You are on page 1of 60

Diseño

de productos
turísticos
comunitarios:
La experiencia
turístico.

María Carolina Casals Iglesias,
María Javiera Errázuriz Contreras y
Miguel García Corrales.

Diseño
de productos
turísticos
comunitarios:
La experiencia
del buscarril
turístico.

Ediciones Universidad Central de Chile.
Comité Editorial Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Paisaje.
Universidad Central de Chile.
Santa Isabel 1186, Santiago de Chile
infofaup@ucentral.cl
Derechos reservados.
Primera edición marzo 2015, 500 ejemplares.
Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse sin previa autorización de Ediciones Universidad Central
de Chile.
DISEÑO DE PRODUCTOS TURÍSTICOS COMUNITARIOS: LA EXPERIENCIA DEL BUSCARRIL TURÍSTICO.
Autores: María Carolina Casals Iglesias, María Javiera Errázuriz Contreras y Miguel García Corrales.
Inscripción en el Registro de Propiedad Intelectual xxxx
ISBN XXX
Diseño Gráfico: Consulting Design. www.cdesign.cl
Fotografías gentileza de Christian Salgado, Cristóbal Espinosa, Sebastián Bertoni.
Impresión: Andros impresores. Santa Elena 1955, Santiago.

Diseño
de productos
turísticos
comunitarios:
La experiencia
del buscarril
turístico.

María Carolina Casals Iglesias, María Javiera Errázuriz Contreras y Miguel García Corrales.

11
12
14
16
20
32
40
54

PRESENTACIÓN

NUESTRA PROPUESTA METODOLÓGICA PARA PROYECTOS DE TURISMO COMUNITARIO
EL PATRIMONIO CULTURAL Y NATURAL COMO RECURSO TURÍSTICO
EL TURISMO COMO UNA OPORTUNIDAD DE NEGOCIOS PARA COMUNIDADES LOCALES
COMPRENDIENDO EL TERRITORIO COMUNITARIO:
RECOMENDACIONES PARA UN DIAGNÓSTICO
TURÍSTICO
DISEÑANDO UN PRODUCTO TURÍSTICO
COMUNITARIO
PREPARANDO A LOS EMPRENDEDORES:
DESARROLLAR CAPACIDADES Y ORGANIZAR A LA
COMUNIDAD EN TURISMO
DIFUNDIR Y COMERCIALIZAR UN PRODUCTO
TURÍSTICO COMUNITARIO
LECCIONES APRENDIDAS

Contenido

9

8

BUSCARRIL
La experiencia del
El
TURÍSTICO
PRESENTACIÓN

Lo que entendemos como
turismo comunitario.
Es el turismo que se diseña y
prepara en conjunto con las comunidades, grupos que desde el
inicio se involucran con la iniciativa,
participando en la construcción
de productos turísticos y en su
operación y gestión futura. La
Organización Mundial del Turismo
(OMT) señala sobre el turismo
comunitario que “no puede haber
un verdadero desarrollo del turismo
si ese desarrollo obra de algún
modo en detrimento de los valores
y la cultura de las comunidades
receptoras o si los beneficios
socioeconómicos que genera no
llegan a percibirse directamente en
las comunidades”.
En el transcurso del proyecto de
turismo comunitario en torno al Ramal Talca Constitución, las comunidades han adquirido capacidades
para negociar con la cadena de comercialización turística, resolviendo
solas o con ayuda de otros actores
los impactos y desafíos del turismo, lo que les ha permitido recibir
beneficios directos e indirectos de
la actividad.
El turismo comunitario ha permitido
la construcción de aptitudes individuales y colectivas, y la creación
de un espacio para la integración
territorial y el desarrollo social
equitativo.

turismo llegó casi de imprevisto al Ramal y rá-

pidamente se convirtió en una alternativa para
dinamizar la economía de las familias de las lo-

calidades del valle del Maule. Los habitantes del Ramal
soñaban con un tren lleno de turistas, salir a vender sus

productos típicos y dar a conocer las tradiciones del Maule rural más desconocido. Mermeladas, empanadas, fruta fresca y artesanía tienen hoy quién las disfrute y valore
gracias al buscarril turístico que circula los sábado de temporada de verano y en fechas especiales durante el año.
Con este manual, el lector conocerá la experiencia de
diseño y puesta en marcha del buscarril turístico, iniciativa que busca ofrecer una oportunidad de desarrollo
a los emprendedores del Ramal, convirtiendo al transporte ferroviario en una opción de integración territorial y equidad social. El proyecto fue financiado, en una
primera instancia por la Corfo y posteriormente por el
Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del
Gobierno Regional del Maule, desarrollado por la Universidad Central de Chile y apoyado por la Asociación
Gremial de Emprendedores Turísticos del Ramal, Servicio Nacional de Turismo (Sernatur) y Tren Central.
9

10

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
T
NUESTRA PROPUESTA METODOLÓGICA
PARA PROYECTOS DE TURISMO COMUNITARIO

rabajar con proyectos de turismo a escala local es un desafío. Al aislamiento,
la pobreza y la falta de conectividad, muchas veces tenemos que añadir la
escasa experiencia previa de las comunidades para recibir visitantes y emprender
negocios turísticos. Si a ello sumamos que las iniciativas turísticas deben ser rentables,
ya que representan una opción para aumentar los ingresos familiares, el reto es mayor.

Metodología de trabajo

Si bien no podemos establecer una fórmula para el éxito de proyectos de turismo
comunitario, compartimos nuestra metodología, que fue probada en la construcción
y puesta en marcha del buscarril turístico en el Ramal Talca Constitución. Esta
metodología, concebida como un espacio flexible con permanente participación de
las comunidades, entendió al turismo como una actividad compleja con dos enfoques
fundamentales:

La mirada patrimonial, entendiendo que el patrimonio es sustento de las
prácticas culturales y de la vida de las comunidades, por lo que es necesario seleccionar
y poner en valor aquellos recursos que la comunidad tenga interés de dar a conocer a
los visitantes.

La mirada comercial, que considera la participación directa de las comunidades
como gestores de emprendimientos y negocios, con herramientas equitativas de
negociación con actores de la cadena de valor y comercialización turística.
Bajo estas dos miradas, se estableció la metodología de trabajo que desarrollaremos en
este manual.
11

EL PATRIMONIO CULTURAL
Y NATURAL
COMO RECURSO TURÍSTICO

D

12

e acuerdo a los resultados del Primer Congreso
Iberoamericano de Patrimonio Turístico
efectuado en abril del 2011 en la Universidad
Central, el patrimonio turístico es una parte de todo el
patrimonio individual y social, natural o cultural existente,
que es posible poner a disposición del turismo. Se
identifica como principales condiciones para definir esta
porción de patrimonio a:

• La existencia de condiciones que permitan
compartir el patrimonio; minimizar su deterioro,
pérdida o transformación como efecto del proceso
de sociabilización; asegurar la trascendencia del
mismo tanto desde la perspectiva del patrimonio
como base de su conservación, como desde el
turismo; e impedir la declinación o transformación
no controlada del destino que lo alberga.

