Los Grilletes

Alfred Aaron

Acto primero
La escena representa: Una sala de audiencia, con una puerta al foro (traída de los
reos). La otra puerta lateral izquierda (entrada del público). Sobre un tarimado habrá
tres sillones y un escritorio, en el centro de la escena un piso de madera donde se
sentará el acusado (Varias sillas para el público, un timbre, una campanilla).
Volúmenes de libros, papeles, tintero sobre el escritorio. Una inscripción sobre la
puerta del foro en que se lee: JUSTICIA LEX. Y un reloj en la misma muralla. Al
levantarse el telón habrá un cosaco haciendo el aseo.

Escena I
COSACO/ GUARDIA: Ya es la hora… menos mal que he sacado la tarea y al pelo del
reloj, pero me queda otra… la gorda… La de estar aquí de portero, hasta que larguen la
pepa esos desalmados, que niegan hasta por los codos y hasta de haber nacido. Pero entre
todos esos hay uno que me gusta mucho, habla claro y es regallo el roto.
Dice sin miedo que todos somos esclavos de los ricos y hasta de los mayores que nos
mandan, le da en lo que es el clavo, pero lástima que es un subversivo ¡Cuánta verdad! A
mi también me han tenido apretao, por no levantarme al toque del cornetín, pero hay que
tener astucia y esa a mi no me falta nunca, cuando voy a la casa de su señoría le barro los
gallineros y hasta le lustro los botines. Voy a hacerle empeño para conseguírmelas de
asistente ¿Un grado? Algo es algo, que diablos, si uno no ha nacido para príncipe… hay que
trabajar y guardar la disciplina. Y ahora a la reja, ya no tardará en llegar el Juez, con tal que
hoy no las traiga de malas, porque si no los reos van a pasar un mal rato. Un mes es lo
menos que se llevarán en las celdas oscuras a pan y agua. Si no los conoceré yo, diez años
de planta aquí…
(Entra el juez)
JUEZ: (Entra se saca el abrigo, sombrero y guantes, diciendo) Los expedientes…
COSACO/ GUARDIA: (Con las manos sobre las sienes) Si su señoría. (Sale)
JUEZ: (Se dirige al escritorio y enciende un puro)
(Vuelve Cosaco, trae un legajo de papeles, los deja en el escritorio)

no sé si se dio cuenta de mi retirada… JUEZ: Exacto. influyendo grandemente a nuestro desgaste físico las trasnochadas ¿Cuándo acabarán estos clubs. un caso fortuito… JUEZ: No pida usted disculpas. Tráelo tal como está (Cosaco sale) JUEZ: ¿Qué le parece a Ud? La semana pasada quiso insubordinarse. ACHARÁN: Muy bien dicho. esas gentes se lo merecen (Entra cosaco) COSACO: (Aparece con la bayoneta) Su señoría. dice que no tiene nada que declarar. Plaza se resiste a salir. por eso me fui enseguida… Y ahora vamos a darle comienzo a nuestra labor. y Ud. y menos entre amigos… ACHARÁN: Evidentemente uno no puede pedirle más a sus energías vitales. me sentía un poco resfriado. (Entra el Hacendado) ACHARÁN: (Entra y saluda con un apretón de manos al Juez) Discúlpeme si me he atrasado. rebeldía que le hice castigar remachándole una par de grilletes en las manos. está con esposas ¿se las saco o lo traigo así? JUEZ: (rabioso) Yo no he ordenado eso. la que pasa al Juez) JUEZ: Dígale que pase… Vamos a empezar la audiencia. que ya ha dicho todo cuanto tenía que decir… .JUEZ: (Revisa el código) (Se oyen golpecitos) COSACO/GUARDIA: (Abre y recibe una tarjeta. y la noche estaba algo fría. para poder dormir tranquilos? Anoche eran las tres y treintaicinco cuando me retiré.(Toca el timbre y se acerca el guardia) COSACO/ GUARDIA: Su señoría… (Inclinándose) JUEZ: Saca a Plaza. desobedeciendo a la disciplina interna del establecimiento. el que dejé incomunicado la semana pasada. en el otro interrogatorio… COSACO/ GUARDIA: Su señoría. Jugaba pocker cuando me fui. eso no es para todos.

