You are on page 1of 4

ANO I

Jerusalem Palestina nº7

Jesús llama a cuatro pescadores
"BOGAD A MAR PROFUNDA Y ECHAD VUESTRAS REDES"
LUCAS 5, 1-11
Se encontraba Jesús de pie jun-
to al lago de Galilea y multitud de
gente se ha agolpado sobre Él pa-
ra oír la palabra de Dios.
Ha visto dos barcas que estaban
en la orilla del lago mientras que
sus pescadores, que habían des-
cendido de ellas, se ocupaban en
lavar las redes.
Entonces ha subido a una de las
barcas, que era de Simón, le ha
pedido que se alejase un poco de
tierra y se ha puesto a predicar a
la multitud desde la barca.
Cuando ha terminado de hablar,
le ha dicho a Simón:
—"Boga a mar profunda y echad
vuestras redes para pescar".
-"Maestro, durante toda la no-
che -le ha respondido Simón- he-
mos trabajado duramente y no he-
mos pescado nada pero, confian-
do en tu palabra, echaré las redes".
Habiéndolo hecho, han pescado tal cantidad de peces El estupor se ha apoderado de él y de sus compañeros
que las redes han estado a punto de romperse, han llama- ante la gran cantidad de pesca que han logrado.
do a los compañeros de la otra barca para que vinieran a Lo mismo les ha sucedido a Santiago y a Juan, los hijos
ayudarles y, una vez llegados, han llenado de tal manera de Zebedeo, que son socios de Simón. Jesús le ha dicho a
las dos naves que casi se hundían. Simón:
Al ver esto Simón Pedro, se ha puesto de rodillas a los -"Cálmate. De ahora en adelante, pescarás hombres".
pies de Jesús y le ha dicho: Y, cuando han conducido las barcas a tierra, lo han
-"¡Aléjate de mí, Señor, porque soy hombre pecador!". abandonado todo y se han ido con É l .

Jesús "pesca" pescadores Cuatro pescadores
en el mar de Galilea se van con Jesús
LOS PRIMEROS CUATRO QUE "OS HARÉ PESCADORES DE HOMBRES",
SE VAN CON JESÚS LES HA PROMETIDO

MARCOS 1, 16-20 MATEO 4, 18-22
Al pasar junto al mar de Galilea, Jesús ha visto a S i - Mientras caminaba junto al mar de Galilea, Jesús ha
món y a Andrés el hermano de Simón, que tenían echa- encontrado a dos hermanos -Simón llamado Pedro y su
das sus redes en el mar pues son pescadores, y les ha hermano Juan- que estaban echando la red circular al
dicho: mar, pues son pescadores, y les ha dicho:
-"Venios conmigo y haré que lleguéis a ser pescadores -"Venios conmigo y os haré pescadores de hombres".
de hombres". Ellos han dejado las redes al instante y se han marcha-
Al momento, han dejado las redes y le han seguido. do con É l .
No había andado mucho cuando ha visto a Santiago, el Siguiendo más adelante, ha visto a otros dos herma-
hijo de Zebedeo y a su hermano Juan, que estaban tam- nos -Santiago el hijo de Zebedeo y su hermano Juan-
bién en su barca arreglando las redes. que estaban en la barca con su padre, y les ha llamado.
Al instante les ha llamado y ellos, dejando a su padre Ellos, al instante, han dejado la nave y a su padre y le
en la nave con los asalariados, se han marchado tras E l . han seguido.
nº 7 Jerusalem

J e s ú s llama a un publicano Por qué no ayunan
los discípulos de Jesús
MARCOS 2, 13-14
Jesús ha salido de nuevo a la orilla del mar, toda la gen- "NO SE ECHA VINO NUEVO EN ODRES VIEJOS",
te se ha ido tras de Él y les estaba predicando.
DICE JESÚS
Al pasar, ha visto a Leví, el hijo de Alfeo, que estaba
sentado en su puesto de recaudación de tributos, y le ha
dicho: MATEO 9, 14-17
-"Sigúeme". Los discípulos de Juan se han acercado a Jesús y le han
Y, éste, levantándose, se ha ido con É l . preguntado:
-"¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos con fre-
cuencia mientras que tus discípulos no ayunan?".
Jesús les ha respondido:
-"¿Acaso pueden estar tristes los invitados a la boda
Leví ofrece a Jesús mientras está con ellos el novio? Ya vendrán días en que
les será arrebatado el novio y, entonces, ayunarán".
un gran convite "Nadie echa un remiendo de paño áspero en un vestido
viejo pues lo añadido tira del vestido y se hace un desga-
PUBLÍCANOS Y MUCHA GENTE rrón peor".
ASISTEN A LA COMIDA " N i se echa el vino nuevo en odres viejos pues se rom-
pen los odres, el vino se derrama y se pierden los odres.
LUCAS 5, 29-32
El vino nuevo se echa en odres nuevos y de este modo se
Leví ha organizado en su casa un gran convite para Je- conservan los dos".
sús y se han sentado con Él a la mesa gran cantidad de
publicanos y otras personas.
Los escribas y fariseos lo han criticado diciendo a sus
Discípulos:
-"¿Por qué coméis y bebéis con publicanos y pecado-
res?".
Jesús les ha respondido:
Los invitados no
-"No tienen necesidad de médico los que están sanos
sino los enfermos. No he venido a llamar a los justos sino ayunan mientras
a los pecadores para que se conviertan".
está el esposo
NADIE ECHA UN REMIENDO
DE PAÑO CRUDO
Numerosos publicanos EN UN VESTIDO VIEJO
y pecadores se sientan
con Jesús MARCOS 2,18-22

