Buenos Aires, 22 de febrero de 2016.

Al Sr. Gobernador
de la Provincia del Chaco
Ing. Domingo PEPPO
S/D
De mimayor consideración:
Me dirijo a Usted, en mi carácter de Directora del Área de Justicia y Seguridad del CENTRO DE
ESTUDIOS LEGALES Y SOCIALES (CELS), a fin de manifestarle nuestra preocupación por la
situación de la defensa pública de la Provincia del Chaco, que queda en evidencia en los
sumarios administrativos iniciados contra la Dr. Lorena Padován.
Esta situación resulta por demás preocupante, en tanto pone en cuestión el rol fundamental de
la defensa pública que consiste en velar por la protección de los derechos constitucionales
básicos, violentando la garantía de la defensa en juicio y el acceso a la justicia. El mandato
que rige sobre el defensor oficial es justamente la persecución de los intereses del defendido
en la estrategia de defensa y este mandato no puede ser afectado por presiones externas,
internas, o directivas generales que puedan ser contrarias a esos intereses.
Hemos tomado conocimiento de la situación de la defensora pública Lorena Laura Padován,
quien se encuentra siendo investigada por la Procuración General de la Provincia del Chaco, a
raíz de su intervención activa en el marco de los procedimientos en los que actúa como
defensora. Quienes ocupan ese rol están obligados a llevar adelante una defensa efectiva del
imputado. El mero trámite de procedimientos sancionatorios como estos, buscan y suelen
lograr un efecto ejemplificador para ella y los demás defensores, tendiente a menoscabar su
labor, generar defensas débiles y avasallar su autonomía, exponiendo a la defensa del
imputado a un lugar de sujeción que altera la igualdad de armas en el proceso penal. Esto
resulta violatorio de la normativa nacional e internacional en la materia (art. 18 CN y 8.2
CADH, entre otros) y podría comprometer la responsabilidad internacional del Estado
argentino en función de la obligación general de garantía del artículo 1 de la citada
Convención y las garantías del debido proceso y protección judicial de los artículos 8 y 25.
La Defensa Pública debe tener absoluta independencia. Las imputaciones por faltas
disciplinarias —en el marco del ejercicio de una defensa técnica— deben ser evaluadas en

forma muy cuidadosa y restrictiva ya que ponen en riesgo la independencia técnica del
defensor. Esta es una importante garantía en resguardo de la inviolabilidad de la defensa en
juicio.
Si bien la normativa que data del año 2013 establece el cargo de Defensor/a General, y a
pesar de que a fines del año pasado fue designada para desempeñarlo la Dra. Alicia Alcalá,
aún no se encuentra en funciones en virtud de no haber brindado juramento.
Por este motivo, resulta fundamental y urgente la designación de la Defensora General y el
inicio inmediato en sus funciones, generando un resguardo para la labor de los defensores
públicos provinciales y el derecho constitucional del imputado de defensa en juicio. Ello a fin
de evitar que la provincia incurra en la violación de los instrumentos nacionales e
internacionales de derechos humanos mencionados.
Desde hace años el CELS viene presentando la Defensa Púbica como una institución clave
para el resguardo de los derechos y el buen funcionamiento del sistema de justicia. Por tal
razón, manifestamos nuestra preocupación ante cualquier eventual sanción que limite el
ejercicio de su cargo y restrinja el rol de la defensa pública en la Provincia del Chaco y
solicitamos la puesta en funcionamiento del cargo de defensora general, con todas las
atribuciones correspondientes. Situaciones tales como la padecida por Lorena Laura Padován,
defensora pública que se encuentra bajo un procedimiento de sumario ante la Procuración
General, no deberían ser posibles.
Quedamos a su disposición por cualquier inquietud y saludamos a usted atentamente,

Paula LITVACHKY
Directora del Área Justicia y Seguridad
CENTRO DE ESTUDIOS LEGALES Y SOCIALES

Buenos Aires, 22 de febrero de 2016
Al Sr. Procurador General
de la Provincia del Chaco
Dr. Jorge E. Omar CANTEROS
S/D

De mi mayor consideración:
Me dirijo a Usted, en mi carácter de Directora del Área de Justicia y Seguridad del CENTRO DE
ESTUDIOS LEGALES Y SOCIALES (CELS),con relación al procedimiento administrativo Expte. N°
73110/2014 caratulado "Lorena Laura Padován s/sumario administrativo".
Hemos tomado conocimiento de la situación de Lorena Laura Padován, a quien se sigue un
sumario administrativo a raíz de su intervención activa en el marco de las causas judiciales en
los que actúa como defensora.
En el marco de los sumarios iniciados en su contra, se investigan ciertas conductas que tienen
que ver con sus deberes como defensora pública, cuando ella está obligada a llevar adelante
una defensa profunda del imputado. El mero trámite de acciones como estas buscan y suelen
lograr un objetivo ejemplificador para los demás defensores, tendiente a lograr menoscabar su
labor, generar defensas débiles y avasallar su autonomía, forjando la desigualdad de armas
que afecta el derecho de defensa del imputado.
Esta situación resulta por demás preocupante, en tanto pone en cuestión el rol fundamental de
la defensa pública que consiste en velar por los derechos constitucionales básicos como la
inviolabilidad de la defensa en juicio, el acceso a la justicia y la defensa frente a la violencia
estatal. El mandato que rige sobre el defensor oficial es justamente la persecución de los
intereses del defendido en la estrategia de defensa. Y este mandato no puede ser afectado
por presiones externas, internas, o directivas generales que puedan ser contrarias a estos
intereses.

Además, debe tenerse en cuenta que la intromisión en los deberes de los defensores resulta
violatorio de la normativa nacional e internacional en la materia (art. 18 CN y 8.2 CADH, entre
otros) y podría comprometer la responsabilidad internacional del Estado argentino en función
de la obligación general de garantía del artículo 1 de la citada Convención y las garantías del
debido proceso y protección judicial de los artículos 8 y 25.
Desde hace años el CELS viene presentando la Defensa Púbica como una institución clave
para el resguardo de los derechos y el buen funcionamiento del sistema de justicia. Por tal
razón, manifestamos nuestra preocupación ante cualquier eventual sanción que limite el
ejercicio de su cargo y restrinja el rol de la defensa pública en la Provincia del Chaco.
La Defensa Pública debe tener absoluta independencia. En ese contexto, aún más que nunca,
cualquier forma de afectación de la defensa técnica debe ser evaluada en forma muy
cuidadosa y restrictiva ya que ponen en riesgo la independencia técnica del defensor. Por eso
resulta urgente la designación del Defensor/a General, que tenga a su cargo el sistema
disciplinario. Esta es una garantía importante en resguardo de la inviolabilidad de la defensa
en juicio.
Quedamos a su disposición por cualquier inquietud y saludamos a usted atentamente,

Paula LITVACHKY
Directora del Área Justicia y Seguridad
CENTRO DE ESTUDIOS LEGALES Y SOCIALES