siendo su acusador y denunciante Don Adrián Acharán. Y alegando que porque yo les daba trabajo y ellos las hacían producir. en todos estos casos… ACHARÁN: No tan sólo eso pretendía. Julio Plaza habiendo delinquido contra la sociedad. que violan las leyes que garantizan la libertad de trabajo de que gozan todos los ciudadanos libres de este país. para todo individuo de malos antecedentes. Su Señoría. sus poderes constituidos. En su rostro se dibuja el idealista visionario y convencido: sus ojos brillan como llamarada de luz acusadora ante los verdugos que le rodean) JUEZ: (Toma el expediente y lee) “Procédase al ciudadano Julio Plaza. Dile que aquí está el señor acusador que le hace los cargos concretos COSACO: Bien. (Cosaco sale) ACHARÁN: ¡Pero ese hombre es una fiera! ¿Cómo lo toleran? Y… ¿No le han aplicado la pena capital que merecen estos delincuentes? JUEZ: Precisamente hoy debo fallar la sentencia. Ejército. Religión y Gobernantes. Y como a él se le tiene bajo su responsabilidad por haber sublevado la peonada en su hacienda. capítulo 20. Al que incitara a la huelga o a la revolución por medios de prédicas escritas o habladas.JUEZ: (Indignado da un golpe sobre el escritorio) No faltaba más… Remáchale una barra de grillos si se niega a venir a este tribunal a decir la verdad. es castigada de acuerdo con las prescripciones que el Código Civil o Penal autoriza. circunstancias suficientes que dan margen al cuerpo del delito para que la ley reconozca la culpabilidad. Viste pobremente. Todo acto de rebeldía o incitación a la destrucción de la propiedad privada. Un silencio profundo deja oír el sonido de las cadenas. Con pruebas . les pertenecían a ellos. desconociendo al propio dueño legítimo que era yo. inciso 10. Y habiendo antecedentes justificados que son del dominio de la justicia. Imagínese Ud. ante este honorable tribunal que de acuerdo con las disposiciones que autoriza y establece el Código Penal. folio 15. quería apropiarse de las tierras. Se ha puesto en la negativa y no quiere reconocer la culpabilidad mientras no haya un acusador que le haga los cargos concretos. Y pagándole un subidísimo salario como en ninguna otra parte. para proceder a la aprehensión y reclusión de esta cárcel pública. Ahora si me sobra razón para proceder como le hago ante tamañas aberraciones de estos locos. (Entran Cosaco y Presidiario) PRESIDIARIO: (El cosaco que lo deja en el banquillo. Todo ciudadano amante a la institución sagrada de su patria está llamado a velar y denunciar todo elemento disociador del Estado. siendo aplicable con todo rigor para velar por su integridad.

será condenado a la reclusión perpetua o fusilamiento. diciendo que era un hombre honrado. que dice traer datos interesantes. voy a declarar ante Dios . los .. encontrándose presente el afectado y denunciante. Si no es nada… COSACO: (Va hacia ella. (Todos se miran y dan su aprobación) JUEZ: Que pase… (La mujer viste pobremente. y es madre… JUEZ: (Agita el timbre) Puede Ud continuar… ACHARÁN: Gracias su señoría. lo acaricia y llena de desesperación. que este individuo (señalándolo) trabajó en mi hacienda… (Al terminar la palabra hacienda se oyen violentos golpes en la puerta. Entra y mira en todas las direcciones y al ver al hombre de sus sueños se detiene un segundo y abre profundamente los ojos por la emoción que recibe y se abalanza hacia él. si este honorable Tribunal lo estima conveniente.” (Severo se dirige al presidiario) Has oído los artículos de la ley.y este tribunal de justicia. Para verlo por última vez… si lo van a matar… COSACO: (Cierra la puerta y se dirige al JUEZ) Señoría.Santiago de Chile. COSACO abre y detiene a una mujer que habla con voz nerviosa y suplicante) COMPAÑERA: Por favor déjeme pasar a verlo…. vamos a oírlo enseguida. en su rostro pálido se dibuja la huella del dolor y la miseria. llegó engañando al administrador. ten un poco de respeto que es mujer. hasta conseguir la entrada. Decía que había trabajado en mi hacienda. habiendo terminado el sumario.honorables. Desde el primer día se principiaron a perder animales de los potreros. fuera de los que han declarado. con un fuerte tirón la separa de su lado) Aquí señora… (Le señala un sitio aparte) PRESIDIARIO: Cuidado esbirro. es una mujer del pueblo. sollozando anatemiza) COMPAÑERA: ¡Oh infames! Cómo lo tienen de envejecido… PRESIDIARIO: (Levanta altivamente el rostro) No llores mujer ante nuestros verdugos. recayendo en ti toda culpabilidad. todos meritorios para proceder a dictar hoy la sentencia definitiva. lo abraza. Hoy. pide la entrada. Puede Ud tener la amabilidad de usar la palabra… ACHARÁN: (Se para con todos los ademanes del déspota opulento) Con la benevolencia que me otorga su señoría. Acharán. faltando únicamente la declaración del último testigo. que atestiguan los hechos consumados. Sr. fue declarado reo y. 14 de noviembre de 1926. en este proceso que lleva la duración de un año y nueve meses y que consta de 340 hojas.

