, los científicos están obligados
a criticar el creacionismo cuando éste es presentado como una teoría científica válida” (Harris,
2001:65).

La teoría de Darwin sobre la selección sexual o la competencia por la descendencia pudiera
interpretarse como el origen de las razas humanas y por ende una competencia entre
hombres de diferentes razas por el control del medio.
Al incluir esta variante en su teoría de la evolución, Darwin estaba dando paso al
nacimiento de una teoría social conocida como darwinismo social, donde el concepto de
supervivencia del más aptos o los más dotados se torna más ideológico y menos científico.

21

“Casi todos los esquemas evolucionistas del siglo XIX postularon que las culturas
evolucionaron en conjunción con la evolución de los tipos y razas biológicos humanos. No
solo se contemplaban las culturas de la era moderna de Europa y América como el
pináculo del progreso cultural, sino la raza blanca como el pináculo de la evolución
biológica.
Es una fusión del evolucionismo biológico con el evolucionismo cultural, si bien se le
atribuye a Ch. Darwin, su propuesta evolucionista biológica venía precedida por los
postulados de socio-biologistas de Thomas Malthus y Herbert Spencer los cuales
planteaban mucho antes que Darwin términos como “lucha por la existencia” y
supervivencia del más apto.
El darwinismo social es:
Sistema de creencias que afirma que en la evolución y desarrollo de la vida social rigen los
mismos principios que en la biología. Esta doctrina se ha convertido en parte del equipo
mental, del sistema de creencias manifiestas de casi todos los habitantes del mundo
occidental de hoy. Esta es la concepción que tiene de la vida el hombre el hombre
moderno: cada uno para sí y, si es necesario, contra sus semejantes

Supervivencia del más apto fue “traducida” por Darwin como “selección natural” y según
sus críticos, este fue uno de los éxitos de su teoría, pues, su punto de vista era que la
evolución cultural dependía de la evolución biológica.
Esta punto de vista en el cual lo cultural se supeditaba a lo biológico se conoció como
“darwinismo social” y en general se fundamenta en la creencia de que el progreso cultural
y biológico de las razas y las naciones estaba supeditado a las fuerzas competitivas de los
más aptos.
Herbert Spencer, (1820 – 1903) filósofo positivista – evolucionista de origen inglés, es el
representante más importante de esta corriente del “darwinismo social”. Considerado el
fundador de la teoría sociológica en la cual la sociedad al modo de un cuerpo biológico.
Términos como evolución y supervivencia del más apto forman parte de su teoría
biologista de la sociedad, mucho tiempo antes que Darwin. .- Su teoría de evolución de la
sociedad se fundamenta en los principios mecánicos de la biología, y mucho antes que
Darwin había introducido los términos “la supervivencia de los más aptos” e incluso el de
evolución desde una óptica meramente filosófica-positivista, pues, fueron Wallace y luego
Darwin quienes dieron las explicaciones científicas de su funcionamiento. Según Spencer.

22

“la historia es un tránsito desde unas hordas primitivas en

lucha a una sociedad militarista y
disciplinada, para ir a parar a la sociedad industrial, donde la iniciativa no es tan importante”

Spencer es reconocido, especialmente por sus teorías socio-biológicas en las cuales se
plantea la inconveniencia de prestarle ayuda a las denominadas “razas atrasadas”, puesto
que esto interferiría en el libre desenvolvimiento de las leyes de la competencia y la
supervivencia de los más aptos. Hoy, la propuesta de Spencer forma parte de la teoría
neoliberal de la libre competencia, del capitalismo sin fronteras y de la supremacía de la
raza blanca
como las iniciativas en libertad de los individuos más dotadsos” (Historia del pensamiento
Fascículo 81:64).
Al igual que Lamarck, Spencer propone que el ambiente juega un papel muy importante en
el proceso evolutivo y que los caracteres adquiridos mediante la incidencia del ambiente
sobre los seres vivos, es transmitida mediante la herencia.
Al considerar a la sociedad como un organismo biológico, sujeto a las mismas leyes que un
ser vivo, es decir, sujeto a teoría de la supervivencia del más apto, estaba poniendo en el
tapete de la evolución la teoría mediante la cual las razas más aptas, la raza de seres
superiores, estaban predestinadas a gobernar a sobre las razas inferiores.
“Herbert Spencer, el sociólogo inglés, inició la aplicación de ese pensamiento biologista en
la conducta social humana. Había desarrollado desde muy temprano tales ideas bajo los
estímulos de Malthus y con el advenimiento del darwinismo las elaboró hasta convertirlas
en una concepción que se denominó darwinismo social.