• La real disposición de quienes ostentan el
patrimonio a compartirlo en forma auténtica, lo
que incidiría directamente en la comprensión de
la comunidad sobre los impactos que se podrían
generar y al deterioro que el propio patrimonio
podría sufrir debido a la experiencia. Esta condición
es fundamental para la sustentabilidad tanto del
patrimonio como de las sociedades involucradas.

• La presencia de un patrimonio turístico atractivo,
expuesto e interpretado en forma adecuada para
una correcta comprensión y satisfacción del
visitante. Este requisito se considera fundamental
debido a los efectos inversos que puede provocar la
generación de expectativas no cumplidas en torno
al real atractivo del patrimonio a compartir con el
turismo.

D

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO

espués de identificar los recursos que había
en el Ramal Talca Constitución y analizarlo
junto a los actores locales, definimos que
los siguientes elementos tenían interés patrimonial
para el turismo:

• Un paisaje típico del Maule rural ideal para deportes al aire libre: la cercanía al
río, valles y bosques, convierten al corredor ferroviario en un lugar perfecto para
recreación cercana a la naturaleza.
• El vino hecho como en el pasado: en Corinto, Curtiduría y González Bastías se
produce vino a partir de la tradicional uva País, utilizando técnicas artesanales que
transforman la antigua cepa en un vino infaltable en los hogares del Ramal.
• La poesía de González Bastías, los artistas de Corinto y las artesanas rurales: el
corredor ferroviario es un espacio de arte que reúne poetas, artistas y artesanas
locales cuyas obras expresan el significado de la vida en las tierras del Ramal.
• La gastronomía típica del campo maulino: en el Ramal se cultivan frutas y
verduras naturales, el ganado no conoce químicos y del río salen las más frescas
lisas y pejerreyes. Recetas familiares convierten la producción agrícola tradicional
en deliciosos platos que resumen la identidad rural del valle.
• La historia rural del Chile profundo: en el corredor ferroviario Ramal Talca
Constitución se entiende perfectamente la importancia del patrimonio social del
Chile central.
13

EL TURISMO COMO UNA
OPORTUNIDAD DE NEGOCIOS PARA
COMUNIDADES LOCALES

E

l turismo es una actividad económica, por lo tanto un negocio cuyo objetivo es
ganar dinero. Si diseñamos un producto turístico sin esta premisa, es mejor que
dediquemos nuestro tiempo y recursos a otros esfuerzos. Es muy importante
transferir esta idea a los emprendedores de una comunidad. El turismo comunitario
suele ser una actividad con retornos lentos y cuyas ganancias no son inmediatas y
pueden recién verse tras varias temporadas de operación. No todos los miembros de
la comunidad pueden hacer frente a esta situación, por eso recomendamos trabajar
con los que realmente quieran emprender en turismo, aun sabiendo que es una actividad compleja.

T

rabajar los negocios con una mirada territorial
es fundamental. Los destinos no funcionan
aislados; dependen de centros emisores de

visitantes y de instituciones sectoriales que están lejos
de las comunidades. Aprender a trabajar con ellos es
fundamental para el éxito del negocio.
14

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
L

os emprendedores no tenían muchas expectativas con el buscarril
turístico. Las primeras salidas fueron complejas; no se llenaban los coches
y los pasajeros no compraban lo que los emprendedores ofrecían. Algunos
desistieron mientras que otros optaron por cambiar su actitud y continuaron
recibiendo a los turistas cada sábado. Poco a poco la situación mejoró; se
prepararon productos a gusto de los visitantes, se logró llenar los coches y las
salidas fueron un éxito. Por primera vez, los emprendedores tenían ganancias, las
que crecen en cada temporada.

C

omo producto regional, el buscarril turístico
se integró a la difusión y comercialización del
Maule. A nivel particular, se entendió que el

territorio del buscarril turístico era un corredor de hasta
1.000 metros alrededor de la línea férrea. Dentro de esta
faja de influencia se diseñaron los negocios turísticos
locales del buscarril turístico.
15

COMPRENDIENDO
EL TERRITORIO COMUNITARIO:
RECOMENDACIONES
PARA UN DIAGNÓSTICO
TURÍSTICO

T

odos los proyectos consideran una etapa de diagnóstico. Lo importante es
evaluar cuál es el diagnóstico que nos sirve y si éste refleja la mirada de los
habitantes del territorio. No se recomienda extender por mucho tiempo esta
etapa. Las personas están cansadas de los diagnósticos, ya que consideran que no
llegan a nada ni tampoco resuelven sus problemas para emprender en turismo. Adicionalmente es muy relevante en esta fase evitar la generación de expectativas desmedidas por parte de los habitantes locales. Por estas razones, proponemos elaborar
un diagnóstico en un período acotado, en no más de cuatro meses, considerando
tres elementos clave:

La identificación de actores relevantes del
territorio:

P

ara ello, los equipos técnicos deben ir a terreno,
generar los espacios de confianza y conversar
con los residentes. La finalidad de esta actividad,
es construir un mapa de actores para conocer a las
personas que pueden favorecer o también obstaculizar
una iniciativa de turismo comunitario.

16

La evaluación participativa de la realidad local:

L

uego del levantamiento de información técnica,
que ayuda a construir un diagnóstico preliminar, es
importante conocer la mirada de las personas que
viven en el territorio. El debate y la discusión son importantes en esta fase, por lo que los gestores de proyecto
deben facilitar estos espacios a través de talleres, reuniones, entrevistas, etc. Estos espacios deben desarrollarse en territorio local y en el tiempo que la comunidad
dispone. En otras palabras, es el proyecto el que se
traslada al territorio y no al revés.
La definición de las condiciones
básicas para el turismo:

E

l diagnóstico debe servir para definir las
condiciones en las que se desarrollará el turismo.
Establecer preliminarmente estos principios
permitirá la construcción de un producto turístico con
apoyo de la comunidad, ya que se respeta la realidad y
las expectativas locales.

