Actas administrativas y su

entorno normativo.

Todos en algún momento hemos estado o estamos envueltos en una relación de trabajo, la
cual en ocasiones tiende a tener altibajos, por lo que la mayoría de las empresas trata de
regular los términos en que se llevará a cabo esta relación de trabajo, en un instrumento
jurídico comúnmente llamado reglamento interior de trabajo y en caso de que esta relación no
se realice como se pactó tanto en el contrato, como en el reglamento interior de trabajo, los
patrones buscan dejar constancia de tales hechos en documentos denominados actas
administrativas, por lo que en el presente artículo abordaremos los aspectos que deben
considerar tanto los patrones como trabajadores en estos casos.
Una gran inquietud de nuestros lectores ha sido el fundamento legal, consecuencias y valor
probatorio de las actas administrativas, sin embargo para dilucidar este tema, debemos
primero revisar o recordar todos los elementos que en el intervienen, para esto nos
apoyaremos fundamentalmente de lo establecido en el Artículo 123, Apartado "A", de la
Constitución y su ley reglamentaria, la Ley Federal del Trabajo.

El primer elemento que analizaremos será:
El Reglamento Interior de Trabajo

El Artículo 422 de la LFT, define al Reglamento Interior de trabajo como el conjunto de
disposiciones obligatorias para trabajadores y patrones en el desarrollo de los trabajos en una
empresa o establecimiento.

Este reglamento debe ser elaborado por una comisión mixta de representantes de los
trabajadores y del patrón.
Cualquiera de las partes, deberá depositarlo ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, dentro
de los ocho días siguientes a su firma, por lo que surtirá efectos a partir de la fecha de su
depósito, para lo cual es necesario elaborar un escrito dirigido a la Junta Local de Conciliación
y Arbitraje correspondiente que deberá estar firmado por el Representante Legal del Patrón y
el Representante de los Trabajadores, también ser deberá solicitar el depósito y registro del
Reglamento Interior de Trabajo, posterior a esto, la junta cita los firmantes para que acudan a
ratificar el Reglamento que anexaron en su solicitud, levantará un acta donde se haga constar
tanto la comparecencia, como la ratificación del multicitado reglamento.
El Artículo 425 de la LFT, establece que deberá imprimirse y repartirse entre los trabajadores
y se fijará en los lugares más visibles del establecimiento, es conveniente que los patrones
recaben la firma de recibido de cada uno de sus trabajadores y estos a su vez deberían darle
lectura, con la finalidad de conocer los detalles o términos de la relación de trabajo.
En cuanto al contenido de dicho Reglamento, la LFT establece en su Artículo 423 que debe
contener:

✓ Horas de entrada y salida de los trabajadores, tiempo destinado para las comidas y
períodos de reposo durante la jornada;
✓ Lugar y momento en que deben comenzar y terminar las jornadas de trabajo;

✓ Días y horas fijados para hacer la limpieza de los establecimientos, maquinaria,
aparatos y útiles de trabajo;
✓ Días y lugares de pago;
✓ Normas para el uso de los asientos o sillas a que se refiere el artículo 132, fracción
V;
✓ Normas para prevenir los riesgos de trabajo e instrucciones para prestar los primeros
auxilios;

✓ Labores insalubres y peligrosas que no deben desempeñar los menores y la
protección que deben tener las trabajadoras embarazadas;
✓ Tiempo y forma en que los trabajadores deben someterse a los exámenes médicos,
previos o periódicos, y a las medidas profilácticas que dicten las autoridades;

✓ Permisos y licencias;
✓ Disposiciones disciplinarias y procedimientos para su aplicación. La suspensión en
el trabajo, como medida disciplinaria, no podrá exceder de ocho días. El trabajador
tendrá derecho a ser oído antes de que se aplique la sanción; y
✓ Las demás normas necesarias y convenientes, de acuerdo con la naturaleza de
cada empresa o establecimiento, para conseguir la mayor seguridad y regularidad en el
desarrollo del trabajo.
Como bien lo menciona el Artículo 422 - LFT, este conjunto de disposiciones son obligatorias
tanto para los trabajadores como para los patrones, luego entonces al tener el carácter
obligatorio su incumplimiento o inobservancia trae como consecuencia las siguientes
sanciones:

