You are on page 1of 6

DERECHO CIVIL

Puedes colaborar agregando referencias a fuentes fiables como se indica aquí.
El material sin fuentes fiables podría ser cuestionado y eliminado.
Derecho civil es el conjunto de normas jurídicas y principios del Derecho que
regulan las relaciones personales o patrimoniales, voluntarias o forzosas, entre
personas privadas o públicas, tanto físicas como jurídicas, de carácter privado
y público, o incluso entre las últimas, siempre que actúen desprovistas de
imperium o autotutela.
PÁGINA DE LA PRIMERA EDICIÓN DEL CÓDIGO CIVIL FRANCÉS DE
1804.
El Derecho civil habitualmente comprende:
El Derecho de las personas, que regula el inicio y fin de la existencia de las
personas naturales, la capacidad jurídica, los atributos de la personalidad, es
decir, los elementos que determinan las condiciones de cada individuo en su
relación jurídica con los demás, tales como el estado civil, el domicilio o la
nacionalidad, y los derechos personalísimos o de la personalidad, íntimamente
ligados al ser humano desde que nace.
El Derecho de familia que regula las consecuencias jurídicas de la relaciones de
familia, provenientes del matrimonio y del parentesco. Sin perjuicio, que parte
de la doctrina la considera una rama autónoma del Derecho.
El Derecho de cosas o de bienes, que regula lo que se conoce como derechos
reales y, en general, las relaciones jurídicas de los individuos con los objetos o
cosas, tales como la propiedad, los modos de adquirirla, la posesión y la mera
tenencia.
El Derecho de sucesiones o sucesorio, que regula las consecuencias jurídicas
que vienen determinadas por el fallecimiento de una persona física en lo
relativo a la transferencia de sus bienes y derechos a terceros.

El Derecho de las obligaciones y los contratos, que regula los hechos, actos y
negocios jurídicos, y sus consecuencias y efectos vinculantes.
El Derecho de la responsabilidad civil, que trata de la indemnización de daños y
perjuicios causados a otros.
Las normas de Derecho Civil Internacional, que son aquellas normas de Derecho
Internacional Privado reguladoras de la ley civil aplicable ante un conflicto de
leyes.
Por último, también incluye normas genéricas aplicables a todas las ramas del
Derecho, como la aplicación e interpretación y de las normas jurídicas. Por esta
última razón, el Derecho civil recibe su denominación de "Derecho común".
Es necesario tener en cuenta que el estudio del Derecho civil comprende,
además, el análisis de las diferentes acciones judiciales que el ordenamiento
jurídico otorga para la protección de las situaciones jurídicas antes descritas.
CARACTERÍSTICAS: UBICACIÓN SISTEMÁTICA
El Derecho civil suele constituir el Derecho privado, común y general de los
países.
DERECHO CIVIL COMO DERECHO PRIVADO
El Derecho civil ha sido desde la época del Derecho romano el conjunto de
normas que constituyen el Derecho privado, entendiendo por tal a aquel que
regula las relaciones entre las personas. Se oponía, por tanto, al Derecho
público, que regula las relaciones de las personas con los poderes del estado y
de los poderes públicos entre sí.
En realidad, por un lado, el Derecho público que contenía la compilación
justiniana cayó en progresivo desuso (por la evolución de las organizaciones
políticas), aplicándose solo el Derecho privado de tal compendio, de modo que lo
que se había denominado Derecho civil quedó reducido en la práctica al

Derecho privado; por otro lado, el advenimiento de los Derechos nacionales
surgieron denominaciones como Derecho civil francés, italiano, etcétera, para
referirse a los respectivos Derechos privados. De ahí la confluencia de la
denominación Derecho civil para referirse exclusivamente el Derecho privado.
Por ello, actualmente el Derecho Civil es el llamado a juzgar de todos los actos
o hechos de la vida privada social y privadamente privada.

DERECHO CIVIL COMO DERECHO COMÚN
Las normas del Derecho civil se aplican a todas las materias de Derecho
privado que no tengan una regulación especial de carácter legal. La evolución
del Derecho, y su especialización, hicieron nacer ramas específicas del
Derecho privado como el Derecho mercantil o el Derecho laboral. Estas ramas
tienen en común el hecho de mantener como Derecho supletorio al Derecho
civil, que se instituye así como Derecho común.
Desde la perspectiva territorial (de aplicación en el territorio), el Derecho civil
puede no ser uno solo para todo el territorio nacional, sino que varios sistemas
civiles pueden coexistir. De ellos, uno llamado común, nacional o federal, es
aplicable directamente en unos casos y supletoriamente en otros a todo el país;
y otros llamados provinciales, autonómicos o forales lo son solo a determinados
estados, regiones o territorios.
DERECHO CIVIL COMO DERECHO GENERAL
Desde la perspectiva subjetiva (de aplicación a la persona), el Derecho civil
contiene normas que regulan las relaciones jurídicas privadas aplicables a todos
los individuos, independientemente de factores como nacionalidad, profesión,
religión, etc. Se aplica a todos los que se hallan en la misma situación jurídica.
Derechos civiles y políticos', o derechos

cívicos, son los derechos que

protegen las libertades individuales de su quebrantamiento ilegal (represión)
por parte del poder (sea el de los gobiernos o el de cualquier otro agente

político

público

o

del ciudadano para participar

privado),
en

la

vida

y garantizan la
civil

y

capacidad

política del Estado en

condiciones de igualdad, y sin discriminación.
Derechos civiles son los reconocidos a todos los ciudadanos por la ley; y en ello
se distinguen de los derechos humanos y de los derechos naturales. Los
derechos civiles son concedidos dentro de un Estado, mientras que los
derechos naturales o los derechos humanos son internacionales, y, se tienen, o
bien por el mero hecho de nacer, según la teoría iusnaturalista, o bien por la
mera

constitución

de

la

sociedad,

según

la

teoría contractualista (el iuspositivismo, que separa moral y derecho, no se
plantea la existencia de derechos naturales). John Locke sostuvo que los
derechos naturales a lavida, la libertad y la propiedad debían ser convertidos
en derechos civiles y protegerse por el Estado soberano como aspecto
del contrato social (derechos constitucionales).
Los derechos políticos constituyen la primera porción de la Declaración
Universal de Derechos Humanos de 1948 (así como los derechos económicos,
sociales y culturales comprenden la segunda parte). La teoría de las tres
generaciones de derechos humanos considera a este grupo de derechos como
los "derechos de primera generación", y la teoría de los derechos negativos y
positivos (libertad negativa y positiva) los designa como derechos negativos. No
obstante, en cuanto los derechos sociales o positivos se justifican en la
reparación de deficiencias que obstaculizan gravemente el ejercicio de la plena
condición de ciudadano, son también "civiles", al tener su correspondiente
definición precisa en la contrapartida de una obligación establecida por parte
de los poderes públicos.
El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 19662 incluye el
"derecho de libre determinación" de "todos los pueblos". 3 Los llamados
"derechos colectivos", por oposición a los "derechos individuales", están entre
los "derechos de tercera generación" según la teoría de las tres generaciones
de derechos.