23

II) AUTOEVALUACIONES. Objetivo 1.
I) A continuación se te presentan los siguientes enunciados. Identifica la alternativa
(respuesta) que corresponda a cada uno.
ENUNCIADOS
ALTERNATIVAS
1) Teoría más aceptada que explica el origen del Universo. A) 5.6 millones de años.
2) Fecha que se calcula corresponde al antepasado más B) Homo Habilis.
antiguo de simios y del género homo.
C) Big Ban o la gran explosión
3) El representante más antiguo del género homo ha sido D) Charles Darwin
denominado:
E) 2.5 millones de años.
4) Supervivencia de los más aptos y de los mejor dotados
son términos que corresponden a la teoría de:
II) Selecciona la alternativa (respuesta) que corresponda a los siguientes enunciados.
5) Los primeros rasgos de forma humana que debió tener el individuo del genero homo
fueron:
A) Cráneo más grande, marcha erguida, un lenguaje.
B) Mayor capacidad craneal, marcha erguida, un lenguaje.
C) Bipedismo, Torax ancho, pómulos pronunciados.
6) La selección natural es un proceso estocástico, esto significa que está regido por:
A) Por fuerzas sobrenaturales.
B) Por el azar.
C) Por los cambios climáticos.
7) teoría que plantea que un gen mutante puede difundirse entre la población sin
necesidad de tener ventaja selectiva.
A) Teoría neutralista
B) Teoría darwinista
C) Teroría lamarkiana
III) Responde si los siguientes enunciados son Verdaderos o Falsos.
ENUNCIADOS
ALTERNATIVAS
8) Las primeras moléculas que dieron inicio a la vida en el Planeta A) VERDADERO.
tierra estaban compuestas por carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxigeno
y fósforo.
B) FALSO
9)Según Lamarck, el medio exterior no influye para nada en la
aparición de nuevas propiedades en los individuos.
10) Los neodarwinistas insisten en que es la mutación la que impulsa
la evolución aumentando la variabilidad.
11) La teoría creacionista plantea que el mundo fue creado hace seis
mil años y en seis días por un ser supranatural
12) El darwinismo social plantea que el progreso cultural y biológico
de las razas y las naciones depende de la competencia entre los más
aptos
Coteja tus Respuestas
24

UNIDAD I. Objetivo 2
III Introducción.
2. Reconocer la importancia de la Cultura en los procesos de hominización.
2.1. Cultura y sociedad.
2.1.1. El largo camino.
2.2. Lenguaje y Cultura.
2.3. Mecanismos de cambio Cultura.
2.3.1. La Cultura es compartida.
2.3.2. La Cultura es general y es específica.
2.3.3. Etnocentrismo y Relativismo Cultural.
2.3.4. Mecanismos de cambio Cultural.
IV Autoevaluaciones.

1

1) Introducción
El despegue cultural, asociado con la capacidad para la cultura, es un tema que sigue
girando en torno a probabilidades y supuestos. El hombre es el único ser viviente que hace
cultura y la base de esta cultura está asociada con la evolución que el organismo humano
experimentó a lo largo de millones de años empujado por la selección natural.
Probablemente los primeros homínidos al igual que los actuales poseyeron y poseen una
capacidad biológica que les permiten construir, crear, recordar y transmitir toda una
estructura simbólica necesaria para la adaptación de la especie y supervivencia.
Adaptación humana, la denominan los biólogos, en la cual confluyen elementos biológicos
y culturales como el lenguaje, el empleo de herramientas, el aprendizaje y el pensamiento
simbólico que junto a otros de no menor importancia son necesarios para que el individuo
pueda dominar el medio y construir sociedad.