S

e formó un equipo
de terreno,
compuesto de
cinco profesionales
con sensibilización
especial en temas
rurales, coordinados
por un profesional con
experiencia comercial en
turismo. Los terrenos se
calendarizaron de forma
permanente, de manera
de dar continuidad al
proyecto en el territorio.
El equipo de trabajo se
alojaba y alimentaba en
los emprendimientos
del territorio, lo que
permitió conocer con
mayor profundidad cada

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
servicio turístico. Con
todas estas visitas, se
identificó a los líderes e
informantes claves de
cada estación ferroviaria.
Por otra parte, se detectó
a los facilitadores en
instituciones públicas y
a los tour operadores
interesados en participar
de un producto de turismo
comunitario.

E

l equipo técnico convocó, con apoyo de los líderes locales, a un taller en la estación de Curtiduría. Los participantes se trasladaron en el buscarril, por lo que
el horario del taller se ajustó a la llegada y salida de este medio de transporte.
A petición de los residentes, fue una jornada de todo el día, en la que participaron
más de treinta habitantes del Ramal. Con el apoyo de Jordi Tresserras Juan (experto
Unesco en turismo cultural), utilizando metodologías que abrieran la discusión y el
dialogo entre los participantes, se definieron los principales elementos del diagnóstico:
• El servicio ferroviario no ofrecía las condiciones de comodidad para un óptimo
traslado de pasajeros.
• Las estaciones requerían de una rehabilitación integral que les permitiera atender
a residentes y turistas.
• La comercialización de los cupos de transporte a bordo del buscarril carecía de
un sistema integrado de reservas que garantizara al usuario la realización de su
viaje.
• Los recursos patrimoniales de interés para el turismo no contaban con el equipamiento ni la gestión para recibir turistas.
• Los servicios y las actividades turísticas se encontraban en un desarrollo incipiente, lo que sumado a las difíciles condiciones de conectividad, hacían más complejo el logro de una experiencia turística memorable.
17

18

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
T

ras la conversación con actores locales y la
realización de talleres abiertos, la comunidad con
la orientación del equipo técnico estableció una
serie de condiciones que debían orientar el desarrollo
turístico. Estos principios fueron:
• El Ramal Talca Constitución se vincula estrechamente al río Maule: el diseño de productos turísticos
debía utilizar este recurso como eje articulador de
relatos, actividades y servicios turísticos.
• El buscarril traslada personas, bienes y servicios: el
usuario más importante del buscarril es el residente
de zonas aisladas que ocupa este medio de transporte para vender sus productos locales y trasladarse a centros urbanos. El turista es un usuario
relevante, pero en ningún caso puede reemplazar al
residente.

• El Ramal Talca Constitución está declarado monumento histórico, pero no todo el sistema es de
interés para el turismo: solamente algunos elementos del Ramal tienen potencial para el turismo, por
lo que las acciones deben tener una escala realista
de operación y demanda, no afectando la convivencia entre los habitantes y los visitantes del corredor
ferroviario.

19

DISEÑANDO UN
PRODUCTO TURÍSTICO
COMUNITARIO

L

as comunidades tienen muchas expectativas con
el turismo y varias de ellas sobredimensionadas.
Nuestro rol es ser realistas, asumiendo que
el producto puede evolucionar a medida que las
condiciones de la comunidad mejoren tanto para
residentes como para visitantes.
El diseño de un producto turístico dependerá de cada
comunidad y su entorno. No podemos entregar una
receta, pero sí recomendamos considerar las siguientes
sugerencias:

20

Identificar las condiciones mínimas para el diseño

A

ntes de iniciar cualquier acción de diseño de producto, es importante
identificar las condiciones mínimas que un territorio y una comunidad
disponen para el turismo:

• Patrimonio natural y cultural de interés para el turismo: No todo el patrimonio sirve
para el desarrollo del turismo. La comunidad, con apoyo de especialistas, debe
identificar el patrimonio que sea de interés para los mercados turísticos.
• Accesibilidad: Es importante identificar los accesos al destino y los medios de
transporte que permiten un flujo permanente o en algunos períodos del año.
• Flujos turísticos permanentes: El éxito del producto turístico dependerá de si aseguramos flujos permanentes de visitantes. Por ello es importante definir las acciones que permitirán atraer visitantes al destino.
• Equipamiento mínimo para recibir a turistas: La alimentación, el alojamiento, y las
compras de insumos son las preocupaciones básicas al momento de planificar un
viaje. El destino debe proveer estos servicios turísticos para atender a los visitantes. Puede que estos servicios no cuenten con toda la preparación requerida,
pero deben contar con los permisos mínimos de funcionamiento.
• Comunidades con experiencia en trabajo en equipo e interesadas en la actividad
turística: Entendiendo que el turismo es un trabajo asociativo, es importante detectar si las comunidades trabajan colectivamente, si han obtenido beneficios por
estas iniciativas y los problemas que han enfrentado en ello. Resulta fundamental
la existencia de capital social para el éxito de un producto turístico comunitario.

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
D

urante la etapa de diagnóstico, el equipo técnico
identificó las condiciones mínimas para operar
un producto turístico en el Ramal Talca Constitución. Si bien la totalidad del corredor ferroviario disponía de recursos patrimoniales suficientes para diseñar
un producto turístico, parte importante del territorio
no disponía de facilidades de acceso ni equipamiento
mínimo para recibir a los turistas. A la vez gran parte de
las estaciones no contaba con una organización comunitaria establecida. Lo anterior implico para el corto
plazo, concentrar el diseñó del producto turístico en las
estaciones que reunían las condiciones mínimas para el
turismo: Corinto, Curtiduría y González Bastías. Con estas estaciones se ha operado hasta la fecha el buscarril
turístico.

En un principio, fue complejo asegurar flujo para el
buscarril turístico. Todo era una apuesta. Era la primera
vez que se vendían pasajes del Ramal en forma anticipada, tanto en internet como en las boleterías de las
estaciones de ferrocarriles. Un día antes de la salida, el
buscarril turístico seguía sin llenarse por completo. El
apoyo de la prensa fue fundamental. Se logró comunicar la experiencia en el noticiario central de un canal de
televisión y el diario regional la difundió al menos en tres
ocasiones. Con estas gestiones, a partir de la tercera
salida, el buscarril turístico se repletó. Cada sábado llegaban 80 visitantes a localidades que antes no recibían
viajeros. Logramos asegurar una cantidad de turistas
adecuada a las capacidades de las comunidades.

