Síndromes


Definición: Un síndrome es un conjunto de signos y síntomas que caracterizan a
una enfermedad. Existen síndromes de origen cromosómico y otros que no lo son.
En los síndromes de origen cromosómicos, la alteración genética es de tal
magnitud que se puede visualizar en los cromosomas, ya sea por alteraciones en
su número, o por su estructura.
Entre los ejemplos de alteraciones numéricas que involucran varios gene,
se encuentran los síndromes de : Padtau, Edward, Down, Turner y Klinefelter.
Entre las enfermedades cromosómicas que involucran alteraciones
estructurales, destacan los síndromes de cri-du-Chat y Down familiar.
I.

Síndromes por alteraciones en el número de autosomas
1.

Nombre del síndrome: Patau Fue observado por primera vez por
Thomas Bartholin en 1657, pero no fue hasta 1960 cuando la
descubrió Patau.
Características: La mayoría de los casos de síndrome de Patau se
deben a una trisomía del cromosoma 13 (consecuencia de una no
separación meiótica, principalmente en el gameto materno). Los
afectados por dicho síndrome mueren poco tiempo después de
nacer, la mayoría a los 3 meses, y como mucho llegan al año. Se
cree que entre el 80-90% de los fetos con el síndrome no llegan a
término. Los fetos afectados de trisomía 13 presentan anomalías
múltiples que pueden ser detectadas antes del nacimiento por medio
de la ecografía. La prevalencia de la trisomía 13 es de
aproximadamente 1:12.000 nacidos vivos. Cuanto más mayor sea,
más probabilidad tiene de engendrar un hijo que presente dicho
síndrome.
Tipo: trisomía, o simplemente trisomía del 13.
Observaciones: El tratamiento de los síntomas casi siempre es
personalizado. Se basa, sobre todo, en el tratamiento de las
anomalías físicas que presenta el niño al nacer. Aun así, los recién
nacidos con la trisomía 13 suelen precisar de asistencia médica
desde el mismo momento de su nacimiento, ya que en 2 de cada 3
casos obtienen puntuaciones inferiores a 7 en el test de Apgar al
primer minuto, descendiendo a los cinco minutos de vida. Debido a
que las anomalías cardiacas representan la causa principal de

mortalidad en los pacientes con síndrome de Patau (no suelen pasar
las semanas de vida).

2.

Nombre del síndrome: Edwards Descrita por John H. Edwards en
la Universidad de Wisconsin, cuyos resultados fueron publicados y
registrados en la literatura pediátrica y genética en el año 1960.
Características: es una anomalía cromosómica que se caracteriza
usualmente por la presencia de un cromosoma adicional completo en
el par 18. El síndrome de Edwards se da aproximadamente en 1 de
cada 3000 concepciones; el 50% de los diagnosticados con el
síndrome de Edwards de forma prenatal no suele pasar el periodo
prenatal, y el resto suele presentar complicaciones. Por su parte, el
riesgo de concebir a un niño con síndrome de Edwards incrementa a
medida que lo hace la edad de la madre. La edad a partir de la cual
se considera que una madre tiene más posibilidad de dar a luz a un
hijo con Edwards se encuentra en torno a treinta y dos años y medio.
Tipo: trisomía, también conocida como trisomía 18
Observaciones: Los bebés nacidos con síndrome de Edwards
puede tener malformaciones renales, defectos estructurales del

corazón al nacer, los intestinos sobresalen fuera del cuerpo, atresia
del esófago, retraso mental, retraso en el desarrollo, deficiencia de
crecimiento, dificultades de alimentación, dificultad para respirar, y
artrogriposis (un trastorno muscular que causa contracturas
articulares múltiples en el nacimiento). Algunas malformaciones
físicas asociadas con el síndrome de Edwards incluyen cabeza
pequeña, orejas malformadas; anormalmente mandíbula pequeña,
labio leporino o paladar hendido, nariz respingada; pliegues del
párpado; ojos ampliamente separados, caída del párpado superior,
un esternón corto, puños cerrados, quistes del plexo coroideo;
pulgares subdesarrollados y en los de sexo masculino los testículos
no descendidos.

3.

