You are on page 1of 8

Escuela Normal Urbana Federal

Prof. J. Jesús Romero Flores
ÍNDICE

INTRODUCCIÓN................................................................................................... 2
LA EDUCACIÓN.................................................................................................... 3
CONCLUSIONES................................................................................................... 9
BIBLIOGRAFÍA.................................................................................................... 10

INTRODUCCIÓN
Si bien, el arte de ser docentes tener la pasión, la ciencia y el compromiso, de
esculpir el cuerpo, la mente y el espíritu de los seres humanos, cosa que no es
nada fácil ya que cuenta con un alto grado de responsabilidad, busca que las
personas puedan aspirar a tener un mejor futuro tanto en el ámbito laboral como
en los valores que se crean con la sociedad y así mismo el fomentar una crítica
positiva e individual en cada una de las personas, últimamente se ha visto dañada
su imagen debido a todo lo acontecido a lo largo de unos años pasados en donde
los medios de comunicación en conjunto con el gobierno se han visto involucrados
en desprestigiar dicha profesión.
Los docentes año con año tienen que ir cumpliendo las expectativas que se les
van imponiendo tanto laborales, como personales, por eso, en este ensayo se
rescataran algunos aspectos que abordan el tema educativo y cuán importante es
en nuestra actualidad, porque cabe destacar que en la educación hay varios
factores que la integran; los maestros, alumnos, sociedad.

“El arte de ser docente”

1

Escuela Normal Urbana Federal

Prof. J. Jesús Romero Flores
¿Qué es la educación?
La educación puede definirse como el proceso de socialización de los individuos.
Al educarse, una persona asimila y aprende conocimientos. La educación también
implica una concienciación cultural y conductual, donde las nuevas generaciones
adquieren los modos de ser de generaciones anteriores.
En el caso de los niños, la educación busca fomentar el proceso de estructuración
del pensamiento y de las formas de expresión. Ayuda en el proceso madurativo
sensorio-motor y estimula la integración y la convivencia grupal.
La educación es un aspecto que ha estado presente desde tiempos muy remotos,
en la antigua Grecia según estuvieran acomodadas las familias, recibían la
educación, es decir, si los niños pertenecían a una familia económicamente
favorable, asistían a la escuela y su profesor era un esclavo que estaba encargado
de vigilar que los niños se comportaran bien y que repasaran sus lecciones, por el
contrario, si la familia no tenia una economía buena, los niños tenían que ser
educados en la casa, en donde los papás eran los encargados de su educación,
en Grecia si los maestros y alumnos eran buenos se les premiaba y si no, se les
capacitaba.
Éste es un asunto que se ve hoy en día, quizá no de la misma magnitud que
antes, pero si con ciertos aspectos parecidos, debido a que cuando se tiene la
capacidad económica se mandan los niños a estudiar, mientras que otros lugares
que son muy pobres, la única educación que reciben es la de su hogar y, referente
a las reformas, anteriormente se premiaba a los buenos maestros y buenos
alumnos, pero si no eran tan buenos no pasaba nada solo se les capacitaba para
que pudiesen lograr a ser mejores, actualmente se plantea un panorama similar
pero en donde a los “malos maestros” se les castigara, mientras que a los buenos,
seguirán igual con su trabajo.

“El arte de ser docente”

2

Escuela Normal Urbana Federal

Prof. J. Jesús Romero Flores
La educación cómo el proceso que es, cuenta con muchos factores que se ven
involucrados para la buena aplicación de ésta.

Los 7 saberes de la educación
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.

Una educación que cure la ceguera del conocimiento.
Una educación que garantice el conocimiento pertinente.
Enseñar la condición humana.
Que enseñe la identidad terrenal.
Que enseñe a enfrentar las incertidumbres
Enseñar la comprensión.
La ética del género humano.

Estos son saberes que ayudaran al docente a tener una mayor capacidad

De aprendizaje tanto para el como para los alumnos, ya que en estos siete
aspectos se abordan una amplia gama de factores que son necesarios para el
buen funcionamiento de la educación y por ende de la sociedad.

Pero no bastan estos saberes, también debe de contar con ciertas características
para poder ejercer la profesión de una forma acorde a lo esperado de un ser
docente.
Tiene que ser una persona con buen sentido del humor pero que sepa poner
limites, mostrar un interés hacia los alumnos y su aprendizaje, despertar en ellos
el deseo ser autosuficientes, no tener preferencias entre éstos, siempre ser justo,
brindar una confianza, respetar las opiniones, no mostrarse superior ante los
demás, exigir trabajos bien hechos, pero al mismo tiempo ser comprensible con
los alumnos, en fi, son muchos aspectos que debe tener un buen maestro, que
con voluntad y una verdadera vocación se puede lograr con una mayor facilidad.