21

Construir participativamente

L

os gestores de proyecto no pueden implementar
un producto turístico sin haber consultado
a la comunidad. La validación del producto
es fundamental para asegurar su éxito. Por ello
proponemos que el diseño, aunque implique alargar
los plazos, sea construido participativamente con la
comunidad. Sabremos qué es lo que la
comunidad puede ofrecer y qué es lo
que no puede realizar, información que
combinada con la experiencia técnica
de un equipo profesional conocedor
de la actividad turística, permite perfilar
un producto realista y efectivamente
competitivo.
Crear un producto turístico realista y
pertinente a la comunidad es fundamental
para su continuidad. Los turistas vivirán
una grata experiencia turística cuando los
emprendedores se sientan cómodos en sus
roles y reciban los beneficios del turismo.

22

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
P

or más de seis meses nos reunimos con las comunidades de las estaciones seleccionadas para
el circuito del buscarril turístico. Escuchamos sus
anhelos y aprensiones. Transferimos además experiencias y buenas prácticas de trenes turísticos internacionales.
Con la comunidad definimos que el buscarril turístico
ofrecería una opción para conocer las costumbres y
productos rurales preparados por las comunidades.
Cada estación estableció cómo recibirían a los turistas.
Con talleres de capacitación y asesoría personalizada,
se mejoraron los productos de cada proveedor.
Hoy el buscarril turístico es una tarea colaborativa de las
comunidades de Corinto, Curtiduría y González Bastías.
23

Aumentar los ingresos familiares

L

a llegada de ingresos extras a una familia, sobre
todo en medios rurales, puede significar mejoras
importantes en la calidad de vida.

El turismo puede representar un ingreso adicional, que
aunque no es permanente, puede ayudar a los gastos
del hogar. Por esto no nos podemos olvidar que el turismo debe ser rentable para todos, ya que si bien una
cantidad reducida de personas de la comunidad tendrá
emprendimientos turísticos, son muchos los que proveerán con insumos y trabajo a estas iniciativas.
24

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
“C

ecilia” es una emprendedora de la estación
de Corinto. En la primera temporada de la
operación del buscarril turístico vendió artesanía y churrascas. Su familia no estaba de acuerdo en
que participara de esta iniciativa y con mucho esfuerzo
asistía cada sábado a esperar el buscarril. En la segunda temporada, Cecilia vendió churrascas, pan amasado
y jugos naturales, ya que se vendían con facilidad y en
grandes cantidades. Su marido y su hijo, que antes
habían criticado a Cecilia, la apoyaban cada sábado, ya
que el dinero que ganaban les sirvió para costear gastos
durante el resto del año.
25

No esperar hasta el final del proyecto para tener
un producto

E

n la mayoría de los proyectos, el hito final es
la puesta en marcha del producto turístico, y
las comunidades deben esperar uno o dos
años. Para que esta espera no sea tan extensa, y se
mantenga el ímpetu inicial, proponemos que se diseñen
y pongan en marcha productos turísticos escalables,
que operen al corto y mediano plazo dentro del
proyecto. Estas acciones permitirán períodos de prueba
y ajuste al producto final, con el apoyo del equipo
técnico, en los que la comunidad podrá aprender de
manera práctica, vinculándose tempranamente con el
turismo.

26

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
H

abían pasado muchos proyectos de turismo
por el Ramal, la mayoría de ellos sin resultados
concretos. Era necesario re – encantar a las
comunidades.
En seis meses de proyecto, logramos reunir en una
mesa de trabajo a las comunidades, instituciones de
fomento y a la empresa ferroviaria. Con un producto
ya validado por las comunidades, lanzamos la primera
temporada del buscarril turístico. Fue una apuesta
arriesgada donde se cometieron muchos errores,
pero también se obtuvo aprendizajes que sirvieron
para mejorar el producto a futuro. El proyecto finalizó
seis meses después de haberse lanzado el buscarril
turístico.

27

Realizar alianzas estratégicas

E

l turismo es una actividad en la que participan
muchas personas e instituciones. El éxito
de nuestro producto depende de nuestros
emprendedores, pero también de autoridades
locales, medios de prensa e intermediarios turísticos.
Entender que se depende de otros para desarrollar
un producto turístico comunitario es fundamental.
Por eso, desde un inicio es importante identificar
a las instituciones públicas y empresas privadas
que puedan aportar positivamente a la iniciativa e
invitarles a participar con auspicios, patrocinios o
apoyos logísticos.
Para consolidar estas alianzas es recomendable
que se asigne esta responsabilidad a la
organización comunitaria (por ejemplo una
asociación gremial), que será la encargada
de mantener la relación con las instituciones y
empresas privadas.

28

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
P

ara el diseño del buscarril turístico, debimos
conversar con autoridades municipales de
Maule, Pencahue y Constitución, y empresas
con vinculación en el territorio. Recibimos apoyo del
diario El Centro durante todo el proyecto, donde se
difundieron los avances y alcances de la iniciativa a más
comunas de la región. Por otro lado, la Viña Concha y
Toro auspició la primera guía turística del Ramal Talca
Constitución.

29

Escuchar y conocer a los clientes

N

uestros clientes tienen mucho que decir. Ellos ven los problemas de nuestro
producto y pueden sugerir cambios. Sería un error no considerar sus
impresiones. Por eso debemos encontrar la manera de conocer sus opiniones
a través de encuestas en destino, conversaciones informales, correos electrónicos
luego del viaje, etc.
También es importante conocer quiénes son nuestros clientes. No importa si son
nacionales o extranjeros. Debemos saber de dónde vienen, cómo viajan, cuánto
gastan, qué les gusta del producto y qué harían si repitieran su estadía. Esta
información es fundamental para orientar las acciones de difusión y comercialización
del producto turístico comunitario.

30

E

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO

n todas las salidas del buscarril turístico se realiza
una encuesta a cada pasajero. Esta encuesta, de
no más de una plana, tiene la finalidad de conocer
la ciudad de origen, monto de gasto y evaluación del
producto. Las encuestas son sistematizadas, y sus
resultados son analizados por todos las instituciones
que participan del buscarril turístico.
El buscarril turístico es un servicio especial cuyo primer
producto recorre las estaciones de Corinto, Curtiduría
y González Bastías durante cada sábado del verano
y en fechas especiales en el año. Es una excelente
opción para conocer el Ramal en familia y acercarse
a sus habitantes, quienes con cariño esperan en las
estaciones con sus productos, arte y costumbres.
La experiencia comienza con la reserva y compra de
pasajes a través de internet o en las boleterías de las
estaciones.

