Una prueba de paternidad es aquella que tiene como objeto probar que un hombre es el

padre biológico de un niño/a. Se basa en comparar los perfiles genéticos del presunto padre y
del hijo(a). Los resultados de esta prueba son definitivos. La prueba de paternidad es una
relación en primer grado padre-hijo/a.
Desde un punto de vista biológico, la paternidad es la relación que existe entre un padre
(entendiendo por tal al progenitor masculino) y sus hijos. Normalmente nos referimos en este
concepto a hijos biológicos.
La paternidad puede ser presumida, establecida o declarada
Se presume la paternidad cuando:
Los padres están casados entre sí. Se presume por ley que el esposo es el padre del hijo a
menos de que se pruebe lo contrario.
Los padres no están casados entre sí y el nombre del padre aparece en el certificado de
nacimiento. Aunque se presume que es el padre, no tiene ningún derecho legal con respecto al
niño/a.
La prueba de paternidad consiste en el estudio de las células del padre y las del supuesto hijo a
través de pruebas de ADN las cuales permiten saber si hay relación genética entre esas dos
personas por la similitud que debe existir entre ambas muestras y, por lo tanto, confirmar o
negar la paternidad.
El ADN es descrito como una larga molécula escalonada en espiral que contiene toda la
información hereditaria que se requiere para el desarrollo de cualquier ser viviente y se
encuentra en el interior de cada una de las células; se forma desde el momento de la
concepción y se mantiene idéntico toda la vida.
Existen pruebas de paternidad con fines informativos o con fines legales.
Las razones que llevan a realizar un estudio de ADN para determinar la paternidad son muy
diversas y podemos separarlas en dos básicas:
Razones Personales:
Dudas acerca de la paternidad. También se realizan estudios de ADN para confirmar la
paternidad biológica en casos de adopción.
Algunas veces, a los supuestos padres les dicen, muchos años después, que hubo un hijo de
una relación previa y quieren estar seguros de que realmente son los padres biológicos.
Algunos hombres sospechan de infidelidad.
Los hijos a veces descubren la infidelidad entre sus padres al morir uno de ellos y tienen
curiosidad acerca de la composición de su ADN y de su historia familiar médica.
Razones Judiciales: Dicha prueba la solicitan por igual mujeres y hombres por diversos
motivos, siendo el concerniente al sector femenino exigir sostenimiento económico,
apellido y derechos a varones que niegan su paternidad, en tanto que la población
masculina pretende confirmar si se le está acusando injustamente de ser el padre
biológico.
Para entender los resultados es importante recordar que un niño/a recibe cantidades iguales de
material genético de su padre y de su madre. En la prueba de paternidad se usarán diferentes
marcadores en el ADN del padre, si estos son iguales a los del hijo, entonces NO puede ser
excluido como padre biológico de esa criatura.
Si uno de esos estos marcadores no es igual, entonces puede ser excluido como padre
biológico en ese marcador. Si existen tres o más marcadores diferentes, se considera como
criterio de exclusión y ese hombre no puede ser el padre biológico de ese niño/a.
La tecnología del análisis del ADN aplicada al estudio biológico de la paternidad, presenta un
alto grado de fiabilidad que en ocasiones puede llegar a ser de 99.9999% en inclusión
(dependiendo de la cantidad de marcadores usados) y de 100% en casos de exclusión.
El ADN puede ser extraído de la mayoría de las células del ser humano, por lo que para
efectuar la prueba de paternidad, la muestra a analizar puede obtenerse a través de alguno de
los siguientes elementos:
 Sangre.
 Tejido proveniente de la parte interna de la mejilla.
 Sangre de cordón umbilical.
 Semen.
 Células fetales (cuando el estudio se hace durante el embarazo)
 Tejido de cadáveres.
 Cabello.
 Orina.

Infanticidio La MSI. En la actualidad ya se puede determinar la paternidad desde la semana 13 del embarazo el descubrimiento de las células fetales en la sangre materna ofrece nuevos enfoques para el diagnóstico prenatal no invasivo. se convierte en una muerte sospechosa de criminalidad y.) Por último. independientemente del material biológico utilizado. Como muerte sospechosa de criminalidad. hermanos. También es posible establecer la paternidad a través de restos biológicos del presunto padre obtenidos de su entorno familiar (cepillos de dientes. donaciones de sangre o esperma. o bien en entornos hospitalarios (biopsias. por aparecer de forma inesperada y rápida. No. Cuando la MSI ocurre en el contexto de una actuación médica. constituyen situaciones de especial trascendencia médico-legal. Por medio de amniocentesis o por toma de vellosidades coriónicas (métodos invasivos que tienen un riesgo de causar un aborto). o bien a través de restos óseos del presunto padre. no podrá emitirse el certificado de defunción y la inscripción de la misma en el Registro civil constituye una situación especial. el laboratorio puede comparar el ADN del feto con los perfiles de la madre y de los supuestos padres. cabellos con raíz. por tanto. etc. el diagnóstico diferencial con la muerte violenta pasa a un segundo plano adquiriendo relevancia el diagnóstico diferencial con la muerte sospechosa de mal-praxis. etc. con la sumersión. para lo que es necesario reconstruir el perfil genético del presunto padre a partir de muestras de parientes biológicos del fallecido (padres. etc. El resultado se puede dar a los 9 días hábiles. por lo que la exactitud y fiabilidad de los resultados es la misma. los TCE y las intoxicaciones. Es posible realizar el test de paternidad post-mortem utilizando muestras obtenidas en autopsias. prendas de vestir. inanición) o la muerte perinatal. Al analizar los perfiles de ADN basándose en grupos de marcadores específicos.). preceptiva de la práctica de la autopsia judicial. el homicidio por abandono (malnutrición. .). el ADN no se afecta por ninguna circunstancia. es posible hacerlo de forma indirecta. El síndrome del bebé zarandeado.Todas las células de una persona poseen exactamente el mismo ADN. deshidratación. La autopsia se realizará mediante un protocolo estandarizado dirigido a establecer la causa de la muerte y el diagnóstico diferencial con la muerte violenta. El diagnóstico diferencial con la muerte violenta se deberá realizar preferentemente con la asfixia accidental durante el sueño y la asfixia homicida.