Física Cuántica – Juan Luis Rizos

ORIGENES DE LA FÍSICA CUÁNTICA

Efecto fotoeléctrico e hipótesis de Broglie
En 1905 Albert Einstein para dar explicación al efecto fotoeléctrico postula que la luz está
formada por partículas cuya energía es proporcional a la frecuencia del haz. Dicha constante
de proporcionalidad es la constante de Planck

Por otro lado Louis de Broglie para su tesis doctoral postula que al igual que las ondas tienen
asociada una partícula las partículas deben tener asociada una onda y sin saber muy bien qué
significa esa onda se llega a que la longitud de onda de una partícula depende de su cantidad
de movimiento donde de nuevo aparece la constante de Planck

Para llegar a esta expresión de Broglie se basa en el fotón. Considera que se trata de una
partícula sin masa y de la relación relativista
despeja que

A continuación utiliza el postulado de Einstein para la energía asociada a esa partícula y
obtiene la relación entre la longitud de onda y la cantidad de movimiento

Con estos resultados la física se ve obligada a adoptar una nueva forma de entender la
naturaleza dando paso al concepto onda-partícula, una dualidad que presenta la materia a
niveles atómicos y que tras multitud de experimentos no ha quedado otra opción que
aceptarla pese a lo anti intuitivo del concepto.
Puesto que la cantidad de movimiento es un vector podemos expresar la relación de Broglie
como

donde

y

A la hora de analizar los problemas reales vemos que nunca conoceremos la cantidad de
movimiento de forma absoluta sino que trabajaremos con probabilidades, es decir, nos
moveremos dentro de una función probabilística donde k se obtendrá de la descomposición de
frecuencias a través de la transformada de Fourier de la función de probabilidad de posición.

1

Física Cuántica – Juan Luis Rizos
Densidad espectral de energía
De la cuantización de la energía de la luz, si consideramos una cavidad en equilibrio térmico en
cuyo seno hay únicamente radiación que se refleja en las paredes, aplicando la distribución
clásica de Maxwell-Boltzmann se llega a que la densidad de energía tiene una distribución
espectral dada por

Para conocer la densidad energética hemos de integrar la expresión anterior

Cuyo resultado será:

Donde esa constante es igual a
A veces no nos interesa saber cuál es la densidad en cada punto de la cavidad sino la
emitancia, es decir, la potencia por unidad de área que se emite. Para ello hacemos uso de los
resultados de la estadística de Boltzmann donde sabemos que para un sistema de partículas
cerrado de densidad n la cantidad de partículas que salen por unidad de tiempo y unidad de
superficie por un orificio diminuto (efusión) es igual a

.

Por tanto si abrimos un orificio en la cavidad radiante la cantidad de energía que saldrá por
unidad de superficie y unidad de tiempo es

Y usando lo obtenido al integrar la densidad espectral

Si definimos

, tenemos finalmente que

donde

es igual a

Este análisis fue llevado a cabo por Max Planck por primera vez en 1900 y fue el primer paso
para el desarrollo de la mecánica cuántica puesto que el punto de partida consistía en
considerar en la distribución canónica que no todos los valores energéticos eran posibles sino
que las energías estaban cuantizadas.
2

Física Cuántica – Juan Luis Rizos
Ley de desplazamiento de Wien
Dada la densidad espectral de energía vemos que si la representamos frente a la frecuencia (o
frente a la longitud de onda) existe para cada temperatura un punto característico en el cual o
bien ω o λ presentan un máximo

Para determinarlo basta derivar la expresión de la densidad de energía espectral. Si lo
expresamos en función de la frecuencia quedaría

Donde a es una constante que no depende ni de la temperatura ni de ninguna otra variable.
Por tanto, conocido el espectro de una radiación podemos saber a qué temperatura se
encuentra el cuerpo que la emite simplemente anotando el valor máximo de la frecuencia
recogida y dividiéndolo por la constante a.
También podemos expresarlo en función de la longitud de onda donde queda