2

Objetivo 2: Reconocer la importancia de la cultura en los procesos de socialización

Hace aproximadamente entre 100 mil y 300 mil años apareció en África el Homo sapiens,
(de hecho, existe un acuerdo entre los científicos que fue en África donde aparecieron los
primeros H. sapiens), pero que estos primeros humanos pensaran como nosotros, es decir,
que dominaran razonamientos simbólicos, es sólo una probabilidad.
Posiblemente, esa capacidad de razonar simbólicamente, pudo haber tenido lugar hace
unos 60 mil años atrás. Las investigaciones realizadas por el paleoantropólogo Richard
Klein de la Universidad de Stanford y publicadas en la Revista Nacional Gegraphics (Edición
especial verano 2002) indican que el acto de razonar estratégicamente fue un proceso de
evolución ligado a formas de supervivencia
“Hace más de 60 mil años, la población del Klasies (Sudáfrica) no sabía pescar… hace unos
20 mil años los sedimentos estaban llenos de espinas.En sedimentos posteriores abundan
los de animales peligrosos: jabalíes y búfalos” (Nacional Geographic en español, Edición
especial verano 2002:150).
Los cambios observados condujeron a la hipótesis que la aparición de habilidades, como
por ejemplo la de pescar y cazar, estaban asociadas con la capacidad de razonar
simbólicamente, tener pensamiento abstracto, poder planificar el futuro, construir símbolos
y tener un lenguaje; vale decir construir una cultura.

Marvin Harris plantea que:
“… para aprender una lengua los niños tiene que ser capaces de probar y mejorar sus
conocimientos sobre morfemas, fonemas y gramática por medio de intercambio de
3

experiencias con otras personas. Es decir, que auque los seres humanos tienen una
capacidad especifica de especie única para el lenguaje, eso no quiere decir que vamos a
aprender a hablar automáticamente tan pronto como escuchemos a otro a hablar” (Harris,
2001:79).
Pero a demás el lenguaje humano a diferencia del lenguaje “ animal”, es intencional.
Lorenz expresa en relación al lenguaje animal lo siguiente
“Ningún animal expresa nada con la intención consciente de inducir a los otros de su
especie a una determinada forma de comportarse. Todos los sonidos y movimientos
expresivos que permitan “entenderse” a los animales son emitidos como interjecciones
puras y simples” (Lorenz, 1993: 111.)
Respecto a la trascendencia del lenguaje humano, J. V. Widmann (citado por K. Lorenz)
cuenta una leyenda en la que el mítico rey Salomón hablaba con los todos animales por el
poder que le transmitía un anillo mágico. El propio Lorenz dice que él puede, sin poderes
mágicos, “hablar” con algunas especies de animales.
“Nada de particular tiene el entender el “vocabulario” de algunas especies de animales”
(Lorenz, 1993:104-105). Hablar, se refiere el autor, en el sentido de descifrar el código de
señales y movimientos que poseen las especies de animales, pero autor, premio Nóbel de
medicina en 1973, está muy claro que los animales no poseen un lenguaje en la forma que
lo poseen los humanos. Lo expuesto por Lorenz, principal representante de la ciencia de la
etología moderna (En psicología y biología etología se refiere a: estudio comparado de la
conducta, en particular de las formas inferiores de la vida animal en relación con su hábitat
natural) moderna se resume de la siguiente manera:

“Cada individuo de una especie de animal superior, principalmente de las especies sociables, como la
grajilla o la oca, dispone de manera innata, de un código de señales completo…También es innata la
facultad de emitir señales y la de “entenderlas” correctamente” (Lorenz, 1993:105)

Pero en la medida en que la observación y el experimento se profundiza, acota el autor, se
va desdibujando una posible comparación entre lenguaje humano y lenguaje animal,
especialmente cuando se observa que el “lenguaje” animal no posee intencionalidad
respecto a poder influenciar sobre el comportamiento de sus semejantes” (Lorenz,
1993:106).
4