un aristócrata! Un día. Ese sí que fue un crimen. Aplique su sentencia. Con esto he terminado. siendo éste el causante de los sucesos que he mencionado. Ni ante nadie. . y que puedes hacerlo durante diez minutos… PRESIDIARIO: Voy a hablar. en una hacienda. y en lo más profundo de mi corazón el ideal de la anarquía. ni traidor de mis hermanos de dolor. si era un burgués. cuando me enteré de la gravedad pedí amparo al Gobierno. Responde ahora ante Dios y ante la ley ¿Conoces a este caballero? (silencio) ¡ah! Comprendo… sigues en tu negativa… ¡Habla! Que será por última vez. los mayordomos alcanzaron a huir. que jamás ni siquiera le levantaron la vista a sus superiores. llevan como un estigma inoculado por esta sociedad. proporcionándome inmediatamente tropas del ejército para desalojar a los revoltosos. O si es porque llevo muy en alto. el germen de la muerte y la esclavitud. una noche asaltaron el cuartel. Este individuo cuando supo el crimen se alegró en tal forma que demostraba su culpabilidad. Yo. Pero todo fue inútil. se amotinaron. Como ve su Señoría. ya es hora que tengo que retirarme. se seca la transpiración y se sienta) JUEZ: (De pie) Has oído los cargos comprobados que te hace este respetable caballero. Tomaron posesión de graneros e hicieron un saqueo general. todas irrealizables y absurdas. también en más de una ocasión tuvo incidentes irrespetuosos con el jefe del escuadrón de carabineros. soy uno más de los tantos millares de parias visionarios. pues a los demás se les ha puesto en libertad por haber probado su inocencia. para que aplique con todo rigor la mano de la justicia. que reciba su dictamen. un odio de venganza debía inundar mi ser hacia la casta parasitaria de los potentados. pero téngalo bien presente. estas escenas de lloriqueos de mujeres me disgustan sobremanera (Saca un pañuelo. y luego azuzados por este bandolero. que no es para vindicarme ante uds.inquilinos como antes. le pasaron al administrador un papelucho. Es la voz de mi conciencia y basta ¡ah! Ese que luce brillantes en los dedos y que aquí me calumnia porque ve que me tienen atado con cadenas… ¡Si! Lo conozco ¿Era eso lo que deseabas para condenarme? Ya está dicho. como era lógico se me comunicó inmediatamente lo que ocurría… Yo contesté que nada se les diera hasta que no se vieran conmigo. donde hacían una serie de peticiones. Ahora viene lo grave… Este sujeto aprovechando mi ausencia durante un viaje que hice a la República Argentina ¡Pásmese Ud señor! Reunió a todos mis inquilinos. nadie quería trabajar. lo que se consiguió con toda facilidad. qué ejemplo seguirían los inquilinos. Odio. que no ha de ser por hipócrita. luego. las cosechas se pudrieron. Al poco tiempo sucedió el asesinato del capataz. haciendo él de cabecilla. ¡Por la memoria de mi padre! Y sin embargo no odio. no me importa. ya no llegaban puntualmente al trabajo. ¡Claro. para el victimario no hubo leyes que lo condenaran. las pérdidas son incalculables. que desde el instante que son fecundados en el vientre de la madre. quedando su señoría en posesión de lo que respetuosamente he declarado. Figúrese señoría. Le mandé instrucciones al jefe de carabineros para que procediera con todo rigor. y hasta faltaban a sus labores. los pastos se secaron. enceguecidos por las prédicas anarquistas y subversivas.