“El arte de ser docente”

3

Escuela Normal Urbana Federal

Prof. J. Jesús Romero Flores
El docente además de lo mencionado anteriormente, debe también que desarrollar
los cuatro pilares de la educación que son:

Aprender a conocer: es el aprendizaje que se nos brinda en las escuelas,
con el fin de que las personas sean capaces de desarrollar todas sus
capacidades, despertar su curiosidad intelectual, su sentido crítico y estar
abierto a un proceso de formación constante “aprender a aprender”.

Aprender a hacer: Está

ligado con el punto anterior, este es el punto

sucesor y se refiere al como enseñar al alumno a poner en práctica sus
conocimientos ya adquiridos y cómo poder aplicarlos en la vida cotidiana y
laboral.

Aprender a vivir juntos: consiste en conocer primeramente cómo somos
nosotros y tener en cuenta que todas las personas somos diferentes entre
sí, por ende, cada una tenemos nuestra propia forma de pensar, nuestras
fortalezas y debilidades que quizá no cuenten otras, por eso es importante
que desde una temprana edad se enseñe convivir a los menores y a
fomentar el respeto entre toda una sociedad.

Aprender a ser: es un punto muy importante, ya que no solo tiene que ver
con los conocimientos intelectuales, sino también en la forma de
comportamiento, ser integro, contar con una espiritualidad sana, ser
autónomo, saber llevar acabo los tres puntos anteriores.

“El arte de ser docente”

4

Escuela Normal Urbana Federal

Prof. J. Jesús Romero Flores
Estos últimos pilares, son los dos

que principalmente se han dejado a un lado

con las nuevas exigencias de los maestros, que buscan más el intelecto
académico y se olvidan de la convivencia y de ellos mismos como personas.
Un excelente docente será “aquel que, enseñando poco hace nacer en el alumno
un deseo grande de aprender”.

Arturo Graf
Haciendo referencia a la frase anterior en dónde no basta con enseñar mucho, o
saber demasiado, si no que hay que saber la forma de transmitirlo y de dejar la
incertidumbre en cada alumno para que sienta un gusto de aprender, en la lectura
de “Aprendices de Maestros” se habla de las motivaciones que se tuvieron para
llegar a ala determinación de querer ser docente y nos sirve a modo de reflexión
para tener claro si es esto lo que en verdad queremos como personas, si es la
profesión que nos “llena”. Muchas veces la familia es un factor muy importante que
influye en las decisiones que hemos tomado, por eso durante clases se hizo una
línea de tiempo en la cual planteábamos los acontecimientos mas relevantes que
nos habían llevado a la toma de decisión de ser un futuro docente. La sociedad
prescribe sobre la manera en que los futuros docentes deben formarse. La
pregunta “¿Por qué escogimos ésta carrera?” quizá se oye fácil, pero lo importante
es razonarla personalmente y valorar el hecho o los sucesos que nos han llevado
hasta aquí y sí en verdad es lo que buscamos en un futuro.
No hay que dejar de un lado, el hecho de que se debe de saber con claridad cómo
aprenden los niños, esto se puede lograr con la asistencia a las prácticas,
primeramente como observador para posteriormente efectuar las prácticas uno
mismo.
La tarea de formarse no es sencilla y es un proceso que depende de nosotros
mismos, durante la formación se tiene que desarrollar los pilares de la educación
así como los siete saberes, competencias y características de un profesor,

“El arte de ser docente”

5

Escuela Normal Urbana Federal

Prof. J. Jesús Romero Flores
además de que ésta tarea es continua y no basta con lo adquirido durante la
estancia en la escuela ni durante clases, sino de forma independiente informarse
más sobre los temas y de como se está en la actualidad.
Para ser un buen maestro también debe de haber una formación doble, que no es
más que el enseñante debe de contar con una formación científica, literaria,
artística y una formación profesional que se reduce a una formación pedagógica.
En la escuela normal se efectúa la formación de formadores, es decir, una
institución que enseña a los futuros profesores cómo enseñar a los alumnos, la
normal es una institución que, como su nombre lo dice, sirve de modelo para que
se fomentes otros del mismo genero (los profesores).
Pero, un profesor “¿nace o se hace?”
Es una pregunta interesante, muchos pensaran que nace, con esto relacionado a
que la persona muestra una cierta inclinación a la docencia desde muy pequeño o
un interés para ser profesor, a lo que le damos el nombre de vocación.