Incluso, los experimentos para enseñar a hablar a especies animales superiores como por
ejemplo el chimpancé no han tenido los resultados propuestos, es decir, que estos, por
ejemplo, logren comunicarse entre sí sin la mediación de un humano.
¿Por qué el lenguaje hace más apto a los humanos?
El lenguaje hablado fue posterior al lenguaje de los signos y símbolos, pero a diferencia de
estos, esa capacidad de articular palabras fue el que posibilitó el despegue de la cultura.
La lingüista rumana, Tatiana Slama Cazacu, refiriéndose a las ventajas que proporciona el
lenguaje a los humanos dice: “El lenguaje hablado representa, en efecto, el medio de
expresión más evolucionado, el más flexible, el más apto para dar cuenta tanto de los
matices afectivos como de los más elevados pensamientos abstractos” (Slama Cazacu,
1970:56)
Para que se produzca la articulación de palabras es necesaria también la existencia de un
refinado aparato fonador, lo que significa que exista una faringe y una cavidad bucal
dispuesta de tal modo que permita la articulación de sonidos. En todo caso, la idea no es
profundizar en la anatomía bucal sino en los efectos sociales que este fenómeno ha tenido
sobre la construcción de cultura.
La capacidad de comunicación es otro elemento que contribuyo enormemente al despegue
cultural pero este despegue no hubiese sido posible sin la colaboración entre miembros del
grupo puesto que un individuo solo no tiene la posibilidad de compartir y de competir. Es
pues, la transmisión del aprendizaje, lo que le asigna a la cultura uno de sus principales
rasgos.

La definición del término cultura es muy variada y casi siempre está relacionada con la
capacidad exclusivamente humana de crear símbolos. Clifford Gertz, citado por Phillip K.
concibe la cultura como ideas basadas en el aprendizaje de símbolos, como “mecanismos
de control –planos, recetas, reglas, construcciones- , lo que los técnicos en ordenadores
llaman programas para regir el comportamiento” (Phillip K., 1997:18). Para Gertz, la
noción de símbolo.
Esta definición restringida del término cultura, no sería en todo caso la más adecuada,
puesto que deja por fuera actividades, procesos, y comportamientos, tantos generales
como específicos del género humano. Una definición acertada será:

5

¿Qué es la cultura?

El antropólogo Edwar B. Taylor construyó una de las definiciones más acertadas sobre
cultura. La define en el contexto de las leyes del pensamiento humano y de las actuaciones
del hombre, es decir, en el ámbito de su contexto social específico.
Para Taylor la cultura es
“Ese todo complejo que comprende conocimientos, creencias, arte, moral, derecho,
costumbres y cualquiera otras capacidades y hábitos adquiridos por el hombre en tanto
miembro de la sociedad” (Harris, 2001:20)

La cultura es un atributo no de los individuos per se, si no de los individuos en cuanto que
miembros de grupos. La Cultur se transmite en la sociedad. Aprendemos nuestra cultura a
través de la observación, escuchando, conversando e interactuando con otra gente. Las
creencias culturales compartidas, los valores, los recuerdos, las esperanzas y las formas de
pensar y actuar pasan por encima de las diferencias entre las personas. La enculturación
unifica a las personas al proporcionarnos experiencias comunes (Kottak, 1.997:22).

Phillip K. dice, que existen variadas formas de aprendizaje cultural, estos son: individual
situacional, social situacional y aprendizaje cultural. Los dos primeros son comunes entre
los animales y en donde el lenguaje no interviene necesariamente. “…el aprendizaje
cultural. Este depende de la capacidad exclusivamente desarrollada por los humanos de
utilizar símbolos, signos que no tienen una conexión necesaria ni natural con aquello a lo
que representan” (Phillip K., 1997:18). De tal modo que la conexión cultura – símbolo –
aprendizaje está fuertemente ligada a la evolución de los homínidos.
El aprendizaje individual situacional, que se da cuando un animal aprende de, y basa su
futuro comportamiento en, su propia experiencia; por ejemplo, evitando el fuego tras
descubrir que quema.
Aprendizaje social situacional: Los animales también hacen gala de aprendizaje social
situacional en el que aprenden de otros miembros del grupo social, no necesariamente a
través del lenguaje.

6

Finalmente esta el aprendizaje cultural. Este depende de la capacidad exclusivamente
desarrollada por los humanos de utilizar símbolos, signos que no tienen una conexión
necesaria ni natural con aquello a lo que representa.

Precisamente, una característica fundamental de la evolución hominida es su dependencia
del aprendizaje cultural; mediante la cultura la gente crea, recuerda y maneja las ideas
controlando y aplicando sistemas específicos de significado simbólico, lo que Clifford G.
Denomina programas.