mientras la multitud del pueblo vive de harapos. El señor le ordena a mi padre que se retire. ayúdenme!.. cuando el padre y la madre habían salido a ganar el pan para sus pequeños. Y ahora bien. te van a martirizar… ¡Si estos no tienen corazón!. donde si el hombre tiene un pensamiento de amor y de regeneración para la . que se oigan aberraciones de esta naturaleza que abominan la civilización. la haré echar hacia afuera.. humillaciones y lágrimas. mueren extenuados. creo haber cumplido con mi deber haciéndoles comprender cuáles eran sus propios verdugos. más justiciera! Cuántas veces dejó caer el látigo sobre las indefensas mujeres y sus hijos. retrocediendo hacia el hombre primitivo y salvaje de las cavernas… PRESIDIARIO: ¿De qué civilización hablas? ¿De esta que lleva como símbolo el sable y la cruz. Sepan ahora que por eso sentí alegría cuando me enteré que uno de esos que hacen el papel de perros. de esta mentida justicia. quienes son ustedes para venir a condenar a un hombre honrado. que no ha cometido otro delito que ser hijo del trabajo. me acusan por la muerte del capataz. se conquista… Díganme ahora. La mano vengadora no fue la mía ¡Fue otra más noble.. que por haber nacido en dorada cuna tienen el derecho de vivir del trabajo ajeno. pero no lo hace. el campesino y el pampino. Y Ustdes ¡Qué papel representan en la sociedad? ¡Oh ironía sangrienta! El de la justicia. que las noches hacen días porque en el hogar silba la canción de la miseria. mira que van a perderte. Mi padre cae herido de muerte.. jamás se creyó que anduviera al acecho un ladrón de la honra de esa virgen criatura. CORTANDO RARO-MISMOS TIEMPOS DE COMPAÑERA: (Suplicante) No le digas nada. cuando llevas un alma tan negra que no se conmueve ni con el llanto de las madres. había muerto… De lo demás. flor de la inocencia. Y vienes aquí a invocar el nombre de Dios. para justificar honradez y justicia. el señorito enceguecido por no haber conseguido sus afanes saca un revolver y le dispara un tiro. lo increpa diciendo que eso es una infamia. Recuerdo cuando con cualquier pretexto usted se quedaba con sus salarios. JUEZ: Es él el que está hablando señora. PRESIDIARIO: Si les queman las verdades que dice esta mujer échenla afuera que para eso cuentan con un ejército de verdugos y esclavos que obedecen ciegamente… Que yo pida el perdón y la libertad ¡Nunca! No conozco en ustedes ningún valor moral. por la mano enguantada de un potentado… Recibí la herencia de la orfandad y fui de tumbo en tumbo hasta llegar a su hacienda a ganar con sangre un mendrugo de pan. Una voz gritaba: ¡Socorro. El minero. y si interrumpe el orden por tercera vez. fruto de tantos dolores. a cambio de lo que ustedes derrochan en orgías o prostituyendo mujeres inocentes… ACHARÁN: Esto es insoportable. quedó sola en el rancho una muchacha.en el humilde rancho de un inquilino. ¡Madre mía! Mi padre al llegar al sitio ve al patrón que luchaba con la muchacha. luego la libertad no se pide.