Sin

embargo, se puede ingresar a la normal sin la intima intensión de ser un profesor
pero, que en el transcurso del tiempo, puede crearse esa incertidumbre, ese
deseo de enseñar a los alumnos, de dejarlos marcados de una forma especial que
les servirá en su vida y saber que en un futuro ellos pueden lograr tener una vida
mejor y tener la satisfacción de que uno aporto una parte en esa persona para que
pudiese lograrlo. Por eso, cuando a un normalista se le dice “no tienes vocación”
es cómo cortarles las alas sin antes saber él que las tiene.
Durante un trayecto se van forjando a los futuros docentes, y como se había
mencionado, la educación es un ámbito en que no solo el profesor se ve
involucrado.
La sociedad influye en la formación requerida, la cual debe ser inicial, continua y
sobre todo permanente. La formación dada es la que como docentes se imparte

“El arte de ser docente”

6

Escuela Normal Urbana Federal

Prof. J. Jesús Romero Flores
en las aulas, mientras que la educación sancionada es aquella que forma parte de
la tradición familiar y la educación certificada que se trata de la acreditación y el
nivel de correspondencia.
La construcción de la identidad profesional y su posible choque con la realidad
esta íntimamente ligado a las expectativas de la sociedad, dependiendo del
contexto así mismo será lo que se espera de un docente. Las expectativas y
realidades, estereotipos y condiciones de trabajo, contribuyen a configurar el autoconcepto, autoestima y la propia imagen social.
Durante la mesa redonda que se tuvo se abordaron temas desde los motivos que
orillaron a los participantes para decidir ser maestros, como los aspectos que
viven día a día siendo ya su profesión el ser docente y se pudo ver que no tenían
varios la incertidumbre de ser maestros al principio pero que forme iba pasando el
tiempo iban descubriendo cuán maravilloso es serlo o aspirar a lograr serlo,
mientras que otros desde edades muy tempranas ya tenían esa inclinación y que
con el transcurso del tiempo les iba gustando cada vez más, en ambos casos
están expuestos a la critica social y por ende a afrontar todos los problemas que
se les presenten, ya que, como se ha mencionado, la sociedad influye en el cómo
se requiere un docente.

CONCLUSIONES
La educación es un aspecto de suma importancia en nuestra vida, gracias a que
esta nos ayudara a desenvolvernos tanto en el ámbito social, como en el laboral, y
auguramos a tener un futuro mejor con más puertas abiertas para nosotros.
El hecho de estar en una normal no nos hace ya maestros ni mucho menos
buenos candidatos a serlos, eso es un aspecto intimo y personal, que solo

“El arte de ser docente”

7

Escuela Normal Urbana Federal

Prof. J. Jesús Romero Flores
nosotros podemos forjarnos, si queremos ser buenos maestros lo vamos a hacer,
porque siempre estaremos en constante formación y aprendizaje, realizando las
actividades que sabemos que nos servirán a transmitir nuestros conocimientos y a
dejar una huella positiva en cada uno de nuestros alumnos, no basta con tener un
promedio excelente o saber hablar bonito ante los padres de familia, el ser
maestro va más allá de eso, es un compromiso, personal y con la sociedad.
Se necesitan reformas que atiendan verdaderamente a las necesidades de la
sociedad y que beneficien a la mayoría no solo a unos pocos, pero para empezar,
debemos de cambiar nosotros, los futuros docentes que queremos ser, y asi
mismo los que ya lo son, pero no solamente nosotros, sino toda la sociedad en
general, porque como ya se había mencionado, la educación no solamente
depende del maestro, sino es un conjunto donde participan maestros, alumnos,
padres de familia y la sociedad.
El arte de ser un buen docente no es sencilla y posiblemente menos estos días,
pero es algo que todos necesitamos, necesitamos tener una buena educación que
nos ayude a ser críticos, autónomos y buenas personas.

BIBLIOGRAFÍA

FERRY, G. El trayecto de la formación.El enseñante entre la teoría y la

práctica. México, Paidós, 1990.
GARCÍA Marcelo. Formación

Educativo.Barcelona, EUB-Poblagrafic S. L, 1995.
SHUTZ. Aprendices de maestros. México, Pomares, 1973.

del

Profesorado

“El arte de ser docente”

para

el

Cambio

8