El buscarril sale desde la estación de Talca. Todos los pasajeros abordan con asientos
numerados y el personal ferroviario informa sobre las medidas de seguridad y datos
turísticos del proyecto. Tras recorrer 26 kilómetros, la primera parada es la estación
de Corinto. La comunidad se ha organizado para vender artesanía y alimentos como
churrascas, chancho en piedra, pasteles y mote con huesillos. Además se recibe a
los pasajeros con un pie de cueca que es preparado por los niños de Corinto.
Después de quince minutos tras la detención, el viaje continúa a Curtiduría, localidad
famosa por sus viñedos de uva rosada y cepa país, también con productos locales,
artesanía típica y folclor. La comunidad, en su mayoría mujeres, recibe a los turistas
con artesanía y productos típicos, destacando las empanaditas de pera, café de trigo
y frutas de la estación. Una cantora rural recibe a los pasajeros, y ameniza los quince
minutos que el buscarril se detiene en la estación.
Continuando el viaje, el buscarril se dirige a la estación de González Bastías. Los
pasajeros pueden comprar las famosas tortillas de rescoldo, jugos naturales,
huevos duros o previo pago, los distintos servicios turísticos de la estación. Algunos
pasajeros optan por recorrer la localidad por su cuenta. Tras dos horas de detención,
el buscarril regresa a Talca.
31

PREPARANDO A LOS EMPRENDEDORES:
DESARROLLAR CAPACIDADES
Y ORGANIZAR A LA COMUNIDAD EN TURISMO.

L

a actividad turística es compleja y requiere de capacidades que muchas veces
no se encuentran en las comunidades locales. Preparar un producto turístico
sin tener estas capacidades instaladas puede llevar al fracaso y a la frustración
de las comunidades que ven como una vez más el turismo no entrega los beneficios
esperados. Teniendo en consideración lo anterior, proponemos las siguientes
acciones:

Conocer experiencias ya consolidadas
en el mercado

C

uando hablamos de turismo, muchos de los
emprendedores no logran imaginar lo que
queremos transmitir. No es que no se tengan
capacidades, sino que el turismo es una actividad
nueva, muchas veces ajena a la realidad de la
comunidad.
Una de las mejores maneras de transferir la experiencia
de este tipo de negocios es conocer de primera mano
una iniciativa turística. Los fondos públicos apoyan la
realización de giras tecnológicas o viajes de aprendizaje
dentro o fuera del país. Si se prepara una agenda de
actividades y se visitan las experiencias adecuadas,
este tipo de acciones resulta fundamental para el
éxito del producto turístico. Lo importante es escoger
experiencias que sean realizables por la comunidad,
ya sea por cuenta propia o con apoyo de otras
instituciones.

32

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
C

on apoyo del Gobierno Regional del Maule, se
organizó una gira internacional para conocer la
experiencia de Trenes del Ecuador. Se escogió
esta iniciativa debido a que uno de sus pilares fundamentales era la participación de la comunidad local en
el desarrollo del producto turístico.
Cinco miembros de las comunidades del Ramal, visitaron las principales rutas de este producto turístico. Lo
que más les llamó la atención a los embajadores Ramalinos fue el estado de conservación del patrimonio de
los trenes y las estaciones, el compromiso de la empresa ferroviaria con las comunidades, y el profesionalismo
de los emprendedores. Muchos de los participantes de
la gira nunca habían viajado en avión o alojado en un
hotel. Para ellos fue una experiencia de vida, que marcará sus emprendimientos y negocios turísticos.

33

Formalizar a la comunidad

S

i a la comunidad le interesa trabajar en turismo,
es importante orientar colectivamente los
esfuerzos. Trabajar de manera asociativa,
fortalecerá el producto turístico y extenderá los
beneficios de la actividad a más emprendedores.
Es recomendable organizar de manera formal a la
comunidad a través de una asociación gremial. Esta instancia permitirá a futuro presentar iniciativas a fondos de
financiamiento y convertirse en un referente de opinión
sectorial en el territorio. Pero el éxito no se asegura formando una institucionalidad. Las personas deben tener
interés de trabajar en conjunto (a pesar de las diferencias) y sentirse parte de dicho colectivo.

34

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
E

n el corredor ferroviario, los emprendedores manifestaron su intención de
orientar colectivamente los esfuerzos privados del territorio. Al no tener
experiencia de asociatividad en turismo, el grupo fue asesorado por miembros
de Chilesertur, gremio que reúne a pequeñas y medianas empresas del casco
histórico de Santiago.
Junto a ellos se ejecutaron talleres de fortalecimiento de capacidades
organizacionales (planificación, presupuesto, contabilidad gremial, conducción de
reuniones, resolución de conflictos y otras), se estableció un plan estratégico y
operativo de la asociación por cinco años, y se diseñó una marca gremial.
La asociación gremial El Ramal se formó el año 2012 y agrupa a emprendedores
y empresarios del Ramal. Se ha convertido en un actor clave para la operación del
buscarril turístico. El año 2014 recibió el premio de Mérito Turístico – Distinción al
Turismo y Desarrollo Comunitario otorgado por el Servicio Nacional de Turismo.
35

Capacitar con la industria turística

R

esulta fundamental que las jornadas de
capacitación de los emprendedores sean
realizadas por profesionales que trabajen
en la industria turística. Esta simple condición
permitirá transferir conocimientos actualizados a las
comunidades.
Las capacitaciones deben ser prácticas y pensadas
en la operación y comercialización turística. Enfrentar a
los emprendedores a situaciones reales, es una buena
forma de acostumbrarlos a las agitadas temporadas
que vendrán en el futuro.

36

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
L

os emprendedores del buscarril turístico se
capacitaron en materias de diseño de productos,
gastronomía rural, artesanía, enología, relatos turísticos y comercialización. Los talleres fueron dictados
por profesionales con experiencia en el ámbito turístico
y patrimonial, quienes expusieron contenidos eminentemente prácticos.
Para la preparación de estos talleres se pidió apoyo a
la comunidad en la convocatoria, la disponibilidad de
espacio y la alimentación de los participantes. Con ello,
se compartieron responsabilidades entre los gestores
del proyecto y los emprendedores beneficiarios.

37

Transferir capacidades a la comunidad.

E

n general, cuando la entidad gestora de proyectos se retira del territorio, los productos turísticos
diseñados pierden fuerza y duran poco tiempo, ya
que no existen personas de la comunidad que puedan
gestionar y operar dicha iniciativa.
Por ello, desde el comienzo del proyecto, es recomendable seleccionar a un grupo de líderes comunitarios
que sean reconocidos por sus pares, y que tengan la
capacidad de liderar y de tomar decisiones y negociar. Con estos líderes se construye permanentemente
el producto turístico, transfiriéndoles capacidades de
diseño, operación y comercialización necesarias para
asegurar la continuidad futura del producto.
La comunidad debe sentir que el producto turístico les
pertenece y que de ellos dependerá el éxito de la iniciativa. No puede ser un producto impuesto, debe ser un
deseo colectivo.