Estos programas son absorbidos por las personas a través de la enculturación en
tradiciones particulares. La gente hace suyo gradualmente un sistema previamente
establecido de significado y de símbolos que utiliza para definir su mundo, expresar sus
sentimientos y hacer sus juicios. Luego, este sistema les ayuda a guiar su comportamiento
y sus percepciones a lo largo de sus vidas.
Todas las personas comienzan inmediatamente a través de un proceso de aprendizaje
consciente e inconsciente y de interacción con otros, a hacer suya, a incorporar una
tradición cultural mediante el proceso de enculturación. A veces la cultura se enseña
directamente, como cuando los padres enseñan a sus hijos a decir “gracias” cuando algo
les da algo o les hace un favor.
Otra de las variadas formas de aprender cultura es por la vía de la observación. La cultura
se transmite también a través de la observación. Los niños prestan atención a las cosas
que suceden a su alrededor y modifican su comportamiento no sólo porque otros les dicen
que lo hagan, si no como resultado de sus propias observaciones y de una creciente
conciencia de lo que su cultura considera bueno y malo.

Todas las poblaciones humanas tienen cultura, por lo que estas se convierten en una
posesión generalizada del género Homo. Ésta es la cultura (con C mayúscula) en un
sentido general, una capacidad y una posesión compartida por los hominidos. Sin
embargo los antropólogos también utilizan la palabra cultura para describir las diferentes y
diversas tradiciones culturales de sociedades específicas. Esta es la cultura (con c
minúscula) en el sentido específico. La humanidad comparte la capacidad para la cultura,
pero la gente vive en culturas particulares, donde esta esculturada en líneas diferentes.
Todas las personas se desarrollan con la presencia de un conjunto particular de reglas
culturales transmitidas de generación en generación. Éstas son las culturas específicas o
las tradiciones culturales que estudian los antropólogos (Kottak, 1.997:22).
7

l

La construcción de símbolos y signos ha sido una de las actividades culturales mas
significativas en todas las sociedades. Desde las culturas totémicas hasta las
representaciones imperialistas el hombre siempre se ha manifestado.

Una de las principales metas de la antropología es combatir en etnocentrismo, la tendencia
a aplicar los propios valores culturales para juzgar el comportamiento y las creencias de
personas criadas en otras culturas. El etnocentrismo es un universal cultural. En todas
partes la gente piensa que las explicaciones, opiniones y costumbres que les resultan
familiares son ciertas, correctas, adecuadas y morales. Ven el comportamiento diferente
como extraño o salvaje (Kottak, 1.997:25).
Lo opuesto al etnocentrismo es el relativismo cultural, que argumenta que el
comportamiento de una cultura particular no debe ser juzgado con los patrones de otra.
Esta posición también puede provocar problemas. Llevado al extremo, el relativismo
cultural arguye que no hay una moralidad superior, internacional o universal, que las
reglas éticas y morales de todas las culturas merecen igual respeto. Desde el punto de
vista del relativismo extremo, la Alemania nazi se valora tan neutralmente como la Grecia
clásica (Kottak, 1.997:26).
l
En biología, las diferentes especias no pueden compartir sus genes, mientras que las
culturas en contacto pueden intercambiar rasgos mediante el préstamo o la difusión. La
difusión es un importante mecanismo de cambio cultural, que se ha dado a lo largo de
toda la historia de la humanidad, porque las culturas nunca han estado aisladas. Como ya
señaló hace mucho tiempo el antropólogo Franz Boas, el contacto entre tribus vecinas ha
existido y ha abarcado enormes áreas. La difusión es directa cuando dos culturas realizan
intercambios matrimoniales, libran una guerra, comercian entre sí o cuando ven el mismo
programa de televisión (Kottak, 1.997:28-29).
La aculturación, otro mecanismo de cambio cultural, consiste en el intercambio de rasgos
culturales resultante de que los grupos estén en contacto directo continuado. Los
patrones culturales originales de cada uno o de ambos grupos pueden verse alterados por
este contacto. Solemos hablar de aculturación cuando el contacto se produce entre
culturas o naciones; algunos elementos de las culturas varían, pero cada grupo permanece
distinto (Kottak, 1.997:29).

