Justificación del proyecto de escultura “Contradicción”

Supongo que a todo artista o aspirante a artista le llega el momento en que tiene que
justificar su obra. Este es mi momento y para que mi pensamiento tenga legitimidad, tendré
que respaldarme en pensadores ya reconocidos. El principal de estos pensadores en el que
me apoyare en este proceso será el filósofo alemán Hegel. Mi conocimiento de su
pensamiento aun es limitado, por lo que solo utilizaré algunos de sus principios. Mis
conclusiones quizás sean en ocasiones un poco diferentes a las de Hegel, pero será debido a
que no estoy haciendo un análisis de su obra, sino uno de la mía.
Para comenzar, intentaré justificar mi proceso de creación. Éste es derivado de una serie de
reflexiones propias, que he recolectado en mi vida, no necesariamente procedentes de los
escritos de Hegel. Deberé empezar por una breve explicación de la situación del hombre y
por lo tanto del artista en su entorno, basándome en el concepto del “espíritu absoluto” de
Hegel.
Para Hegel el infinito y lo finito tienen una estrecha relación, esta relación se lleva a cabo
en el espíritu absoluto. El espíritu absoluto conforma al ser humano. No hay forma de saber
como se creó la naturaleza del hombre, pero ha tenido un constante devenir a través de su
existencia. Sin control permanente el humano se encuentra divagando entre su pasado, su
presente y su futuro. Todo esto compone el absoluto, cada persona no está conformada por
si sola, si no que es el resultado de su caída en este absoluto. El espíritu es la forma de
relacionarse del individuo con lo infinito. Está presente cuando miramos hacia atrás en la
historia y nos identificamos con ella, cada hombre siente una estrecha relación con el
pasado por que es parte de nosotros. Lo mismo pasa con todo lo demás, la naturaleza
también comparte del espíritu, aunque por si misma no tenga una relación con el hombre, sí
la tiene al ser observada por éste. Todo lo que significa la naturaleza para nosotros es un
reflejo de nosotros mismos en ella. Nunca observamos las cosas tal como son, sino como
son con relación a nosotros. El infinito conforma al finito y el finito conforma al infinito, su
unión es inseparable. Es imposible concebir el uno sin el otro.
Para intentar comprender el absoluto de manera inequívoca el hombre hace mediciones,
para lo que detiene el movimiento del absoluto. Esta es la labor de la ciencia: simplificar a
leyes inamovibles el espíritu absoluto. Tanto ha fascinado su ciencia al hombrea que llega a
afirmar que esta forma de interpretar las cosas es la cosa misma. El espíritu absoluto como
todo concepto hegeliano es dialéctico, esta conformado siempre por dos naturalezas. Las
leyes son una forma estática de la relación del hombre con su entorno, pero el espíritu
absoluto también es movimiento. Teorías como la de la relatividad lo han tomado en
cuenta, pero esta necesidad de volver estáticas las cosas es innata de la ciencia.
Por su lado el arte, como menciona Hegel, tiene como característica el lograr representar el
absoluto. Nos da un vistazo de él en una obra. Es por esto que creo que la obra no debe ser
demasiado analizada en su proceso de creación. Cuando se analiza una obra se reduce su
complejidad y por lo tanto su semejanza con el absoluto. El hombre para comprender su
situación la detiene e interrumpe su devenir y al querer representar esa situación en la obra
se seca. El arte para ser una verdadera representación del espíritu absoluto tiene que tener
sus mismos devenires. Para esto el artista a mi parecer debe dejar fluir el absoluto a través
de si para que este se presente en la obra. En otros términos, sería dejar influir al
inconsciente en la creación de la obra. Muchos han comparado al espíritu absoluto con el