38

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO

D

esde el comienzo de nuestra intervención, se
identificó a los líderes de las estaciones ferroviarias involucradas en el buscarril turístico,
mayoritariamente mujeres, con experiencia previa en
organización social, y con emprendimientos turísticos
incipientes.

Tras el proceso de diagnóstico, se les incluyó en el diseño del producto turístico de tal forma que conocieran su
funcionamiento en todas sus etapas. ¿Cómo se logró lo
anterior? El buscarril turístico considera la participación
de coordinadoras comunitarias en cada estación, que
son las encargadas de organizar a los emprendedores,
como también de participar en las reuniones de preparación del producto con el resto de los actores involucrados (la empresa ferroviaria y el Servicio Nacional de
Turismo del Maule).

objetivo evaluar el funcionamiento del buscarril turístico y corregir errores en cada estación. Con el tiempo,
estas reuniones se hicieron quincenalmente, delegando
mayor responsabilidad y toma de decisiones a las coordinadoras de estación.
En la actualidad, el buscarril turístico es coordinado por
la Asociación Gremial El Ramal, la empresa Tren Central S.A y la dirección Regional del Servicio Nacional de
Turismo.

En la primera y segunda temporada, se organizaron
reuniones de coordinación semanales que tenían como
39

DIFUNDIR Y COMERCIALIZAR UN
PRODUCTO TURÍSTICO
COMUNITARIO

M

uchas de las iniciativas comunitarias fallan en la
difusión y la comercialización. Por eso te contamos las acciones que permitieron captar el interés del mercado y lograr ventas del buscarril turístico.

Diseñar una marca territorial.

U

n producto de turismo comunitario en general
nace y se desarrolla por el esfuerzo conjunto
entre el Estado, organismos no gubernamentales
y el conjunto de habitantes del territorio, transformados
en emprendedores y empresarios. La mejor manera de
comunicar dicha asociatividad es diseñar una marca
territorial que alinie a este conjunto de actores y a la vez
posicione el destino ofreciendo una identidad clara a
los productos locales.
Es muy importante que la marca identifique los sueños
de los habitantes y emprendedores del territorio. Por
eso recomendamos que tanto el diseño como el uso
de la marca sean siempre trabajados y validados con la
comunidad.

40

D

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO

urante la primera temporada los productos ofrecidos por las emprendedoras eran muy variados
y diversos. Mermeladas, empanaditas de pera,
vasos de chicha y artesanías se vendían en cada estación, sin que se identificara al productor ni a la estación.

Una vez terminada la temporada, nos organizamos para
vender los productos con una marca que posicionara al
destino. Se realizaron talleres con los emprendedores
para seleccionar los elementos que más identificaban al
corredor ferroviario. Con los resultados de estas conversaciones, un equipo de diseñadores presentó una
serie de propuestas, siendo una de ellas la elegida por
la comunidad.

Con la marca ya definida, diseñamos una etiqueta (que
identificaba al emprendedor y a la estación) y bolsas de
papel para envolver los productos generados por los
emprendedores en torno al Ramal. Además, en cada
estación colocamos un lienzo y las emprendedoras
usaban un delantal y una credencial que las identificaba como tales. Esta marca también fue utilizada para
los materiales de difusión (revista, flyers, folletos, web,
aplicación móvil)
Una de las tareas de la “Asociación Gremial El Ramal”
es velar por el buen uso de la marca. Su directiva es
responsable de distribuir el material promocional a los
emprendedores, siendo requisito para utilizar esta marca ser socio de la asociación.

41

Participar en eventos de la industria turística.

S

i queremos que nuestro producto de turismo
comunitario sea conocido por la industria, debemos participar en eventos como ferias y workshops. Pero para participar en ellos, debemos tener muy
claro el tipo de producto que ofrecemos, donde se inserta en la cadena de valor turística del destino, y para
qué perfil de cliente está diseñado. Bajo estas premisas
debemos estar preparados para difundirlo y contar con
el material más adecuado para promoverlo tanto a nivel
de cliente final, como de otros actores del turismo que
visitan la feria.
Es fundamental contar con un producto territorial
interesante y atractivo para la industria y por sobre todo
con representantes que puedan comunicar y transmitir
las características de nuestro producto.
No es recomendable asistir a las ferias como empresas
individuales. Es mejor concentrar los esfuerzos y participar como un territorio, que brinda experiencias turísticas
y cuenta con servicios turísticos.

42

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
U

na vez diseñado el producto buscarril turístico,
y con el apoyo de Sernatur y Corfo, el año 2012
participamos en la feria turística Chile es tuyo.

Para crear una experiencia turística, simulamos un
coche con asientos del buscarril, donde los visitantes se
sentaban y a través de una pantalla se mostraban imágenes del corredor ferroviario. Para entrar a este coche,
entregábamos un antiguo pasaje de cartón.
Además del coche, preparamos degustaciones con
productos rurales (café de trigo, empanaditas de pera,
huevitos duros, tortillas) y una cata de vinos de cepa
país.
Por nuestro stand pasaron más de 10.000 visitantes y a
todos ellos se les entregó una revista de viaje del Ramal.
43

Preparar material de difusión en distintos
formatos.

Y

a no basta con preparar folletos y posters en papel. Los turistas se informan a través de redes
sociales e internet, que les permiten conocer
lugares diferentes a los que ofrece el turismo tradicional.
Redes sociales como facebook, foursquare, instagram
y youtube, permiten que el viajero se contacte con el
lugar que quiere visitar o que ya visitó. Estas herramientas son simples de utilizar y facilitan la difusión de los
lugares de interés turístico. Pero cuando un territorio no
tiene acceso a internet, no se puede prescindir de los
materiales de difusión tradicionales como son los folletos y afiches. Por eso es importante evaluar las mejores
opciones de difusión de acuerdo a las condiciones del
territorio y el perfil de los clientes a los que queremos
llegar.
¿Qué se debe promocionar en el material de difusión?
Los turistas no vienen a un lugar a conocer un hotel o
un restaurante. Vienen a disfrutar de una experiencia
turística en un destino turístico. Por ello, se sugiere que
la difusión tenga una mirada territorial.