Nombre del síndrome: Down Descubierta por John Langdon
Haydon Down en 1866.
Características: Es un trastorno genético causado por la presencia
de una copia extra del cromosoma 21, en vez de los dos habituales.
El error se debe en este caso a una separación incompleta del
material genético de uno de los progenitores. No se conocen con
exactitud las causas que originan la separación errónea. Como en
otros procesos similares se han propuesto hipótesis de dicho tema
(exposición ambiental, envejecimiento celular…) sin que se haya
conseguido establecer ninguna relación directa entre ningún agente
causante y la aparición de la trisomía. El único factor que presenta
una asociación estadística estable con el síndrome es la edad
materna, mujer mayor de 35 años, pues se ha demostrado que ha
medida que la mujer envejece, tiene una mayor probabilidad de tener

óvulos con dos cromosomas 21 y por consiguiente también existe
mayor posibilidad de tener hijos con Síndrome de Down.
Tipo: trisomía, o simplemente trisomía del cromosoma 21.
Observaciones: Las personas con esta condición presentan
estatura baja, cabeza redondeada, frente alta, aplanada; lengua y
labios, secos y fisurados. Presentan epicanto, pliegue de piel en la
esquina interna de los ojos. Las palmas de las manos muestran un
único pliegue transversal, y las plantas de los pies presentan un
pliegue desde el talón hasta el primer espacio interdigital (entre los
dos primeros dedos). En muchos casos padecen cardiopatías
congénitas y tienden a desarrollar leucemia, r etardo mental en diversos
grados, achatamiento de la nariz, orejas pequeñas, cuello corto, bajo tono
muscular, esterilidad, manos anchas y cortas.

Ilustración grafica de las manifestaciones clínicas de las trisomías 21,13 y 18:

II.

Síndromes por cambios en el número de heterocromosomas:
1. Nombre del síndrome: Klinefelter Descrito en 1942 por Harry
Klinefelter y colaboradoras.
Características: Se presenta como una anomalía cromosómica que
afecta
solamente
a
los
hombres
y
ocasiona,
principalmente hipogonadismo (carencia o defecto de órgano
sexual). Se basa en una alteración genética que se desarrolla por la
separación incorrecta de los cromosomas homólogos durante las
meiosis que dan lugar a los gametos de uno de los progenitores,
aunque también puede darse en las primeras divisiones del
cigoto. Las mujeres que resultan embarazadas después de los 35
años tienen una probabilidad ligeramente mayor de tener un niño con
este síndrome que las mujeres más jóvenes. Los cariotipos varían
entre los extremos 47, XXY (un cromosoma X adicional) y 49,
XXXXY (tres cromosomas X adicionales). Estas aberraciones
cromosómicas se presentan cuando los gametos que dan origen al
nuevo ser tienen un cromosoma X adicional.
Tipo: Trisomía. Síndrome del triple X o el síndrome del XXY
Observaciones: La mayoría de los hombres con este síndrome no
son capaces de embarazar a una mujer; sin embargo, existen
tratamientos hoy en día para erradicar dicho problema. En ellos se
puede observar: Proporciones corporales anormales (piernas largas,
tronco corto, hombro igual al tamaño de la cadera), agrandamiento
anormal de las mamas, infertilidad, problemas sexuales; vello púbico,
axilar y facial menor a la cantidad normal, testículos pequeños y
firmes, estatura alta.

2. Nombre del síndrome: Turner Lo descubrió el endocrino Dr. Henry
Turner en 1938
Características: Es una enfermedad genética caracterizada por la
presencia de un solo cromosoma X. Genotipicamente son mujeres
(por ausencia de cromosoma Y). Se trata, de hecho, de la única
monosomía viable en humanos, la carencia de cualquier otro
cromosoma en la especie humana es letal. A las mujeres con
síndrome de Turner les falta parte o todo un cromosoma
X . Usualmente es esporádico, lo que significa que no es heredado
de uno de los padres. En pocos casos, uno de los padres lleva
silenciosamente cromosomas reorganizados que pueden ocasionar
el síndrome de Turner en una hija; esta es la única situación en la
que este síndrome es heredado.
Tipo: Monosomía
Observaciones: Existen muchas manifestaciones de este síndrome
pero los rasgos principales son: Retardo mental moderado, rasgos
infantiles, gónadas anormales, ausencia o atrofia del útero, de las
trompas de Falopio y de los ovarios, baja estatura, piel del cuello
ondulada, desarrollo retardado o ausente de las características
sexuales secundarias, ausencia de la menstruación, estrechamiento
de la aorta y anomalías de los ojos y huesos.