8

4) AUTOEVALUACIONES. Objetivo 2.
I) A continuación se te presentan los siguientes enunciados. Identifica la alternativa
(respuesta) que corresponda a cada uno.
ENUNCIADOS
ALTERNATIVAS
1) Se presume que la capacidad para razonar simbólicamente A) La transmisión del
entre los humanos se inicio aproximadamente hace:
aprendizaje
2) Uno de los principales rasgos de la cultura es:
B) Cultura
3) Complejo que comprende conocimientos, creencias, arte, C) 60 mil años atrás
moral, derecho, costumbres y otras capacidades y hábitos D) Cultura específica
adquiridos por el hombre en tanto miembro de la sociedad.
E) 35.400 años
4) Término que se usa para describir las diversas y diferentes
tradiciones de sociedades específicas.
II) Selecciona la alternativa (respuesta) que corresponda a los siguientes enunciados.
5) Los cambios en la especie homo, como por ejemplo la aparición de habilidades. Estaban
asociados a:
A) Su mayor volumen craneal
B) Capacidad de razonar.
C) El bipedismo
6) Término que se utiliza para designar una forma de aprendizaje cultural en el cual la
interacción entre individuos los unifica, especialmente por el intercambio de experiencias
comunes.
A) Enculturación
B) Etnocentrismo
C) Darwinismo Social
7) Término que se utiliza para designar la tendencia a aplicar los propios valores culturales
para juzgar el comportamiento y las creencias de personas criadas en otras culturas.
A) Relativismo Cultural
B) Difusión cultural
C) Etnocentrismo
III) Responde si los siguientes enunciados son Verdaderos o Falsos.
ENUNCIADOS
ALTERNATIVAS
8) El lenguaje hablado fue posterior al lenguaje de los signos y los A) VERDADERO.
símbolos.
9) El Relativismo Cultural argumenta que una cultura no debe ser B) FALSO
juzgada con los patrones de otra.
10) Las culturas en contacto no pueden intercambiar rasgos.
11) Lorenz plantea que el lenguaje animal posee intencionalidad.
12) El aprendizaje cultural depende entre humanos depende de los
símbolos.

9

Respuestas de las Autoevaluaciones
Unidad I. Objetivo 1

Unidad I. Objetivo 2

1C, 2A, 3B, 4D, 5B, 6B, 7ª, 8V, 9V, 10V, 1C, 2B, 3B, 4D, 5B, 6AA, 7C, 8V, 9V 10F,
11V, 12V.
11F, 12V.
BIBLIOGRAFÍA
ABERCOMBRIE, M. Hickman, C. J. y Jonson, M. L. 1970. Diccionario de Biología.
Editorial Labor, S. A. Barcelona (España).
ARSUGA, Juan Luis y MARTÏNEZ, Ignacio. 2001. La Especie Elegida. Ediciones Temas de
Hoy, Colección Booket. Madrid (España).
BOHANNAN, Paul y GLAZER, Mark. 1994. Antropología. Lecturas. Editorial McGraw-Hill.
México, D. F.
DARWIN. 1979. El Origen de las Especies. Tomo I. Editorial Antalbe. Barcelona
(España).
DE SAUSSURE, Ferdinand. 1971. Curso de Lingüística General. Editorial Losada, S. A.
Buenos Aires (Argentina).
GEERTZ, Clifford. 1966. Los usos de la diversidad. Ediciones Paidós. Barcelona
(España).
HARRIS, Marvin. 2002. Antropología cultural. Alianza Editorial. Salamanca (España).
HOAGLAND, M. 1985. Las Raíces de la Vida. Editorial Salvat. Navarra (España).
LINTON, Ralph. 1998. Estudio del Hombre. Fondo de Cultura Económica. México, D.F.
LORENZ, Konrad. 1993. El Anillo del Rey Salomón. RBA Editores. Barcelona (España).
MARX y ENGELS. S/f. Obras Escogidas. Editorial Progreso. Moscú (Rusia).
MONTAGU, Ashley. 1993. Qué es el hombre. Editorial Paidós. Barcelona (España).
NATIONAL GEOGRAPHIC EN ESPAÑOL, Agosto de 2002. ¿El Precursor?
NATIONAL GEOGRAPHIC EN ESPAÑOL, Edición Especial Verano de 2002. Los Orígenes
del Hombre.
PHILLIP K. Conrad. 1997. Antropología Cultural. Espejo para la humanidad. Editorial
McGraw-Hill. Madrid (España).
SLAMA-CZACU, Tatiana. 1970. Lenguaje y Contexto. Editorial Grijalbo. Barcelona
(España).
WOLMAN, Benjamín. 1984. Diccionario de Ciencias de la Conducta. Editorial Trillas.
México, D. F.

10