"NO HE VENIDO A LLAMAR A LOS JUSTOS SINO Los discípulos de Juan y los fariseos, que ayu-
nan, se han acercado a Jesús y le han preguntado:
A LOS PECADORES" -"¿Por qué, mientras los discípulos de Juan y los
fariseos guardan el ayuno, tus discípulos no ayu-
MARCOS 2,15-17 nan?".
Jesús se ha sentado a la mesa en casa de Leví y nume- Jesús les ha respondido:
rosos publicanos y pecadores también se han sentado con -"Acaso pueden ayunar los convidados a una
Él y sus Discípulos pues eran muchos y le seguían. boda durante el tiempo en que el novio está en su
Los escribas y fariseos, al ver que comía con publica- compañía? Mientras el novio está con ellos no pue-
nos y pecadores, han dicho a sus Discípulos: den ayunar. Días vendrán en que les será arrebatado
-"¿Cómo es posible que coma con publicanos y peca- el novio y, en aquellos días, ayunarán".
dores?". "Nadie echa un remiendo de paño crudo en un
Jesús lo ha oído y les ha dicho: vestido viejo porque, en ese caso, lo añadido tira
-"Los que están sanos no tienen necesidad de médico del paño viejo y hace una rasgadura aún mayor".
sino los que están enfermos. Yo no he venido a llamar a "Tampoco echa nadie vino nuevo en odres viejos
los justos sino a los pecadores". porque este vino rompería los odres, se derramaría
el vino y se perderían también los odres. El vino
nuevo debe echarse en odres nuevos".
Jerusalem nº7

Tras larga oración DOCE HOMBRES PARA
CONTINUAR LA OBRA DE JESÚS
Jesús elige a
doce Discípulos J esús ha pasado la no-
che en oración como
preludio de que iba a to-
triarcas, también el nuevo
Reino estará cimentado
sobre doce elegidos.
LUCAS 6,12-16 mar una medida impor- Tanto para los elegidos
Jesús salió al monte a orar y ha pasado toda la noche tante. Así ha sido: ha ele- como para el resto de los
haciendo oración a Dios. gido a doce hombres para oyentes ha sido una sor-
Cuando se ha hecho de día, ha llamado a sus discípulos que sean sus compañeros presa ir oyendo cada
y ha elegido a doce de ellos y les ha puesto el nombre de y para enviarlos a predi- nombre. Ninguno de ellos
Apóstoles: car. es personalidad destaca-
Simón, al que ha dado también el nombre de Pedro, y Jesús pretende que su da socialmente ni por su
Andrés su hermano, Santiago y Juan, Felipe y Bartolo- misión y su obra le sobre- sabiduría ni por su poder,
mé, Mateo y Tomás, Santiago el de Alfeo y Simón lla- vivan y se multiplique y, al con lo que su único título
mado el Zelote, Judas el de Santiago y Judas Iscariote, igual que el antiguo Israel es el de haber sido llama-
el traidor. arranca con los doce pa- do por Jesús.

Jesús elige a
doce para que
permanezcan con Él
MARCOS 3, 13-19
Jesús ha subido a una montaña, y ha llamado a los
que le ha parecido, y se han ido con É l .
Son doce los que ha elegido para que sean sus
compañeros y para enviarlos a predicar, con poder
de arrojar a los demonios.
Los doce elegidos son:
Simón, al que ha impuesto el nombre de Pedro,
Santiago el de Zebedeo y Juan hermano de Santiago,
a los que ha puesto el nombre de Boanerges, que
quiere decir "hijos del trueno", Andrés, Felipe, Bar-
tolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Tadeo
y Simón el cananeo, y Judas Iscariote que le va a en-
tregar.