Mátenme a mí si quieren sangre. mira que algún día puedo estar libre (Salen) JUEZ: (Se despiden con un fuerte apretón de manos con Acharán) Ha quedado saldada mi palabra de honor. mañana sus hijos llorarán un año… JUEZ: ¡Basta de insolencias! Soldado. puedes pasar a firmar tu última declaración. COMPAÑERA: Eso no. como una negra venganza. Y si hoy no les conmueve el dolor de una madre. PRESIDIARIO: Ya he dicho que no firmo. pues bien. saque a esa mujer hacia la calle y si se resiste… (Cosaco la saca a empujones) COMPAÑERA: ¡Canallas! ¡Miserables! JUEZ: Y a ese remáchenle una barra de grillos y enciérrenlo en el calabozo más obscuro. llévenme luego para gritarles por última vez que los desprecio… JUEZ: (Agita la campanilla. JUEZ: Esta noche como de costumbre nos veremos en el Club (Salen) TELÓN . se pone de pie) Señores hemos terminado. ustedes lo acusan de criminal y lo lanzan al patíbulo? Si es delito que uno haya hermanado por un ideal común. Él ha sido bueno. su corazón con el de la prostituta o el peon. a él no. JUEZ: Es que yo lo exijo en nombre de la ley o de lo contrario haré aplicarte mayores tormentos. enseñándoles el camino de las ciencias y de la libertad. y ustedes. ACHARÁN: (Golpeándole la espalda) Es Ud un hombre de trabajo y de ley a toda prueba. para exterminarlo en esos antros donde se prostituye la dignidad humana. Sería una infamia más que cometerías. mis ideales están por encima de sus imposiciones y no me harán claudicar. ya para escuchar sandeces está bueno. PRESIDIARIO: Puedes hacerlo.humanidad. lo han arrancado de su hogar y del lado de su hijo. (Cosaco lo saca golpeándolo con la carabina) PRESIDIARIO: Cuidado esbirro. si por eso me acusan.

Al levantarse el telón habrá un Cosaco de centinela teniendo al lado una banca. cuan amarga es para mí esta honda tragedia. estoy convencido que a un hombre que se desempeña. Escena 1 (Entra cosaco con una carta) COSACO: Toma esto es para ti. lo he implorado suplicante. los cerró para siempre entre mis brazos.Acto segundo La escena representa el interior de un establecimiento carcelario. me lo han impedido. Santiago de Chile de 1926.” (Besa la carta y la guarda). no harán retroceder los ideales. he sido apostrofada e insultada. Y ¿A esta sociedad tan grosera hay que rendirle culto? ¡Ah! Hay que sentirse esclavo. y tu que te hayas entre los fríos muros de una cárcel. quieren separarnos de la vida para siempre… ¡El hijo de nuestro amor a muerto… (Paraliza la lectura. Y ¡Ay! De los tiranos que trituran la carne dolorida de la plebe. Tu compañera. llegó hace dos días (Presidiario la recibe con ansiedad el cosaco se retira a su puesto) PRESIDIARIO: (Lee) “ Compañero de mi vida. por más que ella trate de ocultándomelo Luego vendrán a leerme la sentencia. casi de rodillas. pero todo ha sido en vano. Fraternalmente. se inflama a las . y ya no tenia los medios necesarios para comprar los medicamentos… el pobrecito en su delirio llamaba a su papá: “Papacito” ¿Por qué no vienes a verme? ven pues. que yo te los devolveré con muchos besos”… y con los ojos muy abiertos. compañero de mi alma. del sol que nos brinda la naturaleza. en el rincón habrá harapos. su rostro pálido deja ver las arrugas de la cara. sufre como un vahído. me encuentro abatida? ¡No! Al contrario. El presidiario se verá en el calabozo pobremente vestido. que enluta de dolor nuestros corazones. Salud. y sigue leyendo con voz temblorosa) Le dio una fiebre tan desesperante que todo lo que se hizo fue inútil para salvarlo. Ya sé que se acerca el día de mi muerte. dando un fuerte suspiro de lo más profundo de su corazoncito. que sirven de cama. Una vida para qué sirve si ha de estar privada del aire. cómprame un juguete de esos bonitos que tienen los niños ricos. se lleva las manos a las sienes. ¿Crees tu. siento una fuerza de voluntad y optimismo para desafiar a todos aquellos que han producido este largo calvario de inquietudes y martirios. Tu comprenderás ahora. un piso y una silla vieja. viéndose las cadenas que le atan las manos. al contrario. hoy está mi pensamiento más cerca de ti que nunca. Perdona que no haya podido entrar a verte. se toca el corazón. el pelo canoso. que con la muerte de nuestro hijo. y estará sentado meditabundo. se agiganta la lucha. habrá una celda. cuando se detenga la mano asesina del de arriba por la mano vengadora del de abajo… Recibe este manojo de pensamientos para confortación de tu espíritu.

