You are on page 1of 6

PUBLICACIÓN TRIMESTRAL

ABRIL – JUNIO DEL 2007
ANÁLISIS SOBRE LA OPINIÓN PÚBLICA
VS LAS CORPORACIONES EN MÉXICO.

Por Daniel Marmolejo
Miembro fundador del Movimiento Ciudadano Metropolitano A.P.N.

Comité Ejecutivo Nacional

¿Existe verdaderamente la opinión pública?, Pierre Bourdieu ha señalado que
"la opinión pública no existe” y que la estadística no es garantía de
imparcialidad.

En México los sondeos fueron manipulados, se realizaron llamadas desde Call
Centers, en esas llamadas no sólo se preguntó sobre las preferencias
electorales sino que se infería a favor del candidato Felipe Calderón, o bien, si
alguien mostraba preferencias hacia López Obrador el operador telefónico
señalaba aspectos como el endeudamiento público o la corrupción en su
gobierno.
En la Ciudad de México (donde gobernó López Obrador) estas acciones fueron
desestimadas por la sociedad, en otras regiones como el norte de la República,
sí tuvieron efecto. Muchos medios exhibían el resultado de estas llamadas
conocidas como Push Polls como si fuesen auténticas encuestas, los
encuestadores dejaron en la pasada elección de ser técnicos para convertirse
en formadores de opinión pública y la mayoría de los líderes de opinión se
alinearon a los intereses de sus propias empresas quienes se beneficiaron del
Gobierno Federal encabezado por Fox.

Cabe resaltar que México es el segundo país del mundo donde más periodistas
han muerto en los últimos 6 años después de Irak, el poder de la mafia en
México es tan grande que se han victimado a poco menos de 10 mil personas
en los últimos años como consecuencia del crimen organizado, los periodistas
no son respetados en México y no hay garantías en materia de derechos
humanos para que puedan realizar su función. Diferentes medios
independientes han sido agobiados por el Gobierno Federal o la mafia, y la
libertad de expresión necesaria para que el periodismo realice su función está
negada.

Los sondeos de opinión fueron valorados por los expertos en mercadotecnia
social y mercadotecnia electoral quienes enfocaron la maquinaria mediática y
alteraron la realidad.

Si la percepción es la realidad entonces la realidad no existe.

En el Pentágono la seguridad está por encima de la honestidad y la verdad.

Por tanto no puedo afirmar que haya una opinión pública en México. Como
señala Porfirio Muñoz Ledo en la entrevista que realicé para el documental que
produje a partir de la polarización del 2006: “vivimos una gravitación de
gobiernos tropicales en América Latina, democracias coloniales donde los
poderes fácticos son más fuertes que el Estado”.
La acción colectiva puede ser un ejemplo de cómo la gente decidió movilizarse
antes de ver cómo violaban los derechos políticos de López Obrador en el
momento de su desafuero; el 24 de Abril del 2005 se efectuó la “marcha del
silencio” con la participación de más de 1 millón de personas en apoyo a López
Obrador.

Al inicio de la crisis postelectoral del 2006 y con 2 días de anticipación López
Obrador convocó a la Primera Asamblea Informativa a la que asistieron 250 mil
personas, a la Segunda Asamblea asistieron más de 1 millón de personas y a la
Tercera fueron 2 millones y medio de personas provenientes de todo el País.

Entre las consignas que se escucharon por parte de los manifestantes una de
ellas era “MUERA TELEVISA”, con estas palabras se promovía desde la acción
colectiva una crítica en contra de los medios y los “desinformadores” quienes
fueron caricaturizados por muchos ciudadanos. La gente se manifestaba en
contra de cómo se manipuló todo el proceso electoral.

No obstante la opinión que he captado en diferentes regiones de México me
permite reconocer que sí tuvo éxito el que a través de spots se expresara que
“López Obrador es un peligro para México”, la gran desinformación a nivel
nacional nos demuestra que la sociedad esta mal politizada y que teniendo el
control mediático y la manipulación estadística se puede alterar la perspectiva,
es decir, la realidad cambia o se impone la percepción.

Entrevisté a Roy Campos quien representa a Consulta Mitofsky en México, él
me dijo claramente que: “Televisa es el mejor cliente para estos negocios”,
refiriéndose a que el consorcio es beneficiario del modelo de democracia
colonial que hay en México, conocedor de las herramientas mercadológicas y
conductor del drama político al grado de pretender desaparecer un fenómeno
polarizador como el que ellos mismos contribuyeron a producir.
Debo poner sobre estas líneas que en el proceso electoral Televisa presentó la
nota de unos pescadores que utilizando burdas lanchas partieron de las costas
mexicanas y tras 9 meses desaparecidos se encontraron vivos en aguas
cercanas a Australia. Hubo por ahí uno que otro periodista que desestimó la
factibilidad de este fenómeno ya que de ser cierto los lancheros hubiesen
muerto de escorbuto por falta de vitamina C. Además de las contradicciones,
temores y cautela con la que los pescadores se manifestaban en entrevistas y
enlaces, nunca en foros televisivos.

Esto que sucedió en México tiene que ver con la forma en la que en Estados
Unidos se ha pervertido la información y se manipula a los electores. Habrá que
recordar la película ¨Wag the Dog¨.

Debido a que las encuestas de opinión pública se realizaron por encargo de los
medios de comunicación, y que los muestreos con los que muchas
encuestadoras amparaban sus resultados eran inadecuados o poco claros se
logró afianzar más el clima de polarización. Quienes conocieron el trabajo de
López Obrador votaron por él, quienes no lo conocían y tienen temor por ver a
la izquierda en el poder votaron por el PAN o por el PRI. Hay que recordar que
el PAN asoció a través de spots al Presidente de Venezuela, Hugo Chávez con
Andrés Manuel López Obrador. La imagen de Chávez fue utilizada hasta el
agotamiento incitando a la violencia, la guerra asimétrica y la represión a los
ciudadanos por parte del Estado.

Las encuestas de opinión pública, entonces, son parte de un esquema de
manipulación. Si la ciudadanía desea conocer la orientación generalizada o
democrática de su propia opinión, los referentes son escasos.

He llegado a pensar que después del homo videns en la cadena de la evolución
sigue la vaca.

El miedo nos ha convertido en eso.
Una semana antes de la elección, López Obrador tenía 5 puntos de ventaja
sobre Felipe Calderón de acuerdo con encuestadores serios. El Programa de
Resultados Preliminares del Instituto Federal Electoral al cierre del proceso
electoral no determina ganador ese 2 de Julio del 2006. Un año antes de la
elección la diferencia entre López Obrador y Felipe Calderón era de 40 puntos,
casi 20 millones de votos. En un escenario político ideal en donde los poderes
fácticos estuvieran acotados es obvio que sería prácticamente imposible revertir
esta tendencia, ¿cómo fué posible ese cambió de intención?

El entretejido es complejo, están los poderes formales, la Presidencia de la
República, sectores del clero y los poderes fácticos confabulados, además de
grupos secretos de la ultraderecha operando con las corporaciones extranjeras
(algunas interesadas en sectores estratégicos como el petróleo y la
electricidad), y el gobierno de Estados Unidos, sin desestimar los intentos
neocoloniales de España.

México ha sido un laboratorio político electoral de gran importancia para
América Latina en donde la opinión Pública no puede torcer a las corporaciones.