Jesús elige a doce
Discípulos
MATEO 10, 1-4
Jesús ha llamado a doce Discípulos y les ha dado poder
para expulsar a los espíritus impuros y para curar toda en-
fermedad y toda dolencia.
Éstos son los nombres de los doce Apóstoles:
El primero, Simón, al que llaman Pedro, y Andrés su
hermano, Santiago el hijo de Zebedeo y su hermano Juan,
Felipe y Bartolomé, Tomás y Mateo el publicano, Santia-
go el de Alfeo y Tadeo, Simón, el Cananeo y Judas el Is-
cariote, que le entrega.
nº 7 Jerusalem

Los discípulos de Jesús Polémica con los fariseos
arrancan espigas en sábado sobre la observancia del sábado
"EL HIJO DEL HOMBRE ES SEÑOR
JESÚS AFIRMA QUE ES "SEÑOR DEL SÁBADO"
TAMBIÉN DEL SÁBADO"
MATEO 12, 1-8 LUCAS 6, 1-5
Jesús ha caminado a través de los sembrados y sus Dis- Mientras Jesús atravesaba unos sembrados el sábado,
cípulos, que tenían hambre, han comenzado a arrancar es- sus Discípulos han arrancado espigas y las han comido
pigas y a comerlas. tras desgranarlas con las manos. Algunos fariseos les han
Los fariseos, al verlo, le han dicho: dicho:
-"Tus Discípulos hacen lo que no está permitido hacer -"¿Por qué hacéis lo que no es lícito hacer en sábado?".
en sábado". Jesús les ha respondido diciendo:
Y Él les ha contestado: - " ¿ N i siquiera habéis leído lo que hizo David cuando
-"¿No habéis leído lo que hizo David cuando él y sus tuvo hambre él y los que le acompañaban; cómo entró en
hombres tuvieron hambre; cómo entró en la casa de Dios la casa de Dios, tomó los panes de la Proposición -que
y comieron los panes de la proposición, que no les era lí- solamente es lícito comer a los sacerdotes- y los comió él
cito comer ni a él ni a los que le acompañaban, sino sola- y los dio a los que iban con él?".
mente a los sacerdotes? O ¿no habéis leído en la Ley que " E l Hijo del Hombre -ha añadido- es Señor también
los sacerdotes, en el templo, quebrantan el sábado y no del sábado".
son culpables?".
"Pues yo os digo que aquí hay uno que es más grande
que el templo. Y, si hubieseis sabido qué significa Quiero
misericordia y no sacrificio', no habrías condenado a los Es lícito hacer el bien en sábado
que son inocentes. Porque el Hijo del Hombre es señor JESÚS SANA EN SÁBADO A UN HOMBRE QUE TENÍA
del sábado". UNA MANO SECA

MATEO 12,9-13
A continuación, Jesús ha entrado en la sinagoga de
ellos, donde había un hombre con una mano seca y le han
preguntado para acusarle:
El sábado -"¿Es lícito hacer una curación en sábado?".
Él les ha respondido:
fue instituido -"¿Hay alguno entre vosotros que, si tiene una sola
oveja y se le cae a un pozo en sábado no la coge y la sa-
para el hombre ca? ¡Cuánto más vale un hombre que una oveja! Por eso
es lícito hacer el bien, también en sábado".
LOS DISCÍPULOS HACEN EN Después ha dicho a aquel hombre:
SÁBADO LO QUE NO ES LÍCITO, -"¡Extiende tu mano!".
La ha extendido y ha quedado sana como la otra.
SEGÚN LOS FARISEOS
MARCOS 2, 23-28
Mientras Jesús atravesaba los sembrados el sába-
Espían a Jesús para ver
do, los Discípulos han comenzado a arrancar espi- si cura en sábado
gas a su paso y los fariseos le han dicho: LOS FARISEOS BUSCAN DE QUÉ ACUSAR A JESÚS
-"Mira ¿por qué hacen en sábado lo que no está
permitido?" MARCOS 3f 1-5
Él les ha explicado: Jesús ha entrado de nuevo en una sinagoga, en la que
-"¿Es que no habéis leído nunca lo que hizo Da- había un hombre con una mano seca, y le han observado a
vid cuando tuvo necesidad y estaban hambrientos él ver si le curaba en sábado para tener de qué acusarlo. En-
y los que le acompañaban? ¿No recordáis cómo, tonces ha dicho al hombre de la mano seca:
siendo Aleazar Sumo Sacerdote, entró en la casa de -"Colócate en medio".
Dios y comió los panes de la Proposición que sólo Y ha añadido, dirigiéndose a ellos:
pueden comer los sacerdotes, y dio también de ellos -"¿Es lícito, en sábado, hacer el bien o hacer el mal?,
a los que le acompañaban?". ¿salvar una vida o hacerla perecer?".
" E l sábado -ha continuado diciéndoles- fue insti- Ellos se han callado y Jesús, echando sobre ellos una
tuido para el hombre y no el hombre para el sábado. mirada llena de ira, apenado por su dureza de corazón, ha
De modo que el Hijo del Hombre es también Señor dicho al hombre:
del sábado". -"¡Extiende tu mano!".
La ha extendido y ha quedado curada.