apoyando la cabeza entre sus manos). CURA: Bueno. El hombre moderno esta por sobre de todas esas miserias morales y atavismos del pasado. (Entra el cura) CURA: Buenos días. Dejen sus buenas intenciones para otra oportunidad. El estudio de la filosofía. CURA: Pero hijo. (irónico) que yo en nombre de mi conciencia no los necesito para nada. deshecha esas ideas impías de satán. atribuyéndoles que son obras del misterio y del espíritu santo. hijo (Al cosaco y se dirige al calabozo) (Al presidiario) Buenos días hermano (No contesta el presidiario. ha cubierto con un gran antifaz la falsa moral. pausa larga) PRESIDIARIO: He dicho que no quiero nada con ustedes. basada en el misticismo hipócrita. no le doy importancia a los sofismas y literaturas iconoclastas. PRESIDIARIO: Déjese usted de sofismas. del puñal y la sotana. quieren nublarme la inteligencia por medio de la patraña religiosa ¡No lo conseguirán! Ya han triturado mis carnes ¿Qué más quieren? Mañana me llevarán al . yo no soy de su rebaño. se borran por medio de la confesión. la humanidad necesita luz en su cerebro. ideas todas pervertidas que se ha hecho carne en las criaturas humanas. hay que sentir el arrepentimiento alguna vez. PRESIDIARIO: ¡Ah! Si los comprendo… Ustedes son los ciervos de la inquisición. Y el divino evangelio de Cristo enseña “Arrepentíos si quereis entrar al reino de mi padre. adoradores de ídolos y fanfarrias clericales. Siempre malhumorado. donde se le niega a la naturaleza su fuerza creadora. Usted se ha equivocado. CURA: Error profundo hijo mío. La ciencia ha demostrado dos caminos. ministro de Dios en la tierra. pero yo. y gozareis de las delicias del paraíso con todos los santos de la corte celestial” PRESIDIARIO: ¡Ah! Esas son las fantasmagóricas palabras que ustedes usan para sugestionar en el fanatismo y la superstición de incautos sin voluntad. enardeciendo la acción reivindicadora. aunque sea en la hora undécima.. (Se sienta meditativo.multitudes.. deben a usted haberle envenenado muy joven el alma con esos libros que no reconocen ni Dios ni Ley. en la hora de la fe y el arrepentimiento. la realidad positiva de los fenómenos y sus causa. Los humildes. veo que todo es en vano. Ya lo sabe usted. En cambio los teólogos con su mitología religiosa. porque ellas te conducen a la perdición eterna. Mientras sus apóstoles explotan y comercian con la ignorancia de los pueblos. son los que entran en el reino de Dios. y ahora quieren arrancarme los ojos para que no los vean en la hora de mi muerte. que.

CURA: Bueno parece que hemos llegado a lo imposible. con grandes pérdidas materiales e injurias a la sociedad constituida por medio de las prédicas anarquistas. hasta luego. de improviso se le presenta el Cosaco. Y ese Dios de bondad y amor del que me hablas ¿Permite que haya tantos ejércitos guerreros que hacen profesión del crimen? Ese dios es una invención. es una farsa. me acaban de leer la sentencia. Espéreme aquí (la compañera desesperada busca algún objeto contundente. que viene hacia a adentro con la sentencia) CURA: Me ha rechazado JUEZ: Ya veremos.? CURA: Bueno. Santiago de chile 1926”. PRESIDIARIO: (Se para irrespetuoso) Basta ya. toma. déjeme en paz ¿Qué se ha creído de mi…. Salga de aquí. no discutamos más. con las pruebas y testigos que la ley exige. amotinamiento y desacatos a las autoridades. trae un ramito de flores y un maletín. El cosaco se quedará afuera) JUEZ: He llegado hasta aquí para imponerte la sentencia: “Condenase al reo Julio Plaza. Saca una tarjeta que pasa al Cosaco) COSACO: (Lee) “Entrada libre” Juez del crimen (La Compañera saca un billete de cien pesos. En consecuencia. Si estás conforme puedes firmar. (Sale Cura. teniendo presente los antecedentes que obra en poder de la justicia para proceder a dictar sentencia. Al llegar a la puerta de entrada se encuentra con el Juez. iré a corroborar su pase. reciba usted esta estampita y esta medallita si no quiere lo otro. quedas condenado a la pena capital.patíbulo. mañana será tarde. por los delitos de incitación a la destrucción a la propiedad. . todas en contra suya. El Fiscal. ve una botella y golpea por la espalda al cosaco quien cae inconsciente) COMPAÑERA: (Entra nerviosamente y se dirige a la celda) ¿Cómo estás? ¿Cómo te sientes de salud? … PRESIDIARIO: creí que no vendrías más. (Le pasa la sentencia) (Entra compañera) (Viste elegantemente. los recibe) COSACO: En este momento está ahí adentro. (Entra el Juez a la celda.

