You are on page 1of 2

Ejercicios Para la Fascitis Plantar

,
Prevención y causas
La Fascitis plantar es una de las patologías que conlleva a más de mil visitas al
médico, también es el causante de múltiples operaciones en la planta del pie

(claramente cuando esta empeora). La
Fascitis plantar es una patología que consiste en la hinchazón de la fasia del pie,
también se describe como la inflamación de la aponeurosis plantar de los pies.
Esta es causada principalmente por contracturas musculares que son provocadas por la
obesidad, el sometimiento constante de ejercicios cardiovasculares muy intensos a largo
plazo, el levantamiento constante de peso que deteriora de manera progresiva de la
fascia plantar, el uso de calzados inadecuados que afectan a la planta de los pies
causando esta patología o empeorándola, las personas con un arco plantar anormal (muy
elevado) también es una causa.
Todas estas causas ya nombradas con el pasar del tiempo, pueden empeorar la patología
hasta convertirse en una Fascitis plantar crónica. ¿A que llamamos Fascitis plantar
crónica?, se le llama crónica cuando la patología en este caso la fascia plantar, empeora
de manera que el dolor se torne frecuente y que además; afecte de manera frecuente a
distintas zonas del miembro inferior.
Los síntomas principales son el dolor agudo en la zona de la planta del pie, que no es
causado por un traumatismo y contractura muscular de los músculos posteriores del
miembro inferior (uno o más músculos de la parte de atrás de la pierna)
Para combatir esta patología tenemos una forma que se divide en dos, está la prevención
o la disminución de la inflamación de la fascia plantar y luego los ejercicios para la
Fascitis plantar.
Prevención o la disminución de la inflamación de la fascia plantar
Para la prevención, debemos tener en cuenta el calzado, ya que por muy tonto que sea,
esta nos ayudara a mantener la postura y los movimientos del pie de forma natural,
mantener la planta de los pies en constante movimiento (sin abusar del mismo) nos

ayuda a mantener un ejercicio de extensión lo cual ayuda a prevenir las contracturas de
los músculos posteriores del miembro inferior y de la fascia plantar.

Evitar la obesidad nos ayuda de una
manera sorprendente la inflamación de la fascia plantar, ya que el peso adicional al que
sometamos la planta del pie, causara el deterioro del mismo causando dolor, espasmos
musculares y contracciones del mismo. Si ya se cuenta con esos kilos de más, es de
fundamental que te deshagas de ellos lo más rápido posible; ya que no solo ayudaras a
que no se inflamen las fascias sino que también ayudaras a mantener en óptimas
condiciones tu cuerpo.

HAZ CLIC AQUÍ AHORA PARA VER EL ARTÍCULO COMPLETO