En el caso de los Patrones.- El artículo 1001, prevé que al patrón que viole las
normas contenidas en el Reglamento Interior de Trabajo, se le impondrá multa
por el equivalente de 50 a 500 veces el salario mínimo general, que trasladado
a pesos sería de $3,652 a $36,520.00

En el caso de los trabajadores.- Al establecer el Reglamento Interior de
Trabajo las especificaciones con las que se habrá de llevar acabo la relación de
trabajo, su inobservancia puede traer como consecuencia la recisión de dicha
relación
sin
responsabilidad
para
el
patrón.
Si las empresas no elaboran su Reglamento Interno de trabajo, no será fácil
cuidar la disciplina, convivencia y ambiente de trabajo en la empresa, debido a
que sin este instrumento jurídico las empresas carecen de la herramienta legal
idónea para exigir el cumplimiento y en su caso imponer sanciones derivadas
de su inobservancia.

Las actas administrativas

Ahora por lo que refiere a las actas administrativas para el personal que se encuentra en una
relación de trabajo de las comprendidas en el Artículo 123, Apartado "A", de la Constitución
(Particulares) no tienen un fundamento como tal en la Ley reglamentaria de este apartado (Ley
Federal del Trabajo), sin embargo comúnmente son utilizadas para hacer constar que se le
dio al trabajador su derecho de audiencia y para describir las irregularidades o indisciplinas
en las que incurren los trabajadores y que en dado momento pueden ser una causal de la
recisión de la relación de trabajo.
Debido a esta misma carencia de fundamento legal ninguna ley, reglamento o reglas de
carácter general, regulan el contenido, estructura y alcance de estas.

El aspecto que más preocupa a los trabajadores es que valor probatorio tienen o pueden llegar
a tener estas actas, en un juicio laboral, al respecto la Suprema Corte de Justicia de la Nación
ha emitido la siguiente tesis aislada:
Época: Novena Época
Registro: 203935

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tipo de Tesis: Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo II, Octubre de 1995
Materia(s): Laboral
Tesis: X.2o.1 L
Página: 474

ACTA ADMINISTRATIVA ANTE TESTIGOS, VALOR PROBATORIO DEL.
El acta administrativa levantada ante testigos por una de las partes es, por sí
misma, un documento privado, pero adquiere fuerza demostrativa plena cuando
se perfecciona, entre otros elementos de convicción, mediante las declaraciones de
tales testigos en el juicio laboral correspondiente, a fin de que la contraparte tenga
oportunidad de repreguntarles, y, además, concuerdan substancialmente con lo
manifestado en aquella acta, ratifican su contenido y reconocen sus firmas. En
consecuencia, si no fue perfeccionada, dicha acta administrativa carece de valor
probatorio
en
el
juicio.
SEGUNDO
TRIBUNAL
COLEGIADO
DEL
DECIMO
CIRCUITO.
Amparo directo 608/94. Petróleos Mexicanos. 31 de agosto de 1995. Unanimidad de
votos. Ponente: Alfredo Borboa Reyes. Secretario: Vicente Mariche de la Garza.
Énfasis añadido.

De esta tesis se desprende que para que un acta administrativa sea útil para probar los
hechos que en ella se narran, debe ser perfeccionada con las declaraciones de los
testigos que firmaron la misma, pudiendo estos afirmar o no su contenido, por lo tanto si un
acta no es ratificada por los testigos esta no puede ser utilizada como prueba.

Cabe recalcar que a menos de que ambas partes de un juicio laboral hayan exhibido la misma
acta (sin importar el fin con el que se exhibe) esta no necesitará ser ratificada pues se
considera que su contenido no está en entredicho, así lo confirma el contenido de la
siguiente tesis aislada.
Época: Décima Época
Registro: 2007422

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tipo de Tesis: Aislada

Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 10, Septiembre de 2014, Tomo III
Materia(s): Laboral

Tesis: XI.1o.A.T.19 L (10a.)
Página: 2351

ACTA DE INVESTIGACIÓN ADMINISTRATIVA. CUANDO ES OFRECIDA COMO
PRUEBA POR AMBAS PARTES Y ÉSTAS ACEPTARON SU RECONOCIMIENTO, ES
INNECESARIA SU RATIFICACIÓN.

