You are on page 1of 2

“AÑO DE LA INFRAESTRUCTURA PARA LA INTEGRACION

ANDINA”

CIENCIAS SOCIALES Y TURISMO

PSICOLOGIA DEL DESARROLLO HUMANO

TEMA: ANALISIS “LOS 10 MANDAMIENTOS EN EL SIGLO XXI”

HUACHO -- PERU
2005
Los Diez Mandamientos en el XXI
Tradición y Actualidad del legado de Moisés

Fernando Savater

El autor realiza un análisis minucioso y contemporáneo de los diez
mandamientos, que según la historia cristiana, fue llevado por Moisés a su
pueblo. La obra esta dividida en 10 capítulos prestando una debida atención a
cada mandamiento por capítulo y un extra más a manera de conclusión.
Cada mandamiento es contrastado con la realidad y vista de una serie
de puntos de vistas, y así se buscando una explicación muy humana, el autor
cita una serie de acontecimientos que actualmente están sucediendo y
cambiando la forma de pensar de las personas.
Fernando Savater trata con una ironía elegante cada mandamiento, al
iniciar cada capitulo presenta una párrafo, en el cual tutea a Dios, en unos
casos sugiriéndole, reclamándole, recriminándole el por que del mandamiento
al cual tenemos que cumplir.
El autor cita una serie de opiniones de un cura católico, un rabino, y
además de un renombrado grupo de profesionales –historiadores, periodistas,
publicistas etc,- que ofrecen sus puntos de vistas, y así nos ofrece una
reinterpretación moderna y universal de los principales tabúes y
preocupaciones actuales de la humanidad.
El autor en esta obra trata de dar respuesta a las preguntas ¿Sí aun
tienen vigencia los diez mandamientos? Y ¿Siguen siendo una guía moral y
ética para la sociedad?
El autor llega a la conclusión de que los mandamientos no son malos,
sino, que sus preceptos son muy ambiguas, muy generales, y tendrían que ser
mas específicos. Claro está que hay mandamientos que le parecen
inconcebibles e incomprensibles por mencionar uno de ellos como es el:
“Amaras a Dios sobre todas las cosas” y por el contrario hay otros que hasta la
actualidad rigen nuestras vidas y leyes como es el: “No mataras”. Y además
Savater se atreve al presentar un precepto contundente: “Temeos los unos a
los otros y aceptad las leyes”.