Donde el valor de la constante en este caso viene dado por a=0,2898 cm·K

3

Física Cuántica – Juan Luis Rizos
Ondas como partículas: El efecto Compton
La interacción entre una onda electromagnética y una partícula libre, atendiendo a los
resultados anteriores, puede tratarse como una colisión entre un fotón y una partícula con sus
respectivas conservaciones tanto de la cantidad de movimiento como de la energía cinética.
Partiendo de dichas consideraciones y tras un desarrollo se demuestra que la longitud de onda
asociada al fotón, tras una colisión, puesto que está directamente relacionada con la cantidad
de movimiento, debe disminuir. Esto fue demostrado experimentalmente por Compton cuya
expresión matemática viene dada por

donde m es la masa de la partícula libre contra la que incide el fotón. La cantidad
denominada longitud de onda Compton

es la

.

El efecto Compton junto al efecto fotoeléctrico son dos evidencias de que las ondas
electromagnéticas presentan un comportamiento corpuscular.
Presión de radiación
Las ondas electromagnéticas llevan asociadas una cantidad de movimiento y de la
electrodinámica clásica sabemos que

Es decir que la densidad de cantidad de movimiento en cada punto del espacio inundado por
una onda es igual a

Una onda que incide sobre una superficie con área dA, durante un tiempo dt y formando un
ángulo θ con la normal de la superficie transmite una cantidad de movimiento dada por

Puesto que la fuerza es igual a dp/dt, la presión igual a dF/dA y además hemos de promediar
el vector de Poynting (el promedio de

es igual a la intensidad) resulta que

Si en vez de absorberla se produce un rebote

4

Física Cuántica – Juan Luis Rizos
Partículas como ondas: Difracción de electrones
Ahora estudiamos el caso contrario. Si lazamos un haz de electrones y lo hacemos atravesar
una abertura circular veremos que los electrones no se comportan al igual que lo harían un
conjunto de pelotas en el mundo macroscópico sino que inciden formando sobre la pantalla un
patrón de difracción análogo al que presenta la luz.

Interpretación de los resultados
Una vez demostrada experimentalmente la dualidad onda-corpúsculo que presenta la materia
nos vemos obligados a interpretar las magnitudes que hemos utilizado anteriormente. La
interpretación convencional es que las partículas llevan asociadas una función de probabilidad
mediante la cual se desplazan. En el caso de la doble rendija la función atraviesa las dos al igual
que la onda observada sobre la superficie de un estanque. No tiene por tanto sentido hablar
de posición definida de una partícula puesto que la partícula se encuentra en toda la región
espacial. Una vez atraviesa la onda las rendijas se presentan máximos y mínimos dada la
diferencia de camino óptico y éstos indican a la partícula la probabilidad de incidir sobre cada
parte. Una vez alcanza la pantalla se produce un colapso de la función de onda y la partícula
incide como un corpúsculo. Si existen situaciones equiprobables y sin embargo la partícula solo
incide sobre un punto, ¿qué ocurre con el resto? Para dar respuesta a este interrogante se
plantea la existencia de universos paralelos en los que en cada uno de ellos la partícula incide
sobre uno de estos puntos equiprobables de la pantalla.
Concluimos por tanto que todo está compuesto por partículas, incluida la luz y que dichas
partículas se propagan como ondas e interaccionan como corpúsculos. Cada partícula presenta
unas características concretas como la existencia de masa, carga o espín que las diferencian
unas de otras.