III.

Aberración cromosómicas estructurales (delecion, translocación
y otras)
1.

Nombre del síndrome: Lejeune o Síndrome de cri-du-chat : Descrito
inicialmente por Jérôme Lejeune en 1963.
Características: El síndrome del maullido de gato (del francés Cri du Chat)
o síndrome de Lejeune, es una enfermedad congénita infrecuente con
alteración cromosómica provocada por un tipo de delación autosómica
terminal del brazo corto del cromosoma 5, caracterizada por un llanto que
se asemeja al maullido de un gato y que se va modificando con el
tiempo. El proceso se da siempre en la concepción. El afectado
normalmente presenta retraso de crecimiento intrauterino con peso bajo al
nacimiento y llanto característico que recuerda al maullido de gato,
por laringomalacia con hipoplasia de la epiglotis y relajación de los pliegues
ariepiglóticos. La voz característica del período neonatal desaparece en los
pacientes de más edad. Predomina en las niñas, y al nacimiento suele
llamar la atención el tamaño del cráneo, que contrasta con la cara redonda
y llena. En el 85-90% de los casos, el síndrome se da
por deleción o translocación, ocurrida en el mismo paciente. En el 10-15%
restante, lo heredan de sus padres. Tiene una prevalencia estimada de
aproximadamente de 1/20.000-50.000 nacimientos y predomina en las
niñas.
Tipo: Deleción autosómica terminal del brazo corto del cromosoma 5.
Observaciones: Entre 1 en 20.000 y 1 en 50.000 bebés se ven afectados
por este síndrome que puede ser responsable de hasta el 1% de casos de
retraso mental severo. Los niños con el síndrome del maullido de gato
presentan grupo extenso de anomalías de las cuales el retraso mental es la
más importante, baja estatura, dificultad en tragar y chupar, así como
presencia de reflujo gástrico, dientes proyectados hacia adelante, dedos
largos y una serie de problemas físicos secundarios: afecciones visuales y
auditivas, labio leporino, escoliosis, hernias, constipación crónica y
frecuentes infecciones respiratorias y en el oído. No existe tratamiento
específico disponible para este síndrome, pero existen métodos para
mejorar de su calidad de vida; al contrario de lo que se pensaba hace
muchos años, los individuos con éste síndrome pueden llegar a vivir
muchos años.

IV.

Síndromes de origen NO cromosómicos
1. Nombre de síndrome: Tourette: Lleva el nombre del médico Georges
Gilles de la Tourette, neurólogo pionero francés que en 1885 publicó un
resumen de nueve casos de personas con reflejos involuntarios.
Características: Es un trastorno neuropsiquiátrico heredado con
inicio en la infancia, caracterizado por múltiples tics físicos (motores) y
vocales (fónicos). Estos tics característicamente aumentan y
disminuyen; se pueden suprimir temporalmente, y son precedidos por un
impulso premonitorio. Entre 0,4% y el 3,8% de los niños de 5 a 18 años
pueden tener el síndrome de Tourette; la prevalencia de tics transitorios
y crónicos en niños en edad escolar es alta, y los tics más comunes son
parpadeo de ojos, toser, carraspear, olfatear y movimientos faciales. Un
Tourette grave en la edad adulta es una rareza, y el síndrome de
Tourette no afecta negativamente a la inteligencia o la esperanza de
vida.
La causa del síndrome de Tourette es desconocida, las investigaciones
actuales revelan la existencia de anormalidades en ciertas regiones del
cerebro (incluyendo los ganglios basales, los lóbulos frontales y la
corteza cerebral), los circuitos que hacen interconexión entre esas