Si ambas partes ofrecen el acta de investigación administrativa, aun con la
pretensión de demostrar diversas cuestiones, su contenido no está en entredicho,
sino su alcance probatorio, el cual depende de la justipreciación que en su oportunidad
haga la Junta, en forma individual y adminiculada con otros elementos de convicción,
sin alterar los hechos ni incurrir en defectos de lógica en el raciocinio, entonces resulta
innecesaria su ratificación en cuanto a su contenido y firma, porque ambas partes
aceptaron su contenido tácita o expresamente al haberla ofrecido como prueba, de
conformidad con los artículos 777 y 779 de la Ley Federal del Trabajo, de lo contrario
equivaldría a un doble reconocimiento, lo cual se opone a los principios de economía
procesal
y
celeridad
que
rigen
en
el
juicio
laboral.
PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIAS ADMINISTRATIVA Y DE TRABAJO
DEL DÉCIMO PRIMER CIRCUITO.
Amparo directo 761/2013. Colegio de Bachilleres del Estado de Michoacán. 9 de enero
de 2014. Unanimidad de votos. Ponente: Juan García Orozco. Secretario: José Jesús
Orozco
Fragoso.
Esta tesis se publicó el viernes 12 de septiembre de 2014 a las 10:15 horas en el
Semanario Judicial de la Federación.
Énfasis añadido.

De igual forma es importante precisar que muchas veces no es la existencia de un acta
administrativa lo que determina la sanción para los trabajadores, sino el hecho de haber
infringido alguno de los artículos del reglamento interior de trabajo o haberse ubicado en
alguna de las causales de terminación de la relación de trabajo que establece el Artículo 47
de la LFT.
Actas administrativas para los trabajadores al Servicio del Estado

Lo anteriormente comentado referente a la falta de fundamento legal de las actas
administrativas, es únicamente aplicable a las relaciones de trabajo que regula el Artículo 123,
Apartado "A" de la CPEUM (entre particulares), debido a que para las relaciones de trabajo
reguladas por el artículo 123, Apartado "B" de la CPEUM, su ley reglamentaria “Ley
Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado” si prevé en su artículo 46-Bis, la existencia
de las actas administrativas para este tipo de trabajadores, de dicho artículo se desprende
que:
Las actas administrativas serán levantadas por los siguientes motivos:

a) Cuando el trabajador incurriere en faltas de probidad u honradez o en actos de
violencia, amagos, injurias, o malos tratamientos contra sus jefes o compañeros o contra
los familiares de unos u otros, ya sea dentro o fuera de las horas de servicio.

b) Cuando faltare por más de tres días consecutivos a sus labores sin causa justificada.

c) Por destruir intencionalmente edificios, obras, maquinaria, instrumentos, materias
primas y demás objetos relacionados con el trabajo.
d) Por cometer actos inmorales durante el trabajo.

e) Por revelar los asuntos secretos o reservados de que tuviere conocimiento con motivo
de su trabajo.
f) Por comprometer con su imprudencia, descuido o negligencia la seguridad del taller,
oficina o dependencia donde preste sus servicios o de las personas que allí se
encuentren.

g) Por desobedecer reiteradamente y sin justificación las órdenes que reciba de sus
superiores.
h) Por concurrir, habitualmente, al trabajo en estado de embriaguez o bajo la influencia
de algún narcótico o droga enervante.
i) Por falta comprobada de cumplimiento a las condiciones generales de trabajo de la
dependencia respectiva.
j) Por prisión que sea el resultado de una sentencia ejecutoria.
Corresponde levantarlas a:

El jefe superior de la oficina, con intervención del trabajador y un representante del Sindicato
respectivo.

Contenido:
Se deben asentar los hechos, la declaración del trabajador afectado y las de los testigos de
cargo y de descargo que se propongan,
Formalidades
Se firmará por los que en ella intervengan y por dos testigos de asistencia, debiendo
entregarse en ese mismo acto, una copia al trabajador y otra al representante sindical.

Si a juicio del Titular procede demandar ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje la
terminación de los efectos del nombramiento del trabajador, a la demanda se acompañarán,
como instrumentos base de la acción, el acta administrativa y los documentos que, al
formularse ésta, se hayan agregado a la misma.

Espero haberles brindado un panorama general del tema de las actas administrativas, sin
embargo cada caso tiene sus particularidades, por lo que con cada uno de sus comentarios
enriqueceremos lo aquí comentado.