Mi método de creación artístico aunque no es fijo. esto es inherente al arte.inconsciente descubierto por Freud. No quiero decir que el arte que no obedece a esto no sea arte. La parte metálica esta conformado de alambre que es flexible por naturaleza y algunos de esos . Otro ejemplo del poco control del artista sobre su creación es el trato del material contra el que se tiene que adecuar. Si de todas formas no podemos ser dueños concientes y absolutos de nuestra obra. Todo proceso artístico. De esta forma el espectador de la obra. Esto es porque. y formas triangulares y rectangulares. La conciencia humana no logra manipular el absoluto. la obra expresa la dualidad de las cosas. estructurada por formas básicas que son rígidas y simplificadas en sí como la esfera. por lo que el espíritu absoluto no se manifiesta en su totalidad. Solo trato de justificar un proceso artístico que juega una parte importante en la creación de mis obras. La parte del espíritu absoluto no controlable por el hombre. Cada artista manifestará ya sea conciente o inconscientemente esta ubicación y momento. de formas más orgánicas y rebuscadas. suele permitir al espíritu absoluto fluir en la obra. tiene una influencia del absoluto que no puede controlar el artista. al compartir también el espíritu absoluto. aun cuando está algo limitado por ciertas conclusiones que me han surgido por mi intento de analizar mi relación con el mundo y por lo tanto con mi obra. Un ejemplo es la selección del tema y su forma de realizarlo. sino por su ubicación y momento en el absoluto. y algunas conclusiones que me ofreció la obra ya terminada. esto no mostraría toda su complejidad. Mientras más hagamos esto la obra será más compleja y podrá asemejarse más a la totalidad. ni por que un artista es un artista. a mi parecer. como la dialéctica antes mencionada de Hegel. La particularidad de cada obra no se obtiene por la individualidad del artista. Pero aun cuando el artista analiza en todo momento su obra en el proceso. ya que como he explicado anteriormente. Esto está simbolizado por la parte de metal de la obra. Obviamente no existen dos obras iguales. podrá apreciar mejor la obra tanto con su conciente como con su inconsciente. por que no dejar que fluya libremente el absoluto en ella. Este análisis contiene las conclusiones propias que influyeron en la ejecución de la obra. siempre se escapa algo no manipulable en la obra. Pero siguiendo con la teoría de la constante dualidad. cada una de estas partes también tiene su contrario. Como ya mencioné el espíritu absoluto al ser analizado por el hombre pierde su devenir y se vuelve rígido y esquemático. influir en la manera de observar la obra por otro espectador. Es una interpretación desde mi situación particular y no pretende. Hago este análisis después de haber acabado la obra y por lo tanto ya no es parte de la realización. esta siempre influido por el interés del artista y este interés no se puede separar de la influencia no conciente del absoluto. en cambio éste se manifiesta con todas sus características por el inconsciente que no le pone limitantes. El artista podrá decidir el material o alguna técnica para realizar su obra. No pretendo aquí explicar por qué no todas las obras son obras de arte. El título que le añado a esta obra sería el de “Contradicción”. sino en sus características. En particular esta obra podría significar la dualidad entre la parte del espíritu absoluto que el hombre puede comprender y la que no. Este análisis tampoco pretende deslindar toda la obra. Trato de que mi obra sea tan dialéctica como pueda y no sea lineal hacia una sola dirección Por otro lado me han pedido hacer un análisis de una obra mía en particular. pero siempre al final tendrá que escoger alguno y se subordinará a una influencia externa que no podrá manipular a su antojo. me parece que la representa el anillo que rodea la forma metálica. aunque sea inevitable.

1998. El título quizás no exprese adecuadamente la dualidad descrita por Hegel. F. que es el anillo que rodea la parte metálica. Me parece una obra interesante por su flexibilidad ante cada espectador. “Historia de la Estética”. Bibliografía Bayer. pero digamos que es una variación propia. Fondo de Cultura Económica.alambres mantienen la obra suspendida por lo que la estructura se puede mover y alterarse. México D. Raymond. Aun así ésta es solo una interpretación que yo mismo fui alterando desde que acabé la obra. mostrando también su dualidad. Por otro lado la parte de manufacturación mas libre de la obra. Me agrada esta interpretación de la obra por no tener una dirección tan clara. sino varias. . lo que nos muestra el lado flexible y no estructurable que nunca se separara del conocimiento humano. es más rígida que esta parte metálica.