5

Física Cuántica – Juan Luis Rizos
Todas las partículas tienen una cantidad de movimiento que depende de su energía y su masa.
A su vez esta cantidad de movimiento tiene asociada una longitud de onda que no es más que
una característica que condiciona la probabilidad de ocurrencia. Por ejemplo para el caso de la
difracción por una red de rendijas la longitud de onda determina el lugar en el que han de
aparecer los máximos y mínimos de probabilidad del patrón de interferencia.
Matemáticamente el problema puede abordarse definiendo la función de onda como una
expresión que nos da la probabilidad de que una partícula se encuentre en una región del
espacio. Dicha función está dada en variable compleja y la densidad de probabilidad está
relacionada con ella del siguiente modo

(asumimos que la función está normalizada de modo que la probabilidad oscila entre 0 y 1)
Recordatorio:

Con

Difracción partículas por red de constante a

. Los máximos interferenciales aparecen cuando

Interferencia en el experimento de Young

Y los máximos o mínimos están separados una distancia que depende de la aproximación que
tomemos para la diferencia de camino recorrido.

Rendija de anchura b (difracción de Fraunhofer)

Para el estudio de los problemas “lumínicos “en los que intervienen ondas de materia, la única
diferencia con la óptica es que los campos son funciones complejas y no es necesario al
finalizar obtener la parte real. Si por ejemplo tenemos dos rendijas, la probabilidad (análogo a
intensidad en óptica) viene dada por

6

Física Cuántica – Juan Luis Rizos
Función de onda
La función de onda es una ecuación de campo que nos informará de la probabilidad de
encontrar a una partícula en una determinada región del espacio. Veremos que se establece
un paralelismo con las ondas electromagnéticas u otro tipo de oscilaciones reales como puede
ser una onda mecánica sobre la superficie de un lago. A lo largo de la carrera vemos cómo una
forma eficaz para tratar este tipo de perturbaciones reales es la conversión a variable
compleja. Si por ejemplo partimos de una onda del tipo

podemos expresarla en la forma compleja

trabajar con la perturbación y una vez obtenemos la solución buscada tomamos su parte real.
Se comprueba fácilmente que la solución no varía y la ventaja es que ahorramos muchos
cálculos tediosos.
En el caso de la mecánica cuántica la función de onda es análoga a la onda de una de estas
perturbaciones salvo que aquí no se trata de que la variable compleja es una herramienta que
ofrece comodidad sino que es indispensable para expresar las magnitudes que buscamos.
Siguiendo con el paralelismo a menudo representamos una onda del tipo

como una sinusoide

algo que evidentemente puede llevar a confusión puesto que se trata de un número complejo
y no podemos como representarlo completamente en el plano real. Lo que realmente estamos
haciendo es considerar a la función de onda como si se tratase de una perturbación (por
ejemplo electromagnética) cuya expresión compleja lleva asociada una sinusoide real aunque
en la práctica no sea así. Por tanto las representaciones que se presentan en los libros de texto
son la parte real de la función de onda y nos ayudan a visualizar el significado de la
transformada de Fourier o representación en el espacio-k.

7

Física Cuántica – Juan Luis Rizos
Longitud de onda
La longitud de onda que aparece en la hipótesis de Broglie es precisamente la longitud que
lleva asociada esta perturbación ondulatoria como puede verse en la figura anterior. En
realidad en los casos reales nunca se manejarán resultados tan simples puesto que el principio
de incertidumbre nos asegura que sólo podremos saber la longitud de onda asociada a la
partícula dentro de un margen de error. En las situaciones reales de partículas libres
tendremos pulsos como el siguiente

que podrán ser analizados a través de la transformada de Fourier para encontrar el peso de las
distintas frecuencias que componen la onda y por tanto, su distribución. Con esto, puesto que
tratamos de probabilidades, obtenemos la curva de probabilidad de que tenga una cantidad de
movimiento concreta a partir de k.