44

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
E

l corredor ferroviario Talca - Constitución dispone
de escenarios de baja y nula conectividad en gran
parte de las estaciones, paraderos y localidades.

El primer año de funcionamiento del buscarril turístico,
se habilitó una web que no tuvo el uso esperado, ya
que muy pocos emprendimientos disponían de teléfono
y acceso a internet. Por esto se optó por diseñar un
landing page con información general del Ramal (www.
elRamal.cl), un video que comunicara la experiencia, y
vinculación a redes sociales y plataformas privadas e
institucionales. Adicionalmente se diseñó y habilitó una
aplicación móvil “off line” para sistemas operativos iOS
y Android. La administración de los contenidos y actualización de la aplicación se traspasó a la Asociación

Gremial, siendo capacitados los miembros con mayor
conocimiento computacional.
Junto a lo anterior, se editó una guía de viaje de no
más de 50 páginas, que era repartida a los pasajeros
del buscarril y en las oficinas de información de turismo de Sernatur Maule. Además, se preparó un afiche
informativo que se colocó en las estaciones ferroviarias y en algunos lugares de Talca.

45

Difundir el producto al comienzo de cada
temporada turística.

E

l producto de turismo comunitario compite con
cientos de destinos a nivel nacional. Por ello, es
necesario difundir nuestras iniciativas antes del
comienzo de la temporada turística. La comunidad se
debe organizar para invitar a medios de prensa locales,
regionales y nacionales, que pueden facilitar la difusión
en prensa escrita, electrónica y televisión. Apoyarse de
las instituciones sectoriales es fundamental. Un buen
aliado es Sernatur.

46

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
C

on apoyo de Sernatur Maule, al comienzo de
cada temporada se invitó a medios de prensa
escrito y televisión a conocer el buscarril turístico. Con ello, logramos aparecer en medios regionales y
nacionales. Las acciones de mayor impacto fueron los
reportajes televisivos que se difundieron en noticiarios
y matinales. El costo consideró el gasto en traslados,
alimentación y alojamiento de periodistas, montos bajos
en consideración del impacto mediático que se logró
con estas acciones.

47

Asegurar un canal de venta

U

na de las características del turismo es que se
requiere planificar los viajes con antelación. Los
turistas quieren informarse y realizar sus reservas
antes de partir sus vacaciones. Como los productos comunitarios generalmente se ubican en espacios rurales,
es necesario asegurar un canal de ventas permanente y
estable para que los turistas puedan informarse y comprar el producto. Una de las mejores herramientas es
internet, disponible los siete días de la semana y con la
opción de compra electrónica. En caso de no disponer
de una plataforma web, es necesario habilitar un teléfono al cual puedan llamar los futuros clientes.

48

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
E

l servicio regular del buscarril no dispone de un
sistema integrado de reservas, lo que dificulta la
compra anticipada de cupos. Además, al ser un
servicio subsidiado por el Estado, los residentes del
Ramal tienen prioridad de transporte.
Debido a que uno de los requerimientos básicos del
turismo es planificar con antelación los viajes, se diseñó un sistema de reservas electrónico para el servicio
del buscarril turístico. A través de la www.trencentral.cl
es posible, desde la primera temporada de operación,
reservar cupos para el buscarril turístico. Este sistema
permitió asegurar los flujos de clientes, que antes no
llegaban con el servicio regular.

49

Un producto turístico con fechas confirmadas

U

no de los elementos de éxito del producto turístico es asegurar su disponibilidad con antelación. El turista se programa, muchas veces con
meses de adelanto y por eso debemos mantener un
calendario estable a lo largo del año.
Si nuestro producto turístico se orienta a la venta con intermediarios turísticos, este calendario debe confirmarse
con al menos una año de anticipación.

50

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
E

n la tercera temporada de operación del buscarril turístico se calendarizaron fechas estables de
salida (todos los sábado de enero y febrero), y
además se seleccionaron fechas a lo largo del año que
tenían relación con festividades locales. Lo anterior ha
permitido dar regularidad al producto. No obstante esta
regularidad es afectada por las condiciones del equipo rodante, que se caracteriza por tener una fiabilidad
limitada y por condiciones ambientales que ponen en
riesgo la operación, como han sido los incendios forestales y temporales.

51

Recalcar la prudencia en los precios.

E

s natural que en un comienzo no se manejen bien los precios de productos y
servicios que ofrecen los emprendedores de la comunidad, considerando que
el turismo se trata de una actividad nueva para ellos y que la demanda llega
de golpe y de forma masiva. En zonas aisladas hay menor regulación del mercado
por lo que algunos emprendedores ofrecen productos a precios muy por debajo del
esfuerzo que implican, mientras que otros los suben abruptamente a sabiendas de
que el visitante no tiene todas las opciones que encuentra en la ciudad. Un precio
justo para el emprendedor y el turista, contribuyen a un turismo sustentable en el
tiempo.

52

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO
V

arias mujeres del Ramal Talca Constitución
confeccionan mantas de lana de oveja natural,
hilada con huso y tejidas en telar tradicional. Les
dedican muchas horas de trabajo, pero como nunca las
habían comercializado y no entendían cuánto significaba para un turista una artesanía de esa categoría, las
vendían a menos de un tercio de su valor real. El equipo
técnico sugirió a varias emprendedoras vender a un
precio más justo, proporcional a su tiempo, talento y saberes, lo que ha aumentado sus ingresos y compromiso
con el proyecto de turismo comunitario.

53

LECCIONES APRENDIDAS
Desarrollo de capacidades
y organización de la comunidad

Los emprendedores y empresarios deben
ser turistas. Es necesario transferir la esencia del turismo y ello se logra con emprendedores que han viajado
y conocido experiencias turísticas. Los proyectos deben
esforzarse en crear instancias de giras o misiones a
destinos nacionales o internacionales.

La capacitación en turismo debe ser práctica, enfocada al negocio, reconociendo saberes
y experiencias de cada emprendedor. Trabajar en
turismo requiere de una capacitación especializada, que
prepare a los emprendedores a recibir a los turistas pero
también a enfrentarse con problemas y períodos de
alta presión. El aprendizaje se debe enfocar siempre a
mejorar el negocio, considerando las fortalezas propias
de cada emprendedor.