regiones y los neurotransmisores (dopamina, serotonina y norepinefrina)
que llevan a cabo la comunicación entre las células nerviosas.
Observaciones: No hay cura para el síndrome de Tourette y tampoco
existe un solo medicamento útil para toda persona con este Síndrome.
Asimismo, no hay un medicamento que elimine todos los síntomas y
todos los medicamentos tienen efectos secundarios. Además, los
medicamentos disponibles solamente pueden reducir síntomas
específicos.
A pesar de que el trastorno es crónico y perdura por toda la vida, no es
una enfermedad degenerativa. El síndrome de Tourette no menoscaba
la inteligencia y los tics tienden a disminuir según avanza la edad del
paciente, permitiendo a algunos pacientes a abandonar el uso de
medicamentos.

2.

Nombre del síndrome, Marfan: Este síndrome lleva el nombre de su
descubridor, Antoine Marfan, quien en 1896 apreció en una niña de 5
años que sus dedos, brazos y piernas eran extraordinariamente largos y
delgados.
Características: Es una enfermedad rara del tejido conectivo, que
afecta
a
distintas
estructuras,
incluyendo esqueleto, pulmones, ojos, corazón y vasos sanguíneos. Se
caracteriza por un aumento inusual de la longitud de los miembros. Se
cree que afecta a dos de cada 10.000 personas y, a diferencia de otros
problemas genéticos, no afecta negativamente a la inteligencia. Dicha

enfermedad tiene la misma probabilidad de aparecer en un sexo que en
otro y ser éstos capaces de transmitirlo a la descendencia. Siempre que
haya un individuo afectado, significara que ha recibido al menos un alelo
dominante de uno de sus padres. Puede ocurrir también, que a pesar de
que los padres no sean portadores, el nuevo individuo si padezca la
enfermedad, debido a una nueva mutación o por un fenómeno de
penetrancia (Proporción de individuos portadores de un genotipo que
muestran el fenotipo esperado) reducida.
Observaciones: La personas que padecen este síndrome se
caracterizan por tener unaestructura corporal alta y delgada;
extremidades largas y delgadas; dedos largos, como de araña
(aracnodactilia); tórax en embudo o tórax en quilla; escoliosis (curvatura
en la columna vertebral); defectos de la vista; pie plano; cara estrecha y
delgada; micrognatia (mandíbula pequeña); coloboma del iris (es un
defecto congénito, que se describe como un orificio, fisura o hendidura);
hipotonía (disminución del tono muscular).

3. Delación 22q11.2
El síndrome de deleción (DS) 22q11.2 es una anomalía cromosómica
que causa un cuadro clínico con malformaciones congénitas cuyos
rasgos característicos incluyen defectos cardíacos, anomalías del
paladar, dismorfismo facial, retraso en el desarrollo e inmunodeficiencia.
Se estima una incidencia global de 1/2.000-1/4.000 nacidos vivos. Se
estima una incidencia global de 1/2.000-1/4.000 nacidos vivos.
El DS 22q11.2 muestra un fenotipo clínicamente variable que puede
oscilar de leve a grave. Los defectos cardíacos congénitos (77% de
casos) incluyen principalmente malformaciones conotruncales como
tronco arterioso, tetralogía de Fallot y defecto septal ventricular. Más del
75% de los pacientes presentan anomalías en el paladar que pueden
provocar un habla hipernasal y dificultades para la alimentación. El
retraso en el crecimiento es frecuente. Muchos pacientes presentan
dismorfismo facial leve (aplanamiento malar, ptosis, hipertelorismo,
pliegues epicanticos, raíz nasal prominente) y anomalías vertebrales
(vértebras en mariposa, hemivértebras). El 75% de los pacientes tienen
un déficit inmune debido a una aplasia/hipoplasia tímica que los hace
susceptibles a diversas infecciones. Los pacientes también tienen un
riesgo mayor de desarrollar enfermedades autoinmunes como púrpura
trombocitopénica inmune y artritis juvenil idiopática.
En la mayoría de los casos, el síndrome se debe a una deleción de 3
millones de pares de bases (Mb) en la región cromosómica 22q11.2 que
está flanqueada por repeticiones de bajo número de copias. La deleción
es debida a una recombinación meiótica no alélica durante la
espermatogénesis u ovogénesis.