Transformada de Fourier y representación en posición y momentos
Para el caso de una onda periódica real sabemos que es posible una descomposición de
infinitos sumandos mediante el desarrollo en serie de Fourier, cada uno de ellos con una
frecuencia (o longitud de onda) múltiplo de la principal, separada una distancia concreta y con
una amplitud distinta para cada múltiplo

8

Física Cuántica – Juan Luis Rizos
Estas dos formas se denominan “dominio-tiempo” y “dominio-frecuencia” que podemos
representar como sigue para visualizarlos mejor

Si en vez de una función periódica tratamos con un pulso, podemos suponer que es una onda
periódica de periodo infinito. De igual modo obtendremos una descomposición en frecuencias
pero ahora las frecuencias se encuentran distribuidas de forma continua. Si representamos el
dominio frecuencias para un caso concreto aparecerá una curva como la que sigue

La transformada de Fourier es el proceso mediante el cual se llega a esa descomposición. Se
demuestra que un pulso puede escribirse como la suma de infinitas ondas del siguiente modo
(transformada inversa)
donde
es la curva que puede verse en la imagen anterior, que nos informa del peso de
cada componente de cada frecuencia (numero de onda en este caso) y
es la onda
asociada a cada k.
Recordamos que para el caso cuántico no tratamos con una onda con representación real
propiamente dicha sino con una función compleja que interpretamos de forma análoga a las
ondas EM y le damos una representación ondulatoria real. De igual modo podemos hacer la
descomposición de Fourier y, aunque
sea una función compleja, se siguen cumpliendo
los mismos resultados que en el caso real. No siempre
tiene porqué tener componente
imaginaria y veremos casos en los que es puramente real y la representación es directa y sin
ninguna interpretación artificiosa.

9

Física Cuántica – Juan Luis Rizos
Veamos un ejemplo de transformada de Fourier para una función de onda real

Esta función puede escribirse como

(para ello hemos tenido que calcular previamente la transformada de Fourier
)

Puesto que cada valor de k tiene asociada una cantidad de movimiento podemos hacer un
cambio de variable y llegamos finalmente a la conocida representación en posición o
momentos

que nos muestran las distribuciones de probabilidad (hemos de elevarlas al cuadrado) tanto de
la posición como de la cantidad de movimiento para una partícula dada.

Función delta de Dirac y relación con la transformada de Fourier
La función delta de Dirac no es una función en el sentido estricto de la definición. Podemos
representarla como una línea infinita de área unidad. Los resultados principales son:

10

Física Cuántica – Juan Luis Rizos

La transformada de Fourier de una onda de Broglie está relacionada con la delta de Dirac. Si
suponemos conocida la cantidad de movimiento (onda de Broglie) obtenemos que

Que desde un punto de vista probabilístico se ajusta a lo desarrollado anteriormente. La
densidad de probabilidad en el espacio-k es uno para k= como es lógico.
La transformada de Fourier y la delta de Dirac son funciones que aparecen en los casos
extremos e imposibles: cuando conocemos “perfectamente” la cantidad de movimiento
tendremos una onda de Broglie para el espacio de posiciones y una delta de Dirac en el
espacio de momentos.
Ecuación de Schrödinger-Función de onda
Esta ecuación diferencial, como hemos adelantado anteriormente, es la ecuación que gobierna
el comportamiento de las partículas a nivel atómico y viene dada por

Veamos un caso concreto:
Supongamos una partícula con cantidad de movimiento conocida (caso imposible) que se
propaga libremente por el espacio. La función de onda en este caso ha de cumplir que

Y la solución a esta ecuación es la denominada onda de Broglie

que se comprueba directamente y efectivamente es así.

11

Física Cuántica – Juan Luis Rizos
Principio de incertidumbre
Dada la relación observada entre posición y cantidad de movimiento a través de la
transformada de Fourier comprobamos que matemáticamente es totalmente complementario
al principio de incertidumbre de Heisenberg el cual afirma que es imposible conocer la
posición y cantidad de movimiento de una partícula y que se enuncia como

La incertidumbre estadísticamente corresponde a la desviación estándar y gráficamente se
puede medir como el área entre los límites de la curva dados por la desviación estándar (

).

12