La transferencia de conocimientos es más
efectiva mediante talleres prácticos. Evitar disertaciones académicas con lenguaje complejo y favorecer el
“aprender haciendo” a través de actividades prácticas y
funcionales, permite mayor aprendizaje y factibilidad de
aplicar los conocimientos.
54


La transferencia y la participación son
relevantes para el turismo comunitario. Para asegurar la continuidad de un producto turístico comunitario
se debe trabajar desde sus inicios con la comunidad.
Reconocer las fortalezas de los líderes y los emprendedores locales, superar las brechas de competitividad
y conocimiento de la industria, y asignar responsabilidades en la gestión y operación del producto, es clave
para traspasar el producto turístico a la comunidad una
vez que se termine la intervención del proyecto.

Cada organización participante del proyecto de turismo comunitario debe asumir roles
y responsabilizarse por ellos. En el desarrollo de la
iniciativa la entidad gestora del proyecto debe apoyar la
definición de roles de acuerdo al ámbito de acción de
las instituciones gubernamentales, asociaciones gremiales u ONGs involucradas, funciones que deben tener
claras y asumir con responsabilidad. De esta forma,
el producto seguirá funcionando una vez concluido el
proyecto, sin la presencia de la entidad gestora.

El traspaso de responsabilidades a la
comunidad debe ser gradual. Los miembros de las
comunidades empiezan a cumplir roles a los que no
estaban acostumbrados antes de trabajar en turismo;
si asumen responsabilidades paso a paso con el apoyo
inicial de expertos en la toma de decisiones, logran un
aprendizaje y empoderamiento más efectivo.

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO


La entidad gestora presta asesoría técnica,
no resuelve conflictos entre miembros de la comunidad. Es inevitable que existan conflictos entre miembros de la comunidad, sobre todo en etapas iniciales, y
considerando que están todos enfrentados a una nueva
forma de trabajo y en un rubro que muchos no conocían. Aunque sea solicitado, no presta ninguna ayuda
que los técnicos intenten mediar conflictos internos a
los que siempre se verá enfrentada la comunidad, al
contrario, disminuirá la capacidad natural de resolución
de conflictos del grupo.

permanente en la zona y cercanía con los emprendedores es fundamental para tomar decisiones coherentes al
contexto territorial y social.
Diseño del producto turístico comunitario


No todo el patrimonio local tiene valor turístico.
Un producto turístico comunitario se diseña a partir del
patrimonio cultural y natural que ofrece una comunidad
local. Pero este patrimonio debe ser capaz de motivar
la visita de turistas y excursionistas. Muchas veces, el
patrimonio que es importante para la comunidad, no
resulta interesante para el turismo. Asesorarse de expertos es clave para no perder tiempo ni recursos.

Contratar emprendedores de la comunidad

durante la ejecución del proyecto de turismo comunitario los prepara para atender clientes finales.
Para el desarrollo del proyecto de turismo comunitario,
la entidad ejecutora requerirá servicios de catering,
alojamiento, transporte, etc. Se recomienda contratar
a los mismos emprendedores del proyecto, de manera
que empiecen tempranamente a ganar experiencia con
clientes y adquirir confianza. De esta forma también se
está contribuyendo a la dinamización de la economía
local.


Para mantener las expectativas locales,
es necesaria la puesta en marcha de productos
turísticos al corto plazo. Las comunidades deben
recibir los beneficios del turismo desde sus comienzos.
Con pequeñas acciones turísticas, la comunidad puede
tomar contacto con los visitantes e iniciar emprendimientos que con el tiempo se pueden transformar en
servicios turísticos consolidados.


La entidad gestora debe conocer y comprender la realidad del territorio donde se desarrolla el proyecto de turismo comunitario. Es crucial
conocer las dinámicas del territorio a intervenir y actuar
en base a ellas. Un “facilitador local” con presencia


El turismo comunitario requiere del apoyo
de las autoridades públicas. Preparar y posicionar un
producto turístico local muchas veces debe
contar con el financiamiento público, entendiéndose
que estas acciones se traducirán en beneficios para la
55

comunidad local y la puesta en valor del patrimonio cultural y natural, y permitirá la continuidad de productos
turísticos comunitarios.

Turismo comunitario no es sinónimo de
informalidad ni baja calidad. Al contrario. El viajero
interesado en turismo comunitario es responsable, exigente, y aunque busca una experiencia auténtica, exige
higiene, buen trato, precio justo y productos de calidad.
Difusión y comercialización del producto turístico
comunitario

Las intervenciones en turismo comunitario
deben ser de mediano plazo. Para consolidar un producto turístico comunitario se necesitan varias temporadas de operación. Trabajar en turismo requiere tiempo,
y las primeras experiencias constituyen un espacio para
aprender de los errores y mejorar el producto.

Optar por el mercado nacional sí es una
alternativa rentable de negocios. Los turistas nacionales cada vez se interesan más por conocer nuevas
experiencias en su país. Tienen tiempo y dinero, viajan
con sus familias y amigos, convirtiéndose en clientes
permanentes a lo largo de todo el año. Además, se
puede comercializar de manera directa con este segmento, a la espera de madurar el producto turístico para
la venta a través de tour operadores.
56


Asegurar venta y flujos turísticos es clave.
Para que el turismo sea rentable y los emprendimientos perduren en el tiempo, es necesario pensar desde
los inicios del proyecto en las opciones para asegurar
la llegada de visitantes que comprarán los servicios
turísticos. La organización de salidas especiales en tren,
la realización de un evento costumbrista (idealmente en
baja temporada), la vinculación con programas de tercera edad o escolares, y el apoyo de medios de prensa
regional y nacional son ejemplos para asegurar flujos de
visitantes.

Generar alianzas con medios de comunicación masivos acelera el funcionamiento del
producto turístico. La difusión del producto es especialmente importante en zonas físicamente aisladas, y
donde la comunidad no tiene acceso a redes sociales.
Televisión y prensa escrita son canales efectivos para
generar impacto mediático y visibilizar la oferta comunitaria.

BUSCARRIL
La experiencia del
TURÍSTICO

57

58

El

turismo llegó casi de imprevisto al ramal y
rápidamente se convirtió en una alternativa para
dinamizar la economía de las familias de las localidades del valle del Maule. Los habitantes del ramal
soñaban con un tren lleno de turistas, salir a
vender sus productos típicos y dar a conocer las
tradiciones del Maule rural más desconocido.
Mermeladas, empanadas, fruta fresca y artesanía
tienen hoy quién las disfrute y valore gracias al
buscarril turístico que circula los sábado de temporada de verano y en fechas especiales durante
el año.

Con este manual, el lector conocerá

la experiencia de diseño

y puesta en marcha del Buscarril turístico,
iniciativa que busca ofrecer una oportunidad

de desarrollo a los emprendedores del ramal,
convirtiendo al transporte ferroviario en una
opción de integración territorial y equidad
social.