Comprenda alguna vez a esta mujer! ¡Tenga usted piedad de mí! JUEZ: Pero… ¡Qué es esto! (Asombrado al ver al centinela inconsciente) COMPAÑERA: (Lo toma y lo asedia con aire de coquetería) No sea usted cobarde. ¿Cómo? ¿Tú lo mataste? COMPAÑERA: (Mostrando al gendarme) Ese duerme como una bestia. si esto es un crimen.COMPAÑERA: (al Juez) No le condene usted. Es la sangre de tu padre. COMPAÑERA: (Reaccionando al ver al cura recoge el cuchillo) Si tú te atreves a dar un paso o alzar la voz… ¡Entra! (El cura con la mirada centelleante. Aquí se hará un cambio de luces transitorio en el escenario) COMPAÑERA: (Le sigue rápidamente hacia afuera) ¡Por favor… no sea usted malo. (Y al juez) Y ese sí que está muerto. Desde luego dame un beso. COMPAÑERA: (El cuchillo caerá al suelo y ella se llevará las manos al rostros horrorizada al contemplar el cadáver). Dios mío. y de tantos mártires anónimos que sucumben en estos antros de exterminio humano. le entregaré mi cuerpo … Tome. (Cura contempla atónito la escena desde adentro). (Le pasa un ramillete de flores rojas) JUEZ: (Indeciso vacila) ¡Cómo! … ¿Pero es cierto que estás dispuesta de verdad y que serás mía? (En estos instantes se abalanza para darle un beso). si no es malo. COMPAÑERA: (Saca un cuchillo que lleva oculto y se lo clava en el corazón). Si. si estamos solos… Y si usted consciente seré suya… No me desprecie usted. . para poder conceder lo que tú quieres. (Presidiario se parará y observará la escena desde la puerta de la celda). y de nuestro hijo que se lava. (Con aire de satisfacción) Ya me he vengado. retrocederá al calabozo) PRESIDIARIO: Cuidado con los gendarmes… (Sale hacia afuera y observa al gendarme y al Juez muerto). (Juez y Cura se sentirán estupefactos al ver a esa mujer tan elegantemente vestida cuando a esa hora está completamente estricta la entrada) JUEZ: ¿Quién le ha dado a usted señora la entrada en horas que está prohíba? ¡A ver cabo de guarda! (Enérgico sale rápido hacia afuera. iré… Seré tuya… ¡Toma. CURA: (Al oír el golpe sale hacia afuera y al ver el cadáver queda horrorizado y trémulo). Las he traído para usted. sería una injusticia suya. miserable! … JUEZ: ¡Ay! (Se llevará las manos al corazón e irá cayendo lentamente hasta desplomarse con un fuerte golpe). y enseguida te vas a mi casa.

cuidado con hablar.PRESIDIARIO: ¿Y ahora? COMPAÑERA: Ahora. y mostrándoselo al fraile) y tu. mercader hipócrita. porque aquí habría un cuchillo para clavar en tu pecho. (Cierra el calabozo y al fraile lo deja adentro. a luchar por nuestro ideal y vivir la libertad… PRESIDIARIO: (Quitándole el cuchillo a la compañera. pero ten bien presente que no es la idea del crimen la que nos guía. quiero vivir la vida! FIN . a huir. a limar esos Grilletes. arroja el cuchillo violentamente al suelo) COMPAÑERA: (Le da un fuerte abrazo) Oh. amor mío ¡Que dichosa soy a tu lado! ¡Ahora sí.